Entradas

instagram

Consejos para que los emprendedores saquen partido a Instagram

A día de hoy todavía existen muchas empresas que consideran las redes sociales como un trabajo extra que no queda más remedio que hacer dentro de la estrategia de marketing de una compañía. Pensar así constituye un error ya que los entornos sociales solo serán beneficiosos para un negocio cuando sean vistos y tratados como claves dentro de la estrategia de crecimiento de una empresa. Solo así, la presencia en redes puede contribuir al éxito de la compañía.

En las grandes empresas pero, sobre todo, en los nuevos negocios, pymes y también autónomos se suele cometer el error de centrar la apuesta social en entornos donde el contenido es fundamental, como Facebook o Twitter. Y se dejan de lado plataformas basadas en la imagen gráfica como Snapchat o Instagram. Cuando esto ocurre se están perdiendo grandes oportunidades de negocio. Sin ir más lejos, Instagram es ideal para promocionar una marca. Aunque para ello primero hay que tener una considerable audiencia.

Por eso el objetivo de este post es, precisamente, lograr que un emprendedor aumente su número de fieles seguidores en Instagram para poder aprovechar esta aplicación para impulsar su crecimiento.

Sepa quién es su público objetivo
Antes de comenzar la andadura en Instagram (y en cualquier red social dicho sea de paso) debe saber a la perfección cómo es el público objetivo de su negocio. No es lo mismo que los jóvenes sean los que le compran sus productos o servicios a que sean personas mayores. Solo conociendo a su público podrá iniciar una estrategia de crecimiento en entornos sociales.

Ofrezca a su cliente lo que éste quiere
Resulta obvio, para crecer en número de seguidores es Instagram es imprescindible ofrecer un contenido de interés para su público. De ahí la importancia del punto anterior. Pero, cuidado, aunque sepa cómo es su cliente es posible que le cueste mucho acertar con lo que debe publicar en Instagram para atraer su interés. Por tanto, la mejor estrategia que puede seguir en este sentido para amarrar y fidelizar al internauta es mediante ensayo y error. Pruebe hasta que encuentre alguna materia que funcione. Cuando lo consiga siga tirando del hilo sin olvidar que nada es eterno. Es decir, es posible que lo que le ha funcionado bien durante meses o años deje de hacerlo sin ningún motivo evidente. En ese momento no le quedará más remedio que regresar a la estrategia de prueba y error.

Obtenga seguidores por sus contenidos
La única forma de lograr seguidores útiles para la marca que, más tarde, podrían convertirse en buenos clientes del negocio es acertando con el contenido publicado. En ese caso logrará un crecimiento orgánico en el número de seguidores. Pero, lo más importante, es que habrá captado la atención de cada una de esas personas y esperarán con entusiasmo cualquier nueva actualización de su perfil. En otras palabras, están totalmente fidelizados con su marca.

Esfuércese
Tener un perfil en Instagram y publicar algo de vez en cuando no le llevará a obtener grandes resultados. Los medios sociales requieren de la existencia de un compromiso del usuario y de interacción. De lo contrario, pierden su razón de ser. El internauta también busca eso mismo. De ahí que no acepte que alguien se esconda detrás de un perfil y aparezca de vez en cuando, como si de un fantasma se tratase. Si usted actúa así, olvídese de lograr algo de éxito en Instagram. Un buen contenido necesita ser acompañado por la interacción. Así que no dude en dedicar un tiempo al día a contestar a todos y cada uno de los mensajes y comentarios que le llegan a su perfil. De esa forma, construirá una relación más fuerte y duradera con sus seguidores.

Si usted es capaz de lograr una buena comunión con sus seguidores solo necesitará un pequeño esfuerzo más para convertir a esas personas en clientes. Pero eso solo será posible si, como decíamos al comienzo de este post, Instagram y el resto de redes sociales forman parten del núcleo de nuestra estrategia de marketing.

errores_web

Los errores más graves de las webs de los nuevos negocios

Diseño y características, la clave para evitar errores

En la actualidad, parece que para tener una página web con visitas solo es necesario invertir en posicionamiento y en redes sociales. Es decir, parece que con gastar dinero en diversos aspectos relacionados con el marketing online ya se consigue el tráfico. Eso es cierto, pero el problema es que si no se cuenta con un diseño y unas características específicas de calidad en la página, esa inversión y ese ingente volumen de tráfico no valdrán absolutamente para nada. Llegarán los errores y las visitas, según lleguen, se irán si no existe nada que les retenga.

Lejos de lo que pueda parecer, el marketing online ha llevado a muchas empresas consolidadas y a nuevos negocios a descuidar su site, lo que constituye el primer gran error en las webs. Y es que sin un buen diseño no se conseguirá convertir a los visitantes en clientes. Y, por tanto, todo el dinero dedicado a posicionarnos mejor en Google y a ser conocidos en redes sociales no se traducirá en ventas en nuestra web.

Adiós errores

Para evitarlo es necesario elaborar una página regida por las características que mostramos a continuación y, como es obvio, no cometer los errores de los que hablaremos más adelante.

Los emprendedores que busquen que sus inversiones en Internet sean lo más rentables posible deben desarrollar un site corporativo que siga estas sencillas reglas: debe llamar a la acción, debe ofrecer algo, debe tener un enfoque muy concreto, debe tener una buena resolución, debe incluir herramientas sociales y debe ser agradable para el internauta, con encabezados destacados y un buen contenido

Quizá todo esto le parezca simple y elemental en cualquier página web. Pero basta con darse una vuelta por la red para comprobar cómo la mayoría de las páginas de las grandes empresas se han olvidado de estas normas tan sencillas.

Los errores más comunes

Como se decía antes, el buen diseño no es óbice para recordar los grandes errores que se cometen en los sites y que evitan atrapar a los visitantes. Y que, por tanto, no repiten los negocios que funcionan.

 

  • Carecer de objetivos

Si una página web carece de elementos que inciten a pulsar en links porque no cuenta con ofertas o alicientes o, simplemente, información interesante, no servirá para nada. De ahí que sea necesario evitar que la inversión realizada en el canal digital acabe en saco roto. Por tanto, jamás se debe cometer el error de minusvalorar los elementos que contendrá el site.

 

  • No es aconsejable copiar los de la competencia, ya que entonces se pierde el elemento sorpresa.

Y es que si un internauta aterriza en una página que no le ofrece nada más que otra en la que ha estado recientemente, huirá de forma fulminante.

Una de las mejores maneras de conseguir un objetivo claro para el visitante es disponer de un diseño atractivo en el que destaquen los títulos. Será la mejor forma de llamar la atención del lector obligándole a permanecer más tiempo en la página. De esa forma estará más cerca de convertirse en cliente del negocio, que es el que debería ser nuestro objetivo final.

 

  • Confundir a la audiencia

De cara a dar un mensaje claro a los internautas es fundamental que se ofrezca la información que realmente quieren conocer. De lo contrario se sentirán frustrados y abandonarán la página. Por tanto, la mejor manera de no caer en el error es formularse las siguientes cuestiones: ¿quién es mi cliente? ¿sabe de mi empresa? ¿y de mis productos? ¿cómo puedo hacer que compren productos?

Solo cuando tenga respuesta para estas preguntas, estará preparado para abordar las necesidades y presentar soluciones en las que sus futuros clientes podrían estar interesados.

 

  • No se entiende

Muchas veces las webs de las empresas están escritas con un lenguaje que no se entiende con solo echar un vistazo o realizar una lectura diagonal. Eso constituye un error de bulto que expulsa a los posibles clientes de la página. No se debe olvidar que los sites empresariales no son lugar para poetas o escritores de novelas. Aunque la magnitud de los párrafos y del lenguaje utilizado le parezcan interesante, no se olvide nunca de la regla de los cinco segundos, que es el tiempo que una persona dedica a saber de qué va la página. Si en ese escaso intervalo de tiempo, no ha sido capaz de captar su atención y explicarle las características de su empresa o de sus soluciones o servicios, olvídese de contar con él como futuro cliente.

 

  • No explicar los beneficios

En ocasiones, las páginas que venden productos o servicios se centran en describir las características de lo que ofrecen y se olvidan de los beneficios que para el cliente puede tener su adquisición. Una buena página web que presente el objetivo de atrapar a los visitantes no puede caer en este error. Es importante, por tanto, incluir en la estrategia de marketing todos los aspectos relacionados con las virtudes de lo que ofrecemos.

Solo solucionando una carencia que los internautas puedan tener se tienen posibilidades de que se conviertan en clientes. Con esta idea, y para aumentar ese porcentaje de opciones de ganar nuevos clientes, es necesario conocer las necesidades de los clientes e incluir esa información en la estrategia de marketing y en el desarrollo de los productos o los servicios. Será la manera ideal de que nuestros esfuerzos de marketing obtengan recompensa en la web.

 

recursos humanos para las empresas

¿Cuándo necesitan los nuevos negocios un departamento de personal?

En los primeros años de existencia de un negocio, la mayoría de los emprendedores se multiplican y ejercer multitud de funciones, entre las que se encuentra la de responsable de recursos humanos. Pero eso constituye un error, ya que la gestión del personal lleva mucho tiempo que hay que restar de otras actividades también fundamentales para la empresa.

Por este motivo, es fundamental que los empresarios sepan cuándo es el momento de profesionalizar esta labor y agregar un departamento de recursos humanos y también es clave que descubran cuáles son los grandes errores que retrasan la profesionalización de esta labor. A estas preguntas son a las que trataremos de dar respuesta a continuación.

No se conforme con el cada vez mejor software de gestión

Es evidente que cada vez existen más y mejores aplicaciones informáticas dedicadas a la gestión de recursos humanos de las que los nuevos negocios se aprovechan. Si bien está fuera de toda duda que estas herramientas son útiles en el funcionamiento de una empresa, no sirven para reemplazar a las personas.

Este tipo de soluciones lo que en realidad logran es reducir las tareas administrativas. Mejoran los procesos de gestión de nóminas pero no constituyen una base sólida para eliminar un departamento o, simplemente, para no crearlo. La tecnología en la gestión de las personas debe aprovecharse para que el profesional de recursos humanos abandone su papel de administrador y adquiera un rol más estratégico en la organización.

Aumentando la implicación de esta área hasta abarcar todos los aspectos del negocio se mejorará la experiencia laboral de los empleados y se logrará mantener una cultura empresarial positiva. Esas labores no las podrá realizar nunca la tecnología pero sí permitirá que el responsable de recursos humanos tenga tiempo para consultar y conocer de primera mano la situación real de las personas que trabajan en la firma.

El error de no ser proactivo

Como decíamos antes, durante los primeros años el plan de negocios de una empresa no contempla al departamento de recursos humanos. En cambio, cuando surge un problema en este sentido, todos en la firma parecen saber gestionar a las personas. Esta circunstancia deja demasiados agujeros en el sistema y no suele resolver las dificultades a largo plazo.

La gestión de recursos humanos no debe ser reactiva, ya que genera problemas. Es mejor ser proactivos ya que se trata de un aspecto estratégico que hace que un negocio sea rentable. Y es que recursos humanos respalda las metas de una organización ya que se asegura de que los empleados estén atraídos, involucrados y motivados con los objetivos de la empresa. Es decir, crea una empresa sin problemas de productividad y con una elevada tasa de desempeño.

Por tanto, los emprendedores deben decidir si sus prácticas actuales de recursos humanos son reactivas o proactivas y actuar en consecuencia. Empiece estudiando si lo cambios acaecidos en este sentido se han originado tras un problema puntual o han formado parte de la estrategia de negocio. Si sigue esperando a que surjan los problemas para encontrar soluciones, se perderá las innumerables ventajas que unos recursos humanos bien gestionados presentan.

No sitúe a alguien sin experiencia al frente

Tan importante es saber cuándo se debe poner en marcha un área de recursos humanos que evitar cometer el error más importante en este sentido, que no es otro que poner al frente de estas labores a alguien sin experiencia.

Un profesional de recursos humanos acarrea decisiones de mucho peso en una empresa, por lo que no se puede situar al frente a personas que no tengan los conocimientos suficientes. Hacerlo es perjudicial y puede llevar a pasar por alto cuestiones que, posteriormente, pueden ser perjudiciales para las cuentas de la empresa.

Por tanto,  una empresa de cinco o de 5.000 empleados debe cuidar siempre la gestión y el cumplimiento de los aspectos jurídicos del trabajo. Si descubre que no existe nadie en la firma con capacidad para realizar estas funciones, es evidente que ha llegado el momento de profesionalizar esta área de negocio.

El elevado coste de no tener a nadie ejerciendo de líder de los recursos humanos

Los emprendedores no suelen tener en cuenta los riesgos legales a los que se enfrentan cuando surge un conflicto laboral con algún empleado. Cualquier contratación, despido, promoción o pago de nóminas debe estar bien realizado para evitar la existencia de inconvenientes con posterioridad, que generan un importante problema a la caja de la firma.

Para resolver estas cuestiones se suele acudir a empresas externas que, por lo general, prestan un servicio adecuado pero limitado. Ya que ese contratista será incapaz de ejercer las labores, más allá de las meramente administrativas, que un negocio requiere en el ámbito de los recursos humanos. Por tanto, cuando usted considere que la gestión de personas de su empresa necesita ser algo más que un mero programa de contabilidad no dude en profesionalizar este departamento. Será una decisión de la que nunca se arrepentirá.

preguntas que debe hacerse un emprendedor

Preguntas que un emprendedor debe hacerse para descubrir cuál es su mercado

Conoce la demanda

Muchos negocios que funcionan y que consiguen incrementar año a año sus principales cifras lo hacen porque conocen a sus clientes. Por el contrario, existen infinidad de nuevos negocios que languidecen porque los emprendedores todavía tienen dudas sobre cuál es su mercado.

Conocer la demanda que se puedes tener sobre un producto o servicio es tan fundamental que nadie debería jamás intentar montar una empresa sin saberlo. Debido a ello, le proponemos una serie de preguntas clave para saber si su proyecto empresarial tiene mercado potencial para permitir la supervivencia y el desarrollo del negocio.

¿Quién lo pagará?

La primera pregunta que debe hacerse un emprendedor es la de determinar el volumen de personas que estarían dispuestas a pagar por el producto o el servicio que la empresa ofrece. Es posible que usted considere que tiene una idea genial pero que ésta no es del interés de la mayoría de la población. En ese caso, conviene seguir dedicando tiempo y esfuerzo a redefinir el negocio, porque su apertura constituiría un claro suicidio. Una buena solución para conocer el alcance real de la propuesta es buscar en internet palabras relacionadas con la idea de negocio. Así se podrá hacer una idea del interés que despierta.

 ¿Quién lo ha pagado ya?

Para definir y afinar mejor la solución ofrecida así como el plan de negocio y el comercial, es preferible presentar en sociedad un producto o servicio en fase de prueba y dejar que los consumidores potenciales nos hablen a través de su cartera. ¿Lo compraron? ¿Por cuánto? ¿Lo consideran un precio justo? Toda esa información puede ser muy útil para no equivocarse posteriormente, cuando quizá ya no haya remedio.

¿Definir el alcance real?

Un emprendedor es siempre una persona apasionada con una idea que considera lo mejor que se ha descubierto desde hace muchos años. Por tanto, no es la indicada para conocer el alcance real de nada. De cara a no hacerse suposiciones y  saber la realidad de lo que se ofrece, es importante acercarse a consumidores potenciales para confeccionar una imagen más detallada de la audiencia y reducir esfuerzos de marketing. Así, es aconsejable realizar estudios de mercado, entrevistas a pie de calle u organizar foros. Será la única manera de no sobrestimar el tamaño del mercado.

¿Qué piensan mis contactos?

Quizá organizar reuniones o hacer encuestas pueda ser demasiado laborioso o caro. Pero un emprendedor debe consultar a sus contactos en redes sociales con lo que obtendrá una retroalimentación gratuita, que le dará una idea del interés de la solución que su negocio podría ofrecer.

¿Ser un experto me perjudica?

Muchas veces el emprendedor posee el conocimiento y la experiencia personal sobre el producto o servicio que piensa desarrollar. Pero nunca se debe asumir que esa virtud permite conocer lo que quiere el público objetivo. Hay que preguntarles para saber realmente sus intenciones, ya que éstas pueden no coincidir con las nuestras.

¿Cuál es el modelo de negocio?

Grandes empresas tecnológicas como Snapchat o Twitter arrastran el problema de que carecen de un modelo de negocio claro que les permita obtener beneficio. Quizá por ello el mercado castiga sus títulos, que llevan devaluándose desde hace tiempo. Un emprendedor no debe caer en semejante error. Siempre se debe conocer cómo será el negocio, cómo serán los ingresos, si serán suficientes para cubrir los costes, etc. Si no, mejor aplazar la aparición.

¿Cómo vendo?

Un emprendedor también debe saber cómo va a vender su producto o servicio. Es decir, si puede hacerlo desde entornos digitales o si, por el contrario, necesita presencia física a pie de calle. También es importante definir en el plan de negocio la zona de influencia, ya que no es lo mismo vender en el barrio, en la ciudad, en el país o a escala mundial.

¿Cómo lo hicieron los demás?

Estudiar el camino seguido por la competencia también es un paso necesario que todo emprendedor debe hacer antes de irrumpir en el mercado. No se trata de copiar a los rivales, sino descubrir qué técnicas han utilizado para saber su volumen de consumidores y actuar en consecuencia.

¿Conoce a la perfección a su target?

Además de saber el volumen de mercado que se puede tener es imprescindible también conocer a los clientes. Se debe hacer una investigación para descubrir aspectos demográficos y hábitos de compra de su target objetivo. Solo así se podrá adaptar el negocio a su idiosincrasia y se podrán definir estrategias comerciales y de marketing acertadas.

¿Se puede crecer?

Por último, un emprendedor que ya conoce el volumen y las características de su target debe descubrir si ese público puede crecer o cambiar con el tiempo. Una vez que lo sepa estará preparada para lanzarse a la aventura de desarrollar una solución con buenas posibilidades de alcanzar el éxito en los negocios.

Israel

La receta del éxito de Israel, la cuna de los emprendedores

Israel, atractivo de las startups

Israel es una nación ideal para emprender. Especialmente en el ámbito tecnológico. Solo hace falta una buena idea para que la Administración Pública se vuelque y apoye el proyecto. Debido a ello, este pequeño país tiene una de las concentraciones más altas de startups en el mundo. Y no se trata de empresas con uno o dos empleados que recién acaban de empezar, sino de firmas de gran éxito que atraen la atención de las multinacionales más importantes del mundo.

Así lo atestiguan los movimientos de inversión acaecidos en los últimos 12 meses. Por ejemplo, Sony adquirió Altair por 212 millones por sus innovaciones en el campo de los chips. Cisco Systems invirtió 320 millones en Leaba, otra desarrolladora de procesadores. Y, recientemente, Intel compró Mobileye, una firma enfocada en el diseño de sistemas de asistencia al conductor, imprescindibles para el vehículo autónomo. ¿Precio? 15.000 millones de dólares.

País de cultura emprendedora

¿Cómo es posible que un país diminuto de poco más 20.000 kilómetros y ocho millones de habitantes atesore tal cantidad de firmas innovadoras? Desde luego la clave del éxito de Israel es su cultura emprendedora que está incrustada en el tejido social y que, poco a poco, impregna las facetas de cualquier negocio que desarrollan los emprendedores del país, sea cual sea el plan comercial y de empresa en el que se base la pyme. Por encima de todo ello siempre estará la innovación. Además de esta característica, y de la seguridad industrial de la que gozan los nuevos negocios, Israel presenta otra serie características que conforman su receta del éxito y de la que se pueden extraer valiosas lecciones.

La necesidad como virtud

El país nació en tiempos inestables y continúa en ellos. Ninguno de todos los territorios que les rodean quiere que exista. Esta circunstancia genera tensiones continuas en las fronteras, lo que lastra las relaciones comerciales con los países vecinos, y reduce la capacidad de Israel de acceder a los recursos naturales de la zona. Por todo ello, la nación hebrea ha necesitado ser autosuficiente para poder existir. Se ha visto obligada desde el principio a considerar que su mayor fortaleza es su propio pueblo, adoptando un enfoque económico como si de una isla se tratara para edificar una presencia a nivel mundial. De ahí que las autoridades construyeran una cultura centrada en el desarrollo y la educación del pueblo para nutrir y proteger a los habitantes, lo que ha generado el inmenso océano de startups que el país genera.

 

La misma necesidad fue el germen de la innovación

Como ya se ha comentado en el punto anterior, Israel nunca ha tenido la posibilidad de solicitar a sus vecinos cualquier tipo de ayuda. De ellos siempre ha podido esperar justo lo contrario. Esta circunstancia, unida a la falta de recursos naturales, donde la escasez de agua es el gran hándicap, ha originado una lucha continua contra la sequía que el país ha resuelto mediante la innovación. Los ingenieros israelís han hecho progresos increíbles en el manejo de la gestión del ciclo del agua y han sido pioneros en tecnologías como el riego por goteo y la reutilización del agua y la desalación. Gracias a ello, Israel es un país independiente en esta materia mientras que el agua, más bien la escasez de la misma, se está convirtiendo en un problema que aumenta en muchos territorios. De ahí que muchos países recurran a Israel, y a sus empresas tecnológicas, para aprender sus métodos. Por tanto, todas las enseñanzas de Israel en este campo nacen de la propia necesidad. Si no hubieran tenido el problema de la escasez de agua, es probable que jamás hubieran destacado en este ámbito.

Necesidad militar

Israel es un país en guerra constante con sus vecinos. De ahí que la población aprenda las artes de la guerra sin necesidad de ir al servicio militar. Pero los conocimientos que adquieren están relacionados con la tecnología y la inteligencia estratégica. Esto lleva a que existan un buen número de expertos en comunicaciones que luego crean negocios con los que desarrollan tecnologías propias que acaban exportando por el mundo.

Formación puntera

Un estudio realizado hace cuatro años por la OCDE reveló que Israel era el segundo país más instruido del mundo, por detrás de Canadá, pero superando a Japón por mucha distancia. Una de las ventajas que el informe destacaba era que las instituciones formativas del país preuniversitarias tienden a avivar cualquier sentimiento de curiosidad, iniciativa o liderazgo en el alumnado. Es decir, premian a los que destacan y tratan de potenciar  las capacidades relacionadas con la innovación y la gestión de equipos. Las universidades, por otro lado, están invirtiendo fuertes cantidades de recursos en el desarrollo de sus capacidades tecnológicas, laboratorios y centros de investigación, lo que permite al alumnado acceder a equipos de primera con los que avanzar en el desarrollo de sus habilidades.

Además, la formación se enfoca directamente a la innovación ya que los propios israelís son conscientes de que su mera existencia se debe al I+D+i.

Sin problemas de financiación

El capital disponible y los medios de financiación no significan un problema u obstáculo para la innovación. En el país existen más de 70 firmas de capital riesgo prestas a invertir en cualquier proyecto avanzado, lo que permite el desarrollo de las empresas en sus primeros años para posteriormente, y una vez que han alcanzado la madurez tecnológica, desarrollarse en el exterior con éxito.

mobile-phone-426559_960_720

Los secretos del networking que todo emprendedor debe conocer

Cuida la primera impresión

A la hora de hacer negocios y networking, las primeras impresiones son fundamentales. De hecho, en estos tiempos es posible que aquella persona que podría convertirse en su próximo gran cliente se encuentre en cualquier mostrador de la cafetería del lugar a donde ha acudido a un evento o feria relacionada para su negocio. En este contexto, la primera impresión se ha convertido en un aspecto fundamental que cada emprendedor debe cuidar de cara a incrementar su agenda de contactos.

Es evidente que el buen networking no se consigue pasando horas y horas frente al espejo ensayando cada frase que vaya a pronunciar. Muy al contrario, bastan esta serie de consejos con los que logrará dejar una excelente impresión en los nuevos contactos que pretende realizar en un futuro próximo.

Definir con claridad nuestra actividad

El primer paso para iniciar una conversación que pretenda terminar con la consecución de un importante contacto, es la claridad. Por tanto, usted debe explicar con sencillez qué es lo que hace. Piense que es posible que su interlocutor no sea un experto como quizá lo es usted. Pero eso no quiere decir que esa persona no sea válida como un contacto que pueda impulsar sus nuevos negocios y hacer networking.

Con la idea de transmitir claridad es necesario hacer un esfuerzo para que la conversación sea concisa. Es más conveniente resumir y concretar las virtudes principales del negocio, que contar seis o siete aspectos diferentes de la firma. ¿Motivo? Es más fácil que alguien  se quede impresionado con una habilidad específica que hemos sido capaces de transmitir brillantemente, que con una dispersión de bondades difíciles de entender.

La clave está en escuchar

En un mundo lleno de distracciones, es necesario valorar que alguien presta atención a nuestra conversación. Por tanto, se debe hacer un esfuerzo y escuchar también lo que nuestro interlocutor nos quiera decir. Muchas veces las mejores relaciones no se consiguen hablando sino siendo capaz de escuchar lo que se nos cuenta. Por tanto, si en algún momento de una conversación considera que está hablando demasiado, utilice la fórmula de la pregunta para cambiar el foco de la conversación y situarlo en su interlocutor.

Conviértase en fuente de contactos

Incluso si usted carece de ello, debe hacer los esfuerzos que sean necesarios con tal de presentarse al resto como una persona útil y de confianza, y con una agenda importante. Por tanto, descubra cómo puede ayudar y busque a esas personas que pueden ser perfectas para resolver un problema puntual de otras personas. De esa forma su red de networking crecerá de forma exponencial, lo que sin duda beneficiará a su negocio. Quizá pueda pensar que por qué debe hacer usted el esfuerzo que corresponde a la persona que tiene el problema. Pero, imagine que está ante un inversor y éste le hace una consulta. Resolvérsela es la mejor forma de que usted le convenza en qué debe invertir.

Responda a los consejos que recibe

Resulta evidente que es halagador que alguien nos pida consejo. Pero también es cierto que si la persona que lo recibe lo ignora, es frustrante. Por tanto, si usted pide consejo a alguien, asegúrese de actuar de inmediato y tomar medidas acordes a lo que le han estado comunicando. Si no lo hace, es probable que su contacto sienta que ha perdido tiempo y energía y que, por tanto, no merezca la pena esforzarse la próxima vez que se encuentre en la misma situación, y usted acuda en su auxilio. Obviamente esto no quiere decir que tenga que tomar decisiones que sean perjudiciales para su empresa. En el caso de que esté convencido de que lo que le dicen no lo pude poner en práctica, dígalo y explique las razones. De esa forma, su interlocutor pensará otra solución y, si no da con ella, no se mostrará reticente a resolver sus problemas en el futuro.

Utilice el lenguaje corporal

A la hora de mejorar nuestras relaciones de networking es importante utilizar todas las armas que haya a nuestra disposición. La mayoría de las personas están tan concentradas en evitar que algo negativo salga por la boca que se olvidan de la importancia que las señales no verbales presentan. El lenguaje corporal puede ser igual o más importante que lo que usted dice.

Con el fin de transmitir confianza en la conversación utilice una postura relajada, con los brazos sueltos por los lados. No meta sus manos en los bolsillos o cruce los brazos. Esto puede indicar actitud defensivo y, por tanto, escasez de confianza.

Debe asegurarse también de que la postura del cuerpo está alineada con los hombros. También debe mantener el contacto visual, ya sea hablando o actuando. Ensaye este tipo de posturas, ya que la mejora del lenguaje corporal le generará la imagen de fortaleza y seguridad, que es necesaria para dejar una buena impresión en las personas que están a nuestro alrededor y que, no olvidemos, pueden ser nuestros futuros grandes clientes y, por ello, constituir importantes oportunidades de negocio que no se deben desaprovechar.

board-2434016_960_720

¿Cómo asegurar el éxito a largo plazo de los nuevos negocios?

Se flexible

La senda que conduce al éxito difiere en cada empresa. Existen oportunidades, trampas y cambios que deben superarse para lograr convertir una buena idea en un negocio de éxito. Sin embargo, superar los primeros problemas que un emprendedor se encontrará en su nuevo negocio son una mezcla de las palabras visión y flexibilidad.  La manera en la que se implemente esta mezcla será la clave del éxito de los nuevos negocios en el largo plazo.
Aunque no lo parezca, gran parte del éxito de una empresa a lo largo de los años se consigue en las etapas iniciales del negocio. Es justo en esos primeros momentos cuando es inculcan en la empresa factores fundamentales como la cultura, la diferenciación y el compromiso que el cliente tiene con el negocio. Esa visión del negocio que le puede hacer merecedor de dicho compromiso debe mezclarse con la manera en la que se satisfacen las nuevas necesidades que un negocio adquiere según aumenta su tamaño. Es decir, la flexibilidad en adaptar todos los procesos a las necesidades que en cada momento tiene la empresa.

