Entradas

infraestructuras

China seduce al sector privado con cinco proyectos de infraestructuras

Grandes obras de ingeniería para consolidar la Nueva Ruta de la Seda.
El órdago de Pekín para ganar influencia global incluye suculentas carteras de inversión.

 

“Esperamos desencadenar nuevas fuerzas económicas para el crecimiento global, construir nuevas plataformas para el desarrollo mundial y reequilibrar la globalización para que la humanidad se acerque más a una comunidad de destino común”. Así definió hace un mes el presidente chino, Xi Jinping, el objetivo estratégico de la Nueva Ruta de la Seda, durante el foro de cooperación que congregó a varios mandatarios; entre ellos, el presidente Mariano Rajoy.

La delegación española, en sus encuentros bilaterales, mostró su indisimulado interés por los grandes proyectos de infraestructuras. De ahí que la presencia del titular de Fomento, Íñigo de la Serna, junto a las autoridades económico-comerciales y del ámbito de Exteriores. China valora el expertise de las grandes obras de ingeniería made in Spain.

 

Pero, ¿qué planes de construcción baraja Pekín para su corredor comercial, al que ha dotado de unos planes de modernización valorados en 40.000 millones de dólares? Además de contar con otros 100.000 millones procedentes de líneas de financiación multilateral del Banco Asiático de Inversión y de otros 69.500 (14.500 de contribución oficial y 55.000 de bancos chinos).

Transporte de mercancías China-Europa

Xi Jinping anunció una nueva inyección de 70.000 millones de dólares para el proyecto. Hasta ahora, China gestiona cerca de 20 líneas de trenes de carga que comunican directamente el país con ciudades europeas como Londres, Madrid, Rotterdam o Varsovia. De hecho, la ruta China-Madrid lleva funcionando más de un año y es el servicio ferroviario más largo del mundo.

Bajo la Nueva Ruta de la Seda, el Gobierno chino pretende modernizar y agilizar la red ferroviaria hasta lograr que sea una alternativa más rápida -aunque más costosa- al tradicional transporte marítimo de productos chinos. Pekín prevé que las obras del nuevo tren de alta velocidad, que unirá los 7.000 kilómetros que separan a Pekín de Moscú en 30 horas -frente a los 5 días que dura actualmente el viaje-, terminen en 2025, según la firma estatal rusa OAO Russian Railways.

Detrás de esta gran iniciativa está la intención de China de consolidarse como una potencia de la alta velocidad ferroviaria, ya que es la nación con más kilómetros operativos para trenes con velocidad superior a 300 kilómetros hora.

Estimación del coste total del proyecto con iniciativa privada: 242.000 millones de dólares

Red de trenes en Asia

China y Japón compitieron durante meses por el proyecto del primer ferrocarril de alta velocidad de Indonesia, que unirá la capital Yakarta con la ciudad de Bandung, en la isla de Java. Era la demostración más palpable del fervor por el AVE en Asia.

En este apartado hay dos grandes proyectos que tienen vinculación con la pasarela. Por un lado, la Red Panasiática, con la que China planea conectar la ciudad de Kunming, situada en el sur del país, con Vientiane, la capital de la vecina Laos, y con la red de ferrocarriles de Birmania. Si logra ejecutar la obra y pone en marcha otras planeadas en Tailandia, Camboya o Vietnam, podría llegar a constituir una red panasiática que uniera China con el resto del sudeste asiático.

Estimación del coste: 7.000 millones de dólares. Únicamente del tren de alta velocidad Kunming  Vientiane.

A esta iniciativa hay que añadir la conexión de alta velocidad en Indonesia, uno de los mercados emergentes más dinámicos, que conectará la capital del archipiélago con su centro económico por excelencia: Java. Las empresas chinas ganaron finalmente la licitación.

Coste contractual: 5.900 millones de dólares.

3.- Corredor China-Pakistán

Esta arteria comercial tiene su origen a 700 kilómetros de la capital de Pakistán, Karachi -el puerto de Gwadar- y concluye en la ciudad china de Kasgar, pasando por el Mar Arábigo. La idea de Pakistán, gran aliado chino, y de las autoridades de Pekín es el despliegue de inversiones del gigante asiático hacia su socio geoestratégico en la zona. En otros objetivos, para ‘exportar’ a suelo pakistaní el exitoso planteamiento tecnológico del llamado Silicon Valley chino del sureño puerto de Shenzen.

La ejecución de este proyecto otorgará a China una salida al mar sin necesidad de que sus bienes y mercancías atraviesen por el siempre conflictivo estrecho de Malaca, donde operan piratas y las inclemencias meteorológicas suelen ser habituales.

El proyecto contempla la ampliación de la Carretera del Kakarorum, una de las más altas del mundo, que conecta a China con Pakistán.

Estimación de coste total: 55.000 millones de dólares.

4.- Puerto de Colombo

El Gobierno de Sri Lanka otorgó el proyecto del puerto de Colombo-Sur, presupuestado en US$1.400 millones, a una compañía china. Porque para el gigante asiático, el transporte en la Nueva Ruta de la Seda no sólo será terrestre. El presidente Jinping también considera clave el desarrollo de puertos marítimos. El de Colombo, la capital de Sri Lanka, es una prioridad para Pekín.

Aunque quedó paralizado con el cambio de Ejecutivo en la isla -más cercano políticamente a India-, recientes negociaciones han permitido continuar con el proyecto y ya se han reanudado las obras.

Coste contractual: 1.400 millones de dólares

5.- Proyectos en África

Gestionada por personal chino, la flota de trenes de nueva construcción de la línea que une la capital de Etiopía, Adís Adeba, y Yibuti está ayudando a impulsar la economía de ambos países. China lleva un decenio invirtiendo en países africanos; en especial, en fuentes de energía, desde firmas de minería hasta proyectos de prospección de gas y petróleo.

Aunque también en el terreno de las infraestructuras. China ya está construyendo el ferrocarril que unirá las dos principales ciudades de Kenia: la capital, Nairobi, y Mombasa, en la costa del país. Dentro de una estratégica táctica para configurar la futura red de transportes de África Oriental, que conectará las ciudades de Kenia con las capitales de Uganda (Kampala), Sudán del Sur (Juba), Ruanda (Kigali) y Burundi (Bujumbura).

Una red que bifurcará sus conexiones también hacia Adís Abeba. De hecho, China ya inauguró el tren que une la capital etíope con la ciudad costera de Yibuti, la capital del país de mismo nombre, situada en el Mar Rojo, donde compañías chinas están construyendo un centro logístico marítimo. “Es un desarrollo estratégico enorme”, aseguró al diario The New York Times. Peter Dutton, profesor de estudios estratégicos de la Escuela Naval de Guerra en Rhode Island, EEUU, que recoge también la edición en español de la BBC. “Se trata de una expansión del poder naval para proteger el comercio y los intereses regionales de China en el Cuerno de África. Eso es lo que las potencias en expansión suelen hacer. Y China aprendió las lecciones del imperio británico hace 200 años”, concluye el diagnóstico de Dutton.

Estimación del coste total: 13.800 millones de dólares.

mdellin_colombia

Oportunidades de las ‘smart cities’ latinoamericanas para pymes españolas

mdellin_colombiaEl desarrollo de ciudades inteligentes (‘smart cities’) que se está produciendo en distintos países de Latinoamérica supone una gran oportunidad para muchas pymes españolas, que pueden poner en valor la experiencia conseguida en este terreno dentro de nuestro país y exportar allí sus tecnologías, productos y servicios.

 

Hay que tener en cuenta que sólo en esta parte del mundo se están invirtiendo 100.000 millones de dólares al año en infraestructuras para crear estas nuevas urbes. Y en esta tarea están siendo bien recibidas empresas españolas de todos los tamaños y ámbitos de actividad, tanto las especializadas en tecnologías, como las dedicadas a infraestructuras, prestaciones, transportes, seguridad, gestión eficiente, control de recursos energéticos, sostenibilidad, agua, saneamientos, comunicaciones, etc.

 

En una jornada celebrada recientemente sobre este tema, los participantes destacaron la experiencia de empresas españolas en proyectos como el metro de Medellín, que demuestran las oportunidad que existen en todo lo relacionado con propuestas de movilidad y gestión del tráfico, la administración electrónica, el consumo y suministro eficiente de energía o agua…

 

Además, los participantes en la jornada dieron algunas pistas y consejos para afrontar mejor el intento de participar en los proyectos de ciudades inteligentes latinoamericanas que se están desarrollando en estos momentos. Veamos algunos de ellos:

 

Poner en valor la experiencia en nuestro país. En España se han desarrollado –o se encuentran en pleno proceso de ejecución- diferentes y numerosos proyectos de ‘smart cities’. Entre las localidades que han sido testigo de ello, se encuentran Madrid, Santander, Murcia, Málaga, Barcelona, Bilbao, Valencia, Gijón, Lugo… Esto ha supuesto un reconocimiento en este ámbito a nivel internacional. Pues bien, ahora es el momento de poner en valor esta realidad al otro lado del Atlántico, sobre todo si la empresa interesada ha participado en alguna de las actuaciones acometidas en nuestro territorio.

 

Aprovechar la presencia de grupos españoles. Uno de los mayores problemas que tienen las pymes cuando intentan participar en proyectos internacionales es la dificultad de encontrar un socio o interlocutor válido. Pero la ventaja en Latinoamérica es que allí se encuentran ya un gran número de grandes grupos y empresas españolas que pueden facilitar o, incluso, servir de enlace y ayuda en esta tarea.

 

Establecer fórmulas rentables. En esta estrategia por acceder más ágilmente a las nuevas posibilidades de negocio gracias a la presencia de grandes grupos españoles, cada pyme debe identificar a las que más le convenga (por afinidad o por especialización sectorial) y contactar con ellas. Si en este proceso, surgen las necesarias afinidades y sinergias, algunos expertos aconsejan proponerles unir fuerzas mediante fórmulas asociativas o de consorcios, tanto para la ejecución de las obras que ya estén en marcha como para aumentar las oportunidades de adjudicación de nuevos contratos.

rio-de-janeiro-809756_1280

Brasil sigue siendo un interesante lugar donde invertir

Es verdad que en la actualidad Brasil no se encuentra en su mejor momento. A sus actuales perspectivas de crecimiento no muy halagüeñas, se une la inflación, la disminución de los precios de las materias primas y una reducción de la confianza de los inversores. Sin embargo, este “bache” momentáneo no debe desfigurar la amplitud del horizonte ni ocultar las buenas perspectivas a medio y largo plazo de un país que sigue siendo un lugar donde invertir muy interesante para las empresas españolas.

No en vano se ha convertido en la séptima economía más grande del mundo y en las dos últimas décadas ha experimentado un fuerte crecimiento impulsado por la abundancia de los recursos naturales, la producción agrícola y un auge de la fabricación. Por eso, sigue siendo un mercado con interesantes oportunidades de negocio y un lugar muy apto donde invertir para las pymes españolas, que pueden contribuir a solventar las carencias del país y a potencial su crecimiento.

Ahora, un informe que acaba de actualizar la Oficina Económica y Comercial de España en Brasilia vuelve a poner de manifiesto los grandes valores de Brasil, repasando las principales oportunidades comerciales y de inversión que presenta el país. Hay que tener en cuenta que el crecimiento de la clase media, que ya representa el 54% de la población, brinda oportunidades de exportación en los sectores de consumo. Y que, por ejemplo, los planes de concesiones en infraestructuras, la agroalimentación, el agua y las energías renovables son una fuente de oportunidades para las pymes españolas. Veamos algunas de las propuestas más interesantes en estos ámbitos:

Agroalimentación. Hay oportunidades en negocios agroalimentarios, con demanda de productos de calidad, como aceite de oliva o vino. Y en exportación de frutas y verduras por la complementariedad de estaciones. Además, se exportan a Brasil cada vez más productos españoles como jamón, embutidos y quesos.

Infraestructuras. Los programas de inversión en infraestructuras ofrecen oportunidades, especialmente en maquinaria de alto contenido tecnológico, a cuya demanda no pueden dar respuesta los productores nacionales.

Gestión del agua. La fuerte sequía actual abre nuevas e importantes oportunidades en la gestión del agua, donde España es vista como un referente, especialmente en desalación, ahorro y reutilización.

Energías renovables. En energía solar existen oportunidades por la fuerte apuesta del gobierno en este sector. Y en el sector petrolífero, las necesidades de equipamientos para la explotación de los yacimientos petrolíferos ofrecen oportunidades a la industria auxiliar.

laindia

India vuelve a destacar como destino de inversiones

El dramático terremoto de Nepal hizo pasar casi desapercibido para la opinión pública el motivo del reciente viaje que el ministro de Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, realizó a Nueva Delhi (coincidió en fechas y cercanía geográfica). La visita pretendía animar la presencia de empresas españolas en la India y, para ello, incluía la participación de Margallo en la inauguración del Spain-India Business Summit, reuniones con los ministros de Desarrollo Urbano y Finanzas, y un almuerzo organizado por la confederación India de la Industria.

 

Sin embargo, para los empresarios que han acompañado al ministro en el viaje las ventajas de invertir en India no han pasado desapercibidas, porque ellos han podido comprobar, de primera mano, que este país debe ser prioritario para muchas compañías españolas. Y no solo para las de gran tamaño, sino también para las medianas y pequeñas.

 

¿Por qué motivos? Sobre todo, por el fuerte potencial económico de India y por su alta demanda de infraestructuras y energía. Además, hay que tener en cuenta que se trata del segundo país más poblado del mundo, con 1.240 millones de habitantes, y que constituye la décima economía del planeta, lo que (según apuntan desde el ICEX) se traduce en interesantes oportunidades de negocio que algunas empresas españolas ya están aprovechando.

 

El Fondo Monetario Internacional (FMI), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y el Banco Asiático de Desarrollo coinciden en que la economía india crecerá más rápido que el gigante chino en los próximos años. Según recoge la prensa estos días, los tres estiman un 7,5%, un 7,7% y un 7,8%, respectivamente, para 2015-2016 y aún mayor para el siguiente curso. Y la propia directora gerente del FMI, Christine Lagarde, ha asegurado que “se dan las condiciones para que India se convierta en un motor clave para el crecimiento global”.

 

Los expertos ya vienen afirmando que existen en la India interesantes oportunidades en sectores como el agua y el tratamiento de residuos sólidos; la automoción; la energía; las infraestructuras del transporte; la máquina-herramienta; la logística, y los servicios financieros, jurídicos y tecnológicos. Además, el 12º Plan Quinquenal (2012-2017) prevé inversiones por valor de un billón de dólares en los sectores de agua, energía, infraestructuras y planificación urbana.

 

Ahora, el reciente viaje de García-Margallo ha vuelto a destacar la importancia que sigue teniendo la India para España y ratifica que constituye un mercado prioritario de gran interés estratégico. Nuestro país ocupa el 12ª puesto en la clasificación de inversores extranjeros allí, y la implantación de empresas españolas es creciente (pasó de 60 a 200 entre 2008 y 2013). Unas cifras interesantes teniendo en cuenta las estimaciones que apuntan a que en 2030 India será el tercer mercado de consumo del mundo, tras China y Estados Unidos.

vigilante

Vigilar las vulnerabilidades garantiza la buena marcha de la internacionalización

El mundo es cada vez más complejo y peligroso, sobre todo para las empresas que operan en distintos países y territorios. Para comprobarlo no tenemos más que abrir el periódico cada día y leer las omnipresentes informaciones sobre disturbios, conflictos geopolíticos, crisis financieras, catástrofes naturales, pandemias… (o los resúmenes semanales de noticias internacionales de nuestro patrocinador) Aunque a primera vista parezcan temas ajenos a un determinado negocio, la verdad es que pueden interferir dramáticamente en su buena marcha, y en múltiples aspectos. Por ejemplo, en la interconexión de los transportes y las comunicaciones, en la evolución de los mercados, en el funcionamiento de las plantas de producción…

Como es imposible evitar los vaivenes sociales, políticos y económicos de cada uno de los países en los que se encuentra presente una empresa -o con los que mantiene relaciones de producción o importación-, la única solución para garantizar la viabilidad del negocio es la prevención. Por eso, los expertos recomiendan que los directivos de la compañía prevean (y se aseguren) ante una amplia variedad de escenarios hipotéticos. Veamos los principales.

Infraestructuras. Las huelgas y los conflictos sociales en determinados países consiguen, en ocasiones, paralizar casi por completo algunas infraestructuras cruciales, como el transporte, un hecho que podría dar al traste con el traslado de las mercancías. Por eso, es imprescindible contar siempre con la posibilidad de utilizar medios de comunicación alternativos para enviar o recibir los productos y otros materiales.

Cadena de suministro. Los problemas anteriores pueden entorpecer también la cadena de suministros (por ejemplo energéticos) de una empresa o de una de sus plantas de producción. Algo que puede ocurrir también por fallos o problemas en los propios suministradores. Para evitar que el proceso productivo o comercial se detenga es necesario disponer o tener siempre en cartera otras posibles compañías alternativas.

Proveedores. Por una causa u otra, también pueden fallar en un momento dado los proveedores de materias primas, servicios u otros elementos y sistemas como, por ejemplo, los financieros (que a su vez pueden ser víctimas de ciberamenazas). Nadie es perfecto al cien por ciento, y a veces se trata de problemas inevitables, aunque también es verdad que pueden minimizarse. ¿Cómo? Asegurándonos de la solidez y experiencia de los proveedores antes de contratarlos y llevando un exhaustivo monitorizado de los mismos.

Nuevos riesgos geopolíticos. Algunos problemas geopolíticos avanzan rápidamente y, en ocasiones, toman un cariz imprevisible, difícil de imaginar con antelación. Puede ocurrir incluso que, una vez instalada en un nuevo y tranquilo territorio, una empresa se encuentre allí de pronto en medio de serios conflictos. Por eso, no solo hay que estudiar detalladamente la situación de la zona antes de acudir a ella, sino seguir observando su evolución en todo momento.

Plan de crisis y simulacros. Conocer sus vulnerabilidades hace más fuerte a una empresa, ya que la prepara para cualquier problema. Pero este conocimiento no tendría mayor valor si no fuera acompañado de un adecuado plan de crisis, con el que solventar cualquier problema que se pudiera producir. Y, para garantizar que este plan funcionará correctamente en el momento preciso, nada mejor que realizar periódicamente simulacros de situaciones de emergencia, que testarán su efectividad y, de paso, permitirán a los responsables de la compañía dormir más tranquilos.

empresachina

Cómo aprovechar que China vuelve a estar de moda

Hay temas interesantes para las pymes que periódicamente vuelven a estar de moda, como el de invertir y hacer negocios en China. El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, acaba de viajar al país asiático para vender allí la recuperación económica de nuestro país y buscar inversores y acuerdos entre grandes compañías que den un empujoncito más al empresariado patrio. Una gran firma, la cadena hotelera NH, ya se ha adelantado y ha decidido firmar un acuerdo de intenciones con el gigante chino HNA, su primer accionista, para constituir una sociedad conjunta que gestione hoteles de HNA u otros propietarios bajo la marca NH en China, Hong Kong, Taiwán y Macao. Pero no solo las grandes compañías se beneficiarán de este nuevo impulso a las relaciones España-China, sino que también lo podrán hacer muchas pymes, sobre todo las relacionadas con los sectores de aquella zona que se encuentran en mayor desarrollo.

 

En estos momentos, muchas necesidades de China tienen que ver con todo lo relacionado con la urbanización, ya que se prevé que nada menos que 100 millones de ciudadanos se mudarán a las ciudades desde ahora hasta 2020, una evolución que creará grandes oportunidades para empresas españolas, tanto grandes como pequeñas. Por otra parte, entre los principales objetivos que se ha planteado China está convertirse en un territorio con un crecimiento más sostenible, algo en lo que las firmas españolas –de nuevo tanto grandes como medianas y pequeñas- pueden ser de gran ayuda.

 

¿En qué sectores? Pues fundamentalmente en infraestructuras, medioambiente y energías renovables, aunque también en otros ámbitos como la alimentación y la moda. Hay que tener en cuenta también que el Gobierno chino ha lanzado un plan quinquenal para fomentar el consumo interno y el uso de tecnología y energías limpias.

 

Pero las pymes españolas también pueden hacer negocios con las empresas chinas sin moverse de casa, ya que muchas de éstas están viniendo a nuestro país motivadas por las buenas oportunidades de inversión y las posibilidades que ofrece este territorio como puente para acceder a Iberoamérica, a Europa y a otras zonas cercanas. De cualquier manera, sea acudiendo a su país o quedándose en el suyo, los responsables de las pymes que quieran empezar con buen pie los negocios con las compañías chinas deben tener en cuenta algunos consejos básicos:

 

-Entender bien las características y los valores del país antes de invertir en él, y saber que China no es un territorio completamente homogéneo. Es fundamental aprender cómo se concibe allí la vida.

 

-Igual que la vida se concibe de otro modo, también se conciben de forma diferente los negocios. Lo que resulta adecuado y funciona en nuestro país puede no ser lo más correcto allí. Por ejemplo, en China cultivar las buenas relaciones es fundamental.

 

-Crear una oficina de representación puede ser de gran ayuda para el que decida instalarse en China, ya que permitirá acceder a una información muy valiosa y cultivar contactos que serán vitales para hacer algunos negocios

peru

Claves para dar el salto a Perú

Si al buen dato de que la economía peruana crecerá en 2014 un 5,7% añadimos que, según el documento Marco Macroeconómico Multianual 2015-2017 elaborado por el Gobierno del país, en ese trienio el porcentaje se situará en el entorno al 6,4%, el resultado no es otro que un destino con atractivo. Otro dato interesante reflejado en dicho informe es que la inversión privada crecerá, por término medio, un 6,1% en el periodo 2014-2017. Y eso la sitúa entre los niveles más altos no sólo de la zona, también del mundo. La recuperación de la economía mundial, en general, y de Estados Unidos y de la Zona Euro, en particular; la mayor explotación de proyectos mineros; la mejora y consolidación de las expectativas de los agentes económicos; la inversión en megaproyectos de infraestructuras; y el dinamismo del consumo interno son los cinco pilares sobre los que el Ejecutivo peruano cimienta tan positivos números que no han pasado desapercibidos para las empresas españolas. Un dato: ni más ni menos que 22 misiones comerciales (integradas por entre 30 y 40 empresas) han visitado el país durante el primer trimestre de 2014 con la finalidad de explorar oportunidades de negocios e inversión en los siguientes sectores: construcción, ingeniería, educación y consultoría.

 

Consejos prácticos

Aterrizar en el país andino, y asentarse, supone un periodo de tiempo que ronda el medio año. En ese espacio, hay que arreglar todo lo referente a la legislación tributaria, laboral, o la elección de un abogado, entre otros aspectos. También es el momento oportuno para conocer nuevos socios y generar más confianza entre ellos.

Algunos empresarios, que ya han estado allí, subrayan el hecho de que si se va solo con españoles, y no te rodeas de peruanos, el éxito será más difícil de alcanzar. Ellos conocen mejor el terreno, y son una valiosa ayuda ya que conocen al dedillo los particulares secretos que tiene cada sector. Por eso, es conveniente conocer el país de antemano, no llegar de golpe y porrazo, y caminar de la mano de personal local que ayudará a tener un grado de conocimiento básico.

Otra piedra en el camino tiene que ver con el papeleo. ¿Se acuerdan de Mariano José de Larra y su “Vuelva usted mañana”? Licitar en la administración pública es un tema complejo. Requiere esfuerzo, continuidad y perseverancia ya que conseguir las acreditaciones profesionales para, así, poder competir en igualdad de condiciones con el contrincante local es bastante problemático.

Además, los ritmos, los tiempos, son otros para ellos. Hay que entender su lenguaje. Con toda probabilidad, nunca te dirán que no. Por norma, siempre te contestan que tu proyecto es muy interesante. Todo eso hay que saber interpretarlo. Y lleva un tiempo que puede generar ansiedad. Ellos suelen ver a los españoles como gente que quiere hacerlo todo de hoy para mañana, ya mismo, ipso facto. Incluso puede suceder que tengas programada una reunión, y no presenten. Ni siquiera avisarán. No hay que alarmarse: no pasa nada.

 

Excelente formación

Una seña de identidad del mercado laboral peruano es su alta rotación. Al haber mucha inversión, mucho crecimiento, también hay inflación salarial. Y retener a los mejores es un escollo, porque hay que subirles el sueldo si no queremos que se marchen. Son personas muy formadas, tremendamente obsesionadas por crecer profesionalmente, porque ese es su trampolín para escalar socialmente. Por eso, puede darse el caso de tener personas cercanas a los cuarenta años con muchos títulos pero sin experiencia.

Por último, el crédito. Para empezar, es bastante más alto que en España (hablamos de un siete, un ocho, o un nueve por ciento de interés). Por si fuera poco, ir a una entidad financiera puede acarrear estar en la misma toda un mañana, sea para el trámite que sea. En Perú, todo lo referido a papeleo se hace de manera presencial. ¿Vía telemática? De momento, no.

chile

Chile: una economía abierta que sigue ganando enteros

Chile está ganando enteros como destino de muchas inversiones. Cada vez son más las pymes españolas que se fijan en este país para internacionalizar su actividad y hacer presentes sus productos y servicios en nuevos mercados. Así acaba de quedar patente en un foro empresarial recientemente celebrado en España y lo mismo sucederá, sin duda, en el X Encuentro empresarial Hispano Chileno que tendrá lugar en noviembre.

Entre los participantes de la primera reunión citada estaban, además de varias cámaras de comercio, las embajadas de ambas naciones y la Oficina Comercial en Santiago de Chile, además de ProChile e Invest Chile. En todas estas instituciones y organismo cualquier emprendedor puede encontrar información y buenos consejos, tanto sobre los aspectos más técnicos como sobre los detalles más prácticos, para aterrizar en aquella zona.

Pero, ¿por qué está teniendo Chile tanto éxito? La respuesta se encuentra en varios factores. Por una parte, el país está creciendo anualmente a un ritmo superior al 5%; y, por otra, se trata de la séptima economía más abierta del mundo. En el último año, creció impulsada principalmente por el consumo y la inversión gracias a la transparencia de su legislación, su buen manejo macroeconómico y su apertura a otros mercados. Tiene, nada menos, que acuerdos comerciales con 58 países.

 

Según Luisa Balanza, experta en comercio internacional, sectores como la construcción de obra pública y privada, las infraestructuras, la agroindustria y las energías renovables pueden tener un gran atractivo para muchas de nuestras empresas. Sólo en construcción, la contratación de mano de obra registra un alza anual del 8,8%, lo que significa unos 60.000 puestos de trabajo más.

Por otra parte, numerosos empresarios extranjeros han visto en Chile una despensa interesante para atender las necesidades de los mercados asiáticos, norteamericanos, europeos y latinoamericanos. Los españoles se han ido posicionando en los sectores olivícola, vitivinícola, frutícola, de verduras, acuícola, pesquero, cárnico, lácteo, etc.; y exportan desde Chile a Estados Unidos, Europa y Asia.
En conjunto, el volumen de proyectos estimados en Chile entre 2011 y 2014 asciende a 116.867 millones de dólares, fundamentalmente en energía, minería y construcción. En este último ámbito el país tiene previstas inversiones de 35.000 millones de euros hasta 2017, que se sumarán a las proyectadas en energías, agua y minería, que alcanzarán los 100.000 millones hasta 2020.

Finalmente, hay que tener en cuenta que Chile precisa de grandes cantidades de energía para abastecer a su pujante industria minera y a la gran cantidad de nuevas industrias que están apareciendo. Por eso, el país está decidido a favorecer las instalaciones de empresas generadoras de fuentes no convencionales.

mundial

El Mundial de Brasil se jugará en 2013

No, no es un error. Es verdad que la XX edición de la Copa de Fútbol más famosa del planeta se jugará en Brasil en 2014. Pero para muchas empresas españolas (grandes y pequeñas) el verdadero mundial económico se jugará en ese país en 2013, por las oportunidades que tendrán de participar en los avances que se producirán en infraestructuras y elementos logísticos.

Algunas compañías de otros países como BMW ya han empezado a aprovechar las oportunidades. La firma alemana ha establecido un acuerdo con el gobierno de Santa Catarina en el que se prevé la instalación de una fábrica al norte de este estado. Se estima que invertirá cerca de 200 millones de euros en la planta que tendrá una capacidad de producir hasta 30.000 coches al año.

Pero las pymes españolas también tendrán este año su oportunidad de poner un pie e invertir en este país. Según uno de los últimos informes elaborados por la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Brasil, en el sector de infraestructuras brasileño se han producido nuevos pasos en los grandes programas que el ejecutivo federal espera lanzar durante 2013.

En concreto, se han comenzado los estudios previos que servirán de base para los pliegos de la concesión de las terminales portuarias y se han abierto procesos de consulta pública para un nuevo tramo ferroviario de carga del Programa de Inversión en Logística y dos de pasajeros del Plano de Revitalización de las Líneas Ferroviarias del Ministerio de Transportes.

También se han producido avances importantes en los proyectos previstos para Sao Paulo. Por ejemplo, se han anunciado audiencias públicas para la concesión de cuatro nuevos hospitales y se ha iniciado el procedimiento de manifestación de interés que desembocará en la construcción, conservación y prestación de servicios básicos de más de 20.000 viviendas. En cuanto a licitaciones publicadas, destacan las dos promovidas por Metrô SP para los sistemas de telecomunicaciones de dos nuevas líneas de metro, unos proyectos en los que podrían estar muy interesadas e, incluso, participar directamente empresas españolas.

2013 también puede ser un buen año en Brasil para las empresas españolas relacionadas con la energía. En este sector, el gobierno federal ha lanzado el plan Inova Energia, que contará con un presupuesto de 3.000 millones de reales para desarrollar proyectos de innovación en cuatro segmentos diferentes: smart grid, transmisión en ultra-alta tensión, proyectos de generación de energía solar y eólica y vehículos híbridos y eficiencia energética vehicular.

Para hacerlo posible, se ha firmado un acuerdo de cooperación entre el BNDES (Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social), la ANEEL (Agencia Nacional de la Energía Eléctrica) y la Financiadora de Estudos e Projetos (FINEP). El plan tiene como objetivo el fomento y la selección de planes de negocios en actividades de investigación, desarrollo, ingeniería y absorción tecnológica, además de producción, comercialización de productos, procesos y servicios innovadores.

Y, finalmente, en energía solar también habrá oportunidades. Sectores del gobierno están intentando echar a andar la microgeneración distribuida a partir de fuente solar. Esta actividad ha sido incluida en el paquete de medidas de incentivo a 19 sectores industriales estratégicos para el país, en un debate que incluye cuestiones como la atracción de inversores, concesión de créditos para consumidores e industrias, índice de nacionalización de equipamientos y realización de subastas de energía específicos para la fuente.

¿Alberga todavía alguna duda de que en 2013 muchas empresas españolas jugarán el mundial económico en Brasil? Si las ha despejado todas, póngase rápidamente a participar. Cuanto antes lo haga, más oportunidades tendrá de integrarse en el equipo ganador.

persian

Los poderosos atractivos del Golfo Pérsico

Se llama Hotel Burj Al Arab. Y está en Dubai. Cuenta con 200 suites, un restaurante bajo el mar, y en su confección hay mármol italiano de Statuario, el mismo que empleó Miguel Ángel para sus magníficas y mundialmente conocidas esculturas. Pero su interior también esconde un trocito de España: los suelos y las paredes de la recepción, los cercos de los ascensores y los baños de las habitaciones están revestidos de ‘silestone’, una superficie de cuarzo made in Spain. En total, 15 metros cuadrados que la compañía almeriense Cosentino envío desde Macael a Dubai en 42 contenedores.

Gran mercado

En el Golfo Pérsico  (Arabia Saudí, Barhein, Emiratos Árabes Unidos -EAU-, Kuwait, Omán y Qatar) se estima que hay más de dos billones de euros en concursos, licitándose o pendientes de licitar. Por ejemplo, el ayuntamiento de la localidad de Yeda ha anunciado recientemente, en boca del ministro saudí de Asuntos Municipales y Rurales, que está listo para recibir las ofertas pertinentes para el proyecto de construcción del metro en esta ciudad. Un sector donde España ha demostrado ser muy competitivo. Pero hay más: infraestructuras de transporte, turismo, empresas de servicios, energías renovables, banca, educación, muebles, decoración, iluminación… Tampoco conviene olvidar el plan “Qatar  Visión 2030”, que prevé unas inversión de 100.000 millones de dólares en infraestructuras: metro de Doha (con líneas de metro ligero y de alta velocidad que conecten Arabia Saudí con Barhein), carreteras y las infraestructuras necesarias para dar soporte a la Copa del Mundo de Fútbol en 2022.

Un dato: solo las exportaciones españolas a EAU, en el sector de la industria auxiliar mecánica y materiales de construcción, se han incrementado en un 9,3% de enero a agosto de 2012, alcanzando una facturación de 91 millones de euros.

Competencia

¿Problema? El panal es tan rico, que la lucha será encarnizada. Una pugna donde España tendrá que lidiar con empresas de otros países como Francia, Alemania o Estados Unidos, con muchos más años de experiencia en la zona. Y es que estos países, a finales de la década de los 90, vieron ya la oportunidad de hacer negocio en esta región. Una piedra en el camino que no debe ser obstáculo para intentar dar el salto. Porque si se llevan los deberes bien hechos, el éxito puede estar asegurado. Como muestra, un botón: la concesión del tren de alta velocidad entre Medina y La Meca (Arabia).

Enclave privilegiado

¿Otras armas de seducción de la zona? Todos los países están en proceso de apertura, y quieren potenciar la inversión y los negocios. Sin olvidar su interesante posición estratégica, siendo vía de acceso a países asiáticos como India, pero también Pakistán, China e Irán. Eso sí, para poder entrar en el mundo árabe hay que saber esperar y saber ganarte su confianza. Además, las negociaciones, si la oferta es interesante, pueden ser muy breves. Y es obligatorio contar con un socio local, que puede ser privado o una institución del gobierno.

Desembarco

La lista de empresas españolas que han dado el salto al Golfo Pérsico no ha parado de crecer desde la década de los años 70 del pasado siglo XX. Dragados, Initec, Cobra, Hidrola y Ferrovial fueron algunos de los pioneros. Un desembarco que fue más una búsqueda puntual de oportunidades que una apuesta estratégica hacia una zona en pleno crecimiento.

Una década después, pymes especializadas en materiales de construcción y equipamiento exploraron el potencial de la región. Pero no fue hasta la Guerra del Golfo (1991) cuando Repsol, Cepsa o Santa Bárbara firmaron grandes contratos de petróleo y defensa, y cuando comenzaron a cuajar los grandes proyectos de plantas desaladoras y petroquímicas.

texas

Texas, mucho más que petróleo

Texas suena a petróleo, pero puede ser mucho más que eso para las pymes españolas que concentren sus miradas en este gran estado norteamericano, el segundo por extensión y población. Y es que este territorio, que un día fue precisamente español, ha conseguido desarrollar gran diversidad de sectores industriales, ayudado por su fuerte estabilidad económica. En concreto, además del petrolero, ha impulsado con éxito industrias como las de energía renovable, aeronáutica, telecomunicaciones, electrónica, informática, biotecnología, transporte y logística, construcción, venta al por menor, interiorismo, manufactura, y medicina.

Además, Texas no solo se ha convertido en una de las regiones más dinámicas de los Estados Unidos, sino que también ha conseguido mantener una economía relativamente estable y uno de los mejores climas de negocios, a pesar de la crisis global. Por todo ello, se ha configurado como un mercado muy atractivo para las compañías españolas, tanto para las que quieran exportar como para las que piensen en implantarse directamente allí.

Estas últimas, además, encontrarán ventajas sustanciales, ya que el gobierno local ha establecido una serie de políticas a favor de las empresas; el proceso para establecer un negocio es relativamente fácil y económico; y no se cobra a las compañías impuestos a nivel regional sobre la renta. Además, por si todo esto fuera poco, hay que tener en cuenta que establecerse en Texas puede suponer para una pyme española la mejor estrategia para acceder al conjunto del mercado americano.

Efectivamente, Texas es un punto logístico importante ya que estratégicamente es idóneo para las compañías que deseen distribuir sus productos desde un estado central al resto del país; pero también para las que quieran adentrarse en el norte de México. Las infraestructuras son un elemento fuerte en la zona, donde destacan importantes puertos de entrada, como el de Houston-Galveston, así como el aeropuerto Dallas-Fort Worth. Además, existe una importante red de vías ferroviarias cuya capacidad combina perfectamente con la de las grandes carreteras.

Otro de los elementos claves de la zona ha sido el fuerte crecimiento de la población experimentado durante los últimos años, que ha tenido un gran impacto comercial y de negocio. La llegada de casi cinco millones de personas en los últimos diez años ha aumentado notablemente la demanda de todo tipo de productos; y, concretamente, la demanda de vivienda ha amortiguado el impacto de la burbuja inmobiliaria y ha acelerado la recuperación del sector de construcción. Además, el crecimiento de la población ha exigido una ampliación y mejora de las infraestructuras.

Entre algunas de las necesidades actuales se encuentra la ampliación de autopistas, la expansión de las redes de transporte público y el desarrollo de los recursos hídricos. Labores que pueden generar oportunidades para grandes empresas españolas, pero también para muchas pymes.

uk

Grandes oportunidades en el Reino Unido post-Olímpico

Cuando un gran acontecimiento termina suele dar comienzo un periodo en el que muchas cosas se ajustan y otras se replantean. 2012 fue el año de las Olimpiadas de Londres, pero 2013 puede ser el de las oportunidades económicas y comerciales post-olímpicas de Reino Unido surgidas a raíz de ese ajuste y de la nueva puesta en valor de la economía británica. Las pymes españolas pueden aprovechar la situación para plantarse en este país o potenciar todavía más su presencia si ya estaban en él.

No se trata de teorías generales, sino de hechos concretos. Por ejemplo, tras los Juegos se están acometiendo las obras de reestructuración y aprovechamiento de infraestructuras en lo que se conoce como “2012 Legacy”. Es decir, un programa destinado a gestionar el aprovechamiento de todas las infraestructuras creadas con motivo de los JJOO. Sirva de muestra un botón. Está previsto que se alargue hasta el año 2014 la adecuación de las nuevas instalaciones construidas en apartamentos residenciales para su venta.

Pero las posibilidades que ofrece Reino Unido van mucho más allá y se extienden por múltiples sectores. Entre los más interesantes para las empresas españolas se encuentran el agroalimentario (además de frutas, vinos, aceites o conservas), el de bienes de consumo (especialmente calzado, moda y mueble), el de materiales de construcción y el de productos industriales. La producción de bebidas y alimentos es el sector manufacturero que más está creciendo en Reino Unido. Algo que no es extraño si tenemos en cuenta que cada año se introducen nada menos que 10.000 productos nuevos en esta industria.

Tampoco hay que olvidar que el Reino Unido es todo un líder en mercados financieros. Tiene la mayor concentración de capital y medios así como un sistema regulatorio que hace que cada vez más empresas decidan operar desde Londres. Y es que más de la mitad de firmas son extranjeras, y de estas, un 52% americanas y un 26% europeas. Además, los países emergentes están jugando un papel cada vez más importante en todo este entramado.

El farmacéutico es otro de los ámbitos más atractivos de este país. Cuenta con más de 300 compañías que dan trabajo a 75.000 personas y que facturan 30.000 millones de libras. Además, se trata de una industria que mira constantemente hacia el futuro, ya que concentra casi el 30% de toda la I+D que invierte la nación. Los sectores de tecnología médica y biotecnológica tienen 4.000 empresas y dan trabajo a 86.000 personas con una facturación de 18.500 millones de libras. Y el gobierno apoya a estas industrias con beneficios fiscales que impulsan su creación y crecimiento.

Las telecomunicaciones y las energías tampoco se quedan atrás y son fructíferos negocios donde pueden colaborar las pymes españolas. El primer sector agrupa en estos momentos a 8.000 empresas, invierte 2.000 millones de libras anuales en I+D y está potenciando continuamente áreas como la tecnologías wireless, las redes, el hardware y todo tipo de infraestructuras. En cuanto a las energías, el gobierno está impulsando nuevas fuentes, fundamentalmente renovables, lo que supone todo un proceso de adaptación de la red con fuertes inversiones y múltiples oportunidades de negocio. Sin duda, muchas pymes españolas recordarán 2013 como el de las oportunidades que encontraron en un país post-olímpico.