Entradas

seguidores

¿Cuántos y qué tipo de seguidores me conviene tener en Twitter?

Imagine que ahora vamos nosotros y le decimos que a su pyme no le conviene tener demasiados seguidores en las redes sociales. Lo más normal es que nos tildara de locos y anticuados. Pero la realidad es que en algunos casos es aconsejable ir a contracorriente. Al menos eso es lo que opina el experto en marketing online Scott Levy que, en su último libro Tweet Naked, nos enseña cómo elaborar una estrategia adecuada en los medios sociales, especialmente en Twitter.

Una de las principales conclusiones que se pueden extraer de la obra es que mientras que algunas empresas grandes, como Telefónica o Iberdrola tienen que tratar de contar con miles de seguidores en cualquier parte del mundo, los pequeños negocios no deben seguir la misma estrategia. El motivo principal es la imposibilidad de manejar semejante volumen de potenciales clientes. Para entenderlo, lo mejor es poner un ejemplo. Imaginemos un pequeño negocio, por ejemplo un spa, situado en un pueblo de Cáceres y que tiene capacidad para dar servicio a unas 50 personas a la semana. Para este tipo de pymes es mucho mejor contar con un selecto grupo de seguidores de su localidad o de las provincias cercanas, que contar con una masa de 100.000 personas en todo el mundo, que nunca sería capaz de acomodar en el local.

Para evitar este tipo de situaciones, cualquier emprendedor debe decidir si su estrategia a seguir en redes sociales debe ser local, nacional o contar con una marca de visibilidad mundial. Antes de llegar a una conclusión, quizá le convenga hacerse estas preguntas previas, que Levy expone en su libro:

¿Cuál es el alcance potencial de mi negocio? ¿Cuál es el que quiero lograr en el futuro?

¿De qué recursos dispongo para explotar mi imagen en las redes sociales? ¿Cuento con personal suficiente para atender las respuestas de los followers?

¿Qué tipo de producto ofrezco? No es lo  mismo tener una firma de software cuyo objetivo es alcanzar el mayor número de clientes posibles que fabricar muebles de gama alta. Para este último caso es mejor disponer de un selecto grupo de seguidores, que de una masa sin control.

Una vez claros nuestros objetivos en las redes sociales, ahora nos toca ponernos manos a la obra y conseguirlos. Para ayudar en esta ingente labor, que no consiste en escribir miles de tweets sin sentido, el experto nos da unas pautas básicas que todo emprendedor debería tener en cuenta a la hora de lanzarse a la aventura de Twitter:

De importancia al avatar y la bio. Twitter le permite incluir una fotografía y una breve descripción. Aproveche esa posibilidad para subir una buena imagen y una explicación clara de lo que hace. Tenga en cuenta que será lo primero que vean y lo que determinará si le siguen o no.

Utilice todas las redes que pueda. Aunque estamos hablando de Twitter, lo fundamental para su negocio es estar presentes en la mayoría de las redes sociales (Facebook, Pinterest, Linkedin…). Así que no lo dude, haga promociones cruzadas y consiga notoriedad.

Siga a sus followers más activos. Para un follower muy activo es un poco frustrarte que no se le devuelva el guiño. Así que no se olvide nunca de seguir a los que más interactúan con usted.

Incluya fotos. Pueden ser muy eficaces en sus tweets, ya que captan la atención del internauta. Pero debe asegurarse de que sean de buena calidad e interesantes para el público que espera captar.

– Establezca un horario. Es muy complicado estar todo el día pegado al móvil o al tablet subiendo tweets. Pero si es más sencillo incluirlo como una tarea diaria y así se obligará a prestar atención a las redes sociales a la misma hora de cada día.

– Revise lo que funciona. Quizá se está centrado en Twitter pero resulta que su perfil de Facebook se muestra más activo y capta a un mayor número de futuros clientes. Si eso ocurre céntrese en lo que funciona y destine menos recursos a la plataforma que va peor, ya que su público objetivo no está interesado en ella.

– Sea interesante. No basta con colgar tweets continuos de cualquier cosa. Es mejor escribir algo que tenga interés para usted, su negocio y sus seguidores que perder el tiempo. Para conseguirlo debe tratar cada tweet con la importancia que se merece.

youtube

Trucos para promocionar vídeos en YouTube

¿Sabe cuántas horas de vídeos de suben cada minuto a YouTube? Más de 100. Con este dato en la mente es lógico pensar que destacar entre tal cantidad de metraje resulta una tarea de lo más complicado para cualquiera, incluidas las grandes multinacionales. Muchas de ellas no saben qué hacer para que los internautas les presten atención. Y si eso les ocurre a corporaciones con grandes recursos, imagine la dificultad que entraña para una pyme. Para qué engañarse, lograr que la filmación realizada por un pequeño negocio sea seguida por alguien en YouTube es una labor digna de titanes. Pero eso no quiere decir que no se pueda conseguir.

Para tratar de limar un poco las enormes dificultades de la tarea y lograr que nuestro vídeo en YouTube sea interesante para un buen número de visitantes existen unos sencillos trucos, la mayoría gratuitos, que le darán el empujón necesario a nuestra grabación para que cumpla la función de ayudar a promocionar nuestros productos o servicios. Veámoslos:

– Utilice las herramientas que la plataforma propiedad de Google pone a su disposición para dar notoriedad al vídeo. Por ejemplo, piense un título detallado y preciso y sea claro a la hora de explicar la descripción de cada uno de sus vídeos. Las etiquetas o palabras claves también son fundamentales a la hora de lograr que el usuario lo encuentre cuando se decida a utilizar el buscador de YouTube.

– Utilice las llamadas dentro de sus vídeos para animar a la gente a comentar y compartir el vídeo.

Promocione su vídeo entre la gente que conoce, incluyendo a sus amigos de la vida real y familiares. Tampoco se olvide de los clientes más fieles. Seguro que entre todos lograrán que el número de visitas crezca.

– No se olvide de aprovecharse de las redes sociales y de su capacidad para movilizar masas. No descarte ninguna de las importantes – Facebook, Twitter, Linkedin o Pinterest – así como otros servicios que le puedan ayudar. Lógicamente si todavía no tiene perfil en alguna de estas redes, desarróllelo primero para luego poder colgar sus vídeos.

– Tampoco debe obviar el hecho de insertar el vídeo en su propia página web o en el blog de la empresa (OJO, lo que debe hacer es insertar el vídeo de YouTube, nunca subirlo nuevamente a su web). Lo mismo ocurre con el e-mail marketing, que para este trabajo también se presenta como una opción de lo más interesante.

– Sea su propio director de comunicación y utilice técnicas de relaciones públicas para ayudar a la difusión, como los comunicados de prensa, con el fin de generar una cobertura mediática gratuita para su filmación.

Colabore con otras empresas que ya utilizan YouTube de forma efectiva y que se dirigen al mismo público que usted, pero que no sean competencia directa (por ejemplo que esté en otra provincia aunque vendan el mismo producto). Esto le ayudará a captar la atención de los espectadores y abonados de la otra compañía.

Cree un canal de YouTube para todos sus vídeos y promociónelo en los catálogos de su empresa y en cualquier folleto o material de marketing, así como en la firma de los correos de los empleados, la web, el blog, etc. Junto al canal de YouTube, promocione el resto de sus canales sociales.

– Todos estos consejos que hemos visto hasta ahora son gratuitos. Pero quizá esté dispuesto a realizar una pequeña inversión para ser alguien importante en YouTube. Si ha llegado a ese punto y se lo puede permitir, considere la posibilidad de pagar por publicidad, ya sea en el propio YouTube, ya sea por palabras en Google, o incluso contratando a una empresa de marketing que le asesore para la mejor difusión de sus vídeos.

– Y, por último, aunque estamos hablando del truco más importante para conseguir que nuestro vídeo despierte la atención de los internautas, realice un buen producto. Por el mero hecho de querer tener vídeos en YouTube no piense que basta con rodar algo “rápido” y que no genere interés. Arriesgue y trate de despertar la atención con un producto de calidad. Y es que si ya es complicado destacar con un vídeo bueno en YouTube, imagine lo que le costará si lo que quiere promocionar no cumple unos mínimos.

redes

Evita interferencias entre el ámbito profesional y el personal

Siempre se dice que los empleados de una compañía deben sentirse integrados en ella, participando todo lo posible en sus proyectos y actuaciones, y asumiendo así que forman parte de un destino común con el resto de sus compañeros. Sin embargo, esta participación debe tener algunas normas y seguir ciertos criterios, ya que existen ocasiones o circunstancias en las que pueden producirse excesos que serían contraproducentes. Uno de estos riesgos lo encontramos en el manejo de las redes sociales, donde los perfiles corporativos y personales pueden sumar o restar fuerzas, según se utilicen. Y donde mezclar informaciones corporativas con comentarios personales llegar a resultar fructífero o peligroso, según se haga.

Muchas empresas disponen ya de un Community Manager, es decir, una persona que se encarga de gestionar sus relaciones en las redes sociales. Pero, al tratarse de una figura de reciente creación (relativamente), en algunos casos sus funciones no se encuentran totalmente definidas y, en ocasiones, no se sabe muy bien hasta donde llegan sus competencias, de qué departamento o jefe debe depender… y, sobre todo, con qué apoyos y colaboración por parte de otros directivos y empleados ha de contar.

Sobre todo, teniendo en cuenta que casi todos estos directivos y empleados tienen perfiles en las redes sociales, en las que continuamente exponen comentarios sobre su vida diaria familiar y personal, pero también sobre la empresa y los compañeros con los que pasan la mayor parte del tiempo. Y que no solamente utilizan Twitter o Facebook para comunicarse con sus amigos, sino también con conocidos y clientes de la firma en la que trabajan, con los que han entrado en contacto a través de relaciones estrictamente profesionales.

Todo esto puede llevar a una falta de sintonía, e incluso confusión, a la hora de transmitir los mensajes corporativos. Por eso, algunos expertos explican que antes de iniciar una estrategia de marketing en las redes sociales es necesario plantearse algunas cuestiones para que todos remen en el mismo sentido.

En primer lugar, es necesario informar a los empleados de la estrategia que tiene previsto seguir la empresa en las redes sociales. Así, éstos podrán conocer los mensajes que se quieren transmitir y utilizar si lo desean sus perfiles personales para potenciarlos o, al menos, para no lanzar otros que los contradigan. Es muy importante que todos conozcan la política de comunicación, ya que unas palabras mal expresadas o un comentario incorrecto o que no venga al caso puede crear un gran problema a la firma.

Esto último es fundamental en el caso de los directivos y trabajadores que tengan contactos con bloggers e ‘influencers’, usuarios con cada vez mayor influencia, como su propio nombre indica, entre importantes segmentos de población. Los empleados de una firma pueden contribuir a mantenerles al tanto y transmitirles información sobre la evolución de la empresa, los productos que ésta fabrica o los servicios que desarrolla, pero siempre en sintonía con los mensajes corporativos.

Eso sí, los expertos también indican que los perfiles personales de los trabajadores no deben convertirse en perfiles corporativos, porque entonces confundirían a los clientes y perderían su valor de apoyo. Está bien publicar de vez en cuando asuntos relacionados con la compañía, pero no continuamente, ya que esto seguramente terminaría generando rechazo.

redes

¿Qué son y cuáles son los beneficios de las redes sociales corporativas?

Imagine que usted tiene un pequeño medio de comunicación por Internet, que cuenta con una pequeña plantilla y un buen número de colaboradores (habitual en estos tiempos). De repente debe hacer un post de, por ejemplo, seguros de vida. Pero se encuentra con la dificultad de que ni usted ni las personas que tiene alrededor dispone de información ni contactos relevantes en ese sector. Hasta ahora, la solución para esta dificultad consistía en volverse loco navegando y llamando a las diferentes compañías de seguros, buscando respuestas. En ocasiones, las conseguirá de forma rápida. Pero otras veces perderá un buen número de horas hasta dar con la persona indicada. Por fortuna, el mundo 2.0 resuelve este y otros muchos problemas por medio de una herramienta muy en boga en el mundo anglosajón, y que está empezando a llegar a España. Se trata de las redes sociales corporativas.

Estamos hablando de una nueva herramienta de trabajo que, una vez implementada dentro de una empresa, permite que los trabajadores colaboren entre ellos e intercambien información. De esta forma, las compañías se vuelven más competitivas ya que al estar basadas en entornos 2.0, la información está accesible en cualquier momento y desde cualquier lugar. De hecho, con solo ingresar en la aplicación o en la página web de la red social se accede a todo lo comentado por los compañeros de trabajo.

Como se puede ver, las redes sociales corporativas pueden ser útiles para aumentar la productividad en los negocios. Al menos eso opinan desde la consultora Gartner, que estima que las firmas que integren este tipo de herramientas internas aumentaran la productividad de sus empleados hasta un 25%. Quizá por ello algunos ya dicen que el email irá perdiendo fuerza en el mundo de las comunicaciones corporativas.
Pero eso será dentro de un tiempo. De momento lo único cierto es que estamos ante una nueva herramienta que puede ayudar a que nuestra pyme sea más productiva. Y para convencernos, nada mejor que analizar los beneficios que puede ofrecer:

–        Optimiza la comunicación interna. Al agilizar el flujo de información entre los empleados, se mejora la comunicación.

–        Agiliza los procesos. Si el medio de comunicación online del principio del post hubiera tenido esta herramienta habría tardado mucho menos en recabar los datos que necesitaba para la elaboración de la pieza sobre el sector de los seguros.

–        Aumenta la cohesión. Con este tipo de soluciones se pierden los departamentos o Reinos de Taifas, ya que todo está interconectado.

–        Imagen innovadora. Lógicamente una plantilla que sabe que la empresa se preocupa por estar a la última en el campo de las redes sociales se sentirá más motivada y más cerca de la cultura empresarial.

Una vez conocidas las ventajas llega la hora de la verdad. ¿Existen redes sociales de este tipo que podamos implementar en nuestro negocio? La respuesta es sí. El primer ejemplo sería Zyncro (http://www.zyncro.com/es/), el Twitter de las comunicaciones corporativas. Una herramienta de éxito que ya se encuentra disponible en más de 10 idiomas. Su fórmula es la del microblogging, lo que permite conocer y compartir la información de los diferentes departamentos.

Otra solución interesante es Kudos (http://kudosnow.com/), que ofrece una alternativa gratuita. A diferencia de la anterior, el objetivo de esta red es recompensar a los empleados, aunque también es interesante para el intercambio de conocimientos. Un último ejemplo es Yammer (https://www.yammer.com/), más parecida a Zyncro y con un diseño que recuerda a Facebook.

qr

Descubra las ventajas que los códigos QR tienen para su negocio

Ya llevan tiempo entre nosotros. Pero, de momento, sólo son utilizados por las grandes empresas. Y muy poco por las pymes. Nos referimos a los códigos QR, esas imágenes que se leen con la cámara de un smartphone o tablet y que nos dirigen a una dirección de Internet donde se puede acceder a información, vídeos, promociones, descargas, etc. Aunque son desconocidos para muchos, la realidad indica que España es el país donde han crecido con mayor intensidad hasta alcanzar un porcentaje del 16% de usuarios de teléfonos inteligentes, que utilizan esta herramienta.

Estamos, por tanto, ante algo a lo que se le puede sacar provecho en el campo del marketing, y que está repleto de ventajas. La principal es que los códigos QR casi no cuestan dinero. Cuando hablamos de costes en este campo nos quedamos solo con los derivados del tiempo y conocimiento de los empleados para crear una campaña efectiva, ya que crear un código de este tipo es completamente gratis. También lo es para el usuario, lo que supone otra ventaja, que puede leer y descargarse el lector tantas veces como desee.

Otra importante ventaja es que son novedosos y llaman la atención. El consumidor todavía los concibe como algo muy nuevo, como hemos dicho antes más del 80% de los usuarios de móviles desconocen su funcionamiento, lo que aporta un valor a la imagen de la empresa. También son llamativos, ya que el que sabe su funcionamiento es buen conocedor de que en el interior de todos los códigos puede haber algo realmente interesante.

¿Más virtudes? Muchas. Algunas serían que son inmediatos, no se olvidan, son cómodos, ofrecen resultados al momento…

La última gran ventaja que ofrece esta novedosa herramienta de marketing es su versatilidad. Al contrario que otros soportes publicitarios, los QR se pueden utilizar en cualquier sitio que uno se pueda imaginar. Así, algunos de las más interesantes serían: folletos, tarjetas de visita, packaging, felicitaciones navideñas, en cualquier material de identidad corporativa, en eventos, en las etiquetas, en las pantallas y carteles de las ferias, en los escaparates, etc. La lista sería interminable. Incluso hay quien lo incluye en la foto de cabecera de Twitter y Facebook. En definitiva, en casi cualquier sitio donde tenga un tamaño que le permita ser capturado por el lector.

Ahora bien, una vez conocidas las ventajas lo que toca es saber cómo utilizar esta solución de marketing En la mayoría de los casos, estos códigos son tratados como una anécdota o la coletilla final a una campaña de publicidad. Se suelen crear para poner vídeos o para diseñar alguna promoción. Pero muy poquitos negocios se molestan en elaborar una estrategia para sacar partido a los códigos QR.

No caiga en el mismo error. Y piense que se encuentra ante una solución de marketing compleja que necesita una estrategia. Para conseguirlo es necesario que usted y sus colaboradores se sienten en una mesa y respondan a las siguientes cuestiones:

–        Objetivo de la campaña. No es lo mismo querer llamar la atención que aumentar las ventas de un producto o dar salida a un stock sobrante. Cada finalidad tiene un proceso de creación diferente.

–        Qué vamos a ofrecer. Por norma general, cuando un usuario capta con su cámara un código busca un beneficio inmediato. Así que piense qué puede ofrecer su pyme a través del código QR, que consiga atraer consumidores.

–        Dónde se va a publicar. Carteles, folletos, email marketing, página web… Es necesario pensar dónde se va a poner el código, ya que quizá el tipo de público que accede a tu negocio por uno u otro soporte no es el mismo. Quizá uno busca información y otro descuentos. Esas variables también son importantes tenerlas en cuenta.

–        Cuánto va a durar. Lo habitual es que las promociones sean limitadas en el tiempo, con vista a hacerlas más efectivas. Pero puede que tu intención no sea esa, sino crear imagen de marca. En ese caso, una campaña ilimitada es más efectiva.

Como se puede ver, los códigos QR son una buena solución, y económica, de marketing. Pero, como en todo, es necesario crear una estrategia para que la campaña funcione y ayude a dar a conocer la empresa.

redes

Los peligros de hablar de más en redes sociales

Desde hace tiempo las redes sociales son un elemento más para que las grandes empresas y los emprendedores estén en contacto con sus clientes. El problema es que muchos las utilizan como un mero instrumento de marketing, lo que, en ocasiones, acarrea bastantes inconvenientes.

Uno de los más habituales es el de escribir de más. Eso ocurre cuando una firma utiliza su perfil en Facebook o Twitter para añadirse a las muestras de condolencia por una tragedia o un atentado. Pongamos el ejemplo del atentado del metro de Londres, ocurrido el 7 de julio de 2005. Y ahora trasladémonos a julio de 2014. En esa fecha es probable que algunos community managers puedan verse tentados por un cliente o porque otros lo han hecho, a contribuir con unas líneas de condolencia en el perfil de la compañía.

Por norma general, esto supone un error. Cuando una marca entra en este juego, su acción suele ser percibida como forzada, en el mejor de los casos, u ofensiva, en el peor. Y es que la línea entre apropiado e inapropiado que se utiliza en redes sociales es demasiado fina como para jugársela sin más. Por dicho motivo, en la mayoría de los casos es más beneficioso para la empresa no decir nada de acontecimientos sensibles y totalmente ajenos a su actividad o área de negocio. A pesar de ello, si usted siente la necesidad de participar en este tipo de acciones de homenaje, lo mejor que puede hacer es formularse a sí mismo estas preguntas. Sólo después debería escribir.

– ¿Afecta a mis clientes? Regresemos a los atentados y pongamos el ejemplo de que usted es el propietario de una casa rural en Granada. ¿De verdad piensa que lo que usted pueda escribir de aquel suceso le interesa a alguno de sus clientes? Otra cosa muy diferente es que tenga un pequeño negocio de importación de productos británicos o que sus clientes sean todos ingleses. Entonces, una muestra de condolencia por su parte sí puede tener sentido y ser bien recibida.

Tampoco es interesante que se pronuncie sobre este tipo de acontecimientos si su negocio no tiene nada que ver con metro, vías, metales, auxilio a enfermos, farmacia, medicina, etc. Es decir, si la actividad está totalmente alejada del acontecimiento, es mejor no participar, ya que lo normal es que sus clientes se pregunten qué pinta una empresa, pongamos de alimentación, opinando sobre un asunto del que no sabe nada.

En la misma línea también debe tener en cuenta que si su perfil de empresa no dijo nada en el momento de ocurrir la tragedia, puede parecer demasiado forzado salir años más tarde a la palestra.

– ¿Estoy queriendo promocionar mis productos? Si se le pasa por la cabeza aprovechar una tragedia para promocionar un bien o servicio de su pyme, mejor que se lo piense mucho antes de hacer nada, ya que lo que conseguirá con toda seguridad es que los posibles compradores huyan despavoridos ante una persona que muestra tan poco respeto por las víctimas.

– ¿Podrá una sola persona decir qué pinta éste opinando sobre este asunto? Declaraciones en redes sociales como “nuestros pensamientos y oraciones están con las víctimas” o similares son útiles cuando los comunica una persona física a través de redes sociales. Es el caso de deportistas muy activos en Twitter como Pau Gasol o Rafa Nadal, que no dudan en utilizar sus perfiles para solidarizarse con los problemas. Pero cuando ese tipo de frases salen de una empresa suele ocurrir un efecto bumerán ya que los internautas piensan que la firma lo que quiere es aprovechar la situación para mejorar su imagen de marca.

– ¿Es mejor el mensaje que quedarse en silencio? Piénselo. Si usted tiene un negocio alejado geográficamente de una zona donde ha ocurrido una catástrofe o un atentado y su actividad de negocio no tiene ninguna solución fiable que aportar es poco probable que sus seguidores se molesten si su perfil permanece callado durante ese día. De hecho, no seguir publicando nada durante las primeras horas de la tragedia quizá sea la mejor forma que tiene de que sus clientes le valoren.

De todas formas, si tras leer este post sigue pensando que debe hacer algo como empresa para acercarse a los acontecimientos, hágalo. Pero piense que quizá su acción no sea bien vista en las redes sociales.

twitter

Cinco claves por las que Twitter puede convertirse en tu mejor socio en la internacionalización de tu empresa

Twitter e internacionalización. Es probable que pocos empresarios levantasen la mano si preguntásemos ¿cuántos de ellos tienen conectadas sus políticas de comunicación en redes sociales y su estrategia de internacionalización? Pero que no sea lo habitual, no significa que no sea recomendable e incluso necesario.
Las redes sociales suele ser esa parcela dejada a los chicos de comunicación, a los que no pocas veces se les tacha de ‘pesados’ desde el resto de departamentos. Sobre todo cuando solicitan que el resto de directivos hable con algún medio de comunicación o piden con insistencia colaboración para la necesaria generación de contenidos del blog institucional.

Pero en contra de lo que pueda parecer, los ‘pesados’ deberían ser los responsables de internacionalización. Son estos últimos los que deberían exigir continuamente a los responsables de las redes sociales informes y feedback sobre lo que puede ser una nada desdeñable fuente de negocio: Twitter.

Y es que a algunos directivos les conviene tener presente que Twitter hace mucho que dejó de ser aquella red social en la que la gente hablaba exclusivamente de sus desayunos, comidas o cenas. Ahora, tal vez también lo hagan, pero la profesionalización se ha impuesto. La mejor forma de concienciarse de que esta red es clave para la estrategia de internacionalización es empezar a utilizarla. He aquí algunas claves:

1. Analiza tu competencia. Si tienes dudas de por qué Twitter es clave para la internacionalización de tu negocio, busca en esta plataforma a tu competencia. ¿Tienen cuenta? ¿A quienes siguen? ¿Quienes les siguen a ellos? ¿Cómo interactúan? Twitter es como tener un micrófono oculto en la sala de espera de tus competidores. Y eso, no nos engañemos, siempre es muy útil, porque podrás detectar empresas, proveedores, e incluso tendencias de negocio que nunca se te hubieran ocurrido entre las cuatro paredes de tu despacho.

2. Descubre el sector que quieres conquistar. A través de Twitter podrás identificar quienes son las principales empresas con las que te tendrás que enfrentar y si monitorizas su actividad podrás descubrir tendencias e  incluso problemas a los que se están enfrentando. Eso te servirá para un mejor diseño del plan de internacionalización y abordar los problemas con antelación.

3. Localiza socios, distribuidores, etc. En la mayoría de los casos exportar significa tener que tejer alianzas con socios locales. Aunque parezca una locura las redes sociales son un buen lugar para encontrarlos o al menos para verificar su credibilidad. Aquel señor tan majo que conocimos en un feria internacional y del que apenas tenemos una tarjeta puede resultar ser el timador del siglo. En condiciones normales eso sólo lo sabríamos después de haber hecho negocios con él. Pero no ocurre lo mismo ahora con Twitter. Si ha tenido problemas con antelación es muy probable que los afectados hayan diseminado esa información entre los profesionales del sector. Y seguro que algunos o muchos están en Twitter. No hay que tener reparos en preguntar abiertamente o por mensajes directos sobre la reputación de nuestros posibles socios. Es más, esa buena o mala reputación online también puede servir para seleccionar a futuros socios.

4. Cultiva tu propia reputación. Haz marca. Claro está que no todo va a ser cotilleo por tu parte. Igual que  Twitter te servirá para indagar sobre el sector, a ellos les servirá para indagar sobre tu empresa. Por eso también es muy importante no sólo tener presencia en esta red (quienes no están empiezan a ser sospechosos) sino también gestionar adecuadamente la interacción con socios, clientes, etc. que se establezca para dar imagen de seriedad y buen hacer. Eso te generará negocio por parte de empresarios que como tú están utilizando profesionalmente la red.  Pero recuerda estar en Twitter y vender no es una ecuación perfecta ni directa. La presencia en redes sociales es un proceso más del actual mundo del comercio y las relaciones profesionales. Inspírate en la filosofía del “compartir para también recibir” y al final eso generará sus frutos. Por ejemplo, si compartes buenos enlaces sobre consejos para la internacionalización eso te hará interesante para los demás usuarios y cuando preguntes por algún proveedor la gente te dará el feedback que buscas.

5. Busca prescriptores para tu negocio. Todo el mundo sabe que no hay nada como un consejo de amigo para decantarse por uno u otro producto. ¿A que sería ideal tener gente en ese país que estás intentado conquistar que hablara bien de ti? Bueno, pues por increíble que parezca conseguirlo es posible a través de Twitter. Una buena colaboración entre los responsables de internacionalización y el equipo de redes sociales permite localizar quienes son las personas o instituciones de mayor prestigio en el mundo digital de la exportación en el país de destino. Contacta con ellos, bien sea por Twitter o cualquier otro canal.

social

El ‘Social Business’ sitúa a la empresa 30 años antes

No es que la rejuvenezca, ni que la convierta en antigua. Lo que hace el ‘Social Business’ es volver al mejor momento de la relación que existía entre los pequeños negocios y sus clientes hace tres décadas. Justo cuando el mundo era más pequeño y tenderos y pequeños empresarios conocían perfectamente a los consumidores, su nombre, su familia y muchos de sus gustos y preferencias.

Una de las ventajas del ‘Negocio Social’ es que permite recuperar el poder a la marca, ya que le vuelve a dar la oportunidad de comunicarse directamente con los clientes, escuchar sus gustos y atender mejor sus preferencias. Hasta ahora era más difícil hacerlo porque entre marcas y consumidores siempre existía una importante barrera que estaba en medio, la distribución.

Aunque el ‘Social Business’ suele identificarse habitualmente con captar más seguidores y clientes (los directivos de una empresa se enfadan cuando ven que otra de la competencia tiene más ‘followers’), tampoco hay que olvidar que una buena estrategia en este ámbito puede suponer también un gran ahorro de costes en el funcionamiento de la compañía.

Pero para conseguir esta efectividad en ambos aspectos, todos los empleados deben involucrarse directamente en convertir a la empresa en un ente social, no solo los departamentos de comunicación y marketing. Y esto es algo que tienen que tener muy claro los directivos, sobre todo aquellos que todavía son partidarios de restringir el acceso de sus empleados a las redes sociales porque piensan que es una forma de que éstos pierdan el tiempo.

Y es que para que el ‘Social Business’ funcione no basta con llegar al cliente y venderle un producto o servicio. Es necesario integrar al consumidor dentro del negocio, haciendo que la empresa gire alrededor de él y de su círculo social. Es entonces cuando se consiguen cambiar muchos paradigmas e introducir a ese cliente en el círculo del negocio.

Uno de los casos de integración del cliente en un modelo de negocio que los expertos ponen como ejemplo es Zara. Esta firma de moda no se ha gastado el dinero precisamente en publicidad sino en instalar las mejores tiendas en los mejores lugares, en recoger todos los días información del comportamiento de los consumidores, de lo que se vende y de lo que no se vende. Por eso, no tiene lo mismo en todas las tiendas y desplaza colaboradores a discotecas y otros centros de ocio a los que suele acudir su público objetivo para conocer lo que le gusta a la gente y lo que no.

Otro ejemplo de empresa social es Dell. El fabricante de PCs ha utilizado muy eficazmente Twitter como herramienta de relación con el cliente, con lo que ha roto la lentitud y mala fama de los ‘call-center’, que eternizan en muchos casos la comunicación y que desatan en más de una ocasión las iras del consumidor. La apuesta de Dell por Twitter ha obligado a la compañía a dedicar importantes recursos para formar a sus empleados, ya que todos han participado en ello, eso sí los resultados han valido la pena.

El éxito de casos como Zara y Dell consiste en que se han convertido en negocios sociales, en ‘Social Business’, y en el primer caso incluso lo ha hecho antes de que existieran Facebook y Twitter. Ahora, con las posibilidades que proporciona el pleno desarrollo de las redes sociales cualquier pequeño negocio podría hacer lo mismo.

ideas

Más ideas revolucionarias para hacer buenos negocios

En el post de ayer hablamos de 7 ideas innovadoras que quedaron finalistas en la competición BBVA Open Talent 2013. Ahora nos referimos a 8 proyectos más de los que se pueden aprender muchas cosas. Entre ellas, por ejemplo, se encuentra una herramienta de micropagos a través de Twitter, un marketplace de experiencias de viaje, un servicio en la nube de contratación electrónica y comunicación segura, una plaza de mercado para el intercambio de divisas entre empresas o una herramienta que facilita a autónomos y pymes la posibilidad de aceptar pagos con tarjeta en cualquier momento y lugar.

Tuitflow. Herramienta de micropagos a través de Twitter. Con Tuitflow, puedes enviar dinero desde 0,10 a 1 euro al usuario de Twitter que elijas. Tuitflow te permite desde premiar al Twittero que te resulta gracioso, hasta participar en proyectos de crowdfunding sin comisiones y en solo tres clics.
Trip4real. Es un P2P (Peer to Peer) Marketplace de experiencias de viaje que pretende facilitar a turistas en la realización de actividades organizadas por personas locales. Estas actividades harán más auténtica e interesante, incluso más fácil y amena, su estancia en el país de destino. Se enmarca dentro de un gran movimiento global, la innovadora economía de uso compartido o Collaborative Consumption.

Traity. Mide las fortalezas de la gente para crear mercados más eficientes de personas, donde podamos encontrar a la gente adecuada para las posiciones que necesitas. Hoy en día el conocimiento y la experiencia se están volviendo mucho menos importantes que el Fit Cultural con la empresa.
Uspeak. Ha creado una metodología para aprender un idioma de una forma divertida, efectiva y menor coste. Está basada en la gamificación, inteligencia artificial y contenidos reales.

Evicertia. Es un servicio en la nube de contratación electrónica y comunicación segura que permite formalizar operaciones (por ejemplo un contrato de un producto financiero) usando simplemente el email, el móvil o un tablet, con total seguridad, trazabilidad y validez legal.

Kantox. Es una plaza de mercado para el intercambio de divisas entre empresas, es decir sin pasar por el mercado de divisas tradicional. Se trata de una solución simple, transparente y con costes muy competitivos. Kantox está regulado por la FSA y el propio Banco de España.

Pos2me. Es un innovador y revolucionario Sistema de Punto de Venta enfocado en el sector de hostelería que cambia las reglas del juego, permitiendo al consumidor interactuar con el sistema de forma social y a los establecimientos vender más y venderse mejor.

SetPay. Facilita a autónomos y pymes la posibilidad de aceptar pagos con tarjeta en cualquier momento y lugar. Han desarrollado una plataforma de pagos que permite a los clientes utilizar un pequeño lector de tarjetas inalámbrico junto a su tablet o Smartphone.

olano

Exportar puede ser decisivo para crecer

Exportar es fundamental y puede convertirse en un requisito imprescindible para crecer. Por este motivo, hemos entrevistado a Rafa Olano, Responsable de Formación en Marketing Digital en el Programa Exportar para Crecer y director de LOFT & Co.

¿Qué herramientas ofrece internet para potenciar las exportaciones de una pyme?

