Entradas

bestseller

Cómo convertir una buena idea en un éxito de ventas

Pongamos el ejemplo de la situación que se vive actualmente en España. La crisis ha obligado a que las familias ahorren en casi todo lo inimaginable para llegar a fin de mes. En esta época en las que las telarañas campan a sus anchas por los bolsillos de la mayoría, es normal que lo barato triunfe. Una de las consecuencias de esta situación la vemos en el sector de gran consumo, donde los fabricantesno saben qué hacer para frenar el auge de la marca blanca, que tiene precios muy inferiores y una calidad que, en ocasiones, no desmerece en nada al producto original.

 

A pesar de ello, existen empresas de esas firmas que anuncian que no fabrican para otras marcas que sobreviven, e incluso se permiten el lujo de crecer, en unos tiempos en los que se supone que solo se tiene en cuenta el factor precio. ¿Cómo lo logran? La respuesta está en la innovación. Fabricantes como Danone, Heineken o Kraft (ahora llamada Mondelez) no se cansan de invertir ingentes cantidades de dinero para lograr presentar cada año un buen número de novedades, que abren nuevos nichos de negocio donde se creía que no podían existir. En este sentido, un ejemplo lo tenemos en Danone. La casa gala ha tenido auténticos bombazos de ventas con productos como Activia, Actimel, Yolado o Danio. A todos ellos les une algo en común: son innovadoras hasta el punto de abrir a otros consumidores una categoría tan madura como los yogures. Y qué decir de las famosas cápsulas de Nespresso. ¿Alguien podía pensar que se podía crear semejante fenómeno en algo tan estancado como el café? Desde luego que no.

 

Salvando las enormes distancias, cuando hablamos de pymes y de negocios más pequeños la teoría no cambia. La idea fundamental es crear algo novedoso y perfecto en el campo en el que se mueva nuestra idea de negocio. Así se logra el éxito. Ahora bien, ¿cuál es la clave que permite a un producto triunfar y no acabar cayendo en el olvido?  Para explicarlo tomemos el ejemplo de una pirámide, compuesta de tres partes bien diferenciadas y que son necesarias en el proceso. La primera es la innovación, la segunda la funcionalidad y la tercera el diseño.

 

Como hemos dicho, la base de la pirámide es la innovación. Sin ella nada puede existir. Pero no conviene equivocarse. Innovar no consiste en descubrir la piedra filosofal sino ofrecer una nueva alternativa. Tan válido es un producto novedoso que llame la atención por su precio que uno que abra una nueva vía de negocio, o un proceso que permite elaborar una pieza con un número menor de pasos. Lo que no funciona es el artículo que no ofrece nada diferente a lo que se puede encontrar. Si ya existe, para qué hacer una copia. La gente se quedará con el original. Por tanto, la innovación debe diferenciar lo que lancemos del resto de la competencia. Aunque sorprenda por lo dicho al principio del artículo, existen pocas cosas tan innovadoras como lo que se presenta al consumidor como marca Hacendado. ¿La clave? Mercadona ha creado una enseña de distribución que tiene categoría de fabricante por la calidad, lo novedoso de sus productos y su precio. En cristiano: ha innovado. Y gracias a ello ahora es el rey de la distribución.
Subiendo un nivel en nuestra pirámide particular del éxito encontramos la funcionalidad. Aquí nos referimos a la posibilidad de crear esa idea genial que tenemos en la cabeza. Y es que puede que la mente nos haya ofrecido algo tan impresionante que sea imposible de llevar a cabo. La innovación debe cumplir lo que promete. Si no lo logra no tiene sentido. Se deben cuidar todos los detalles del proceso para que el resultado sea óptimo y útil para consumidor. De no hacerlo, quizá la novedad pase a engrosar la abultada lista de buenas ideas que no funcionaron porque el proceso de fabricación no fue el correcto dando como resultado un producto final que no cumplía su palabra y originaba más problemas que ventajas. ¿Moraleja? No lance nada al mercado (aunque se le adelanten otros) si no está seguro de poder ofrecer a la sociedad lo que ha prometido.

 

En la parte superior de la pirámide tenemos el diseño. Muchas veces los empresarios se centran en la idea y en el proceso y se olvidan de que la genialidad no es nada si no se sabe vender. Para lograrlo es necesario contar con el diseño y ofrecer una imagen de marca del producto adecuada con lo que se quiere obtener. Si se descuida este escalón podemos llevar la confusión a un consumidor que no entenderá lo que le queremos vender. El resultado sería el fracaso. Algo que se puede evitar fácilmente si se tienen en cuenta estos tres sencillos escalones que todo éxito de ventas ha tenido que recorrer en su historia.

imasd

Descubre las ayudas para potenciar el I+D+i en tu empresa

‘España debe apostar por la I+D+i para salir de la crisis’. Esta frase ha sido una de las más utilizadas durante los últimos años. Por eso, muchas empresas han apostado a caballo ganador por la innovación para consolidar su proyecto y ser más competitivas. Sin embargo, otras tantas no han dado ese paso por desconocimiento, porque no han sido capaces de acceder a la financiación necesaria, o porque no han dado con las ayudas e incentivos que les hacían falta. En otros casos, no han sabido gestionar sus propios proyectos.

Novedades

La Ley de Apoyo a los Emprendedores ha introducido una serie de novedades que aseguran la viabilidad de este tipo de proyectos y maximizan su retorno para las empresas que los realizan. Por ejemplo, la posibilidad de eliminar el límite en la aplicación de las deducciones fiscales para la realización de actividades de I+D+i. Eso sí, para ello hay que renunciar al 20% de la posible deducción, con un máximo de un millón de euros anuales para las deducciones de innovación tecnológica y un límite total de tres millones de euros para la totalidad de deducciones de I+D+i. Una medida de la que pueden sacar partido las más de 200.000 compañías que declaran realizar este tipo de actividades porque, anteriormente, no obtenían un ahorro real porque no generaban los beneficios empresariales necesarios para absorber la deducción generada por la inversión en I+D+i.

Un pero: el diferimiento de sus efectos en la liquidez de las empresas. ¿Por qué? Porque la aplicación real de la misma se retrasa hasta la liquidación del Impuesto de Sociedades del ejercicio 2014 (realizado en julio de 2015), pudiendo sufrir retrasos adicionales en el caso de que la emisión de los Informes Motivados (obligatorios para el aprovechamiento de este incentivo) no se lleve a cabo con anterioridad a dicha fecha.

Otros instrumentos

El Centro de Desarrollo tecnológico e Industrial (CDTI) dispone de varios instrumentos para la financiación de proyectos de I+D+i. Uno de ellos son los denominados PID (Proyectos de Investigación y Desarrollo). Otro la LDI (Línea Directa de Innovación). Los primeros pretenden la creación o la mejora significativa de un producto, servicio o proceso productivo. La ayuda cuenta con una cobertura de hasta el 75% del presupuesto total. Y puede contar con un tramo no reembolsable de entre el 10% y el 20% en función de la participación de entidades de investigación y el lugar de realización del proyecto. Asimismo, contempla dos años de carencia y el posible anticipo del 25% a la firma del contrato, pudiendo llegar a ser de hasta el 75%.

En el caso de los segundos, es decir, de la LDI, esta tiene por misión el apoyo a aquellos proyectos que impliquen tanto la incorporación como la adaptación de tecnologías novedosas. Tiene también una cobertura de hasta el 75% del presupuesto financiable y existen dos posibilidades de reembolso, en tres o cinco años, en función del tipo de interés (un 2% o un 2,5%, respectivamente). Contempla un año de carencia y el posible anticipo del 25% a la firma del contrato. Incluso puede ser superior.

Por otro lado, y con un presupuesto total de 77.000 millones de euros, Horizonte 2020 (el Programa Europeo de Investigación de Innovación que sustituye al Programa Marco) tiene varios objetivos: conseguir un retorno del 9,5%; alcanzar un liderazgo mayor del 10%; e incrementar la participación en un 15%. Dentro del mismo, y específicamente para pymes, existe un nuevo instrumento diseñado para acompañarlas en el lanzamiento de nuevos productos innovadores. Con la salvedad de que no tienen que ser, necesariamente, de carácter tecnológico. Está concebido en varias fases, siendo la primera la concepción del proyecto, seguida por el estudio de su viabilidad (con ayudas a fondo perdido de 50.000 euros) y, si se van cumpliendo las expectativas, el programa acompaña a la pyme hasta el lanzamiento del producto o su implantación con carácter productivo.

reunificacion-prestamos-hipotecarios

Llegan los préstamos entre empresas

Poco a poco se van viendo algunos signos de recuperación económica. Sin embargo, la financiación sigue siendo el gran problema para muchas pymes, que tienen que agudizar constantemente la imaginación para conseguir recursos con los que mantener su negocio abierto. Una de las fórmulas que se están mostrando más interesantes y efectivas para salir del paso es el préstamo entre empresas, que no es lo mismo que el préstamo entre particulares y empresas o el crowdlending del que ya hemos hablado en este blog en otras ocasiones.

Una de las firmas que está impulsando esta nueva idea de préstamo entre empresas es Trocobuy, que ha puesto todo su empeño en ello y que está recibiendo una gran aceptación y acogida por parte de un gran número de compañías, fundamentalmente pequeñas y medianas. El planteamiento se basa en una plataforma que permite a múltiples compañías formar parte de ciclos de compra-venta de productos y servicios, sin necesidad de usar dinero en efectivo.
Con el préstamo entre empresas, se crea un nuevo mercado para hacer negocios basado en la innovación tecnológica, la innovación en los procesos de compra y de venta, la solidaridad, el compromiso, y la sostenibilidad. Y que permite no solo acceder a un crédito comercial, sino también ganar clientes, aumentar ventas y optimizar la tesorería. El sistema desarrollado concretamente por Trocobuy concede un “crédito inicial” con el que se puede empezar a comprar a otras empresas del sistema. Las compras se pagan con las ventas de los propios productos o servicios, sin utilizar dinero en efectivo, por lo que simultáneamente se estarán consiguiendo clientes nuevos para la compañía.
El crédito inicial con el que parten todas las empresas representa la cantidad hasta la que el resto de partícipes están dispuestos a venderle sin cobrar en efectivo. Por este crédito inicial con el que ya puede empezar a comprar, la empresa a su vez se compromete a vender sus productos o servicios hasta la misma cantidad sin cobrarlos en efectivo. De este modo, se generan ciclos de compra-venta que permiten a los partícipes del sistema pagar sus gastos corrientes y otras compras que necesiten para su empresa con ventas a nuevos clientes. Otra de las ventajas del sistema de préstamos entre empresas es que minimiza los impagos, ya que todo el sistema se responsabiliza de cada operación. Algo muy importante si tenemos en cuenta (como se acaba de conocer) que en España la morosidad de los créditos concedidos por bancos, cajas, cooperativas y establecimientos financieros de crédito a particulares y empresas repuntaron al 11,6% en junio, cuatro décimas más que la registrada el mes anterior, con lo que (según datos del Banco de España) la tasa de mora del sistema financiero tradicional alcanza un nuevo máximo histórico, al superar el 11,38% registrado en noviembre de 2012.
eureka

¿Quieres saber si tu idea es viable?

“¡Eureka, lo encontré!”. La frase de Arquímedes representa la culminación de horas de trabajo y de estudio bien hechos. Un dicho, el del matemático griego, que cualquier emprendedor aspira a decir alguna vez en su vida. Pero tener la idea no significa el punto y final del proyecto. Se trata de un punto y seguido en el que no faltarán trabas, baches y socavones que pueden dinamitar la llegada a buen puerto de un barco que se botó con toda la ilusión del mundo pero que puede encallar si no se agarra con mano firme el timón.

Sinónimo de oportunidad

Para saber si la idea es viable es fundamental la personalidad del emprendedor. Sin un conocimiento del área de negocio, sin habilidades, sin entusiasmo y sin capacidad para asumir el riesgo, el futuro negocio acabará yéndose a pique. Entre otras razones porque tener una buena idea no garantiza  la oportunidad. Es muy probable que cuando tú estés pensando en una idea, es posible que otras cien personas en el mundo estén haciendo lo mismo. Por tanto, hay que anticiparse a los demás y no esperar a que ellos nos encuentren a nosotros.

Por eso, tan importante es detectar lo que la gente quiere o necesita como aquello que no quiere ni necesita. Si los consumidores no tienen la necesidad, o no están dispuestos a pagar por tu producto o servicio, difícilmente podrás tener éxito. Aunque siempre hay oportunidades para quien aporta algo diferencial. Por eso, es muy importante tener bien definida nuestra ventaja competitiva y saber quién va a ser nuestro público objetivo. No escuchar al mercado es sinónimo de defunción.

También hay que hilar muy fino y crear las estructuras oportunas y adecuadas, sin desarrollar mastodontes cuyos costes acaben engullendo el proyecto. ¡Ojo! No confundir con quitar piezas básicas que acaben desinflándolo.

 

Receta mágica

Pensar que hay una receta mágica que garantizará el éxito de nuestra idea es un grave error. Un emprendedor debe ser optimista pero también debe hacer un business plan con rigor, con sus pros y sus contras, analizando el mercado, los clientes, los competidores… para ver que la idea es factible.

Por eso es clave un buen estudio de mercado, que te permita conocer al consumidor y diseñar un acertado Plan de Marketing.

Nadie sabe de todo, por es bueno que conozcas tus capacidades y dividas responsabilidades. Y sé transparente con ellos, tanto en las duras como en las maduras. Como una  idea no es para siempre, es importante prever si nuestro proyecto es susceptible de sufrir un proceso de innovación.

Tampoco te conviene olvidar que no existe un buen proyecto que funcione sin la aportación de los recursos necesarios. Gran cantidad de iniciativas emprendedoras fracasan por no haber calculado con rigor el capital necesario para la puesta en marcha del negocio y  las previsiones financieras a medio y largo plazo. Porque desde que se vende, hasta que se cobra, pasa un tiempo. Años atrás, el sector financiero apoyaba este ciclo. Ahora, no tanto. Y cuando un proyecto está naciendo, este problema es más acusado.

logo

Toni Ballabriga (BBVA): “no siempre las soluciones son de financiación”

BBVA ha lanzado su iniciativa “Yo Soy Empleo”, para ayudar en la creación de empleo entre las pymes y autónomos en España. Su objetivo es alcanzar 10.000 nuevos puestos trabajo. Hemos hablado sobre el tema con Toni Ballabriga, director global de Responsabilidad y Reputación Corporativas de BBVA, que nos ha aclarado algunas dudas:

¿Qué objetivos tiene el programa?

Más allá de las palabras, en BBVA pensamos que el optimismo es necesario pero no es suficiente. Por eso, hacía falta dar un paso más, con medidas concretas. “Yo Soy Empleo” es un programa articulado en tres ejes que se puso en marcha en apenas unos meses y que comprende:

  1. Ayuda financiera directa a las pymes/autónomos que creen empleo: el pequeño empresario o autónomo, en función del tipo de contratación que realice, se beneficiará de: 3.000 euros por contratación de cada persona desempleada en modalidad de contrato indefinido o 1.500 euros por contratación de cada persona desempleada otras modalidades de contrato.
  2. Formación para el crecimiento para 2.000 pymes, autónomos y emprendedores. Ofrecida por escuelas de negocio de referencia en España: ESADE, IE, Deusto e Instituto San Telmo.
  3. Servicio de consultoría para selección de candidatos (en colaboración con Infoempleo) y un punto de encuentro entre oferta/demanda, articulado en la web: www.yosoyempleo.es.

¿Qué cuestiones tienen que tener en cuenta, actualmente, las pymes para no sucumbir ante la crisis?

Hoy en día la internacionalización y la apertura a nuevos mercados es un factor clave de éxito. No tenemos que pensar que la globalidad afecta sólo a las grandes multinacionales. Cualquier pyme debe tener, especialmente hoy en día, una visión de crecimiento internacional y de establecer lazos más allá de nuestro propio mercado.

La innovación es otra nota que marcará la diferencia en tiempos de crisis.

Cuando hemos analizado las pymes que crean empleo en España a pesar de las circunstancias, hemos visto que el factor que lo explica mayormente no es la pertenencia a un sector u otro, sino precisamente esa apertura a nuevos mercados.

 

¿Cuáles son las necesidades más urgentes de financiación que tienen estas empresas?

La crisis nos está mostrando cada vez más una cierta dualidad en el mundo de las pymes. Las que les va bien, crecen o mantienen su actividad y que representan en torno al 40%; y las que tienen dificultades o tienen que reestructurarse o redefinir su modelo.

Cuando las empresas viven dificultades es importantísimo realizar una aproximación a medida  caso a caso. Es preciso entender que no siempre los problemas de las empresas pasan por soluciones de financiación, muchas veces los problemas son estructurales y es preciso abordarlos.

Por otro lado, las necesidades de las empresas en crecimiento pasan tanto por la financiación en fijo como en circulante. Lamentablemente, la demanda de financiación para inversión está siendo todavía muy baja.

¿Qué consejos de actuación le daría a las pymes para potenciar su negocio y conseguir nuevos mercados?

Además de la salida al exterior y la innovación, la formación es un elemento clave, formación para la gestión empresarial. También es muy importante poder intercambiar experiencias y aprendizajes con otras empresas en crecimiento. Por eso entendemos que es tan oportuna la iniciativa vinculada a formación y networking de “Yo Soy Empleo”.

Abierta la inscripción para los Innovact Campus Awards

Con el objetivo de dar valor a los proyectos innovadores de los jóvenes europeos, la Cámara de Comercio e Industria de Reims-Epernay, con el apoyo de la Comisión Europea, ha puesto en marcha la XI edición de los Innovact Campus Awards. Un concurso en el que los proyectos finalistas serán invitados a participar, de manera gratuita, en la 17ª edición del Foro Europeo de la Start-Up Innovadora (Innovact). Se trata de un espacio de encuentro de 2.500 metros cuadrados, que tendrá lugar en Reims (Francia) los días 26 y 27 de marzo de 2013, donde los seleccionados podrán presentar sus proyectos a sus colegas extranjeros, al público en general, a los profesionales, a posibles inversores, y al jurado. Proyectos que pueden estar en diferentes momentos de desarrollo. Así, los hay que ya están en fase de producción, otros lo que buscan es el empujón definitivo para crear su empresa, mientras que también los hay que lo que desean es patentar su innovación o realizar una prototipo. Finalmente, un jurado acaba eligiendo a los tres ganadores que, además de conseguir visibilidad a escala europea, consiguen una dotación financiera de entre 1.500 y 5.000 euros.

Proyectos innovadores

Desde su primera edición, han sido miles las candidaturas presentadas, con una destacada presencia española. Por ejemplo, en la X edición, se recibieron más de 160 candidaturas originarias de 28 países europeos (España contó con la segunda mayor representación, tan solo por detrás de la vecina Francia). De esas 160 candidaturas, 42 llegaron a la final, siendo cuatro españolas (los otros finalistas procedían de Alemania, Francia, Bélgica, Dinamarca, Grecia, Irlanda, Italia, Noruega, Rusia y Suecia). Los sectores con más proyectos fueron los de domótica, sanidad (medicina, aparatos médicos, soluciones terapéuticas), nuevas tecnologías (aplicaciones móviles, redes sociales, videojuegos) y desarrollo sostenible (energías renovables).

Los ganadores fueron VisiónRe, presentado por el irlandés John Kieran O’Callaghan (Cork Institute of Technology), Webshell, del francés Arnault Thibaud (EPITA), y MRS, del italiano Salvatore Modeo (Universidad de Salento). Por lo que respecta a la presencia española, los sectores que contaron con una mayor representación fueron los relacionados con la salud y el medio ambiente. Por ejemplo, Dimas Ávila, de la Universidad de Valencia, presentó el denominado IDSEC, un sistema de vigilancia y de protección a distancia de los recién nacidos en tiempo real. Por otro lado, Manuel Gómez, de la Universidad de Santiago de Compostela, presentó una innovación sanitaria basada en un sistema GPS en 3D en tiempo real para operaciones dentales. Mientras que Adrián Molina, de la selección de emprendedores de la Universidad Politécnica de Cartagena, apostó por las energías renovables. Su iniciativa se basaba en la creación de aire acondicionado a partir de dichas energías, en concreto, utilizando la cáscara de almendra.

Los estudiantes y jóvenes investigadores europeos, de cualquier nacionalidad o disciplina, pueden inscribirse, ya sea a título individual o en equipo en la página web: www.innovact.com. Y deberán enviar el dossier de candidatura a la siguiente dirección: olivia.timone@ica-2013.com. La fecha límite de recepción de candidaturas es el próximo 28 de enero de 2013.

progenika-logo

Progenika, el éxito de la internacionalización médica española

¿Un iburprofeno o un paracetamol? La decisión de tomar uno de esos dos medicamentos para paliar un dolor suele ser de lo más aleatoria: el que se tiene en casa, el más barato, el que decidió aleatoriamente el médico, etc. Pero, ¿qué pasaría si supiéramos que a una persona en concreto le bastaría con una pastilla de Iburprofeno para calmar su dolor, mientras que si toma paracetamol la dosis debería multiplicarse? La decisión cambiaria y mucho. Conocer ese tipo de reacciones previas a los medicamentos para cada individuo está dentro de la disciplina que se conoce como medicina preventiva y gran parte de su éxito se debe las innovaciones de una empresa española que triunfa en todo el mundo, Progenika.

Con una potente combinación de investigación científica y tecnológica, desde el parque empresarial de Zamudio en Vizcaya  Progenika ha conseguido conquistar el mercado internacional con sus chips especializados en el estudio del ADN para el control preventivo de diversas enfermedades. Además del efecto de los medicamentos en un paciente, sus chips también sirven para saber si una persona está predispuesta genéticamente a tener el colesterol alto o para asegurarse de la compatibilidad de la sangre de un donante  con su receptor antes de llevar a cabo una trasfusión.

Sin duda estos éxitos han sido sus mejores “embajadores” para conquistar los mercados internacionales.  Sus productos están presentes en países tan variados como Alemania, Francia, Emiratos Árabes, México, Kubait o EEUU.

Todo comenzó en 2000, cuando el investigador Laureano Simón regresó a Euskadi procedente de la Universidad de Wisconsin para proponer un proyecto de investigación genética. La universidad de Vizcaya y el Gobierno de Vitoria confiaron en él y consiguió fondos suficientes para dedicar los tres primeros años de Progenika a la investigación. De aquellos esfuerzos surgieron las hoy poderosas patentes de Lipochip (para detectar el colesterol hereditario), Pharmachip (que predice la respuesta de los medicamentos) y Bloodchip (para asegurar la compatibilidad de sangre entre donante y receptor). Doce años después, la empresa factura cerca de 200 millones de euros y emplea a más de 150 investigadores.

La calidad e innovación de todos ellos facilitaron sin demasiados esfuerzos su implantación fuera de España, pero todo cambió cuando el objetivo fue conquistar, nada menos que la cuna de la investigación científica: EEUU y en concreto el Instituto Técnico de Massachusetts, en Boston. Fue en ese momento cuando los directivos de Progenika se dieron cuenta que las reglas que aplicaban en Europa no funcionaban. Según explica su CEO, Antonio Martínez, en un documental difundido por el ICEX, en esa experiencia descubrieron dos grandes lecciones:

1. No es posible conquistar Estados Unidos desde España. “Hay que estar allí”, asegura, para comprender y manejar con exactitud los requerimientos burocráticos. Conseguir que la poderosa FDA apruebe los productos médicos no tiene nada que ver con el proceso que se sigue en Europa.

2. Hay que adaptar al producto al mercado que se quiere conquistar. “Pensamos que como nuestros chips habían triunfado en Europa lo iban a hacer también allí. Hasta que descubrimos que la medicina preventiva no tiene cabida en el mundo de los seguros privados”, comenta.  Su estrategia pasó por readaptar el enfoque de sus productos.  Para ello se buscaron los mejores socios locales: hospitales e investigadores con capacidad de prescripción a través de la publicación de artículos en revistas especializadas. ¿El resultado? Todo un éxito, con una inversión inicial de 6,5 millones en 2006, cerraron 2011 con una facturación de un millón de euros, en un mercado que supone más del 50% de todo el negocio genético mundial.

financiación2

ICO, CERSA y CESGAR impulsan la financiación de autónomos y empresas

El Instituto de Crédito Oficial (ICO), la Compañía Española de Reafianzamiento (CERSA), y la Confederación Española de Sociedades de Garantía Recíproca (CESGAR) han suscrito un acuerdo con el fin de impulsar y mejorar el acceso a la financiación de autónomos y empresas. Y lo harán a través de la Línea ICO Garantía SGR. ¿Importe inicial? 1.000 millones de euros que se comercializará a través de las entidades de crédito que se adhieran a la misma.

Hasta el 100% de la operación

Las SGR avalarán el 100% de la operación para los préstamos de emprendedores, inversión e internacionalización. En el caso de las solicitudes para liquidez, el aval podrá cubrir el 100% o el 50% de la operación. Asimismo, las SGR serán las encargadas del análisis y estudio de las operaciones, junto con las entidades de crédito. La colaboración de todas las entidades permitirá a autónomos y empresas acceder a la financiación que soliciten al contar con el aval de una SGR.

El programa cuenta con cuatro tramos divididos en función de la finalidad de la financiación: inversión, internacionalización, emprendedores o liquidez. Los tres primeros tramos están destinados a financiar inversiones y el de liquidez a cubrir necesidades de financiación de capital circulante. El importe máximo para las operaciones avaladas al 100% por la SGR será de hasta un millón de euros por cliente y para las operaciones avaladas al 50% este importe será de 60.000 euros.