Comencemos por el principio

Por tanto, y aunque muchos retos que los empresarias deben superar en los primeros momentos, a continuación mostramos diversas realidades relacionadas con la visión y la flexibilidad que son capitales para superar los primeros tiempos de vida empresarial.

Encontrar aquello que nos haga únicos

Las ideas de negocios que son el germen de toda nueva empresa, deben tener la suficiente calidad como para permitir al empresario entregar algo diferente al  consumidor. No basta con una referencia que sea buena. También debe constituir una novedad. De esa forma será capaz de lograr que la visión del negocio esté capacitada para responder a la gran pregunta de la que depende el éxito o el fracaso de un negocio: ¿qué me hace ser único?

Y es que un emprendedor debe valorar que cuando un cliente compra un producto de una firma de reciente creación está asumiendo un riesgo mayor que si lo hace de un negocio ya consolidado. Por tanto, debe estar lo suficientemente motivado por la calidad y singularidades del producto o servicio ofrecido. De ahí que sea imprescindible centrarse en el valor único de su producto casi desde antes de que existiera la empresa. Solo así se podrá diseñar esa funcionalidad extra que hace al producto diferente. Posteriormente se podrá hacer gala de flexibilidad y adaptar el producto a los cambios y nuevas necesidades del mercado. Pero el primer producto que sale a la venta es el que abre todo y, por lo tanto, es lo que más hay que cuidar y mejorar.

La importancia de la agilidad en los negocios

Algunas veces las historias de éxito de una empresa pasan por un fundador, en cual en su día fue un emprendedor, que se aferró a su visión de éxito y a su plan de negocios inicial, y que no vaciló aunque se le conminó a hacerlo. Ellos fueron capaces de ver un futuro para la compañía y no abandonaron nunca ese camino.

Pues bien, quizá esta estrategia sirvió en ocasiones. Sin embargo, esa es también la historia de muchas empresas que ya no están entre nosotros. Sin escuchar al mercado y a nuestros clientes es probable que no exista futuro. En los negocios, y más en las primeras etapas, construir un concepto y una visión es importante. Pero ser ágil y abierto a las nuevas ideas es la llave a la longevidad de la compañía.

Cuidado extra en la contratación

Cuando un negocio recién empieza es habitual que el emprendedor tenga la mente puesta en conseguir las metas que se marca. Es decir: que se centre en exclusiva en su visión. Pero es justo en esos momentos cuando se sientan las bases de la cultura empresarial de una empresa y las decisiones equivocadas en este sentido pueden tener un impacto a más largo plazo. Para ser capaces de crear una cultura válida para los objetivos marcados, el liderazgo de la compañía también debe estar involucrado en las personas que se contratan en esos primeros momentos. Será la única forma de asegurarse que se cuenta con el equipo adecuado para alcanzar las metas. Esto es esencial, ya que equivocarse con estos primeros empleados, hará que los siguientes también sean erróneos, ya que estos últimos se fijaran en los veteranos.

Lograr mejoras continuas con el cliente

El corazón de cualquier empresa es la relación que tenga con los clientes. Es evidente que la visión y la calidad del producto o servicio es la piedra angular sobre la que se construye todo. Pero si se pierde la confianza con el cliente, todo se acabará.

Por tanto, el cliente debe ser el centro de todo. Y eso solo se puede conseguir si toda la empresa es consciente de la situación y se vuelca a la hora de solucionar cualquier problema. No basta con la existencia de un departamento que atienda al cliente. Todos han de trabajar con el objetivo de lograr mejoras continuas de esa relación con el cliente. Será la única posibilidad de alcanzar un éxito duradero.

iphone-410311_960_720

Facturación móvil, oportunidad de negocio

Los dispositivos móviles forman parte del día a día de la sociedad. El consumidor los utiliza para cada vez mayores operaciones. Debido a ello, hacerles el pago más fácil e incluir la facturación móvil en la empresa supone una oportunidad de negocio que aumenta las ventas y anima a la gente a pagar facturas más rápido. Además de reducir costes.

Por todo ello, en este blog proponemos una serie de ventajas que, sin duda, la facturación a través de móviles ofrece a los emprendedores y a los nuevos negocios.

Se incrementa la rapidez de las operaciones

Olvide los retrasos en los pagos, los realizados por estos dispositivos móviles son prácticamente instantáneos, lo que otorga un plus de seguridad en la tesorería de la empresa. Además el proceso de facturación también es automático y el cliente tendrá al instante todos los documentos que atestiguan que ha llevado a cabo la transacción. Esto evita problemas y anima a realizar un mayor número de compras.

Tiene localizado al cliente

Este tipo de gestión móvil evitará que usted pueda llegar a perder información útil sobre el comprador, ya que las plataformas de facturación almacenan de forma automática la información sobre cada transacción, lo que facilita el acceso a la misma a través de cualquier aparato informático. Tan solo será necesaria una conexión a internet.

Genera ahorro de costes

Al eliminarse el coste de papel, tinta, sellos y personal, se genera un importante ahorro de costes que conviene aprovechar. De hecho, según diversos estudios, la facturación automatizada a través de móviles genera un ahorro de entre 5 y 8 horas de trabajo de una persona a la semana por cada 1.000 clientes.

Además, este método impide el problema que tanto tiempo hace perder a las empresas, como es la facturación duplicada.

Estandariza los procesos

Una de las características más destacadas de las plataformas de cobro móvil es que están diseñadas con un importante enfoque de estandarización, lo que permite su fácil integración con cualquier otro sistema basado en la nube que tenga funcionando en la compañía.

Esta integración lleva a que operaciones de distinta naturaleza puedan ser tratadas de manera uniforme, lo que da una imagen de mayor profesionalidad y control sobre los gastos.

Ayuda al medio ambiente

Resulta obvio que el menor uso del papel beneficia al medio ambiente. En concreto, los informes de expertos apuntan a que la facturación digital es cuatro veces más ecológica que la tradicional.

Permite que su oficina se encuentre junto a usted en todo momento

La revolución de los dispositivos táctiles permiten llevar su oficina junto a usted. Esto es una importante ventaja, especialmente en negocios donde las visitas a los clientes son claves para el negocio. Las ventajas de contar con toda la información disponible en el dispositivo móvil son, por tanto, incontables.

Facilita los pagos a los clientes

Años atrás solo se podía pagar con dinero en efectivo, cheque o tarjeta de crédito. Luego apareció PayPal, y supuso una verdadera revolución. Ahora las posibilidades de la facturación móvil son múltiples. Usted puede aceptar una amplia gama de pagos, incluso bitcoin. Todo ello facilita la operación para los clientes, lo que llevará a que le paguen con mayor rapidez y eficacia.

Puede ofrecer beneficios adicionales para fidelizar a los mejores clientes

Gracias a la inclusión en la gestión de cobros de aplicaciones que permiten los pagos realizados a través de dispositivos móviles, usted puede ofrecer a sus mejores clientes incontables ventajas en la facturación. Podrá demostrar su margen de confianza con esas personas en concreto, usted podrá ofrecerles pagos en diferido, sin descolocar la gestión de los cobros.

Incrementa la satisfacción de los compradores.

Como se ha visto hasta ahora, la facturación móvil proporciona mayor información y fácil acceso en tiempo real y mayor flexibilidad en la toma de decisiones. Sin duda, todo ello proporciona mayor satisfacción en el cliente, lo que abrirá la puerta a construir relacionales comerciales a más largo plazo.

Evitar carga de trabajo al departamento de contabilidad

Los tradicionales procedimientos de facturación no solo ralentizan los procesos de pago sino que también generan un trabajo extra para los contables y administradores de la empresa. La facturación móvil proporciona un estándar de regularidad que facilita en demasía todos estos procesos, lo que libera de tareas a los empleados y los habilita para ser útiles en otra labor.

Es gratis para sus clientes

Usted será capaz de ofrecer una mejora del servicio sin que tenga que trasladar el coste al precio final de los productos o servicios que venda. Y es las aplicaciones móviles de facturación son gratis para los clientes y económicas para las empresas. Un precio que siempre es compensado por las ventajas que genera. Así que no lo dude, si puede dar el paso, hágalo. Sus clientes y su negocio se lo agradecerán.

empatia

La importancia de la empatía en los nuevos negocios

La empatía es la clave

El investigador holandés Frans de Waal, especializado en psicología, dijo en una ocasión que la empatía era “el pegamento que mantenía unida a la sociedad”. A pesar de ello, se trata de una habilidad que, en demasiadas ocasiones, suele no ser tenida en cuenta en el mundo empresarial. Cuando se habla de liderazgo se suelen valorar más virtudes como inspirador, influyente, potente… Pero rara vez se destaca que el jefe tiene empatía.

Construir y mantener la unidad

Aunque esté relegada a un segundo plano, tener la capacidad de ser empático es positivo para mantener alta la moral de la plantilla y para resolver problemas; en consecuencia, permite a una persona construir relaciones significativas y duraderas con las que les rodean. En otras palabras: se trata de un  ingrediente clave y subestimado en los negocios de éxito ya que, además, es fundamental para construir una cultura de éxito en la empresa.

Empatía y simpatía no es lo mismo

Muchas veces se cae en el error de confundir la empatía y la simpatía en el mundo de los negocios, cuando en realidad se trata de conceptos completamente diferentes. La empatía es la capacidad de entender los pensamientos, las emociones y los sentimientos de otras personas, mientras que la simpatía puede llevar a generar sentimientos de pena por las desgracias de otras personas. Es decir, provoca una serie de emociones que no ayudan en los negocios. Por el contrario, la empatía, o lo que es lo mismo, la capacidad de ponerse en la piel de otra persona, otorga importantes ventajas a la hora de ejercer el liderazgo en la compañía.

Resulta evidente que los emprendedores que dispongan de esa capacidad lo tendrán más sencillo para generar negocios que funcionan. De todas formas, la empatía puede entrenarse. A continuación, mostramos diversos caminos para desarrollar la empatía en el lugar de trabajo y que, por tanto, permite conocer lo que realmente le ocurre a la gente que nos rodea.

Prestar atención

Un emprendedor que pretenda adquirir la capacidad de ser una persona empática necesita que sus propios pensamientos no impidan tener en cuenta lo que sienten otras personas. De lo contrario, se puede generar un ambiente tóxico en el entorno de trabajo. No es positivo que todas las decisiones de una empresa se guíen por lo que una sola persona siente. Es imprescindible valorar las emociones e intereses del resto. Eso es empatía y elevará la moral de la plantilla hasta el punto de lograr que todos se esfuercen por remar para alcanzar la meta de pertenecer a un negocio rentable que respeta los sentimientos de todos aquellos que forman parte de él.

Para alcanzar esta comunión con el equipo no basta solo con escuchar a los demás. Los líderes de los nuevos negocios también deben discernir sobre los significados que se esconden detrás de las palabras, llegando a valorar el qué se dice y, sobre todo, el cómo se dice. Hay ciertas expresiones faciales o gestos o la propia cadencia a la hora de comunicar el mensaje que dan pistas y que, incluso, pueden llegar a contradecir lo que se está pronunciando. La persona empática debe ser consciente de ese lenguaje no verbal para reflexionar sobre ello y sacar las conclusiones adecuadas.

Querer escuchar

Además de ser observador hay que estar dispuesto a escuchar. Mostrarse abierto y accesible a que las personas que nos rodean nos cuenten sus problemas incrementa el nivel de confianza en el líder de la empresa; circunstancia que, sin duda, beneficia la implicación de la plantilla con los objetivos y metas de la compañía. Por tanto, hay que querer escuchar lo que se nos quiere comunicar. Da igual que sean nuevas ideas para mejorar el negocio o inquietudes relacionadas con la ambición personal del individuo en cuestión. En todo momento, el emprendedor debe mostrarse empático con sus subalternos. Será uno de los mejores planes de negocio que pueda llegar nunca a elaborar.

¿Por qué es fundamental la empatía?

En una encuesta realizada por la consultora Development Dimensions International (DDI) a unos 15.000 líderes empresariales se concluyó que la empatía era lo que más influía en el rendimiento de los empleados. ¿Por qué? Pues porque una de la características de la empatía es que es la vía por la que se transmite la visión de la compañía. Por tanto, permite que los empleados se sientan o no parte de un conjunto integrado. Los emprendedores que aspiren a liderar negocios que funcionen deben esforzarse por compartir los éxitos de la compañía con los empleados con la idea de que estos sientan la empresa como suya propia. Revistas, correos, reuniones… Cualquier canal es válido con tal de que genere una cultura de empatía y cohesión en el entorno de trabajo.

En otro trabajo realizado por la firma Businessolver se concluye que el 31 por ciento de los empleados cree que la obtención de beneficios es lo que único que importa a la compañía en la que trabajan, y que los directivos no se preocupan por lo que realmente ocurre en los escalones más bajos de la pirámide de mando. Esta estadística indica que una gran cantidad de trabajadores en todo el mundo contempla su trabajo como un lugar sin emociones, oscuro, exigente, dominado por la presión con tal de alcanzar el único objetivo de la organización que es el éxito financiero a expensas de la fuerza laboral.

Una empresa que esté dentro de ese 31 por ciento tendrá problemas, ya que la moral de los empleados es baja y, por tanto,  su productividad se resentirá. No se puede olvidar nunca que las personas son las bases del éxito. Mediante la promulgación de un enfoque más empático se va a generar un ambiente de trabajo más respetuoso, positivo y productivo para la compañía. Esa es la gran importancia del liderazgo basado en principios empáticos: sacar el máximo de la gente que le rodea.

cinco_impulso

Cinco lecciones que impulsan a los nuevos negocios

Cada negocio… ¡un mundo!

Enseñanzas que aseguran el éxito de los nuevos negocios hay infinitas. Internet, libros, artículos… Miles y miles de palabras que, sin duda, le ayudarán a mejorar. Pero es necesario recordar que cada negocio es un mundo y quizá aquello que ha servido a su competidor no es acertado en su empresa. Por tanto, a la hora de elaborar una guía que agrupe las principales enseñanzas para impulsar los nuevos negocios es necesario extraer las que, por su indudable interés, sirven a todos los emprendedores.

Las cinco enseñanzas imprescindibles para un empresario

Debe pensar y actuar como un adolescente

Si tiene la fortuna de tener un hijo, sobrino, hermano, primo o familiar en edad adolescente está de enhorabuena. Basta con observar su actividad diaria para darse cuenta de lo que debe y lo que no debe poner en práctica en su negocio. Obviamente usted puede decir que un negocio que vende ladrillos tiene muy poco que ver con los jóvenes de hoy en día y que, por tanto, en su estrategia de funcionamiento no tiene cabida la tecnología. Se equivoca. Y para comprobarlo basta con observar los últimos pasos dados por gigantes como Leroy Merlin, que utilizan los canales digitales no solo para vender sus productos, sino para informar y fidelizar a los clientes.

Por tanto, la primera lección pasa con comportarse con un adolescente. Comprender sus problemas, sus exigencias, lo que necesitan de los demás y ser capaces de ofrecérselo. Solo así, su negocio será capaz de acceder al cliente del futuro y, también, al actual. Para ello no basta con idear un negocio tradicional y, posteriormente, añadirle el mundo digital. Es preferible que desde la misma concepción de la idea, todo esté presente y parta al mismo tiempo.

Además, pensar y actuar como un adolescente le permitirá anticiparse a los cambios que el futuro deparará al segmento de negocio en el que se muevan sus intereses comerciales.

La experiencia es la mejor escuela

En la actualidad existen infinitas escuelas, universidades, academias, escuelas de negocios que imparten una enseñanza, normalmente, excelente para formarse como empresario y ser así capaces de tener las claves para regentar los negocios más rentables que existen. Incluso se cuenta con una inagotable fuente de conocimientos en el entorno digital. Pero nada de todo lo que le puedan enseñar es comparable con los conocimientos que la experiencia ofrece. La mejor escuela es la trayectoria profesional, los problemas que cada  día se encuentra uno en el puesto de trabajo.

Ni el mejor máster del mundo en recursos humanos le asegura que no se va a equivocar a la hora de contratar un empleado. Eso solo se lo podrá dar el instinto y las lecciones que haya aprendido de las innumerables veces en las que se haya equivocado. Porque es importante destacar que de los errores se aprenden las mejores lecciones. Por todo ello, cuanto antes admita sus errores mejor para su negocio. Y es que solo reconociendo los fallos se pueden extraer valiosos conocimientos de los mismos.

Cuidar a los empleados

Lo normal en un negocio que recién empieza es centrarse en el cliente. Esa es una verdad inmutable. El cliente debe ser el centro de todas las decisiones porque una empresa que no tenga el foco en la persona que le genera los ingresos no durará mucho. El problema es que, en ocasiones, la obsesión por cuidar al consumidor nos hace olvidarnos de lo necesario que es dar un buen trato al empleado. Después de todo, ¿cómo podemos hacer a nuestros clientes felices si nuestros empleados, que son los que tratan con ellos, no lo están?

Así que para mantener a sus consumidores satisfechos es necesario que la gestión de las personas en su empresa integre las siguientes prácticas: escuchar a los empleados y responder a sus demandas siempre que sea posible; alentar a la plantilla para que exista comunicación bidireccional en la empresa; jamás castigar las críticas, acertadas o no, que le lleguen de sus trabajadores; mantener reuniones cara a cara con todos los que pueda con la idea de solucionar problemas o simplemente conocer  sus opiniones, y perdonar los errores.

Solo dando al trabajador el trato que se merece, logrará el ambiente de trabajo perfecto que le permitirá satisfacer al cliente. Y es que, además, es conveniente recordar que una empresa dura hasta que quieren sus empleados.

Sea transparente

No se puede esperar que la plantilla se esfuerce en sacar su trabajo adelante si comprueban que falta transparencia en la cúpula de la compañía. Negar la gravedad de una situación concreta encerrándose en un despacho socava la credibilidad que se tiene en su liderazgo. La confianza es imprescindible para lograr negocios rentables por lo que debe ser transparente con tal de alcanzar los objetivos.

Aprenda a reírse de sí mismo

El fundador de Virgin, Richard Branson, ha dicho en más de una ocasión que “el humor es fundamental para la construcción de un negocio. No hay que tomarse a uno mismo demasiado en serio y siempre se debe estar dispuesto a tener sentido del humor”. Esta frase esconde la valiosa lección de que hay que aprender a reírse de uno mismo. Ya que solo así se puede levantar uno de los errores cometidos y afrontar una nueva etapa con mayores probabilidades de alcanzar el éxito.

5_pasos

5 pasos para incrementar el conocimiento de la marca

¿Por qué marcas como Coca-Cola o Fairy son capaces de mantener su cuota de mercado frente al empuje de la marca blanca? ¿De verdad la bebida carbonatada de Mercadona o Carrefour es tan diferente a la de la multinacional de Atlanta? ¿Seguro que Fairy cunde mucho más que el detergente de Alcampo, cuando este último cuesta menos de la mitad? La realidad es que la diferencia de calidad de las marcas originales y sus réplicas del distribuidor no es tan grande como muchos consumidores se creen. A pesar de ello, la mayoría sigue gastando un extra por adquirir algunos productos originales.

La explicación a este fenómeno es simple: el poder de la marca es lo que convence a los clientes de que vale la pena rascarse el bolsillo un poco más si a cambio se obtiene lo mejor. Llegar a lograr esta certeza en el imaginario de la población no es una labor sencilla. Una marca no se consigue de la noche a la mañana. Se necesitan años de trabajo oscuro para desarrollar una mejor comprensión del mensaje que tiene que calar en la población.

Salvando las innegables distancias presupuestarias, los nuevos negocios también pueden apostar por incrementar el conocimiento de su marca. El emprendedor que acometa esta labor, sin duda, logrará incrementar su negocio y, lo que es más importante, obtendrá el premio de fidelizar a los clientes. Desde este blog les proponemos cinco pasos fundamentales (y a menudo ignorados) que permiten incrementar el conocimiento de la marca.

El mensaje, y no el producto, es lo importante

El titular de este apartado quizá pueda llevar a engaño. Pero en marketing existe una realidad que no se suele considerar. Consiste en generar una historia alrededor de un producto o servicio. Sin una narrativa detrás, la referencia carece de interés para el cliente. Por eso, las marcas más exitosas tratan de emitir mensajes y eslóganes que impactan en nuestra conducta de compra y que poco o nada nos dicen de las virtudes del producto. ¿Ejemplos? Infinitos pero el “te gusta conducir” de BMW es perfecto, como también lo es el “porque yo lo valgo” de L’Oréal, o los eslóganes de prácticamente toda la industria del perfume. Y qué decir de cualquier enseña de lujo. Será casi imposible encontrar alguna que centre su mensaje en la calidad de sus productos. En cambio sí que destacará una cualidad intrínseca de su cliente potencial.

El hecho de apelar a la propia personalidad del consumidor en vez de al producto se debe a que la sociedad utiliza principalmente las emociones en lugar de la información para decidir sus compras. Por tanto, cualquier negocio de éxito debe tener en cuenta esta circunstancia para ganarse la confianza de los usuarios.

Eso sí, no conviene olvidar que una buena historia que apele a las emociones debe estar respaldada por un buen producto. De lo contrario, el castillo de naipes se caerá con las primeras adquisiciones y, luego, será imposible que el mensaje cale. De hecho, ni el creativo más talentoso será capaz de cambiar la percepción de un producto de pobre calidad.

