Entradas

ecommerce

Bienvenidos al f-commerce


Son 500 millones de personas que utilizan Facebook para comunicarse. Para muchas empresas este es un mercado ideal. Pero ¿cómo hacer exitosas campañas de venta de productos o servicios en las redes sociales? ¿Otra vez con esto del Facebook? Es cierto que las redes sociales están últimamente hasta en la sopa, pero hablar de los nuevos sistemas de venta a través de estas redes es realmente interesante. Facebook no sólo sirve para promocionar sus productos, también puede servir de tienda virtual. ¿Cómo? A través de la aplicación Boosket, que permite incluir una tienda en su página de Facebook, o en páginas o grupos como vente-amis, que le permite organizar ventas privadas donde sólo sus amigos (o amigos de amigos) pueden hacer pedidos. Bienvenidos al f-commerce.

Algunas grandes empresas ya se dieron cuenta del potencial. Delta fue quizá una de las pioneras en utilizar la red social más famosa para realizar sus ventas. La compañía aérea comenzó a ofrecer reservas de billetes a través de su página de Facebook. A Delta le han seguido otras empresas: 1-800-Flowers, Nine West, o Procter&Gamble son sólo algunas de ellas. Incluso, muchos outlet ya están organizando sus propias Fan shop, el último reclamo de la red social.

Boosket

Se trata de una aplicación que permite vender directamente en Facebook. Es fácil encontrarla. Simplemente tiene que buscarla en la lista de aplicaciones de la red social. ¿Quiere aprovecharse del f-commerce? Hasta ahora Facebook le permitía promocionar sus productos entre sus amigos. Pero, si ya tiene una buena cantidad de fans, ¿por qué no aprovechar para vender esos productos directamente?

Es una de las ventajas de la venta a través de Facebook. Los usuarios se acercan directamente a la marca y, además, no se corre el riesgo de perderlos al pedirles ir a una página externa. Pero cuidado. Hay que evitar utilizar estrategias de venta invasivas. Es necesario escoger bien los productos que se van a  vender para que esté en consonancia con los gustos de sus ‘amigos’: promociones, productos personalizados, objetos de culto de la marca, exclusividades…

La idea, por tanto, es abrir una tienda en Facebook, un fan shop. ¿Por qué no aprovechar este nuevo canal de venta? En Estados Unidos ya hay más de 20.000 fan shop y cuando vemos que la tienda de 1-800 Flowers en Facebook se ha convertido en su primer punto de venta… ¿Por qué no soñar? Actualmente, los productos que mejor funcionan en la red son la ropa, la informática y la telefonía móvil… Pero, ¿por qué no utilizarlo para otros sectores? Un club de amigos del vino podría ser una buena plataforma para la venta directa de caldos.

Ventas privadas

Pero Facebook se ha revelado también como un putno de encuentro para ventas privadas. ¿Se le ha ocurrido organizar un mercadillo con sus amigos? La página francesa vente-amis, por ejemplo, permite organizar ventas privadas en Internet. Nació en octubre de 2010. La idea es aprovechar al máximo la viralidad de la red social y una de sus premisas: si a un usuario le gusta un producto, ¿por qué no lo va a recomendar a sus amigos? La clientela principal de esta red está formada principalmente por mujeres y los productos más vendidos son joyas o accesorios de moda. Es la versión online de un mercado privado entre amigas. Y con las mismas ventajas: hay productos originales, son más baratos…

Outlets en Internet

Son nuevas ideas para dar salida a nuestros productos. La moda es la que ha avanzado más en la utilización de las redes sociales. Quizá por el fenómeno fan. Hay muchas marcas de ropa con gran capacidad de convocatoria entre sus clientes fieles. Por eso, se han lanzado a montaroutlets en Internet. Son tiendas exclusivas, a las que se suele invitar a los clientes más fieles, y que ponen a la venta prendas de ropa y artículos exclusivos a precios rebajados. Sirven para vender los restos de temporada, pero también para fidelizar a los fanáticos de la marca con adelantos de colecciones, promociones…

Un ejemplo es Privalia, que sólo en España tiene más de 250.000 fans y ya ha abierto en Italia, Brasil o México. Privalia es un club privado online que organiza, en exclusiva para sus socios, ventas puntuales de productos de primeras marcas con descuentos de hasta un 70%. Los fans de esta red pueden comprar por anticipado y acceder a promociones.

Son sólo algunos ejemplos de la transformación que está teniendo Internet. La gente participa a través de redes sociales. El e-commerce está dando paso al f-commerce.