Entradas

Hombre con traje señalando con el dedo

La importancia del liderazgo en los nuevos negocios

Hay que ganarse la confianza

Antes de fundar Tesla y revolucionar la industria de la automoción, Elon Musk, lanzó una empresa que fracasó, llamada Zip2. Según el propio emprendedor americano, la razón de que esta firma se hundiera fue que él mismo carecía de capacidad y habilidades de liderazgo. Jamás había estado al frente de un equipo de personas y eso le hizo imposible que pudiera tener el comportamiento de un buen líder. Debido a ello, nunca consiguió ganarse la confianza de los empleados y de los inversores. Esa falta de conocimientos fue, por tanto, lo que condenó a la empresa en cuanto aparecieron los primeros problemas, que coincidieron con la caída de las empresas de internet en Estados Unidos primero, y en el mundo más tarde.

El liderazgo es lo más importante

Sirva el claro ejemplo de Musk y su transformación radical posterior (solo así se explica lo que vale Tesla cuando aún no ha obtenido un dólar de beneficios) para destacar la importancia del liderazgo en los nuevos negocios. Da igual que los emprendedores cuenten con las mejores ideas de negocios, los recursos iniciales necesarios, la estructura, la oficina e incluso los proveedores. Poco importa también si se dispone de un gran equipo, un gran producto y servicios y la posibilidad de ofrecer un precio de mercado. Todo eso está muy bien, pero si no se es un buen líder, es mejor pensárselo dos veces, ya que las posibilidades de fracasar son elevadas.

¿Qué es el liderazgo?

Pero antes de ampliar el conjunto de las habilidades que convierten a un empresario en líder de un negocio que funciona es interesante definir qué es liderazgo y cómo afecta a la organización de la empresa.  Veamos: hablamos nada más y nada menos que de la manera en que el emprendedor guiará al equipo hasta la consecución de los objetivos marcados. En este apartado también se incluye la capacidad para abordar y resolver los problemas que puedan surgir y el método que se utilizará para lograr que la plantilla esté motivada y sepa trabajar en equipo.

La financiación

Esto solo con respecto al funcionamiento interno del negocio. Pero la capacidad de liderazgo también es fundamental para algo prioritario en los negocios que acaban de arrancar: conseguir financiación. Sin duda, un buen líder lo tendrá más fácil para convencer a bancos e inversores de que su empresa es una gran oportunidad de crecimiento y rentabilidad que uno que carezca de estas competencias.

Las capacidades de un buen líder

Ser líder implica acarrear con la responsabilidad de los resultados de la compañía y también con el peso de llevar la firma dónde se quería y por el camino que se había previsto. Por todo ello, quizá muchos expertos consideran que el valor y el coraje son características intrínsecas que debe tener todo líder empresarial y que no se pueden aprender en una escuela de negocios. Solo así el emprendedor será capaz de enfrentarse a todas las dificultades y presiones que, sin duda, una aventura empresarial generarán.

Como es previsible otra capacidad que debe tener un líder es un conocimiento perfecto del entorno económico en el que se mueve. Y es que solo sabiendo más que nadie se puede transmitir la confianza que todo equipo debe tener con su responsable. Además de ello, para ser un buen líder se deben cultivar los siguientes aspectos:

  • La comunicación

Se trata de una realidad irrefutable. Si se pretende que un grupo de desconocidos colaboren activamente con su proyecto y se sacrifiquen por el mismo deben estar motivados más allá de lo que aporta la nómina mensual. Para lograrlo debe haber una comunicación constante por todos los métodos posibles, como correos, mensajes, teléfono, en persona, etc… Lo que sea necesario para que el equipo esté al día en todo momento de lo que en realidad ocurre en la empresa y de las decisiones que ésta va a tomar en el futuro. Solo así el trabajador se sentirá valorado y querido y, por tanto, parte de la empresa.

  • Hay que dar ejemplo

Es obvio que la imagen que se ofrece es importante. Características como el profesionalismo en el trato, la ética, el entusiasmo que se transmite y la seguridad a la hora de hablar y tomar decisiones son claves para elevar el liderazgo de un emprendedor en la firma. Pero si la fachada que se ofrece hacia el exterior no es la misma que se tiene no hay nada que hacer. En ese caso por mucho que se hable y se trasmitan palabras sabias para motivar al equipo, si los colaboradores no le ven de la misma forma con la que se expresa tirará por tierra la credibilidad que haya podido lograr. Por ello, es mejor reservar los esfuerzos para trabajar y predicar con el ejemplo.

  • No hay lugar para la duda

Dudar y titubear cuando llega el momento de tomar una decisión importante es contrario al buen líder. Para ser capaz de decidir rápido y con acierto es importante que antes se haya realizado un trabajo previo en el que se analicen las diferentes posibilidades y entonces se decida lo mejor para el futuro de la empresa. La planificación, por tanto, también es una característica que un buen líder debe tener para ser capaz de salir de las situaciones complicadas que puedan generarse.

board-2434016_960_720

¿Cómo asegurar el éxito a largo plazo de los nuevos negocios?

Se flexible

La senda que conduce al éxito difiere en cada empresa. Existen oportunidades, trampas y cambios que deben superarse para lograr convertir una buena idea en un negocio de éxito. Sin embargo, superar los primeros problemas que un emprendedor se encontrará en su nuevo negocio son una mezcla de las palabras visión y flexibilidad.  La manera en la que se implemente esta mezcla será la clave del éxito de los nuevos negocios en el largo plazo.
Aunque no lo parezca, gran parte del éxito de una empresa a lo largo de los años se consigue en las etapas iniciales del negocio. Es justo en esos primeros momentos cuando es inculcan en la empresa factores fundamentales como la cultura, la diferenciación y el compromiso que el cliente tiene con el negocio. Esa visión del negocio que le puede hacer merecedor de dicho compromiso debe mezclarse con la manera en la que se satisfacen las nuevas necesidades que un negocio adquiere según aumenta su tamaño. Es decir, la flexibilidad en adaptar todos los procesos a las necesidades que en cada momento tiene la empresa.

Comencemos por el principio

Por tanto, y aunque muchos retos que los empresarias deben superar en los primeros momentos, a continuación mostramos diversas realidades relacionadas con la visión y la flexibilidad que son capitales para superar los primeros tiempos de vida empresarial.

Encontrar aquello que nos haga únicos

Las ideas de negocios que son el germen de toda nueva empresa, deben tener la suficiente calidad como para permitir al empresario entregar algo diferente al  consumidor. No basta con una referencia que sea buena. También debe constituir una novedad. De esa forma será capaz de lograr que la visión del negocio esté capacitada para responder a la gran pregunta de la que depende el éxito o el fracaso de un negocio: ¿qué me hace ser único?

Y es que un emprendedor debe valorar que cuando un cliente compra un producto de una firma de reciente creación está asumiendo un riesgo mayor que si lo hace de un negocio ya consolidado. Por tanto, debe estar lo suficientemente motivado por la calidad y singularidades del producto o servicio ofrecido. De ahí que sea imprescindible centrarse en el valor único de su producto casi desde antes de que existiera la empresa. Solo así se podrá diseñar esa funcionalidad extra que hace al producto diferente. Posteriormente se podrá hacer gala de flexibilidad y adaptar el producto a los cambios y nuevas necesidades del mercado. Pero el primer producto que sale a la venta es el que abre todo y, por lo tanto, es lo que más hay que cuidar y mejorar.

La importancia de la agilidad en los negocios

Algunas veces las historias de éxito de una empresa pasan por un fundador, en cual en su día fue un emprendedor, que se aferró a su visión de éxito y a su plan de negocios inicial, y que no vaciló aunque se le conminó a hacerlo. Ellos fueron capaces de ver un futuro para la compañía y no abandonaron nunca ese camino.

Pues bien, quizá esta estrategia sirvió en ocasiones. Sin embargo, esa es también la historia de muchas empresas que ya no están entre nosotros. Sin escuchar al mercado y a nuestros clientes es probable que no exista futuro. En los negocios, y más en las primeras etapas, construir un concepto y una visión es importante. Pero ser ágil y abierto a las nuevas ideas es la llave a la longevidad de la compañía.

Cuidado extra en la contratación

Cuando un negocio recién empieza es habitual que el emprendedor tenga la mente puesta en conseguir las metas que se marca. Es decir: que se centre en exclusiva en su visión. Pero es justo en esos momentos cuando se sientan las bases de la cultura empresarial de una empresa y las decisiones equivocadas en este sentido pueden tener un impacto a más largo plazo. Para ser capaces de crear una cultura válida para los objetivos marcados, el liderazgo de la compañía también debe estar involucrado en las personas que se contratan en esos primeros momentos. Será la única forma de asegurarse que se cuenta con el equipo adecuado para alcanzar las metas. Esto es esencial, ya que equivocarse con estos primeros empleados, hará que los siguientes también sean erróneos, ya que estos últimos se fijaran en los veteranos.

