Entradas

redes_sociales

Nueve errores que no debe cometer en redes sociales

El social media marketing y las redes sociales

Más de 19 millones de españoles utilizan a diario las redes sociales. Además nuestros internautas están a la cabeza del mundo en cuanto al número de entornos sociales que visitan cada día, con 6,2. Mientras, nuestros vecinos europeos se conforman con 5,4 y la media mundial se queda en 4,8. Sirvan estos datos para reflejar la enorme importancia que tienen las redes para una empresa. De ahí que el social media marketing se haya convertido en una poderosa herramienta para aquellas pymes que pretendan conectar con sus clientes.

Hoy en día el plan de negocio de una empresa debe tener en cuenta las redes sociales. Es más, muchas marcas de éxito han levantado sus negocios a través del boca a boca que se originó en Facebook, Twitter, LinkedIn, Instagram o YouTube. Por el contrario, muchos emprendedores nunca han sido capaces de dar con la tecla para conectar con su público. Lo más probable es que ese empresario que no fue capaz de captar la atención del internauta cometiera alguno de los errores de marketing que detallamos a continuación y de los que todos los negocios que aspiran a ser rentables deben huir.

Diversificar los esfuerzos en las redes Sociales

En demasiadas ocasiones, los negocios, y más los que son por internet, tienden a utilizar demasiadas plataformas. Quizá una gran empresa con un inmenso equipo de marketing pueda permitirse el lujo de apostar por -además de las 5 citadas- Snapchat, Pinterest, FourSquare, SlideShare, Yelp, Flickr… Pero una pyme debe centrarse en dos o tres plataformas que se adapten a su negocio y a los intereses de sus clientes y convertirse en experto de las mismas.
Y es que el marketing en redes sociales requiere experiencia. Solo así se podrá destacar entre las 300 millones de fotos que se suben cada día a Facebook, o los 510.000 comentarios que se publican cada 60 segundos en la misma red social.

Olvidarse de los seguidores

Los seguidores son los que traen más seguidores. Ésta es una regla básica de las redes sociales. Con esta idea, olvidarte de ellos constituye un error de irreparables consecuencias. A los que nos siguen en entornos sociales hay que tratarlos como si clientes fueran. Por tanto, su interés e interactuación con nuestros contenidos debe ser recompensada, por ejemplo mediante un mensaje personal que puede incluir, o no, un regalo de agradecimiento.

Copiar a otros

Copiar tal cual la estrategia y contenidos de otra marca rival que esté teniendo éxito no es positivo para nuestro negocio. Las redes sociales están diseñadas para premiar el contenido nuevo y los usuarios lo prefieren. Por tanto, es preferible que diseñe su propia estrategia de marketing. Aunque se equivoque y haya que pulirla, es mejor que plagiar a otro.

No utilizar las estadísticas en las redes sociales

Nos guste o no las estadísticas son parte fundamental del social media marketing. Saber si un contenido es más o menos visitado por los seguidores nos da una idea de la estrategia que debe seguir la empresa para captar la atención del internauta. Por dicho motivo, ignorar lo que los números reflejan hace que sea muy complicado elaborar una estrategia correcta con la que mejorar el impacto de nuestros contenidos.

Desconocer a nuestro cliente

Si el emprendedor desconoce cómo es su cliente en las redes sociales y qué es lo que puede interesarle no será incapaz de desarrollar un marketing digital adecuado. Incluso podrá equivocarse a la hora de seleccionar las redes a las que dedicar sus esfuerzos.

No aprovechar el potencial del vídeo

El 60 por ciento de los expertos en redes sociales destaca que el vídeo es fundamental para incrementar el impacto de los contenidos. Su indudable atractivo para la audiencia hace ineludible la utilización a la hora de elevar el conocimiento de la marca en entornos sociales.

Considerar que la estrategia en todas las redes sociales es la misma

Cada red social es diferente y lo que funciona en una puede no hacerlo en otra. Hay que valorar que los internautas utilizan diversas redes para encontrar contenidos diversos. Si no, ¿para qué iban a tener en su smartphone las diferentes aplicaciones de las diversas redes?. Es evidente que si una empresa utiliza el mismo contenido en todas estas redes sin adaptarlo mínimamente a las mismas estará llevando a cabo una estrategia equivocada.

Crear un equipo demasiado amateur

Es habitual considerar que los más jóvenes son los mejor preparados para crear una estrategia adecuada de marketing en redes sociales. Este tipo de decisiones refleja que la firma no desarrolla una apuesta digital profesional. Muy al contrario, destacar en el mundo de internet exige de la elaboración de planes trabajados y concienzudamente medidos. Solo así se podrán tener posibilidades de éxito.

Centrarse exclusivamente en aumentar la cantidad de seguidores

Es cierto que un objetivo es lograr aumentar el número de seguidores de la empresa. Pero es conveniente no olvidar que, en el caso de las pymes, es preferible una pequeña y sólida base de fieles clientes que derrochar esfuerzos en captar seguidores momentáneos logrados a base de realizar publicaciones de pago. Un emprendedor debe valorar lo que le resulta más interesante para su negocio.

Snapchat_Logo

Snapchat, imprescindible en cualquier plan de empresa

Snapchat_LogoCuando se habla de cómo aprovechar las redes sociales, los consejos casi siempre se quedan en Facebook, Twitter o, como mucho, Instagram. Se deja de lado otras plataformas que pueden ser muy beneficiosas, especialmente para las pymes. Uno de los entornos sociales que suelen ser eternamente obviados es el de Snapchat. Quizá que su público se base sobre todo en los países anglosajones sea uno de los motivos que lleve a olvidarse de esta plataforma. Otro motivo puede ser que estemos ante la aplicación preferida de los jóvenes.

 

Sea por la razón que sea, el caso es que no prestar atención a la red social que más ha crecido en los últimos años es un error que debemos solucionar. Y es que Snapchat es una de las herramientas más potentes y baratas que existen para llegar a los consumidores y acercarles la marca. Su propia idiosincrasia basada en imágenes y vídeos que, tras un visionado de un máximo de 10 segundos, se destruyen para siempre es ideal para acercar contenidos específicos, respetar la privacidad de los usuarios y obtener excelentes resultados.

 

Pero, antes de pasar a explicar los pasos que debemos llevar a cabo para que nuestro plan de empresa se favorezca de Snapchat, es importante tener en cuenta estos datos. Esta red social basada en imágenes fue creada en 2011. Cada día se ven más de 5.000 millones de vídeos y una media de 9.000 fotos por segundo, cuenta con más de 100 millones de usuarios, de los que más del 60% generan contenidos; el 5% de los selfies que se hacen se comparten en Snapchat y, lo más importante, más del 60% de los jóvenes con edades comprendidas entre 13 y 34 años la tienen instalada en sus smartphones. Esto hace que el valor de esta compañía supere a día de hoy los 16.000 millones de dólares y sea objeto de deseo de firmas como Facebook, que ya intentó hacerse con ella hace un tiempo sin éxito.

 

Como se puede ver su audiencia es gigantesca y no deja de crecer, lo que la convierte en primordial en cualquier estrategia de marketing online que se precie. Pero, ¿cómo aprovechar Snapchat? A continuación, las respuestas.

 

Ideal para dar a conocer actos o eventos

La NBA utilizó esta red social durante el fin de semana de las estrellas, acercando a la afición otros aspectos de los jugadores que iban el All-Star Game. También fue la herramienta preferida a la hora de promocionar el concurso de mates. Así acercó el evento a todos los públicos. Por tanto, una buena imagen o un vídeo efímero (recordemos que lo que se cuelgue se destruye a los 10 segundos) puede ser ideal si nuestra empresa realiza cursos, seminarios o cualquier tipo de actos.

 

Idónea para acercar la marca a los consumidores

Si estamos interesados en una clientela joven hay pocos caminos mejores que conquistarlos a través de Snapchat. Así lo hace, por ejemplo, McDonald’s que creó vídeos de 10 segundos de duración en los que reflejaba cómo la marca era capaz de enamorar hasta  a los peores enemigos. Se trató de una campaña diferente a lo visto hasta el momento que les dio buenos resultados.

 

Perfecta para emprendedores

Una de las características de esta app es su simpleza. Hablamos de que subir una imagen y ponerle un texto de un máximo de 30 caracteres, que es lo que permite, es suficiente para disponer de un contenido viralizable. Esto hace que no se necesiten ingentes equipos comerciales para idear una estrategia. La creatividad es lo único que se necesita.

 

Interesante a la hora de anunciar novedades

Imagine lo que puede suponer que decenas de miles de personas comenten sobre un producto o servicio que usted presentará en breve. Se trata de una publicidad que no tiene precio. Pues bien eso se puede lograr con esta red social. Basta una imagen de una posible novedad para que los usuarios por sí mismos generen el debate.

 

Enseñar la otra cara de la empresa

Todas las empresas, independientemente de su tamaño, tienen la obsesión de acercar lo que hacen al consumidor. Snapchat es muy interesante en este sentido. El estilo desenfadado de la misma, y de sus usuarios, deja más libertad a la hora de mostrar las tripas de la compañía. También es un buen canal para dar a conocer la cultura de la empresa. Eso sí siempre desde un punto de vista gráfico y con elevadas dosis de sentido del humor.

 

Una buena forma de comprobarlo es dejar que los empleados utilicen la cuenta corporativa de Snapchat durante un día. De esa forma se generará un contenido diferente, que tendrá más posibilidades de viralizarse.

 

Mejorar el servicio de atención al cliente

Durante el último Black Friday, la firma Amazon utilizó Snapchat para adelantar ofertas a sus seguidores. Además se sirvió de esta vía para resolver dudas sobre las compras o la devolución de los productos. ¿Por qué emplear esta red en vez de Facebook o Twitter para los servicios de atención al cliente? Pues porque se reserva la privacidad del usuario. Al tratarse de mensajes que desaparecen a los pocos segundos, no permanece ni el nombre ni el contenido en Internet. Este detalle es primordial en una sociedad cada vez más preocupada por su privacidad en la red.

 

Primordial a la hora de los descuentos, cupones, etc.

Una encuesta realizada en Estados Unidos revelaba que el 58% de los estudiantes compraría un producto si éste les llegaba a través de un cupón descuento en Snapchat. Este dato demuestra que estamos ante una de las mejores formas de lograr aumentar las ventas a través de ofertas y promociones.

 

Así lo atestiguan ejemplos como el de la enseña de yogures 16 Handles, que lanzó una campaña dirigida a sus seguidores en la que les pedía que compartieran imágenes de ellos mismos consumiendo algún producto de la compañía. A cambio, les mandarían un cupón a canjear en su próxima compra. Pero ojo, no olvidemos el tema del tiempo. Si se quería disfrutar del premio había que enseñar el cupón solo en la tienda para que no se destruyera a los 10 segundos, como todos.

 

Todos estos casos demuestran que cualquier plan de empresa de un emprendedor no puede dejar de lado a Snapchat. Sus imágenes y vídeos con fecha de caducidad son una herramienta perfecta para obtener jugosos beneficios. Y, de momento, todo tiene un coste cero.

 

Imagen Wikipedia

seguridad_industrial

Aprende a incrementar la seguridad industrial de tu negocio

La principal preocupación de un emprendedor es lograr que el negocio sea rentable. Esto le obliga a centrarse en determinadas tareas y dejar de lado aquellas que considera menos importantes. Una de las áreas que suele caer en el saco del olvido es la de la seguridad informática. El motivo es simple: ninguna pyme se cree que tiene la importancia necesaria como para sufrir un ataque. Craso error. Nadie está a salvo de las ciberdelicuencia. Cualquier negocio, por muy insignificante que sea, está expuesto a recibir un asalto, que acabe con el robo de documentos y secretos importantes. A pesar de ello, dos tercios de las firmas que permiten, entre otras cosas, el teletrabajo no cuentan con protección alguna.

 

Un camino sin obstáculos es el que recorren muchos hackers a los que no les cuesta nada asaltar la web, la red social, o la nube de cualquier compañía. Para evitarlo, existen infinidad de métodos para incrementar la seguridad industrial de una compañía y protegerse de la violación de los datos. El más sencillo de todas, y que no obliga a pasar por caja en ningún momento, consiste en utilizar la doble verificación. Esta protección elimina el problema de las contraseñas únicas y expuestas, que suponen un hilo conductor para las violaciones de datos. Y es que una vez que un ladrón consigue una clave y accede a una cuenta, su compañía puede darse por acabada.

 

Gracias a la doble identificación, a un usuario no le basta con introducir una contraseña. Necesita llevar a cabo un segundo paso que consiste en escribir un código único que se envía al smartphone particular. También existe otro sistema basado en una aplicación que genera ese  número secreto extra. Este método le complica mucho la vida a cualquier hacker. El motivo es que esta segunda barrera cambia cada vez que se pretende iniciar una sesión nueva.

 

Pero, cuidado. Esta herramienta tampoco es infalible. Es más, existe malware (el más conocido es Hesperbot, que afecta especialmente a la banca) que es capaz de burlar este tipo de protecciones. Su método es engañar al usuario logrando que se descargue una aplicación falsa en lugar de la real, que es la que en algunos casos se utiliza para recibir la segunda verificación. A pesar de ello, no se puede negar que un emprendedor y su negocio estarán mucho mejor protegidos con esta capa adicional de seguridad.

 

Una de las grandes ventajas de la verificación al cuadrado es que está incluida en la mayoría de las aplicaciones que las pymes (y los particulares) suelen utilizar. Ponerlas en marcha en muy simple. Empecemos por las redes sociales.

 

Facebook, Twitter, Linkedin.
Para activarla en la red social creada por Mark Zuckerberg basta con pulsar en la flecha que indica hacia abajo de la parte superior derecha de la página. Luego ir a configuración  y hacer clic en seguridad. En el menú que se despliega se pueden configurar todos los detalles relacionados con la protección de la cuenta.

 

En Twitter, esta opción tampoco está muy escondida. Basta pulsar en la imagen que hayamos utilizado como perfil. A continuación se hace clic en configuración. Finalmente en el menú de la izquierda se pulsa sobre seguridad y privacidad. La primera opción que nos da – verificación de inicio de sesión– es la que hay que utilizar en caso de querer añadir un teléfono móvil donde se nos enviará el segundo código de activación. El método es parecido en Linkedin. Pulsar en el avatar, acudir a cuenta, entrar en gestionar configuración de seguridad y directamente se nos preguntará si queremos activar la verificación en dos pasos para el inicio de sesión.

 

Presencia digital de la empresa

En la actualidad, es casi imposible encontrar a algún internauta o empresa que no esté dado de alta en Google, Yahoo, Microsoft o Apple. Con una sola clave se accede a un amplio abanico de posibilidades, que incluyen cloud, correo electrónico, etc. Como no podía ser de otra forma, todas estas firmas incluyen la doble opción de seguridad para evitar el secuestro de archivos. El método es similar al de las redes sociales. Basta pinchar en los avatares o en los iconos de ajustes de la cuenta para acceder al apartado de seguridad desde donde se podrá activar la protección extra. Un caso especial es el de Google, cuyo sistema es muy sencillo pero exige acudir a la página   google.com/2step. Una vez allí se puede comenzar el proceso sin más complicaciones.

 

Métodos de pago como PayPal también la incluyen. Y lo mismo pasa con discos duros virtuales como Dropbox. En general, toda firmas de Internet medianamente importantes se ha tomado en serio el tema de proteger a sus clientes de la ciberdelincuencia. Los asaltantes no se detienen ante nada y buena muestra de ello fue un ataque contra el juego online World of Warcraft. Los hackers crearon una réplica exacta de la página en la que se descargaba el troyano.

 

A pesar de que no hay nada infalible, duplicar nuestra protección en Internet es fundamental para salvaguardar la seguridad industrial y los documentos de más valor. Como es de esperar, este método no es necesario seguirlo en toda nuestra presencia digital. Pero sí en aquellos lugares donde guardemos información importante. También es imprescindible duplicar las contraseñas en el caso de ser una pyme que apuesta por el teletrabajo. De esa forma se podrá conseguir ahorrar en oficinas y mantener alejados a los enemigos de lo ajeno.

twitter_méxico

México, un buen mercado para Twitter

En México existe una oportunidad de negocio superior a los 1,000 millones de dólares a través del mercado de publicidad digital, dice Twitter, y con una estrategia centrada en las alianzas con marcas, cadenas de televisión y creadores de contenidos, la firma buscará saciar su “hambre” de crecimiento en el país. Recientemente, la red social Twitter arrancó operaciones oficialmente en México, uno de sus 10 mercados más importantes a nivel global, con la apertura de oficinas y un equipo local para el país de 25 personas. La huella de Twitter en el país ya representa un importante potencial de alcance.

De acuerdo con cifras de la misma compañía, el 66% de los internautas mexicanos visitan Twitter todos los días, es decir, alrededor de 35.6 millones de usuarios si se toman como referencia los 53.9 millones de internautas que contabilizó la Asociación Mexicana de Internet (Amipci) para el 2014.

Pero esta cifra también representa un desafío al considerar que la penetración de internautas en el país es del 45% respecto a los 119.7 millones de habitantes que existían en el 2014, de acuerdo con los cálculos del Consejo Nacional de Población (Conapo). Una de las piezas en la estrategia de Twitter es impulsar la conectividad y el acceso a la plataforma con iniciativas que puedan llegar a la población que aún no está en línea. Carlos Moreira Jr., director de medios para Twitter Latinoamérica recordó que la compañía adquirió a inicios de año la firma Zipdial, por 30 millones de dólares, para justamente implementar esta tecnología para dar acceso a Twitter a través de los mensajes cortos a través de los móviles.

El crecimiento del mercado también tiene su lado tecnológico. El mes pasado, Twitter compró la firma de inteligencia artificial Whetlab para crear una curaduría personalizada a los usuarios de los más de 1,000 millones de tweets que se envían cada dos días. De esta forma, analizar y mostrar contenido que sea relevante tanto para usuarios, como permitir a las marcas llegar a las audiencias correctas.

Twitter, lejos de querer robar presupuestos publicitarios a los medios tradicionales, quiere convivir con ellos. La clave para lograrlo está en los móviles. La compañía asegura que en México, el 74% de sus usuarios utilizan Twitter desde su dispositivo móvil, y para el 62% representa su principal medio de acceso. “El 69% de los usuarios conectados en Twitter también están en televisión. El usuario de Twitter permanece en sintonía en más tiempo, dos veces más que los usuarios que no están conectados con la televisión. Si la audiencia está con Twitter en una mano y con el control remoto en la otra mano, está interactuando y produciendo contenido”, explicó. De acuerdo con proyecciones de eMarketer para el 2019, el gasto en publicidad digital móvil representará el 25% del total de la inversión publicitaria en México al sumar 1,700 millones de dólares.

Esto representará un crecimiento de 336% respecto a los 390 millones de dólares que se proyectan para el 2015 de inversión en publicidad digital móvil.

Los cálculos de eMarketer proyectan que la industria total publicitaria tendrá un valor de 5,320 millones de dólares al cierre del 2015, lo que representará un crecimiento de 7.7% respecto al año anterior. De este monto 1,270 millones de dólares corresponderán a plataformas digitales, monto que refleja un crecimiento anualizado de 27 por ciento.

coraje

Apuesta por una estrategia multilingüe en medios sociales si quieres exportar

Imaginemos por un momento que una empresa española ficticia llamada Invernalia Soluciones, dedicada a la fabricación de estufas, ha decidido empezar a exportar a través de la Red sus productos, con destino a Francia y Portugal. Una vez resueltos los aspectos burocráticos y logísticos, que no abordaremos en este artículo, a Invernalia Soluciones le falta afrontar un tercer elemento: el marketing online.

 

Ofrece tu sitio web corporativo en varios idiomas

 

Si piensan que el primer paso a dar en este ámbito es el de establecer la estrategia en las redes sociales, vuelvan a pensarlo un momento: una de las principales razones por las que una organización debe tener presencia en las mismas es la de atraer tráfico a su sitio web corporativo. De modo que el primer paso que deberemos dar será el de adaptar dicha web al nuevo público que deberá recibir. Y eso pasa por hacerla multilingüe.

 

Según la estructura previa de nuestra web, dicha tarea puede pasar por crear varias subwebs diferenciadas (una por cada idioma), dando la opción al usuario de pasar desde una a otra, o bien crear una misma estructura multilingüe que muestre automáticamente un idioma u otro dependiendo de la preferencia del usuario. Esto puede ser especialmente sencillo si usamos en nuestra web el CMS (siglas en inglés de ‘sistema de gestión de contenidos’) más usado de Internet: WordPress.

 

Este CMS nos ofrece varios plugins que podremos usar para ofrecer de forma cómoda y transparente nuestra web a diversas comunidades lingüísticas: qTranslate, WPML y Polylang. Cada cual tiene sus pros y sus contras, y la elección deberá depender de las características de nuestra web.

 

Eso sí: con independencia del CMS que decidamos usar, debemos huir siempre de las traducciones automáticas. SIEMPRE. Una web que apueste por este sistema dará siempre mala imagen a los clientes, por no mencionar los malentendidos que una ‘traducción’ así puede generar a la hora de éstos intenten adquirir nuestros productos o servicios.

 

Ahora sí, establece una estrategia multilingüe en las redes sociales

 

El siguiente paso son Twitter y Facebook, pero la dinámica y posibilidades de cada una de estas redes es absolutamente diferente:

 

  • Twitter: Su característica más positiva (la sencillez) se torna rigidez a la hora de buscar maneras de dirigirse a un público multilingüe… obviamente, tuiear en varios idiomas en una misma cuenta no es la mejor opción, por lo que habremos de crear nuevas cuentas monolingües para  cada uno de los nuevos idiomas con los que queramos trabajar. Así, Invernalia Soluciones debería añadir @Invernalia_FR e @Invernalia_PT a su listado de cuentas corporativas. Aunque en este caso no es necesario, por la cercanía entre los 3 países, deberemos tener en cuenta los husos horarios para no tuitear cuando nuestros usuarios estén durmiendo: sería mala idea -idiomas al margen- que el mismo community manager que gestiona la cuenta en español fuera el responsable de @Invernalia_JP (de Japón).
  • Facebook: La red de Marck Zuckemberg es la otra cara de la moneda, puesto que los gestores de fanpages pueden localizar todo el contenido estático (nombre, imagen de cabecera) y las publicaciones de la misma. Así, podremos ofrecer mensajes distintos a nuestro público español y francés, cada uno en su propio idioma (y sus propios precios, y ofertas, etc).

Otras redes: No todas las redes son igual de populares en todos los países, y eso es algo a tener muy en cuenta si algún día Invernalia Soluciones da el salto a Rusia (donde Facebook no tiene nada que hacer frente a VKontakte) o a China (lo mismo, con WeChat). En estos casos, podemos elegir nuevos canales dedicados en exclusiva a alguno de nuestros nuevos públicos.

 

 

photo credit: Courage via photopin (license)

webmaster

10 claves para contratar a un buen webmaster

Para las pymes, contar con un experto web es fundamental. Normalmente esas personas se encargan del diseño de la página, la optimización para los buscadores (SEO) y el mantenimiento diario del sitio. Es decir, son trabajadores multitarea, y pieza clave en el entorno online de la compañía, junto al Community manager.

 

Por la importancia de su desempeño, estamos hablando de personas de una importancia capital para el negocio. Lo que nos lleva a formularnos la siguiente cuestión: ¿Cómo encontrar a alguien en el que se pueda confiar para que sea capaz de llevar a cabo con éxito todas esas tareas? Para encontrar la ansiada respuesta, nada mejor que hacerle estas 10 preguntas fundamentales a todo candidato que entreviste.

 

– ¿Dónde puedo encontrar ejemplos actuales y pasados de su labor?
Todo buen candidato con experiencia en su campo debe compartir con celeridad los enlaces dirigidos a labores realizadas con anterioridad, que demuestren sus capacidades. Si se encuentra con alguien que guarda en secreto sus experiencias mejor no seguir adelante. Pero si la persona en cuestión no tiene inconveniente en enseñarle lo que ha hecho, estupendo. Es un punto de partida perfecto para hablar de cuestiones más técnicas, como programación en HTML5, Unix, JavaScript, o la gestión de una base de datos.

 

– ¿Me puede dar el nombre de sus clientes?
Todo candidato a convertirse en webmaster de nuestro negocio tampoco debe rehusar entregarle información para que usted contacte con sus antiguos empleadores. De esa forma se hará una idea más clara de las actitudes y de los problemas, si los hay. El mero hecho de compartir dicha agenda ya es una buena señal para usted.

– ¿Cuál es su página favorita y por qué?
Esta respuesta puede revelar mucho sobre el sentido con el que un webmaster trata temas como la marca, el diseño, la interacción con los clientes, etc. Así podrá saber si comparten la misma visión sobre la situación de su pyme en el mundo online.

– ¿Qué tecnología y en qué plataformas pretende trabajar en mi sitio tanto para la edición, diseño y contenido del mismo?
Un buen empleado debe ser capaz de describirle las principales herramientas que existen en su campo. Y explicarle de forma clara las ventajas e inconvenientes de cada una de ellas. No es lo mismo incluir un blog en la página mediante WordPress o Drupal o programarlo desde cero. Quizá usted no acabe de comprender todo lo que dice el entrevistado pero al menos podrá hacerse una idea de sus conocimientos.

– ¿Qué hará para optimizar mi sitio web de cara a los motores de búsqueda?
Los candidatos deben ser conocedores de herramientas y técnicas SEO capaces de mejorar el ranking en los buscadores más habituales. Y si hablamos de España, casi todo se reduce a que Google sepa que existimos. Por tanto, no olvide añadir que le demuestre su experiencia en Analytics para realizar un seguimiento de las estadísticas del tráfico en la web y del comportamiento de los usuarios.

– ¿Qué se le pude añadir a la página?
Un site estático está muerto. Así de sencillo. Si se quiere tener éxito en entornos digitales hay que darle al cliente lo que éste quiere. Quizá se trate de incluir vídeos, animaciones flash, o más presencia en redes sociales más allá de los clásicos Facebook y Twitter. Da igual, lo importante es que usted se asegure de que el candidato es capaz de añadir cualquier elemento que demanden los usuarios.

 

– ¿Cómo podemos evitar ser atacados por un hacker?
La seguridad en Internet es fundamental. Quizá usted pueda pensar que no habrá nadie lo suficientemente desquiciado como para perder el tiempo tratando de tirar abajo su portal. Se equivoca. Cualquier página está en constante peligro, por lo que el webmaster debe saber qué hacer ante los accidentes que ocurran en la web. Averigüe cuál es la política que pretende seguir en este campo, con preguntas como la frecuencia con la que hará una copia de seguridad del contenido, cómo protegerse contra el phishing, el robo de datos y la ejecución de archivos maliciosos para el sistema. Todas estas cuestiones son fundamentales y más aún si lo que se pretende es crear una tienda online, donde los internautas dejarán datos personales. ¿Cómo proteger esa información? ¿Cómo hacer una pasarela de pago fiable?

 

– ¿De dónde sacará los textos, las imágenes, los vídeos  y los códigos del site?
Todo webmaster debe tener presente que cualquier elemento que utilice puede estar protegido por  derechos de autor. Si se pasa por alto esta cuestión, la empresa se puede estar metiendo en problemas que no espera. Por eso, no se olvide de poner este tema en la mesa a la hora de la entrevista.

 

– ¿Quién es el dueño de la web?
Lo lógico es pensar que el emprendedor y propietario de la compañía también lo es del dominio y de todo lo que éste contiene. Pero en muchos casos, especialmente en los que los trabajos de Internet se encargan a empresas externas, puede haber problemas. Todos estos asuntos hay que tratarlos antes de firmar nada si no se quiere encontrar con sorpresas desagradables en el futuro. Si no se cuida quizá usted sea el propietario del dominio pero no del diseño.

– ¿Cuánto cuesta todo?
En Internet, como en otros sectores, surgen problemas. Muchas veces son reales pero otras no. Ante el desconocimiento de los emprendedores, muchos expertos en la materia suelen exagerar la dificultad de los trabajos (en tiempo o en honorarios) para cobrar más. ¿Solución? Dejarlo todo claro y por adelantado.

jefe

¿Cómo puedo mejorar mi trabajo en 2015?

Nada cambia. Todos los años comienzan con los mismos rituales. La sociedad se ha acostumbrado y hay cosas que nunca fallan. La más habitual es la de pedir un deseo, o varios, para ese año que acaba de nacer. En el caso de los emprendedores, muchas veces lo que se anhela es una sola cosa: ser un emprendedor mejor y ser capaz de convertir el sueño de la aventura empresarial en realidad.

Lograr alcanzar esa meta no es tarea sencilla. Pero desde aquí le vamos a ofrecer cinco sencillas acciones que debe llevar a cabo todos los días para que cuando lleguemos al 31 de diciembre de 2015 podamos asegurar que hemos alcanzado el objetivo. De esa forma, entonces podremos soñar con otras aventuras más ambiciosas, como la de salir al exterior.

– Gaste un poco de tiempo en usted mismo.
Lo normal entre los empresarios es no tener tiempo para nada. El trabajo absorbe y cosas tan importantes como la familia o los amigos se olvidan. Eso es un error y no le ayudará a convertirse en un empresario mejor. Por tanto, y aunque pueda sonar extraño, recorte una hora o dos todos los días de su trabajo y hágase un buen regalo. El que usted quiera, dedique más tiempo a la familia, salga a correr, haga yoga, vaya al cine… Lo que haga falta hasta conseguir que la empresa no le ocupe las 24 horas del día.

– Póngase metas cada día.
Para las sociedades del norte de Europa, los latinos tenemos fama de poco trabajadores. Eso no es cierto. Lo que sí es real es que somos menos organizados y perdemos mucho tiempo en poner en orden las cosas. Para evitar que eso ocurra, cada mañana hay que ponerse unas metas, anotarlas y tratar de llevarlas a cabo a lo largo de la jornada laboral. Utilice la libreta de toda la vida o una tablet. El método da igual con tal de lograr que cada minuto de trabajo sea productivo. En el caso de un emprendedor, esta característica es todavía más importante, ya que su perfecta planificación diaria repercute en el rendimiento global de cada empleado y de la compañía.

– Saber qué ocurre en su negocio.
Las oportunidades llegan pocas veces. Y es una pena perderse alguna de las mejores porque no sabíamos que podía convertirse en un éxito. Para evitar que esto pueda ocurrirle, es importante estar al día de lo que ocurre en el sector en el que nos movemos. Suscríbase a una publicación especializada, siga Twitter o cualquier blog especializado. El método es indiferente pero trate de conocer todos los días la actualidad en su campo de actuación. De esa forma nunca perderá el tren de nada y quizá termine el año siendo pionero en un nicho de mercado que ha conocido por el mero hecho de estar informado.

– Utilice las redes sociales.
Un buen empresario debe estar al día en las redes sociales. Hace unos años quizá se podía pensar que eran menos importantes de lo que parecía. Ya no.  La realidad manda y Facebook, Twitter y compañía son fundamentales para la imagen de marca de cualquier firma. La necesidad  obliga y a usted le toca ponerse al día en todo lo que esté relacionado con su web, blog y canales sociales. Su mundo online debe funcionar a las mil maravillas, ya que muchos clientes potenciales vendrán a través de ese camino. Y si no les gusta lo que se encuentran no tendrán escrúpulos en dañar la imagen de su negocio con sus comentarios.  Por el contrario, los medios sociales son una excelente manera de promover y comercializar su negocio, así como de acercarse a los internautas que residen en otros países.

– Mejore su agenda.
Si la importancia de las redes sociales no admite discusión, la de los contactos tampoco. Disponer de una buena agenda es clave para la consecución de muchas estrategias de negocio. Ser capaz de hacer networking puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso. Así que conserve diariamente un tiempo a cultivar y a ampliar las relaciones. Será en su propio beneficio y nunca se arrepentirá de las horas que ha dedicado a este tema.

SOCIAL MEDIA

Las claves para que las redes sociales ayuden a incrementar la facturación del negocio

SOCIAL MEDIAUn reciente estudio de la consultora Shareaholic se basó en la evaluación a más de 300.000 páginas webs de empresas. Su objetivo era ver qué porcentaje de visitantes de las mismas provenían de las redes sociales y cuál era el que el llegaba por otros caminos, como Google. A la conclusión a la que llegaron fue que un porcentaje de alrededor del 30% de tráfico con punto de partida en Facebook, Twitter y el resto de medios sociales era una buena media. Si se estaba por encima, las cosas se hacían muy bien en el site. Si, en cambio, la firma estaba muy lejos de ese 30% estábamos ante una señal inequívoca de que se necesitaban cambiar muchas cosas en la estrategia en redes.

 

Si usted está en este último grupo, seguro que le interesará esta serie de consejos diferentes a los habituales, que ofrecen los expertos para incrementar el volumen de visitantes sociales a nuestra web. Y si ya está por encima, pues quizá descubra algo que le ayude a mejorar todavía más. Sea como fuere, lo que está claro es que estos trucos le ayudarán a convertir al visitante social en una fuente de ingresos para su negocio.

 

– Cree tweets personalizados. La propia idiosincrasia de Twitter provoca que muchos tweets se pierdan y se olviden, ya que todos se parecen mucho entre ellos. Una forma de evitarlo es utilizando un formato definido en cada uno de sus mensajes. La mejor forma de conseguirlo es entrando en páginas que contienen símbolos que se pueden copiar y pegar en cada uno de los mensajes. Una de ellas es iEmoji,com. Pero existen muchas más. Es una forma diferente de llamar la atención.

