informe_vehiculos

Cómo utilizar los informes de vehículos para rentabilizar el transporte de una empresa

Las empresas representan el 7,2% del parque de vehículos en España, en el que el uso mayoritario es el particular (91%), según los datos recogidos en el Informe 2017 del Observatorio del Vehículo de Empresa de Arval. Dentro de los vehículos de empresa, la actividad de renting supone algo más de una cuarta parte del total, 26,2%, dejando el resto en manos de las propias compañías.

Teniendo en cuenta el pequeño tamaño de la mayor parte de las sociedades españolas y la importancia del transporte en la partida de gastos de una pyme, tener una flota de vehículos en condiciones y que no depare sorpresas imprevistas es fundamental para la buena marcha de cualquier compañía. Dado el importe al que asciende, las pequeñas empresas pueden recurrir al mercado de segunda mano, y aquí los informes de vehículos servirán para evitar riesgos innecesarios ya que contienen toda la información relevante sobre los vehículos cuya adquisición se esté valorando, entre los que se encuentran, cada vez en mayor medida, coches eléctricos.

Las autoridades públicas han hecho una clara apuesta por el vehículo eléctrico en post de reducir la creciente contaminación que ahoga a las grandes urbes. Como indica el Observatorio Sectorial DBK de INFORMA: “La positiva coyuntura económica y los objetivos de reducción de emisiones contaminantes, en un contexto de creciente concienciación medioambiental, justifican que las perspectivas de evolución del mercado de automóviles eléctricos a corto y medio plazo sean favorables”. Según sus previsiones el parque de automóviles eléctricos en circulación llegaría a 115.000 unidades en 2020.

Las empresas también están incorporando el coche eléctrico a sus flotas, de acuerdo con el informe del Observatorio del Vehículo: “Más de seis de cada diez matriculaciones de coches eléctricos se localizan en el canal de empresas, lo que pone de manifiesto que existe un interés por esta tecnología eficiente”. Aunque también se apunta que solo el 16% de las compañías tienen la intención de introducir coches eléctricos en su flota en 2020, debido al coste/uso, que resulta más elevado que el convencional. Si bien es cierto que según un estudio de Dekra y del Institut für Automobilwirtschaft (instituto de la industria de la automoción, IFA), las previsiones apuntan que el coste total del coche eléctrico, incluido el coste de adquisición, electricidad, mantenimiento y reparaciones, continúe recortándose y que para el 2020 sea, incluso sin subvenciones estatales, un 3,2% más barato que un coche con motor de combustión.

La información que proporcionan los informes de vehículos

Obtener informes de vehículos es muy sencillo, se trata de información de carácter público, cuya fuente es la DGT, que puede ser consultada por cualquier usuario. Marcas como eInforma facilitan el acceso a estos informes en un plazo que no suele sobrepasar una hora laborable, incluyendo datos como:

  • Titular actual del vehículo, sea persona física o jurídica, así como el nombre de todos los titulares en el caso de que existan varios.
  • Datos de identificación del vehículo como el bastidor, marca y modelo.
  • Municipio registrado del vehículo.
  • Datos técnicos tales como potencia, combustible, dimensiones, masas máximas, plazas, etc.
  • Datos sobre el seguro obligatorio, indicando si el vehículo está asegurado y el nombre de la compañía aseguradora.
  • Fecha de matriculación y se indica si ha sido rematriculado.
  • Historial del vehículo por matricula: Numero de compra-ventas históricas.
  • Si el vehículo es de renting.
  • Información sobre embargos, cargas y precintos del vehículo, con la fecha, expediente y datos de la autoridad que lo emite, si es que hubiera constancia de ello.
  • Inspecciones Técnicas: Inspección técnica del vehículo en vigor y fecha de la misma.
  • El número de kilómetros, indicando la fecha y el origen de la lectura (si han sido anotados por la ITV, por declaración voluntaria del titular o lecturas de talleres).
  • Limitaciones de disposición sobre el vehículo: si existe un leasing, una reserva de dominio o cualquier otra carga o gravamen sobre el vehículo.
  • Historial de bajas del vehículo, temporal o permanente, así como el motivo.
  • Impuesto de circulación: Consta si un Ayuntamiento ha comunicado a la Dirección General de Tráfico que el titular del vehículo no está al corriente de pago del Impuesto de circulación.
  • Indicador de vehículo con denegatoria.
  • Información medioambiental, como combustible, categoría de vehículo eléctrico o hibrido, consumo de energía eléctrica por km y autonomía del mismo.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *