Entradas

ayudas_pymes

Nuevas ayudas para las pymes industriales y del comercio

El Ministerio de Economía ha aprobado una ayuda en especie para dar asesoramiento individualizado a las pymes industriales del sector manufacturero. Por otra parte, la Junta de Andalucía ha anunciado una subvención de hasta 21.000 euros por empresa para modernizar y digitalizar su pequeño comercio.

Impulsando el crecimiento

El Ministerio de Economía, Industria y Competitividad ha anunciado recientemente a través del Boletín Oficial del Estado (BOE) la convocatoria de ayudas de asesoramiento para la pequeña y mediana empresa de la industria manufacturera. En concreto se trata de una iniciativa que tiene como objetivo impulsar el crecimiento de la industria española ofreciendo apoyo especializado e individualizado a la sociedad que lo solicite.

¿De qué consta?

Las empresas beneficiarias contarán con 50 horas de atención personalizada desarrolladas por la Fundación EOI, dependiente de la Escuela de Organización Industrial, con cargo a la Secretaría General de Industria y de la Pyme.

Esta ayuda en especie se prestará a través de reuniones individualizadas, en las que se incluirán lo siguientes servicios: diagnóstico previo de la situación de partida de la empresa; análisis interno de la organización y del negocio; elaboración de un plan de asesoramiento personalizado; seguimiento y evaluación de dicho plan; y visitas necesarias a las instalaciones de la compañía, dos en la fase de diagnóstico y dos en la de asesoramiento temático.

El precio total del servicio ronda los 6.500 euros, de los cuales un 85% será sufragado por la Fundación EOI bajo la modalidad de ayuda en especie, siempre que la compañía beneficiada complete el proceso de asesoramiento. El 15% restante (unos 975 euros) tendrían que ser abonados por la propia compañía.

Podrá solicitar la ayuda del Ministerio cualquier pyme que desarrolle o que vaya a desarrollar una actividad industrial productiva, siempre que su objeto social se refiera a actividades encuadradas en la Sección C – Divisiones 10 a 32 de la Clasificiación Nacional de Actividades Económicas (CNAE 2009). Es decir: fabricación textil, de bebidas, de productos farmacéuticos, de caucho y plásticos, muebles, metalurgia, automóvil, etc. El plazo de presentación de solicitudes permanecerá abierto hasta el 22 de septiembre de 2017.

Convocatoria para el comercio andaluz

En los últimos días también se ha anunciado el lanzamiento a lo largo del mes de septiembre de una serie de ayudas, articuladas por la Junta de Andalucía, para fomentar la modernización de las pymes del sector del comercio. Éstas podrán solicitar hasta 21.000 euros para poner en marcha proyectos digitales de expansión de negocio.

El presupuesto inicial, aportado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) es de 3,9 millones de euros. Éste podrá gestionarse hasta finales de 2018 y deberá ir a parar a aquellas pequeñas y medianas empresas del sector inscritas en el Registro de Comerciantes y Actividades Comerciales de Andalucía que lo soliciten.

El Gobierno andaluz habilitará dos líneas: una, con 1,06 millones de euros de dotación, para proyectos de incorporación y actualización en el ámbito TIC (tecnologías de la información y la comunicación); y otra, de 2,84 millones, para iniciativas de diversificación y expansión de las empresas. Ambas se convocan en régimen de concurrencia competitiva y pueden llegar a cubrir hasta el 75% de las inversiones.

Para la primera de las líneas se podrán conceder hasta 6.000 euros por solicitante. Las subvenciones han de servir para realizar mejoras como: la implantación de software de contabilidad, facturación, almacén o automatización de ventas; la adquisición e implantación de equipamientos informáticos y hardware como ordenadores o terminales de punto de venta; y el desarrollo de actuaciones de comunicación, publicidad y marketing en internet o a través de las nuevas tecnologías.

También se incluyen proyectos relacionados con el diseño e implantación de tiendas online, páginas web con información corporativa y catálogos de productos y aplicaciones para móviles. Para el acceso a estas ayudas se exige que la empresa ejerza actividad comercial en Andalucía con un establecimiento permanente de, al menos, seis meses de antigüedad.

Por lo que respecta a la segunda línea, la cuantía máxima subvencionable es de 15.000 euros. En este caso, se respaldan iniciativas como: la ampliación y reforma del establecimiento; la apertura de segundos puntos de venta con mantenimiento de los preexistentes; la adquisición de equipamiento y mobiliario comercial del establecimiento, y las actuaciones de innovación y modernización de imagen corporativa, interiorismo y escaparatismo. En este caso se exige que la empresa ejerza actividad comercial en Andalucía con un establecimiento permanente de al menos tres años ininterrumpidos de antigüedad.

xpande

Programas Xpande y Xpande Digital para PYMEs

 

Dos iniciativas puestas en marcha por la Cámara de España con fondos FEDER han permitido que desde enero 279 las pequeñas y medianas empresas reciban asesoramiento para su internacionalización. En septiembre se cierra una nueva convocatoria.

 

El pasado mes de enero, la Cámara de Comercio de España (el organismo representante de las cámaras de comercio territoriales de todo el país) empezó a asesorar a 279 PYMEs españolas sobre el mejor modo de dar el salto al mercado exterior, de tal manera que pudieran convertirse en “exportadoras habituales”. Las PYMEs participantes se encuadraban en diversos sectores (agroalimentario, industrial, bienes de consumo, industrias culturales y servicios) y procedían de varias comunidades autónomas: Castilla y León, Extremadura, Canarias, Murcia, Castilla-La Mancha, Andalucía y Galicia.

 

Esta iniciativa, que concluyó en junio, se llevó a cabo a través de dos programas de internacionalización cofinanciados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER): Xpande y Xpande Digital. Ambos cuentan con dos convocatorias públicas anuales (su duración es de 6 meses) y estarán en funcionamiento hasta el año 2020.

 

Programa Xpande: Iniciación a la exportación

 

El Programa Xpande está dirigido a PYMEs españolas (trabaja actualmente con un total de 152 empresas) que quieran iniciarse en la exportación, ayudando a dar los primeros pasos y proporcionando las claves que puedan facilitarles la sostenibilidad en un mercado exterior concreto. Los técnicos de la Cámara:

 

  • Dotan a la PYME en cuestión de una metodología capaz de dotar a su proceso exportador de bases sólidas, que aumenten sus posibilidades de éxito.
  • Facilitan orientación estratégica en función del mercado y de la posición competitiva de la empresa.
  • Elaboran un plan de exportación para el mercado objetivo de la PYME.
  • Ofrecen ayudas económicas para desarrollar el plan de internacionalización.

 

Así, el Programa Xpande proporciona un diagnóstico personalizado se articula en torno a cuatro módulos: selección de mercados, acceso al mercado, comunicación y marketing y económico-financiero. En una segunda fase del programa se pone ya en marcha el proceso de internacionalización, momento en el cual la empresa recibe una ayuda económica de hasta un 85 % (según la comunidad autónoma en la que esté radicada) para inversiones máximas de 9.000 euros.

 

En cuanto a los mercados elegidos como destino de exportación sobresalen los países europeos como Alemania, Francia, Portugal, Reino Unido, Países Bajos, Suecia y Suiza, más cercanos y accesibles para las empresas que se inician en la exportación. Los países asiáticos (como China y Japón), e iberoamericanos (como Colombia y República Dominicana) son otros de los destinos más seleccionados pese a sus dificultades.

 

Programa Xpande Digital: Posicionamiento online en mercados internacionales

 

El Programa Xpande Digital se dirige a PYMEs españolas (participan actualmente un total de 127) que cuenten previamente con página web corporativa y deseen fomentar y potenciar el marketing digital y necesiten, por tanto, un plan de posicionamiento digital para mercados exteriores. La Cámara ayuda a estas empresas facilitando orientación estratégica en función del mercado al que se dirigen y del producto/servicio que ofrezcan, proporcionando además de las herramientas necesarias para fortalecerlas en el mercado objetivo y seleccionando las acciones de marketing digital más adecuados en función de la clase de clientes, de productos y/o servicios y del país elegido para iniciar sus operaciones.

 

En una primera fase, los técnicos de las cámaras de comercio analizan la situación de la empresa y su posicionamiento respecto a la competencia. Una vez realizado este análisis, los expertos de la Cámara proceden a diseñar un plan digital para el mercado objetivo elegido y se lleva a cabo la implantación del plan con subvenciones de hasta un 85 % (según la comunidad autónoma) para inversiones máximas de 4.000 euros.

buscar_subvenciones

Algunas claves para aprovechar el tiempo si buscas subvenciones

Cualquier emprendedor o empresario experimentado que se haya interesado por conseguir una subvención para impulsar su negocio sabrá que identificar la mejor ayuda financiera de este tipo puede ser casi tan complicado como buscar una aguja en un pajar.

Es difícil conocer el momento en el que se publican, rastrear todas las instituciones y organismos que suelen publicarlo puede convertirse en un trabajo extenuante y, para colmo, queda el trámite de cumplir con todos los requisitos formarles.

En este blog como en tantas otras páginas web, nos hacemos eco de todas las convocatorias de ayudas y subvenciones para pymes posible, pero sí es otro de los miles de sitios en los que buscar.

Pero no desfallezca, parafraseando a algún anuncio televisivo casi podemos decir que: “el rastrear se va a acabar”.  Al menos, el tiempo dedicado a ellos se puede reducir considerablemente.

Y es que, conscientes de lo arduo de la tarea, cada vez surgen más plataformas pensadas para aliviar la tarea. Desde Asesoresdepymes hemos rastreado la oferta y hemos seleccionado las más destacadas.

La primera es también la más institucional.  Es decir, la plataforma del sistema nacional de publicidad de subvenciones, que pertenece al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. En esta web están listadas todas las subvenciones públicas tanto del Estado como de las CCAA o de los ayuntamientos. Se pueden buscar por fechas, concepto y organismo emisor. Además incluye enlace a las webs en las que está publicada la información.

Los interesados en ampliar la búsqueda a otros horizontes y fronteras pueden dejarse caer por la Fundera. Este es un buscador lanzado por un emprendedor español que ha desarrollado un software que hace el rastreo de las convocatorias de ayudas o subvenciones de forma automática. Según han explicado sus fundadores a los medios de comunicación, “agrega información de unas 400 líneas de financiación en Europa y España”. La plataforma permite acotar la búsqueda por destinatario de las ayudas tanto para pymes, como grandes empresas, startups, ONGs, etc. Una advertencia para los usuarios de esta web: Las convocatorias rastreadas se muestran en su idioma original, así que los interesados en ayudas internacionales también deberán tener en cuenta esta peculiaridad a la hora de ingresar sus criterios de búsqueda.

Otra interesante herramienta, es la plataforma Tufinanziacion.com, que recientemente ha firmado un acuerdo con el grupo CajaMar para impulsar una web que recoge ayudas públicas clasificadas según el organismo que las emite: europeas, nacionales, autonómicas o provinciales.

Una de las curiosidades de esta página es que las convocatorias están catalogadas con una evaluación numérica que indica su calidad en base a criterios como: cuantía de la ayuda, tiempo de financiación, vigencia…etc.

Esta plataforma está mucho más enfocada a prestar servicio a las pymes, por ello completan sus servicios con la posibilidad de contactar directamente con expertos y asesores en la presentación de este tipo de proyectos, y también ofrece la posibilidad de recibir, previa subscripción, un informe periódico con las subvenciones que mejor encajan con el perfil de la compañía.

ayudas_y_subvenciones

El 23% de las PYMEs desconocen las ayudas y subvenciones que podrían solicitar

Hace unos días se publicó el informe socioeconómico de la Radiografía Sage de la PYME, que forma parte a su vez de un plan de estudios más amplio destinado a “conocer y dar a conocer la realidad empresarial -percibida y proyectada- de nuestro país, especialmente entre las PYMEs”.

 

Opinión sobre el rumbo de la economía

 

El estudio, que se realizó mediante 1800 entrevistas (tanto telefónicas como vía web) a mediados de este año, comienza pulsando la opinión en torno a la afirmación “Hemos salido de la crisis”, la cual cosecha un desacuerdo de 70,5% de los encuestados. Dato que contrasta con el 48% que afirmó haber apreciado “alguna mejoría” en su propia empresa.

 

Aquellas empresas que reconocieron haber crecido en el último año, lo hicieron mayoritariamente en facturación (77%) y en la base de clientes (64%), colocándose a la cola el desembarco en nuevos mercados (14%).

 

Obstáculos a la búsqueda de nuevos mercados

 

Precisamente el informe dedica un apartado propio a la salida de PYMEs españolas al exterior en búsqueda de nuevos mercados. A la pregunta “En su empresa, durante el año 2014, ¿se ha puesto en marcha algún plan de internacionalización/ de exportación para vender sus productos/servicios en otros mercados fuera de España?”, los datos indican que el 7% de las empresas con asalariados sí lo habría llevado a cabo.

 

Ante la pregunta sobre los obstáculos encontrados a la hora de poner en marcha sus planes de exportación, 1 de cada 3 empresas cita como causa “la burocracia y el papeleo”, y el 14% “el idioma y las diferencias culturales”. El 8% restante de casos agruparía a la ‘Marca España’, la legislación o la ausencia/inadecuación de infraestructuras.

 

El desconocimiento en materia de ayudas y subvenciones

 

El siguiente gran apartado del estudio está dedicado a ‘Ayudas y financiación’, donde se recoge unos de los datos más relevantes del mismo: un 23% de los pequeños negocios afirma desconocer la existencia de ayudas y subvenciones, mientras que únicamente el 9% de las empresas encuestadas las habría solicitado este año. Comparando los datos sobre concesiones de ayudas solicitadas con el informe de 2013, se aprecia que en estos dos años se habrían duplicado, pasando del 4% al 8%.

 

En cuanto a las fuentes de financiación de nuestras PYMEs, SAGE sostiene que el 16% de las mismas habrían recurrido a lo largo del pasado año a la financiación externa (cuatro puntos más que durante el año anterior).

 

La autofinanciación, ¿única alternativa?

 

Así mismo, el estudio muestra también que a la opción de la financiación externa tradicional se han sumado en los últimos tiempos otras fuentes de carácter alternativo, aunque aún de uso minoritario (4%). Así, en la mayoría de los casos, la única fuente de financiación alternativa a la tradicional es la de la autofinanciación o la del microgrupo familiar: otras opciones como el crowdfunding carecen de suficiente respaldo entre esta clase de empresas.

 

Aumento del uso de las NTICs

 

Algunos datos sobre el nivel de adopción de las nuevas tecnologías son relevadores: el 98,3% de las empresas españolas dispone de conexión a Internet. Siete de cada 10 tienen página web. El porcentaje de empresas que utiliza banda ancha móvil sube cuatro puntos, hasta el 78,3%, mientras que el 91,1% de las empresas interactuó a través de Internet con las Administraciones Públicas. Por último, el volumen de negocio generado en las empresas por las ventas de comercio electrónico alcanzó el 15,1% del total de ventas durante 2013, un 6,7% superior al del 2012.

 

Vía | Sage

exportadora

Cambios legales para impulsar a las pymes exportadoras

Las exportaciones se han convertido en uno de los motores de la economía española. Según el último dato publicado, en el mes de marzo subieron un 12,5% respecto al mismo período del año anterior. Esto rompe la ralentización que habían mostrado los meses anteriores y que había activado algunas alarmas en el Gobierno.

Apuntalar está tendencia es una prioridad para la economía  española y en esa línea se enmarca la decisión tomada hace unos días por el Gobierno, anunciada por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, de modificar dos legislaciones claves en materia de exportación para las pymes.

La primera afecta al Contrato de Ajuste Recíproco de Intereses, más conocida como CARI.  Se trata de un sistema de apoyo financiero oficial que actúa como una especie de seguro para los créditos solicitados con el objetivo de financiar actividades de exportación. Gracias a este apoyo estatal indirecto los bancos pueden ajustar más el tipo de interés al que conceden al dinero.

De esta forma el Gobierno intensifica su papel como garante de la actividad crediticia de la banca y mejora el tipo de interés de los bancos que luego prestan a los exportadores. La medida busca incentivar el uso de este instrumento y, sobre todo, disipar los riesgos inherentes a las actividades exteriores que tanto asuntan a las entidades financieras.

También ha sufrido cambios otro de los vehículos financieros para incentivar la exportación, el  Fondo para Inversiones en el Exterior (FIEX). Hasta ahora, este sistema de ayudas permitía la inversión directa en el accionariado de las compañías exportadoras, durante un tiempo limitado.

Desde ahora, el FIEX podrá también participar en vehículos o fondos de capital expansión con los apoyos oficiales ya existentes o que se establezcan. Además de en fondos de inversión privados, que fomenten la internacionalización de la empresa o de la economía española.

Todo esto será posible siempre que los proyectos cumplan unos requisitos básicos, como ser proyectos viables y privados, pero que reporten algún beneficio para España o las empresas españolas. Además, deben ser proyectos medianos con un volumen de facturación entre los 250.000 euros y un máximo de 30 millones de euros.

La dotación anual de estas ayudas, en 2015, es de 828 millones de euros.

usa

Consigue hasta 50.000 euros para implantar tu negocio en Estados Unidos

¿Tiene un negocio en Estados Unidos? ¿Se está planteando expandir su empresa en el país de las barras y estrellas? Si es así, no debe dejar de prestar atención a una de las convocatorias más atractivas para ayudar a los exportadores a Estados Unidos. Se trata del “Plan ICEX Target USA”, englobado en el plan ICEX España Exportación e Inversiones. El pasado 22 de octubre el BOE dio el pistoletazo de salida a la convocatoria de 2014 que estará abierta hasta el próximo 21 de noviembre.

 

Como en años anteriores, esta línea de ayudas está a disposición de todas las pymes españolas, de cualquier sector de actividad, que cuenten con una filial en territorio estadounidense o participen con un mínimo del 50% del capital social en una empresa de ese país, o el mínimo que indique el Estado en que se realiza la actividad. En el caso de que haya varias empresas en el proyecto, la aportación conjunta de todas las de nacionalidad española también debe superar el 50%.

 

Además, hay un trato especial para aquellas compañías que, aun siendo españolas, hayan decidido desarrollar su actividad en territorio estadounidense directamente y no tengan filiales. En este caso, podrán solicitar ayudas siempre que pertenezcan a sectores “eminentemente tecnológicos”, según las palabras del propio BOE. A saber: biotecnología, nanotecnología, TIC’s, contenidos digitales y otros sectores de alto contenido tecnológico.

 

Cada proyecto empresarial puede aspirar a conseguir un total de 50.000 euros o el 50% de los gastos susceptibles de apoyo. Se consideran gastos subvencionables los realizados entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2014. Y en algunos casos, también se podrán incluir los gastos de constitución o primer establecimiento de la filial siempre que se constituyera en los últimos cuatro meses de 2013.

 

Como es habitual en las convocatorias del ICEX, el margen para la duda es escaso. Ya que la convocatoria especifica con detalle, aquellos gastos que sí pueden ser objeto de subvención, y entre los que se encuentran:

 

– Gastos de constitución y primer establecimiento: estudio viabilidad, asesoramiento externos (jurídico, contable, financiero…) escrituras, licencias, permisos…

– Gastos de promoción: publicidad, acciones comerciales, participación en ferias…

– Gastos de defensa jurídica de la marca, patentes y homologación.

 

La solicitud de la ayuda debe ir acompañada de una memoria detallada de actividades en la que se expliquen y justifiquen todos los conceptos que buscan ser subvencionables. También será evaluable la estrategia de implantación en EEUU que tiene el negocio que opta a las ayudas. Así como la descripción del proyecto, sus fases de desarrollo.

 

Los 50.000 euros solo podrán conseguirlos las empresas que opten a las ayudas en dos convocatorias distintas. Ya que para el primer año hay fijado un tope de 30.000 euros por proyecto, o el 50% de la inversión.

En el caso de las empresas tecnológicas, el límite será de 15.000 euros, de hecho esa cuantía también es la inversión mínima que se exige a los proyectos de este tipo.

El resto, se completan con los gastos en los que se haya incurrido en el segundo año de actividad en tierras americanas.

 

Quienes se presenten por primera vez a estas ayudas, deben tener en cuenta que la puesta en marcha de su negocio en Estados Unidos no puede ser anterior al 1 de enero de 2014.

 

Para finalizar, conviene recordar la advertencia del BOE “la ayuda contemplada en este Plan es incompatible con cualquier otra ayuda otorgada por ICEX para los mismos conceptos de gasto.”

fuentes

5 fuentes públicas y privadas de financiación empresarial

Que la financiación es un pilar básico tanto para el crecimiento como para el día a día de las empresas es algo por todos conocido, pero ¿seguro que conocemos todas las opciones disponibles en el mercado? En el artículo de hoy hemos querido destacar algunas de ellas, tanto de entidades públicas como privadas.

 

 

CDTI

El Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial, dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad, acaba de revisar a la baja los tipos de interés de los distintos instrumentos de financiación que ofrece a los proyectos de I+D+i. Estos proyectos se financiarán con un interés igual al Euribor (hasta ahora se sumaba el 0,1%). Las mismas condiciones se aplicarán a las ayudas a la Preparación de Propuestas Comunitarias (APC), a las ayudas para la Preparación de Ofertas a Grandes Instalaciones Científico-Tecnológicas (APO) y a las ayudas a la Internacionalización.

Asimismo ofrece una mejora para la financiación de proyectos Línea Directa de Innovación, que son aquellos que implican la incorporación y adaptación de tecnologías novedosas a nivel sectorial siempre y cuando supongan una ventaja competitiva para la empresa. Estos proyectos se podrán amortizar a tipos del 1% en los préstamos a 3 años y del 2% en los préstamos a 5 años (hasta ahora se aplicaban tipos del 2% y 2,5%, respectivamente).

 

Santander

Fondo Advance es la propuesta que el Santander ofrece a las pymes para financiar sus proyectos. Como condición, tienen que tener más de tres años de vida, y podrán financiar proyectos singulares de inversión para el crecimiento de su negocio: I+D+i, inmovilizado material, expansión de operaciones… por un importe mínimo de un millón de euros, un plazo mínimo de 3 años y mediante deuda estructurada a la tipología del proyecto: subordinada, convertible o de otro tipo.

Importante: esta alternativa de financiación no se dirige a pymes para operaciones de financiación de su negocio recurrente o en situación de restructuración de su pasivo. Asimismo, se excluyen de esta alternativa de financiación los sectores financiero y promotor.

Para las pymes y proyectos que cumplan las condiciones mencionadas, el Fondo Advance facilitaría financiación a medio y largo plazo con flexibilidad en el calendario de pagos y en la exigencia de garantías. La documentación exigida es la siguiente: cuentas auditadas al menos del último ejercicio; plan de inversión / crecimiento asociado al proyecto; y certificados de estar al corriente de pagos con Seguridad Social y con la Agencia Tributaria.

 

Fondo Apoyo a Empresas

Esta iniciativa de CESCE, que cuenta con el apoyo de Ferrovial, Mutua Madrileña y Técnicas Reunidas, ofrece financiación no bancaria a las empresas mediante el descuento de facturas comerciales. Las empresas pueden acceder al Fondo independientemente del tamaño que tengan o de si venden en España o en el exterior. Los recursos llegan en 6 días a partir de la solicitud y el tipo de interés es del 4,75%. Al ser un canal de financiación no bancario, no aparece en CIRBE, y no ocupa líneas bancarias ni de la empresa que solicita la financiación ni del proveedor que paga la factura.

 

BEI y Sabadell

Ha puesto a disposición de las empresas una nueva línea financiera de 500 millones de euros, destinada a financiar proyectos de inversión y capital circulante. Del total disponible, 250 millones de euros provienen de los fondos del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y Banco Sabadell aporta 250 millones de euros adicionales.

Podrán optar a la misma pequeñas y medianas empresas, y empresas de mediana capitalización (MIDCAP, hasta 3.000 empleados) industriales y de servicios, y facilitarles el acceso al crédito en condiciones favorables para impulsar el crecimiento económico, la expansión de los negocios y la creación de puestos de trabajo.

La línea incluye préstamos, leasing y renting, hasta un plazo máximo de 15 años, en el caso de las inversiones, y a 3 años, en el caso del circulante, y a un tipo de interés preferente, beneficiándose además de una reducción de un 0,25% en el tipo de interés bonificado por el BEI.

 

ICO

La Línea ICO, para empresas y emprendedores, está dirigida a autónomos y todo tipo de empresas. Mediante la misma, pueden financiarse necesidades de liquidez (hasta el 100% de financiación para operaciones de hasta 3 años), inversiones financiables (hasta el 100% -incluido el IVA o impuesto análogo-, o necesidades de liquidez -adquisición de activos fijos productivos-); adquisición de vehículos turismo (hasta 30.000 euros + IVA); adquisición de empresas; gastos de circulante con un límite de hasta el 50% del importe total de la financiación, que podrá ampliarse hasta el 100% para operaciones de hasta 1, 2 y 3 años. El importe máximo de financiación por beneficiario y año es hasta 10 millones de euros, y el plazo de amortización hasta 20 años.

También dispone de la Línea ICO Innovación Fondo Tecnológico, destinada a empresas innovadoras que realicen inversiones en activos fijos productivos, nuevos o de segunda mano, en territorio nacional. Se puede financiar hasta el 100 % del proyecto de inversión (IVA/IGIC) no incluido, con un límite máximo por cliente de 1,5 millones de euros.

crowdfunding

Saca partido al crowdfunding

¿Qué tienen en común el partido de Nicolás Sarzoky, la UMP, la película “El cosmonauta“, de la productora catalana Riot Cinema Collective, y el primer disco de rock de la banda Extremoduro? A simple vista, nada. Pero a los tres les une un nexo común: han recurrido al llamado crowdfunding, o financiación en masa, colectiva o cuestación popular para seguir adelante con su actividad. Una práctica que, en un momento como el actual de crisis, donde conseguir un crédito bancario se ha vuelto una odisea y las subvenciones han desaparecido del mapa, está ganando adeptos.

