Tendencias de inteligencia artificial en 2019

Tendencias de inteligencia artificial

A lo largo de los últimos meses, hemos comenzado a ser testigos a través de los medios de comunicación de cómo el big data y la inteligencia artificial están comenzando a impactar de lleno en algunos sectores, como el comercio electrónico o la Salud, por ejemplo, mediante la atención a los usuarios por parte de chatbots que aprenden de la interacción con los humanos o prediciendo con tasas de éxito casi perfectas los comportamientos, expectativas y deseos de los consumidores en sus experiencias de compra online. Ahora, sin embargo, queda por delante lo más ambicioso: mejorar y transformar los procesos en campos como la logística, la comunicación o la seguridad, que redefinirán la economía global en muy pocos años.

En menos tiempo del que pueda parecernos ahora, algunos grandes cambios se integrarán en el día a día de nuestros trabajos, implementando soluciones de alto valor añadido en la aplicación de logaritmos que cambiarán para siempre algunos de los métodos que tenemos para realizar muchas actividades. Todo este novedoso paradigma abrirá sin lugar a dudas nuevas vías de negocio para las empresas. Entre todos ellos, cabe destacar:

 

Consolidación de los asistentes virtuales

En algunos hogares ya se están empezando a introducir Amazon Alexa o Google Home, que son la punta de lanza de los asistentes virtuales, que harán pasar a otro nivel la relación entre consumidores y empresas. De este modo, no sólo la experiencia de cliente adquirirá una nueva dimensión, sino que todo se realizará a través de la voz, aunando inteligencia que evoluciona a medida que lo hacemos nosotros con la progresiva desaparición de los teclados.

 

Reconocimiento facial

Muy unido con el punto anterior, están ya en fase de prueba muy avanzadas aplicaciones comerciales de reconocimiento facial que nos permitirán desde desbloquear nuestro Smartphone hasta embarcar en un vuelo o entrar en las cuentas bancarias de que disponemos.

 

Adiós a las colas y a los tiempos de espera

Los nuevos sistemas de IA permitirán operar tiendas físicas sin ningún dependiente, ya que las cestas en las que coloquemos nuestros productos directamente leerán sus códigos y nos cobrarán en el momento. AmazonGo ya permite esta tecnología y, hasta 2021, tiene previsto abrir 3.000 tiendas con este novedoso sistema.

 

El Smartphone como hospital.

El principal organismo supervisor sanitario en EEUU, la FDA, está aprobando estos últimos meses aplicaciones de IA que tienen usos médicos tan relevantes como, por ejemplo, poder usar nuestro teléfono inteligente para enviar imágenes al médico y que nos pueda realizar un diagnóstico trabajando con ellas. Del mismo modo, el uso de weareables nos permitirá medir constantes de nuestro cuerpo así como los niveles de determinadas sustancias, cuyos resultados en directo llegarán hasta el centro de Salud para su permanente seguimiento.

 

Seguridad preventiva.

En relación a la seguridad, la IA está permitiendo por primera vez ser proactivos en la identificación de amenazas potenciales en la Red para las compañías, utilizando el aprendizaje automático incluso para adelantar el futuro comportamiento de los hackers.

 

Uso real del Machine Learning.

Por primera vez desde que comenzamos a hablar del Machine Learning, el desarrollo actual de la IA permitirá a los ordenadores aprender mediante algoritmos y APIs a interpretar en tiempo real toda la avalancha de información que les llega a través del Big Data. Todo esto tendrá un sinfín de posibilidades, desde predecir enfermedades hasta un posible ataque terrorista, pasando por cambios en la opinión pública, posibles crisis financieras o hasta anticipar la llegada de un desastre natural.

 

Sensibilidad comunicativa.

En el lenguaje, se están mejorando a pasos agigantados los procesamientos de traducción de idiomas así como la traslación de la jerga entre diferentes hablas. Además, los chatbots están siendo cada vez más sensibles a la hora de evaluar la urgencia de una situación para un usuario en virtud de su tono de voz o de las palabras que se utilicen, algo crítico en campos como la Salud o los seguros.

Tendencias de inteligencia artificial

Mayor productividad.

Desde el punto de vista de las organizaciones, y sólo por citar algunos ejemplos, los usos de la IA permitirán desde optimizar mejor los horarios de trabajo y la apertura de oficinas, a establecer de manera individual qué formación especializada es mejor para los empleados, así como, desde un plano más corporativo, saber cómo optimizar lo máximo posible las redes de proveedores, poniendo esta vez sí al cliente como el eje central de la toma de decisiones en un entorno global.

 

Incremento de los procesos robotizados.

Aunque ya muchas industrias incorporan desde hace años la automatización en sus procesos de fabricación, la IA permitirá en los próximos años incluir scripts en las máquinas que facilitarán la automatización perfecta de las tareas humanas y las analíticas de texto para interpretar el lenguaje natural.

 

Redes adversariales generativas.

Las máquinas no sólo aprenderán sino que mejorarán los procesos industriales mediante técnicas de autoaprendizaje A través de un bucle de retroalimentación donde se generan de manera permanente situaciones aleatorias, irán aprendiendo sobre potenciales riesgos y escenarios que pueden producirse, lo que resultará clave, por ejemplo, para reducir los tiempos de desarrollo de nuevos fármacos, para encontrar un antídoto a un virus informático o para predecir las consecuencias de una decisión política que sea muy relevante para una sociedad.

 

Si quieres seguir leyendo noticias relacionadas, haz clic aquí.

Last modified: 28/08/2019