Entradas

web-babbel

Cómo exportar sin convertir la web de nuestra Pyme en una torre de Babel

web-babbelAdemás de los idiomas, nuestra web exportadora tiene que tener en cuenta otras peculiaridades de los mercados a los que se quiere dirigir es decir: a la hora de dar el paso a la Glocalización. No lo mismo el inglés hablado en Estados Unidos que el inglés hablado en Reino Unido. Ni el francés hablado en Francia que el francés que se habla en Marruecos o Guayana. La adaptación a los dialectos y giros gramaticales es un paso en la excelencia de nuestra página de comercio electrónico. Una herramienta muy útil para conocer en qué países se habla cada idioma es Ethnologue.com, donde se relacionan las principales lenguas en función del número de hablantes. Sin embargo, la labor de localización no acaba en la elección del idioma. Además, hay que estar preparados para que nuestra web pueda expresarse en los distintos sistemas de escritura:

  • Alfabetos: latino, árabe, cirílico y griego
  • Sistemas silábicos: hangul (Corea) y el katakana (japonés)
  • Sistemas ideográficos: chino

Situar al cliente en el contexto de la web de nuestra Pyme exportadora

Sin embargo, el esfuerzo realizado en acercar nuestros productos al idioma próximo de nuestros clientes no será eficaz si, además, no se tienen las siguientes variables en usos y costumbres. Realizar la adaptación de una web de comercio electrónico, es casi como hacerse un máster en sociología internacional. No sólo hay que saber qué efecto tiene en cada cultura cada color, cada giro… Habrá que tener en cuenta factores tan insospechados en un principio como:

La dirección de lectura:

Hay idiomas que no se leen en la misma dirección y sentido que el nuestro (latino, cirílico, griego, tailandés e hindú). El chino, japonés y coreano se leen de  de izquierda a derecha y en vertical. Por ejemplo en hebreo y en árabe, los textos se leen de derecha a izquierda. Estas cuestiones tienen su importancia en las presentaciones de los textos: por ejemplo en las justificaciones de los párrafos (a izquierda o derecha). Un ejercicio recomendable es ver las versiones de las páginas web de las embajadas y de los Ministerios e Institutos de Comercio Exterior que los países a los que queremos exportar. Asímismo, tiene una importancia primordial a la hora de confeccionar formularios de envío y solicitud de productos.

La fecha y hora:

También es una variable que deberá tener en cuenta el equipo de debe comercio exterior de nuestra Pyme.
  • En España se utiliza el formato 14/4/2010 16:30h
  • En México se entenderá mejor si la presentamos como 14/4/2010 4:30 PM.
Al ser la fecha un elemento fundamental de la compra es importante que haya lugar a malinterpretaciones del cliente.

Nombres y direcciones:

La forma de escribir nuestros datos personales es una de las costumbres que más varían de un país a otro. Comprender bien el sistema de direcciones postales es una tarea difícil.
  • En Estados Unidos se pide al cliente que se identifique como First Name y Last Name y es habitual que los datos del usuario (nombre y dirección) se escriban en mayúsculas por completo.
  • En Alemania, el nombre personal siempre va en un renglón diferente al del apellido y en minúsculas, y el número de la calle va después de su nombre.
  • Los responsables de internacionalizar la web exportadora deberán prestar mucha atención a los formularios y las bases de datos que tendrán que estar preparadas para soportar direcciones de texto distintas y caracteres diferentes.

Código postal:

Es otro de los estándares que cambia según el mercado. Como norma prudencial la web debería procesar sistemas de
  • 5 cifras (España, USA)
  • alfanuméricos (Canadá)
  • para otros países que , como Irlanda, no tienen códigos postales.

Números telefónicos:

Otra sorpresa, la cantidad de dígitos puede variar entre seis y quince. Además pueden escribirse
  • agrupados
  • separados por puntos,
  • espacios
  • guiones

Precio y monedas:

Por último, deberemos tener capacidad de presentar el precio en las distintas monedas, con sus centésimas y decimales y sus diferentes siglas.