test

Test para descubrir al socio ideal

Si estás pensando en poner en marcha un negocio y necesitas la colaboración de un socio, y ya has encontrado los que reúnen las claves del socio ideal, ahora te proponemos ir un paso más allá y realizar una encuesta entre tus candidatos, para saber cuál será tu elección definitiva y acertada.

1. Le parece un buen candidato porque…

  1. Es simpático, tiene don de gentes y habilidad comercial.
  2. Habéis trabajado juntos durante mucho tiempo.
  3. Sois amigos de toda la vida.

2. Si surge un proyecto importante cinco días antes de irte de vacaciones…

  1. Realizas el trabajo desde tu lugar de descanso.
  2. Rechazas o aplazas el proyecto hasta septiembre.
  3. Cambias tus planes y no te vas de vacaciones.

3. Si una venta se viene abajo…

  1. Intentas analizar el por qué ha sido para que no vuelva a ocurrir.
  2. Buscas al culpable y lo sancionas.
  3. Lo admites como algo natural en la evolución de un negocio.

4. Si tuvieras que invitar a posibles clientes a visitar la empresa…

  1. Correrías con todos los gastos.
  2. Procurarías que tuvieran una estancia agradable y económica.
  3. Descartas ese tipo de relaciones con los clientes.

5. Cuando sales con los amigos…

  1. Siempre eres el primero en pagar.
  2. Siempre eres el último en pagar
  3. Procuras que se pague “a escote”.

6. El primer año que la facturación del negocio dé beneficios…

  1. Pedirás una hipoteca para comprarte un piso.
  2. Harás una fiesta y te irás de viaje para celebrarlo.
  3. Plantearás la posibilidad de reinvertir.

7. Si la remuneración y las condiciones laborales fueras parecidas, cuál de estos puestos de trabajo escogerías…

  1. Funcionario.
  2. Médico.
  3. Empleado de banca.

8. ¿Qué prefieres?

  1. Ganar mucho y trabajar lo justo.
  2. Ganar lo justo y trabajar lo justo.
  3. Ganar mucho y trabajar mucho.

9. Si te encuentras en la calle un sobre con 3.000 euros…

  1. Te lo guardas.
  2. Lo entregas a la policía.
  3. Te quedas con una parte y la otra la repartes en la parroquia.

10. Si vas a comer a un restaurante a cuenta de la empresa….

  1. Pides angulas y cocochas de merluza.
  2. Pides el menú del día.
  3. Como siempre, pides lo que te apetece.

SOLUCIÓN

Mayoría de a. Si ha respondido en la mayoría de las cuestiones a la opción a, más vale que lo descartes como posible socio. Puede que sea una persona popular, que haga fácilmente amigos y que sea el protagonista de fiestas y reuniones, pero no es una persona en la que se pueda confiar en el futuro de una empresa. Le gusta divertirse y disfrutar de la vida y del dinero. Puede que no sea buena idea poner el tuyo en sus manos.

Mayoría de b. Has elegido a una persona coherente consigo mismo y con los demás. No le gusta malgastar el dinero y posee un rasgo fundamental para ser socio: la honestidad. Seguramente, nunca te dejará tirado ni te hará una mala jugada. Sin embargo, no tiene empuje ni carácter emprendedor. Se deja llevar por los acontecimientos y rara vez tomará la iniciativa, sobre todo los momentos difíciles. Si el negocio que piensas poner en marcha es de mucho riesgo, deberías plantearte recurrir a otro tipo de persona.

Mayoría de c. Puede ser un buen socio. Es una persona ambiciosa y está dispuesta a trabajar duro para mejorar en la vida. Tiene iniciativa y sabe lo que quiere. Posee visión de futuro y tiene rasgos de emprendedor. Sería importante comprobar si vuestros caracteres son compatibles y si vuestros objetivos coinciden. En ese caso puede que sea el principio de una larga y fructífera relación. Mucha suerte.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *