Entradas

tunez

Túnez abre otra puerta a múltiples posibilidades de inversión

A pesar de los problemas políticos que todavía padece, Túnez sigue siendo un buen lugar para invertir, y más ahora, que acaba de abrir la puerta a nuevas posibilidades y sectores. En un post anterior ya nos referimos a las enormes oportunidades que representa la zona en estos momentos, sobre todo en el campo de las nuevas tecnologías, gracias al proceso liberalizador en el sector de las TIC, que ha potenciado las infraestructuras de este tipo y las aplicaciones informáticas.

Pero es que ahora el embajador de Túnez en España, M’hamed Ezzine Chelaifa, acaba de anunciar un acuerdo al que ha llegado su país, que le ha convertido en socio privilegiado de la Unión Europea. Esto quiere decir que, entre 2013 y 2017, se fomentará la cooperación entre el país magrebí y Europa en investigación científica, educación superior, asuntos sociales y finanzas, y se incrementará el intercambio de productos agrícolas y servicios.

Chelaifa participó recientemente en una mesa redonda celebrada en la Casa Árabe de Madrid, en la que también intervino el director general de la Agencia de Promoción de Inversión Extranjera de Túnez (FIPA), Noureddine Zekri. Éste comentó las oportunidades que Túnez ofrece a la inversión extranjera en sectores como la industria química de extracción de fosfatos, la producción de energía eólica y la desalinización de agua de mar, así como en proyectos concretos como la construcción de una central eléctrica y una refinería de petróleo, la creación de diez zonas logísticas, la mejora de puertos, además de la inversión en polos tecnológicos y diez grandes proyectos turísticos.

Actualmente, cerca de 60 compañías españolas están presentes en el país, con una cifra de inversión total de 912 millones de dinares tunecinos y más de 5.000 personas empleadas. Además de la competitividad, Túnez ofrece como atractivo ser la puerta de entrada al mercado africano, especialmente a Libia y Argelia, países con los que mantiene acuerdos arancelarios.

Para fomentar la inversión extranjera en Túnez, donde ya están presentes 3.200 empresas, el director general de FIPA detalló las reformas desarrolladas por el Gobierno surgido tras la revolución para garantizar una mayor apertura y libertad de inversión en todos los sectores. Por ejemplo, la Ley de Finanzas Complementarias de 2012 ofrece ventajas durante cinco años a empresas extranjeras que contraten trabajadores cualificados tunecinos. El Código de la Inversión, que está actualmente en la fase final de preparación, busca reforzar los mecanismos de financiación para pymes, crear polos tecnológicos especializados en nuevas zonas, aumentar la transparencia de las licitaciones, simplificar los procedimientos administrativos, evitar la corrupción y aumentar la cooperación público-privada.

Los responsables tunecinos, que creen que España aún no ha materializado todo el potencial de presencia e inversión posible en aquel país, aseguraron que no tienen intención de reducir los incentivos fiscales, sino de consolidar las ventajas fiscales adaptándolas a las nuevas prioridades. “Las nuevas empresas que inviertan en Túnez tendrán las mismas, o más ventajas, que las que ya lo han hecho”, afirmó el director general de FIPA, que también comentó otros incentivos a la inversión, como la competitividad de salarios y alquileres, la educación de los trabajadores, la logística y el desarrollo de proyectos de infraestructuras.

tunez

Túnez: nuevo mercado para las exportaciones tecnológicas españolas

Tan lejos y tan cerca. Túnez es uno de los países geográficamente más cercanos para las pymes españolas, pero muchas de ellas desconocen las enormes oportunidades que representa la zona en estos momentos, sobre todo en el campo de las nuevas tecnologías. Desde finales de los años noventa, la nación ha experimentado un proceso liberalizador en el sector de las TIC, que ha potenciado sustancialmente las infraestructuras de este tipo y las aplicaciones informáticas, propiciando la aparición de numerosas empresas especializadas y la atracción de inversiones extranjeras.

Como muestra, unos pocos datos. El número de contratos de línea telefónica fija y móvil ha ido aumentando de forma sostenida hasta casi triplicarse en los últimos años. Mientras que en 2004 había casi 50 conexiones (fijas y móviles) por cada 100 habitantes, ahora ya se han alcanzado las 126,7; y en 2011 un 91% del total eran móviles. Si hablamos del número de ordenadores, los datos también son espectaculares. Túnez ha pasado de poco más de medio millón a una cifra superior al millón y medio en seis años. Este incremento cobra más importancia todavía si tenemos en cuenta que el país cuenta con poco más de 10 millones de habitantes. En definitiva, el incremento entre 2005 y 2011 ha sido del 180%. Y si hablamos de Internet, en la actualidad existen 4,2 millones de usuarios, lo que representa el 39% de la población, es decir nada menos que un 440% más que en 2005.

En términos macroeconómicos, las cifras también son muy significativas. El crecimiento anual medio del valor agregado del sector TIC en los últimos años ha sido del 17,5%, con lo que las previsiones apuntan que su aportación al PIB ha pasado del 8% en 2006 al 13,5% en 2011. Entre esos años, se ha producido un volumen global de inversiones (públicas y privadas) del orden de 6.300 millones de dinares, de los que 3.865 pertenecen al sector de las telecomunicaciones y 2.444 a la informática. Además, se han creado 10.000 nuevos puestos de trabajo por año y se ha exportado por valor de 350 millones de dinares.

Según un informe que acaba de elaborar el ICEX, la presencia española en Túnez es escasa. En la actualidad contamos con algo más de cuarenta empresas establecidas, además de unos intercambios comerciales crecientes. Si concretamos la búsqueda a las empresas directamente relacionadas con el sector de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, la presencia española se reduce a una empresa, SATEC. Uno de los subsectores TICs en los que Túnez tiene numerosa presencia internacional son los centros de atención al cliente (“call centers”). Sin embargo, no encontramos aquí presencia española, a diferencia de en otros países como Marruecos, donde sí es numerosa.

Sin embargo, el estudio del Instituto de Comercio Exterior asegura que el sector TIC puede representar importantes oportunidades para las pymes españolas. Túnez es un país que, por su situación geográfica próxima a Europa, puede servir de nexo de unión con el continente africano. Lo anterior, unido a los fuertes impulsos gubernamentales, así como al capital humano altamente formado del país, supone numerosas oportunidades para nuestras empresas. ¿En qué ámbitos? Fundamentalmente, en estrategias de nearshoring y offshoring; en TICs aplicadas a la sostenibilidad (ámbito energético, agua, transporte etc.); en el desarrollo de infraestructuras de telecomunicaciones; en grandes aplicaciones corporativas relacionadas con la administración pública; en aplicaciones sectoriales específicas (sector turismo y energía); en centros de atención al público (“call centers”); y en desarrollo de contenidos multilingües.

pymes-exportadoras-arabe

La primavera árabe abre nuevas oportunidades a las Pymes exportadoras

pymes-exportadoras-arabeAunque lejos de resolver, el panorama empieza a pintar distinto en el mundo árabe y en el Norte de África. La primavera árabe despertó el recelo de los empresarios exportadores por la rapidez con que se encendió la mecha de las revueltas populares.
  • Las grandes compañías han tenido que salir de los países que han vivido los episodios más prolongados de guerra civil.
  • Cuando estalló el conflicto en Túnez y se extendió rápidamente a Egipto, había al menos 9 misiones comerciales españolas en los países del mundo árabe.
  • La sombra de la insurgencia popular ha llegado a vecinos tan próximos como Marruecos y Argelia.
  • En realidad, los intercambios comerciales con los países del norte de África no han dejado de producirse, aunque se ha mantenido “al ralentí”.
  • Ahora que la situación en Libia está a punto de estabilizarse, conviene preguntarse si no será momento de volver los ojos a estos mercados, que antes del conflicto despertaban un pujante interés entre los empresarios exportadores españoles. Dos noticias recientes avalan esta inquietud de quienes están al acecho de nuevos oportunidades de negocio.
  • La promesa de ayuda occidental a la transición democrática
  • El espectacular aumento de las exportaciones españolas a África en el primer semestre
No es un tema nuevo en el blog de asesores de pymes, en marzo ya dimos un primer avance de que se acercaba el momento de estar vigilantes. Además, el mundo árabe ha sido una referencia constante desde inauguramos este punto de encuentro con el empresario exportador:

El G-8 duplica las ayudas para la normalización democrática

El pasado 10 de septiembre, mientras los inversores hacían temblar al euro en el mercado de divisas, los mandatarios de las ocho primeras economías del mundo (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Reino Unido y Rusia) acordaron conceder ayudas a la transición democrática por un importe de 38.000 millones de dólares a los países del Partenariado de Deauville (Túnez, Egipto, Marruecos y Jordania), hasta 2013.
Estas ayudas se suman a los 40.000 millones de dólares del “Plan Marshall” aprobado en mayo pasado. Los primeros que se han beneficiado de este apoyo han sido Túnez y Egipto donde ya ha iniciado el proceso de reformas económicas y democráticas, las bases para que prospere el comercio internacional. Además, a medida que se vaya normalizando la situación en las zonas del mundo árabe, los expertos no descartan que el G-8 apruebe nuevas partidas económicas.
Según los expertos, la transición aportará a las futuras relaciones comerciales con estos países:
  • Transparencia en las operaciones y las licitaciones
  • Menos corrupción en los acuerdos internacionales
  • Prosperidad de las sociedades y afán de progreso de su población
  • Seguridad jurídica para las inversiones extranjeras

El comercio exterior con África despega en el primer semestre

El aumento de la actividad en los países del norte de África y del mundo árabe a medida que se constituían los Gobiernos de transición ha sido detectado por AfricaInfomarket (plataforma en español de información para negocios en África, creada por el Gobierno canario y las cámara de Gran Canaria y Santa Cruz). Según el informe presentado el pasado 15 de septiembre, las exportaciones de España hacia África han aumentado un 12% de enero a junio, respecto del mismo periodo del año pasado. Los contratos han supuesto una factura de unos 5.637 millones de euros, principalmente en ventas de:
  • Derivados del petróleo
  • Maquinaria y aparatos mecánicos
  • Vehículos
  • Productos de fundición
  • Material eléctrico
Según AfricaInfomarket, Cataluña, Andalucía, Comunidad Valenciana, Madrid, Galicia y País Vasco han encabezado las ventas al continente africano, mientras que los principales destinos (con el 84,17% del total exportado) han sido:
  • Marruecos
  • Argelia,
  • Sudáfrica
  • Túnez
  • Egipto
  • Angola
  • Guinea Ecuatorial