Internet ofrece herramientas muy eficaces y semi-gratuitas para cada ciclo de vida de cliente. En captación, poner en marcha un plan de SEO facilitará captar nuevos clientes y negocio. En conversión, tanto la venta online como los mercados electrónicos potenciarán nuestro canal comercial internacional. Respecto a fidelización, las redes sociales profesionales (Linkedin, Twitter, YouTube, etc.) permitirán mantener el “top of mind” en nuestros clientes actuales y prospects.

¿En qué consiste la “Exportación 2.0” y qué elementos necesita una pyme para aprovecharse de ella con el máximo rendimiento?

La “Exportación 2.0” es una metodología de trabajo para el / la export manager que consiste en utilizar las herramientas descritas de forma combinada. Se trata de complementar y potenciar las herramientas tradicionales en exportación (ferias, misiones comerciales, prospección de nuevos mercados, etc.) con el entorno digital.

¿Cómo se puede crear un plan de marketing internacional digital?

Primero seleccionaremos los países a trabajar. No será lo mismo crear un plan de SEO en USA (donde Google manda) que en China (donde manda Baidu). En segundo lugar, definiremos nuestra segmentación de clientes. A nivel de redes sociales, si nuestro negocio es B2C trabajaremos en Facebook. Si es un B2B trabajaremos en Linkedin. A nivel de venta online, si es un B2C podremos plantearnos vender desde Facebook, mientras que si es un B2B, quizás la venta a través de marketplaces se adapta a nuestro tipo de producto o servicio.

¿Una vez puesto en marcha, ¿cómo habría que irlo actualizando a lo largo del tiempo?

“Somos lo que medimos” dice el refrán de las redes sociales. El profesional de marketing digital internacional deberá dominar las técnicas de analítica Web para poder corregir y mejorar su Plan de Acción Digital. Las variables a medir en Google Analytics son: número de visitas y páginas vistas, país de origen, palabra clave en la búsqueda, etc. A nivel de redes sociales mediremos número de seguidores, recomendaciones de nuestros post y artículos, etc. A nivel de venta online mediremos número de pedidos, usuarios registrados, “carritos abandonados”, etc. El objetivo es entender el ROI de todo este esfuerzo y conseguir una mejora continua

¿Recomendarías alguna herramienta dígital más para el exportador?

Existen tres herramientas gratuitas muy interesantes: 1) Google Global Market Finder, perfecta para prospección de mercados, y que indica que palabras clave sectoriales funcionan en una lista de 50 países; 2) eMarket Services: es un completísimo buscador de marketplaces, ordenado por países y sectores, y 3) MailChimp, una aplicación para email marketing muy intuitiva y semi-gratuita.

Rafa Olano es Responsable de Formación en Marketing Digital en el Programa Exportar para Crecer y director de LOFT & Co. Os invitamos a ver su videosesión “Exportación 2.0” como complemento a este artículo.

name

Elige un buen nombre. Una mala selección te puede llevar a la quiebra

En un negocio se suelen cuidar todos los detalles. Pero hay un asunto que, en ocasiones, se toma demasiado a la ligera. Nos referimos a la elección de un buen nombre, tanto para la empresa como para un producto determinado. Aunque no se lo crea, los casos de buenos artículos que han fracasado por no haber seleccionado un nombre de calidad son incontables. El sector del automóvil es prolífico en este tipo de meteduras de pata. La más popular fue la del fabricante Mazda, al que no se le ocurrió otra cosa que bautizar a uno de sus modelos con el asombroso nombre de Laputa. Otros disparates similares son el Opel Manta, el Mitsubishi Pajero (sustituido por Montero, para evitar el cachondeo), el Nissan Moco, el Ford Pinto (significa pene en portugués), o el Vokswagen Jetta.

Como se puede ver, muchos errores vienen de las traducciones. Quizá un nombre suene bien en su lengua de origen. Pero su significado en otros idiomas puede generar confusiones. Obviamente todos estos vehículos mencionados en el párrafo anterior no vendieron demasiado en el mercado español. Fuera del mundo del motor, tampoco es demasiado complicado dar con denominaciones malsonantes. ¿Ejemplos? Qué tal una empresa de embutidos que se llama Morte, o una constructora bautizada como CAE, o los bolígrafos Sarasa, o los medicamentos Ymea… La lista es interminable y viene a demostrar que los fallos no viene solo de pymes, sino de multinacionales. Para evitar cometer errores como bautizar nuestra empresa como Pérez y Navarro SA, por poner otro ejemplo, es bueno tomarse con calma la elección del nombre.

¿Qué tiene que tener un nombre para triunfar?

No existe una regla válida para todos los nombres. Pero lo básico es que una buena denominación debe sonar bien y no significar nada ofensivo ni caricaturesco en todos los idiomas donde se quiera estar presente. Una vez alcanzado ese punto, no viene mal conocer unas tendencias que se están siguiendo a la hora de bautizar compañías y, después, seleccionar la que mejor se adapte a nuestro negocio o producto.

La primera tendencia es la de utilizar palabras reales. Buenos ejemplos son los de Apple, Amazon, Twitter o Yahoo. Normalmente no tienen relación con el negocio de la empresa, pero suenan bien y ayudan a la hora del márketing. Eso sí, cuentan con la dificultad de que pueden ser demasiado abstractas y que, en la actualidad, resulta muy complicado encontrar una URL disponible de un vocablo que ya exista.

Otra alternativa es la utilización de palabras mal escritas. Este fue el camino elegido por Flickr, Google o Digg. En realidad, estos vocablos correctamente escritos serían flicker, gogol y dig. Pero los responsables de estas empresas decidieron diferenciarse de la multitud. Otra ventaja de esta tendencia en nombres es que desaparecen las dificultades para encontrar una URL disponible. En cuanto a los problemas, el más importante es la dificultad para recordar este tipo de palabras.

