La tecnología española se pasea por el mundo

 

No es ninguna noticia que las grandes empresas españolas igual construyen una autopista en Estados Unidos, que un par de esclusas nuevas en el canal de Panamá para que puedan pasar los buques de gran tonelaje. O un megapuente que une Sicilia con el continente. O una desaladora capaz de abastecer a un millón de londinenses. Nada ni nadie parece frenar las ansias de conquistas de los gigantes españoles, que arrasan en sectores tan diversos como las autopistas, los aeropuertos, los trenes o las energías renovables.

Pero no todos nuestros proyectos se venden en formato XXL. Y es que los españoles somos pioneros en ámbitos tan diversos como la nanotecnología, la biotecnología, la simulación, la TDT, etc. Incluso nuestra tecnología llega al espacio, ya que tanto la Nasa como la agencia espacial de la India utilicen avances españoles para llevar sus cohetes a la Luna. La lista sería interminable, pero los ejemplos incluidos son una buena carta de presentación para demostrar que España no es para nada mediocre. Si no, ¿cómo podrían fiarse los europeos y americanos de nuestros inventos? La respuesta se encuentra en nuestro liderazgo mundial, tanto en software como en aviación.

La potente industria del software

Aunque parezca sorprendente, España arrasa en aplicaciones informáticas. Para demostrarlo basta con comprobar como la empresa española Cintra se adelantó a los gigantes americanos, instalando el primer sistema de peaje sin barreras físicas, también conocido como de flujo libre, en Canadá. Otro ejemplo es el de la pyme SGO que ha conquistado Hollywood con su software de simulación en tres dimensiones. También Flumotion, especializada en aplicaciones de visionado sin descarga (streaming), exporta tecnología española que combate la piratería.

¿Último descubrimiento? La consultora Factor CO2 que lanzó Cliserie, una herramienta informática pionera en el mercado que traduce los datos científicos sobre el grado de vulnerabilidad que representa un área geográfica a los efectos del cambio climático.

Liderando el cielo y el espacio

La gran protagonista del sector es Indra, líder mundial en simuladores de vuelo que, además, gestiona las dos terceras partes del tráfico aéreo del planeta. Pero la empresa con sede en Alcobendas no está sola en su carrera por conquistar los cielos. Airbus eligió su centro de investigación en Illescas (Toledo) para desarrollar allí los diseños más avanzados de paneles de fibra de carbono, material del que serán todos los aviones en un futuro. A esta carrera también se ha unido ITP (Industria de Turbo-propulsores), que en sólo 15 años lleva sus motores por medio planeta. Y qué decir de MTorres que colabora con la Nasa para la nave que se planea enviar en 2020.

También en el espacio están los satélites de comunicaciones. Pues bien, el primer proveedor europeo y segundo del mundo en el control de satélites es también español: GMV.

Con sólo estos ejemplos, queda demostrado que la pérdida de imagen y de confianza que ha sufrido España desde la llegada de la crisis no tiene ningún sentido, ya que hace mucho que se dejó de ser el patito feo de la Unión Europea. España ya no es aquel país de ladrilleros poco productivo y capaz de poner en jaque la estabilidad de Europa. Muy al contrario, contamos con líderes mundiales en los campos más científicamente avanzados. Es hora de empezar a creérselo.

Last modified: 18/02/2011