Entradas

tendencias_tecnologicas

Tendencias tecnológicas para las empresas en 2017

Las predicciones tecnológicas anuales de futuro que hacen medios de comunicación, consultoras, grandes empresas y operadoras tecnológicas,  suelen tener como punto de partida y referencia obligatoria, las predicciones de tecnologías y estratégicas  que realiza, anualmente, la consultora Gartner con ocasión de su Symposium/ITxpo que suele celebrar a finales de octubre en  Orlando, Florida y que luego va presentando a lo largo del mundo en los siguientes meses. Las predicciones de Gartner son el referente obligado en las que se suelen apoyar (o coincidir directamente) muchas otras predicciones y, la experiencia demuestra que se suelen cumplir en su gran mayoría.

En este post analizaremos primero, por tanto, las «predicciones de tecnología 2017 de Gartner», para luego hacer una síntesis de las restantes predicciones de medios de comunicación de gran difusión.

10 TENDENCIAS TECNOLÓGICAS ESTRATÉGICAS 2017 DE GARTNER

Gartner predice como sintesis fundamental que 2017 será el año de la «inteligencia en todas partes». Las 10 tendencias a tener presente en 2017 son:

  • Inteligencia Artificial Aplicada y Aprendizaje Automático Avanzado (Machine Learning) en la mayoría de dispositivos físicos, robots, vehículos autónomos, drones… donde se insertaran aplicaciones como asistentes virtuales y
  • Aplicaciones inteligentes. «Durante los próximos 10 años, casi todas las aplicaciones y servicios incorporarán un cierto nivel de Inteligencia Artificial y darán como resultado aplicaciones inteligentes que permitirán hacer tareas más especializadas como ventas o servicio al cliente».
  • Realidad Virtual y Realidad Aumentada. La fusión de ambas realidades en una realidad híbrida, realidad fusionada o capturada.
  • Gemelos digitales (digital twins). Un modelo de software de un objeto físico o sistema que se basa en los datos de sensores para responder a los cambios, mejorar las operaciones y añadir valor. Éstos ‘gemelos’ están compuestos de metadatos, datos de eventos y de análisis. Es un modelo muy pensado para la Industria 4.0 y la fabricación inteligente.
  • Tecnologías blockchain. Actualmente es una de las tecnologías disruptivas que están llamadas a revolucionar la industria y el concepto actual de economía, especialmente en la banca y aplicaciones financieras, aunque según Gartner se podrían aplicar a industrias tales como la distribución de la música y la verificación de identidad.
  • Sistemas conversacionales. Los dispositivos -sobre todo móviles- vendrán incorporados con sistemas de conversación y la voz tendrá prioridad sobre la escritura [léase el informe exclusivo “Technology Quartely” sobre la computación de voz de la revista The Economist].
  • Redes (mallas) de aplicaciones y arquitectura de servicios. Las aplicaciones móviles, aplicaciones web, de escritorio o del Internet de las Cosas se unen para crear una arquitectura de servicios que los usuarios ven como una app y permitirá soluciones más optimizadas para ordenadores, teléfonos inteligentes y otros criterios de valoración como una experiencia continua ya que los usuarios se mueven a través de diferentes canales
  • Plataformas tecnológicas digitales. Los sistemas de información, experiencias de cliente, análisis e inteligencia, IoT constituyen elementos básicos para cualquier empresa moderna. Estas plataformas son un habilitador crítico para cualquier negocio digital.
  • Arquitectura de seguridad adaptativa. La evolución de las redes digitales inteligentes y plataformas de tecnologías digitales exigen que la seguridad sea fluida y adaptativa. La seguridad en entornos de internet de las cosas es un gran reto y ha de asumirse en las estrategias de ciberseguridad.

TENDENCIAS TECNOLÓGICAS DE IMPACTO EN 2017

Las tendencias disruptivas en 2017 se sustentarán prioritariamente en los grandes pilares tecnológicos que comenzaron en los últimos años: Cloud Computing, Internet de las Cosas, Big Data, Ciberseguridad, Inteligencia Artificial y Robótica. Existe gran unanimidad en considerar que el aprendizaje automático (machine learning) y sobre todo el aprendizaje profundo (deep learning) apoyados en algoritmos y en el uso de los datos que las empresas alojarán en la nube permitirán la llegada de la inteligencia artificial y de la robótica (especialmente robots colaborativos -cobots-, bots y asistentes virtuales) a todo tipo de organizaciones y empresas e industrias de todos los sectores, y de manera sustancial a las empresas pymes.

