Por qué los seres humanos serán los principales trabajadores en la era digital

seres humanos trabajadores

Decía el matemático Marvin Minsky, uno de los mayores impulsores del desarrollo tecnológico del siglo XX y padre de la Inteligencia Artificial (IA), que “hasta la fecha, no se ha diseñado un ordenador que sea consciente de lo que está haciendo; pero, la mayor parte del tiempo, nosotros tampoco lo somos”. Sin embargo, el espectacular avance de la tecnología y de la digitalización en los últimos años, ha hecho albergar algunas dudas sobre si los seres humanos tendrán cabida en las fábricas del futuro como trabajadores, llenas de robots y procesos automatizados. Y la mayoría de las respuestas parecen encaminadas a afirmar que, al menos durante bastante tiempo, los seres humanos seguiremos siendo imprescindibles en cualquier actividad productiva.

Un reciente informe de Deloitte titulado ‘Why the future of work is human’ (‘Por qué el futuro del trabajo es humano’) asegura con rotundidad que la tecnología está modificando de manera decisiva y para siempre muchos empleos y segmentos de actividad, pero que, paradójicamente, eso está generando nuevos puestos de trabajo y disciplinas profesionales que son más difíciles de automatizar y que, por lo tanto, requerirán todavía mayor presencia humana. De hecho, según los especialistas que han elaborado este documento, hay dos principales problemas que deben abordar con urgencia los departamentos de recursos humanos y ninguno de ello parece suponer una alerta roja para las personas: encontrar especialistas adecuadamente formados para los nuevos desempeños y cometidos que surgen en las organizaciones, y generar entornos de trabajo flexibles para lograr atraer talento del exterior, en una competencia internacional cada vez más feroz por conseguirlo.

Con todo, y a pesar de los indicadores positivos, eso no ha evitado que en muchas capas sociales se haya instalado un evidente pesimismo acerca del futuro del trabajo humano, en gran parte inspirado por las películas distópicas de ciencia ficción. Una de las principales creencias es que la continua evolución de la IA acabará asumiendo muchos roles dentro de las organizaciones que hoy corresponden a personas, obligando a las empresas a prescindir de estos empleados, engrosando unas listas del paro que no dejarán de crecer. Los datos, sin embargo, no les dan la razón a estos agoreros. De hecho, hasta marzo de 2020, momento en que comenzó la crisis sanitaria global, los datos de la OCDE revelaban que nunca antes tanta gente estaba trabajando a la vez en el planeta, con unos ratios de paro cada vez más menguantes. Es más, según Deloitte casi la mitad de las personas que están empleadas a tiempo completo lleva en su empresa al menos cinco años, pasando, además, cada vez más horas en la oficinas, desmitificando otras de las falsas creencias que circulan entre la sociedad.

Más corazón y cabeza

Otro estudio, en este caso de WorkHuman bajo el nombre ‘The future of work is human’, subraya que la tecnología está provocando la desaparición de empleos humanos de carácter mecánico y repetitivo, pero, por el contrario, está generando nuevas necesidades de skills profesionales en las organizaciones en torno a dos categorías principales: más empatía y habilidades emocionales, y una mayor capacidad creativa para conectar departamentos, áreas y recursos de las entidades de cara a la resolución de problemas, principalmente en momentos de crisis. Además, en el informe se destaca un tercer punto que está más en el tejado de los equipos directivos de las compañías, y es la confección de plantillas transversales que sean cada vez más capaces de trabajar en equipo, por un lado, y de poder integrarse en distintos ámbitos de la organización para capilarizar conocimientos y comunicar nuevas experiencias. En este sentido, concluye el documento, no solo los humanos tendrán un mayor abanico de trabajos en el futuro, sino que serán el corazón y el motor de las economías digitales del futuro.

Tecnologías que impulsan el trabajo humano

Según Dell Technologies en su análisis ‘The future of work’, estas son las principales innovaciones que van a ayudar decisivamente a la generación de puestos de trabajo humanos en los próximos años:

  • IA colaborativa. La IA estará diseñada para la colaboración. Las máquinas construirán y mejorarán continuamente su comprensión de los humanos, incrementando su capacidad para colaborar e impulsando la productividad.
  • Interfaces multimodales. La retroalimentación 3D, el reconocimiento de gestos e, incluso, el olor se utilizarán en los sistemas de interfaz para proporcionar formas más diversas y accesibles de interactuar con datos y aplicaciones.
  • La realidad extendida XR, que incluye realidad aumentada, realidad virtual y realidad mixta, combina entornos reales y virtuales para permitir a los usuarios convertir información abstracta en experiencias ricas e interactivas.
  • Libros distribuidos seguros. Los libros de contabilidad seguros, a través del blockchain, proporcionan un mecanismo de almacenamiento de datos transparente e inmutable, que puede automatizar procesos de trabajo como el pago en tiempo real al completar una tarea de trabajo.

Last modified: 25/08/2020