Entradas

f1

Así debe ser tu ‘carrera’ en las redes sociales

Es un hecho: las empresas, cada vez más, otorgan una mayor importancia a su presencia en las redes sociales. Según el informe ‘Social Media 2014’, elaborado por Online Business School (OBS), las mismas aumentaron su inversión en este apartado un 24% durante 2013. Pero, ¿es acertada esa inversión? ¿Saben el camino a elegir? ¿Les sirve para avanzar, o es dinero mal aprovechado?

 

Una carrera de fondo

Para diseñar una buena estrategia de ‘social media’, lo primero que hay que hacer es definir bien cuáles son las metas a las cuales se quiere llegar. Arrancar sin saber dónde está la bandera a cuadros es contraproducente. Tanto, como no saber cuál será el vehículo, o vehículos, que vamos a utilizar para llegar a ese fin. A continuación, hay que tener muy claro qué “combustible” será el apropiado, y qué nos puede hacer “pinchar”. Y tener alternativas por si lo que hemos preparado acaba “calándose”. Es decir, no hay que tener un único plan. Un plan B, o un plan C, serán de gran ayuda.

En esta particular “carrera” hay que mirar quiénes serán nuestros competidores en la web social, sus “armas”, cómo nos ven, si nos identifican con “el enemigo a batir”, o un rival de poca monta. En ocasiones, será importante saber en qué línea de salida queremos estar. Porque puede que no nos interese correr todos los “grandes premios”. ¿Y tu equipo? Las campañas, las herramientas, la productividad… depende de él. Rodéate de buenos mecánicos, que conozcan pieza a pieza tu “vehículo social”, y que lo tengan siempre a punto. Y no te olvides de los estrategas, los que definirán la forma de correr, en qué circuitos, y a qué velocidades. ¿En qué redes sociales debes estar? ¿Te interesa tener un blog propio? ¿Ofertas, promociones, descuentos, publicidad offline…? Llegarás al éxito si tu comunidad crece, si ocurren interacciones, si la gente habla en el plano online y offline, si aumenta el tráfico hacía tu web o tu blog… ¡Enhorabuena!

 

Pinchazos inoportunos

Son varias las causas que pueden hacer que todo lo que has planificado acabe no teniendo el resultado esperado. Una de ellas es la falta de estrategia. Muchas empresas se apuntan a la “carrera” simplemente porque la competencia también lo ha hecho, no porque realmente les apetezca. Otra es pensar que con “un poquito por aquí, y otro poquito por allá” (es decir, estar en Facebook y en Twitter, por ejemplo), es suficiente. No se trata solo de estar, sino de estar vivo, muy vivo. Si nos dejamos llevar por esta forma de pensar el resultado será una pérdida de competitividad y menor capacidad de crecimiento. Y todo por haber dejado en manos inexpertas la gestión de los perfiles corporativos. Que sean fácil de usar no significa que estén al alcance de todos. Siempre habrá “pilotos de primera y de segunda división”. Personal no cualificado a los mandos es sinónimo de fracaso, de dejar el “vehículo” aparcado en boxes sin cruzar la línea de meta.

Otro error es echar todas las culpas al “piloto”. Al igual que en una escudería de Fórmula 1, todos los miembros de la misma son partícipes del éxito o del fracaso. Las marcas, o las empresas, deben entender el plan de forma transversal, y pensar que afecta a todas las áreas de negocio. “Uno para todos, y todos para uno”, que dirían los Mosqueteros. Y no dormirse en los laureles. Un triunfo en un gran premio no significado que se ha ganado el mundial. El mercado cambia, las necesidades de los usuarios y consumidores también, y hay que ir realizando nuevas acciones para que sigan con nosotros. Una labor en la que saber escucharles, entender lo que nos dicen a través de las redes sociales, es vital.

redes

¿Qué son y cuáles son los beneficios de las redes sociales corporativas?

Imagine que usted tiene un pequeño medio de comunicación por Internet, que cuenta con una pequeña plantilla y un buen número de colaboradores (habitual en estos tiempos). De repente debe hacer un post de, por ejemplo, seguros de vida. Pero se encuentra con la dificultad de que ni usted ni las personas que tiene alrededor dispone de información ni contactos relevantes en ese sector. Hasta ahora, la solución para esta dificultad consistía en volverse loco navegando y llamando a las diferentes compañías de seguros, buscando respuestas. En ocasiones, las conseguirá de forma rápida. Pero otras veces perderá un buen número de horas hasta dar con la persona indicada. Por fortuna, el mundo 2.0 resuelve este y otros muchos problemas por medio de una herramienta muy en boga en el mundo anglosajón, y que está empezando a llegar a España. Se trata de las redes sociales corporativas.

Estamos hablando de una nueva herramienta de trabajo que, una vez implementada dentro de una empresa, permite que los trabajadores colaboren entre ellos e intercambien información. De esta forma, las compañías se vuelven más competitivas ya que al estar basadas en entornos 2.0, la información está accesible en cualquier momento y desde cualquier lugar. De hecho, con solo ingresar en la aplicación o en la página web de la red social se accede a todo lo comentado por los compañeros de trabajo.

Como se puede ver, las redes sociales corporativas pueden ser útiles para aumentar la productividad en los negocios. Al menos eso opinan desde la consultora Gartner, que estima que las firmas que integren este tipo de herramientas internas aumentaran la productividad de sus empleados hasta un 25%. Quizá por ello algunos ya dicen que el email irá perdiendo fuerza en el mundo de las comunicaciones corporativas.
Pero eso será dentro de un tiempo. De momento lo único cierto es que estamos ante una nueva herramienta que puede ayudar a que nuestra pyme sea más productiva. Y para convencernos, nada mejor que analizar los beneficios que puede ofrecer:

–        Optimiza la comunicación interna. Al agilizar el flujo de información entre los empleados, se mejora la comunicación.

–        Agiliza los procesos. Si el medio de comunicación online del principio del post hubiera tenido esta herramienta habría tardado mucho menos en recabar los datos que necesitaba para la elaboración de la pieza sobre el sector de los seguros.

–        Aumenta la cohesión. Con este tipo de soluciones se pierden los departamentos o Reinos de Taifas, ya que todo está interconectado.

–        Imagen innovadora. Lógicamente una plantilla que sabe que la empresa se preocupa por estar a la última en el campo de las redes sociales se sentirá más motivada y más cerca de la cultura empresarial.

Una vez conocidas las ventajas llega la hora de la verdad. ¿Existen redes sociales de este tipo que podamos implementar en nuestro negocio? La respuesta es sí. El primer ejemplo sería Zyncro (http://www.zyncro.com/es/), el Twitter de las comunicaciones corporativas. Una herramienta de éxito que ya se encuentra disponible en más de 10 idiomas. Su fórmula es la del microblogging, lo que permite conocer y compartir la información de los diferentes departamentos.

Otra solución interesante es Kudos (http://kudosnow.com/), que ofrece una alternativa gratuita. A diferencia de la anterior, el objetivo de esta red es recompensar a los empleados, aunque también es interesante para el intercambio de conocimientos. Un último ejemplo es Yammer (https://www.yammer.com/), más parecida a Zyncro y con un diseño que recuerda a Facebook.

lean

Lean Manufacturing, o cómo aumentar la productividad de su empresa con los mismos recursos

Todas las empresas aspiran a conseguir un sistema de gestión que reduzca los costes, aumentando la calidad del producto o servicio, en un entorno de orientación al cliente y en un buen clima laboral. Aunque parezca imposible, todo esto se puede conseguir de una sola tacada, utilizando el sistema Lean Manufacturing, que se basa en la eliminación o reducción de aquellas actividades que no generan valor al producto o servicio final (waste-desperdicios).

De esta forma, el empresario podrá saber exactamente por dónde se está escapando la productividad y atajar el problema de forma eficaz. Pero, ¿cómo podremos aplicar esta fórmula mágica? Pues bien, el Lean Manufacturing se basa en los siguientes elementos: indicadores (diagnostico, análisis y radar chart), implicación del personal, desarrollo de la calidad, versatilidad, estandarización, organización del puesto de trabajo, extensión al mantenimiento productivo total, y logística y planificación.

En primer lugar, habrá que analizar detalladamente el funcionamiento de la compañía utilizando la metodología DMAIC y la cartografía VSM (Value Stream Mapping), con la que se identificarán los wastes-desperdicios de los procesos y así se conocerán las mejoras a realizar.

Como explica Benjamín Zorrilla, gerente de Lean Sigma-Consultores, será necesario trabajar con todos los indicadores de la empresa que aporten información real y fiable. Habrá que analizar e integrar elementos como lay out (instalaciones y servicios industriales), materias primas, almacenes, planificación, logística, stock intermedio, producción (operaciones, calidad y producto), servicio intermedio, producto-servicio final, proveedores y clientes.

Y, a través del VSM, elaborar un plan de acción de mejora, con el que se implantarán una serie de herramientas. Estas son las denominadas herramientas Kaizen: 5s, SMED, TPM, dispositivos anti-error, Kanban, 8Ds, capacidad, sistema Pull de planificación, etc., con las que se conseguirá en poco tiempo una empresa altamente competitiva.

Pero para que el proceso resulte efectivo, es fundamental que todos los departamentos estén concienciados de la necesidad de colaborar y de afrontar conjuntamente este esfuerzo de mejora. Es decir, al mismo tiempo que se implantan estas herramientas, es imprescindible que todos los directivos y demás trabajadores se mantengan plenamente involucrados. Gerentes, jefes, mandos y responsables de equipos, (cada uno a su nivel) deben ser capaces mantener y transmitir un alto nivel de motivación y de trabajo en equipo.

Pero hay que tener en cuenta que, como apunta Zorrilla, los operarios y los responsables de equipos son los “ojos” de los procesos productivos. “El saber aprovechar el potencial de estas personas es necesario para conseguir empresas aún más competitivas”. Si lo tenemos en cuenta, conseguiremos el premio de aplicar el sistema Lean Manufacturing correctamente. ¿Cuál es? sin duda, una empresa infinitamente más eficiente y rentable.

Orange

Microsoft y Orange suben a la ‘nube’ a pymes y autónomos

Tener acceso a documentos de trabajo desde cualquier lugar y a través de cualquier dispositivo son las razones que han llevado a Microsoft y a Orange a firmar un acuerdo para que tanto pymes como autónomos puedan acceder a la ‘nube’. La idea de esta alianza es dar respuesta a las principales necesidades tecnológicas de las pequeñas empresas ayudándolas a incrementar su productividad y su competitividad.

Mayor eficiencia

Microsoft Office 365 Plan P1 es la oferta de la subsidiaria española de Microsoft Corporation para negocios pequeños. Dirigida a empresas de hasta 50 usuarios, facilita las herramientas que una empresa necesita para ser más productiva, incluyendo Exchange Online, SharePoint Online, Lync Online y Office Web Apps. Se trata de soluciones que no solo permiten a cada persona ser más eficaz en sus tareas individuales (como es el caso del tradicional Office), ahora también en la ‘nube’, sino que también les permiten comunicarse de manera más ágil y eficiente con compañeros, clientes, proveedores o colaboradores (mediante correo electrónico, mensajería instantánea, llamadas de voz y vídeo llamadas). Asimismo, posibilita la colaboración con todos ellos, compartiendo documentos y modificándolos de manera conjunta, estableciendo flujos de aprobación, compartiendo agendas… Sin olvidar la creación de la página web de la empresa de una manera sencilla, y fácilmente editable, con garantías de seguridad (antivirus, antispam…).

