España, 7ª en Gobierno Digital según la OCDE

Noticias

gobierno digital OCDE

La transformación digital en la Administración pública significa pasar del servicio electrónico –entendido como el mero paso de las gestiones administrativas físicas a otras online– a unos servicios públicos completamente digitales, en los que la experiencia del usuario –sencilla, accesible, proactiva y útil- es el centro.

Y, en esta transformación, España parece estar muy bien situada. Concretamente, en la 7ª posición de la primera edición del Índice de Gobierno Digital (DGI, por sus siglas en inglés) elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y presentado en el marco de la reunión OCDE e-leaders 2020 de su programa Gobierno Digital. Un informe que analiza los resultados y las tendencias de las políticas públicas para la transición del gobierno electrónico al gobierno digital de 33 países, entre los que se incluyen la mayoría de los miembros de la OCDE además de Uruguay, Brasil, Panamá y Argentina.

España consigue así una nota de 0,621 sobre 1, por encima de la media de la OCDE –de 0,501-, y destaca especialmente en tres de las categorías que analiza el informe: digital desde el diseño, sector público basado en datos y proactividad, en los que ocupa la cuarta posición. Por su parte, logra situarse en el octavo puesto en la categoría gobierno como plataforma y en la duodécima plaza en lo que se refiere a los servicios centrados en el usuario, mientras obtiene una nota inferior a la de la media de la OCDE en el bloque abierto por defecto, lo que sitúa a los servicios públicos españoles en el puesto 23.

Gobierno digital

Respecto a la puntuación del resto de países en el ranking, Corea del Sur es, según el informe, el país más avanzado en cuanto a implantación de un gobierno digital, seguido de Reino Unido, en la segunda posición, y Colombia, en la tercera. Dinamarca, Japón y Canadá ocupan el cuarto, quinto y sexto lugar en la clasificación, por delante de España, mientras que completan el top 10 Israel, Portugal y Francia.

La OCDE ha basado la metodología de evaluación y la encuesta empleada en el Marco normativo para el gobierno digital que elaboró en 2014. Desde la organización, con sede en París, consideran que los resultados del primer Índice de Gobierno Digital –relativos a 2019- son “prometedores, pero modestos”, ya que solo unos pocos países avanzan verdaderamente hacia unos gobiernos digitales maduros. Como señalan, pese al apoyo político y operacional necesario para las reformas del gobierno digital, “existe todavía una brecha para ampliar el impacto y el alcance del gobierno digital más allá de los esfuerzos del gobierno electrónico”.

Desde la OCDE también se defiende que esa transformación digital desde el gobierno electrónico al gobierno digital debe ser “sostenida y resistente a los cambios políticos”.

Resultados en línea con la Comisión Europea

El buen resultado de España en el índice de la OCDE no es un hecho aislado. El pasado mes de junio, la Comisión Europea publicaba su Índice de Economía y Sociedad Digital (DESI, por sus siglas en inglés) y también en él nuestro país obtenía unos resultados muy destacables en cuanto al grado de digitalización de la Administración pública.

Concretamente, España alcanzaba la 2ª posición de la Unión Europea en cuanto a los mejores servicios públicos digitales, avanzando dos posiciones respecto al año anterior en la categoría que mide los niveles de administración electrónica, datos abiertos y servicios digitales de la Administración para ciudadanos y empresas.

En el índice global DESI, España ocupa el puesto 11 entre los 28 Estados miembros de 2019, por delante de Alemania, Francia o Italia. Ha mejorado, además, en la mayoría de indicadores de las cinco dimensiones que mide este informe que, entre otras fortalezas, ha destacado en su última edición el destacable despliegue de fibra óptica hasta el hogar (FTTH), del 80%.

 

Vector de Banner creado por fullvector – www.freepik.es

Last modified: 26/10/2020