Estrategia a seguir para implantar nuevas herramientas tecnológicas

nuevas herramientas tecnológicas

Descontando las multinacionales y los gigantes empresariales que lo tienen “más fácil” por su aspecto internacional, la única realidad es que todo negocio que haya conseguido sobrevivir a la crisis provocada por el covid merece un sonoro aplauso. Con ello ha demostrado muchas cosas, pero principalmente ha enseñado que goza de una estrategia sólida, de una gestión responsable y que ha sido capaz de disponer de recursos para superar la adversidad, especialmente en el apartado de la tesorería.

Por desgracia, el virus ha demostrado ser capaz de sobrevivir al verano, lo que ha evitado que la pandemia sea cosa del pasado. Muy al contrario, el Covid-19 sigue estando presente en nuestras vidas y continuará formando parte de ella al menos hasta que se descubra una vacuna. Este escenario hace que lo logrado hasta ahora por las empresas no sea suficiente para asegurar su viabilidad, al menos, durante los próximos meses.

Para enfrentarse a lo que se ha llamado “nueva realidad”, lo primero que las empresas deben tener claro es que todo ha cambiado y que las herramientas o estrategias que eran válidas hasta ahora, ya no servirán. Llega el momento de afrontar la tormenta con el buque adecuado y con los marineros idóneos. En otras palabras: la nueva realidad obliga a abrazar las nuevas herramientas tecnológicas y todo aquello que permite realizar la misma labor de producción pero a menor coste.

Sin duda, hablamos de la digitalización y de todo lo que conlleva. Un proceso que los gigantes empresariales de los que ya se ha hablado ya poseen, pero que aún se echa en falta dentro del mundo de las pymes y de muchas empresas familiares de mediano tamaño. Así lo refleja al menos un estudio realizado por Eurostat que indica que las pymes españoles llevan retraso frente a sus homólogas comunitarias respecto a la adopción de soluciones tecnológicas. En concreto, el informe desvela que los negocios nacionales invierten un 50% menos que la media europea en nuevas herramientas tecnológicas.

El coronavirus hace que urja terminar con un retraso que lastra la competitividad de nuestras empresas. Un primer paso para limitar esa carencia es elaborar una estrategia adecuada que los nuevos negocios pueden seguir. Desde asesoresdepymes.com proponemos la siguiente:

Definir el modelo de negocio.

Resulta evidente que el tipo de herramientas que serán necesarias para sobrevivir en plena crisis es diferente según sea el modelo de empresa. Y es que las necesidades de una firma enfocada al cliente final serán muy diferentes de las  que tiene una compañía que sirve a otras empresas. Por ello, el primer paso es definir si nuestro negocio se encuentra en la categoría de B2C (business to consumer) o B2B (business to business). Dadas las enormes diferencias que existen entre ambos modelos de negocio, en este post nos centraremos en las soluciones tecnológicas que una empresa dirigida al consumidor final necesita.

Dónde implementar las herramientas.

El mayor problema que las medidas tomadas para evitar la propagación del virus generan en una empresa es la pérdida de ingresos al tiempo que se siguen manteniendo inalterables muchos gastos, como puede ser el caso de los alquileres o personal. Por tanto, la primera área de negocio donde se deben implementar las soluciones tecnológicas lo antes posible es en el apartado de gestión comercial y marketing para intentar recuperar parte de la facturación.

Una vez hecho, se debe continuar con la transformación digital con el objetivo de reducir costes en los procesos productivos. Y, finalmente, llega el turno de atacar al departamento de gestión financiera. En definitiva, venta, procesos y cuentas debería ser el orden que un emprendedor debería seguir para culminar con éxito una transformación digital del negocio.

A qué soluciones recurrir.

Como cabe esperar en un mundo digital, el volumen de herramientas que el mercado pone a disposición de las empresas y que son capaces de generar grandes beneficios, es enorme. Los precios de las mismas también difieren en gran medida y la idiosincrasia de cada negocio también obliga a ser muy selectivo con las herramientas a implantar. De ahí que sea aconsejable contar con asesoramiento profesional externo en aras de maximizar los beneficios a obtener con la digitalización.

No obstante siempre hay necesidades y funciones que son válidas para todos los negocios, por su aspecto transversal. Son las llamadas aplicaciones imprescindibles que cualquier empresario tiene que poseer para impulsar la digitalización del negocio. En el área de gestión comercial y marketing, los ya citados imprescindibles serían claramente Google Ads en la especialización de marketing y, también, Salesforce en el apartado de gestión con los clientes.

Posteriormente llega el turno al entorno de la gestión operativa de los procesos. Aquí las herramientas imprescindibles son los llamados sistemas de planificación de recursos empresariales (conocidos como ERPs por sus siglas en inglés). La oferta es infinita pero muchas empresas de mediano tamaño suelen contar con SAP Business one o Microsoft Dynamics.

Más tarde toca afrontar la transformación digital del apartado de gestión financiera, donde también hay múltiples soluciones (Xero, QuickBooks, etc.). Como ya se ha comentado lo mejor es dejarse asesorar por expertos para reducir los riesgos de equivocación con la opción que se elija finalmente.

Y finalmente están las soluciones que agilizan todos los procesos de gestión de personas (Recursos Humanos), con herramientas tan utilizadas como WorkDay.

No obstante e independientemente de las soluciones que finalmente se adopten, lo fundamental es que una empresa debe tener claro que la digitalización es la mejor vacuna con la que cuenta para sobrevivir a la crisis provocada por la pandemia del coronavirus.

 

Last modified: 27/07/2020