Los componentes individuales de este producto son Lync Online (que ofrece una nueva forma de conexión entre usuarios desde prácticamente cualquier lugar mediante mensajería instantánea , videollamadas y reuniones en línea), Exchange Online, (gestor de correo electrónico, agenda y contactos), SharePoint Online (que ayuda a un mejor control y conocimiento de su contenido) y Office Web Apps (que posibilita con una cuenta de Windows Live crear, editar y compartir documentos directamente desde su Outlook, antes hotmail).

Internet en todas partes

Orange por su parte, a través de Internet Everywhere Pro 29, ofrece a autónomos y pequeñas empresas la posibilidad de estar conectado a Internet en todo momento con una velocidad de hasta 7,2 Mbps de descarga y hasta 1,4 de subida.

Con estas herramientas las pymes pueden controlar su negocio y dar respuesta a sus clientes de manera rápida y segura. Una vez más las nuevas tecnologías tratan de ponernos las cosas un poco más fáciles.

teletrabajo

Los beneficios del teletrabajo para la productividad empresarial

“Lo siento pero el próximo lunes no podré venir a trabajar”. Esta frase pronunciada por un empleado puede caer como una bomba en muchas empresas. Pero en la mayoría de los casos, esa alarma carece de fundamento  y no se produciría si el mundo laboral tuviera más claros los beneficios del teletrabajo.

El absentismo laboral es un lacra en las empresas y a veces, esa ausencia tiene como único motivo que el empleado se ve obligado a estar en casa para atender asuntos de la logística doméstica como: esa inevitable visita del técnico de la compañía gas, del agua…. En ese caso, ¿por qué el trabajador debe perder un día y sus tareas deben quedar postergadas? Empleado y empresa pueden beneficiarse de un día de teletrabajo.

En España, el acceso al teletrabajo todavía está lejos de las prácticas europeas. Según un estudio realizado por la empresa especializada Openmart, la media de uso del teletrabajo está en el 26%,( aunque un 57% le gustaría que su empresa le ofreciera esta posibilidad), frente al 35% que se utiliza de media en Europa.

La crisis está ayudando a las empresas a dejar a un lado las reticencias que provoca esta modalidad de trabajo y aparcar la obsoleta idea de que sólo es posible trabajar en la oficina. No tener a los empleados a la vista puede tener más beneficios de los esperados:

  • Ahorro de costes. La creación de un puesto de trabajo no presencial resulta un 50% más barato que un puesto presencial. No sólo por el espacio físico que consumen los trabajadores en la oficina, también por los gastos de luz, agua, teléfono que su presencia implica.
  • Ahorro de tiempo. En este caso, el beneficiado es el empleado. La opción de teletrabajar varios días en casa implica un ahorro en desplazamientos y tiempo perdido que suele ser un beneficio muy valorado por los empleados.
  • Responsabilidad Social. Grandes empresas, como la tecnológica Indra, fueron pioneras en ofrecer a sus empleados la posibilidad de no ir a trabajar todos los días a la oficina. En su memoria de Responsabilidad Social Corporativa se explican los beneficios de esta política y se asegura que además de favorecer la salud de sus empleados también contribuye al cuidado del medioambiente. El nivel de estrés y de posibles conflictos entre la vida laboral y personal disminuye al ser los empleados conscientes de que tienen la posibilidad de teletrabajar y cumplir con las tareas laborarles y personales. Además, al reducir los traslados desde el hogar a la oficina se evitan emisiones de CO2 al medio ambiente.
  • Incremento de la productividad. Está comprobado que en las empresas que introducen esta modalidad de relaciones laborales se incrementa la productividad de los empleados. Al cambiar el sistema de control a objetivos y no dar tanta importancia al tiempo presencial en la oficina, los trabajadores tratan de hacer sus tareas en el menor tiempo posible para así maximizar sus horas libres. Y como están mucho más motivados, las empresas aseguran que, en caso de trabajo extra, los empleados están más dispuestos a ampliar su horario que a aquellos que se les exige quedarse más tiempo en la oficina.

Por supuesto, implantar el teletrabajo tiene algunos inconvenientes, pero no van más allá de los cambios informáticos mínimos para permitir accesos remotos a los documentos de la empresa y superar la desconfianza inicial que genera a las empresas esta forma de trabajo.

ahorro

Un empujoncito para pymes: Plan de Ahorro 3.0 de Microsoft

Liquidez y crédito: dos nudos fundamentales para las pymes españolas por los que Microsoft Ibérica creó un programa de financiación a coste cero durante 36 meses y el pago de todos los intereses. Basicamente está pensado para que ganen más (mejorando sus ventas), gasten menos (reduciendo sus costes mediante la tecnología) y sean más competitivas (mejorando su productividad).

Un amplio abanico

La soluciones que forman parte de este programa de financiación gratuita abarcan desde el sistema operativo, pasando por soluciones ofimáticas, hasta para servidores (Windows, Office, Exchange y Windows Servers), todas ellas en sus versiones para pymes. Se trata de una iniciativa enmarcada dentro del “Plan de Ahorro Pymes 3.0”, lanzado en febrero, y del que ya se han beneficiado cerca de 2.000 pymes españolas.

Aquellas que estén interesadas pueden acudir a la web y seguir los pasos allí descritos. El programa se articula a través de los mayoristas de Microsoft, a los que la compañía ha facilitado la formación y las herramientas necesarias. Las peticiones se gestionan a través del programa de financiación Microsoft Financing, puesto en marcha hace tres años. Desde entonces, ha financiado operaciones por valor de cerca de 13,5 millones de euros (el importe medio ha sido de 140.000 euros). Un dato: se puede solicitar financiación desde operaciones por un importe de 1.000 euros.

Además, el programa no se limita solo a financiar estos servicios sino también aquellos en los que se incluye la formación y la consultoría, además de software y hardware de terceros.

Lab

Más razones para utilizar la ‘nube’ y para abrir tienda en internet

La ‘nube’ está aumentando su protagonismo entre las pymes, según acaban de poner de manifiesto dos estudios, uno impulsado por Microsoft y otro por Arsys. Por una parte, Microsoft ha dado a conocer un informe, realizado por Edge Strategies, que prevé un aumento significativo del uso de servicios ‘cloud’ de pago durante los próximos cinco años entre las pequeñas y medianas empresas. La investigación, basada en una encuesta entre más de 3.000 pymes de 13 países, llega a la conclusión de que estos servicios se duplicarán en cinco años, y que las pymes que los empleen incluso se triplicarán.

Por otra parte, un informe de Arsys desvela que la crisis está animando a las pymes españolas a abrir tienda en internet y asegura que la creación de nuevos canales de venta ‘online’ entre las pequeñas y medianas empresas aumentó un 20,4% en 2011, gracias a las soluciones ‘cloud computing’.

Y es que el estudio de Edge Strategies deja claro que el ‘cloud computing’ es capaz de ofrecer operaciones más baratas y rápidas, así como mejor fusión de información vital a cualquier dispositivo. De hecho, desvela que un 59% de las empresas que actualmente utilizan servicios en la ‘nube’ consideran que consiguen un significativo beneficio en productividad, en comparación con el 30% de las pymes que todavía no los usa.

Además, el 63% de las pymes que utilizan servicios ‘cloud’ espera hacer crecer sus ventas entre los próximos 12 y 18 meses, mientras que el 55% cree que la tecnología potenciará su crecimiento. Además, para ellas la movilidad es esencial; quieren dispositivos móviles no sólo para acceder a su correo electrónico, sino que buscan aplicaciones de productividad y negocio.

En este contexto, las pymes españolas están encontrando en internet un aliado para impulsar sus ventas ante la crisis. Como decíamos anteriormente, el estudio de Arsys pone de manifiesto que la creación de nuevos canales de venta ‘online’ aumentó un 20,4% en 2011. Y explica que las soluciones ‘cloud computing’ de comercio electrónico son los principales impulsoras del negocio ‘online’ entre las pymes del comercio tradicional, ya que permiten gestionar una tienda en internet fácilmente, sin necesidad de conocimientos de informática ni diseño web. Los datos, obtenidos a partir de una muestra de más de 2.500 empresas, revelan que las pymes dedicadas al comercio de moda y complementos (14,73%) son las que mejor están aprovechando los canales de ventas ‘online’, seguidas muy de cerca de las de alimentación (13,47%) y a más distancia de las de informática, imagen y sonido (6,64%), deportes (5,77%), belleza y estética (5,51%) y regalos (5,24%).

El 26% de las empresas con menos de diez empleados tiene página web y una cuarta parte de éstas ya vende ‘online’, lo que les permite encontrar en internet nuevas vías de acceso a clientes para hacer frente a la caída del consumo. Además del comercio electrónico, las empresas españolas utilizan internet para mostrar sus catálogos de productos y listas de precios o reforzar su servicio de atención al cliente, lo que les permite también incrementar sus transacciones ‘off line’, debido a la influencia de internet en los hábitos de los consumidores. Actualmente, se calcula que una de cada dos compras está influida por las búsquedas de información en la red.

La rapidez, el precio y el acceso al mercado global son los principales argumentos de las empresas para poner en marcha un negocio o estrategia de ventas ‘online’. Mientras que el principal obstáculo para aquellas compañías que se muestran reacias son la desconfianza en la seguridad de los pagos y la pérdida del contacto directo con el consumidor.

La inversión tecnológica que una pyme tiene que realizar para abrir su tienda ‘online’ es mínima con las soluciones de ‘cloud computing’. Existen plataformas desde 15 euros al mes, que permiten no solo iniciarse en el comercio electrónico, sino también apoyar las ventas de los canales físicos tradicionales. Por último, unos consejos de Arsys para que el negocio ‘online’ sea un éxito: utilizar un nombre de dominio fácil de recordar, vinculado al producto; eliminar los gastos de envío; ofrecer información completa y relevante sobre la empresa y sus productos; o activar un servicio de atención al cliente.

seguridad-informatica-escudo

¡Cuidado con los ‘hackers’! Consejos para la seguridad informática en tu empresa

seguridad-informatica-escudoHoy en día, nadie duda de que las nuevas tecnologías facilitan enormemente el trabajo y  aportan grandes ventajas. Pero tampoco hay que olvidar que conllevan serios peligros. Por eso, la seguridad informática se ha convertido en un factor clave para cualquier empresa, pero sobre todo para aquellas que abandonan la cercanía del hogar propio y se lanzan al mercado exterior. Es entonces cuando aumentan los riesgos y cuando los ‘hackers’ pueden agudizar aún más su ya afilado ingenio.

¿Por qué las pymes que cruzan fronteras elevan sus riesgos?

  • El hecho de internacionalizarse hace a la empresa más golosa a la hora de convertirse en víctima de posibles ataques.
  • Además, aumentará considerablemente el volumen de datos que maneja y tendrá que compartir información entre las sedes de cada país.

Principales consecuencias

  • Una empresa que no piensa en la seguridad corre el riesgo de desaparecer, sobre todo tras sufrir un incidente que acabe con sus datos o que le genere una multa que no pueda afrontar.
  • La seguridad informática es la encargada de proteger todos los datos de la empresa y de sus clientes. Si es inexistente entonces esta información puede ser robada, desaparecer por un fallo físico o corromperse por la acción de un virus o un hacker.
  • Sin llegar a estos extremos, también se corre el riesgo de sufrir pérdidas de productividad.

¿Cómo actuar?

Israel Zapata, director técnico de Secura IT, aconseja cómo actuar para aumentar la seguridad:
  • Será necesario realizar copias de seguridad, para que la información no se pierda en caso de una catástrofe.
  • Será imprescindible proteger todos los datos de la compañía, incluyendo los de sus propios empleados en el país correspondiente.
  • En ciertos países, el riesgo a ser copiados hace imprescindible usar medidas para evitar fuga de información.
  • Todas estas nuevas necesidades han de ser cubiertas o, en caso contrario, se correrá el riesgo de sufrir, a corto plazos, problemas importantes de pérdida de información vital para la empresa, o de pérdida de tiempo y recursos, tanto tecnológicos como humanos.

Pasos para aumentar la seguridad

  • En primer lugar, hemos de preocuparnos de establecer un canal de comunicación de datos seguro y fiable entre la sede central y las delegaciones en países extranjeros. Para ello, serán necesarios equipos que permitan crear Redes Privadas Virtuales (VPN) a través de múltiples líneas de internet. De esta manera, aseguramos este canal de comunicación y, además, ahorramos el coste de contratar una línea punto a punto entre países, que suele ser extremadamente cara.
  • Además, es importante poder controlar la seguridad básica de las delegaciones desde la central. Hablamos en este caso de antivirus con consola centralizada o consola en la nube y de firewall con detectores de intrusos, que permitan una fácil gestión remota de varias sedes.
  • Seguramente, el hecho de internacionalizarnos implique que ciertos empleados tengan que viajar constantemente entre las sedes. Por eso, será también interesante proporcionarles un método seguro y sencillo de acceso remoto a los datos de las oficinas desde cualquier lugar.
  • En ciertos países, o en el caso de que dispongamos de información extremadamente sensible, también es fundamental que usemos sistemas de cifrado de esos datos y sistemas para evitar la fuga de información.
  • Por último, siempre es interesante que una empresa especializada realice una auditoría de seguridad, que chequee nuestros sistemas y políticas para asegurarnos de que no se nos ha escapado nada.
estrategia-e-internacionalizacion

Sectores estratégicos para la internacionalización

“Se entenderá que una operación o proyecto es de interés para la internacionalización cuando tenga un impacto positivo en las empresas, bien porque conlleve la exportación directa de bienes y servicios, bien porque el proyecto reúna determinadas características que hagan que su ejecución revierta en beneficios claros para las empresas”. La cita corresponde al reglamento del FIEM (Fondo para la Internacionalización de la Empresa), en concreto a su artículo 12, apartado 1, elaborado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio (www.mityc.es). Pero, ¿qué sectores se pueden considerar estratégicos de cara a la internacionalización?

1. Alto valor añadido

Según el citado artículo, “se considerará  el impulso de la marca, la transferencia de tecnología, la contribución del proyecto a la mejora de la productividad de las inversiones en el exterior, la adquisición de créditos de carbono, la fabricación de equipos suministrados por filiales españolas en terceros países y la vinculación de la operación con contratos de concesión para la prestación de servicios que conlleven la inversión de empresas españolas en el exterior”. Es decir, sectores de alto valor añadido y componente tecnológico que favorezcan la transferencia e implantación de tecnología en el exterior, por una parte y, por otra, aquellos sectores que podemos calificar con el sobrenombre de Kyoto, incluyendo la generación de unidades negociables en los mercados de carbono, tales como derechos de compra de emisiones de dióxido de carbono o similares.

2. Energía

También se consideran sectores estratégicos aquellos con mayor vocación de internacionalización y mayor arrastre horizontal y vertical para la economía española. Dicho de otra manera, y en el campo energético, aquellos proyectos llave en mano, especialmente de energías renovables. También sectores relacionados con el medio ambiente, sobre todo aquellos que tengan que ver con el agua y el tratamiento de residuos sólidos, los bienes de equipo con alto componente tecnológico español, servicios de ingeniería y arquitectura, y tecnologías de la información y la comunicación (telecomunicaciones, satélites, sistemas de información y de gestión…). Asimismo tiene cabido el mundo del transporte, en particular lo relacionado con el sector ferroviario, metros, aeropuertos, infraestructuras portuarias y servicios de gestión, y las infraestructuras, particularmente cuando el contratista principal sea una empresa española.