Entradas

internet_cosas

La oportunidad empresarial del “internet de las cosas”

internet_cosas“Internet de las cosas” es un fenómeno que, en el futuro inmediato, afectará a todas las facetas de la sociedad y también al funcionamiento de las empresas. Y no solo a las grandes, sino también a las pequeñas y medianas. En 2015 había en todo el mundo 13.000 millones de dispositivos conectados a la red de redes y las previsiones apuntan a que en 2020 la cifra llegará a los 25.000 millones. Muchos de estos dispositivos tendrán que ver con las pymes, por lo que cuanto antes los incorporen éstas, mayores rendimientos obtendrán.

 

En estos momentos, las empresas tienen dos formas principales de aprovechar este nuevo fenómeno que se ha dado en llamar la industria 4.0. Por un lado, pueden optimizar su funcionamiento interno incorporando la conectividad a sus procesos productivos y a sus distintos departamentos: marketing, logística, seguridad, recursos humanos, comunicación…

 

Y, por otra parte, pueden desarrollar y producir productos y servicios inteligentes y conectados. Y todo ello sin realizar demasiadas inversiones y a costes relativamente bajos. Y es que los expertos aseguran que cualquier objeto que incorpore tecnología y conexión a internet puede convertirse en un producto inteligente que facilite enormemente la vida a su propietario (ya han comenzado a verse los primeros prototipos de mochilas, zapatillas, neveras, relojes… que se conectan y comunican con otros objetos a través de internet y que consiguen prestaciones mucho más allá de las tradicionales).

 

Las ventajas que puede obtener una empresa con la aplicación del “internet de las cosas” a su funcionamiento y a sus productos y servicios son meridianamente claras. Por un lado, reducirá costes, aumentará sinergias y ganará eficacia en su producción. Y, por otro, se diferenciará sustancialmente de sus competidores lanzando al mercado productos innovadores, diferenciados y altamente competitivos.

 

El uso del “internet de las cosas” permitirá también a los comercios, entre otras muchas posibilidades, protegerse mejor de los robos, hará más eficaz el marketing y la comunicación, facilitará la realización de ofertas personalizadas, posibilitará comprar y pagar a través del teléfono móvil, será fundamental a la hora de organizar el almacén y el stock, se anticipará a las necesidades de reposición de mercancías, creará probadores virtuales…

En las empresas industriales, la conectividad de datos permitirá supervisar y mejorar el funcionamiento de los equipos, evaluar la disponibilidad de materiales, controlar el consumo de energía y, como consecuencia de todo ello, conseguir un mayor rendimiento en la producción, además de una reducción de costes.

 

Los resultados finales pueden ser muy positivos. Las empresas reasignarán mejor sus recursos, elevarán su eficacia y aumentarán la satisfacción de los clientes. En esto, como en tantas otras cosas, las empresas que den primero, probablemente darán dos veces.

blue_collar

Cómo levantar negocios de éxito en sectores tradicionales

blue_collarEn este mundo digital, global y conectado en el que vivimos, casi se da por hecho que para que un emprendedor tenga éxito en una aventura empresarial, ésta debe de estar basada en principios tecnológicos. Es decir: o se lanza una startup, que sea capaz de ofrecer soluciones disruptivas, o casi mejor dejarlo para cuando nos llegue la idea luminosa.

Los informes que llegan de Europa, en los que se habla de los empleos que más se van a demandar en el futuro, inciden en la misma cuestión. Da la sensación de que todo debe tener un germen binario. Pero no nos equivoquemos. Las oportunidades también están más allá de la nueva economía. Levantar un Silicon Valley mundial es una quimera. Las sociedades seguirán necesitando  industrias tradicionales, oficios técnicos y profesionales de toda la vida, como electricistas, fontaneros, obreros y cerrajeros. A todo este colectivo, los americanos los bautizaron como áreas económicas de cuello azul, (blue-collar) por el color de los monos de trabajo. Los entornos que se relacionan mejor con el ámbito tecnológico y financiero recibieron el nombre de white-collar (cuello blanco) por las camisas y las corbatas.

En este post vamos a tratar de explicar cómo es posible tener éxito en el mundo actual con una empresa de cuello azul. El triunfo pasa sí o sí por adaptar los negocios de toda la vida a las demandas y preferencias de la sociedad del siglo XXI. Como anticipábamos antes, no se trata de reinventar la rueda sino de, por ejemplo, ofrecer al exterior una imagen moderna e innovadora, aunque nuestro trabajo sea sencillamente el de recoger la basura.

El emprendedor no puede perder la oportunidad única que tiene de aprovecharse de las décadas de retraso que traen de serie muchos sectores tradicionales, que siguen tirando de procedimientos obsoletos. La idea es la de llevar los métodos de trabajo y gestión de una tecnológica a un sector apalancado y repleto de señores como mono azul. Esta acción otorgará, sin ninguna duda, una enorme ventaja a este nuevo empresario, que llega con ideas frescas. ¿Exagerado? Para nada. Si no se lo creen, tienen ejemplos como Uber para darse cuenta de que la disrupción tradicional funciona. El éxito, no exento de polémica por cierto, de esta firma no es otro que el de darle la vuelta a un área económica anquilosada en el siglo XX, como es la del transporte.

El servicio al cliente

Todo está en continuo movimiento pero hay cosas que permanecen. Una de ellas es la exigencia de los clientes. Un consumidor quiere que lo traten como la persona que paga las nóminas de las empresas. Y eso es algo de lo que los negocios de éxito tradicionales se olvidan, lo que implica una excelente oportunidad. Por eso, la mejor estrategia es la migrar de los servicios de atención al cliente habituales (el emprendedor y su móvil que contesta cuando puede) a uno profesional, que dé respuestas y soluciones a las demandas que le llegan desde el otro lado del teléfono. Obviamente, el call center no se puede limitar a este método de contacto. Se deben fomentar otros, como el correo electrónico y las redes sociales. Las empresas deben estar preparados para este reto.

Con esto no queremos decir que haya que hacer como la mayoría de los operadores, que tienen todos los canales pero que, por norma general, no valen para nada. Para evitarlo, se tiene que eliminar toda la burocracia que está detrás de una multinacional. El servicio debe ser ágil y ayudar. Si no, mejor seguir con el sistema tradicional.

Para entenderlo mejor, pongamos un ejemplo. Imaginemos que usted tiene un negocio de cerrajería. Basta consultar en Internet para darse cuenta que el 99% de las posibilidades de comunicación pasan por un número (en ocasiones uno de línea 900, que es más caro para el usuario) que no está activo las 24 horas del día. En la sociedad de la información, este tipo de servicio es un insulto. Cuando alguien llama a un cerrajero es por una urgencia, no tiene la virtud de la paciencia. La obligación de cualquier emprendedor es estar abierto y operativo siempre. Así logrará la satisfacción del cliente y obtendrá algo que es quizá más importante: diferenciarse.

Destacar en un universo azul

Si hacemos lo que comentábamos en el punto anterior, habremos dado el primer paso para ser referente dentro de la manada. Aquí está el gran secreto de todo. No es lo mismo que se utilicen las Páginas Amarillas para encontrar un cerrajero o una firma que le arregle la luna del coche, que recuerde la marca de una empresa especialista en estos campos.

El reconocimiento del público sólo se logra si hemos sido capaces de destacar en un mundo en el que todos son más o menos iguales. El método para lograrlo es el de apostar por la enseña realizando acciones de marketing específicas. De esa forma, lograremos calar en la mente de la sociedad, que dejará de ver a nuestro negocio como uno más.

Obviamente un emprendedor no tiene los medios de una gran empresa, pero sí puede servirse de los entornos sociales para crear marca. Tener un logotipo y una imagen corporativa y utilizarlo siempre, también ayuda.

Olvidarse del hombre orquesta

En los negocios tradicionales es muy normal que el emprendedor sea el dueño, el gestor, el que trabaja y hasta el que contesta a las llamadas. Ese método de trabajo es anticuado y es importante que, en cuanto sea posible, se abandone. En su lugar se debe imponer un sistema de gestión más moderno. Cada persona de la empresa debe tener sus responsabilidades y darlo todo en su área de trabajo.

Cambiar el sentimiento por la razón

¿Para qué se crea una empresa? Para ganar dinero. Ya está. Con esa respuesta basta. El resto de añadidos son cosmética. Aunque en la actualidad todo se vista de responsabilidad social corporativa, un negocio no es nada sin beneficios. Aunque duela, esta máxima debe guiar su aventura en los sectores tradicionales, repleto de organizaciones familiares en las que la gestión de recursos humanos suele moverse a base de sentimientos. Usted debe imponer un sistema profesional en el que lo único que prima deben ser los números. Eso sí, esto no debe hacernos olvidar que la sociedad actual (y más los millennials) quieren que las organizaciones sirvan para algo más que para acumular riqueza en los bolsillos de los dueños. Se debe devolver algo de lo ganado. A la larga será beneficioso.

agencia_comunicacion

¿Qué deben preguntarse los emprendedores antes de contratar a una agencia de comunicación?

agencia_comunicacionEn la vida de todo negocio llega un momento en el que el emprendedor siente la necesidad de dar a conocer su actividad empresarial. En ese instante es cuando se plantea la búsqueda de una agencia de comunicación, que nos permita acceder a los medios y, por extensión, a la sociedad entera. La primera cuestión que tenemos que resolver es la de si es necesario contar con apoyo externo para llevar a cabo esta labor con éxito. La respuesta es que sí. No le quepa ninguna duda. El trabajo de unos profesionales jamás podrá ser realizado por inexpertos de dentro de la empresa. Otra cosa es que usted contrate a un periodista. Entonces tendrá cubierto ese hueco.

Pero si no está dispuesta a ampliar la plantilla y prefiere externalizar la labor de comunicación, lo normal en la mayoría de las pymes, no le quedará más remedio que enfrentarse a la ardua labor de localizar al mejor socio para usted. Y decimos socio porque en esta función es mejor contar con alguien que cree en su apuesta empresarial más que en un mero vendedor. El primero se esforzará más por colocar sus noticias en los medios. Mientras que el segundo se limitará a cumplir el expediente.

Aunque denostada por muchos, la labor de comunicación es fundamental en el éxito de los negocios. Por eso, acertar con la elección de la agencia es clave. Lo más sensato es seleccionar a alguna firma que entienda su cultura empresarial y que comparta las dificultades que ha tenido que superar en los primeros años de vida del negocio. Una compañía de relaciones públicas que no entienda a su cliente o a lo que se dedica se limita a ser un distribuidor de notas de prensa. Pero con eso no es suficiente. Desde aquí le vamos a desvelar las preguntas que debe hacerse antes de decantarse por las múltiples opciones que tendrá en el mercado.

¿Qué necesito?

Pongamos un ejemplo. Si usted acude a un concesionario de automóviles y le pregunta al vendedor por el mejor coche, lo normal es que éste le conteste que eso depende de sus necesidades. Esto se puede extrapolar a la hora de seleccionar una agencia de comunicación. Una empresa que tenga un departamento de marketing interno no tendrá las mismas necesidades que otra que se enfrente al mundo de los medios por primera vez.

Lo mismo pasará si, por ejemplo, su firma ya dispone de expertos en el mundo digital y las redes sociales. En ese caso, tampoco le interesará una compañía que ofrezca un servicio integral de relaciones públicas, que suele ser lo habitual dentro de las grandes agencias. Por tanto, antes de lanzarse a la caza de la mejor opción, tenga en cuenta lo que requiere. Una evaluación interna le evitará quebraderos de cabeza en el futuro.

¿De cuánto dinero dispongo?

La diversidad de precios y de opciones que va a encontrar es escalofriante. No se sorprenda si hay diferencias de miles de euros entre varias candidatas que, en teoría, le ofrecen lo mismo. Tampoco se asuste si de la primera a la segunda entrevista el coste disminuye en buen grado. Estamos ante un mundo muy competitivo pero cuyo funcionamiento es bastante desconocido. Aquí los precios no los dicta nadie y el hecho de poder perder un posible cliente origina que las agencias se afanen en ajustar sus facturas para mantenerlo. Tenga todo esto en cuenta y adáptelo a su presupuesto. Quizá pueda acceder a mucho más de lo que pensaba en un comienzo.

¿Cuánto debo esperar para ver los resultados?

Por norma general, los clientes de las agencias quieren que éstas les resuelvan la vida en pocos días. Y luego se sorprenden cuando tras varios meses todavía no han logrado una entrevista en los principales medios de comunicación del país. Entonces cambian a otra, que tampoco consigue los objetivos. ¿Por qué? Pues porque la comunicación externa hay que entenderla como un negocio a largo plazo. Es casi imposible que una empresa de reciente creación o una pyme ya consolidada logre llamar la atención de los grandes diarios o las cadenas de televisión desde el primer momento. Y qué decir si, además, su razón social y negocio son difíciles de entender para los lectores o la audiencia.

Un emprendedor debe dejar a la agencia que siembre durante un periodo de tiempo, que siempre debe ser superior a los tres o cuatro meses, para esperar obtener algún resultado. Luego también hay que ser realista. Salvo sorpresa, una pyme lo tiene muy difícil para salir en la portada de El País.

A la hora de contratar a una agencia de relaciones públicas, hay que pensar como cuando se ficha a un nuevo empleado. Lo normal es que esa persona se pase un tiempo de adaptación que le permitirá con posterioridad desarrollar todo su potencial. La clave está en la paciencia. Si la tiene, el premio es grande, ya que la visibilidad lo es casi todo para cualquier negocio. Pero mucho más para una pyme.

Solo después de responderse a estas cuestiones previas estará preparado para hacerse con una agencia de comunicación eficaz. En otro post posterior estudiaremos otro tipo de dudas que hay que tener en cuenta a la hora de elegir la mejor opción.

claves_app

5 claves para la app de tu empresa

claves_appA estas alturas de la película, quedan muy pocos que se atrevan a poner en entredicho que el móvil es el futuro (ya presente) del comercio. A pesar de ello, la mayoría de los negocios, tanto pequeños  como grandes, no saben aprovechar las bondades que pone a nuestra disposición esta tecnología. La gran ventaja que nos traen los smartphones es la de ir más allá de la mera relación transaccional. Antes, la información sobre los clientes era escasa y difícil de conseguir. Pero las cosas han cambiado. Ahora podemos saber todo lo que queramos sobre nuestra audiencia. Así se podrá maximizar el retorno de las inversiones que se lleven a cabo.

Los móviles son mucho más que un canal de venta (el más importante dentro del comercio electrónico). Estamos ante una herramienta que nos permitirá crear contenidos personalizados que eviten la pérdida de clientes. Esta ventaja es algo que nunca se podrá lograr por métodos tradicionales. Tampoco se conseguirá mediante una página web. Por todo ello, hay que tener claro que las firmas que no afronten el reto de la movilidad tendrán un futuro limitado. Desde aquí apostamos por lo contrario. Por eso les proponemos unas sencillas claves para aprovecharse del smartphone. Pero lo hacemos desde el punto de vista de la aplicación. La famosa app es la base sobre la que se tiene que levantar todo el imperio.

Conocer por qué se van los clientes

Descubrir qué pasa por la cabeza de una persona es imposible. Pero sí que se puede aprender mucho de las tendencias. Para esto, las apps son fundamentales. Este software nos dará los secretos que llevan a que un producto o servicio se venda o no. La forma de aprender no pasa por un estudio superficial de lo que se comercializa a través del canal sino de un análisis detallado de los datos que la aplicación obtiene de los clientes.

Lo primero es comprender la rotación. ¿A qué se debe que los internautas no se descarguen la aplicación? ¿Por qué los que la tienen no la utilizan? La base de datos le permitirá detectar las tendencias de comportamiento de los usuarios y se la servirá desagregada. Toda esta información le ayudará a descubrir dónde están los errores y cómo solucionarlos.

En este sentido, suele existir la creencia de que una pyme no puede acceder a todos los datos a los que sí llega una gran empresa. No es cierto. Internet es un mundo democratizado en el que cualquier desarrollador o analista obtiene la información que necesita.

Dar valor a las aplicaciones

El 85% del tiempo que las personas pasan frente a un móvil lo hacen dentro de aplicaciones. Teniendo este porcentaje presente, nuestra misión es lograr que un parte de esa inmensa tarta vaya a nuestra app. Se requiere que el internauta sepa para qué sirve nuestro producto de forma que sea capaz de sacar el máximo provecho de su uso.

¿Qué método utilizamos para dar valor a nuestra aplicación? Lo fundamental es capturar al cliente desde el primer momento y no formar parte de esa otra estadística que indica que tres de cada 10 usuarios abandonan una app después de utilizarla la primera vez. La solución pasa por mostrar por adelantado las bondades del producto. El diseño adquiere en este punto una importancia capital. Uno bueno es lo único que nos separa del fracaso total. El software debe ser intuitivo, evitando trabajo al internauta. También es fundamental que solucione problemas y que tenga un tutorial claro capaz de resolver cualquier dificultad. Solo así podrá sacar partido a su tecnología móvil y será capaz de convertir a ese usuario en cliente.

La importancia de las notificaciones

Mandar una notificación a los internautas cuando tenemos una novedad o una promoción interesante es uno de los mejores métodos que existen para incrementar nuestras ventas en ecommerce. Pero existe un problema. El 58% de los usuarios no permite esta herramienta. ¿Resultado? Las marcas no pueden aprovechar las notificaciones en beneficio propio.

Para incrementar ese porcentaje es necesario buscar en Internet y descubrir pequeños programas que, entre otras cosas, suprimen que en los dispositivos IOS esté marcada por defecto la pestaña de suprimir notificaciones. También hay otras que retrasan la pregunta. Ésta no se hace en el momento de la instalación, que es lo que ocurre casi siempre en Android, sino más adelante. Retrasar la consulta es una gran ventaja ya que puede que para entonces nos encontremos a un usuario comprometido con la enseña y no a uno escéptico.

Cada persona es un mundo

Olvide tratar a todos sus clientes por igual. La gran ventaja del móvil es la personalización. Cada individuo es único y lo que le interesa a uno puede que no guste a otro. Debe tener presente todos los aspectos. Algunos tan básicos como a qué hora se envían los mensajes o las notificaciones. El éxito o no de las campañas dependerá en buena medida del momento en el que se hagan llegar a la base de usuarios.

La información que tenemos de nuestros usuarios es tan numerosa que es necesario analizar todos los detalles. Solo así se podrá sacar provecho. Un buen ejemplo en este sentido es la cadena de supermercados DIA que manda promociones personalizadas a cada uno de sus clientes.

 

Obviamente una pyme no puede llegar a semejante límite de detalle y se verá obligada a automatizar muchas de las operaciones. Pero conviene recordar que estamos ante algo que va mucho más allá que un canal de venta. El móvil es la nueva barra del bar o el nuevo mostrador de la tienda. Es el centro de la relación con los clientes y tiene que ser tratado con acierto, si se quiere acertar en las estrategias comerciales.

sin_marketing

¿Pueden existir negocios rentables sin marketing?

sin_marketingVamos a empezar este post dando respuesta a la pregunta que nos hacemos en el titular. Y se trata de un rotundo no. Ningún negocio, por pequeño que sea, puede sobrevivir sin nada de promoción, publicidad o marketing. Este hecho es todavía más reseñable si tenemos en cuenta que en esta web hablamos de pymes y startups a las que muy pocos conocen. ¿Cómo demonios se va a hacer alguien un nombre si nadie tiene la menor idea de su existencia?

 

A pesar de esta evidencia, cuando se estudian los motivos que llevan a que el 75% de los nuevos negocios no sobrevivan más de dos años, y que el 80% no llegue a cinco, nunca se habla del marketing. En la mayoría de los casos, esta elevada mortalidad se achaca a la gestión, los problemas de financiación y tesorería, a los sistemas… En definitiva, a mil y una causas, pero se suele pasar por alto que la firma que acaba de bajar el telón jamás haya hecho una campaña de publicidad, ni offline ni online.

 

El marketing es tan importante que solo es necesario pensar a qué se dedica un gigante como Coca-Cola. Alguno podría decir que elaboran refrescos, que cada cierto tiempo lanzan un nuevo producto, etc. Sí, todo eso es cierto. Pero la realidad es que más del 70% de los recursos económicos de la compañía se centran en actividades que tienen que ver con la marca. Y con toda la lógica del mundo. Si ya tienes el producto, solo te queda venderlo. Y ahí es donde entra de lleno la publicidad y el marketing.

 

Este ejemplo debería servir a todos aquellos empresarios que cortan estas partidas sin el más mínimo problema o que, sencillamente, jamás han invertido un céntimo en dar a conocer su empresa. Un grave error, ya que hablamos de un departamento que es capaz de generar ingresos. Sin él, estos sencillamente se resienten demasiado. Por eso, vamos a repasar de forma rápida algunos de los motivos que deberían de llevar a una pyme o startup a considerar el marketing como un activo vital para el negocio.

 

Edificar una imagen reconocible
Ya lo hemos mencionado, pero es que la clave que explica el éxito o no de una firma pasa porque se sepa qué existe. Un producto no es nada si no tiene detrás una imagen y un nombre que lo acerquen a la sociedad. Para lograr esa conexión es necesario fomentar la presencia de la compañía en todos los soportes publicitarios disponibles.

 

Aunque se piense a veces que sí, en la mayoría de los casos los clientes no vienen solos. Es necesario ayudarles y eso se logra a base de diferenciarse del resto. El hecho de que en la actualidad la sociedad esté más conectada y viva en un mundo digital es beneficioso para los emprendedores. Internet ofrece infinidad de herramientas gratuitas que permiten promocionar un producto o servicio sin necesidad de invertir dinero. Solo se requiere de creatividad y de esfuerzo. Con ambas virtudes se puede obtener un marketing muy efectivo. Un buen ejemplo en este sentido serían los food trucks, una iniciativa americana que se está poniendo de moda en España. Estos restaurantes sobre ruedas anuncian los menús y dónde estarán presentes a través de las redes sociales.

 

Ayuda a conseguir socios

En  los primeros momentos de vida de una empresa, una de la obsesiones de los emprendedores es la de buscar alianzas que permitan arrancar el negocio. Se trata de firmar acuerdos con distribuidores, con otros socios, con fábricas, etc. Para avanzar en este tipo de negociaciones es importante que la firma tenga unas credenciales. Las personas se fían más de empresas que sean atractivas y que tengan buena imagen. El marketing es la herramienta ideal para lograr elevar la cultura de la compañía y darla a conocer.

 

Crea la marca
La sociedad no compra empresas, sino que adquiere marcas. Esto es un concepto que debe tener en cuenta todo emprendedor. Nadie entra en Punto Fa pero sí en Mango, que es lo mismo. Inditex es para los periódicos y las revistas, las personas se dejan el sueldo en Zara. La enseña es lo que llega a la mente de los consumidores y es lo que impulsa la compra.

 

Es la única forma de diferenciarnos del resto y, obviamente, el marketing debe enfocarse a la marca. La empresa no le interesa a nadie, salvo al emprendedor.

