Entradas

eolica

Cómo aprovechar el liderazgo eólico de España en otros países

eolicaHasta ahora, España ha presumido de liderazgo en energías renovables y, concretamente, en eólica. Sin embargo, las incertidumbres regulatorias que acechan, durante los últimos tiempos, están minando la moral de muchas pymes y emprendedores de nuestro país. Por eso, si hacer negocios internacionales ya era algo necesario para todos, ahora lo es más que nunca para las empresas que trabajan en este ámbito.

La advertencia está hecha. Según el presidente de la Asociación Empresarial Eólica, José Donoso, la situación de incertidumbre del marco regulatorio es una fuerte amenaza para el futuro de este sector, en el que pueden desaparecer 15.000 empleos.

Pero, ¿encontrarán las pymes españolas mercado para ofrecer sus productos y servicios a otros países? Sin duda. En el mundo, la energía eólica creció un 22,5% en 2010, a pesar de la crisis. Y todos conocen la profesionalidad en este negocio de una nación como la nuestra, que ocupa el segundo puesto en Europa y el cuarto en el mundo, detrás de China, EEUU y Alemania, en potencia instalada.

La energía del viento llegó a cubrir en España el 16,6% de la demanda eléctrica en 2010 y representa un 0,34% del PIB. Pero es que el crecimiento del sector eólico en nuestro país no lo ha sido únicamente en potencia instalada, sino en el desarrollo empresarial que cubre toda la cadena de servicio.

Esta misma semana se ha celebrado en Zaragoza la VIII Feria Internacional de la Energía Eólica, que se ha convertido en un referente internacional, y todos han querido estar presentes. A pesar de la coyuntura actual, han acudido un 22% más de expositores extranjeros, provenientes de 23 países, como Francia, Suiza, Bélgica o Finlandia, entre otros, así como representaciones comerciales de México, Túnez, Dinamarca o Corea del Sur, en busca de nuevas oportunidades de negocio.

Los españoles han tenido la ocasión de lucirse. Por ejemplo, entre las innovaciones técnicas presentadas ha destacado el aerogenerador de la empresa Norvento, que explora un nuevo concepto de generación eléctrica encaminado a gestionar nuestra energía y no a ser meros consumidores como hasta ahora.

Este aerogenerador, único en el mundo, produce electricidad allí donde se necesita y ayudará a abaratar costes energéticos, además de reducir emisiones de CO2 en zonas industriales, puertos, centros comerciales y de ocio o urbanizaciones residenciales.

Elena Tres, directora ejecutiva del grupo Inerzia, también ha estado en la reunión eólica. Su empresa es una pyme familiar que ofrece servicios al sector eólico y que también cuenta con una importante experiencia fuera de nuestro país.

Su principal consejo para una pyme que se quiera internacionalizar es hacerlo, si es posible, de la mano de un gran cliente, fundamentalmente fabricantes y promotores de parques. Afirma que es lo más habitual, ya que salir a otro país en solitario resulta muy difícil y complicado, a no ser que uno vaya ya con un acuerdo concreto desde España. “Nuestra compañía acudió a Estados Unidos de la mano de Gamesa. Este grupo instaló allí unas plantas y nosotros fuimos a darles servicios”.

Inerzia también se planteó la posibilidad de acudir a Chile y a China, pero en este último país era difícil ser competitivo con las firmas locales porque allí “la mano de obra es más barata y las exigencias normativas no son muy altas”.

Como no, las mejores posibilidades pasan por los países de Europa del Este. Es un buen lugar para acudir, pero hay que buscar socios locales porque si no la mano de obra se encarece mucho. Elena Tres explica que “buscamos allí empresas que puedan dar este servicio, hacemos acuerdos con ellas y las formamos”.

¿Las dificultades?

  • -Sobre todo el idioma y la cultura. Es importante hablar el idioma, aunque tampoco hay que dejar de acudir a un país por ello, ya que siempre hay traductores.
  • Legislación y los procedimientos: hay que buscar apoyos institucionales, como el ICEX y las cámaras de comercio, que cuentan con asesores.
  • Compañía: si se va de la mano de un cliente importante, todo es más fácil. Pero, si no, una buena carta de presentación puede obrar milagros.
  • Estudios: en cualquier caso, es fundamental hacer previamente un estudio pormenorizado del mercado al que uno se dirige y asesorarse sobre cualquier duda que pueda surgir.
  • Por supuesto, acudir a ferias y realizar algunas visitas comerciales relacionadas con el país al que se pretende acudir antes de salir de España puede ayudar mucho a hacer bien los deberes.