Entradas

cdti

El CDTI aprueba las nuevas condiciones de financiación

Por fin tenemos una buena noticia para el mundo de la financiación empresarial. Esta ha llegado desde el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) donde no sólo garantizan que van a seguir financiando proyectos empresariales sino que además la cuantía de la asignación a los mismos se ampliará en 2013 y tendrá nuevas condiciones, según lo aprobado el pasado día 26 de octubre en el consejo de administración de esta entidad.
En 2013, los Presupuestos Generales del Estado concedieron una ampliación de los fondos gestionados por el CDTI de nada menos que el 370%, que es lo implica pasar de los 114 millones gestionados en 2012 a 536 millones que manejará el centro en 2013. Nuevos proyectos y el mundo tecnológico serán los sectores más beneficiados por el incremento de las ayudas. Pero también tendrán mayor protagonismos las ayudas a la internacionalización enmarcadas en el programa I+D Internacionaliza.
Las ayudas a la internacionalización están dirigidas exclusivamente para pymes, y podrán solicitarlas todas aquellas que tengan un proyecto con una inversión mínima de 75.000 euros. La cuantía de la ayuda se divide en dos tipos de créditos. Uno de ellos, parcialmente responsable que está grabado con el euribor a un año más un 0,1%. Y otro, no rembolsable (que se calcula sobre un máximo del 75% de presupuesto del proyecto) cuyo tipo de interés fijo será del 5%.
En general el objetivo de rediseño de la ayudas es, según informa el propio CDTI, “responder a las nuevas necesidades empresariales” por eso se ha incrementado la tasa de cobertura de los créditos como mecanismos de adelanto. Las condiciones financieras que se aplican a los proyectos de internacionalización son las mismas que recibirán los proyectos exclusivamente dedicados a Investigación y Desarrollo: el euribor más un 0,1% en la parte reembolsable y el 5% para la no rembolsable. Teniendo presente los estragos causados por la crisis, también ha disminuido respecto a años anteriores el presupuesto mínimo del proyecto para acceder a las ayudas especializadas en Investigación y Desarrollo, que para 2013 se ha fijado en 175.000 euros.
En cuanto a los adelantos, las empresas podrán solicitar:
1. Anticipos del 75% si los proyectos son financiados por el Fondo Tecnológico y avalados por el sistema de garantías Jeremie del ICO, o cuentan con aval bancario.
2. Anticipos del 25% de la ayuda concedida hasta un máximo de 300.000 euros. Estos sólo es posible solicitarlos si no se tiene financiación del Fondo Tecnológico. En este caso no se exige aval bancario.
Los proyectos exclusivos de innovación, podrán recibir préstamos reembolsables con un tipo de interés de entre el 2% y el 3,974%, según la comunidad autónoma de que se trate, que cubrirá hasta el 75% de la inversión.
Finalmente se reforman las ayudas para las empresas más noveles, aquellas pymes con menos de cuatro años de vida. Estas podrán optar, dentro de programa denominado Neotec, a préstamos rembolsables con un tipo de interés del euribor más un 0,1%. En este caso el presupuesto mínimo debe ser de 175.000 euros y las ayudas no superarán los 250.000 euros.
Para más información puedes dirigirte directamente a la web de CDTI.

premio vivero

El Premio Vivero apoya la innovación para crear oportunidades de negocio (II)

La semana pasada destacamos el valor de la innovación y hablamos de los proyectos desarrollados por algunas de las pymes que han ganado este año el PremioVivero, convocado por IFEMA y la Fundación Fundetec. Se trata de unos galardones que datan de 2006 y que pretenden apoyar a las jóvenes empresas españolas de base tecnológica para impulsar el desarrollo y la promoción de sus productos, soluciones y servicios en fase de comercialización.

Las compañías y las actuaciones reconocidas eran tantas que dejamos la mitad para este momento, en el que reseñamos el resto de proyectos que han destacado por sus ideas y por sus ganas de emprender, algo por lo que también han merecido este galardón.

 

Solidgearha lanzado la aplicación de móvil Applicarte, queenriquece las visitas culturales a ciudades y museos utilizando tecnología de reconocimiento de imágenes o realidad aumentada para proporcionar al usuario información precisa y detallada.

AsYouWish Creations ha presentado El Juego de los anuncios, competición sobre contenidos publicitarios que ofrece regalos a los participantes y, al mismo tiempo, proporciona a los anunciantes información sobre la efectividad publicitaria.

Cuento A2Lenguas ha desarrollado ebiBooks, un sistema que permite la producción y difusión de textos en formato electrónico bilingüe orientado al estudio de idiomas.

eCheckin Services participa con una plataforma en la nube que controla la presencia o actuación de trabajadores en movilidad a través del teléfono móvil.

Mobbibat Mobile Solutions ha presentado el Mobbitat Brand, que permite a los comercios generar su propia aplicación móvil personalizada con su marca para ofrecer a los clientes asistencia en el punto de venta mediante códigos QR.

Ticarum participa con el software Factum, homologado por la Agencia Tributaria, que permite crear copias auténticas de documentos en formato electrónico y papel con la misma validez que el original.

