Entradas

welder-673559_1280

Cinco ámbitos de actuación en la seguridad industrial

La seguridad industrial es una asignatura que todas las empresas, tengan el tamaño que tengan, deben aprobar con buena nota. Y para conseguirlo han de vigilar de cerca todos los riesgos y extremar al máximo las medidas de prevención, examinando detalladamente el conjunto de sus instalaciones y equipos. El objetivo final es minimizar los peligros y proteger a los trabajadores contra cualquier accidente que pudiera producirse. Entre los múltiples ámbitos en los que se debe actuar, hoy destacamos cinco: el manejo de cargas, el uso de la electricidad, la utilización de herramientas, la presencia de productos químicos y la generación de residuos.

Manejo de cargas. Entre los consejos básicos para aumentar la seguridad industrial, está utilizar ayudas mecánicas en lugar de manuales para manipular cargas, siempre que las circunstancias lo permitan. Además, si se realizan laborales repetitivas es conveniente reducir al máximo posible el peso manejado cada vez, así como realizar descansos de forma frecuente. De cualquier manera, no es conveniente realizar este tipo de tareas de manera continuada durante un periodo largo de tiempo, sino que debe alternarse con otras labores más livianas. Por último, hay que tener en cuenta una recomendación fundamental: use la ropa y el calzado más apropiado para llevar a cabo esta tarea y, en cualquier caso, no olvide nunca el casco y los guantes.

Electricidad. El mantenimiento en buen estado de las instalaciones eléctricas es clave para evitar incendios y accidentes personales, por lo que nunca debe usar cables dañados o enchufes en mal estado. Además, no tire de ellos para desconectar los aparatos ni introduzca cables desnudos en ningún enchufe. Si necesita reparar una instalación eléctrica, acuérdese de desconectar antes el interruptor general y de que nadie pueda volver a conectarlo por descuido mientras se realiza la reparación. Utilice enchufes con toma de tierra y no toque nunca a nadie que esté bajo tensión eléctrica si antes no se ha previsto de ropa y guantes aislantes. Y una cuestión básica: no manipule ni toque ningún aparato eléctrico cuando esté descalzo.

Herramientas. Las herramientas también son fundamentales en la seguridad industrial. Deben mantenerse en perfecto estado y revisarse antes de empezar a trabajar con ellas, con el fin de desechar las que estén gastadas, deterioradas o tengan, por ejemplo, el mango flojo. Una vez utilizadas, es importante conservarlas de forma ordenada y limpia y guardarlas en su lugar correspondiente con el fin de volverlas a encontrar rápidamente cuando sea necesario. Especial atención habrá que tener con aquellas que sean eléctricas, punzantes y cortantes que, en cualquier caso, han de llevar el corte protegido.

Productos químicos. La presencia de productos químicos en una empresa supone siempre un riesgo añadido, por lo que las medidas de seguridad deben acentuarse todavía más. Entre estas medidas, figura la obligación de llevar prendas y accesorios de protección adecuados y la necesidad de manipular siempre la mínima cantidad posible. Por si, a pesar de todo, sucediera un incidente, es importante disponer de un plan de actuación de emergencia, en el que se contemple cómo actuar si se produjera cualquier tipo de incendio o vertido contaminante.

Residuos. En algunos procesos de producción se generan residuos. En el caso de que éste sea el caso de su empresa, deberá utilizar envases que faciliten su reciclado y disponer de un método para la gestión de éste. Además, no olvide informar de ello a las administraciones de la zona y pedir las correspondientes autorizaciones administrativas y ambientales.

Bust

Bienes de equipo y automóvil tiran del carro exportador

Las exportaciones son un salvavidas al que se está agarrando la economía española. Y a fe que así es. Buena prueba de ello es que, durante los nueve primeros meses de 2011, el sector exportador aumentó un 17,3% en tasa interanual, alcanzando los 158.222 millones de euros. Las importaciones, por su parte, crecieron un 11,2%, situándose en 193.705 millones de euros. Y han sido los bienes de equipo (cuyo cuota exportadora es del 19,9%, y cuyo incremento fue del 16,9% en tasa interanual) y el sector del automóvil (cuya cuota es del 16,2%, con avances del 19,6% en la rúbrica de vehículos terminados, y del 12,7%, en la de componentes) quienes han tirado más del carro. Un carro al que también se han subido las semimanufacturas no químicas (que han crecido un 19,4%), las manufacturas de consumo (10,1%), alimentos (9,6%), manufacturas de consumo (8,2%) y los productos químicos (5,3%).

¿Quiénes nos compran?

La Unión Europea sigue siendo el principal destino de nuestros productos (representa un 65,9% del total). Tras ella, la zona euro (52,5% del total). En el primer destino, el incremento ha sido de un 14%, mientras que en el segundo se ha situado en un 10,6%. Alemania, con un crecimiento del 13%, y nuestra vecina Francia (11,4%) siguen siendo nuestros principales compradores. Las ventas a países europeos no comunitarios también han mostrado un notable dinamismo, con un crecimiento del 34,4%. ¿Y más allá del Viejo Continente? Las ventas a países de América siguen latiendo a buen ritmo, con aumentos del 28,4% en las exportaciones dirigidas América del Norte y del 25,3% en las dirigidas a América Latina. ¿Asia y África? Un 18,1% y un 10,6%, respectivamente.

crecer-exportaciones

Las exportaciones crecen a buen ritmo

crecer-exportacionesLas exportaciones españolas de mercancías alcanzaron los 124.998 millones de euros en los siete primeros meses de 2011, lo que supone un incremento del 17,8% respecto al mismo periodo de 2010. Otros datos relevantes son que el incremento de las exportaciones supera en 3,5 puntos a la media de zona euro, que España registra un superávit comercial con la UE-27 de 3.601 millones de euros (frente al déficit de 3.771 millones en los siete primeros meses de 2010, y que en julio de 2011, las exportaciones de mercancías mostraron un avance del 13,8%, sumando de esta manera 18 meses ininterrumpidos con aumentos de dos dígitos.

Sectores destacados

De enero a julio, los principales sectores exportadores fueron los bienes de equipo y el sector automóvil, con cuotas del 19,9% y del 16,7%, respectivamente. El primero registro un incremento del 18,4% en tasa interanual, mientras que el segundo creció un 17,7%, con avances del 19,5% en la rúbrica de vehículos terminados, y del 13,8% en la de componentes.

Las exportaciones de alimentos, por su parte, aumentaron a un ritmo del 9,2% interanual, mientras que las de manufacturas de consumo lo hicieron un 9,2%, las de productos químicos un 6% y las semimanufacturas no químicas un 22%.

Principales destinos

El análisis geográfico de las exportaciones muestra que las dirigidas a la Unión Europea se han incrementado un 14,8% en términos anuales y las ventas a la zona euro han crecido un 11,4%. Por países, las ventas a Francia (principal destino de las exportaciones en dicho periodo, con una cuota del 18%) han aumentado un 12,2%, y las ventas a Alemania (10,2% del total) un 13,7%.

Las ventas a países no pertenecientes a la UE crecieron un 24%. Entre ellas, las realizadas a países de América siguen mostrando un notable dinamismo, con aumentos del 31,2% en las exportaciones dirigidas a América del Norte y del 26,8% en las dirigidas a América Latina. Asimismo, destaca el crecimiento del 34% en las ventas a países europeos no comunitarios. Las dirigidas a Asia se incrementaron un 13,5%, y las de África un 11,4%.

exportaciones-navegan

Las exportaciones españolas nadan a buen ritmo

exportaciones-naveganDurante los cinco primeros meses de 2011, las exportaciones españolas no nadaron contra corriente, todo lo contrario, ya que crecieron un 20,2%. Y los principales puertos a los que se dirigieron fueron América del Norte, con un incremento del 44% respecto a los valores del mismo periodo de 2010, los países europeos no comunitarios (un 42%), y América Latina, con un aumento del 36,6%. Trasladados esos incrementos a euros, las exportaciones españolas de mercancías se situaron en 88.409,4 millones de euros. Por otra parte, las importaciones registraron un aumento del 14,1% interanual, hasta los 108.551,3 millones de euros.

1. Sectores que reman con fuerza

Los principales sectores exportadores durante los cinco primeros meses de 2011 han sido los bienes de equipo y el sector automóvil, con cuotas respectivas del 19,7% y del 16,7%. En términos interanuales, las ventas en el exterior de bienes de equipo se han incrementado un 20,1%, mientras que las del sector automóvil lo hicieron un 19,5% con avances del 20,4% en la rúbrica de vehículos terminados y del 17,8% en la de componentes.

También remaron con intensidad los sectores relacionados con los productos químicos (14,2% del total) y de semimanufacturas no químicas (12% del total). Las primeras crecieron un  9,3% y las segundas un 22,9%. Finalmente, las exportaciones de alimentos (14,6% del total) han aumentado un 13%, mientras que las de manufacturas de consumo (8% del total) han crecido un 12,7% respecto a los valores de los cinco primeros meses de 2010.

2. Principales puertos de atraque

Las exportaciones dirigidas a la Unión Europea (66,7% del total) aumentaron un 16,5% en tasa interanual. En el caso de las ventas a la zona euro (53,6% del total), el crecimiento ha sido del 13,5%. Las ventas a Francia, principal puerto de atraque de nuestras exportaciones en el periodo, con una cuota del 18%, se han incrementado un 11,6%, mientras que las ventas a Alemania (10,5% del total), lo hicieron un 17,5%.

Por lo que respecta a las ventas a destinos extracomunitarios (33,3% del total de enero a mayo de 2011), registraron un aumento del 28,4% respecto al mismo periodo del año anterior. También se ha notado un notable dinamismo en las ventas a países de América, con aumentos del 44% en las exportaciones dirigidas a América del Norte, y del 36,6% en las dirigidas a América Latina. Por último, se han notado avances de dos dígitos en las ventas a países europeos no comunitarios (42%), África (15,3%) y Asia (11,9%)