A las tecnologías y tendencias disruptivas anteriores, será preciso añadir el impacto de: la Realidad Virtual y Aumentada, Coches conectados, Impresión 3D -fabricación aditiva-, Drones, las citadas tecnologías asociadas a blockchain. Desde el punto de vista de negocio será preciso considerar las tendencias de pagos por móvil [Facebook figura desde el 30 de diciembre de 2016 en el Registro Oficial de entidades del Banco de España  y puede operar como entidad de dinero electrónico], el comercio social (social commerce), la experiencia de cliente y la publicidad programática.

modecob

Los nuevos modelos de gestión colaborativa para PYMES

Las PYMES españolas se enfrentan a un entorno económico cambiante y complejo, y eso las obliga a adaptar su gestión y estructura hacia modelos más colaborativos. O al menos ésa es la conclusión a la que llegó Institución Futuro en el informe que elaboró para la Confederación de Empresarios de Navarra y el Observatorio Navarro de Empleo, recientemente publicado bajo el título de “Nuevos modelos de gestión colaborativa para PYMES” (aquí el PDF).

 

En él, sus autores exponen las tendencias socioeconómicas que afectan a día de hoy a las PYMEs y describe los modelos que éstas podrían seguir para adaptarse.

 

Las nuevas tendencias socioeconómicas

 

El papel central de la producción de bienes y servicios deja progresivamente paso a un énfasis en la calidad y la innovación. Esto deriva en otros dos fenómenos: una creciente sensibilidad hacia el desarrollo humano más allá de lo económico (apuesta por la formación y la conciliación laboral), y un auge del sector terciario (servicios) en detrimento del secundario (industria). Por contra, los modelos de financiación empresarial han acentuado los incentivos para buscar beneficios financieros a corto plazo, a costa de la economía productiva.

 

Es el momento de las redes: las TIC promueven la conectividad de los consumidores y su conversión en prosumidores; las empresas se interrelacionan para centrarse en sus actividades nucleares y subcontratar la provisión de ciertos productos y servicios; y los países interrelacionan sus mercados y sociedades en torno al eje de la globalización.

 

Las PYMEs deben ser ahora…

 

  • Más reflexivas: Que establezcan grandes líneas de actuación, pero que sean capaces de revisarlas de forma constante, dedicando tiempo a tratar de predecir los cambios y adaptarse a ellos.
  • Más analíticas: Adaptarse requiere obtener y gestionar la información relevante del entorno, analizándola y convirtiéndola en conocimiento capaz de mejorar la toma de decisiones.
  • Más anticipativas: Una vez detectadas las corrientes de cambio, deben ser capaces de anticipar las necesidades de los clientes, reaccionando más rápido que la competencia.
  • Más eficientes: Cada vez más competidores son capaces de replicar los lanzamientos novedosos en poco tiempo y a mejores precios. Si a esa gran oferta se le unen consumidores mejor informados y más exigentes, se plantea la necesidad de una mayor eficiencia para cumplir objetivos utilizando la menor cantidad de recursos posible.
  • Más sofisticadas: Tanto en un aspecto tecnológico (PYMEs más digitalizadas y mejor equipadas) como estructural (PYMEs que integran una red en la que el conjunto es mucho más potente que cada una de las partes).
  • Más orientadas al cliente: Se ha pasado de limitarse a la búsqueda de beneficios a una situación de énfasis en el cliente, para satisfacer (y anticiparse a) sus necesidades. El siguiente paso debe ser involucrar al cliente en el propio proceso de producción.
  • Más innovadoras: No basta con invertir en I+D, la capacidad de aportar valor al mercado está directamente relacionada con la alineación de toda la organización con la innovación: personas con capacidad para innovar y estructuras que lo incentiven.
  • Más creativas: Se debe ver las ideas como un “vivero de futuro” para las empresas, que deben ser capaces de extraerlas de “cualquier rincón” de la misma.
  • Más abiertas al exterior: Las tendencias socioeconómicas antes citadas dejan claro que la empresa del siglo XXI tendrá que acostumbrarse a cooperar con muchas otras para poder ofrecer el mejor producto/servicio.
  • Menos jerárquicas: La innovación o la personalización de productos y servicios obligan a la empresa a dotarse de una estructura mucho menos vertical y jerárquica, capaz de adaptar el equipo de trabajo a la tarea y sus fines.
  • Más participativas: La participación vincula y compromete a los empleados de la empresa, capaces de aportar innumerables mejoras al producto.
  • Mejores comunicadoras a nivel interno: La comunicación con los trabajadores a través del comité de empresa puede resultar insuficiente; hay que derribar las murallas de departamentos y áreas para evitar los compartimentos estancos.
  • Más justas: La empresa vive en sociedad y su primera aportación a la misma es dar empleo y formación a sus trabajadores; pero, además, la empresa tiene un compromiso con trabajadores, clientes, consumidores y accionistas para fomentar la sostenibilidad social, económica y medioambiental.