 

Convierte a una startup en líder

El marketing está detrás de que muchos compren el iPhone en vez de otro smartphone de similares características, pero de una empresa que no tiene una marca tan reconocible. También es el secreto que se esconde entre Samsung y rivales chinos como Xiaomi, Meizu o Huawei, que son capaces de fabricar dispositivos de funcionalidades casi idénticas a mitad de precio. A pesar de ello, el consumidor paga el doble por llevar en el bolsillo un Samsung o un iPhone. Detrás de ese acto totalmente irracional solo está el poder de una marca.

 

El marketing tiene la capacidad de convertir una startup en un líder mundial. Si no que se lo digan a la propia Apple. Steve Jobs ha sido quizá uno de los empresarios que mejor ha aprovechado las bondades de la publicidad.

 

Es capaz de generar ganancias

No conviene confundir entre facturación y beneficios. Las ventas siempre tienen que ser menores que los costes para obtener ganancias. Esto es el ABC de cualquier negocio. Pero muchas veces la propia concepción del negocio no permite jugar con márgenes holgados. Es el caso de las empresas de economía colaborativa como Uber o Airbnb. A éstas solo les queda el marketing para poder obtener beneficios de un servicio que casi facturan a precio de coste. Las ganancias vienen del volumen de ventas. Y éste solo puede crecer con el conocimiento del producto o del servicio. Lo mismo ocurre con otro tipo de servicios como el streaming. ¿Alguien piensa que Netflix podría ganar dinero cobrando 10 euros al mes a sus abonados si no tuviera más de 75 millones de clientes?

 

La tabla de salvación en los tiempos de crisis

Cualquier empresa tendrá que padecer en algún momento un bache en la economía o una crítica furibunda de clientes por fallos en algún producto o servicio. Un plan de marketing y comunicación integral es primordial para superar estos baches.

 

En resumen, el denostado marketing es la piedra filosofal que se esconde detrás del éxito de la mayoría de los negocios. Por eso su importancia para una pyme es capital. De hecho, quizá sea la clave que lleve a que un emprendedor se convierta en empresario. Y que una firma que acaba de dar sus primeros pasos tenga un futuro a largo plazo. En otras palabras: sin marketing, la profesionalización de un negocio no existe. Tampoco la internacionalización.

temores_emprendedores

Los temores que atenazan a los emprendedores

temores_emprendedoresEl refrán “el cementerio está lleno de valientes” viene a significar que es mejor actuar con cautela que arriesgarse demasiado, ya que las consecuencias pueden ser catastróficas. Los emprendedores, o los que algún día quieren llegar a serlo, no pueden seguir las lecciones de este tipo de proverbios. Deben librarse de todos los miedos o temores y lanzarse a iniciar la aventura empresarial.

 

A pesar de tener una buena idea, muchas personas no se la juegan. El pánico ha triunfado en sus vidas y se sienten maniatados sin saber muy bien el motivo. La razones son una serie de temores que todos tenemos y que son necesarios superar si se quiere triunfar. En este post vamos a repasar cuáles hacen de esa camisa de fuerza que muchos se ponen y que evita que el mundo descubra sus habilidades.

 

El vil metal

El miedo a arruinarse es uno de los más habituales. Su fuerza es tal que impide que muchas personas dejen su aburrido puesto de trabajo y se la jueguen con un negocio propio. La pobreza siempre se esconde detrás de muchas de las malas decisiones que tomamos a lo largo de la vida. Y lo peor es que, en muchos casos, se trata de un temor infundado. Bastantes de esas personas que no se atreven a dar el paso cuentan con un remanente de dinero en la cuenta, con el que podrían sobrevivir un tiempo.

 

A pesar de ello, se prefiere “lo malo conocido a lo bueno por conocer”. La supervivencia frente al progreso.

 

El qué dirán

La familia, los amigos… En definitiva, el entorno condiciona la toma de decisiones arriesgadas. Que levante la mano aquel al que su padre o madre no le ha dicho que es mejor seguir estudiando que dejarlo todo para iniciar un proyecto de futuro incierto.

 

Se trata el miedo al qué dirán. A la vergüenza que se siente cuando se fracasa. Al temido “te lo dije”. Este pánico toma especial relevancia en un país como España, donde un descalabro no es bien visto. En Estados Unidos, la circunstancia es diferente. Allí no tiene un carácter tan negativo. A todas esas personas, que podrían ser emprendedores de provecho, habría que decirles que las críticas no pueden ser sinónimo de parálisis. Es mejor imaginar lo que esos mismos individuos dirán si en el futuro su negocio se vuelve un triunfador. Los peros dejarían lugar a las alabanzas.

 

El fracaso

Este miedo está relacionado con el anterior. Las personas tienden a minusvalorarse y a formularse preguntas que sólo pueden tener respuesta negativa. Nos referimos a cuestiones como éstas: ¿Y si fracaso? ¿Y si me equivoco? ¿Y si esta idea ya la ha tenido alguien? ¿Y si no valgo para esto? El famoso “y si” con el que comienza cada interrogante es una losa que atenaza y de la que es necesario desprenderse si se quiere ser emprendedor.

 

La mejor forma de superar este miedo a fracasar es concentrarse en un posible triunfo. Y si al final resulta que la experiencia no ha salido bien, no pasa nada. Siempre habrá tiempo para corregir los errores en la siguiente oportunidad.

 

La edad

Existe una idea equivocada de la vida y de los negocios. Algunos se piensan que una vez superada cierta edad es tarde para emprender. Los ejemplos de emprendedores que han triunfado teniendo más de 50 o 60 años son también numerosos. No es necesario tener menos de 30 años para alcanzar el éxito. Todo el mundo puede hacerlo.

El miedo a la edad o a la vejez lo definió a la perfección Benjamin Franklin cuando comentó que “hay personas que mueren a los 25 aunque se las entierra a los 75”. Venza a este temor, la edad es mucho menos importante de lo que se piensa. Lo principal es la confianza que uno tenga en uno mismo.

 

El éxito

Efectivamente. Aunque sorprenda, la educación que se imparte en los colegios y la que se recibe en cada hogar suele infundir un excesivo respeto al éxito. A lo largo del tiempo, esa sensación se transforma en miedo a descubrir cuáles son los límites personales e intelectuales de una persona. Algo que inevitablemente conduce a la parálisis emprendedora.

 

Y es que a la mayoría nos han dicho mil veces que no podríamos ser personas como tal o cual empresario, que ha sido capaz de levantar un imperio. Siempre se ha hecho hincapié en el hecho de ser realista y de que los sueños…. sueños son. Es necesario esquivar este modelo de pensar. La ilusión es lo único que debe habitar en la conciencia de un emprendedor.

 

El ridículo

Las buenas decisiones se suelen tomar en caliente. Ésta es una realidad. Si se le da muchas vueltas a algo, el porcentaje de echarse para atrás crece de manera exponencial. La tardanza es el mejor aliado de otro de los miedos más extendidos: el pánico a hacer el ridículo, que retrae incontables iniciativas que podrían haber generado un buen número de startups exitosas.

 

El emprendedor debe ser audaz y superar todos los temores. Se trata de la única forma de tomar la iniciativa. Nada ni nadie debería ser nunca responsable de retrasar la realización de los sueños.

millenials

Así venden los negocios de éxito a los millennials

millenialsLos tiempos han cambiado, y los emprendedores lo saben. Las formas y los métodos de venta que se utilizaban en el pasado se han quedado obsoletos. Los culpables del cambio son una generación nacida entre 1980 y 1995, denominada millennials. Se trata del primer gran grupo social totalmente digital. Esto origina que estemos ante un nuevo tipo de cliente, que se fía más de lo que se dice en las redes sociales que de la mejor campaña de marketing jamás creada.

 

La creciente importancia de esta generación origina que todo tenga que adaptarse a ellos. Uno de los aspectos que más ha cambiado, o que está obligado a ello, es la venta. El mundo comercial ha reinventado las técnicas adaptándose a los requerimientos de Internet. En la actualidad es el único camino conocido para desarrollar un negocio de éxito. ¿Qué se ha transformado en este campo?, ¿qué permanece?, ¿cuáles son los retos para el futuro? A éstas y a otras preguntas trataremos de dar respuesta en este post.

 

La confianza sigue siendo fundamental

Por mucho que el mundo se haya vuelto loco, existen virtudes que permanecen inalterables. La más importante dice que para que una marca sea capaz de conquistar al consumidor es necesario que se gane su confianza. ¿Y cómo consigue semejante reto una pyme? Muy simple, pero difícil de conseguir: es necesario cubrir una necesidad. Si no, si lo que se busca es incrementar la facturación diaria sin más, sencillamente no se alcanzará el objetivo a largo plazo. Todo debe pasar por saber escuchar al mercado. Un comercial debe tener, además, una visión clara de lo que vende y jamás debe buscar el engaño. Hace años las “trampas” eran más difíciles de descubrir pero en la actualidad “se pilla antes a un mentiroso que a un cojo”. Los clientes conviven con la información y no tardan nada en acudir a Google para corroborar si lo que se les dice es cierto.

 

Unida a la confianza, ganada a base de solucionar los problemas de los consumidores, una marca o un vendedor deben hacer especial énfasis en lograr que se le conozca. Y aquí es donde las redes sociales entran en escena.

 

Cómo vendo en el mundo digital

Todos los expertos coinciden en que las redes sociales ayudan a conocer muy bien al cliente. Y es que la gente no es consciente de toda la información que deja en páginas como Facebook, Twitter, Instagram, etc. Todos estos datos son fundamentales y claves para generar negocio. También lo es una herramienta como WhatsApp, que puede ser protagonista como servicio de atención y soporte al cliente. Pero, cuidado, que existan oportunidades en la app de mensajería más utilizada en el mundo no quiere decir que se pueda aprovechar este canal para el envío de promociones directas. Los usuarios lo verán como una acción invasora por parte de la empresa.

 

Para convertirse en imprescindible en el mundo social de los jóvenes hay que vender la mejor información posible. Algo que no se logra de cualquier manera, sino teniendo una estrategia clara, que tenga objetivos definidos y cuantificables. Una buena política vendedora en estos entornos se basa en la diferenciación. Y la mejor manera de destacar sobre el resto de rivales pasa por centrarse en un nicho de público.

 

Eso sí, los expertos, y cada vez más las empresas, son conocedoras de que si se es bueno en redes sociales se consigue ser referente. Pero si las cosas se llevan a cabo con errores, te conviertes en espantoso. Tanto uno como el otro adjetivo son muy difíciles de eliminar de la mente de los internautas. De ahí la importancia que tiene saber lo que se hace en los entornos sociales.

 

Un error muy común que se comete en redes sociales, en este caso en Linkedin, es el de crearse un perfil de vendedor, lograr un nuevo contacto y enviarle información por mensajes privados tipo promociones o spam.

 

Obtener ventaja competitiva

Para ser mejor que el resto en el terreno comercial hay que tratar de alcanzar una ventaja competitiva. Ésta se sustenta en cuatro elementos: reconocimiento de mercado, la rentabilidad del producto o del servicio, el hecho de que lo que tenemos en el porfolio sea único (los expertos lo conocen como la singularidad), y que se nos dé bien nuestro trabajo de vendedor. Si una marca o persona atesora estos cuatro valores lo tendrá mucho más fácil para conquistar a las nuevas generaciones.

 

Cómo se vende uno a sí mismo

La confianza se obtiene sabiéndose vender. Eso solo se logra conociendo al detalle qué tipo de vendedor se es. Existen cuatro perfiles habituales de comercial: el carismático, el serio, el flexible y el divertido. Cada uno tiene sus estrategias de venta para lograr la confianza de los clientes. A usted le toca descubrir qué adjetivo le viene mejor.

 

Pero lo más importante de todo no está en los libros ni en posts como éste. Lo fundamental para penetrar en las conciencias de los consumidores digitales es creer en lo que se vende. Si no es así, da igual todo lo leído o aprendido. No habrá ninguna posibilidad de éxito.

mobile_marketing

Cómo aprovechar los diferentes canales del mobile marketing

mobile_marketingEl smartphone es masivo. Todo el mundo tiene uno. Su elevada tasa de penetración en la sociedad (más del 85% en España) ha convertido a este dispositivo en un arma clave para promocionar una pyme. Pero como todo en la vida, el móvil tiene sus peculiaridades. Lo que funciona en publicidad tradicional puede no hacerlo en las pequeñas pantallas. Por eso, desde este blog vamos a explicar qué es lo que tiene que tener un plan de mobile marketing para no caer en factores de riesgo. En otras palabras: ¿cómo puedo evitar los errores y lograr que mis campañas triunfen entre los usuarios?

 

Cuando se integra el móvil en el plan de marketing es necesario que, antes de nada, nos formulemos las típicas preguntas básicas. La del quién, la del qué y la del cómo. Para responderlas tendremos que plantearnos los siguientes interrogantes a los que tendremos que encontrar una contestación coherente: ¿quiénes son sus clientes y cómo quieren llegar a la empresa?, ¿aceptarán el contenido móvil que generará la firma?, ¿qué canales utilizará?, ¿cómo provocará la participación de la audiencia?, ¿qué información dará?, ¿qué hará para que el mensaje llegue claro y sea atractivo?, ¿utilizará promociones?, y ¿qué resultado espera obtener de sus acciones?

 

Esto último es fundamental. El plan de mobile marketing varía mucho si el objetivo es aumentar el número de suscripciones mediante boletines informativos, o si lo que se busca es incrementar la cifra de clientes potenciales. La meta es la clave. Pero debe recordar que el fin de su acción sea medible, cuantificable y realista.

 

Una vez tengamos claros todos estos puntos, evitaremos caer en factores de riesgo innecesarios. Y habremos llegado al momento de echar un vistazo a los canales móviles que tenemos disponibles y al cómo debemos aprovecharnos de ellos.

 

Web para móviles

Tanto si se quiere apostar por el mobile marketing como si no supone la prioridad, es necesario tener una cosa clara: hoy en día todo comienza y termina en el móvil. Los tiempos en los que a Internet se llegaba por el ordenador de sobremesa o el portátil se acabaron. Y en el futuro esta tendencia será todavía más exagerada. Así que su primera obligación pasa por tener adaptada su página a las pantalla de los móviles. Así de simple. Si no es el caso, olvídese de obtener ingresos digitales. Y olvídese de posicionarse en Google. El buscador castiga a todas aquellas páginas que no estén optimizadas para navegación por el smartphone. Usted verá pero la cosa está bastante clara.

 

Una vez tengamos una página optimizada, lo principal es que cargue rápidamente. Para ello hay que emplear la palabra mágica: simplificar. Diseñe un sitio en el que lo más importante esté al alcance de una lectura rápida. De lo contrario, se perderá muchos clientes potenciales.

 

SMS y MMS

El canal del mensaje de texto o el multimedia, que no utilizan las aplicaciones de mensajería masivas (WhatsApp, Line, etc.) está muy denostado. La sociedad casi no los tiene en cuenta. Pero eso no quiere decir que haya dejado de ser útil para las empresas. Muy al contrario, se trata de un canal que hay que tener muy en cuenta. Sirva como ejemplo las conclusiones de un estudio realizado por la CMT (Comisión del Mercado de la Telecomunicaciones), que indica que el 95% de SMS y MMS que se envían se abren a los tres minutos siguientes de su recepción. Esto indica que su escasez los ha convertido en valiosos. El usuario del móvil piensa que lo que llega por ese canal es algo que es importante y, por lo tanto, lo consulta.

 

¿Cómo debe ser el mensaje que enviemos por este canal? Transparente y claro y por escrito. Es decir no engañe en el titular y exponga claramente lo que se esconde en el interior. No utilice los MMS. Los consumidores desconfían de ellos e incluso sus operadoras les pueden cobrar por abrirlos.

 

Apps

Todos sabemos que el escaparate de aplicaciones móviles es casi infinito. Hay de todos los tipos. Juegos, educativas, formativas, informativas, etc. Pero no se engañe. A pesar de la competencia, el consumidor siempre busca algo más. Y ahí se encuentra la rendija por la que se pueden colar los vendedores. Gracias al afán de los usuarios, un emprendedor puede aumentar la conciencia de marca y lograr aumentar la afinidad con los clientes. Pero lo más importante es que conozca a su público. Solo así sabrá ofrecerle el producto que ellos necesitan.

 

No se cierre exclusivamente a lanzar una aplicación comercial con los productos de su empresa. También le será interesante apostar por productos complementarios que sirvan para cubrir una necesidad de sus clientes. Por ejemplo, si su empresa se dedica a alquilar pisos, piense en una app que muestre la horquilla de precios de los inmuebles por zonas o algo similar.

 

Otro punto que debe tener en cuenta es si las aplicaciones móviles serán gratuitas o de pago. Decida lo que mejor le convenga, aunque debe tener claro que el internauta no está acostumbrado a pagar a menos que se le ofrezca algo realmente bueno y diferencial con respecto al resto.

 

Cupones para móviles

Antes de nada, una precisión: la publicidad en los dispositivos móviles es cinco veces más efectiva que los anuncios en Internet. Por este motivo, es importante para el plan de marketing tener en cuenta este punto y no tener miedo en lanzar promociones que ayuden a impulsar las ventas.

montar_negocio

Consejos para montar un negocio sin salir del trabajo

montar_negocioNo conviene engañarse. Poner en marcha una empresa no es fácil. Muchas veces sufriremos el problema de ser a la vez empleado y emprendedor. Soñaremos con salir de la oficina para lanzarnos de lleno a dar los primeros pasos del proyecto. Pero no podremos dedicarnos al 100% porque nuestra situación económica nos obligará a llevar esta especie de doble vida.

Este tiempo de transición puede ser estresante y difícil, especialmente cuando usted no disfruta de su trabajo, algo que le suele ocurrir a buena parte de los emprendedores. Si se les pregunta, muchos de estos superhéroes dirán que la clave pasa por mantener la motivación. Pero, cómo se consigue. Desde este blog les vamos a tratar de dar algunas claves que pueden ayudar mucho en el camino que va de empleado a empleador.

Recordar los motivos que le llevaron a dar el paso

Convertirse en su propio jefe, lograr independencia financiera, tener libertad de horarios, lograr realizarse como persona, ayudar a los demás, poder estar en casa con la familia… Los motivos que llevan a una persona a dar el paso de iniciar una nueva andadura empresarial son múltiples y variados. Por eso, lo más importante es que usted se haga siempre la misma pregunta: ¿Por qué? Si siempre encuentra una respuesta a esta cuestión podrá superar con más facilidad un periodo de tiempo, que no es del gusto de nadie.

Cásese con su sueño

Tener un deseo no es lo mismo que comprometerse con él. Cuando uno se casa con su sueño se está imponiendo la obligación vinculante de hacerlo realidad. Esto implica no dejarse llevar por la desidia y ser capaz de superar todos los obstáculos. Lo único que importa es el fin, y si para alcanzarlo es necesario trabajar por cuenta ajena durante un tiempo, pues se hace. Solo teniendo la promesa que uno mismo se hace de convertir una ilusión en realidad, se es capaz de todo.

Haga un plan de negocio

Normalmente los planes estratégicos de los nuevos negocios se realizan cuando estos ya están en funcionamiento. Este caso supone una excepción. Tener un documento donde ponga en negro sobre blanco qué quiere para su pyme dentro de dos o tres años será un acicate fundamental a la hora de superar el duro trance de su doble vida empresarial. Dentro de ese plan no se olvide de ser específico. Describa con detalles todos los puntos, incluyendo número de clientes, planes de marketing, fechas de lanzamiento, etc. Y trate de cumplirlos.

De esa forma usted tendrá un incentivo para esos días malos que siempre se tienen. Debe incluso de ponerse tareas a realizar para su nuevo negocio. Lleve una agenda y trate de cumplirla. La organización es la clave de muchos negocios.

Forme un grupo de expertos o consejo asesor

Ahora, con las redes sociales, es mucho más fácil encontrar a personas que se encuentren en una situación parecida a la suya. Cuando haya creado una red de futuros emprendedores, organice reuniones regulares para apoyarse los unos a los otros. Fomente la tormenta de ideas y comparta consejos. Pueden llegar incluso a desarrollar trabajos conjuntos de los que el grupo se verá beneficiado. Además, la suma de varios cerebros siempre será mejor que una mente solitaria. Si tiene dificultades para dar con sus iguales, intente en páginas como Meetup, una buena manera de empezar la tarea.

La formación es una gran aliada siempre

Investigar, estudiar o profundizar en cualquier materia que usted considere importante para su futuro negocio ayuda, y mucho, a la hora de mantenerse motivado. Internet ofrece opciones infinitas para formarse. Así que aprovéchelo. Tampoco estaría de más apuntarse a cursos o seminarios. Cualquier método para incrementar los conocimientos, que serán aprovechados en el futuro y útiles en el presente.

Actitud positiva ante todo

Aunque resulte difícil, usted tiene que intentar que acudir todos los días a su oficina no sea un martirio. Para conseguirlo, debe centrarse solo en las cosas buenas, que seguro que las habrá. Quizá se lleve bien con sus compañeros, o con su jefe, o el trabajo no sea tan malo, puede que tenga un buen salario, incluso que esté cerca de su casa, o que el horario le permita tener tiempo para dedicarse a sus business… Lo que sea, pero preocúpese en buscar lo positivo de esta situación de nadar entre dos aguas. Los pensamientos negativos quitan la energía que le hará falta para sacar adelante su sueño y le llevarán a preguntarse si será capaz de montar un negocio desde cero.

Póngase retos

Ya lo hemos anticipado antes, pero no está de más decir que la organización es fundamental. Usted debe estar siempre poniéndose retos, tanto en su labor de asalariado como en la de emprendedor. De esa forma, nunca tendrá espacios muertos en los que pueda perderse en la negatividad. Además si logra superar los desafíos que se ponga, obtendrá un plus de motivación.

Si sigue estos sencillos pasos, el tiempo de esperar se le hará más corto y su sueño estará siempre más cerca de convertirse en realidad.

rse_transparencia

Los consumidores exigen RSE y transparencia

franquicias_en_espana_restauracionLa responsabilidad social de las empresas no es algo nuevo. Se lleva hablando del tema desde hace más de una década. Pero la llegada de la crisis demostró que el buenismo empresarial era solo fachada. En un abrir y cerrar de ojos, los beneficios sociales dieron paso a los despidos. El entorno dejó de importar, el calentamiento global era un cuento chino, las escuelas del Tercer Mundo financiadas por el mundo empresarial volvieron a ser una quimera. En definitiva, las corporaciones volvieron a ser esos entes carentes de empatía que solo se miran el ombligo y cuyo único objetivo consiste en ganar dinero. La RSE (responsabilidad social de las empresas) regresó al baúl de los recuerdos y parecía que tardaría mucho tiempo en salir del mismo.

 

Por fortuna, las cosas parecen haber cambiado. Desde hace dos o tres años, las corporaciones han vuelto a preocuparse del mundo que les rodea. Aunque la mayoría piense lo contrario, este cambio no se ha originado por una mejora de la situación económica global. La respuesta está en el consumidor. El señor o la señora que permite la existencia de los beneficios empresariales gracias a su consumo jamás se olvidó de exigir responsabilidad a las grandes firmas. Así lo demuestran los datos. Según el último informe de Forética que analiza el comportamiento de la RSE en España, el 76% de la sociedad considera prioritario un comportamiento responsable por parte de las compañías. Este porcentaje no deja de crecer y la mejor muestra la tenemos en que en 2008 solo el 60% apoyaba estas prácticas.

 

Pero el dato que más preocupa a las compañías y que más está favoreciendo el resurgir responsable es el que indica que el 44% de los ciudadanos en España asegura haber dejado de consumir productos o servicios por consideraciones éticas, sociales o ambientales. Además, el 53% está dispuesto a pagar una prima en el precio siempre que sea por una causa de RSE. ¿Qué significan estos datos? Pues que la sociedad ha obligando al mundo empresarial a volver a hablar de sostenibilidad, de RRHH, y de acción social.

 

Ante esta situación, resulta evidente que las pymes también deben convertirse en negocios innovadores y sostenibles si quieren triunfar en la sociedad actual. Y es que, como hemos visto, el consumo ético y responsable va en aumento. Para crear una marca del siglo XXI que respete los valores que reclaman los clientes es necesario cumplir los siguientes puntos:

 

Ser conscientes y querer resolver los problemas de la industria

Cada sector económico es un mundo en materia de ética y sostenibilidad. La industria textil, por ejemplo, sufre la lacra de las infames condiciones de trabajo que padecen los trabajadores asiáticos, que son los que elaboran la mayoría de las prendas. Una pyme que busca ser sostenible y rentable no debe hacer caso omiso a esta situación. No basta con anunciar a los cuatro vientos que sus trabajadores o proveedores tienen unas condiciones dignas. Además debe denunciar la explotación laboral siempre que tenga conocimiento de la misma. Eso es lo que está empezando a exigir el consumidor actual.

 

Pero pongamos un ejemplo real. En el sector de la alimentación siempre se ha dicho que el eslabón más débil es el agricultor o el ganadero. ¿Qué debe hacer una empresa para resolver esta situación? Pues algo tan simple como pagar mejor a esas personas. Eso es lo que hace Danone, aunque comete el error de no anunciarlo. Sus clientes se lo agradecerían.

 

No engañar

Al comienzo de este post ya hemos hablado de la responsabilidad social corporativa y de cómo se engañó a la sociedad, ya que todo era marketing. Esa trampa no se puede volver a repetir. Bueno, por poder sí que se puede, pero en esta ocasión el cliente no lo consentirá. La tecnología ha creado a una sociedad informada que no dudará en comprobar la veracidad de cualquier acción empresarial sostenible o ética. Por eso, la clave para conquistar a ese consumidor pasa por ser transparente. No se trata de hacer informes de sostenibilidad al estilo de las multinacionales. La transparencia en una pyme hay que buscarla en el intercambio de información y en contrastar la misma. Un negocio sostenible debe comunicarse con sus clientes, y tratar de corregir las carencias que estos les digan.

 

Por ejemplo, si sus procesos de producción son mejores desde el punto de vista medioambiental, no dude en informar a sus clientes de ello. Y si estos dudan, trate de demostrar que está diciendo la verdad. Lo que jamás se debe hacer es mentir.

 

Compartir la cultura empresarial
Una marca no es solo un logotipo que va impreso en un producto. Se trata de mucho más. Tiene una historia y unos valores que deben ser éticos y sostenibles. La misión de un emprendedor es que esa cultura empresarial y esa visión de la sociedad impregne a sus empleados. Así se logrará penetrar en la conciencia de los clientes.

 

Para lograrlo no dude en difundir sus valores corporativos por el formato que le sea más interesante. Ya sea con un vídeo, con un texto o con una infografía, pero cuéntelos en sus redes sociales, blog, web, etc. Lo que sea necesario para demostrar al mundo que su negocio es mucho más que una máquina de ganar dinero. Su misión consiste en emocionar a sus clientes.

 

Permitir la crítica

En la actualidad es muy sencillo estar en contacto con los clientes. La digitalización de la sociedad permite el intercambio constante de información. Una pyme que quiere ser referente en sostenibilidad e innovación no debe censurar los comentarios. Aunque sean ofensivos con sus productos o servicios es mucho mejor mostrarlos y refutarlos. Esta estrategia le será mucho más rentable a largo plazo.

negocio_navidades

El mejor plan de negocio de cara a las Navidades

franquicias_en_espana_restauracionEl Día del Soltero Chino, el Black Friday, y el Cyber Monday dan el pistoletazo de salida a la mejor época para el comercio, que alcanza su punto álgido durante las Navidades. Tras ellas, llegan las rebajas de enero y febrero, que tampoco están nada mal. Tras estos casi cuatro meses de locura, regresa la calma. La obligación de cualquier emprendedor es aprovechar los periodos valle para prepararse ante el aumento de la demanda que, sin duda, habrá durante la temporada de compras. La mayoría se la juega durante esta época y un emprendedor debe disponer de un plan de negocio que sea capaz de hacer frente a la fiebre consumista.

 

Por norma general, durante estos meses, la mayor preocupación de los empresarios de pequeñas y medianas empresas pasa por disponer de un inventario y un stock que nos permita cumplir con los pedidos. De esa forma, podremos maximizar el beneficio. Pero las cosas están cambiando. Lo que acabamos de citar, podría ser la clave del éxito para retener clientes y conseguir nuevos en el pasado. Ahora existe algo llamado Internet, que precisa de una gestión empresarial mucho más activa y variada. El objetivo de este post es el de desgranar cuáles son esos puntos que hay que tener en cuenta, tanto en ecommerce como el comercio tradicional, para llegar a marzo con éxito.

 

Reconocimiento de marca

Muchas empresas piensan que, simplemente, con tener presencia en Internet basta para atraer a los clientes. Eso no es cierto. Para empezar, hay que partir de la realidad de que para el 99,9% de la sociedad, usted sencillamente no existe. Aunque su firma sea la mejor vendiendo bufandas, es muy probable que si alguien pone en un buscador la palabra comprar bufandas, bufandas mejores precios, le aparezcan cientos de links antes de que lo haga el suyo.

 

No tener un plan de negocio orientado a Internet origina que un negocio se pierda ventas tan increíbles como las que da, por ejemplo, el Cyber Monday. El pasado año, los ingresos de ese día ascendieron a más de 2.300 millones de dólares, solo en Estados Unidos. Para que una pyme pueda acceder a una mínima parte de ese pastel que los consumidores reparten con alegría en los meses finales del año es necesario que sepan que existe y ofrecerles una experiencia de usuario agradable. Y es que es un hecho que el 57% de los internautas abandonan un site si éste no carga en menos de tres segundos.

 

Para asegurarnos de que nuestro plan de negocio virtual es el correcto es importante hacerse las siguientes preguntas: ¿Google nos tiene indexados? ¿Somos accesibles para nuestro público objetivo? ¿Tenemos el site adaptado a dispositivos móviles? ¿Contamos con una web en la que sea sencillo navegar y, lo que es más importante, comprar? ¿Nuestra pasarela de pago es fiable? Solo tras responder de forma afirmativa a estas cuestiones, estaremos preparados para pasar al siguiente punto.

 

Seamos sociales
Las órdenes de compra provenientes de redes sociales crecieron un 202% en 2014. El 40% de los consumidores se decide a adquirir un bien tras ver comentarios del mismo por los entornos sociales. Ambos datos son una realidad que refleja la importancia que tienen los Facebook, Twitter y compañía en el ciclo de ventas. La conclusión está clara: hay que estar, participar y ser atractivo en redes sociales. En la actualidad, estos entornos son la frontera que delimita el éxito del fracaso. Una pyme, por muy pequeña que sea, no puede olvidarse de esta circunstancia.