Fuerte desarrollo

Ya sean artistas, pymes, startups, ONGs, o particulares, todos pueden recurrir a esta fórmula de financiación a través de Internet. Basta con una buena idea y tener las herramientas para convencer a los demás. Por ejemplo, la firma norteamericana Pebble Technology colgó en una plataforma un proyecto de un reloj inteligente para el que necesitaba 100.000 dólares. Solo pasaron dos horas, y el objetivo estaba cumplido. Un mes después, esa cifra se había disparado ¡hasta los 10,3 millones de dólares gracias a 69.000 personas! En Europa se estima que hay unas 200 plataformas de este tipo, de las que unas cincuenta están radicadas en España.

Modalidades

Sus modelos de financiación se pueden dividir en cuatro categorías: donaciones, recompensas, préstamos (o crowdlending) e inversión (o equity crowdfunding). Las donaciones se dirigen, básicamente, a creativos, artistas y proyectos sociales. Quien está interesado hace una aportación altruista de dinero y, a cambio, recibe información del proyecto. Mientras que las recompensas, orientadas a los mismos colectivos, se diferencian en que el mecenas, en función de la cantidad aportada, recibe compensaciones de valor añadido ligadas al proyecto. Por ejemplo, en el caso de una película, su nombre puede aparecer en los títulos de crédito o, incluso, llegar a cenar con el director del film.

Si nos referimos a préstamos e inversión, más que en el mundo socio-cultural, se está desarrollando en el mundo empresarial. Particulares, pymes y startups son sus principales beneficiarios. ¿Cómo funciona? Para préstamos (o crowdlending), la empresa dice cuánto dinero necesita y para qué. La plataforma, por su parte, criba los proyectos y cuelga los más solventes, con los suficientes datos para que el inversor haga su propio análisis. Los inversores, por su parte, ofrecen dinero (normalmente desde 20 euros) a un tipo de interés. Si se alcanza el 100% del dinero solicitado, la empresa firma un contrato mercantil y la plataforma transfiere el dinero. A cambio solo cobra una tasa de apertura, no hay más gastos. Y, cada mes, el inversor recibe el tipo de interés ofertado. ¿Cuáles son los riesgos? Que la empresa no devuelva el préstamo o que la empresa cierre.

Por lo que respecta a la inversión (o equity crowdfunding), sus principales destinatarios son las startups. Y funciona de la siguiente manera: la plataforma compra las acciones, que suelen ser de clase B, es decir, sin derecho a voto, en nombre del inversor. A cambio, este recibe el retorno de esa inversión y un porcentaje de los beneficios obtenidos. ¿Desventajas? Se puede perder toda la inversión, la startup puede fracasar, y la posterior venta de acciones es difícil.

ferrari

¿Para qué un Ferrari si lo que necesito es un utilitario?

La excesiva ambición puede dar al traste con un buen negocio. Intentar aprovechar todas las posibles ayudas y subvenciones públicas que se presentan puede aportar mucha alegría a nuestra empresa en un primer momento, pero después es capaz de sumirla en una verdadera encerrona. De hecho, nos podemos encontrar con un Ferrari cuando lo que necesitamos es poco más que un utilitario.

Pero, ¿por qué las subvenciones que ofrecen las Administraciones públicas pueden terminar saliéndonos muy caras? Porque para recibir la mayoría de ellas se requiere que las empresas realicen una inversión en activos fijos, es decir que compren inmuebles, maquinaria u otros bienes relacionados con la producción y el funcionamiento habitual del negocio.

A cambio, las ayudas amortiguan la inversión haciéndose cargo de un determinado porcentaje del precio total de la compra. Y, normalmente, es indiferente si la subvención va dirigida a una empresa que ya existía o a otra de nueva creación. Lo que sí suele ser necesario es que se invierta una cantidad mínima de dinero.

En realidad, lo que consigue la empresa que accede a esa ayuda o subvención es una rebaja en el precio de compra de los inmuebles, la maquinaria u otros bienes, que puede ser de un 20%, un 30% o, incluso, un 40%. Algo muy atractivo y que, lógicamente, pone el caramelo en la boca de muchos empresarios.

Sin embargo, como sucede cada año en las famosas rebajas del sector textil, existe un serio y fatídico peligro: que se acaben comprando bienes por el hecho de comprar, eso sí, pensando en la subvención. Es decir, hacernos con aquello que no necesitamos y a lo que, simplemente sucumbimos por la tentación de obtenerlo más barato. En el caso de la ropa el desliz nos puede llevar a gastarnos 100 euros, pero en el de la empresa la factura puede alcanzar los 10.000, 50.000 o ¡100.000 euros!, cifras que en algunos casos pueden terminar desestabilizando el día a día de un pequeño negocio.

Según la experta Teresa Nagore, el empresario debe seguir, o al menos tener en cuenta, algunas pautas para no caer en la tentación de pedir indiscriminadamente cualquier subvención pública que se presente y para solicitar solo las ayudas que realmente coincidan con sus necesidades.

En primer lugar, recomienda ajustar la inversión a la necesidad a corto y medio plazo que tenga la empresa. Por lo tanto, no se debe comprar lo que no se va a necesitar. Por otra parte, tampoco hay que adquirir de más para conseguir una subvención, ya que lo que a uno le dan por un lado (subvención), lo paga por el otro, ya que adquiere más de lo que realmente necesita. Esto, además, puede tener consecuencias como, por ejemplo, que los costes de mantenimiento con los que nos encontremos al final sean mayores.

