El burofax electrónico

Gestión empresarial

El futuro de las empresas está en la digitalización. No importa el tipo de negocio, qué vendas o produzcas, o el tamaño (de grandes multinacionales a pymes y trabajadores autónomos), siempre hay un número de tareas, más o menos voluminoso, que es factible realizar electrónicamente. Todos los negocios tienen papeleo administrativo, por lo que poder realizar sus notificaciones legales a través del correo desde un PC mediante un burofax electrónico les facilitará enormemente su día a día.

Conseguimos inmediatez online. Emplear las nuevas tecnologías para “eliminar” en la medida de lo posible el papel de nuestra actividad diaria no solo nos ahorra tiempo y espacio de almacenamiento. También aporta seguridad en la conservación de los documentos si la digitalización está correctamente implementada. Y, por supuesto, somos más sostenibles y recortamos el uso innecesario de recursos.

Las ventajas del Burofax electrónico

La seguridad que ofrecen las empresas especializadas en certificar y custodiar las notificaciones legales que podamos tramitar a través de un burofax electrónico, son la base para que todo el sistema funcione con la máxima eficacia. Pero ¿cuáles son sus principales ventajas que nos ofrece?:

  1. Se trata de un servicio comparativamente más barato que el tradicional.
  2. Todos los procesos se realizan de forma electrónica, eliminando el uso del papel, lo que redunda en un ahorro de costes y también en ser más responsables medioambientalmente.
  3. Mayor agilidad en la gestión y recortar el tiempo de los trámites, eliminando intermediarios y sin necesidad de tener que desplazarse físicamente.
  4. Posibilidad de controlar los envíos y el reporting de cada uno de manera sencilla y automática, en tiempo real.
  5. Fomentar la digitalización en la empresa, potenciando la innovación de nuestros clientes en la obtención de mayores ventajas competitivas, tanto en su orientación al mercado como en los procesos y en la operativa del negocio electrónico.
  6. Sencillez en su empleo, ya que permite el envío de notificaciones mediante sistemas informáticos de fácil manejo y la recogida de las notificaciones sin necesidad de tener un certificado digital, pero contando con plena validez jurídica.
  7. Se facilitan los medios para iniciar el proceso de transición hacia un esquema donde todos los documentos de archivo se generen y conserven en medios telemáticos, más seguros para garantizar su permanencia en el tiempo y que no requieren un espacio físico de almacenaje.

Podemos utilizar los envíos de burofax electrónicos para enviar documentos relevantes que requieran una prueba frente a terceros, enviar notificaciones certificadas y llevar además un completo seguimiento de los envíos certificados realizados (acuse de recibo, hora y fecha de apertura, número de intentos de entregar, certificación del contenido, etc.).

 

¿Cómo funciona el burofax electrónico?

 

Una vez que un negocio se decide a utilizar este sistema, la operativa es muy sencilla. Si lo contratamos a través de Logalty, por ejemplo, los pasos para realizarlo serían los siguientes:

  1. Remitir la notificación que se quiere legalizar a través de los sistemas facilitados por la empresa certificadora.
  2. Esta empresa, envía a su vez al receptor un email con un enlace a la notificación que le queremos hacer llegar.
  3. El receptor tan solo tiene que hacer clic en el enlace e introducir su DNI, para recibir de forma instantánea un SMS con el PIN de acceso que debe utilizar para poder visualizarla.
  4. El receptor debe introducir el PIN recibido por SMS para acceder al contenido de la notificación.

Abrazar la digitalización siempre es más sencillo y menos arriesgado, sobre todo para pymes y autónomos, si se hace de la mano de compañías de referencia, con una contrastada experiencia. La competitividad de nuestro negocio se verá reforzada. Como decía Steve Jacobs, cofundador de Apple “la innovación distingue a los líderes de los seguidores”.

Last modified: 01/06/2020