No se crea lo que no es

Las posibilidades de ser el afortunado poseedor de una enseña exitosa se elevan de forma de exponencial si detrás del nombre existe una realidad y un producto ideado y puesto en el mercado para resolver un problema que la sociedad tiene. Si no es su caso, no vale la pena intentarlo. El camino nunca pasa por querer vender una imagen exterior diferente a la que se tiene en el interior de la empresa. La cultura empresarial debe caminar de la mano de la marca y siempre debe conocer al cliente.

Ayude al cliente

El apego a una marca se logra cuando ésta se convierte en imprescindible. Con la idea de incrementar esta importancia en los clientes existe una herramienta fundamental: el marketing de contenidos. El buen desempeño de la gestión comercial y de marketing debe incidir en elaborar contenidos que construyan relaciones y logren ayudar a los clientes a tomar decisiones informadas y pensadas. De esa forma, cuando se debe elegir un producto, siempre será más factible que se acabe seleccionando aquel con el que ha habido una relación.

Una buena atención al cliente es la mejor marca

Desde sus inicios el fabricante líder de teléfonos español, Bq, dio una importancia capital a su servicio de atención al cliente en un sector donde este esfuerzo no es habitual. El resultado es que ha logrado un conocimiento de marca excelso sin tener que invertir demasiado en publicidad. Los emprendedores deben aprender esta lección y aprovechar las ventajas que la tecnología ofrece para diseñar un buena estrategia de servicio a los clientes. Ahora, con Internet, todo es más sencillo. Por tanto, aprovéchelo, ya que una buena atención al consumidor incrementará el impacto positivo de su marca.

No se conforme solo con los entornos digitales

La ya citada tecnología, y la facilidad para acceder a los canales digitales, lleva muchas veces a los emprendedores a no explorar los beneficios de la comunicación offline. Una marca también puede verse beneficiada de la asistencia del empresario a diferentes actos, charlas, ferias o conferencias. Aportar nuestra experiencia en un entorno de público reducido pero selecto, también va en beneficio del conocimiento de marca.

rapido_negocios

Inconvenientes de ser demasiado rápido en los nuevos negocios

Existe una realidad inmutable en los negocios: las buenas ideas que terminan en productos necesitan ser cambiadas, modificadas y ajustadas, sobre todo al principio. Por eso, en este caso es preferible que esa idea salga rápidamente de la empresa y sea testada al instante por el mercado. Obtener la retroalimentación del consumidor es fundamental a la hora de aprender qué es lo que funciona y qué es lo que no funciona en un producto. En este caso específico, es preferible colocar algo a la venta, aunque sepamos que no será perfecto, a perder demasiado tiempo en hacer pruebas internas, ya que los resultados de éstas jamás serán tan fiables como los que nos llegan de los clientes.

Pero que en esta ocasión la rapidez sea la mejor aliada de los nuevos negocios no implica que lo sea siempre. En otras muchas situaciones específicas, ser demasiado veloz constituye un importante error que puede llevar a que una buena idea termine en fracaso, por no haber sido capaces de prever sus carencias antes de su puesta en el mercado. Para evitar que esta circunstancia llegue a ocurrirle, a continuación incluimos cuatro momentos en los que la rapidez se convierte en el peor de nuestros enemigos.

A la hora de lanzar un concepto que ya está probado

Cuando se presenta un producto nuevo, la fórmula del ensayo y error es recurrente y, por lo general, positiva a la hora de descubrir los factores de riesgo y los fallos del concepto. Pero esto no es interesante en el caso de que se pretenda vivir de una idea que ya existe y que otros han sido capaces de llevar al éxito. En estos casos es mucho más provechoso demorar el lanzamiento para aprender todo lo que se pueda de los errores y los aciertos de los rivales. No se trata de reinventar la rueda. De eso ya se encargó el pionero, sino de presentar un producto similar pero que carezca de los fallos del predecesor. Pongamos un ejemplo para entenderlo. Usted está interesado en el mundo de la franquicia y quiere lanzar una tienda bajo esta fórmula de una marca muy conocida como, por ejemplo, puede ser McDonald’s. En un primer momento, podría llegar a pensar que una franquicia McDonald’s es un negocio seguro. No se equivoque. Algunas funcionan mejor que otras y, en el peor de los casos, también ha habido cierres. Eso quiere decir que el sistema McDonald’s tiene unas particularidades que deben conocerse. Por tanto, el emprendedor está obligado siempre a perder el tiempo que sea necesario para descubrir el secreto de la rentabilidad de las franquicias más exitosas, y lo que llevó a otras a tener que cerrar.

Si usted tiene ya una marca

En los casos en los que usted haya demostrado su valía en los negocios con algún producto o servicio exitoso que le haya granjeado un nombre en su sector y con sus clientes, la velocidad también puede ser mala consejera. Ser demasiado rápidos puede hacernos perder la marca, lo que sería nefasto ante la dificultad que presenta conseguir una enseña de reconocido prestigio. Por tanto, un negocio nuevo o recién nacido tiene poco que perder si comete un error con una referencia debido a la velocidad. En cambio un negocio más consolidado sí que debe hacer un estudio mucho más detallado de los riesgos que presenta el mercado, ya que sí que tiene mucho que perder.
Si le parece exagerado, pongamos el ejemplo de un diseñador de moda que ha saboreado las mieles del éxito con colecciones pasadas, pero que ha cometido el error de ir demasiado rápido en la última, lo que ha dado lugar a un producto muy por debajo de las expectativas que esperaban los clientes. Este diseñador no solo habrá tirado por la borda su última colección sino que habrá perdido el prestigio que se había creado con anterioridad. Además habrá logrado decepcionar a los clientes, lo que le complicará en demasía volver a captarlos.

Cuando la empresa no puede dar soporte a la rapidez

Pongamos un ejemplo de una empresa que fábrica bicicletas para niños y que debe trabajar al 110 por cien para satisfacer la demanda de pedidos. De repente, y aprovechando el auge de personajes de dibujos animados infantiles, como Bob Esponja, llega a un acuerdo con la dueña de la marca (Nickelodeon en este caso), y coloca al simpático personaje en sus productos. A nadie se le escapa que esa empresa se debería forrar vendiendo bicicletas de Bob Esponja y sus amigos. Pero no es así. ¿Por qué? Pues porque fue demasiado rápida y trató de aprovechar el boom del personaje mucho antes de que estuviera preparada para hacerlo desde el punto de vista logístico. Eso originó que los pedidos llegaran con retrasos y fallos, lo que a la larga acabó hundiendo el negocio, ya que la empresa perdió su imagen de marca.
Esto es lo que recibe el nombre de morir de éxito. En estos casos, la velocidad tampoco es beneficiosa. Resulta evidente que no había riesgos de mercado, ya que el producto (las bicis de Bob) estaban vendidas antes de que se fabricaran. Pero se quiso ser demasiado veloz y se lanzó a comercializar el producto mucho antes de poder asegurar que la fábrica daría abasto para cubrir la demanda.

Cuando la velocidad va unida al ahorro

Anteriormente se ha comentado que la velocidad puede ayudar a los nuevos productos, ya que obtener la retroactividad del cliente es imprescindible para mejorar. Pero eso será imposible si lo que sale al mercado se estropea nada más abrirlo de la caja. Por tanto, la rapidez no debe confundirse con el exceso de ahorro. Se puede ser veloz, pero siempre invirtiendo la cantidad adecuada para ser capaz de poner en el mercado un producto, por lo menos, digno.