Entradas

plan_comercial

Plan comercial: errores básicos de marca

A la hora de montar un negocio y elaborar un plan comercial existe un aspecto al que, en ocasiones, los emprendedores no le dan la importancia que se merece: la marca. Conviene recordar que multinacionales como Coca-Cola, Apple o Google se gastan auténticas fortunas en determinar, establecer y mantener su imagen corporativa. Ellos lo consideran básico en su negocio. Entonces, ¿por qué no se le da la misma importancia en pymes consolidadas y en negocios que acaban de comenzar?
Denominaciones como Finanzas Martínez o Demoliciones Pascual puede que gusten a los fundadores de dichas empresas. Pero, desde luego, no son capaces de generar la cultura empresarial necesaria que sea capaz de atraer a los clientes a comprar los productos o servicios que estas firmas ofertan. Por tanto, si su caso es el de un emprendedor que está lanzando su negocio, le conviene determinar una estrategia de marca viable que no caiga en estos errores fundamentales y básicos que a continuación detallamos.

 

Diseño amateur del logotipo
Puede que tenga la tentación de llamar a algún conocido o familiar relacionado con el diseño gráfico para que le elabore en un par de horas un logotipo para su negocio. Quizá así le salga más barato pero a la larga le resultará caro. Una empresa seria debe tener una imagen acorde y para ello es necesario contar con un diseñador gráfico profesional al cual hay que explicarle con todo lujo de detalles qué es lo que queremos que el consumidor piense de la compañía con solo vislumbrar el logotipo.

Además esa persona debe encargarse de crear el libro de estilo para que todos los documentos con los que trabaja la compañía (cartas, tarjetas, presentaciones…) y las campañas de marketing sean homogéneos. Ser amateur en este punto no compensa, ya que se transmitirá una imagen errónea a los clientes que cuesta mucho esfuerzo desmontar.

 

No ser consistente
Si una empresa está ya en funcionamiento y cuenta con una imagen corporativa, que se quiere cambiar por los motivos que se consideren oportunos, es necesario hacerlo en todos los frentes. No puede ser que exista un logotipo determinado y que los folletos de marketing, etiquetas o facturas vayan con otros tonos de colores, o con una imagen diferente. No ser consistente con la marca genera confusión en los clientes, que tendrán dudas sobre la empresa a la que han comprado un producto o servicio. Hay que tener en cuenta que nadie tiene tiempo para perder en descubrir si detrás de dos logotipos diferentes se encuentra la misma firma. A la sociedad hay que presentarse con una imagen consistente y unitaria y ser consecuente con ella. Es decir: si queremos transmitir una imagen de calidad en nuestras referencias, no se debe generar una campaña publicitaria, basando todo en los bajos precios.

Este error ocurre con demasiada asiduidad y se encuentra entre las razones principales que llevan a que un negocio no atraiga la atención de los consumidores.

No tener eslogan
Seguro que recuerda casi todos estos reclamos: “Piensa diferente” (Apple); “¿Te gusta conducir? (BMW);  “Porque yo lo valgo” (L’Oréal); “Si bebes no conduzcas” (Tráfico); “Just do it” (Nike), “Vuelve a casa por Navidad” (Turrones El Almendro), etc. Todos ellos forman parte del club de los mejores reclamos publicitarios de la historia empresarial y reflejan en una sola frase la base del negocio. Desarrollar un eslogan pegadizo y que contenga la cultura de la compañía tiene un valor incalculable. Por contra, no contar con ningún reclamo lastra el normal desarrollo del negocio.

A la hora de montar una empresa y elaborar un plan comercial hay que tener claro también el reclamo que se pretende utilizar y valorar con estudios y diversas opiniones si es el más acertado para las referencias que se pretenden poner en el mercado.

No vigilar a los rivales
Antes de acometer cualquier plan comercial que incluya elementos de marketing, como el logotipo o la identidad corporativa, es fundamental estudiar a la competencia. Solo analizando cómo lo hacen los demás se podrán evitar errores importantes como diseñar una marca que coincida con otros o, por el contrario, que sea tan diferente, que confunda al comprador habitual. No tenga miedo en elaborar su propia versión de una buena idea que haya hecho la competencia. Si a otros les ha funcionado, a usted también puede ayudarle para incrementar ventas y beneficios.
Desconocer a nuestros clientes
No cometa el error de pensar que todo el mundo es susceptible de ser su cliente. No es así. Los productos o servicios que su empresa ofrezca interesarán a una parte de la población. Por tanto, es imprescindible que conozca el perfil de compradores que puede tener su negocio. Solo así, podrá realizar un buen trabajo con la marca. Y es que conviene recordar que un estudio de la consultora ClickZ desvela que saber quién es su cliente le permite retornos de su inversión del 241 por ciento. En cambio, desconocer dónde está su nicho hundirá cualquier posibilidad de éxito.

cuatro_soluciones

4 soluciones que harán crecer su negocio

A pesar de las incertidumbres derivadas de los inciertos resultados electorales de las próximas elecciones en el corazón de Europa, 2017 puede ser un buen año para el crecimiento de los pequeños negocios. La recuperación económica española y global y el auge del consumo ayudan a que los emprendedores obtengan mayores beneficios de su actividad empresarial.

 

Para aprovechar este buen escenario económico de la mejor forma posible, es importante que desde las empresas se impulsen soluciones que ayuden a incrementar el crecimiento tanto de los ingresos como de los beneficios. Desde este post proponemos varios pasos que se pueden aplicar para obtener un plan comercial que motive el alza de las cifras.

 

Elevar el nivel de clientes y la fidelización de los mismos
Incluir una buena estrategia de contenidos en nuestro plan de negocio es clave para ganar clientes. Para que los contenidos difundidos por la empresa sean vistos como útiles por los consumidores es necesario pensar más en la calidad que en la cantidad. Vale más una buena información semanal que un sinfín de artículos que no aporten nada novedoso.

 

Según diversos estudios, con un texto de unas 700 palabras que interese a su público objetivo es más que suficiente. Obviamente es importante aprovechar las ventajas que las redes sociales ofrecen en cuanto a difusión de los contenidos. Quizá esto le pueda parecer algo simple, pero colgar un contenido nuevo a la semana crea un hábito en el consumidor que consolida su relación con la empresa.

 

Otra manera de elevar la confianza con la marca y aumentar la credibilidad de los productos y servicios que la firma ofrece es desarrollando cursos o seminarios digitales a través de la web. Aunque no esté extendido en España, realizar presentaciones sobre cuestiones que afectan a sus clientes, mejoran las relaciones y aportan un valor añadido a la empresa que, en consecuencia, se debería traducir en incremento de los ingresos.

 

Revisar toda la cadena de producción
La forma de ejecutar un negocio es lo que diferencia a los negocios que funcionan de los que no lo hacen. En ocasiones, el emprendedor considera que con vender el producto o el servicio es suficiente y no se presta la necesaria atención para mejorar la operatividad interna, lo que impide obtener mayores réditos de las ventas.

 

Pongamos el ejemplo de una empresa que cuenta con maquinaria para fabricar cualquier producto. De momento, un buen mantenimiento del equipo incrementará la capacidad de producción, lo que permitirá llegar a más clientes. También interesa invertir en mejoras, ya que, por ejemplo, con la reducción de residuos, se mejora la efectividad de los procesos y, por lo tanto, se convierten en más rentables para la empresa.

 

Como es lógico, no todos los emprendedores son especialistas en la mejora de los procesos internos, por lo que conviene contar en el equipo con especialistas que sean capaces de sacar el máximo partido con las herramientas con las que la firma cuenta. Además, un experto resulta clave para prevenir posibles fallos de la cadena de producción que generarían importantes pérdidas.

 

Incrementar los servicios que se ofrecen
Una de las mejores maneras que existen para que el negocio aproveche el buen momento económico y sea capaz de crecer es añadiendo complementos a las referencias que se comercializan.

 

En ocasiones, los emprendedores consideran que incluir productos o servicios extraordinarios estará mal visto por los clientes, al considerar estos que se les está tratando de sacar más dinero. Pero esta circunstancia no ocurre cuando se elabora una buena estrategia complementaria y se lanzan nuevos productos o servicios que sí tengan un valor añadido.

 

Un buen ejemplo en este sentido son las ediciones de coleccionistas o las reediciones en vinilo que la industria de la música lanza de algunos de sus discos estrella. Al ofrecer algo más, el cliente no presenta inconveniente alguno en volver a pasar por caja.

 

Lanzar promociones agresivas para todos
Si su negocio se lo puede permitir, no tenga inconvenientes en incluir las promociones en su plan comercial. Es cierto que los márgenes se erosionarán pero a cambio se obtienen más ventas y se capta a nuevos clientes a los que se les puede fidelizar con posterioridad con otro tipo de productos o servicios.

 

También es provechoso a largo plazo incluir en estas promociones a sus clientes más fieles y no caer en el error de apartarlos de las ventajas. Eso es lo que hacen muchos operadores de telefonía y bancos, que lanzan ofertas agresivas para aumentar su cartera de clientes pero se olvidan de premiar a los más veteranos. Esta estrategia es contraproducente porque lo que se gana por un lado se pierde por el otro. Para evitar caer en este error, el emprendedor no debe olvidar que el verdadero valor de un consumidor se obtiene en el largo plazo y no con la primera compra.

emprendedores_patrocinio

¿Cómo logran los emprendedores acuerdos de patrocinio?

Basta encender unas horas la televisión para encontrar incontables ejemplos de patrocinios. Desde las carreras de coches, con monoplazas y pilotos portando infinitas marcas en la carrocería y mono de competición, ciclistas, series de televisión, anuncios exclusivos…. Todo ello forma parte de lo que en gestión comercial y marketing se conoce como patrocinios. Se trata de una herramienta muy utilizada por las grandes marcas pero de la que el emprendedor también puede obtener jugosos beneficios.

 

Piense en su área de influencia y en algún club deportivo. Patrocinar la camiseta de ese club le dará una amplia cobertura publicitaria sin necesidad de realizar un gran esfuerzo económico. Por eso, un emprendedor nunca debe desechar la idea de que los patrocinios formen parte de su plan comercial. La mayoría de las veces, el conocimiento de la marca es la frontera que separa a los negocios con futuro de los que fracasan. Y en ese trabajo, los patrocinios juegan un papel de una importancia similar a cualquier campaña de publicidad o marketing.

 

Sobre el tipo de patrocinio, el propio emprendedor es el que mejor conoce qué institución o complejo es el que le puede dar mayor alcance dentro de su área de influencia, por lo que en este post detallaremos las mejores opciones que una pequeña empresa tiene a su alcance para lograr acuerdos de patrocinio.

Las dos direcciones
Cuando se habla de patrocinio se piensa que sólo va en una dirección. Es decir: la empresa A pone dinero para que su marca luzca en los productos o servicios de la empresa B. Esta teoría no es del todo cierta, porque los patrocinios funcionan en ambas direcciones. Un emprendedor también puede ser capaz de atraer el interés de patrocinadores, que estén dispuestos a invertir en usted o en su negocio.

 

Los entornos sociales han facilitado de forma notable este trabajo. Ahora “basta” con ser un autor conocido en redes para convertirse en prescriptor. Si eso le ocurre no dude en que las oportunidades no tardarán en llegar. Así le está ocurriendo ya a innumerables blogueros y youtubers, que reciben ofertas millonarias de diversas empresas porque hablen de sus productos en sus blogs o ‘vlogs’.

 

¿Cómo encontrar los patrocinadores adecuados?

Pongamos el ejemplo de que usted tiene un negocio que se dedica a la organización de eventos y que necesita apoyo por parte de empresas. ¿A cuáles debe acudir? Seleccionar las puertas a las que llamar es fundamental, por lo que la mejor manera de no equivocarse es ponerse en la piel del posible patrocinador y preguntarse si él podría querer llegar al público objetivo al que va dirigido su evento. Es importante ser realista y no pensarse que Microsoft va a patrocinar un acto local.

 

De nuevo Internet es una herramienta imprescindible para esta labor. Se puede descubrir mucho de los intereses de una marca visitando su web y sus diferentes perfiles en redes sociales.

 

La presentación de la idea

Una vez claros los nombres, toca presentar la idea. La palabra mágica es simplicidad. En gestión comercial y marketing es mala idea presentar al posible cliente o patrocinador decenas de páginas con arduas explicaciones. En la actualidad el tiempo es un valor muy preciado por lo que toda nuestra explicación, incluyendo las ventajas que el patrocinio generará en la marca deben estar incluidas en un folio.

 

No hace falta más. 600 palabras son más que suficientes para ofrecer una idea general, en la que luego habrá que profundizar a través de las pertinentes entrevistas que haya que realizar. Eso sí, en esos encuentros tampoco se muestre demasiado arduo. Limítese a explicar de forma resumida las bondades de su propuesta y esté preparado a contestar a todas las dudas que se le formulen.

 

Llegados a este punto suele ayudar bastante adelantarse a esas preguntas que casi seguro que recibirá por parte de su interlocutor. Así que no dude en explicar detalles sobre la colocación de su logotipo, los soportes, el número aproximado de personas que asistirán a los actos, etc. Lo importante es estar preparado para todas las dudas que nos puedan formular.

 

Y no olvide que el patrocinio tiene dos direcciones. Por lo que puede que alguien se acerque a su negocio de éxito a solicitarle apoyo publicitario. En ese caso, deberá estudiar el proyecto, evaluarlo y observar si le puede aportar un extra a su marca.

 

El acuerdo
Aunque parezca que los acuerdos de patrocinio se cierran siempre con un patrocinador que paga y un patrocinado que recibe la transacción económica, en muchos casos no ocurre así. Los cupones descuento, un porcentaje de las ventas, regalos, intercambios, premios, etc. Todas ellas son fórmulas válidas que pueden acercar más la consecución de un acuerdo del que su empresa solo saldrá beneficiada.

cinco_consejos

Cinco consejos para cambiar con éxito el plan de negocio de una pyme

Cada año, cientos de empresas con un brillante futuro por delante llegan a un punto de inflexión en el que es necesario pararse y tomar decisiones. Puede ser que el problema sea que no se alcanzan los objetivos comerciales, o que da la impresión de que la sostenibilidad del modelo de negocio a largo plazo empiece a estar cuestionada. Quizá el problema sea que la competencia ha estado más ágil en los últimos tiempos, o que parece que los productos o servicios que se ofrecen se alejan de las cambiantes necesidades de los consumidores.  Llegados a esta situación, los inversores están en su derecho de dudar de la gestión llevada a cabo por el emprendedor y solicitar un cambio en el plan de negocio.

El emprendedor nunca puede resistirse a cambiar el modelo de negocio. Debido a cualquiera de las situaciones que se comentan en el párrafo anterior, resulta evidente que algo tiene que suceder. Se ha llegado a un punto de inflexión (o de no retorno, como se quiera entender) que obliga a la empresa a girar sobre sí misma para orientarse de nuevo en la dirección correcta. La estrategia a y las decisiones que se tomen en este momento son cruciales para determinar el futuro de la compañía. De ahí que sea interesante saber los pasos que se deben tomar.

Realice una investigación
Este punto quizá le pueda parecer obvio, pero es el primero y el más importante paso que se debe tener en cuenta. Es imprescindible evaluar hasta el último detalle del negocio. Tómese el tiempo que sea necesario pero filtre todos los datos (financieros, contables y de negocio) para descubrir en qué momento se encuentra la empresa. No dude en ir más allá y preguntar a expertos de la industria, socios y consumidores. Tampoco olvide echar un vistazo a lo que está haciendo la competencia para saber dónde residen sus posibilidades de éxito y qué es lo que se debe mejorar para recortar la posible distancia que saquen a nuestro negocio. Por último, no se olvide de preguntar al personal de la empresa para saber qué es lo que funciona y lo que no desde el punto de vista de los trabajadores que, quizá, sepan cosas que a un emprendedor que ejerce de directivo se le escapan. Al terminar este proceso, sabrá que es lo que debe hacer para desbloquear el potencial de su marca.

Cree un nuevo plan de negocio
Lo más normal, y quizá lo más aconsejable, sea que la investigación llevada a cabo en el punto anterior haya desvelado necesidades significativas de cambios. Saber cuáles son las deficiencias de la compañía es fundamental para una recuperación exitosa. Y es que la mejor manera de afrontar un futuro incierto con garantías es abordando los desafíos y estableciendo un plan de ataque.

A la hora de virar el plan de negocio es importante contar con la colaboración de todas las personas que forman la compañía. Su obligación como emprendedor y primer espada es ser transparente y comunicar a su equipo en todo momento en qué punto se encuentra la compañía y hacía dónde pretende llegar. Una vez que todos estén alienados con la estrategia general, serán capaces de ejecutar los cambios que el negocio requiere.

No tenga inconvenientes en tomar decisiones difíciles. Tampoco evite decir que no a una idea de su personal que no considera adecuada. Tenga en cuenta a todo el mundo pero siga sólo los criterios que están en la hoja de ruta del plan de negocio.

Apueste por la innovación
No se equivoque. Da igual hacía dónde pretende dirigir la compañía. La innovación siempre debe estar presente en cualquier cambio estratégico. Es la única forma que tiene de adaptarse a la competencia y de responder a los retos de la sociedad. Las empresas que giran y se adaptan a las cambiantes necesidades de los consumidores, son capaces de ofrecer los productos que la demanda solicita, y hacerlo además de forma rápida y eficaz, superarán siempre al resto de rivales.

La innovación, por tanto, debe estar en todo lo que hace. No se debe limitar a la creación del producto. Al cultivar una cultura empresarial que da la bienvenida a las nuevas ideas se animará a la plantilla a que lleven la innovación a todos los niveles de la compañía.

Cuente con el equipo adecuado
Una vez que se tiene clara la estrategia a poner en marcha, hay que seguir investigando hasta descubrir si en el momento actual el negocio dispone del talento adecuado para llevar a cabo el cambio en el plan de negocio. Si no se cuenta con el equipo correcto para ejecutar la estrategia de manera eficaz, no tiene sentido poner en marcha ningún cambio. El equipo es el responsable de trasladar a la realidad y al día a día el plan estratégico. De ahí la importancia de disponer del personal adecuado.

Reconoce los éxitos
Cuando se llega a un punto de inflexión, el emprendedor debe asumir también el rol de animador y celebrar los éxitos logrados. No importa que sea grande o pequeño, lo importante es que estará enviando un importante mensaje de que todos se están moviendo en la dirección correcta. Así, la confianza y la motivación de los empleados aumentarán al saber que sus esfuerzos están dando sus frutos. Tampoco se debe olvidar de reconocer y recompensar a aquellos que hayan realizado un trabajo excelente.

ciclo_ventas

La importancia del ciclo de ventas en el plan comercial

El fin último de un negocio es vender, ya sean productos o servicios. Por eso, gestionar adecuadamente el ciclo de ventas en el plan comercial es uno de los procesos más determinantes a la hora de conseguir el éxito en una empresa. Pero ¿qué elementos hay que tener en cuenta para controlar correctamente todo el proceso? La respuesta abarca diversos ámbitos y departamentos, fundamentalmente relación con los proveedores, planificación de las compras, propuestas presentadas a los clientes, gestión de pedidos, control del stock, seguimiento de las ventas y estudio estadístico.

 

Relación con los proveedores. Los proveedores son un elemento muy importante en el plan comercial. Las empresas deben fomentar y mejorar continuamente la comunicación y coordinación con ellos para que el servicio que éstos proporcionan sea siempre óptimo. De nada servirá disponer de gran número de clientes o de los mejores productos, si éstos no llegan a tiempo. Por eso, se debe considerar a los proveedores como socios comerciales de máximo interés para el negocio y establecer con ellos la relación más estrecha que sea posible. En la medida en que esto se consiga, mejorarán diferentes aspectos de gran importancia como la puntualidad en las entregas, las condiciones de pago y la fiabilidad de todo el proceso.

 

Planificación de compras. Los proveedores habituales son importantes, pero no constituyen los únicos suministradores de las empresas, ya que éstas necesitan realizar también otro tipo de compras, relacionadas indirectamente con el negocio o con otras inversiones. De cualquier manera, realizar una correcta planificación de todas estas adquisiciones es un elemento clave para que la producción funcione al ritmo necesario y no se vea alterada en ningún momento por posibles errores de cálculo. Para llevar a cabo una correcta administración de las compras es necesario calcular los suministros necesarios en cada momento de la producción y los niveles de inventario disponibles en todo momento.

 

Propuestas presentadas a los clientes. Seducir es la palabra clave a la hora de conseguir un nuevo cliente que, al fin y al cabo, es el fin último de un proceso de venta. De ahí la importancia de cuidar en extremo las presentaciones y propuestas que haga la empresa. Aunque en este como en tantos otros temas cada maestrillo tiene su librillo, entre los consejos imprescindibles están los siguientes: presentar el producto o servicio de forma directa, sin demasiados rodeos; utilizar un lenguaje sencillo pero propio (sin ‘cortes y pegas’ en internet); destacar las ventajas y utilidades; y aportar algún ejemplo o caso de éxito.

 

Gestión de los pedidos. Una vez que el comprador está convencido de las bondades del producto, la empresa debe gestionar su entrega de forma rápida y eficiente, no vaya a ser que el entusiasmo inicial del cliente se venga abajo por culpa de una mala gestión del pedido. Si no es posible retirar éste en el momento, deberá ser enviado o transportado al domicilio correspondiente, mientras que un profesional dará respuestas y soluciones a cualquier duda, pregunta o inquietud que se plantee.