Lograr mejoras continuas con el cliente

El corazón de cualquier empresa es la relación que tenga con los clientes. Es evidente que la visión y la calidad del producto o servicio es la piedra angular sobre la que se construye todo. Pero si se pierde la confianza con el cliente, todo se acabará.

Por tanto, el cliente debe ser el centro de todo. Y eso solo se puede conseguir si toda la empresa es consciente de la situación y se vuelca a la hora de solucionar cualquier problema. No basta con la existencia de un departamento que atienda al cliente. Todos han de trabajar con el objetivo de lograr mejoras continuas de esa relación con el cliente. Será la única posibilidad de alcanzar un éxito duradero.

siete

7 innovadoras ideas de negocio para tomar buena nota

Los ejemplos sirven muchas veces de ayuda para desarrollar nuevas ideas de negocio, sobre todo si son tan innovadores y revolucionarios como los que acaban de quedar finalistas en la competición BBVA Open Talent 2013. De 20 proyectos que lo han conseguido 15 son españoles; 7 se los mostramos a continuación y dejamos los restantes para un próximo post. Ármese de lápiz y papel y tome buena nota. Probablemente, les aportarán nuevas chispas de ingenio que podrían llegar a traducirse en interesantes oportunidades de business.

1.-Air Comments. Este proyecto podría conseguir gran popularidad entre todos los públicos, ya que se trata de una red social que permite a sus usuarios dejar comentarios en el aire; La App usa realidad aumentada para ver exactamente donde la gente ha dejado estos comentarios y, para entrar en ella, solo hace falta identificarse utilizando la cuenta de Facebook o Twitter. Su uso es completamente gratuito.

2.-Bananity. Los intereses comunes son la clave de este negocio, que focaliza su esfuerzo en conectar a usuarios dentro de las redes sociales. A los conceptos se les llama “Bananity” y se reconocen por el siguiente símbolo delante de su nombre #, por ejemplo #El señor de los anillos. Una bananity se encuentra a medio camino entre un artículo de la Wikipedia y una #hashtag de Twitter.

3.-Blink Hotels. Se trata de otra idea de negocio muy práctica. Es una aplicación móvil de reserva de hoteles de calidad en el último minuto. En concreto, ofrece una solución de gestión de inventario a los hoteles y las tarifas más bajas a los usuarios. Esta start-up fue creada por un grupo de jóvenes españoles hace poco más de un año y ya ofrece más de 2.500 hoteles preseleccionados en más de 160 ciudades.

4.-Buaala. Es un proyecto de televisión interactiva, inteligente e internet (social) bajo el concepto de segunda pantalla (second screen), por el que los usuarios y las empresas pueden utilizar el potencial de nuevos formatos audiovisuales. Knowdle Media Group es un spinoff de Knowdle para la explotación comercial de esta nueva arquitectura de servicios bajo la nube.

5.-Noomad. Cuando todo parecía inventado, surge un nuevo sistema de doble rueda delantera para bicicletas, que mejora en muchos aspectos a la actual rueda única, potenciando la seguridad y la calidad de vida a bordo de los usuarios. Sirve para el transporte seguro de objetos, dispone de bandejas y otros adaptadores.

6.-Omanuh. Este proyecto se centra en un novedoso proceso de selección de personal, que se puede convertir en una buena alternativa al tradicional. Omanuh implementa una sesión de selección online, mediante una interfaz web multimedia, en la que se plasma el día a día del puesto vacante, se simulan escenarios de actuación reales y se plantean pruebas situacionales y casos prácticos a resolver por los candidatos.

7.-Samsamia. Esta revolucionaria idea de negocio facilita a las firmas de moda un sistema de business intelligence para obtener información de sus consumidores. Es una App para smartphones que permite hacer una foto a una prenda y, de forma instantánea, conocer su precio y en qué tienda se puede comprar. Además, ofrece otras de apariencia similar y da la posibilidad de comprarlas online a través de un sistema de e-commerce.