Entradas

sgr

Sociedades de Garantía Recíproca, una sencilla forma de conseguir un avalista y mejores condiciones financieras

Los problemas de las pymes para conseguir financiación y crédito no son exclusivos de ahora, sino que ya existían hace más de tres décadas. Por eso, en 1978 se crearon las Sociedades de Garantía Recíproca, unas entidades que se están volviendo ahora a poner de moda y que pueden ser muy útiles para las pequeñas empresas, aunque no todas las conocen todavía o se han atrevido aún a acceder a ellas.

¿Cuáles son sus ventajas?

Fundamentalmente dos. Por un lado, pueden avalar operaciones ante bancos, cajas y administraciones y, por otro, son capaces de conseguir mejores y preferentes condiciones, gracias a los convenios que suelen firmar con ciertas entidades financieras.

Actualmente, en España actúan 23 sociedades de garantía recíproca, casi todas de ámbito regional y carácter multisectorial. Y, precisamente, el Gobierno anunció en 2012 que reforzaría el papel de estas sociedades como vía alternativa de financiación para pymes y autónomos, según confirmó entonces Ana Vizcaíno, la consejera delegada de Cersa, sociedad estatal adscrita al Ministerio de Industria encargada de respaldar las operaciones realizadas por las propias SGR. Incluso, la propia Cersa amplió capital en más de 19 millones de euros para aumentar los recursos destinados al sector.

Pero, ¿cómo funciona una SGR?

El mecanismo es sencillo. Tienen dos tipos de socios: los protectores y los partícipes. Los protectores realizan un importante aporte de capital que forma el Fondo de Riesgo con el que cubren las garantías otorgadas a los partícipes. Y suelen ser comunidades autónomas, cámaras de comercio, diputaciones provinciales, asociaciones de empresarios, entidades de crédito y empresas privadas. Mientras que los socios partícipes pueden ser cualquier pequeña y mediana empresa que cumpla los requisitos establecidos en los estatutos en cuanto a sector de actividad y ubicación geográfica, y solicite serlo para solicitar avales o usar otros de los servicios que ofrecen las SGR. Para ser socio participe solo hay que adquirir una participación social.

Para una pyme, las Sociedades de Garantía Recíproca tienen grandes ventajas. Gracias a ellas, puede conseguir firmar una operación de crédito frente a una entidad bancaria más fácilmente, ya que la SGR avala la operación, por lo que el banco o caja se siente más cómodo al reducir el riesgo, puesto que en caso de impago cuenta con un avalista. Y esto permite también conseguir una mayor capacidad de negociación en cuanto a condiciones financieras. Además, como explican desde Avalmadrid, se puede lograr tipos de interés más ventajosos y plazos más largos, mejorar las garantías ofrecidas y, por tanto, acceder a líneas de financiación mayores.

Precisamente, Avalmadrid acaba de firmar un convenio con la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) y la Asociación Madrileña de Trabajadores Autónomos (AMTAS) para facilitar financiación a través de avales a los emprendedores madrileños y a los autónomos que actualmente realizan ya actividades económicas.

santander

Santander y Cesce caminan juntos

santanderVarios son los motivos por los que una empresa decide dar el salto al exterior: estrategia global de crecimiento, globalización de los mercados, debilidad de la competencia, ventajas e incentivos económicos… Para facilitar dicho salto, Banco Santander (www.santander.es) dispone del denominado Plan Exporta, un conjunto de productos y servicios de negocio internacional. El mismo combina financiación para la exportación, financiación para proyectos de inversión e implantación en otros mercados con fondos ICO-ICEX, coberturas de riesgo como la Póliza Máster Oro de Cesce (www.cesce.es), transaccionalidad, coberturas de divisas, servicios de compañías externas y formación.

1. Características

El Plan Exporta, por lo que se refiere a la financiación a corto, ofrece anticipo de remesas de exportación, anticipo de créditos de exportación, así como anticipo de facturas y factoring de exportación. Referente a la transaccionalidad, aporta transferencias internacionales, negociación de cheques sobre el exterior, gestión de cobro de remesas simples y documentarias de exportación y tramitación de cartas de crédito. Otra ventaja es que al utilizar estos productos transaccionales se accede de manera automática a Santander Trade, herramienta de Banca Electrónica de la entidad que permite gestionar los productos de exportación.
También ofrece coberturas de cambio para las operaciones en divisas, seguro de transporte a través de la empresas Chartris (www.chartrisexporta.com), y formación (un seminario de iniciación a la actividad exportadora impartido por el CIFF de la Universidad de Alcalá de Henares para nuevos clientes).

2. Seguro de crédito

Asegurar a las empresas los riesgos de impago en ventas tanto nacionales como internacionales son la razón de ser de Cesce. Así, esta empresa especializada en la gestión integral de riesgo comercial, aporta su experiencia de seguros al Plan Exporta del Banco Santander. Y lo hace actuando tanto por cuenta propia (asegurando la insolvencia y morosidad prolongado de los deudores privados, nacionales o extranjeros y sus garantes), como por cuenta del Estado (cuenta con el 50,25% del capital), en cuyo caso cubre los riesgos políticos y extraordinarios (falta de transparencia de divisas, de impago de compradores públicos, los riesgos catastróficos y de guerra), así como los riesgos comerciales de operaciones con plazo de pago igual o superior a dos años.
Su póliza Máster Oro, en concreto, además de la cobertura del seguro, ofrece un servicio de prevención y recuperación de impagos y asesoramiento en la gestión de riesgos, que adelanta el cobro. Y los sistemas de vigilancia de Cesce avisan de cualquier situación anómala del mercado y así aconsejar en el momento oportuno a sus clientes sobre cuál es la gestión adecuada de sus riesgos. Otras ventajas del producto es que apoya la selección de clientes adecuados, hace un seguimiento y vigilancia eficaz, gestiona el cobro de la totalidad de la deuda en caso de impago, y reduce la siniestralidad gracias a su modelo predictivo de pagos.