 

Control del stock.La logística en una empresa no tiene por qué acarrear grandes problemas, pero puede complicarse (y en ocasiones demasiado) si no controlamos en todo momento el stock disponible. Para hacerlo correctamente, se han de tener en cuenta también otros aspectos relacionados con este ámbito, como el ritmo de suministro por parte de los proveedores, la velocidad de comercialización y la eficacia de los distribuidores.

 

Seguimiento de ventas. Tan importante es realizar el seguimiento para cerrar una venta, como asegurarse de que el cliente queda satisfecho una vez realizada la operación y solventar cualquier problema que se pudiera producir posteriormente. ¿Por qué? Porque seguramente, esto podría convertirse en el inicio de una nueva venta, ya que un cliente satisfecho suele repetir y, además, generar otros nuevos clientes, al contar su experiencia y mostrar su satisfacción ante amigos y familiares.

 

Estudio estadístico. La información sigue siendo poder, por lo que conocer cómo se producen las ventas puede ser de gran utilidad para poner a disposición del aumento de las mismas todas las herramientas necesarias. Un completo seguimiento estadístico de todo el proceso (aderezado con estudios, encuestas de satisfacción y otras herramientas de conocimiento) llevará a delimitar cuáles son las acciones de marketing más rentables y productivas, es decir, aquellas que terminan en la materialización de una venta.

fundacion_everis

60.000 euros para el ganador de los XI Premios para Emprendedores de la Fundación Everis

Toma nota en tu agenda. Día 1 de junio de 2012, 19:00 horas. Este bien podría ser el encabezado de cualquier fiesta o evento de sociedad, pero seguro que aún más atractivo para los emprendedores españoles. Se trata de la fecha límite para poder ser agraciado con 60.000 euros.

Este es el máximo galardón de los XI Premios para Emprendedores que ha convocado la Fundación Everis. El jurado va a valorar proyectos de investigación destinados a convertirse en empresa en los que destaque la: innovación, viabilidad y beneficio para la sociedad. El reloj corre en contra, porque las bases de la convocatoria son muy exigentes. Tanto que ni siquiera aseguran que haya un segundo premio (valorado en 40.000 euros). Este se concederá si el jurado considera que hay algún proyecto con calidad suficiente. Es de suponer que dependerá de lo que les cueste decidir el ganador final.

A todos los que quieran optar a este premio se les exige la presentación de un plan de empresa redactado en español y en inglés. En él no debe faltar:

  1. Memoria en la que se describa de forma detallada los resultados de la investigación, sobre la que se basa la empresa y las bases para su explotación comercial e industrial.
  2. Historia profesional del emprendedor o emprendedores que promueven la idea.
  3. Plan de comercialización y marketing, en el que se explique con detalle el mercado al que va dirigido el nuevo producto o servicio. Además, debe contener un estudio en profundidad de los posibles competidores y de la situación del sector en el que se pretende competir. Con este documento, el jurado de Everis quiere comprobar que los investigadores además de buenas ideas tienen también madera de empresarios y conocen el mundo al que se van a enfrentar.
  4. En esa misma línea, la de demostrar las dotes empresariales, debe redactarse el documento de proyecciones financieras. Presupuestos, cuenta de pérdidas y ganancias, balance de situación, previsión de flujos de caja, detalle de la inversión necesaria, salarios para los propios emprendedores y para los empleados, en caso de que el proyecto cuente con ellos. Todos los detalles serán pocos para convencer al  jurado.

En cuanto a la composición del jurado, la Fundación Everis solo incluye en las bases que “estará compuesto por personalidades pertenecientes a los mundos universitario y empresarial y su presidente será el presidente del Patronato de la propia Fundación”.  Eso sí, se tomarán su tiempo para escudriñar todos los proyectos presentados ya que, como hemos dicho antes, el plazo de presentación termina el próximo 1 de junio, pero el fallo no se conocerá hasta una ceremonia que se celebrará en el último trimestre del año.

También invitan a que se les facilite un video, con duración máxima de cinco minutos, en el que se den las claves de todo lo solicitado en las bases. Si te animas tendrás que cumplir los requisitos técnicos que requieren la utilización de alguno de los siguientes formatos de vídeo: .wmv, .mpg, .avi o mov.

Los triunfadores conseguirán esa inestimable ayuda de 60.000 euros, pero a cambio la futura empresa galardonada está obligada a lucir en lugar visible y destacado el patrocinio de la Fundación Everis;  ya sea en la web institucional, en las apariciones en prensa, o en cualquier folleto o documento corporativo. Es el peaje del éxito.