– Haga mensajes más largos. La popularidad de redes sociales como Twitter ha llevado a muchos a creer que el resto de plataformas no son de interés. Eso es un error. Si Twitter, con sus 140 caracteres, no permite profundizar, acuda a otras como Google+ que estimula la conversación y permite comenzar la misma con un speech más largo.
– Aproveche los grupos de Facebook. En muchos casos, el alcance de Facebook no compensa el esfuerzo que requiere. Pero esto es una sensación que tienen muchos cuando trabajan con el típico perfil. Para tener éxito en una estrategia empresarial en Facebook es importante aprovechar la característica de crear grupos. De esa forma se segmentará la clientela y a cada uno de se le ofrecerá la información que quiere ver en su ordenador, o en sus dispositivos móviles.

– Inserte un botón de compra en Facebook. No sea tímido. Arriesgue y aproveche algunos mensajes para enlazar directamente a su tienda virtual y fomente así el tráfico y las posibilidades de aumentar ingresos.
Haga mercado enlazando las redes sociales. No se centre en una sola plataforma. Convierta a los fans de Facebook en seguidores de Twitter, o en contactos de Linkedin o Google+. Por eso, usted debe estar compartiendo información en todas las redes sociales, que puedan originar ingresos al negocio. Requiere tiempo, pero a la larga es beneficioso.
Alcance el corazón de sus seguidores. Si una empresa consigue atravesar la muralla del internauta y penetrar en sus emociones se habrá ganado un cliente para toda la vida. Por tanto, vuelva a arriesgar y hable de cuestiones que quizá no estén directamente entroncadas con su razón social pero que pueden interesar a la gente que mira activamente su perfil en las redes sociales.
Aproveche contenidos de sus clientes. Si tiene la suerte de encontrar un mensaje o una imagen en la que un cliente se identifica con la empresa, pida permiso y utilícelo. De esa forma contará al resto lo que su marca representa para algunas personas.
Arriesgue. Existe un refrán español que dice que el cementerio está lleno de valientes. Pues bien, eso puede estar muy bien para la vida real, pero en el mundo social, ir a lo seguro no sirve para nada. Por tanto, no se olvide de tomar algunos riesgos calculados en su apuesta por las redes sociales.

No se calle nunca. Si usted recibe una crítica de un usuario no se oculte. Salte a la pista y conteste a esa persona de la mejor forma posible. Será un forma de contar a todos que su empresa está compuesta por gente de carne y hueso, y no por robots.

Intente ser positivo. Puede que muchos contactos suyos estén enzarzados en una agria discusión sobre un tema de actualidad que les interesa. En ese caso, su empresa también debe participar pero tratando de dar el punto de vista positivo (siempre que sea posible) sobre el tema en cuestión.
Cuidado con los famosos. Para el 99% de los emprendedores que una celebrity hable en las redes sociales sobre los beneficios de los productos o servicios de su negocio es como acertar los seis números de la Lotería Primitiva. Pero no siempre es así. Por tanto, asegúrese que ese famoso concuerda y cae bien a sus clientes. Si piensa que puede ser polémico, obvie el comentario y no saque beneficio del mismo.

Cree un equipo. Parece de lógica, pero las redes sociales no pueden ser ese extra al que el emprendedor se dedica en sus escasos ratos libres. Para tener éxito en este campo hay que crear un equipo y darle unas directrices claras para atraer a los internautas y lograr que alguno compre.

mundosm

Marketing internacional y redes sociales. Encuentra la combinación perfecta

Siempre que hablamos de marketing internacional comenzamos por puntualizar un tema clave: no se puede reproducir la estrategia aplicada en España en el resto de países. Partiendo de esta premisa la situación se complica mucho más cuando abordamos el tratamiento internacional de las redes sociales.

Y es que, aunque cueste creerlo, Twitter, Facebook, Linkedin, etc a pesar de su importancia no tienen el mismo dominio ni la misma implantación en todos los países del mundo, a veces ni siquiera las mismas reglas de juego.

Por eso hay una serie de cautelas a la hora de elaborar el plan de exportación en el apartado de redes sociales.

 

La primera, descartar la presencia en redes sociales en aquellos países en los que no se tiene presencia física. Esta premisa está fuera de dudas cuando la actividad de la empresa y de sus prestaciones es física. Carece de sentido realizar un esfuerzo de marketing de cualquier tipo si luego, los clientes no tienen la capacidad de pasarse por la tienda a comprar o disfrutar de sus servicios de forma fácil y accesible. La decisión se complica algo más cuando quien debe tomarla es una empresa de comercio electrónico o que, aún prestando servicios, busca clientes en todo el mundo. Podría ser el caso de un resort de lujo, por ejemplo. En general, la recomendación de los expertos es que la presencia en redes sociales debe ser un complemento a la actividad física de la compañía y gestionarse desde el lugar en el que se van a prestar los servicios.

 

Estudiar las redes más potentes en el país que se quiere conquistar y calibrar esfuerzos es la segunda de las premisas del marketing internacional. Puede parecer una aberración no estar en Twitter. Pero si esa red social apenas tiene seguidores en China, por ejemplo, lo más sensato será descartarla y apostar por Weibo, el Twitter chino que siguen 400 millones de usuarios.

 

Generar contenido específico. Una vez seleccionadas las redes que mejor se adaptan a la estrategia de la compañía, hay que generar contenido específico. En más ocasiones de las deseables, se establece la creación de un único contenido para todos los idiomas de una red social. Se hace la traducción y se distribuye cada uno por el canal adecuado. Error. Cada país debe tener unos contenidos únicos o al menos, muy adaptados a la idiosincrasia local. Y eso sólo se consigue con una política: la gestión local.

 

Gestionar las redes de forma local. Tuitear o redactar un blog implica hacer referencias continuas a la realidad que viven los seguidores y si eso se hace desde otro país (aunque los editores, redactores, o gestores de las redes tengan el mismo idioma) se pierde sensibilidad. Para ello, es clave tener un equipo (puede ser externo) que gestione la redes en el país en el que se quiere hacer negocio. También ayuda buscar colaboradores de renombre locales. Una de las estrategias que da relevancia a un blog empresarial es invitar firmas de expertos de prestigio en el sector. Para que ésta sea efectiva los expertos deben ser conocidos en el país. Es casi imposible, y muy caro, contar con colaboradores de prestigio internacional, reconocidos en todos los países.

 

Redes sociales generalistas o específicas. Esta es otra de las grandes dudas que se plantean a la hora de abordar el marketing en redes sociales. Apostar solo por los canales o dedicar esfuerzos a las redes temáticas. La decisión depende sobre todo del presupuesto y de los recursos humanos disponibles. Si el presupuesto lo permite hay que optar por sacar todo el partido posible a las redes temáticas, verticales o específicas, según se les quiera denominar. A través de ellas es posible contactar con un perfil de público mucho más interesado en el producto de la compañía y, en general, mucho más activo que el que hay en las redes sociales generalistas. Además, en una red vertical implica conocer también la estrategia y actividad de empresas de la competencia y sobre todo, identificar a los infuencers. Es decir, identificar a aquellos perfiles de usuarios cuyas opiniones tienen especial repercusión en la red, y contactar personalmente con ellos para presentarles la compañía y sus productos o actividad. En la mayoría de los casos, esos ‘influencers’ también son activos en las redes sociales generalistas, pero en ellas es más difícil detectarlos.

