Consulta un registro de morosidad y reduce el riesgo

¿Te conviene firmar? El registro de morosidad y otras fuentes que pueden ayudarte a decidir

Formalizar acuerdos comerciales con clientes, socios y proveedores tiene siempre un componente de incertidumbre, pues es complicado asegurarse de que la relación será idílica bajo toda circunstancia. Sin embargo, recurrir a información de empresas puede ayudarte. Una de sus modalidades son los listados de morosos.

Y es que aparecer en un registro de morosidad conlleva un alto riesgo de que se reduzcan tus posibilidades de hacer negocio, por no hablar de que si eres tú el que finalmente formalizas con un moroso, podría afectar a tu solvencia si no te paga, llegando incluso a adeudar tú ciertas cantidades a tus propios proveedores y perjudicando negativamente a tu reputación como profesional o sociedad.

Por ello, es importante que, antes de cerrar un acuerdo, verifiques si tu nuevo cliente, proveedor o socio aparece en un listado de morosos. Para ello, has de conocer primero los ficheros más consultados en España a la hora de verificar la solvencia comercial de una persona física o jurídica, esto es: el Registro de Aceptaciones Impagadas o RAI, ASNEF -actualizado por la Asociación Nacional de Entidades de Financiación- y Experian Bureau Empresarial.

¿Qué información recoge cada registro de morosidad?

Todos los listados de morosos tienen como finalidad recoger los datos de la persona o sociedad que posee efectos impagados, pero en este caso, cada una de las analizadas tiene sus particularidades. Por esta razón, dependiendo del tipo de acuerdo o cliente -entre otros factores a considerar- uno u otro registro tendrá la respuesta a todos tus interrogantes. Te los presentamos:

RAI

El Registro de Aceptaciones Impagadas o RAI es el fichero más consultado de España. En él se recoge el detalle de los efectos exigibles impagados superiores a 300€ y pendientes de pago desde hace más de 90 días.

El RAI contiene, entre otros datos, información referente a la entidad que ha incluido a un deudor en el registro, la fecha de inclusión o quién ha consultado los datos de una empresa en concreto. Consultar este registro de morosidad será de gran utilidad para corroborar si tu futuro socio, proveedor o cliente tiene un comportamiento de pago adecuado.

ASNEF Empresas

Entidades financieras, empresas de suministro u operadores de telefonía, por poner algunos ejemplos, utilizan el fichero ASNEF para verificar la solvencia financiera de cualquier persona física o jurídica antes de concederle un crédito o proporcionarle un servicio.

Se trata de un registro de morosidad en el que se recogen aquellas obligaciones pendientes de pago con independencia de su cuantía y exigibilidad, información que actualizan constantemente las empresas que forman parte de la Asociación Nacional de Entidades de Financiación, generalmente, entidades financieras y empresas de servicios.

El Experian Bureau Empresarial

Otro de los más consultados e importantes registros de morosidad, en este caso bancaria y multisectorial, es el fichero de Experian Bureau Empresarial, que recoge actualmente más de 65.000 millones de euros de deuda proveniente de más de 500.000 personas físicas y jurídicas deudoras en todo el país.

En cuanto a los datos exactos que ofrece, es posible acceder a la relación de impagos con su procedencia, el tipo de acreedor, el producto causante del impago, el importe de las operaciones o el estado actual del pago, entre otros.

Otros informes útiles para analizar el comportamiento de pagos

Además de verificar que tu futuro socio, cliente o proveedor, no es deudor, conviene que revises su comportamiento de pagos, así como sus principales ratios financieros. También puede ayudarte a contextualizar su situación conocer con qué empresas ha colaborado previamente o colabora, su estructura organizativa y sus apariciones en medios de comunicación. Estas son otras fuentes que pueden echarte una mano a tomar una decisión al respecto:

El informe de empresas

Los informes de empresas posibilitan el acceso a toda la información de la entidad en una misma fuente, con datos sobre su forma organizativa jurídica y corporativa, la evolución de sus principales ratios financieros o si aparece en los registros de morosidad.

Informe ejecutivo

El informe ejecutivo complementa al informe de empresas aportando además datos sobre los administradores de la sociedad, documentación con la que podrás conocer las vinculaciones profesionales con autónomos y empresas.

Informe de Riesgo

Por último, cabe destacar la información que proporcionan los informes de riesgo, pensados para facilitar la toma de decisiones estratégicas, al incluir en un mismo reporte la información empresarial, financiera y tributaria de la compañía, junto con una auditoría de los últimos balances de la empresa y la distribución de los beneficios dentro de la misma.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *