Entradas

arabia_saudi

Claves para hacer negocios en Arabia Saudí

arabia_saudiArabia Saudí abre sus fronteras al comercio internacional. Así lo anunció el Gobierno de este país el pasado 14 de junio. Ese día un comunicado oficial firmado en Riad, aseguraba que la monarquía presidida por el rey saudí Salman bin Abdelaziz, había decidido ampliar el proceso de modernización económica en el que está inmerso el país, y que se conoce como programa Nitaqat. El nuevo paso implica levantar las barreras para los inversores internacionales del sector comercial. A partir de ahora, pueden operar en el país sin necesidad de contar con un socio local. También se podrán llevar a cabo otras acciones como contratar a trabajadores no autóctonos o transferir dinero desde filiales fuera del país, sin que el Gobierno intervenga en esas decisiones.

Arabia Saudí había dado sus primeros pasos hacia la internacionalización ya en 2005, cuando ingresó en la Organización Mundial de Comercio, pero esta decisión de abolir la necesidad de socios locales para los inversores internacionales se enmarca en el disruptivo proyecto de la Visión de Arabia Saudí 2030, por el que las autoridades del país han fijado unas líneas estratégicas a largo plazo para conseguir una progresiva apertura internacional y, sobre todo,  reducir su dependencia económica del petróleo. Además de los cambios económicos el plan aborda importantes reformas sociales y culturales que van desde la intención de privatizar servicios sanitarios y educativos hasta modificar leyes para favorecer la liberación de las mujeres.

Todos estos cambios han puesto al país en el punto de mira de muchos inversores internacionales ávidos de captar parte del potencial económico de una de las sociedades más pudientes de Oriente Medio.

En esta línea se enmarca la estrategia española. Desde 2010 se han intensificado las relaciones comerciales bilaterales entre España y Arabia Saudí. En la actualidad, Arabia Saudí es el decimoquinto socio más importante por importaciones. También ha destacado la actividad comercial en la otra dirección. Los contratos obtenidos por las empresas españolas en el último lustro han superado los 17.000 millones de euros, con algunos tan emblemáticos como la construcción del tren de alta velocidad La Meca-Medina o el metro de Riad.

Las mencionadas privatizaciones son uno de los campos que más atractivo pueden aportar a los inversores españoles. Desde 2002, está funcionando un programa de privatización gradual de 20 empresas estatales, en ámbitos como los servicios postales, el transporte aéreo, la desalinización de aguas o la gestión de puertos.  Pero el proyecto más ambicioso es el que prevé la venta del 5% de Aramco, considerada la petrolera más grande del mundo, y la creación de un fondo soberano de inversión saudí de 2.000 millones de dólares.

Como no podía ser de otra forma en un país inundado de petróleo, otro de los incentivos para establecerse en Arabia Saudí es el bajo coste de la energía.

Además, el país se jacta de tener un sistema bancario tan sólido que no ha sido afectado por la crisis mundial. Aunque esto también tiene mucho que ver con la desconexión que éste ha tenido tradicionalmente con el sistema financiero mundial. Aún así, el sector financiero está entre los más recomendados por los expertos para invertir en el país, junto a las atractivas compañías de telecomunicaciones o el sector inmobiliario.

africa

¿Y por qué no dar el salto a África?

Si hay una palabra que puede definir las oportunidades de negocio que ofrece África Central a las empresas españolas esa no es otra que “numerosas”. Y es que la región no solo es receptora de ayudas del Fondo Europeo de Desarrollo (FED), sino que desde 2009 viene beneficiándose del denominado Plan África 2009-2012 cuyo fin es impulsar el desarrollo de sectores como la pesca, el turismo, las energías renovables y los proyectos de infraestructuras para que los países africanos puedan competir en los mercados internacionales.

Un cuarteto con potencial

Cuatro son los países que debido a su actual coyuntura económica (con ricos yacimientos petrolíferos y recursos naturales) brindan interesantes atractivos: Guinea Ecuatorial, Gabón, Camerún y Santo Tomé y Príncipe. Respecto a Guinea Ecuatorial, cabe destacar su crecimiento récord en los últimos 15 años, sin olvidar la proximidad cultural y lingüística (el castellano es una de sus lenguas oficiales). Desde 2007 el país está desarrollando el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social, denominado Horizonte 2020, con la finalidad de transformar la aceleración del crecimiento del territorio. En 2010, las inversiones españolas en el país aumentaron un 16% alcanzando los 225 millones de euros. ¿Sectores? La construcción y las transacciones comerciales se desarrollan a pasos agigantados, impulsado por la entrada de divisas que genera la exportación de crudo (Guinea alberga el 4,3% de las reservas mundiales de petróleo) y gas. Pero, en el caso de la construcción, escasea una industria básica de materiales de construcción como ladrillos o cemento, lo que favorece su implantación. Además, el sector servicios está poco avanzando, y son importantes polos de atracción para la inversión el comercio, la banca, la sanidad, la energía y los servicios a empresas.
Camerún, y sus importantes recursos mineros, por su parte, son todo un panal de rica miel para la inversión extranjera. Además, el Banco Mundial ha lanzado 17 proyectos por valor de 580 millones de euros que financiarán el sector agroindustrial, el turismo, las infraestructuras, la educación o la sanidad, entre otros. Otros sectores con sex appeal son la agroindustria, la construcción y los servicios a empresas como la consultoría.
Importantes recursos naturales también cuenta Gabón, como la madera, la pesca, el petróleo y la minería. Pero su Gobierno quiere, sobre todo, desarrollar el sector turístico, con iniciativas encaminadas a su promoción y captación de inversiones. Por último, Santo Tomé y Príncipe apuesta por mejorar las infraestructuras básicas, aumentar la seguridad alimentaria y promover el turismo. También son necesarias inversiones en el tratamiento de aguas y de residuos sólidos, y la construcción de carreteras y centros de urgencias clínicas, sobre todo si se desarrolla el sector turístico como tienen previsto.

Exportacion

Las exportaciones, salvavidas de la empresa española en 2011

La actividad exportadora sigue siendo un balón de oxígeno para la empresa española y, en muchos casos, fuente de crecimiento. Buena prueba de ello es que una cuarta parte de las compañías que operan más allá de nuestras fronteras han aumentado su cartera de pedidos en el tercer trimestre del año y casi el 50% la ha mantenido estable. Así se desprende de la Encuesta de Coyuntura de la Exportación elaborada por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio (www.mityc.es). Con estos datos, la percepción de la actividad exportadora se mantiene en niveles positivos por décimo trimestre consecutivo.

Aunque el Indicador Sintético de Actividad Exportadora (ISAE) se ha situado en 2,1 puntos, valor inferior en 9,2 puntos al del segundo trimestre de 2011, en la mayoría de los sectores se sitúa en valores positivos. Entre todos ellos, destacan los productos químicos (6,3 puntos), las manufacturas de consumo (5,5 puntos) y los alimentos (5,2 puntos). Una percepción que también es más positiva entre aquellas firmas con gran volumen exportador. Mientras que el ISAE se ha situado en 3,4 puntos para quienes exportan por un valor superior a los 15 millones de euros anuales, dicha cantidad se coloca en 2,2 puntos en aquellas empresas con exportaciones entre 3 y 15 millones de euros.

Mejoran las expectativas

Como decíamos, la mitad de las empresas que exportan, en concreto un 48%, mantuvo estable su cartera de pedidos de exportación en el tercer trimestre de 2011. Y las expectativas sobre la evolución de dicha cartera a tres meses indican un aumento de 3,4 puntos en el porcentaje de empresas que esperan incrementar sus exportaciones, hasta el 31,8%.

En cuanto a las empresas que esperan una evolución a la baja, dicho porcentaje desciende en 3,1 puntos (hasta el 21,4%). Mientras que el porcentaje de empresas que esperan estabilidad en su cartera de pedidos para los próximos tres meses, éste se mantiene en el 46,2%.

Entre los factores que afectan de manera a la actividad exportadora, y que han sido más destacados por las empresas, destacan la evolución de la demanda externa, seguido por la competencia en calidad y el tipo de cambio. En el polo opuesto de la balanza, el precio de las materias primas, el precio del petróleo y la competencia internacional en precios.

Angola

Acuda a Angola, un país donde está todo por hacer

Algunos países emergentes pueden ofrecer magníficas oportunidades de negocio para empresas de cualquier tamaño y actividad. Solo hay que hacer un esfuerzo para conocerlos un poco más y adentrarse en sus múltiples realidades para darse cuenta de las posibilidades que exhiben territorios como Angola, una nación donde, prácticamente, está todo por hacer y que necesita una amplia variedad de servicios.

Unas jornadas celebradas recientemente en nuestro país confirmaron el interés que pueden tener por Angola empresarios de un extenso elenco de sectores, como el de energías renovables, el agroindustrial, la construcción, el turismo, la banca y los servicios.

Situación macroeconómica
Enrique Féas, secretario general de Política Comercial con países Mediterráneos, África y Oriente Medio, del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, desmitifica la información que normalmente manejamos sobre el continente, sobre su escaso crecimiento o su generalización. Y aporta datos como los siguientes:

-África está en un momento de crecimiento económico muy interesante y, concretamente, Angola ha capeado bastante bien la crisis financiera.
-Las expectativas de crecimiento son del 10% para los próximos años”.
-Algunos grandes países como China, India o Brasil ya cuentan con una gran presencia en Angola. Por ejemplo, China ha financiado proyectos por 4.500 millones de dólares en los últimos cuatro años.
-La presencia española en Angola todavía es reducida, ya que supone un 1,4% de nuestras exportaciones, el 4% de las importaciones y sólo el 0,1% de las inversiones.
-Sin embargo, Angola es uno de los países más interesantes de su entorno, por su estabilidad política o su riqueza natural, ya que el petróleo supone el 57% de su PIB y el 90% de sus exportaciones, y sus tasas de crecimiento se encuentran entre el 13 y el 15%.

Sectores más necesitados
Según Eduardo Sanzol, presidente de la consultora Naxan, el gobierno angoleño les ha trasladado su necesidad de desarrollo en sectores como construcción, energías renovables y agroindustrial, entre otros. Por ejemplo, en los próximos cuatro años, el país se propone la construcción de un millón de viviendas, para lo que necesitaría 12 millones de toneladas de cemento al año, de las que sólo produce un millón”.

Cómo introducirse
Angola cuenta con buenas oportunidades y perspectivas para hacer negocio. Joxean Fernández Vázquez, miembro del departamento de Cultura de la UNESCO y consultor internacional, residió allí durante dos años y ahora apunta las claves para competir con éxito:

-Tomarse el tiempo necesario para entender el contexto del país.
-Elaborar una estrategia a largo plazo.
-Identificar un socio local que sepa codificar las reglas escritas y no escritas de Angola.
-Saber decir no, porque no todos los socios y los negocios son buenos.
-Reclutar a las personas adecuadas para los proyectos.
-Formar a los recursos humanos de la zona.
-Reconocer la complejidad y diversidad del territorio.
-Establecer dispositivos sistemáticos para identificar oportunidades.
-Estar presentes en el país para hacer negocio y aprovechar el buen posicionamiento de España en Angola.

Un ejemplo de inversión
Joaquím Chambel, consejero delegado de IPG Portugal, cuenta con la experiencia de su empresa, presente en Angola desde 2008.  A su juicio, las prioridades que, actualmente, se marca el gobierno del país africano con respecto a las inversiones extranjeras se centran en los siguientes sectores:
-Energía.
-Distribución de agua.
-Comunicaciones (carreteras, ferrocarril, etc.).
-Redes de energía (refinerías, etc.).
-Construcción.

En cuanto al último sector señalado, durante los 30 años de guerra padecidos por el país apenas se construyó nada, lo que da idea de sus necesidades actuales. Chambel indica que los proyectos en Angola son faraónicos, con torres de 20 pisos que son multiusos, vivienda y oficinas.

arrow

Las empresas exportadoras aumentan sus pedidos

arrowSi hay un dato que confirma que la exportación es un salvavidas para las empresas, ese no es otro que el ofrecido por la Encuesta de Coyuntura de la Exportación elaborada por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio (www.mityc.es). Según el citado sondeo, un 30,9% de las empresas han aumentado su cartera de pedidos de exportación en el segundo trimestre de 2011. Y no se trata de un espejismo, ya que es el noveno trimestre consecutivo en el que la percepción de la actividad exportadora continúa en niveles positivos (el Indicador Sintético de Actividad Exportadora –ISAE- se sitúa en 11,3 puntos). Además, otro dato positivo es que el 47,7% de las mismas ha mantenido estable dicha cartera de pedidos.

1. Estabilidad.

Más de la mitad de las empresas consultadas señala que tanto sus precios de exportación como su margen de beneficio de exportación se han mantenido estables en el segundo trimestre de este año. Otro dato a tener en consideración es que dichas compañías perciben una ligera mejora en las perspectivas a doce meses para sus pedidos de exportación. La evolución de la demanda externa ha sido el factor con una influencia positiva en la actividad exportadora más citado por dichas empresas, mientras que el precio de las materias primas y del petróleo continúan siendo los factores con influencia negativas más señalados.
En concreto, el ISAE se sitúa en niveles positivos en todos los sectores, excepto el de los productos energéticos. En este sentido, la mejor percepción de la actividad exportadora se observa para las empresas del sector de productos químicos, los bienes de consumo duradero y los bienes de equipo. Por otra parte, el indicador alcanza valores positivos para todos los tamaños exportadores, excepto para las empresas con exportaciones anuales inferiores a los 0,6 millones de euros, correspondiendo el mayor valor al grupo de empresas con exportaciones anuales de más de 15 millones de euros.

2. Precios

La mayoría de las empresas de la muestra (el 60,2%) ha indicado que sus precios de exportación se han mantenido estables (el porcentaje es superior en 10,1 puntos al del trimestre precedente). Mientras que el porcentaje de empresas que han señalado un aumento en sus precios de exportación ha disminuido en 8,3 puntos, hasta el 23,1%. Finalmente, el porcentaje de empresas con un descenso en sus precios de exportación se ha situado en el 16,6% (0,9 puntos menos que en el anterior trimestre). Por lo que respecta al margen de beneficio de exportación, el 55,8% de las firmas ha señalado que no ha variado en el segundo trimestre de 2011, el 35,2% ha indicado un descenso de este margen, y un 7,6% ha visto un aumento.
Entre los factores que afectan a la actividad exportadora, entre los positivos las empresas citan la evolución de la demanda externa (38,9% de los encuestados), seguido por la competencia en calidad (13,7%) y el tipo de cambio (7,2%). Entre los negativos, el precio de las materias primas, el del petróleo y la competencia internacional en precios.