Voctro Labs ha presentado su tecnología de procesamiento de voz para la industria del entretenimiento que permite, por ejemplo, modificar la voz real para adaptarla a un producto audiovisual.

Y Vvirus Worldwide participa con la aplicación de móvil QR Buy, con la que se pueden realizar compras a través del teléfono mediante códigos QR.

grownies

Grownies, los emprendedores del reciclaje de ropa infantil

¿Para qué compras una taladradora si solo la utilizas 20 minutos en tu vida? ¿Para qué tirar la ropa de los niños si la pueden reutilizar otras familias? ¿Para qué vas solo en coche al trabajo si compartiendo el viaje ahorras dinero y, además, conoces a otras personas? Ésta es la filosofía del consumo colaborativo, un movimiento global basado en intercambiar habilidades, tiempo o bienes con otras personas que puedan necesitarlo y, de paso, beneficiarte económicamente de ello.

Lejos de lo que pueda parecer, esta corriente no es minoritaria y cada día surgen emprendedores que crean un negocio dentro de esta nueva economía del trueque. Uno de ellos es Joan Marc García que, hace pocos meses, presentó en sociedad Grownies, una web que permite el intercambio online de ropa infantil que ha quedado en desuso y que está en perfectas condiciones. En esta entrevista nos descubre los secretos de esta empresa que ha permitido que la moda infantil disfrute de una segunda “infancia”.

– ¿Cómo surge Grownies? ¿Por qué se decantó por el intercambio de ropa infantil?

La idea surge leyendo Fast Company, una revista americana donde se hablaba de la empresa estadounidense thredUp, que con un modelo similar, estaba teniendo mucho éxito. Tras un análisis de la oportunidad y estudio de mercado, decido traer el servicio a España. Además, me decanté por ropa infantil porque es un producto con un recorrido útil muy corto (se cambia de talla cada tres meses al nacer y luego cada seis meses; y muchas veces ni se llega a estrenar o se ha puesto una o dos veces, únicamente, la ropa). Pese a este poco uso, la ropa de calidad (y diseño) es un producto caro. Combinar poco uso y un precio medio/alto, convierte a la ropa en muy atractivo para su redistribución con otras familias mediante un intercambio entre particulares que tienen la misma problemática (armarios llenos) y necesidad (más ropa).

– ¿De dónde obtiene la empresa los ingresos?

Grownies se basa en un modelo de pago por uso. Registrarse y ofrecer ropa es gratis, pero cada vez que un usuario pide un lote de otra familia para recibirlo donde indique, entonces paga 15,95€. Ese importe incluye la ropa, el transporte de recogida y entrega puerta a puerta, el IVA y un margen comercial (variable) para nosotros.

– ¿Cuál es la aceptación hasta el momento?

Muy buena, la gente está muy contenta con este nuevo planteamiento de consumo basado en Internet. El motivo es sencillo: históricamente siempre se ha realizado, tradicionalmente entre amigos y familiares. Grownies simplemente lo extiende a una mayor escala (todas las familias de España) y conveniencia (transporte incluido), aprovechando las nuevas tecnologías en un modelo de consumo colaborativo entre familias.

Iniciamos el servicio el pasado abril y hasta el momento estamos por encima de los 150 usuarios registrados. A nivel de intercambios realizados, tenemos poco recorrido, porque el modelo se basa  primero en generar la oferta y luego la demanda. Es decir, primero necesitamos que haya una buena base de lotes de ropa y luego las familias se podrán animar a pedir lotes que les gusten y encajen con sus necesidades. Por eso, decimos que primero se ofrezca aquella ropa que esté en perfecto estado y ya no se use, y posteriormente se busque la que se necesite. Así, entre todos, se dispondrá de una gran base de lotes. Actualmente, disponemos de unos 75 lotes disponibles que van fluctuando y es aquí donde estamos poniendo nuestro foco, en incrementar esa cifra hasta llegar a los 500 lotes aproximadamente.

– ¿Cuáles son los retos o los objetivos para este 2012 y 2013?

Este año ha sido de lanzamiento tras un largo y duro (y también divertido) camino de 16 meses de trabajo. En estos primeros meses de servicio, el reto sigue siendo generar oferta necesaria para que el servicio sea lo más atractivo para las familias. También realizaremos los ajustes necesarios a nivel de modelo y usabilidad. También estamos invirtiendo en comunicación y generación de marca para que las familias conozcan esta nueva forma de conseguir la ropa para sus hijos y la asocien con Grownies. Lógicamente, también tenemos como objetivos realizar cuanto antes un cierto número de intercambios (lo hemos fijado en 1.000) que nos ayudarán en los objetivos anteriores y a tener a usuarios enamorados del servicio. Preferimos ir lentos, pero seguros, y tener menos tracción inicial pero más usuarios muy satisfechos, que ir más rápido y perder en calidad y atención al usuario.

El año que viene deberá ser un año en el que sigamos creciendo, incrementando la base de usuarios y su expansión geográfica en cuanto a adopción. Será, a finales del mismo, el momento de conseguir la financiación adecuada para, una vez probado el modelo, escalar, ya sea en España o fuera, ya que nacimos con la visión de ser un servicio disponible en otros países, y estamos teniendo peticiones para que así sea.

uncomo

La startup Uncomo demuestra que la democratización del conocimiento es rentable

A la mayoría, el concepto de Demand Media no les sonara demasiado. Pero conviene saber que estamos ante una tendencia que está causando furor en Estados Unidos. Se puede resumir diciendo que se trata de la automatización de los contenidos que se editarán en una publicación, normalmente en Internet. En otras palabras: si lo habitual es que un director o un editor decidan los artículos que se publican en un medio, con una web que se basa en el método de trabajo Demand Media, esta labor la realizará una máquina. En concreto, será un algoritmo que se encargará de detectar los temas que generan más atención (más tráfico), y decidirá sobre lo que hay que escribir.

Para dar con esos artículos de interés, el algoritmo se fijará en lo que se comenta en redes sociales y en las palabras más solicitadas en los buscadores. Todo ello, lo pasará por el filtro del precio que se paga por publicidad asociada al tema en sistemas automáticos tipo AdSense. Y así ofrecerá el contenido que tendrá mayor potencial de tráfico y de rentabilidad publicitaria. Estos artículos serán elaborados por editores freelance, que cobrarán un precio dependiendo de los ingresos que se obtengan por publicidad y por visitas a las páginas.

Los pioneros en importar este concepto a España han sido dos jóvenes emprendedores llamados Albert Ribera y Ferrán Bonàs, que en octubre de 2011 lanzaron el proyecto empresarial Link To Media, desde la aceleradora empresarial SeedRocket. “La empresa tiene dos patas. La primera es la explotación de sus propias webs vía publicidad: Uncomo.com y Uncome.it. La otra pata es la venta de contenido a terceros. Este contenido se puede publicar en la página del cliente, en nuestras webs (la publicidad para ellos), o en las dos. Todo el contenido se crea analizando redes sociales y buscadores para saber qué títulos de artículos funcionarán mejor y captarán más tráfico”, explica Ribera.

Salto al exterior

Con menos de un año de vida, los números avalan la idea de Uncomo. El proyecto reúne a casi 50.000 seguidores y fans en redes sociales. Estos leen y comparten los más de 10.000 artículos que han elaborado sus expertos, de los cuales un 30% están disponibles en formato vídeo. “Tenemos una lista de 120 expertos que elaboran cada una de las temáticas. Estos colaboradores crean contenido para nuestras páginas y también para los clientes y cobran por cada artículo. Es un modelo que negocio que busca democratizar el conocimiento, que todo el mundo pueda ganar dinero escribiendo de lo que sabe”, añade Ribera.

El último logro de estos dos emprendedores ha sido la entrada de inversores privados en el proyecto, que han aportado 200.000 euros para cubrir los costes de internacionalización de esta startup en Italia y Brasil, además de apoyar el crecimiento de las páginas de contenidos en castellano. Entres estos inversores se encuentran Javier Cebrián (Bonsai VC), Jesús Monleón (Offerum), Javier Llorente (Grupo Intercom), Osborne Clarke y Oscar Grifols, que se suman a un crédito del ICF (Institut Català de Finances). “Queremos crecer fuera. Pero también nos gustaría que uncomo.com consiguiera más escritores, artículos y en consecuencia más visitas. Queremos que sea nuestra carta de presentación”, concluye este licenciado en pedagogía al que no le ha importado cambiar de materia para poner en marcha su aventura empresarial.

logo idealista

Idealista: la pyme que sobrevivió a la crisis inmobiliaria y de las puntocom

Si decimos que Internet ha sido clave para la aparición de numerosas pymes, y que incluso ha otorgado una segunda juventud a negocios tradicionales, que estaban pasando por malos momentos, no descubrimos nada. Pero una cosa es reconocer que la Red permite crear empresas con menor inversión, y otra muy diferente es asegurar que lo que nace en Internet funciona por sí solo. Muy al contrario, existen estadísticas que indican que tres de cada cuatro negocios no alcanzan ni su tercer año de existencia. Para tratar de reducir riesgos y asegurar el futuro es importante fijarse en las pymes que funcionan. Aquellas que han superado mil y un obstáculos y que ahora son ejemplo a seguir por cualquier persona que quiera poner en marcha un negocio. Y si hablamos de una lección que hay que aprender dentro de las empresas surgidas al albor de las nuevas tecnologías, pocas hay más provechosas que la de Idealista.com

Y es que estamos ante una empresa que ha superado con nota dos graves crisis en sus poco más de diez años de vida. La primera, la burbuja tecnológica que explotó a los pocos meses de crearse la empresa. La segunda, la inmobiliaria, que se ha llevado por delante cientos de empresas de compra y venta de pisos. A pesar de la magnitud de ambas crisis, la empresa que fundó Jesús Encinar presume de contar en la actualidad con más de 120 millones de páginas vistas al mes y más de cuatro millones de usuarios únicos, lo que la convierte en el portal inmobiliario español de referencia.

Revolucionando el sector

Ante estos números solo cabe preguntarse, ¿cuál es el secreto de Idealista para superar tales dificultades? A Encinar le gusta decir que todo el mérito es “del equipo, al que hay que dejarles espacio para trabajar, para que tomen sus propias decisiones y crezcan como personas y como profesionales”. Pero esta afirmación se queda corta, ya que ni el mejor equipo del mundo pudo conseguir que alguien confiara en un negocio puntocom en pleno estallido de la burbuja. La respuesta se encuentra en la idea inicial del portal, que supuso una verdadera revolución. “En buena medida, Idealista ha cambiado la manera en la que actualmente se busca casa en España, explica Encinar.

Así es. Antes de aparecer la página web, era necesario dar largas caminatas, hablar con los porteros, o ir recogiendo papelitos de la farolas para buscar piso. Idealista llevó al sector inmobiliario al siglo XXI, lo que la convirtió en una de las pocas empresas de Internet que todavía despertaba interés por parte de los inversores. Así apareció la caja BBK, convertida en compañera de viaje de la startup desde sus inicios.

Apostar por la innovación

Una gran idea, apoyada en el talento de los empleados, sirvió a Idealista para superar la burbuja tecnológica. Pero cuando llegó la hora de la actual crisis económica, que ha hundido al sector inmobiliario, tocaba reinventarse. Ahora, el problema no era de canal de venta, como fue con la burbuja de las puntocom, sino que se dejaron de comprar y vender casas, justo la base del negocio de Idealista. “En este caso, hemos esquivado la crisis, al no tener un euro de deuda, lo que nos ha permitido ser ágiles y poder tomar decisiones por nosotros mismos”, explican desde la empresa.

Un balance financiero saneado y una constante innovación en el producto (desarrollo de aplicaciones para dispositivos portátiles, el lanzamiento de un broker hipotecario que permite obtener una hipoteca a medida, etc.) han llevado a esta empresa a gozar ahora de una salud envidiable, demostrando que las cosas bien hechas superan todas las dificultades. Una lección que convendría aprender a cualquiera que pretende poner en marcha un negocio.

china

China: oportunidades para la internacionalización de grandes y pequeñas empresas españolas

Conquistar China no es un cometido sencillo, pero hay que intentarlo. Este país ya cuenta con más de 600 empresas españolas, muchas de las cuales llegaron allí en 2010 buscando expandir sus mercados frente a la crisis. Durante ese año, China recibió más de 1.200 millones de euros en inversiones procedentes de capital español. Y es que los datos económicos del país atraen a muchas compañías que aspiran a obtener nuevos ingresos. Eso sí, éstas deben tener en cuenta que no se trata de un mercado sencillo, ya que requiere un esfuerzo constante y una estrategia clara, pues se rige por normas muy diferentes a las occidentales.

Por eso, no resulta extraño que varios gigantes empresariales del mundo hayan sufrido algún tropiezo en el camino debido, en parte, a la rapidez con la que han intentado convertirse en una marca líder para 1.400 millones de personas. Ni Mattel con su Barbie, ni las subastas de eBay ni Google se han librado de sufrir reveses por diversos motivos, como el exceso de confianza, la falta de adaptabilidad, el choque cultural, etc. Pero esto no quiere decir que el éxito no pueda alcanzarse y, precisamente, varias cadenas de franquicias paladean la victoria, como McDonald’s, con más de 1.000 establecimientos, o las cadenas de Yum, que superan los 3.000.

A corto plazo, la mejora de las relaciones entre la Unión Europea y China podría suponer un espaldarazo todavía mayor para las inversiones españolas en el continente asiático. El viceprimer ministro chino Li Keqiang acaba de asegurar que estas relaciones tienen gran importancia estratégica para su país, por lo que ha pedido a ambas partes profundizar en la cooperación práctica, aumentar los intercambios culturales y de personal y reforzar y promover aún más la asociación estratégica integral entre ambos territorios. Según este dirigente, la cooperación entre China y la UE en el campo de la urbanización ofrece prospectos prometedores para las dos partes. Además, Li ha urgido a los países europeos a ser más flexibles y abiertos sobre la transferencia de altas tecnologías hacia China, para poder profundizar en la integración entre las tecnologías europeas y los mercados chinos, así como a aumentar la cooperación en el tema de energías nuevas, en especial el sector de energía limpia.

Las oportunidades se pueden multiplicar en todos estos sectores, tanto para las grandes como para las pequeñas y medianas empresas españolas. Y para aprovecharlas, una de las fórmulas empresariales que está resultando más atractiva para las pymes es la franquicia. Según MundoFranquicia Consulting, el año 2012 se presenta como una gran oportunidad para las franquicias, por lo que esta consultora ha firmado con Suoyou Limited-GMG (asesoría especializada en la globalización de compañías, que ha prestado asistencia a marcas como Pepsico, Volswagen o Airbus) un convenio que permite ofrecer a las enseñas que buscan consolidarse en el exterior un punto de apoyo, basado en la experiencia, que cubre todas las necesidades que requiere la expansión de una franquicia en suelo chino.

Se trata de una estrategia de implantación que involucra todos los procesos legales y administrativos específicos de la legislación del país, además de la adaptación del concepto de negocio a las peculiaridades locales. Según afirman sus responsables, China es un mercado con grandes diferencias culturales, por lo que las empresas necesitan construir un sistema de gestión autónomo que les permita realizar el control desde sus matrices sin exigirles una presencia física permanente. Como decíamos, la conquista no es sencilla, pero el premio puede ser muy importante.

letsbonus

Los secretos del éxito de LetsBonus

En 2009, un emprendedor llamado Miguel Vicente encontró una página web en China y otra en Estados Unidos que explotaban un nuevo concepto de negocio llamado compra colectiva, donde se obtienen importantes descuentos en diferentes comercios gracias a superar un número determinado de clientes. No se lo pensó demasiado y en tres meses, que es lo que se tarda en poner en marcha una empresa en España, lanzó LetsBonus, la primera iniciativa de compra colectiva de Europa. “Fundé la compañía con 100.000 euros en septiembre de 2009. Crecimos muy rápido gracias a las redes sociales y a la campaña de comunicación que se hizo. Ahora, cuento con una plantilla de 600 personas, 4,5 millones de seguidores y presencia en ocho países”, explica orgulloso Miguel Vicente.

Tiene motivos para estarlo. Con un incremento de facturación del 1.500% en el último año, LetsBonus se ha convertido en la herramienta perfecta para la promoción de los negocios. “Cualquier restaurante u hotel que trabaja con nosotros, consigue 4,5 millones de visitas a su oferta en un momento. Eso origina un incremento considerable en el número de clientes”, explica Vicente.

Internacionalización, rapidez y diferenciación

Al principio LetsBonus se aprovechó de ser la primera empresa de Europa que se atrevía a explotar el negocio de la compra colectiva. Pero el privilegio de estar sola en el sector duró poco tiempo. De hecho, en 2010 surgieron rivales de peso como Groupon o Groupalia.

Lejos de amilanarse, Miguel Vicente siguió confiando en las tres claves que explican el éxito de LetsBonus: la diferenciación, la internacionalización y la rapidez. “Nosotros somos los únicos que buscamos un target medio-alto trabajando con hoteles de lujo y restaurantes con estrellas Michelin Por otro lado, y al no tener copyright tecnológico, había que ser rápido e internacionalizarse antes que el resto. Por eso salimos al exterior. En menos de tres años hemos abierto filiales en Italia, Portugal, Chile, México, Uruguay, Argentina y Colombia”, explica Vicente. El resultado de esta agresiva estrategia es una compañía convertida en referente en su campo, que ahora busca la consolidación de los países donde está presente. “Somos número uno en España y Portugal y punteros en Italia, Argentina y China”, añade el fundador de la empresa.

Echando la vista atrás desde la atalaya donde está presente ahora la empresa, Miguel Vicente no puede olvidar el gran problema con el que se encontró en los primeros tiempos. Éste no fue financiero, como suele ocurrir en las pymes, sino de índole laboral. “Lo más complicado fue encontrar trabajadores. Tanto, que las entrevistas se realizaban a la inversa. Eran los candidatos los que te preguntaban qué era esta empresa que quería contar con ellos. A mí me tocaba convencerlos de que LetsBonus era algo serio”, añade.

Pero eso es pasado, para el futuro LetsBonus apuesta por seguir abriendo países. “Tenemos 4.000 negocios que nos hacen llegar sus ofertas y seguiremos abriendo en más países y consolidando en los que ya estamos. Pero nada hubiera sido posible sin Internet, que ha ayudado mucho a los emprendedores”, concluye Miguel Vicente.

Lab

Más razones para utilizar la ‘nube’ y para abrir tienda en internet

La ‘nube’ está aumentando su protagonismo entre las pymes, según acaban de poner de manifiesto dos estudios, uno impulsado por Microsoft y otro por Arsys. Por una parte, Microsoft ha dado a conocer un informe, realizado por Edge Strategies, que prevé un aumento significativo del uso de servicios ‘cloud’ de pago durante los próximos cinco años entre las pequeñas y medianas empresas. La investigación, basada en una encuesta entre más de 3.000 pymes de 13 países, llega a la conclusión de que estos servicios se duplicarán en cinco años, y que las pymes que los empleen incluso se triplicarán.

Por otra parte, un informe de Arsys desvela que la crisis está animando a las pymes españolas a abrir tienda en internet y asegura que la creación de nuevos canales de venta ‘online’ entre las pequeñas y medianas empresas aumentó un 20,4% en 2011, gracias a las soluciones ‘cloud computing’.

Y es que el estudio de Edge Strategies deja claro que el ‘cloud computing’ es capaz de ofrecer operaciones más baratas y rápidas, así como mejor fusión de información vital a cualquier dispositivo. De hecho, desvela que un 59% de las empresas que actualmente utilizan servicios en la ‘nube’ consideran que consiguen un significativo beneficio en productividad, en comparación con el 30% de las pymes que todavía no los usa.

Además, el 63% de las pymes que utilizan servicios ‘cloud’ espera hacer crecer sus ventas entre los próximos 12 y 18 meses, mientras que el 55% cree que la tecnología potenciará su crecimiento. Además, para ellas la movilidad es esencial; quieren dispositivos móviles no sólo para acceder a su correo electrónico, sino que buscan aplicaciones de productividad y negocio.

En este contexto, las pymes españolas están encontrando en internet un aliado para impulsar sus ventas ante la crisis. Como decíamos anteriormente, el estudio de Arsys pone de manifiesto que la creación de nuevos canales de venta ‘online’ aumentó un 20,4% en 2011. Y explica que las soluciones ‘cloud computing’ de comercio electrónico son los principales impulsoras del negocio ‘online’ entre las pymes del comercio tradicional, ya que permiten gestionar una tienda en internet fácilmente, sin necesidad de conocimientos de informática ni diseño web. Los datos, obtenidos a partir de una muestra de más de 2.500 empresas, revelan que las pymes dedicadas al comercio de moda y complementos (14,73%) son las que mejor están aprovechando los canales de ventas ‘online’, seguidas muy de cerca de las de alimentación (13,47%) y a más distancia de las de informática, imagen y sonido (6,64%), deportes (5,77%), belleza y estética (5,51%) y regalos (5,24%).

El 26% de las empresas con menos de diez empleados tiene página web y una cuarta parte de éstas ya vende ‘online’, lo que les permite encontrar en internet nuevas vías de acceso a clientes para hacer frente a la caída del consumo. Además del comercio electrónico, las empresas españolas utilizan internet para mostrar sus catálogos de productos y listas de precios o reforzar su servicio de atención al cliente, lo que les permite también incrementar sus transacciones ‘off line’, debido a la influencia de internet en los hábitos de los consumidores. Actualmente, se calcula que una de cada dos compras está influida por las búsquedas de información en la red.

La rapidez, el precio y el acceso al mercado global son los principales argumentos de las empresas para poner en marcha un negocio o estrategia de ventas ‘online’. Mientras que el principal obstáculo para aquellas compañías que se muestran reacias son la desconfianza en la seguridad de los pagos y la pérdida del contacto directo con el consumidor.

La inversión tecnológica que una pyme tiene que realizar para abrir su tienda ‘online’ es mínima con las soluciones de ‘cloud computing’. Existen plataformas desde 15 euros al mes, que permiten no solo iniciarse en el comercio electrónico, sino también apoyar las ventas de los canales físicos tradicionales. Por último, unos consejos de Arsys para que el negocio ‘online’ sea un éxito: utilizar un nombre de dominio fácil de recordar, vinculado al producto; eliminar los gastos de envío; ofrecer información completa y relevante sobre la empresa y sus productos; o activar un servicio de atención al cliente.

gen_v

Anboto crea el asistente virtual que arrasa en Silicon Valley

Imagínese que existe el empleado perfecto. Alguien que está siempre disponible, con un conocimiento extraordinario, políglota y que se multiplica según las necesidades. Un trabajador capaz de solucionarle todas sus dudas. En definitiva, el empleado 10. Pues bien, según aseguran en la empresa Anboto ese empleado existe y se llama Anboto Virtual Vendor Gen V.

Lo más curioso de todo es que no es nadie de carne y hueso sino un asistente virtual creado por esta compañía vasca, que está arrasando en el campo de la atención al cliente online. Buena muestra de ese éxito es su porfolio de clientes, que incluye nombres como Vueling, Eroski, BBVA, Banco Santander o la consultora PwC.

Anboto también está en contacto con gigantes del comercio electrónico como eBay o GAP para llevar su tecnología a la atención al cliente online de estas empresas. Pero la prueba definitiva del auge de esta compañía fue su reconocimiento en 2010 como la starp-up más prometedora del mundo. Un logro que abrió las puertas de Silicon Valley a esta empresa con sede en Erandio (Vizcaya).

La sencillez la clave del éxito

La clave de todo está en la tecnología que utiliza Anboto que es sencilla de entender para cualquiera que haya tratado de comprar por Internet en alguna ocasión. El usuario habitual sabe que a la hora de las dudas y problemas las opciones de ayuda por parte de la página de comercio electrónico son limitadas, mecánicas y enormemente tediosas, lo que lleva a que muchas compras se pierdan antes de llevarse a cabo. Para solucionarlo, el asistente virtual que ha puesto en marcha esta pyme vizcaína hace posible que el usuario y el ordenador dialoguen de manera natural y libre. De hecho, la página web simula el lenguaje humano, por escrito o por reconocimiento de voz, e interactúa con el cliente. “Es como hablar con un empleado de, por ejemplo, una agencia de viajes. En lenguaje escrito tenemos 600.000 conceptos, ya que no se trabaja solo con palabras”, explican en la empresa.

Y es en el trabajo con conceptos donde radica la gran diferencia entre la tecnología de Anboto y la del resto de competidores. Gracias a este sistema, el asistente virtual es capaz de entender conceptos y expresiones (en vez de palabras), que van más allá de las definiciones exactas que coinciden con los rígidos registros de cualquier base de datos. Esta tecnología diferencial ha servido también a la empresa para crear servicios específicos para banca, aerolíneas, salud o tiendas de comercio electrónico.

El principal responsable de este milagro es el getxotarra Xavier Uribe- Etxebarria, un ingeniero de la Universidad de Deusto que estuvo trabajando durante años en un proyecto de traducción automática. Tras su paso por Estados Unidos, donde se acabó de formar en la Harvard Business School, Xavier vio la necesidad de dar un giro a su trabajo, y así surgió Anboto. Desde luego, dio en el blanco.

wayra-300x280

Financiación y asesoramiento para “tecno-emprendedores”

En estos tiempos toca reinventarse para salir del agujero. Innovar y emprender son parte de la receta para que la economía española vuelva a crecer y si hay un sector en el que ambas palabras tienen verdadero peso es, sin duda, el tecnológico. En la actual coyuntura los “tecno-emprendedores” tampoco lo tienen fácil. Encontrar financiación para nuevos proyectos no es sencillo y es el primer escollo en el camino hacia el éxito.

Ante esta situación, dos grandes empresas como son La Caixa y Telefónica han puesto en marcha programas que incluyen líneas de financiación para emprendedores con proyectos relacionados con el mundo de la tecnología.

En el caso de Telefónica, su intención de importar el espíritu de Sillicon Valley a España le ha llevado a crear Wayra, un programa para que los “tecno-emprendedores” encuentren asesoramiento y financiación para lanzar sus proyectos. Las ayudas a las que se podrán optar variarán entre los 30.000 y los 70.000 euros, un buen empujón para arrancar.

Wayra organiza varias veces al año convocatorias para elegir las ideas o empresas más interesantes que, estando todavía en la fase inicial, puedan ser atractivas para los capitales riesgo. En este momento, Wayra tiene seleccionadas 20 Start- up, 10 de ellas en Madrid y otras 10 en Barcelona.

La Caixa también quiere apostar por este modelo de apoyo a jóvenes empresas, que podrán beneficiarse del acceso a financiación con su gestora de capital riesgo Caixa Capital Risc y de asesoramiento por parte de expertos de la casa. A cada proyecto se le asignarán 50.000 euros e incluso La Caixa también se reserva la opción de entrar directamente en el capital de las Start-up más interesantes.

En resumen, si eres un joven (o no tan joven) emprendedor tecnológico y andas a la búsqueda y captura de financicación, no dejes de estudiar la participación en cualquiera de estos programas para encontrar las ayudas y el asesoramiento necesitas y que pueden marcar la diferencia entre un proyecto que nunca ve la luz y una start-up con éxito

Cloud Computing

Cloud computing: ¿”estar en las nubes o o estar en “la nube”?

“Estar en las nubes” no es lo mismo que estar en “la nube”. A ningún empresario le interesa quedar fuera de juego haciendo lo primero, pero lo segundo puede recargarle las pilas y salirle muy rentable. Las grandes compañías han comprendido rápidamente las ventajas del cloud computing, pero ¿está sucediendo lo mismo con las pymes?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que no se trata de una herramienta exclusiva de las grandes empresas. El uso de aplicaciones en la nube está también al alcance de cualquier pyme y actividad a la que ésta se dedique. Para ellas es especialmente interesante porque el uso de aplicaciones en el cloud reduce la necesidad de realizar grandes inversiones en tecnología, acorta los tiempos de puesta en marcha y facilita la conectividad y comunicación entre los diferentes “actores” que rodean el negocio.

Entonces, ¿por qué algunas todavía se resisten? Los expertos han constatado que la velocidad de entrada o acceso al cloud es más lenta de lo previsto hace un par de años. La incertidumbre que genera la situación económica actual, el desconocimiento, los propios miedos a usar aplicaciones en la nube, el temor a las nuevas tecnologías y el cambio cultural son los frenos que están observando.

En cambio, el 15% de clientes que afirman estar familiarizados con la nube y la usan, están muy satisfechos. Los que se han pasado a la utilización de aplicaciones 100% cloud ya no regresan al uso de aplicaciones “on premise” o en modalidad intranet. Así, parece que este modelo se está revelando como irreversible para la gestión de los negocios.

Y ¿cuáles son los ámbitos más adecuados para esta herramienta? Más que de sectores especialmente sensibles, debemos hablar de funcionalidad o aplicaciones más propensas a ser usadas en cloud. Pues bien, las más activas son todas las que tienen que ver con la comunicación, la mensajería e integración/intercambio de información, las consultas, las certificaciones y las operaciones de pago.

Ahora más que nunca, cualquier inversión se mira con lupa, por lo que las pymes se preguntan cuánto cuesta migrar a la nube, para saber si el importe está a su alcance. Pues bien, los expertos indican que el coste del proceso es relativo y advierten que debe analizarlo cada empresa, comparándolo con el que tiene migrar a una nueva solución, con la inversión necesaria y con los gastos recurrentes posteriores.

En un proyecto de implantación de software en la nube, los costes para la puesta en marcha se reducen, aunque los de parametrización y migración de datos son prácticamente los mismos. Donde la pyme obtiene un beneficio a corto es en la inversión inicial, si el uso de la aplicación cloud va acompañado de un modelo de pago diferente al de licencia habitual, que no siempre es así. En ese caso las ventajas son claras y los importes que estamos manejando no son un freno.

Desde el sector aseguran que, aunque la financiación está complicada, en las entidades financieras habituales sigue habiendo capital dispuesto a invertir en proyectos de interés. Afirman que sigue habiendo financiación para pymes, “lo que ocurre es que las empresas deben trabajar más el plan de negocio u oportunidad para conseguir financiación a sus proyectos”.

