Entradas

Distintas vías transporte

Nuevas oportunidades para pymes en el sector del transporte

El transporte y la logística

Para muchos, el comercio es el principal motor de creación de riqueza y conocimiento que ha tenido desde siempre la humanidad, siendo, según el Banco Mundial, el sector que más oportunidades de negocio genera actualmente para las pymes, principalmente en temas de innovación y en soluciones de movilidad urbana. En España, el transporte y la logística suponen un 7,8% del PIB y dan trabajo, directa o indirectamente, a alrededor de 800.000 personas.

El transporte y la tecnología

La tecnología está jugando un papel fundamental en su evolución gracias a distintos factores, que van desde la irrupción del Internet de las cosas (IoT) en, por ejemplo, los vehículos particulares; los efectos de la economía colaborativa y la llegada de nuevas formas de transporte en ciudades y en desplazamientos por carretera; o la importancia creciente de la geolocalización, que permite, entre otros hitos, aumentar la productividad, la información en tiempo real de los procesos de envío o el abaratamiento de costes y tiempos de entrega.

Sin embargo, junto a las enormes potencialidades del sector para los próximos años, numerosos informes alertan de los riesgos que se presentan en campos como la vulnerabilidad cibernética, la necesidad de plantear soluciones personalizadas en medio de estrategias globales o la incertidumbre acerca de los posibles cambios normativos y regulatorios que están por venir.

El potencial de la tecnología

En el otro extremo, un sinfín de análisis destacan el gran potencial de la tecnología en la generación de oportunidades en dos áreas principales: la transformación de los procesos empresariales y el desarrollo de nuevos modelos de negocio, como los vehículos autónomos, el smart movility o el uso del Blockchain para la trazabilidad de los envíos.

En el campo de la logística, por ejemplo, esta revolución se manifiesta ya en ámbitos en los que cada vez un mayor número de pymes ofrecen sus desarrollos e innovaciones, como:

  • Vehículos eléctricos: A pesar de que cada día es más común el uso de este tipo de automóviles, principalmente en grandes ciudades, todavía queda mucho camino por recorrer en segmentos como la reducción del coste por kilómetro o el uso de baterías con autonomía suficiente para cubrir trayectos largos.
  • Inteligencia Artificial: La capacidad de aprendizaje de los ordenadores será crítica para prever situaciones y anticipar nuevas estrategias, como la congestión de las vías de transporte o la resolución de potenciales conflictos, mejorando la labor de los analistas.

 

Las cuatro principales áreas de transformación

La consultora Frost&Sullivan analizó recientemente el futuro de la logística poniendo el foco de atención en el impacto que tendrá la tecnología, llegando a la conclusión de que las principales innovaciones vendrán desde campos tan diversos como el uso de nuevos materiales, los combustibles más eficientes o la gestión más rápida y eficiente de grandes volúmenes de datos. Un panorama lleno de oportunidades de negocio para los próximos años y que, tal y como se apunta en este artículo de Supply Chain Digital, moldearán el futuro de la logística hacia criterios cada vez más centrados en la flexibilidad, continuidad, sostenibilidad y la transparencia.

Dentro de este nuevo paradigma, los cuatro grandes ejes de transformación serán:

  1. Tecnologías móviles. Contribuirán a descongestionar en tiempo real los atascos, aportando información en vivo y apoyándose continuamente en la geolocalización. Su impacto más inmediato será en la cadena de distribución, agilizando procesos y evitando controversias y disputas. El papel de las cadenas de bloques puede ser clave.
  1. Cloud computing. Permitirá la personalización total de los servicios para los usuarios, adaptados plenamente a sus necesidades y más baratos en términos de costes. La irrupción del big data posibilitará un mejor conocimiento de los clientes.
  1. El Internet de las Cosas. Contribuirá a mejorar la experiencia de los usuarios por medio de la interactividad con el entorno, a través de, por ejemplo, las tecnologías V2V o V2I, que permitirán la comunicación directa entre los vehículos con los semáforos, las señales o los dispositivos móviles de los peatones.
  1. La economía colaborativa. Generará cada vez un mayor número de nuevos modelos de negocio y de compartición de bienes y servicios, que entrarán continuamente en colisión con las regulaciones vigentes. La confianza y la valoración de los clientes se hacen indispensables en términos de reputación para poder operar en este nuevo mercado.
Pulso digital entre personas