En tercer lugar, hay que tener en cuenta que muchas veces la inversión que se haga habrá que financiarla. Y cuanto mayor sea esa inversión mayor será la necesidad de financiación y, por lo tanto, los costes financieros, lo que también supondrá mayores intereses.

Una vez que se conozca y se ajusten las necesidades reales de inversión que necesita la empresa, es mejor buscar las ayudas de las que uno se puede beneficiar. Según esta experta, es importante hacerlo así y no al revés, ya que realizar la inversión en función de las ayudas que se pueden obtener puede conllevar todas las consecuencias negativas que hemos mencionado. Y es que, como bien apunta Nagore, un negocio hay que crearlo porque crees en él, no por las ayudas que puedas obtener para ponerlo en marcha.

bombilla03

La I+D+i es fundamental, pero ¿sabemos cómo financiarla?

Siempre se habla de la importancia de la I+D+i y de que ésta es la única fórmula que permitirá a las empresas salir de la crisis y avanzar en el futuro con garantías de éxito. Pero, ¿es posible pedir a una pyme que dedique cantidades importantes a esta partida en una situación tan complicada como la actual? Pues sí, lo es. Probablemente, si muchos emprendedores conocieran todas las fórmulas que existen en estos momentos para financiar la inversión en Investigación, Desarrollo e Innovación Tecnológica se llevarían las manos a la cabeza por no haberlas utilizado antes.

Y es que, según una encuesta de la consultora Lowendalmasaï, poco más del 20% de las empresas españolas gestiona eficientemente la financiación de la I+D+i. Un 8% de las compañías a las que se les preguntó no utiliza ningún tipo de financiación pública para su innovación, un 37% tiene amplias posibilidades de mejorar su financiación por I+D+i, un 32% tiene posibilidades de mejora y sólo un 22% tiene una buena gestión de la misma.

Pues bien, recientemente se ha celebrado en Madrid una jornada técnica sobre “Actualidad de la Financiación de la Innovación”, organizada por EQA Certificados, en colaboración con el Ministerio de Economía y Competitividad, donde se realizó un análisis práctico para beneficiarse de los incentivos fiscales vigentes para estas actividades.

José María Peláez Bravo, de la Subdirección General de Fomento de la Innovación Empresarial (Ministerio de Economía y Competitividad) presentó las diferentes posibilidades de financiaciónpor I+D+i que actualmente las empresas tienen a su disposición: deducciones por I+D e Innovación Tecnológica, Informes Motivados, Patent Box, Compra Pública Innovadora y otras ayudas como, Líneas ICO y la Ley de Emprendedores, entre otros.

Por su parte, Raquel García, Directora Comercial de EQA Certificados I+D+i, explicó las referencias legales que soportan la certificación I+D+i, el sistema de deducciones basado en informes motivados, proceso general de certificación de proyectos I+D+i, el calendario de certificación, así como los diferentes tipos de certificados. Comentó también los requisitos para la deducción del personal investigador, certificación de muestrarios, certificación según UNE 166002 y Patent Box.

Según quedó patente en la reunión, cuando la empresa no tiene cuota íntegra positiva (pérdidas) puede generar la deducción por I+D+i y aplicarla en los siguientes 18 años fiscales. Igualmente, se comentó el uso creciente de mecanismos como Patent Box o la compatibilidad entre deducciones y bonificaciones por personal investigador.

Ambos ponentes coincidieron en destacar la Patent Box como incentivo fiscal que permite a las empresas minorar en un 50% los ingresos brutos procedentes de la cesión de determinados activos intangibles creados por su empresa, lo cual disminuye directamente la base imponible. Aunque actualmente no es muy conocido, la disminución de ayudas públicas, la práctica desaparición de subvenciones y préstamos a tipos cada vez menos ventajosos, hace que este incentivo fiscal por cesión de intangibles sea una gran oportunidad para las empresas.

Este incentivo también es destacado por Lowendalmasaï. Según la consultora, casi la mitad de las empresas españolas innovadoras podrían mejorar significativamente la financiación de su I+D+i. ¿Cómo? Con los seis dispositivos de financiación pública más importantes, a su juicio: deducciones fiscales, Patent Box, ayudas regionales, nacionales, e internacionales y bonificaciones a la Seguridad Social.

eib

Emprender a lo grande con las ayudas del Banco Europeo de Inversiones

La crisis y la restricción del crédito parece que obligan a la contención también en los grandes proyectos empresariales, aunque no tiene porqué ser así. Con el objetivo de impulsar también esos grandes proyectos el Banco Europeo de Inversiones ha puesto en marcha su última línea de crédito que discurre de forma paralela al comentado plan de rescate a la banca.

Se trata de una línea de ayudas, para todos aquellos proyectos que cuenten con una inversión mínima de 25 millones de euros, con  excepciones para proyectos algo menores, que serán adecuadamente estudiadas, según explica en la web la entidad.  Si los proyectos se promueven en la zona de África, Caribe o Pacífico, la cuantía mínima general a invertir será de 10 millones de euros.

En un principio el Banco Europeo de Desarrollo establece la posibilidad de financiación directa a los promotores, ya sean estos públicos o privados; pero también hay una segunda línea de actuación denominada, préstamos intermediados. En este caso, la línea de ayudas se concede a una entidad financiera del país en el que se basa el proyecto y  que será la encargada de distribuir el dinero entre el resto de promotores, bien sean pymes (que para el BEI son las empresas con menos e 250 empleados) o incluso autoridades locales. Las financiación puede cubrir el 50% en el caso de los préstamos directos o el 100% de las ayudas concedidas a través de la entidad financiera intermediaria.