 

Generar conversación. Sea vertical u horizontal y esté en el país que esté, hay un comportamiento clave para conseguir el éxito en las redes sociales: conversar e interactuar. De nada sirve lanzar y lanzar tuits o posts en un blog si no se busca la complicidad de los seguidores, ni se contesta a todas las interacciones directas. Un truco para empresas que quieren darse a conocer: Rastree las redes sociales y resuelva dudas que plantean los usurarios relacionadas con su sector. En poco tiempo será un personaje de referencia.

redes

Flickr, Instagram, Pinterest… ¿Cuál elegir?

A nadie se le escapa que en el mundo de Internet las imágenes suelen llamar más la atención que los textos. Quizá por ello las redes sociales basadas en instantáneas han crecido hasta el punto de suponer una seria competencia para las más tradicionales. Buena prueba del auge de lo visual es que hasta Twitter ha cambiado su diseño para dar cada vez mayor importancia a las fotos.

 

Como en el caso de Facebook y sus hermanas de promoción, el mundo social de las imágenes también puede ser un buen lugar para desarrollar contenidos que ayuden a promocionar cualquier producto o servicio o, también, ayudar a mejorar el conocimiento de la empresa. El problema consiste en descubrir cuál es la mejor opción para dar a conocer una pyme. En este post vamos a analizar los pros y los contras de las tres grandes (Flickr, Instagram y  Pinterest) para llegar a una conclusión definitiva.

 

Empezaremos por Flickr. Esta red social es, sin duda, la más antigua de las que vamos analizar. Entre sus ventajas se puede destacar que en España cuenta con más de dos millones de usuarios. Otro punto a favor serían las herramientas de las que dispone para tratar las imágenes, muy superiores a las de sus hermanas. El mayor problema es que sus virtudes terminan aquí. Sus carencias, en cambio, son demasiadas. Para empezar, su crecimiento a nivel mundial se ha estancado. Por otro lado, las posibilidades sociales de la misma son bastante reducidas, ya que no fue concebida como tal en su creación, y eso se nota. En cuanto a la capacidad de viralización, más carencias. Y tampoco puede hacer frente a sus dos rivales en el tema de la organización de las imágenes. En definitiva: Flickr es una buena opción para los fotógrafos y el resto de personas que estén relacionadas de forma profesional con este mundillo. Pero suspende sin paliativos a la hora de ayudar a una pyme. Por tanto, se trata de la peor opción de las que aquí les presentamos.

 

Instagram es un caso diferente a Flickr. Lo primero que se debe tener en cuenta es que estamos ante una herramienta ideada para ser la red social de referencia en el mundo de las imágenes, lo que la dota de enormes facilidades en caso de querer compartir una instantánea con el resto de los seguidores. También tiene la opción de mejorar las imágenes con filtros, marcos y colores. Aunque sus posibilidades en este sentido se quedan muy lejos de las que ofrece Flickr. Otra característica que habla bien de Instagram es que está concebida para los dispositivos móviles, que son los que los internautas más virales utilizan con mayor asiduidad. Todo ello ha llevado a que estemos ante un monstruo con más de 150 millones de usuarios (más de dos millones en España), lo que supone un acicate más a la hora de decantarse por su utilización.

Pasemos ahora a sus carencias. La más importante es la dificultad de organizar las imágenes dentro de un perfil determinado. El proceso de crear carpetas donde dividarlas por categorías es muy complicado. No digamos si nuestra intención es crear un catálogo. En esos casos, Instagram no es la opción. En cambio, si la intención es colgar fotos o ilustraciones que quieran profundizar sobre un mismo tema -como podría ser la imagen de la empresa- estamos ante la solución indicada. Instagram es perfecta para trabajar los valores de marca a través de las instantáneas, lo que ha llevado a grandes nombres como Red Bull o National Geographic a apostar por esta aplicación para mejorar el conocimiento que los internautas tenía de las mismas. En definitiva, estamos ante la opción predilecta de las grandes firmas a la hora de buscar la promoción social visual. Pero si nuestro negocio es una pyme, o queremos promocionar nuestros productos en concreto más que el global de la compañía, quizá la mejor opción la encontremos en el siguiente párrafo.

 

Nos referimos Pinterest, la benjamina de las herramientas analizadas. Su juventud es quizá una de sus mayores carencias lo que origina que su número de usuarios esté a años luz de Instagram (70 millones frente a 150). Además, Pinterest es muy fuerte en los países anglosajones y menos en los latinos lo que origina que el número de usuarios en España solo sea de medio millón de personas. A pesar de ello, estamos ante la red social que más crece en proporción, lo que la convertirá en imprescindible en muy poco tiempo. Su espectacular incremento se debe principalmente a que estamos ante la herramienta más sencilla de utilizar. Su interfaz es más simple que el de sus hermanas de comparativa. Otra gran ventaja que juega en su favor es que desde sus orígenes se creó como una red social. Algo que se nota en las enormes posibilidades de viralización.  ¿Ejemplos? Hastags, etiquetas y el botón Repin, que da la opción de compartir inmediatamente un contenido al estilo de Twitter.

El otro punto fuerte, el que la convierte en ganadora, es la catalogación. En Pinterest resulta muy sencillo dividir las imágenes por categorías lo que es fundamental si la idea es subir fotos de campos diferentes. Todo ello provoca que Pinterest sea la red social que más tiempo utilizan sus usuarios, por encima de Facebook o Twitter, lo que la convierte en la herramienta idónea para promocionar una pequeña empresa. También es la indicada para colgar catálogos por su sencillez de uso. Algo que no ha pasado inadvertido para grandes marcas como Mango o Desigual que presentan sus colecciones en Pinterest con bastante asiduidad.

 

La conclusión es evidente. Flickr se queda para los profesionales de la imagen, como un perfecto complemento a un curriculum. Instagram es perfecta para promocionar una marca, lo que convierte en la ganadora para las grandes firmas. Pinterest, en cambio, es nuestra mejor opción para dar a conocer una pequeña empresa y, sobre todo, para promocionar productos o servicios. Eso sí, la elección final es cosa de cada emprendedor.

error

Los grandes errores de las pymes en redes sociales

Existe una gran diferencia entre estar en las redes sociales y sacar provecho de la presencia en las mismas. La mayoría de las empresas, principalmente las pymes, parece conformarse con tener un perfil en Twitter, Facebook o Linkedin donde poner unas cuantas informaciones sueltas. Pero, ¿realmente saca todo el provecho que podría de ese esfuerzo? ¿Está seguro de que lo que dice en esos perfiles le interesa a los internautas? ¿Alguien le lee?

