Entradas

uae

Emiratos Árabes: un mercado lleno de necesidades por cubrir

Algunos países cuentan con una gran riqueza pero también tienen muchas necesidades. Uno de ellos es Emiratos Árabes Unidos, un país muy interesante para las pymes españolas por las oportunidades comerciales que ofrece. Se trata de una zona que lidera el desarrollo económico de los países del Golfo a través de proyectos impresionantes y que se ha convertido en un centro neurálgico de negocios y del turismo mundial.

Además, es uno de los puntos estratégicos para la reexportación en el área de Oriente Próximo, una circunstancia que es aprovechada por muchas empresas para abrirse paso en el mercado de los países del Golfo. Por si fuera poco, la logística y los ágiles medios de pago con que cuenta potencian su carácter de plataforma de mercado hacia sus países vecinos; disfruta de una ubicación estratégica, buenas conexiones marítimas y aéreas, eficiencia de sus puertos y aeropuertos, bajos costes de almacenamiento y zonas francas.

La economía de Emiratos Árabes Unidos (EAU) es principalmente dependiente de los hidrocarburos. Actualmente, es el cuarto productor mundial de petróleo en la OPEC, contando con unas reservas estimadas en 98 millones de barriles (el 10% de las reservas mundiales). Sin embargo, apenas hay producción de otro tipo, por lo que se necesita importar casi todo.

Pues bien, en este contexto, ¿cuáles son las pymes españolas con más futuro allí? Según un informe del Instituto Valenciano de la Exportación, en primer lugar las que se dedican a sectores como infraestructuras, renovables o telecomunicaciones podrán encontrar las mejores opciones de negocio. Pero también las que operan en ámbitos como el medio ambiente, la biotecnología, las ciencias de la salud, las TIC, la aeronáutica, la alimentación, el textil-moda, y el tratamiento de aguas y desalinización.

Existen diferentes oportunidades, principalmente para los siguientes productos: materiales de construcción (cerámica, mármol y piedras naturales, pigmentos y esmaltes…); bienes de consumo (moda, cosméticos…); muebles; alimentos; maquinaria y equipo de transporte; productos químicos; artículos relacionados con las principales industrias: petróleo y productos petroquímicos, pesca, aluminio, cemento, fertilizantes, reparación y construcción de barcos o artesanías y textiles.

Y es que a pesar de los esfuerzos en la diversificación económica, alrededor de 30% del PIB de la zona sigue basado directamente en la producción de petróleo y gas, por lo que no queda demasiado margen de actuación para elaborar otros productos, que consecuentemente necesitan importar. Además, las perspectivas de negocio en el futuro serán todavía mayores para las pymes españolas gracias al aumento en los intercambios comerciales con la Unión Europea, a través de la negociación ya en marcha de un tratado de libre comercio con los países del Golfo.

bafd

El Banco Africano de Desarrollo, una fuente de financiación por descubrir

La financiación es uno de los mayores problemas con que se encuentra una empresa a la hora de abordar su expansión internacional. Pero esto no quiere decir que no exista. Lo que sucede, en muchas ocasiones, es que no se encuentra porque no se busca correctamente.

Entre los principales ejemplos de ello se encuentra el Banco Africano de Desarrollo (BAfD), una de las instituciones multilaterales más desconocidas para las empresas españolas que, sin embargo, ofrece importantes oportunidades a través de diferentes instrumentos en 53 países africanos. Y, atención, en estos países las previsiones de crecimiento eran de un 4,5% para 2012 y son de un 4,8% para 2013, por lo que vale la pena intentar vender en ellos.

Hay que tener en cuenta que el mercado africano es una interesante alternativa a los mercados latinoamericano y asiático y muchas pymes españolas ya apuestan por él. Por eso, acercarles las oportunidades de negocio de estos 53 países africanos en los que opera el BAfD y conocer su funcionamiento puede solucionar los problemas de financiación de muchas empresas que quieran expandir su negocio por el continente vecino. Conscientes de ello, algunas cámaras de comercio de nuestro país ya han organizado cursos dirigidos a las compañías que inician su aproximación a este banco en sectores como consultoría, ingeniería, infraestructuras, energía, medioambiente, sector privado, sector público y formación.

Pero el Banco Africano de Desarrollo no es únicamente una fórmula de financiación, sino también una fuente de negocio. En 2011 aprobó 184 operaciones por valor de 6.634 millones de euros, en sectores como infraestructuras (38,1%), finanzas (19,4%), social (10,95%) y sector privado (15,35%), una estrategia que (pendiente del cierre de las cifras) continuó en 2012. Pero es que ahora, en 2013, ya ha anunciado que va a sacar concursos públicos por valor de 850 millones de euros.

Las licitaciones, destinadas a la mejora del abastecimiento de agua y el saneamiento, se van a ejecutar en 12 países de África y en cada país se desarrollarán 12 proyectos en esta materia. No hay que olvidar que esta entidad, cuya finalidad es promover el desarrollo sostenible del continente, recibe aportaciones de los 53 países de África y de 25 europeos, americanos y asiáticos.

(En la imagen aparecen los miembros del BAfD en verde, los del FAfD en azul y los no africanos en rojo)

África Subsahariana necesita empresas de todos los sectores

Los países de África Subsahariana constituyen un gran mercado próximo a 900 millones de habitantes que necesita empresas y emprendedores de todos los sectores y actividades. Allí las pymes españolas pueden conseguir buenos negocios. Y es que la zona ha registrado otro año de crecimiento destacado y se ha configurado como una de las regiones menos afectadas ante la situación mundial, debido a su reducida vinculación financiera con Europa y la diversificación de sus exportaciones hacia mercados emergentes de rápido crecimiento.

Por si fuera poco, en 2012 y 2013 la región volverá a crecer más del 5% y durante el actual ejercicio algunos de sus países habrán experimentado uno de los mayores dinamismos del mundo. Serán Angola (9,7%), Ghana (8,8%), Costa de Marfil (8,1%) y Nigeria (7,1%), según el Fondo Monetario Internacional.

El Instituto Valenciano de la Exportación ha publicado un estudio donde muestra las oportunidades que existen para las empresas que se animen a invertir en África Subsahariana y determinan los sectores más atractivos en estos momentos. Son, fundamentalmente, la agroindustria, la construcción, la infraestructura y el turismo. Y cita como países con perspectivas más positivas Angola, Ghana, Nigeria, Sudáfrica y Guinea Ecuatorial. La mayoría de ellos está privatizando los seguros, la banca y los servicios de todo tipo, como el sistema eléctrico.

Veamos algunos datos que pueden favorecer la presencia de empresas españolas de diversos sectores económicos en la zona. Por ejemplo, la OCDE estima que un agricultor de África Subsahariana tendrá que alimentar a 2,25 personas, frente a 1,75 en la actualidad y habrá menos posibilidades de ampliar las áreas cultivadas que en el pasado. Por otra parte, la construcción de carreteras, viviendas e infraestructura en todo el continente crecerá en más de un 9% en los próximos diez años dada la necesidad de las nuevas economías emergentes africanas (la media de carreteras pavimentadas es del 12%, mucho menor que la media mundial del 36%).

En automoción y componentes también existen interesantes oportunidades debido al mal estado de las carreteras, el gran mercado de segunda mano y la falta de industria local. Mientras que en el sector hidroeléctrico, existe un proyecto que pretende aprovechar la fuerza del Río Congo para proveer de agua a la zona más meridional de África. Por otra parte, en medioambiente y energía hay ya diferentes empresas españolas desarrollando actuaciones.

Para las empresas de telecomunicaciones también hay buenas oportunidades. Como prueba un dato: según un estudio realizado por la consultora Ernst&Young este sector ha experimentado un crecimiento en el continente del 49,3% desde el año 2002, frente al 27,4% del mercado asiático.

Una Cumbre Iberoamericana muy fructífera para las PyMEs españolas

La Cumbre Iberoamericana que acaba de celebrarse en nuestro país ha puesto en valor a las pymes y puede convertirse en un espaldarazo que anime a las pequeñas y medianas empresas españolas a cruzar el ‘charco’, por si alguna todavía albergaba dudas. Todos los dirigentes políticos que se reunieron en Cádiz son conscientes de que si en la pasada década aterrizaron las grandes empresas españolas en América Latina, en la actual lo hará un gran número de pymes, que podrán participar en el desarrollo de múltiples infraestructuras.

Por de pronto, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) adoptará un papel activo para apoyar a las pymes iberoamericanas a internacionalizarse y crear empleo, como dijo su presidente, Luis Alberto Moreno, en una entrevista con Efe. Según explicó, las pymes tienen un potente valor en el sector de infraestructuras y el BID puede apoyar a favorecer su implantación. Citó, por ejemplo, que América Latina tiene un déficit de viviendas de interés social cifrado en 52 millones y es un sector en el que apuntó que España tiene mucha capacitación.

El BID ofrecerá 70 millones de dólares a bancos comerciales que quieren ampliar sus líneas de financiamiento para que las pymes puedan exportar o invertir en el exterior. También tendrá 350 millones de dólares disponibles para garantías por medio de bancos locales, para las empresas que participen en licitaciones internacionales para la prestación de servicios.

La Cumbre de Cádiz se ha volcado en ensalzar el papel que las pequeñas empresas pueden tener en la nueva relación iberoamericana tras una era en la que los intercambios pasaban solo por las grandes firmas. Incluso, el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, ha asegurado que “la de Cádiz será recordada como la Cumbre Iberoamericana de las Pymes”, por el apoyo que los gobiernos han prestado a este segmento.

Y de las palabras se pasó a los acuerdos. Se fijaron objetivos como mejorar el acceso al crédito y a los servicios financieros, incluso a través de alianzas público-privadas, con el fin de incrementar su productividad, su competitividad, y su internacionalización. Además, se decidió apoyar y facilitar la creación de nuevas empresas, públicas, mixtas o privadas, así como fortalecer las alianzas estratégicas y extender la financiación y certificación de normas de calidad.

Según el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, “América Latina ofrece enormes oportunidades a España”, país que, según dijo, tiene empresas muy competentes y que pueden asociarse con latinoamericanas, porque “nos entendemos bien” los españoles y los latinoamericanos. En definitiva, una cumbre muy fructífera para las pymes españolas que tienen ahora más cercano el camino hacia los países iberoamericanos.

Fuente imagen: CumbreIberoamericana

Los países en conflicto también ofrecen oportunidades de negocio

Durante la guerra de 2006 entre Hezbollah e Israel muchas infraestructuras de generación de energía y buena parte de las casas del sur de Líbano fueron destruidas. Ahora, gracias a la contribución de España, el primer proyecto para calentar con energía solar los hospitales y las escuelas de Líbano ha sido posible. Es sólo un ejemplo de cómo algunos países inmersos tradicionalmente en conflictos también pueden ofrecer buenas oportunidades de negocio para nuestras empresas.

Ahora mismo, con fondos españoles se está abordando un programa de desarrollo de energías renovables a través del proyecto Cedro. Además, la empresa pública Tragsa ha ejecutado un proyecto de descontaminación de fondos marinos y un estudio para la creación de un vertedero público, por un importe total de un millón de dólares.

El actual crecimiento económico del Líbano y sus necesidades de reconstrucción están generando una fuerte demanda de materiales de construcción y maquinaria de obras públicas. Según un informe que acaba de realizar el ICEX, este país ofrece interesantes oportunidades de negocios, sobre todo en el sector público, si se mantiene la frágil estabilidad política y se desarrolla la legislación sobre privatización y asociación entre los sectores público y privado.

La mejora de los deficitarios servicios en infraestructuras (transporte, telecomunicaciones, energía y agua) implica la ejecución de grandes proyectos de obras públicas. El Líbano ofrece también un mercado prometedor en otros sectores, dentro de su pequeña escala. La reconstrucción material de las ciudades demanda elevados suministros de materiales de construcción.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que el país cuenta con un mercado enormemente consumista y marquista, por lo que es susceptible de responder especialmente a campañas de promoción de bienes de consumo duradero, como ya lo hace ante la publicidad por carteles y radio de artículos de moda y productos alimenticios, destinados tanto a la población local como a los turistas de los países del Golfo y de la diáspora libanesa.

El estudio del ICEX afirma en que si el Gobierno aprueba finalmente los proyectos de ley pendientes en el Parlamento y mejora el marco regulador, podrían abrirse buenas oportunidades de inversión pública en los sectores de infraestructura (transporte, telecomunicaciones, energía –generación y distribución de electricidad- y agua).

Las autoridades libanesas han manifestado su confianza en las empresas españolas de obras públicas y energías renovables, de las que esperan su colaboración para ejecutar proyectos de construcción de presas y trasladar al Líbano su experiencia en la producción de energías solar y eólica. En cuanto al sector privado cabe señalar las oportunidades de inversión en forma de franquicias en los sectores de moda y restauración por la abundancia de centros comerciales y de ocio existentes o en construcción, sobre todo en el área metropolitana del Gran Beirut.

El mejor momento para invertir en la India

Ya sabíamos que la India ofrece importantes oportunidades de negocio para las empresas españolas, pero de lo que ahora también estamos seguros es que el actual puede ser el momento más adecuado para lanzarse a invertir en este país. El Rey Juan Carlos I, acompañado de varios ministros, acaba de realizar una visita allí con el fin de abrir posibilidades de negocio para las empresas españolas. Y es que, como han reconocido sus propias autoridades, la India está “sedienta” de infraestructuras y ofrece grandes oportunidades de colaboración con empresas españolas en ámbitos como la energía, las carreteras o los ferrocarriles, sectores en los que consideran a España líder, lo mismo que en energías renovables.

Algunos expertos aseguran que en los próximos 20 años la India va a absorber el 25% del presupuesto de construcción de nuevas infraestructuras del mundo. Y afirman que la inversión anual en defensa va a pasar de los 3.000 millones de dólares actuales a cerca de 30.000 millones en 2015. Además, no hay que olvidar que se trata del segundo país más poblado del mundo y que, aunque todavía cuenta con 700 millones de pobres, también tiene 350 millones de ciudadanos que podríamos llamar de clase media, con cierto poder de compra, y 40 millones de ricos o clase alta. Es una nación en transformación y como tal representa una gran oportunidad comercial para las empresas españolas de sectores como la construcción, las infraestructuras, las energías, el tratamiento de aguas o los sistemas de control.

Por si todo lo anterior fuera poco, el mercado indio prevé un crecimiento del 6,5% en 2012 y el Gobierno de este país se ha marcado como objetivo en su próximo plan quinquenal invertir un billón de dólares en infraestructuras para dar un salto en el desarrollo, pero para ello requerirá un crecimiento económico mayor y la colaboración de la empresa privada. En el país ya están implantadas unas 150 empresas españolas, en sectores como las infraestructuras, energías renovables, tratamiento de aguas y residuos urbanos, tecnologías verdes o ferrocarriles. Tampoco va mal el comercio bilateral entre España y la India, que fue de unos 5.840 millones de euros en 2011, lo que supone un 18% más que en el anterior, mientras que la inversión directa española fue de 1.300 millones, según datos oficiales indios.

También está aumentando la demanda de empresas de seguridad electrónica y vigilancia a medida que se refuerza la seguridad para evitar ataques terroristas y otras amenazas. Concretamente, el mercado de la seguridad electrónica se ve propulsado por la necesidad de seguridad nacional para proteger las fronteras, las zonas costeras y las infraestructuras críticas como aeropuertos y edificios gubernamentales.

india flag

Internacionalización de empresas españolas en la India

Entre los próximos días 21 y 23 de octubre, el ICEX organiza en Nueva Delhi unas jornadas de partenariado multilateral. El motivo no es otro que la gran oportunidad que ofrece este país que, durante los últimos diez años, ha venido creciendo a unas tasas medias del 8,5%. Se estima que el país, el más poblado del mundo después de China, se expandirá un 6% anualmente desde 2012 a 2050.

En la actualidad, el país está llevando a cabo una serie de programas relacionados, sobre todo, con la mejora y ampliación de las infraestructuras del transporte y de la energía. Oportunidades que son especialmente interesantes en productos y servicios con un mayor valor añadido, como los servicios de consultoría e ingeniería.

Plan Quinquenal

El denominado 12º Plan Quinquenal (2012.2017) tiene entre sus prioridades multiplicar por dos la inversión total en infraestructuras a lo largo de los próximos cinco años, para alcanzar algo menos de un billón americano (o un trillón europeo) de dólares. Asimismo, prevé que el porcentaje de financiación privada pase del 35% al 50%.

Respecto a las infraestructuras de transporte, y según el citado plan, habrá cerca de 144.000 millones de inversión en carreteras, tanto estatales como centrales. Se espera que la financiación sea en un 72% de procedencia pública y el restante 28% de inversores privados. Las carreteras en la India soportan el 65% del tráfico de mercancías y el 85% del tráfico de pasajeros. El principal problema es que el pavimento está muy deteriorado. Un hecho a destacar el que existe una exención del 100% en el Impuesto de Sociedades durante cinco años y del 30% otros cinco años más.

Por lo que respecta a los ferrocarriles, el plan quinquenal prevé una inversión de 110.000 millones de euros, del que un 8% se espera que tenga como procedencia el sector privado. India cuenta con la tercera mayor red de ferrocarriles a nivel mundial, y está incrementado a buen ritmo el tráfico de mercancías. Además, los diferentes subsectores (material, equipos, ingeniería, construcción de servicios ferroviarios…) se presentan como una atractiva oportunidad para la empresa española, que puede llevar a cabo joint ventures con empresas locales.

 

Puertos y aeropuertos

India tiene necesidades apremiantes de mejorar sus infraestructuras portuarias e incrementar su capacidad. Para ellos, el plan quinquenal tiene previsto aumentar su capacidad portuaria desde los 1.250 millones de toneladas anuales hasta los 2.700 millones. Para ello, la inversión prevista es de unos 26.000 millones de euros, de los que el 86% se espera que provenga del capital privado. Otra ventaja es que, en el plano legislativo, se permite una participación extranjera del 100% sin intervención del Gobierno, y 10 años de exención de impuestos.

Finalmente, las infraestructuras aeroportuarias están muy anticuadas y poco desarrolladas. El número de aeropuertos, comparados con otros países en desarrollo, es muy bajo. Por eso, las inversiones esperadas para el periodo 2012-2017 aumentarán un 60% respecto al plan quinquenal anterior, pasando de 6.200 millones de euros a 10.000 millones de euros. Y se espera que el capital privado alcance el 75% del total de las inversiones.

euro2012

La Eurocopa resalta el atractivo inversor de Polonia

Entre partido y partido, a la espera de los penaltis, enjugando la derrota o saboreando el triunfo de sus equipos en la última Eurocopa,  empresarios, políticos y economistas han reparado en que el país coorganizador, Polonia, tenía mucho más que ofrecer además del fútbol. Aunque no era ningún secreto, el evento deportivo ha servido para que organismos públicos y privados recuerden a las empresas exportadoras que Polonia es el país con mayores perspectivas de crecimiento en la próxima década.

Su economía es prácticamente ajena a la crisis del continente del que forma parte. Sus costes laborales son muy bajos, alrededor de 2,9 dólares estadounidenses, frente a los 7,7% de la República Checa o los casi 29 de Alemania.  Por supuesto, los chinos son inferiores, pero la atractiva cualificación de la mano de obra de polaca le permite incluso competir en este punto con el gigante asiático. Además, tiene una situación geográfica estratégica para los inversores de fuera de la Unión Europa, sobre todo para los americanos, ya que no sólo es una buena plataforma para desarrolla negocios en Europa sino también un puente perfecto para entrar en otros mercados interesantes como Rusia o Ucrania.

Además, como si se tratara de aquella España de principios de los años 90 del siglo pasado, la lluvia de fondos comunitarios ha puesto en marcha la maquinaria del desarrollo. Entre 2007  y 2013, el país coanfitrión de la última Eurocopa tiene concedidas ayuda europeas por valor de 67.300 millones de euros. Como no podía ser de otra forma en un país organizador de un evento deportivo, el capítulo prioritario al que se están destinando estos fondos es el de infraestructuras, pero como habrán comprobado quienes hayan asistido en directo a alguno de los partidos de la selección: todavía queda mucho por hacer. Como también queda por hacer en los sectores de medioambiente, nuevas tecnologías e innovación. Lo que es lo mismo que decir en todos los sectores, ya que bajo estos capítulos se pueden desarrollar infinitas posibilidades de negocio.