Oportunidades de negocio en el Internet de las Cosas “IoT”

Poco antes de dejar su cargo como presidente de EEUU, Barack Obama aseguró durante la Cumbre Mundial del Emprendimiento celebrada en Silicon Valley, que las pymes son clave a nivel global en la generación de empleos y en la promoción del crecimiento económico, siendo los sectores de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) junto al desarrollo de innovaciones limpias las que gozan de un mayor potencial para el futuro, ya que se espera generar un mercado superior a los 1,6 billones de dólares a lo largo de la próxima década. Por ejemplo a través del campo de IoT.

En el complejo entorno empresarial actual, las pymes deben adaptarse forzosamente a las nuevas tecnologías, como el IoT, para mantener su relevancia con los competidores y acceder al mercado global, mediante distintas iniciativas, como por ejemplo:

  • Fomentando el crowdfunding

    Para conseguir una financiación adecuada y asegurar su crecimiento sostenible, sobre todo en las primeras etapas desde su creación, que suelen ser las más críticas. De este modo se impulsa la diversificación en el tipo de inversores y una comunicación global de las actividades y expectativas sobre la compañía.

  • Impulsar alianzas estratégicas con socios tecnológicos

    Que les permitan fortalecer sus capacidades adaptándose lo antes posible a cualquier tecnología nueva o tendencia emergente. De este modo, se minimiza el coste y, en consecuencia, el riesgo, ante cualquier inversión futura en materia tecnológica.

  • Captar clientes relevantes y empleados talentosos

    La apuesta por la innovación suele ser garantía de confianza para muchos stakeholders, como, en este caso, perfiles de trabajadores jóvenes y plenamente digitalizados, o consumidores que utilizan plataformas en la Nube para realizar sus compras.

  • Globalizarse con un ahorro de costes

    La necesidad de ubicaciones físicas, la publicación de folletos y otros documentos, o, incluso, el desarrollo de reuniones o conferencias, desaparece progresivamente, mientras crecen otras disciplinas como el análisis de big data, que permite a la pyme disminuir los riesgos de entrada en un nuevo mercado.

  • Explotar el marketing digital

    Los costes de las campañas de publicidad y comunicación se están reduciendo de forma rápida y progresiva gracias a la tecnología, que permite, además, localizarles a través de Internet y personalizarles los mensajes según la tipología y rasgos esenciales de los potenciales consumidores.

 

Sectores relevantes para las pymes en el IoT

A pesar de que se lleva años hablando del impacto que tendrá el Internet de las cosas (IoT) en nuestras vidas, sólo es desde hace muy poco tiempo que estamos comenzando a sentir sus efectos, como, por ejemplo, a través de relojes inteligentes que miden los parámetros corporales en tiempo real, a través de aplicaciones que permiten controlar desde el teléfono móvil la domótica de nuestras casas, o, en el caso de una tienda, colocando sensores en los estantes que aportan información sobre los productos más consultados y los horarios y tipología de clientes que los consumen. Un futuro muy cercano de integración global que, según Intel, implicará que en 2020 habrá 200.000 millones de objetos conectados (a día de hoy ya hay más de 8.000 millones), con un efecto que será especialmente relevante en términos de productividad, experiencia del usuario, rapidez en la gestión de procesos o en el simple acceso a la información, que será en tiempo real, algo clave, por ejemplo, en el seguimiento de pedidos.