La tercera vía seguida por las empresas en la actualidad es la de las palabras compuestas, como Facebook. La principal ventaja es la originalidad y la desaparición de los problemas con licencias y direcciones de Internet. En cuanto a los problemas, el más destacado es que en ocasiones surgen nombres demasiado largos, que no ayudan demasiado a la difusión de la empresa.

¿Última opción? Las palabras inventadas, como las utilizadas por las compañías Skype o Zynga (los autores del juego social Farmville). Aunque quizá sea la mejor opción, también es la más peligrosa, por el juego de significados que puede tener el vocablo en diferentes lenguas.

Una vez conocidas las tendencias y los riesgos de no tomarse en serio la elección de un buen nombre, sólo queda esperar que ningún emprendedor vuelva a estropear un buen negocio por culpa de la denominación elegida. El camino hasta encontrar el nombre adecuado no será fácil. De hecho, solo en España existen más de dos millones de marcas por solo 300.000 vocablos en el diccionario. Pero vale la pena no tomarse este asunto con demasiadas prisas.

5 claves para las ventas online en Navidades

Ya está aquí la Navidad y los negocios ya se han puesto manos a la obra para adecuar su imagen y oferta a este periodo de magia invernal, especialmente en Internet. Y es que con una facturación de 9.114 millones de euros, el comercio electrónico está dibujando el futuro y la forma de hacer negocios en la era tecnológica. Los españoles no sólo usan cada vez más Internet, sino que dedican más dinero al shopping online y, de esta forma, las compañías ven cómo la cesta de la compra de sus clientes aumenta, y cómo lo hacen al mismo tiempo sus beneficios.

Unos beneficios que aumentan mucho más cuando nos acercamos a las Navidades. En ese preciso instante es cuando los españoles se olvidan de la crisis y gastan el poco dinero que tienen disponible en hacer regalos. Para aprovechar estos momentos, la empresa Nominalia apunta los 5 puntos clave para preparar la tienda online de cara a las Navidades y asegurarse la mejor campaña navideña para las pymes. “Con esta iniciativa queremos contribuir al proceso de innovación del tejido económico español constituido en un 99% por pymes y profesionales”, indica Francesco Magnano, director general de Nominalia.

Los 5 puntos clave para preparar la tienda online de cara a las Navidades

1. El camino… que lleve a tu web: en Navidad, las técnicas de búsqueda de los internautas es diferente a las del resto del año. Existen una serie de palabras clave que suelen utilizarse de forma recurrente, como pueden ser “regalo Navidad”, “cupón-regalos Navidad 2012”, “ideas regalos Navidad”, “que regalo para Navidad”, “regalos Navidad empresa” o “regalos rápidos Navidad”, y que, si las tienes incorporadas, pueden ayudarte a posicionar tu web. Asimismo, es aconsejable ampliar no solamente los productos, sino los contenidos relacionados con esta festividad. Si tu blog se llena de textos con consejos de compra, tendencias e imágenes navideñas, mejorarán sin duda tus resultados en los buscadores. Por último, no olvides que los precios de AdWords se disparan las semanas previas a la Navidad.
2. Oro, incienso y mirra, porque eran los más demandados: si algo ofrece la Navidad a las tiendas es la posibilidad de explotar sus productos estrella. Los usuarios desean comprar tendencias: lo más vendido, lo más cool, lo último en el mercado. Aprovéchalo. Identifica tus Top Five y destácalos como superventas en la página de inicio para aumentar la demanda. Y una vez que estén bien localizados utiliza un sistema de venta cruzada que muestre a tus clientes otros productos relacionados con el que acaban de seleccionar para su cesta de la compra. Muchas veces merece la pena crear una “guía de regalos”. Y, tanto para facilitarle la vida al internauta como para mejorar el posicionamiento SEO, no te olvides de etiquetarlos correctamente en grupos de búsqueda como, por ejemplo, “regalos para mamá”, “regalos divertidos” o “los más vendidos”.
3. Retira las piedras del camino a los pastorcillos: aunque, por lo general, la Navidad es época de felicidad, las semanas previas pueden llegar a ser estresantes. Si tus clientes están agobiados y en tu tienda online se encuentran el más mínimo problema, perderán la paciencia y se irán a otra web. Plantéate cuál pueden llegar a ser sus dudas y resuélvelas antes de que aparezcan. Una información completa y una descripción detallada de los productos, informes de stock, periodos de entrega, vías de pago y políticas de devolución… Asegúrate de que quede todo bien explicado y evalúa la posibilidad de tener siempre a alguien disponible para atender al cliente de forma rápida y eficiente.
4. Que los Reyes Magos puedan comprar sus regalos desde Oriente: a través de Smartphones, Tablets, iPad, iPhones… Actualmente existen gran cantidad de posibilidades de acceso a tu tienda, por lo que no olvides optimizarla para los dispositivos móviles. Toma nota: las compras online a través de dispositivos móviles han aumentado en Europa un 152% durante este año y España se encuentra en la tercera posición de ventas generadas a través de este tipo de dispositivos, únicamente por detrás de los países escandinavos y Bélgica.
5. El boca a boca de la Anunciación actual: exacto, las redes sociales. Consigue aumentar la asistencia de potenciales pastorcillos a tu portal a través de la interactuación directa con ellos. Utiliza tus cuentas de Facebook, Twitter y otras redes sociales para saber qué es lo que están buscando. Inserta tus ofertas y asócialas a los botones “me gusta” o “I like” de modo que el usuario pueda compartirlo con sus amigos.

Y si aún no lo has hecho, ármate tu Belén: Si tu negocio aún no tiene página web o si tienes una idea pero no tienes conocimientos de e-commerce, no te apures, existen herramientas fáciles y sencillas de manejar, que además permiten integrar tu tienda con las plataformas de venta online más importantes, cómo eBay, para que le saques el mejor partido a tu negocio.