Un informe del Instituto de Comercio Exterior (ICEX),también identifica como sectores prioritarios para inversión extranjera en Polonia, las energías alternativas y el ferrocarril, entre otros. Las primeras porque el país tiene el reto de reducir las emisiones de CO2 en un 15% hasta 2020 y para ello debe realizar una potente apuesta por las energías alternativas. De todas ellas, la solar es la que en la actualidad tiene menos desarrollo, la agencia polaca de Inversión (Paliltz) prevé un crecimiento anual de células fotovoltaicas del 33% hasta ese año. Por otro lado, entre  2011 y 2020 están previstos proyectos de actualización de las líneas ferroviarias tradicionales y de alta velocidad con inversiones estimadas en torno a los 13.000 millones de euros.

Las grandes empresas españolas  llevan años tomando posiciones. Sólo durante el primer trimestre de este año la inversión bruta de capital español en Polonia creció un 378.9%, según los datos de la Secretaría de Estado de Comercio, liderada por la compra por parte de Banco Santander de la tercera entidad financiera del país, Bank Zachodni, por 3.000 millones de euros. Más allá de la banca, todas las grandes constructoras ( y muchas medianas) están ya presentes en el país, al igual que marcas de gran consumo tan variadas como Inditex, Telepizza o Pescanova.

puente

La energía y las obras civiles,oportunidades de internacionalización en mercados emergentes

A pesar de la difícil situación en España, todavía quedan muchísimas empresas de construcción que no han echado el cierre y que mantienen una buena salud gracias a que están aumentando su negocio fuera de nuestras fronteras. En uno de los últimos post señalábamos como la internacionalización se ha convertido en una de las mejores salidas para las empresas de materiales de construcción, ventanas, cerramientos acristalados y piedra natural porque las exportaciones están aumentando en casi todos los sectores y han pasado a ser el capítulo más positivo para estas industrias. Pues bien, ahora un nuevo estudio confirma que las pymes dedicadas a la construcción y, sobre todo, las que trabajan en el sector de las infraestructuras pueden encontrar grandes oportunidades en los mercados emergentes y, específicamente, en el ámbito energético.

Y es que, a medida que las principales áreas urbanas se extienden con una población en constante crecimiento, la necesidad de infraestructuras también registra un importante crecimiento. Y esta situación supone una prueba para el sector de la ingeniería y de la construcción a la hora de ofrecer soluciones eficientes. Así lo pone de manifiesto un estudio de la consultora KPMG titulado “Las grandes oportunidades globales del sector de las infraestructuras”, elaborado a partir de entrevistas realizadas a directivos de empresas de ingeniería y construcción de 27 países de todo el mundo,

Algo más del 40% de los directivos entrevistados prevé que el sector energético ofrecerá la mayor oportunidad de ingresos durante los próximos 12 meses. En segundo lugar se encuentran las obras civiles (puentes y carreteras) y según el 24% las vinculadas con el ámbito residencial, seguidas por las obras ferroviarias y mineras. Un directivo de la consultora explica que la demanda de firmas y empresas con habilidades específicas del sector de la ingeniería y la construcción crecerá a medida que los proyectos de energía proliferen en todo el mundo. Así, debería ser una importante fuente de ingresos para el sector en su conjunto.

El 49% de los participantes en el estudio espera que sus carteras de pedidos crezcan del 5 al 15% durante el próximo año. Y el 57% afirma que sus ingresos en 2011 se han incrementado respecto a los de 2010, siendo la región de Asia-Pacífico la que ha experimentado un mayor crecimiento (72%), seguida por la región de Europa Oriente Medio y África-EMEA- (53%) y América (41%).

Algunos ejemplos de países emergentes con buenas perspectivas para las empresas españolas podrían ser China, Brasil o India. En China, su política energética prevé el desarrollo de equipos de generación, redes de transporte inteligentes y de alta capacidad, etc. En Brasil la energía solar representa un mercado todavía joven e incipiente, pero con un futuro muy prometedor. Mientras que en India existe un movimiento creciente por parte de empresas españolas y donde cada vez más compañías están participando activamente, por ejemplo, en infraestructuras relacionadas con energía solar. Algunas lo han hecho creando una filial en el país o joint ventures con firmas locales, según se desprende de un informe de la  Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Nueva Delhi.

india

La India, uno de los países con más oportunidades de negocio

La India es un poder mundial emergente con unas posibilidades de desarrollo enormes y que necesita todo tipo de infraestructuras y equipamientos. Eso sí, ¡cuidado! las empresas españolas tienen que ser pacientes a la hora de entrar en ese mercado, según explicó recientemente el nuevo Embajador de España en la India, Gustavo de Arístegui en un desayuno organizado por Norman Broadbent, firma de búsqueda y desarrollo de directivos.

Según De Arístegui, se estima que en los próximos 20 años la India va a absorber el 25% del presupuesto de construcción de nuevas infraestructuras del mundo; y en el segmento de la defensa, su presupuesto anual va a pasar de los 3.000 millones de dólares actuales a cerca de 30.000 millones en 2015.

Sin duda, las pymes españolas tienen aquí un lugar muy interesante para encontrar nuevas oportunidades de negocio. Es el segundo país más poblado del mundo, donde viven 700 millones de personas sin recursos, pero también 350 millones de personas asimilables a clase media con cierto poder de compra y 40 millones de ricos o clase alta. Es una nación en transformación y como tal representa una gran oportunidad comercial para las empresas españolas que son punteras en sectores como construcción, infraestructuras, energías, tratamiento de aguas, o sistemas de control. “No en vano, la India es casi un continente en sí misma y cuenta con una diversidad social, económica, cultural y religiosa enorme”, según Arístegui.

Eso sí, el que quiera entrar en la India debe tener en cuenta sus características. Por ejemplo, allí conviven distintas religiones; la hindú es dominante pero la musulmana es seguida por 200 millones de personas, lo que convierte al país en el segundo con más fieles de este credo del mundo, sólo superado por Indonesia. Al mismo tiempo, se hablan 50 lenguas distintas y cientos de dialectos. La sociedad civil dispone de un grado de preparación y cualificación de primer nivel. En definitiva, se trata de una sociedad civil abierta, eficiente, multilingüe y bien educada que afronta un enorme universo de cambios pendientes.

En el mismo encuentro, el CEO de Norman Broadbent para Oriente Medio y Asia, Hani Nabeel, analizó la estrategia que deben seguir las empresas para implantarse en estas zonas emergentes. Resaltó la necesidad de mantener una perspectiva de largo plazo en el desarrollo internacional de la empresa y tener muy presente la diversidad de cada país. También señaló la conveniencia de seleccionar bien a los socios locales con los que se quiere operar, para limitar el riesgo y recomendó que las empresas sean muy cuidadosas a la hora de elegir a los líderes de un proyecto.

¿Y por qué no dar el salto a África?

Si hay una palabra que puede definir las oportunidades de negocio que ofrece África Central a las empresas españolas esa no es otra que “numerosas”. Y es que la región no solo es receptora de ayudas del Fondo Europeo de Desarrollo (FED), sino que desde 2009 viene beneficiándose del denominado Plan África 2009-2012 cuyo fin es impulsar el desarrollo de sectores como la pesca, el turismo, las energías renovables y los proyectos de infraestructuras para que los países africanos puedan competir en los mercados internacionales.

Un cuarteto con potencial

Cuatro son los países que debido a su actual coyuntura económica (con ricos yacimientos petrolíferos y recursos naturales) brindan interesantes atractivos: Guinea Ecuatorial, Gabón, Camerún y Santo Tomé y Príncipe. Respecto a Guinea Ecuatorial, cabe destacar su crecimiento récord en los últimos 15 años, sin olvidar la proximidad cultural y lingüística (el castellano es una de sus lenguas oficiales). Desde 2007 el país está desarrollando el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social, denominado Horizonte 2020, con la finalidad de transformar la aceleración del crecimiento del territorio. En 2010, las inversiones españolas en el país aumentaron un 16% alcanzando los 225 millones de euros. ¿Sectores? La construcción y las transacciones comerciales se desarrollan a pasos agigantados, impulsado por la entrada de divisas que genera la exportación de crudo (Guinea alberga el 4,3% de las reservas mundiales de petróleo) y gas. Pero, en el caso de la construcción, escasea una industria básica de materiales de construcción como ladrillos o cemento, lo que favorece su implantación. Además, el sector servicios está poco avanzando, y son importantes polos de atracción para la inversión el comercio, la banca, la sanidad, la energía y los servicios a empresas.
Camerún, y sus importantes recursos mineros, por su parte, son todo un panal de rica miel para la inversión extranjera. Además, el Banco Mundial ha lanzado 17 proyectos por valor de 580 millones de euros que financiarán el sector agroindustrial, el turismo, las infraestructuras, la educación o la sanidad, entre otros. Otros sectores con sex appeal son la agroindustria, la construcción y los servicios a empresas como la consultoría.
Importantes recursos naturales también cuenta Gabón, como la madera, la pesca, el petróleo y la minería. Pero su Gobierno quiere, sobre todo, desarrollar el sector turístico, con iniciativas encaminadas a su promoción y captación de inversiones. Por último, Santo Tomé y Príncipe apuesta por mejorar las infraestructuras básicas, aumentar la seguridad alimentaria y promover el turismo. También son necesarias inversiones en el tratamiento de aguas y de residuos sólidos, y la construcción de carreteras y centros de urgencias clínicas, sobre todo si se desarrolla el sector turístico como tienen previsto.

croacia-inversion

Croacia necesita inversión extranjera

croacia-inversionMás de 50 medidas ha puesto en funcionamiento Croacia con el fin de reactivar su economía mediante la atracción de inversión extranjera eliminando barreras a la misma. Unas puertas abiertas a las que las empresas españolas pueden sacarle partido. Durante 2010, dicha inversión ascendió a 44,5 millones de euros. El 21,8% de la importación croata de España en dicho año corresponde al sector del automóvil, ya que en el país báltico no hay producción local. Sin embargo, la existencia de empresas de componentes auxiliares sí que ofrece mano de obra cualificada para el sector.
Otro de los campos que tendrá un importante desarrollo es aquel relacionado con las red ferroviaria y de carreteras. La razón es bien sencilla: el gobierno croata tiene previsto aumentar un 20% el transporte de mercancías por el Danubio hasta 2020, por lo que necesita buenas redes de comunicación. En la actualidad, Croacia solo dispone de un centro logístico a 37 kilómetros al sur de la capital, Zagreb. De ahí que sea necesario el establecimiento de nuevos centros en otros puntos estratégicos de las red de transportes del país.

Se necesita…

Según un acuerdo del gobierno croata con la Unión Europea (UE) –se convertirá en el país miembro número 28 en 2013-, en 2020 el 20% de toda la energía que se consuma en el país procederá de fuentes renovables. Y ahí hay una fuente en la que las empresas españolas pueden beber. Además, el país balcánico prevé la sustitución y modernización de las plantas de energía existentes, de las redes eléctricas y de las infraestructuras de gas, con un apoyo focalizado en las energías renovables y el desarrollo de la bioenergía.
Tampoco las empresas españolas relacionadas con el medio ambiente deben quedarse con los brazos cruzados. Es imprescindible desarrollar el mercado de la gestión del agua y de tratamiento de residuos sólidos urbanos, que se llevará a cabo mediante concesiones. La estrategia gubernamental incluye proyectos para fomentar las tecnologías ecológicos y proteger la biodiversidad.
Croacia, asimismo, es deficitaria en el proceso de alimentos, sobre todo de calidad. Los productos orgánicos, eco-food, están despertando un gran interés entre la población de un alto poder adquisitivo. Sin olvidar  que el turismo es uno de los grandes atractivos croatas (las paradisíacas aguas de la costa Dálmata, con 1.778 kilómetros de litoral, son un poderoso afrodisíaco para millones de turistas de todo el mundo). Iberostar, Meliá Hotels y Transhotel ya han desembarcado, pero todavía existe potencial para nuevas inversiones.