Entradas

lisbon-344765_640

Portugal, un buen país para extender un negocio

lisbon-344765_640

Si España se nos queda pequeña y no queremos irnos demasiado lejos, Portugal puede ser un buen lugar para extender nuestro negocio o comercio. Sobre todo en estos momentos, en los que el país está ofreciendo interesantes ofertas en el sector inmobiliario, algo que ha provocado una rápida recuperación de su dinámica comercial.

 

El vecino territorio se está convirtiendo en uno de los principales focos de la inversión extranjera en el sector de activos comerciales, según ponen de manifiesto algunos informes y estudios de consultoras aparecidos en la prensa de la vecina nación. Concretamente en Lisboa se están multiplicando las propuestas de inversión extranjera en el sector de activos comerciales y cada vez son más los inversores que buscan edificios de oficinas, establecimientos comerciales a pie de calle, supermercados, restaurantes u otras propiedades.
Además, según apuntan algunos informes oficiales, el mercado inmobiliario en Portugal está altamente desarrollado y maduro, y se encuentra a la altura de los mejores standards europeos, en términos de calidad, transparencia y dinamismo. El país cuenta con una importante oferta de oficinas y con grandes áreas industriales disponibles, ubicadas fundamentalmente en polígonos situados en óptimas ubicaciones dotadas de buenos accesos e infraestructuras, así como una gran oferta de servicios públicos y privados.

 

Por otra parte, como destino de inversión, parte del éxito de Portugal se basa en el tratamiento positivo por parte de las instituciones y la administración en pro del desarrollo de las empresas y de la atracción de inversión extranjera. Esta estrategia asegura un ambiente positivo para los negocios, y coloca al país como una interesante opción como Costa Oeste de Europa, con buen acceso estratégico a diversos mercados, con costes operativos muy competitivos, reformas proactivas, redes de infra-estructuras modernas, y un alto compromiso con la educación y la ciencia, además de contar con recursos humanos flexibles, competentes y con elevada implicación.

 

Estos factores han contribuido a un continuo flujo de nuevas inversiones en la industria, en el turismo, el comercio y los servicios. Algo que ha provocado que muchas empresas de otros territorios hayan escogido Portugal como destino de su inversión.

 

Pero, además, si en nuestro negocio es requisito fundamental unas buenas comunicaciones, Portugal también puede ser un país muy interesante. Dispone de importantes infraestructuras por tierra, mar y aire, por lo que no tendremos ningún problema en controlar de cerca la evolución de nuestra delegación o comercio. El país cuenta con una red de carreteras nacional que se extiende a lo largo de 22.000 km., una completa red de autopistas, un importante sistema ferroviario, cinco puertos de mar internacionales, líneas ferroviarias dedicadas al transporte de mercancías y cuatro aeropuertos internacionales con vuelos diarios regulares de pasajeros.

juguete

Las exportaciones empujan al sector juguetero español

Ahora que se acercan las navidades, fechas en las que el sector del juguete se juega cerca del 75% de las ventas de todo el año, conviene hacer una radiografía del mismo. Y la misma nos muestra que un alto diseño, la calidad y los valores pedagógicos son sus señas de identidad. Sin embargo, no está siendo inmune a la caída del consumo en España. Un dato: las ventas descenderán este año un 10%, hasta situarse en el entorno de los 960 millones de euros, según previsiones de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ). Por suerte para el sector, se espera que las exportaciones superen los 400 millones de euros, lo que supondrá un crecimiento de entre el 8% y el 10% respecto a 2011.

Calidad y seguridad
España es uno de los primeros fabricantes mundiales de juguetes tradicionales, ofreciendo al mundo calidad y seguridad. De hecho, más del 65% de las jugueteras españolas tienen una orientación netamente exportadora, y el 40% de la facturación del sector proviene de mercados exteriores.
Los principales mercados a los que exporta son Europa (aunque se están produciendo descensos importantes, sobre todo en Portugal y Francia) y, fuera de la UE, Rusia (donde las compras de juguetes españoles han subido un 85% en lo que va de año) y Estados Unidos. Los rusos son, sobre todo, fans de las muñecas made in Spain.
¿Y cuáles serán los productos más demandados? Junto a las muñecas, aquellos más tradicionales que fomentan la imaginación del niño y evocan recuerdos a sus padres, así como aquellos otros que incorporan las últimas tecnologías.

aef

La internacionalización de las franquicias españolas sigue creciendo

La franquicia española ha vuelto a demostrar su fortaleza y su capacidad de crecimiento en todo el mundo. Si ya los datos fueron buenos en 2010, durante el pasado año las cifras han vuelto a ser muy positivas y se han convertido en un acicate para el conjunto del sector empresarial español.

Y es que las franquicias españolas han pasado de 242 enseñas en 2010 a 271 en 2011, lo que ha supuesto un incremento nada menos que del 12%, según el último informe de la Asociación Española de Franquiciadores. Así, en estos momentos, las enseñas españolas ya se encuentran presentes en 118 países con 17.081 establecimientos, frente a los 11.178 que había en 2010 en 112 países. Por tanto, el número de estos establecimientos ha crecido un 52,8% interanual, y son 28 las marcas que cuentan con más de 100 locales en el exterior.

Los datos del estudio ponen de manifiesto que la gran mayoría de los sectores han incrementado su presencia internacional tanto en marcas como en número de locales -excepto servicios informáticos, automóviles y financieros-. Y destaca, sobre todo, la fuerte progresión de las empresas de moda y de las relacionadas con la belleza, la estética, la dietética, la parafarmacia y los servicios de salud.

En los últimos años, el crecimiento de las franquicias se está produciendo por dos vías, como señalan desde la consultora Tormo & Asociados. Una es la renovación e incorporación de nuevos conceptos en sectores actuales: los negocios tradicionales y sectores convencionales van a seguir teniendo el protagonismo en el sistema de franquicia y van a seguir creciendo (restauración, moda, etc.). Y la otra es la ampliación y mejora de la oferta actual de franquicias: el sistema va a encontrar grandes bolsas de expansión y una parte de este crecimiento va a estar protagonizada por la incorporación de modelos de nueva creación.

Además, en los próximos años se espera un aluvión en nuevos conceptos de negocio que van a representar una gran oportunidad para los emprendedores. Este hecho va a permitir la entrada de nuevos tipos de empresarios al sistema de franquicia. Empresarios que hasta hoy, por un motivo u otro no encontraban un negocio adecuado en el que desarrollar sus capacidades, lo van a tener más fácil por la ampliación de la oferta en muchas direcciones.

Volviendo a las cifras del pasado año, Portugal se mantiene como primer destino internacional de las franquicias españolas con 195 marcas presentes, que han incrementado en 2011 el número de establecimientos en un 34% hasta alcanzar los 3.084. México y Francia ocupan los segundos puestos en enseñas y locales respectivamente, como en años anteriores. Pero es que las franquicias españolas también se han expandido en mercados menos tradicionales. En Oriente Medio el crecimiento interanual se ha situado en el 111%, lo que ha supuesto la apertura de 371 nuevos locales. En Asia este incremento ha sido del 69% y China ya cuenta con 23 franquicias españolas que han abierto 802 establecimientos.

En este como en otros ámbitos, el respaldo de algunos organismos está siendo de gran ayuda. Además de por esfuerzo de las propias empresas, la internacionalización de las franquicias españolas se está viendo respaldada por el plan sectorial que lleva a cabo el ICEX con la Asociación Española de Franquiciadores, en el que destaca la participación en las ferias del sector que se celebran anualmente en París y México.

zapato

El calzado español pisa fuerte en el exterior

Imaginemos una coctelera cuyos ingredientes son diseño y calidad. ¿Resultado? Un cóctel excelente. Dicho de otra manera: 2011 ha sido un buen año para el sector del calzado español. Y todo gracias a sus exportaciones. Ni más ni menos que 124 millones de pares vendieron las empresas del sector durante 2011 más allá de nuestras fronteras, un 12,3% más que el año anterior. ¿Traducido a euros? 2.007 millones, una cifra que supone un incremento del 8,6% respecto a 2010.

Europa sigue siendo el principal mercado receptor, acaparando los cinco primeros mercados el 64% del total de las ventas. Un podio que encabeza Francia, con casi 30 millones de pares vendidos, por un importes de 439,1 millones de euros, seguido de Italia, donde se vendieron 14,1 millones de pares por 239,6 millones de euros, y Alemania, con 10,4 millones de pares por un importe de 197,4 millones de euros. En concreto, las exportaciones crecieron un 11% en Italia, un 6,1% en Francia, y un 2,6% en Alemania. En el Reino Unido lo hicieron un 6,4%, y un 4% en Portugal, aunque en este último país la cifra de negocio descendió un 3,8%.

 

Más allá de la UE

Para encontrar el sexto país destinatario de los zapatos españoles hay que cruzar el charco. Se trata de Estados Unidos, con 2,5 millones de pares vendidos por un valor de 99,9 millones de euros (el precio medio del par se vendió a 39,55 euros). Dos buenos datos que se vieron corroborados por el hecho  de que las exportaciones aumentaron un 16,4% en volumen y un 11,5% en valor.

Otros mercados, como el japonés (el primer destino asiático), también registraron datos relevantes, ya que las exportaciones crecieron un 38% en pares y un 29% en valor económico, con 1,2 millones de pares por importe de 32 millones de euros. Y China sigue avanzando con paso firme, situándose ya en el puesto número 11 del ranking. Además, es el mercado que experimenta un mayor crecimiento (61% en pares y 82% en valor), con un precio medio por par que se sitúa en los 46,43 euros, el mayor de todos los países de destino.

¿Las cifras? Se exportaron más de 690.000 pares por un importe de 32 millones de euros. Otros países como Polonia, Rumanía, República Checa, México, Rusia, Turquía, Emiratos Árabes o Brasil también tuvieron crecimientos significativos.

vino

Exportar vino sigue siendo “un buen trago”

Los exportadores españoles de vino están de enhorabuena. Por primera vez en la historia, España ha exportado más de 21 millones de hectolitros en el periodo de un año. En concreto, desde septiembre de 2010 hasta agosto de 2011, hemos exportado un total de 2.100,6 millones de litros de vino por un valor de 2.155,5 millones de euros. Un aumento del 27,4% en el número de litros y del 19,4% en su valor económico, según el Observatorio Español del Mercado del Vino.

De enero a agosto de este año, las exportaciones crecieron en volumen un 30,5%, hasta alcanzar los 1.431 millones de litros. ¿En euros? Se facturaron 1.364 millones, es decir, 235,5 millones más respecto al mismo periodo del ejercicio precedente, lo que representa un incremento del 20,9%.

En el otro lado de la balanza, el de las “malas noticias”, el precio medio ha caído un 7,4% hasta los 95 céntimos de euro por litro, debido al mayor crecimiento de las ventas de vinos más económicos. Así, los vinos sin Denominación de Origen Protegida a granel aumentaron en volumen un 52% hasta los 776,2 millones de litros, es decir, casi 266 millones de litros más. Y, en cuanto al valor, se facturaron 90,5 millones de euros más respecto al mismo periodo de 2010, alcanzándose los 248,8 millones de euros (un aumento del 57,1%).

Por su parte, los vinos con Denominación de Origen envasados crecieron un 19% en volumen y un 20,1% en valor; los espumosos y cavas un 23,6% en volumen y un 18,8% en valor; y los vinos sin DOP envasados un 9,3% y un 6,8%, respectivamente. En el otro lado de la balanza, los vinos aromatizados, los de licor, y los de aguja, mantienen sus pérdidas.

China y Rusia, aficionados a los caldos de nuestra tierra

Pero, ¿quiénes se dejan embriagar por nuestros vinos? Destaca el aumento de las ventas de vino sin denominación de origen a granel en volumen hacia Italia, Francia, China y Rusia, suponiendo entre los cuatro casi el 60% de las exportaciones totales de este producto. Ellos, por sí solos, explican los 171 millones de crecimiento del total de 265 millones aumentados por todo el vino sin Denominación de Origen a granel español durante los ocho primeros meses de 2011.

En términos de valor, los diez principales destinos de las ventas exteriores presentan una evolución positiva, mientras que, en volumen, solo Portugal mantiene una evolución negativa.