Una vez que la empresa ha decidido migrar a la nube. ¿Cómo debería actuar? Todo depende del grado de familiaridad o uso que tenga con esa tecnología. Primero, tendría que analizar bien cuáles son sus procesos de negocio y comenzar migrando aquellos basados en la comunicación, intercambio de información y de menor riesgo; por ejemplo, un portal de comunicación con sus clientes o proveedores, una plataforma de gestión documental, un proceso de entrada de datos remota, etc. De esta forma facilitaría el proyecto de acceso, conseguiría familiarizar a toda la organización con la nueva tecnología y testearía su negocio con algunos de sus procesos en la nube.

Una vez consolidados los primeros procesos, debería definir un proyecto de transformación interna y desarrollarlo. Y, sobre todo, explicarlo bien a sus empleados. No hay que olvidar que la migración al uso de aplicaciones en la nube tiene un fuerte componente de transformación y cambio en los procesos y en las personas de una pyme.

Will

2012 será el año de la inmersión de la pyme en comercio electrónico y redes sociales

Todos los expertos coinciden en que 2012 será para las pymes el año de inmersión en la innovación y en las nuevas tecnologías. La crisis está modificando a marchas forzadas los hábitos del consumidor que cada día es más exigente en precios, valor añadido y en atención. En 2012 la pyme que no se haya planteado tener presencia activa en internet va a empezar a ser vista como un “rara avis” en los estudios y estadísticas de comercio y marketing electrónico. El año que empieza viene plagado de nuevas soluciones para el comercio electrónico y la socialización de los clientes que deberán tenerse en cuenta a la hora de planificar las estrategias para 2012. Entre las principales tendencias tecnológicas que las pymes no deben dejar de incluir en plan para los próximos 12 meses, los expertos han identificado las siguientes:

Además de empresario, community manager: Facebook, Twitter y Linkedin están multiplicando sus herramientas para gestionar las acciones de marketing y publicidad en las páginas corporativas para las empresas y en sus clubs de fans. Pero no son los únicos, Google+ está consiguiendo calar en el mercado con sus nuevas páginas para empresas, que se pueden premiar por los usuarios con el “+1”en los resultados de búsqueda. Todo con un único objetivo: ofrecer al emprendedor públicos segmentados, algo imposible en las campañas de publicidad y en las promociones tradicionales.

El vídeo, nuevo canal de venta: Su empresa no tendrá más remedio que salir en la tele. Aunque no es una red social propiamente dicha, Youtube también se ha volcado en el negocio de los vídeos de empresa. Con un nuevo diseño, la filial de Google, ofrece perfiles a las empresas adaptados a los nuevos criterios de búsqueda y ofrece, incluso, versiones de pago.

Explota el comercio en el móvil y en las tablets: Pero la batalla para ganarse al cliente en las redes sociales se jugará en terrenos diferentes al de la pantalla del ordenador. Smartphones, tablets, ebook van a ser los nuevos soportes para establecer nuevos lazos con el consumidor en promociones, venta y atención al cliente. Los analistas prevén que la guerra entre Apple (líder del mercado con iPhone y iPad) y los demás fabricantes se incremente con nuevos interfaces y mayores capacidades y conectividad, lo que provocará, según los expertos, una explosión de nuevas aplicaciones y herramientas de marketing electrónico orientadas a las pymes.

Volando hacia la nube: 2011 ha sido el año de embrión, pero la nube supondrá fuerte avance en innovación y un importante descenso de precios en los presupuestos de tecnología de las empresas, particularmente las pymes. Grandes multinacionales, como Microsoft y Google, y jóvenes pymes españolas, como Gigas, ya tienen soluciones para que las empresas que no cuentan con recursos suficientes puedan almacenar almacenar los datos y los programas de gestión de clientes en el ciberespacio.

Mayor inversión en seguridad: Es la otra cara de la moneda tecnológica. Pero los expertos afirman que los empresarios no deben frenar sus planes tecnológicos por los peligros de “hackers” y virus informáticos. 2012 será el año de nuevos productos mixtos (parte gratuita y parte de pago) por parte de las firmas de seguridad informática, como Symantec o McAfee, que ven como pequeños y medianos proveedores, como Panda, ganan terreno en soluciones para micro-pymes, preocupadas por los datos personales de sus clientes y proveedores.

ROI, palabra clave de la pyme virtual: Evaluar el retorno de la inversión (Return on Investment, por sus siglas en inglés) que realizamos en Internet, será cada vez más fácil para las compañías y, en especial para los pequeños negocios familiares. Grandes redes sociales, como Twitter, están abriendo sus ficheros para que las firmas independientes de programación puedan realizar aplicaciones para medir la efectividad de las acciones comerciales. Facebook también está apostando por las aplicaciones de analítica web, aunque en este caso son internas. Por primera vez los empresarios van a disponer de sistemas y herramientas fiables de medición de la reputación social, como Klout, que le permitan evaluar la marcha de sus campañas publicitarias en las redes sociales en tiempo real o saber cúanto se puede ahorrar en “call center” si pone un servicio de atención al cliente en Twitter. Como botón de muestra, baste citar los 1,9 dólares al mes que la estadounidense Phonedog ha estimado que vale cada follower que un ex empleado se llevó en su cuenta de twitter al abandonar la compañía.