 

Imagen | Lars Plougmann

innova

Cómo convertir algunas nuevas tendencias en negocios

La sociedad se encuentra en cambio permanente, continuamente desaparecen viejas costumbres y surgen nuevas tendencias, algo que las empresas pueden aprovechar e incorporar para aumentar sus ventas y su rentabilidad. Además, algunas de estas últimas tendencias y novedades son capaces de generar por sí mismas nuevas y rentables fórmulas de negocio. Veamos algunas de las tendencias que se están produciendo en estos momentos.

 

Una de ellas viene impulsada por los cambios que ya se están dando en la publicidad y que se intensificarán en el futuro. Por ejemplo, recientes estudios reflejan que las acciones publicitarias de los próximos años estarán basadas en vídeos, tecnología móvil y comunidades sociales, buscando una mayor interacción y protagonismo de la audiencia.

 

El vídeo representará en 2014 más del 60% del tráfico de internet, el 70% creado por lo usuarios. España ha cerrado 2013 con una cifra de 36,9 millones de euros en publicidad basada en vídeos, un 19% superior a la cifra prevista, a la que sólo las grandes empresas pueden acceder por los costes y los recursos necesarios para ello. Por eso, es imprescindible que las empresas que invierten en publicidad y en redes sociales tengan muy en cuenta todos estos fenómenos antes de decidir en qué gastarán su dinero y qué tipo de publicidad puede ser para ellos más útil y rentable.

 

Otra de las nuevas tendencias tiene que ver con la educación. Por una parte, los últimos resultados de las investigaciones del informe PISA revelan que, de forma generalizada en todos los países, los jóvenes están perdiendo el interés por la escuela, por lo que es necesario aumentar su motivación. Mientras que, por otra parte, han surgido nuevos espacios para la educación como las redes sociales, internet y la industria del entretenimiento que van teniendo cada vez más influencia.

 

En particular las soluciones en “gamificación” (donde se espera multiplicar por 11 la cifra de negocio, pasando de 242 millones a 2.800 millones de dólares) son una de las tendencias en educación. Algunas consultoras ya apuntan que, al menos, el 75% de los entornos de aprendizaje tendrán técnicas de “gamificación” integradas para conseguir un mayor “engagement” y motivación entre los jóvenes estudiantes. De esta forma, las empresas productoras de tecnología pueden encontrar ahora en el ámbito educativo otro nicho de desarrollo y negocio muy importante.

 

Una tercera tendencia de la sociedad tiene que ver con la cada vez mayor interrelación entre el sector farmacéutico, el de la alimentación y el sanitario, unos ámbitos donde los microorganismos plantean grandes retos. Por ejemplo, pueden afectar a los sistemas productivos y de servicios, generando cuantiosos gastos en la prevención y el tratamiento de la contaminación microbiológica. Los departamentos de investigación y desarrollo de muchas empresas dedicadas a estos tres sectores tendrán mucho que decir en el desarrollo de nuevos productos y soluciones.

logo vivero

Vivero Vivesoy del grupo Pascual apoya a los emprendedores

No es ninguna sorpresa que entre las acciones de responsabilidad social corporativa de muchas empresas que forman parte del Ibex 35 se encuentren iniciativas de apoyo a los emprendedores. De algunas de ellas, como las de Telefónica (Wayra) o Banesto (Yuzz) ya hemos dado cuenta en este blog. Pero en este caso queremos hablar de un anuncio diferente, el de la primera empresa típicamente familiar española que pone en marcha un proyecto de apoyo económico a los emprendedores.