 

Con vistas a lograr incrementar nuestro poder social es necesario encontrar una respuesta satisfactoria a estas preguntas: ¿Estamos presentes en las redes que le interesan a nuestro público objetivo? ¿Conseguimos atraer a seguidores? ¿Nuestros clientes actuales y potenciales quedan satisfechos cuando contestamos a los mensajes que nos hacen llegar por estos canales? Si ha conseguido responder de forma afirmativa a todos estos interrogantes, se habrá asegurado de contar con un comercio preparado para un incremento de la demanda.

 

La gestión del inventario

Da igual si hablamos de una tienda física o de una página de comercio electrónico. En 2015, el mejor camino para triunfar pasa por aprovechar todas las opciones posibles. Empezando por el establecimiento, pasando por la tienda online y terminando en los market place, como Amazon o eBay, que nos permiten llegar a todo el mundo y, además, aprovechar sus sistemas logísticos.

 

Ahora bien, ¿cómo controlar todo eso? Pues a menos que usted sea Papa Noel y tenga un montón de ayudantes que se encarguen del stock, todo pasa por implantar en la empresa una solución de gestión de inventario. Así evitará que el incremento en la demanda le destroce sus previsiones.

 

Satisfacción del cliente

Empecemos por tener claro que lo único que quiere una persona que está dispuesta a gastarse un dinero en un producto, es que éste cumpla con sus expectativas. Si se ha comprado de forma física, querrá que no falle y que si pasa algo lo pueda devolver sin problemas. Y si se ha optado por el ecommerce, el objetivo pasará por recibirlo en tiempo y forma. En resumen: cuando uno compra no quiere problemas. Y si, por desgracia, surgen lo que se buscará es que exista alguien que los solucione.

 

Aquí está el secreto de todo. Un empresario debe estar al servicio de la gente que le paga las nóminas. Para lograrlo, tendrá que tener un almacén organizado y etiquetado y un sistema de envíos que le permita ser más rápido que Papa Noel y los Reyes Magos juntos. Habrá que ser serios con los precios y nunca engañar al consumidor vendiendo algo que no es lo prometido.  Solo de esa forma, se podrá conseguir la satisfacción del consumidor, que será la mejor manera de tener un negocio rentable y de éxito. Por último, si aparecen imprevistos, hay que ser capaces de disponer de un servicio al cliente intachable. Así tendrá que ser cada año si se quiere sobrevivir a la locura de las compras.

comentarios_clientes

Consiga un negocio rentable gracias a los comentarios de los clientes

Aunque parece que ha pasado un siglo, la realidad es que hace sólo un par de décadas era imposible saber lo que un cliente opinaba sobre los productos o servicios que ofrecía una firma. La dificultad se acrecentaba si hablábamos de pymes. Para las compañías de reciente creación fundadas por emprendedores obtener información se convertía en una labor de gran dificultad. Por fortuna, los tiempos han cambiado y ahora existen decenas de canales por lo que podemos recibir el feedback de los consumidores. Algo que es fundamental para conseguir un negocio rentable.

 

Además del aumento de herramientas de comunicación (email, redes sociales, mensajería instantánea, etc.), la retroalimentación es, en la actualidad, más efectiva por el cambio de los propios clientes. Ahora, las personas que pagan por lo que usted vende no se callan nada. Al contrario, no dudan en comunicarle cualquier incidencia que pueda haber ocurrido. Les encanta compartir sus conocimientos con usted porque están convencidos de que su empresa hará caso y mejorará la experiencia de compra en general.

 

Por desgracia, muchas veces el esfuerzo de los consumidores suele terminar en saco roto. Otras veces no es así, pero ellos no se enteran. Aquí le vamos a explicar unos sencillos pasos para saber aprovechar ese tesoro de información que la sociedad nos entrega gratis. Las mejores formas de mejorar nuestra relación digital con los clientes.

 

Siga a sus clientes donde quiera que vayan

Una de las claves de los negocios rentables es discernir dónde están las prioridades. Se le puede dar muchas vueltas, pero lo primero de todo es la persona que compra lo que nuestra marca ofrece. De ahí debe partir todo. Si no, el chollo se termina. Este punto de partida implica que, en ocasiones, habrá que hacer de tripas corazón y lidiar con gente molesta y agresiva. No importa lo complicado que resulte empatizar con la sociedad. Su obligación es ponerse en sus zapatos y aprender a escuchar.

 

Olvide las tormentas de ideas que realizan en la empresa porque seguramente las mejores ideas le llegarán de un seguidor de su empresa. Usted tiene que acompañar y seguir a sus clientes donde quiera que estos vayan. Si se ponen en contacto a través de redes sociales, aumente su presencia en las mismas y discuta con ellos. Si resulta que le hablan por correo electrónico, siga la misma táctica basada en la conversación. Este proceso le llevará también a diferenciar a sus consumidores. Estarán los que no aportan nada y los que tratan de ayudar. Un negocio rentable debe identificar siempre a los más útiles y multiplicar sus esfuerzos con ellos. De esa forma, esas personas apreciarán su disposición a escuchar y discutir y seguirán apoyándole.

 

Muestre a sus empleados las opiniones que llegan del exterior

En Estados Unidos lo suelen llamar wall of love (muro del amor) y se trata de pintar una pared de la oficina con las opiniones más positivas que llegan de los comentarios de los clientes. Nos referimos a aquellas en las que un comprador ensalza hasta límites infinitos nuestro trabajo. Crear esa especie de pancarta con las cosas maravillosas que hace la empresa es una herramienta de motivación perfecta para nuestra plantilla de trabajadores. Ellos también deben saber que su labor diaria sirve para mejorar la vida de las personas.

 

Como es lógico este “muro” también puede ser un envío de correos a su plantilla en la que se incluyan este tipo de comentarios. Tampoco debe olvidar la retroalimentación. Los clientes también deben saber que usted utiliza su información para motivar a su gente. Eso le generará buena imagen de marca en Internet.

 

Para terminar, tampoco está de más que los empleados conozcan dónde están los errores. Pero en este caso no es buena idea construir un muro de la vergüenza. Basta con hacer llegar la información a los interesados pero de forma particular. Si el fallo en concreto es responsabilidad de un individuo. Solo el interesado debe ser el receptor del feedback del comprador.

 

Muestre su interés por las sugerencias

Una de las acciones más útiles que se pueden hacer con la retroalimentación es aprovecharla y demostrar que su empresa hace caso de esos conocimientos. En otras palabras: usted debe devolver el favor que le hacen y contar a los cuatro vientos que la sugerencia X que le llegó por parte de un consumidor anónimo la han incluido en su última revisión de su catálogo de productos o servicios. Y es que no conviene olvidar que los clientes son las personas que más tiempo pasan con sus referencias. Y ellos serán los que al final conozcan mejor las fortalezas y debilidades del mismo.

 

Esta es una estrategia que siguen siempre las firmas de software. Lanzan un título y esperan a que les lleguen los comentarios de los usuarios. Así arreglan los problemas con el lanzamiento de  actualizaciones. Esta forma de funcionar es tremendamente útil. Primero, se crea un vínculo emocional con la sociedad. Y, segundo, será la mejor forma de mejorar nuestro producto.

 

Premie las mejores opiniones

Las grandes compañías suelen dar regalos a las grandes ideas. Es una de sus múltiples maneras de innovar. Aunque a menor escala, un emprendedor también debe saber cómo premiar los mejores conocimientos que recibe de los compradores. Con los que más se esfuerzan quizá no baste con un simple correo de agradecimiento. Cualquier obsequio (vales descuento, ofrecerles primicias…) será bienvenido y constituirá un acicate para que esa persona siga en contacto con su negocio, que sin duda, ya se habrá convertido en uno muy rentable.