En el marco de este acuerdo, CERSA podrá reavalar las operaciones que hayan sido garantizadas por las SGR, con el objetivo de reforzar su capacidad financiera, priorizando la innovación y la actividad emprendedora. Esta actuación se materializa con la colaboración del Fondo Europeo de Inversiones, en el marco del programa comunitario CIP 2007-2013. Por su parte, CESGAR fomentará la utilización de la Línea ICO Garantía SGR entre sus asociados y canalizará las necesidades y requerimientos de financiación que le sean trasladados por sus asociados

avalmadrid_logo1

Avalmadrid apoya a las pymes con Líneas Financieras Bonificadas

Avalmadrid, la Sociedad de Garantía Recíproca adscrita a la Comunidad de Madrid, va a incentivar la inversión de las pymes de dicha comunidad a través de Líneas Financieras Bonificadas. Gracias a las mismas, el empresario conseguirá un ahorro considerable en el coste financiero al existir una bonificación de un punto en el tipo de interés nominal. Asimismo se bonifica la comisión de apertura de la entidad de crédito, el coste de aval y la comisión de estudio. Así, por ejemplo, en una operación media de 100.000 euros a siete años, el empresario se puede ahorrar un 11% en el coste financiero de la operación.

 

Modernización y competitividad

Cinco son las principales Líneas Financieras Bonificadas cuyo fin es promover la modernización y la competitividad de las pymes madrileñas con una financiación preferente en coste y plazo. El Plan Renove de Maquinaria Industrial, por ejemplo, financia inversiones en maquinaria u otros equipos productivos, equipamiento informático vinculado al proceso productivo e instalaciones vinculadas a dicha maquinaria, que utilicen tecnologías de alta eficiencia o la mejor tecnología disponible con el objetivo de reducir el consumo energético y las emisiones de dióxido de carbono. También se contemplan inversiones correspondientes a proyectos y actuaciones de carácter medioambiental, de prevención de riesgos laborales, mejora de la seguridad en las instalaciones…

Otra línea está encaminada al fomento de proyectos de innovación, con especial atención a los sectores aeroespacial, biotecnología y TIC´s, para financiar inversiones en maquinaria y bienes de equipo, instalaciones vinculadas a las inversiones, la implantación de nuevos procesos productivos que supongan una mejora tecnológica cualitativa y apreciable o inversiones en I+D+i.

El Plan de Modernización y Promoción del Comercio, por su parte, tiene como objetivo la  financiación del equipamiento comercial, de maquinaria y útiles de producción, la realización de inversiones en activo fijo y el activo circulante vinculado a las realización de estas inversiones. Al mismo pueden acceder tanto pymes comerciales como de hostelería, de servicios vinculados al comercio, farmacias, gimnasios, pymes de artesanía y empresarios individuales.

Mientras que la Línea de apoyo al sector turístico está dirigida a las pymes que se dediquen al alojamiento (hoteles, pensiones, apartamentos…), la restauración (restaurantes, cafeterías y bares) y la intermediación (agencias de viajes).

Por último, y para aquellas pymes que no puedan acogerse a las líneas ya mencionadas, se ha desarrollado el Plan para el fomento de la inversión productiva.

crowdfunding concept

Crowdfunding: otra forma de financiación para tus proyectos

Actualmente conseguir financiación para un nuevo proyecto de una entidad bancaria es complicado. Pero detrás del panorama de la estructura financiera tradicional está asomando un rayo de esperanza: se llama crowdfunding.

Tal vez la palabra le puede sonar extraña, pero seguro que el funcionamiento le resulta de lo más familiar a cualquier empresario. No hay emprendedor que en sus comienzos no hiciera una primera ronda de captación de recursos entre familiares y amigos. Eso que los libros de gestión empresarial llaman las tres F (Fools (locos), Friends (amigos), and Family (familia)). El éxito de aquella recolección dependía del número de amigos y de la posición financiera de los mismos. Digamos que el crowdfunding enfoca ese ejercicio en los fools, los locos. Esos que, aunque parezca imposible en plena crisis, tienen dinero y ganas de invertir en proyectos que les motiven. Gracias a Internet y las redes sociales los empresarios ávidos de captar financiación pueden localizar a esos locos interesados en dársela. Eso sí, todo a pequeña escala.

Diversas plataformas de Internet permiten colocar, a modo de escaparate virtual, el proyecto que busca financiación y definir la compensación en función de la cantidad aportada. La película El Cosmonauta se ha hecho famosa por utilizar este sistema para financiarse. Quienes aportaban dinero se llevaban desde una entrada para ir a verla en el cine, hasta una aparición estelar, pasando por la presencia en los títulos de crédito. Desde entonces, mucha gente identifica el crowdfunding con las clásicas donaciones a proyectos culturales o con el, aún más clásico, concepto de mecenazgo.