Estamos hablando del Vivero de Vivesoy, que ha puesto en marcha hace pocos días el grupo Pascual. Con esta iniciativa, la empresa láctea quiere poner su grano de arena para mejorar el entorno social, creando un espacio de coworking virtual para los emprendedores que dispongan de ideas para crear un mundo mejor dentro de los sectores de salud y bienestar, gastronomía y tendencias. La idea ganadora será dotada económicamente por Vivesoy para hacer viable el correspondiente proyecto.

Dos formas de participar

Si se quiere participar en la acción de la marca de bebida de soja existen dos formas. En la primera, los emprendedores podrán subir un vídeo, a la página www.viverovivesoy.com con sus ideas o proyectos para que puedan ser votadas. Podrán acompañarlo de un título, una breve descripción y todo el material adjunto que se considere necesario. El plazo termina el 15 de octubre. Finalmente, mediante un ránking de votos populares, las cinco ideas más votadas pasan a la final donde un jurado compuesto por bloggers y representantes de la marca, premiarán al mejor proyecto con 3.001 euros, y a los otros cuatro finalistas con un premio de 200 euros cada uno.

La otra forma de participar es formando parte del público de cualquier parte del mundo, que podrá votar por aquellas ideas que prefiera. A la iniciativa más votada se le otorgarán cincuenta céntimos de euro por voto recibido. Por si la ayuda económica no fuera suficiente, los bloggers más relevantes de España apadrinarán a sus favoritos, dándoles apoyo en sus propias páginas de Internet. Idéntica promoción recibirá la idea triunfadora en los perfiles de Facebook y Twitter del Vivero de Vivesoy.

Con esta iniciativa el Grupo Pascual cumple dos cometidos. Por un lado ayuda a los emprendedores y, por otro, promociona los valores de su propia marca de bebida de soja. Sea como fuere, el mero hecho de ponerla en marcha ya beneficia a los futuros empresarios, que tienen otra opción más para dar salida a sus ideas de negocio. Además, crea un precedente que podrían seguir otras firmas familiares de este país. De ser así, pronto habrá muchas más iniciativas de apoyo al emprendedor, ya que la economía española está formada en su gran mayoría por compañías de estas características.

redes sociales1

Las cinco razones para no tirar la toalla en Redes Sociales

La irrupción de Facebook, Twitter o Google + y la avalancha de la llamada comunicación 2.0 la ha pillado a muchas empresas con el pie cambiado. Pero no queda otra que “ponerse las pilas” ya que de ahora en adelante formarán parte de la comunicación de cualquier empresa y desarrollar una buen estrategia 2.0 ya no es una opción si no una necesidad.

.

1. Están aquí para quedarse

También cuando llegó el ordenador algunos periodistas insistían en seguir aporreando sus Olivetti y con sus papeles autocopiativos. Pero el tiempo y la tecnología les ganó la batalla, siempre lo hacen. El que no se adaptó se quedó en la cuneta.

2. La actitud vence a la técnica

Igual que teclear en el ordenador no fue tan complicado, gestionar la redes sociales tampoco lo es. Eso sí, requiere un esfuerzo de adaptación. Organízarse, dedicar un tiempo a ver qué hacen los mejores y cómo está reaccionando la competencia.

3. No se trata de hacerse gurú en una semana

De la misma forma que aprender inglés, francés o cualquier otro idioma lleva su tiempo, adquirir destreza en el lenguaje de las redes sociales también. ¿Cómo saber si es una aberración decir desde el Twitter oficial que “¡Por fin es viernes y comienza el fin de semana!”?  Nada es bueno o malo a priori. Todo depende de la estrategia de comunicación definida y, sobre todo, del público con el que se quiere interactuar en las redes sociales. Recuerda que la persona que gestione esto en tu empresa debe tener tanto conocimiento en redes sociales como en tu negocio.

4. Resultados vs Feedback

Sólo el 1% de los usuarios en redes sociales hablan de marcas. Esperar una relación directa entre estar en redes sociales y conseguir ventas puede llevar a la frustración de más de un empresario, pero estar en esos canales puede servir para obtener una comunicación bidireccional con el cliente que no se consigue de otra forma y que será muy útil para adaptar los productos y las estrategias en los canales de venta tradicionales.

5. Más aliados que enemigos

Acercarse a las redes sociales como si fueran el enemigo es un gran error. El mejor método de acercamiento es pensar en ellas como un sistema de aprendizaje. El resto de usuarios pueden resolver las dudas y además dar muchas pistas de cómo implantar la estrategia final de la empresa. Mirar al cliente como aliado puede ser un buen comienzo.