Aunque resulta muy ambicioso adelantar los campos en los que tendrá un mayor impacto esta revolución 4.0 cabe destacar algunos de ellos cuyos efectos ya están siendo visibles y que suponen, de hecho, un abanico lleno de oportunidades para las pymes:

 

vender_auditorio

Técnicas para vender marca y producto ante cualquier auditorio

Los negocios no se hacen únicamente en el mostrador del comercio o en las mesas de reuniones. También pueden conseguirse  nuevos clientes en los actos sociales y, sobre todo, en las oportunidades que se tenga de intervenir ante cualquier auditorio en condición de experto en una materia o responsable de una empresa.

 

Estos eventos constituyen una buena oportunidad para que el emprendedor promocione, o al menos haga referencia, a las bondades de los productos y servicios que comercializa su compañía y traslade los mensajes que más le convengan.  Eso sí, para que los resultados sean óptimos, debemos tener en cuenta algunas técnicas para vender marca y producto ante cualquier auditorio.

 

Analizar el tipo de público. Lo primero que debe hacer el orador es analizar y conocer al público al que se va a dirigir. No es lo mismo que vaya a intervenir ante potenciales clientes que ante colegas de profesión, especialistas en otras materias, responsables de otros negocios del mismo u otro sector, proveedores, representantes de administraciones públicas, etc.

 

El número de personas que compone el auditorio también debe ser tenido en cuenta, con el fin de prever la utilización de un lenguaje más íntimo y cercano en caso de pequeños grupos, o un tono más enérgico, firme y sostenido en caso de grandes cifras.

 

Enfocar adecuadamente la intervención. Si el emprendedor es invitado a dar una conferencia o a participar en un coloquio debido a sus conocimientos sobre una materia determinada, no debe empezar su intervención hablando directamente de su empresa. Esto daría una mala impresión desde el primer momento, ya que quedaría en evidencia su deseo de aprovechar el acto para “vender” el negocio, lo que generaría probablemente un cierto sentimiento de rechazo y animadversión hacia él.

 

Tiempo habrá a lo largo del evento de hacer alusión más adelante y en momentos puntuales, de forma diplomática y elegante, a los productos y servicios de su empresa, en forma de ejemplos y referencias más sutiles.

 

Atraer el interés del auditorio. Hay discursos interesantes que no llegan a calar entre los presentes porque el conferenciante no tiene chispa; e intervenciones simplonas que, sin embargo, dejan huella por el carisma con el que se presentan. Pues bien, el emprendedor debe intentar fusionar ambas. Es decir, defender argumentos interesantes con contenidos de alto valor, y presentarlos con chispa, gracia, ironía, buena entonación, pausas que creen expectación, etc.

 

Referencias a la empresa. Muchos emprendedores son especialistas en una materia y saben exponer perfectamente sus conocimientos técnicos o científicos, por lo que apenas necesitan recomendaciones para hacerlo con fluidez y eficacia. Pero sí deberían buscar el asesoramiento de los profesionales de marketing para conocer cuáles son los mejores momentos para introducir en sus discursos la correspondiente referencia o ejemplo de su empresa; y cómo hacerlo sutilmente para justificar la mención y que no parezca una “cuña” publicitaria. Sólo de esta forma, surgirán efecto estas técnicas para vender marca y producto ante cualquier auditorio.

 

Otras opiniones y avalistas. Cuando uno habla expone su opinión sobre un tema. Pero si consigue alinear ésta con la de otros expertos el mensaje saldrá reforzado. Es lo que debe conseguir el emprendedor en su intervención. Para ello, nada mejor que buscar opiniones de reconocidos profesionales del sector que avalen sus argumentos y, a ser posible, las bondades de los productos y servicios que comercializa.

 

¿Un ejemplo? Supongamos que nuestro orador vende componentes electrónicos para empresas. Sólo tendrá que recopilar algunos recortes de la prensa económica (o generalista) para hacerse eco de la importancia que tendrán estos productos en la gran revolución 4.0 que se está produciendo en la industria de todo el mundo.