Cuáles son los principales sectores del Plan de Recuperación

Noticias

Buena parte de las esperanzas de la recuperación de la economía española están puestas en los fondos europeos. Y estos, a su vez, tienen dos pilares claros: la transformación digital y la transición ecológica.

El Gobierno presentó ayer las líneas maestras de su ‘Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía española’, que contempla la inversión de 72.000 millones para el trienio 2021-2023. Un plan que se sustenta en la digitalización y el crecimiento sostenible, inspirado en la Agenda del Cambio, la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, y por el que se movilizarán la mitad de los recursos con los que va a contar España gracias al instrumento Next Generation EU puesto en marcha para superar la crisis causada por la Covid-19.

Un 33% de los fondos (unos 23.760 millones de euros) van a dedicarse a la digitalización transversal de la economía: la agenda urbana, la agricultura, la educación, el turismo y la nueva economía de cuidados. También a las pequeñas y medianas empresas. Pese a partir de un buen punto de partida –España es uno de los países con mejores infraestructuras de Internet y mayores niveles de penetración en la sociedad-, queda mucho por hacer en la transformación digital de las pymes.

Las soluciones propuestas por el Gobierno están ya contenidas en el plan Agenda España Digital 2025 –presentado en julio-, y prevén una inversión pública de 20.000 millones entre 2020 y 2022. Entre sus objetivos principales están garantizar la conectividad digital total, el despliegue del 5G, el refuerzo de la ciberseguridad, la mejora de las competencias digitales de la población, la digitalización de la Administración y de las empresas, el avance en datos e Inteligencia Artificial y el impulso de España como centro de producción audiovisual.

En concreto, la partida dirigida a la digitalización y crecimiento de pymes y startups será de 1.150 millones de euros, con lo que esperan impulsar la digitalización de 2,5 millones de empresas españolas. Además, una de los objetivos en el avance de la digitalización de la Administración pública es lograr una gestión más ágil que evite los cuellos de botella habituales, lo que también deberá facilitar las gestiones y trámites de las pequeñas empresas y los autónomos.

Economía verde e inversiones sociales

El otro gran pilar del Plan de Recuperación es la transición ecológica. Otro 37% de la inversión (26.640 millones de euros) irán destinados a la inversión verde: movilidad eléctrica, implantación de energías renovables, rehabilitación de viviendas para hacerlas más ecológicas y avanzar en la Transición Ecológica.

Entre sus principales objetivos está la instalación de 100.000 puntos de recarga de coches eléctricos en España, conseguir el 100% de generación eléctrica a partir de energías limpias y la rehabilitación de medio millón de viviendas para mejorar su eficiencia energética. Los planes gubernamentales también contemplan el despliegue de techos solares y del alumbrado público inteligente y eficiente, políticas de reforestación y de protección del litoral y el impulso a la depuración, saneamiento y reutilización del agua, ámbito este último en el que España despunta internacionalmente.

Para canalizar estos fondos verdes, el Gobierno empleará en buena medida el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, un documento estratégico que sirve de guía a España para la descarbonización de la economía de aquí a 2030, cuyas metas pueden verse aceleradas gracias a las inyecciones económicas europeas en nuestro país.

Sin olvidar la inversión social; concretamente, en educación, sanidad y política social, a las que se dedicará un 5,7% de los 72.000 millones de euros. En este ámbito, se prevén medidas para fomentar un mercado de trabajo más dinámico, resiliente e inclusivo, con mecanismos de ajuste interno de las empresas ante los shocks (ERTE), y un impulso a las políticas de inserción laboral articuladas en torno al despliegue del Ingreso Mínimo Vital.

También se incluye la modernización de los sistemas de atención a personas dependientes y un modelo residencial más desinstitucionalizado, además del refuerzo de los servicios sociales, la extensión a la atención integral de las víctimas de violencia de género o una reforma del sistema de asilo.

Por su parte, al Pacto por la ciencia y la innovación y el refuerzo del Sistema Nacional de Salud se destinará el 16,5% de todos los fondos del plan.

Last modified: 08/10/2020