Algo tiene de ambos, pero hay un gran diferencia frente a ellos, la financiación del proyecto no se concentra en un gran potentado sino que se reparte en muchos “donantes” que aportan sus “granitos de arena” del tamaño que sus finanzas lo permitan. El modelo se ha puesto muy de moda en el mundo de la cultura, pero también tiene un fuerte arraigo en el de las pymes. Por supuesto es una estupenda idea para las Start up, pero empresas consolidadas, como la editora de libros Bubok, han valorado este modelo de financiación para su expansión internacional.

El atractivo del modelo en España está abalado por la explosión de plataformas on line. Desde las decanas como Fandyu.com o Lanzanos.com a las más especializadas en temas culturales como Partizipa.com yVerkami.com);  en España. Parten de modelos internacionales como CrowdCube.com, centrada sólo en la financiación de proyectos empresariales. El secreto de su éxito se basa en la transparencia. No se trata de pedir por pedir. Quienes pretenden captar dinero a través de este sistema deben definir con exactitud su proyecto, la cantidad de dinero que quieren, para qué se va a utilizar y se marcan un tiempo máximo para conseguir el objetivo. En plataformas como Lanzanos.com aseguran que si pasado ese tiempo no se ha conseguido toda la financiación, las aportaciones realizadas son devueltas a sus dueños. Es decir, o se consigue toda la financiación o no se consigue nada.

Por supuesto el modelo tiene sus detractores, pero de eso hablaremos en otra ocasión.

logoalahuertadelaesquinapeq

De la huerta a la mesa, pasando por Internet

Que Internet se haya convertido en un espacio donde un buen número de emprendedores han conseguido que todos compremos música, películas, tecnología, vuelos y hasta viajes a la Patagonia no sorprende a casi nadie. Pero lo que sí llama la atención es que también sea una plataforma válida para otorgar una segunda juventud a negocios tan tradicionales y deficitarios como la agricultura o la ganadería. ¿Exagerado? Para nada. La red se está poblando de tiendas virtuales que venden carne, tomates, lentejas y hasta huevos, lo que permite a los trabajadores del campo encontrar una salida digna a la dictadura de los intermediarios, que marcaban unos precios de origen con los que muy pocos agricultores podían cubrir costes. En otras palabras: se ha pasado de tirar y regalar los tomates frente al ministerio de Agricultura a poder vivir de su trabajo.

De la dureza del campo, saben mucho en la empresa A la huerta de la esquina. “Cuesta mucho producir los alimentos y es una pena ver que los productores los tiran a la basura. Así que, apoyándonos en la tecnología, vimos que podíamos hacer algo beneficioso para todos”, explica Manuel Ortega, uno de los fundadores de esta tienda online. Con sede en Villa del Prado (Madrid), esta pyme es mucho más que una página de comercio electrónico. “Cierto es que vendemos alimentos a través de la web y que eso nos podría dar la idea de que también somos intermediarios. Pero no es así, ya que aquí el agricultor o ganadero también es socio de la empresa”, añade Ortega. Esta extraña característica implica que el productor sea quien fija los precios a los que se venderán los alimentos. “Los tres fundadores, que no venimos del campo sino de campos como la tecnología y el marketing, solo intervenimos cuando vemos que el precio deja de ser competitivo”, explica Ortega.

Mucha más que una simple tienda online

Con solo un año de vida, esta huerta virtual ya ha convencido a 25 productores, con lo que ha pasado de comercializar solo frutas y hortalizas a incluir también carne, leche, huevos, etc. “Vendemos a toda España y ahora el reto es incluir un apartado de productos ecológicos y desarrollar una aplicación para que se pueda hacer la compra desde el teléfono móvil”, concluye Ortega. Mientras eso llega, A la huerta de la esquina se sigue posicionando como una variante más a la tradicional cesta de la compra del supermercado. Y es que su principal ventaja es la garantía de procedencia de los productos, algo que queda muy claro a la hora de hacer la compra. “Es importante poner toda la información en la página, ya que la idea fundamental es fomentar el diálogo con el cliente y que vengan a ver las fincas donde se produce lo que luego llega a la mesa”, explica Ortega.

Ejemplos como éste demuestran que Internet se ha convertido en un océano de oportunidades donde cualquiera con buenas ideas puede revivir negocios, o crearlos de la nada. Para lograrlo, no se requiere de inversiones millonarias, ya que la gran ventaja de utilizar la web y las nuevas tecnologías como pista de despegue es justamente el bajo coste.