Uno de los principios básicos del Banco Europeo de Inversiones es la promoción de proyectos que contribuyan a la conservación y respeto del medioambiente. Por esa razón ha publicado una lista de sectores que quedan excluidos de esta línea de ayudas, como son:” fabricación de armamento, instalaciones militares, juegos de azar, producción, transformación o distribución de tabaco, actividades que implican la utilización de animales vivos con fines experimentales o científicos, actividades con cualquier tipo de impacto negativo sobre el medio ambiente, actividades controvertidas por razones de orden moral o ético y la promoción inmobiliaria”.

Para todos los demás, los requisitos están muy relacionados  con proyectos que contribuyan al desarrollo de los requisitos de la política comunitaria europea, lo que obliga a los promotores a una ardua tarea de investigación en la web del banco previa a la redacción de la memoria explicativa del proyecto. Otro requisito básico es que la inversión se ponga en marcha en un plazo máximo de tres años.  En cualquier caso es muy recomendable consultar la guía para contratar con el BEI, antes de comenzar la redacción ya que es imprescindible cumplir la burocracia básica de la institución.

El mayor problema de esta línea de ayudas es que deja la última palabra de la concesión de la ayuda en manos de las entidades financieras. Ellas serán las encargadas de autorizar el préstamo final y fijar los intereses del mismo. Por lo que, dada la difícil situación de la banca en España, genera dudas respecto a estas ayudas.

De todas formas, el propio BEI ha publicado una lista de entidades financieras a las que dirigirse para gestionar las ayudas a modo de invitación a una negociación previa con las mismas para evaluar la viabilidad de los proyectos y valorar si merece o no la pena el esfuerzo de presentar la solicitud al BEI.

raton

Encontrar ayudas y subvenciones para pymes a golpe de ratón

Un reciente estudio afirmaba que cerca del 90% de las pymes españolas no habían solicitado nunca ni ayudas ni subvenciones públicas. Para financiarse habían buscado el dinero por otras vías, como los créditos de los bancos o los incentivos privados. Pero la crisis ha traído consigo que las empresas tengan grandes problemas en el acceso a la financiación, ya que los bancos y cajas han cerrado el grifo del crédito, y con la actual situación del país parece difícil que lo vuelvan a abrir pronto.

Ante esta situación, las ayudas y las subvenciones son una buena fórmula tanto para emprendedores que quieren iniciar su aventura empresarial como para pymes ya existentes. Sin embargo, a la hora de buscar dicha ayuda es fácil perderse en el mar de organismos e instituciones que las ofrecen. Además, no suele ser sencillo encontrar los plazos y los requisitos necesarios para solicitarla. Para solucionar esta carencia, han surgido diversos portales por Internet que facilitan mucho la vida al emprendedor, poniendo las ayudas al alcance de unos pocos clics. Veamos cuáles son los más importantes.

El portal Ayudas a un clic

La página www.ayudasaunclic.com rastrea  las ayudas y subvenciones públicas que se difunden tanto desde el ámbito estatal como autonómico y europeo para todo tipo de actividades, no solo las referidas a emprendedores. Creado por el Grupo Euro-Funding Advisory Group, y lanzado en el mes de junio de 2011, el portal de consulta presenta un sencillo buscador a través del cual se puede encontrar información actualizada y completa sobre más de 400 ayudas.

Su funcionamiento es sencillo. Basta con darse de alta, de forma gratuita, y definir el perfil de la empresa para poder operar con la herramienta. También existe una versión de pago que, además de acercar al usuario todas las convocatorias de ayudas y subvenciones publicadas en nuestro país, ofrece asesoramiento y tutela. Cuenta además con servicios de newsletter semanal y alertas personalizadas para estar al día de todas las ventajas disponibles.

La revista Emprendedores

Con más de veinte años de vida, la revista especializada en emprendedores y pymes ha puesto en marcha un buscador de ayudas, accesible desde su página web: www.emprendedores.es. Para encontrarlo basta con entrar en la página y pinchar en la pestaña que pone “Ayudas”. Una vez allí se entra en el buscador y, tras rellenar unos simples datos, como ámbito de la ayuda y ciudad donde está situada la empresa, permite acceder de forma gratuita a todas las ayudas posibles. Una de sus grandes ventajas es que su base de datos engloba todo tipo de ayudas, no solo las correspondientes a entes públicos.

Buscadores públicos

La Dirección General de Política de la Pequeña y Mediana Empresa presenta en su página web otro buscador de ayudas bastante interesante. Para acceder al mismo es necesario pinchar en el enlace que dice “Base de datos de ayudas e incentivos para empresas”. Después basta con introducir los datos de ubicación y de ámbito de actuación para que la página ofrezca todas las ayudas públicas disponibles en ese momento.

En la misma línea están los buscadores temáticos que ofrece la también página pública www.060.es. Aunque tiene otras muchas áreas de actividad, entrando en la pestaña que dice “Buscadores temáticos” se accede  a más oportunidades ofrecidas desde la Administración.

Como se puede ver, cada vez resulta más sencillo enterarse de las ayudas que existen para emprendedores. Por tanto, ¿a qué esperas para informarse y poner en marcha su negocio?