Para responder a estas preguntas es necesario que las páginas de las compañías en medios sociales no cumplan cualquiera de estas señales que le mostramos a continuación y que indican, claramente, que algo se está haciendo mal en estos nuevos canales. Si su corporación coincide con alguna de ellas, mejor que pegue un volantazo a su estrategia en este campo si, de verdad, quiere obtener algo provechoso de su presencia en la red.

– Escasa actualización. El gran fallo de las empresas en las redes sociales es subir al principio bastante información para, posteriormente, olvidarse de actualizar el perfil. Eso es un gran error. Si no existe un hábito, y su sitio no cambia regularmente cada día (y lo mejor es que sea unas cuantas veces), los seguidores que tenga se cansarán de visitarle y le irán abandonando.

– No consigue aumentar su número de seguidores. Adquirir simpatizantes no es la manera perfecta de medir el éxito en medios sociales. Sin embargo, es el método más rápido que se tiene para hacerlo. Por tanto, si a pesar de sus esfuerzos no logra que ese volumen crezca, necesita cambiar la estrategia. Quizá el fallo esté en los posts, en las redes escogidas, el público al que se dirige… Búsquelo y trate de corregirlo.

– No participa, solo informa. Quizá suene a algo sabido pero a muchos se les olvida que en los medios de comunicación sociales prima la conversación. De ahí el nombre de sociales. Por tanto, el emprendedor que quiera obtener un rédito positivo de este campo no debe conformarse solo con transmitir su información, noticias o pensamiento, sino que debe contestar a los comentarios y promover el debate.

– Utiliza el perfil como un canal de ventas. No se le ocurra tratar de vender las excelencias de sus productos o servicios a través de sus perfiles en redes sociales sin añadir ningún otro contenido. Tampoco haga un marketing demasiado descarado. El contenido que el internauta busca en estos lugares está muy alejado del terreno comercial, acercándose mucho más a la información y al entretenimiento. Eso sí, si lo que usted vende responde a una pregunta que se le ha realizado a través del perfil aproveche ese momento.

– Automatiza un mismo comentario para todos sus perfiles. Los tipos de contenido que hay en Facebook son diferentes a los de Twitter y tienen poco que ver con los de Pinterest o Instagram o Linkedin o cualquier otra red social. Por tanto, si usted automatiza la edición y cuelga el mismo texto en todas las redes sociales pierde la oportunidad de conectar con los seguidores de cada una de ellas. Tampoco es muy aconsejable utilizar automatismos en general, ya que indican falta de interés.

– Redes sociales, ciudad sin ley. La buena imagen de la empresa se puede perder en un momento si no se establecen un conjunto de directrices básicas a la hora de controlar la presencia de la misma en las redes sociales. Así que redacte un documento en el que se especifique todo. Empezando por los responsables de actualizar, la frecuencia, el tipo de contenido y de imágenes, etc. Es la mejor manera de curarse en salud y esquivar los problemas.

– Obviar los mensajes ofensivos y críticos. Si alguien tiene presencia en redes sociales no es extraño que, en ocasiones, surjan comentarios negativos sobre la empresa o algún producto o servicio en concreto. Si cuando eso ocurre, usted se limita a no responder o, lo que es peor, a borrar el contenido ofensivo para sus intereses estará cayendo en el mayor error, y uno de los más habituales, de las corporaciones en los medios sociales. En estos casos, la estrategia a seguir es ofrecer una explicación sincera de lo que pudo haber ocurrido desde el punto de vista de la empresa y esperando que en el futuro no vuelva a pasar nada similar.

– Tarda en contestar. En estos canales prima la velocidad y si usted tiene una consulta a través de alguno de sus perfiles y no la contesta en unos 30 minutos empeorará los posibles beneficios. Eso es al menos lo que indican diversos estudios que analizan el comportamiento de los internautas.

tweet

Algunos consejos para aprovechar mejor Twitter

Las redes sociales pueden constituir para una pyme una buena vía de entrada de clientes y negocio. En este caso, Twitter, es una ventana a más de 200 millones de usuarios, es decir de potenciales compradores en todo el mundo, entre ellos muchos de los actuales o futuros compradores de esa empresa. Para aprovechar al máximo todas las oportunidades que ofrece esta herramienta es necesario utilizarla con eficacia y, para ello, nada mejor que tener en cuenta algunos consejos.

1.-Elaborar un perfil adecuado. En primer lugar, hay que configurar con mucho cuidado el perfil, resumiendo claramente la biografía y eligiendo adecuadamente la fotografía que queremos subir en este apartado, ya que ambas constituirán la principal tarjeta de presentación de la compañía para todos los demás usuarios. Pero tampoco hay que olvidar ubicar de forma bien visible la dirección de la página web y, si es el caso, el blog correspondiente. Debemos tener en cuenta que muchos de los internautas ya conocerán sus productos y servicios, pero otros todavía no, y unos cuantos probablemente los descubrirán por primera vez a través de esta red social.

2.-Aprovechar todos los recursos. Es importante aprovechar todos los recursos y mecanismos que Twitter pone en nuestras manos, es decir, palabras, ilustraciones, otras fotografías, logos… pero también hay que valorar cómo usar cada uno de ellos en cada momento para no agobiar demasiado y para que el mensaje que queremos comunicar no pierda eficacia. Por ejemplo, si lo que vamos a transmitir es un asunto corporativo será conveniente utilizar el logo del negocio o de la empresa; pero si hablamos de un producto o servicio concreto será mejor colocar una fotografía, ya que aportará más información y reforzará el mensaje.

3.- Utilizar hashtags. Para que los mensajes que tuiteemos no se dispersen es conveniente utilizar hashtags. Con ellos podremos definir mejor los temas que más nos interesen, crear y aumentar el número de seguidores y potenciar la identificación de muchos usuarios con la empresa. Pero aunque mantengamos algunos de estos hashtags y los utilicemos de manera recurrente, con el paso del tiempo hemos de ir adecuándolos o sustituyéndolos por otro según vaya evolucionando también el negocio.

4.-Cuidado con los mensajes automáticos. Las redes sociales están vivas y sus usuarios buscan personas que estén conectadas al otro lado en todo momento. Por eso, los mensajes directos que remiten de forma automática información sobre la compañía no suelen ser los mejor aceptados. En ocasiones, es mejor tardar un poco en contestar que hacerlo con un mensaje automatizado.

5.-Participa activamente. Twitter no debe verse como un canal de venta directa, sino como una fórmula para aumentar la relación con los actuales y futuros clientes. Por eso, las empresas no deben limitarse a exponer sus productos y servicios, sino que tienen que interactuar con los demás usuarios e implicarse en algunas de las inquietudes y problemas que éstos plantean, tratando de dar su visión de los mismos y aportando soluciones en los casos en que sea posible.