elmundo

Tendencias del comercio internacional en 2014

Dicen que el 2014 podría ser el año de la recuperación. Así lo anuncian no sólo las autoridades españolas sino también Gobiernos y servicios de estudios de todo el planeta. Aunque esta afirmación está muy lejos de significar que la economía va volver a recuperar los días de vino y rosas anteriores a la quiebra de Lehman Brothers. No conviene dejar de lado este cambio de tendencia ya que puede ser clave a la hora de diseñar las estrategias de internacionalización de cualquier empresa. Y es que lo primero que hay que revisar es si es momento o no de seguir con esos planes exportadores y si los destinos deben ser los mismos en los que se ha triunfado en los últimos años. Las principales líneas a tener en cuenta para repasar esa estrategia son:

1. Recuperación de las principales economías del planeta. Según los principales organismos internacionales, se prevé un crecimiento del PIB real mundial del 3,7%, lo que implica un aumento del 0,8% frente a 2013. Las diferencias por países serán considerables, por supuesto. Así se espera que EEUU crezca un 2,5%, mientras que la Eurozona se dará por satisfecha si consigue esquivar los números rojos. Más allá de las cifras concretas, lo más destacado es el cambio de tendencia, que implica que por primera vez en más de cinco años el consumo volverá a activarse en el primer mundo.  Según un estudio realizado por Euromonitor Internacional esto implica que el comercio en las economías desarrolladas va a estar impulsado por las “megas-ofertas comerciales” provocando que las empresas se concentren en satisfacer esta renovada demanda de sus países de origen y dejando a un lado el incipiente negocio de los países en vías de desarrollo que tanto atractivo han tenido durante los pasados años.

2.- Nuevas relaciones comerciales en los países en desarrollo. Ante el “olvido” de las grandes economías, los países en desarrollo van a tender a construir nuevas redes comerciales para satisfacerse entre ellos. Además deberán  lidiar con el hándicap de que muchos de ellos han devaluado su moneda durante los últimos años. Esta práctica disparó sus exportaciones, pero ahora que la tendencia a vender fuera se ralentiza van a tener que asumir que importar será mucho más caro y eso puede dañar sus balanzas comerciales. Para evitarlo, los expertos  prevén que activen el comercio entre ellos. Es lo que denominan comercio “sur-sur” que implicará que durante 2014 y 2015 los países emergentes potencien relaciones comerciales más horizontales, eso sí, sin olvidar potenciar los  mega acuerdos internacionales con las grandes potencias a través de tratados de libre comercio.

3. Será el Boom del comercio electrónico globalizado. Esta afirmación puede parecer una perogrullada pero, según las previsiones de la consultora Forrester, va  a ser la clave del año 2014.  No hay experto en internacionalización que no tenga muy presente la importancia creciente del comercio electrónico. Lo que tal vez no tengan muy claro es que eso significa mucho más que diseñar una página web y colgar en ella los productos o servicios de su compañía. Lo que según los expertos va a suponer un antes y un después en la estrategia comercial online es la globalización de la misma. Es decir, la necesidad que van a tener todas empresas de diseñar su estrategia de ventas centrándose en “fechas clave de compras on line“.

Esto ya tuvo su primer reflejo en 2013, cuando en España muchos consumidores descubrieron la existencia de las ofertas del Black Friday y apenas unas pocas empresas españolas supieron aprovechar ese tirón de la demanda. En 2014, esa tendencia se agudizará y ya no sólo habrá que pensar en el día posterior al de Acción de Gracias estadounidense sino también en otros eventos “consumistas” de todo el planeta, como el Día de las compras chino, (que según el New York Times ya ha superado al Black Friday en volumen de compras) o incluso a los que se crean en Internet como el Google Online Festival Shopping. Tener un buen puñado de ofertas diseñadas para esos momentos punta pude dar un buen empujón a la cuenta de resultados. Eso sí, el esfuerzo comercial debe ir acompañado del informático, ya que no es infrecuente que muchas tiendas online se bloqueen esos días por el exceso de demanda en sus servidores.

4. Pensar en las agrupaciones de pequeños comerciantes. Navegar por el mercado internacional mundial no tiene por qué implicar ataviarse como si su empresa fuera el Robison Crusoe de la internacionalización. Como en otras muchas circunstancias de la vida, hacer la travesía acompañado puede ser mucho más interesante y eso es cada vez más fácil gracias a las asociaciones digitales de pequeños comerciantes. Desde Forrester apuntan que el 2014 será el año en que despunte la tendencia de que los pequeños comerciantes exportadores se alíen entre sí para generar sinergias y poder hacer frente a esos booms consumistas de las fechas clave antes mencionadas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *