Entradas

plan_comercial

Plan comercial: errores básicos de marca

A la hora de montar un negocio y elaborar un plan comercial existe un aspecto al que, en ocasiones, los emprendedores no le dan la importancia que se merece: la marca. Conviene recordar que multinacionales como Coca-Cola, Apple o Google se gastan auténticas fortunas en determinar, establecer y mantener su imagen corporativa. Ellos lo consideran básico en su negocio. Entonces, ¿por qué no se le da la misma importancia en pymes consolidadas y en negocios que acaban de comenzar?
Denominaciones como Finanzas Martínez o Demoliciones Pascual puede que gusten a los fundadores de dichas empresas. Pero, desde luego, no son capaces de generar la cultura empresarial necesaria que sea capaz de atraer a los clientes a comprar los productos o servicios que estas firmas ofertan. Por tanto, si su caso es el de un emprendedor que está lanzando su negocio, le conviene determinar una estrategia de marca viable que no caiga en estos errores fundamentales y básicos que a continuación detallamos.

 

Diseño amateur del logotipo
Puede que tenga la tentación de llamar a algún conocido o familiar relacionado con el diseño gráfico para que le elabore en un par de horas un logotipo para su negocio. Quizá así le salga más barato pero a la larga le resultará caro. Una empresa seria debe tener una imagen acorde y para ello es necesario contar con un diseñador gráfico profesional al cual hay que explicarle con todo lujo de detalles qué es lo que queremos que el consumidor piense de la compañía con solo vislumbrar el logotipo.

Además esa persona debe encargarse de crear el libro de estilo para que todos los documentos con los que trabaja la compañía (cartas, tarjetas, presentaciones…) y las campañas de marketing sean homogéneos. Ser amateur en este punto no compensa, ya que se transmitirá una imagen errónea a los clientes que cuesta mucho esfuerzo desmontar.

 

No ser consistente
Si una empresa está ya en funcionamiento y cuenta con una imagen corporativa, que se quiere cambiar por los motivos que se consideren oportunos, es necesario hacerlo en todos los frentes. No puede ser que exista un logotipo determinado y que los folletos de marketing, etiquetas o facturas vayan con otros tonos de colores, o con una imagen diferente. No ser consistente con la marca genera confusión en los clientes, que tendrán dudas sobre la empresa a la que han comprado un producto o servicio. Hay que tener en cuenta que nadie tiene tiempo para perder en descubrir si detrás de dos logotipos diferentes se encuentra la misma firma. A la sociedad hay que presentarse con una imagen consistente y unitaria y ser consecuente con ella. Es decir: si queremos transmitir una imagen de calidad en nuestras referencias, no se debe generar una campaña publicitaria, basando todo en los bajos precios.

Este error ocurre con demasiada asiduidad y se encuentra entre las razones principales que llevan a que un negocio no atraiga la atención de los consumidores.

No tener eslogan
Seguro que recuerda casi todos estos reclamos: “Piensa diferente” (Apple); “¿Te gusta conducir? (BMW);  “Porque yo lo valgo” (L’Oréal); “Si bebes no conduzcas” (Tráfico); “Just do it” (Nike), “Vuelve a casa por Navidad” (Turrones El Almendro), etc. Todos ellos forman parte del club de los mejores reclamos publicitarios de la historia empresarial y reflejan en una sola frase la base del negocio. Desarrollar un eslogan pegadizo y que contenga la cultura de la compañía tiene un valor incalculable. Por contra, no contar con ningún reclamo lastra el normal desarrollo del negocio.

A la hora de montar una empresa y elaborar un plan comercial hay que tener claro también el reclamo que se pretende utilizar y valorar con estudios y diversas opiniones si es el más acertado para las referencias que se pretenden poner en el mercado.

No vigilar a los rivales
Antes de acometer cualquier plan comercial que incluya elementos de marketing, como el logotipo o la identidad corporativa, es fundamental estudiar a la competencia. Solo analizando cómo lo hacen los demás se podrán evitar errores importantes como diseñar una marca que coincida con otros o, por el contrario, que sea tan diferente, que confunda al comprador habitual. No tenga miedo en elaborar su propia versión de una buena idea que haya hecho la competencia. Si a otros les ha funcionado, a usted también puede ayudarle para incrementar ventas y beneficios.
Desconocer a nuestros clientes
No cometa el error de pensar que todo el mundo es susceptible de ser su cliente. No es así. Los productos o servicios que su empresa ofrezca interesarán a una parte de la población. Por tanto, es imprescindible que conozca el perfil de compradores que puede tener su negocio. Solo así, podrá realizar un buen trabajo con la marca. Y es que conviene recordar que un estudio de la consultora ClickZ desvela que saber quién es su cliente le permite retornos de su inversión del 241 por ciento. En cambio, desconocer dónde está su nicho hundirá cualquier posibilidad de éxito.

formacion_comerciales

Convierta su empresa en un centro de formación para sus comerciales

El departamento comercial es uno de los más importantes de la empresa. Ellos son los responsables de generar buena parte de los ingresos. De ahí que todo emprendedor que se precie pretenda que estos empleados dispongan de todas las herramientas necesarias para tener éxito en su labor, ya que toda la empresa depende de ello. Pero además de contar con las soluciones más adecuadas, ventas debe estar compuesto por un equipo formado de la mejor manera posible.

Sin una formación adecuada, el equipo va a la deriva y el crecimiento del negocio puede llegar a resentirse. Este punto tiene especial relevancia a la hora de acometer nuevas incorporaciones. Quizá más que en otros departamentos, la gestión comercial debe funcionar como un todo sin que existan fisuras. De lo contrario, se puede originar un efecto dominó con el resto de miembros más antiguos del equipo, que puede llevar a la pérdida de liderazgo.

La mejor forma de lograr los objetivos es convertir su empresa en un centro de formación continua para que sus comerciales siempre puedan mejorar sus conocimientos. Los emprendedores, por tanto, deben esforzarse en este punto, y estas cinco estrategias que a continuación detallamos le ayudarán en tan importante labor, que asegurará una mejora del negocio.

Difunda conocimientos de manera constante
En estos tiempos no es necesario buscar demasiado para dar con buenos contenidos. Una de las ventajas de la sociedad digital es la democratización del conocimiento. Basta con navegar por la red para que los emprendedores descubran una multitud de buenos contenidos que pueden ir desde el marketing y la compraventa internacional a las últimas estrategias a la hora de visitar clientes, o las técnicas de venta. Por tanto, es primordial que el empresario haga uso de esos recursos de probada eficacia y los comparta con su equipo comercial.

Cree una biblioteca de recursos en la que se incluya los artículos de los especialistas más prestigiosos  de los que su gente puede aprender a mejorar. Lejos de lo que pueda pensar, esta iniciativa agradará tanto a los veteranos como a los novatos, ya que serán conscientes de que la empresa hace un esfuerzo extra para que exista una continua mejora en su trabajo.

Aproveche las nuevas tecnologías
Las multinacionales no tienen inconvenientes en introducir plataformas de e-learning para la formación de los equipos. Tampoco debería tenerlos una pyme, ya que, con el entrenamiento previo adecuado, el aprendizaje electrónico ayudará a su equipo a identificar con mayor rapidez y eficacia los problemas del cliente y cómo el producto o servicio que su empresa comercializa, puede beneficiarle.

Otra de las ventajas que ofrece el e-learning es que su personal se puede formar en cualquier lugar, sin necesidad de desplazarse hasta un centro propiamente dicho para resolver cualquier duda. Internet posibilita que todo esté disponible al momento.

Permita a los veteranos ejercer una labor formativa
En este apartado no hablamos de una herramienta o solución específica que amplía conocimientos, sino de una forma de trabajar dentro del departamento comercial. Huya de la competitividad que muchas empresas imponen como funcionamiento interno y que mantiene enfrentados a los comerciales. A la larga es mucho más beneficioso para la firma que este departamento funcione como un verdadero equipo unido, en el que todos colaboren para obtener el mismo fin.

Un buen método para lograr que los veteranos no se vean presionados por los novatos es dotarles de una función formativa con los recién llegados. Esto ayudará a crear un ambiente más amigable donde todos se ayudarán para resolver los problemas con mayor prontitud.

Clases formativas cortas
Cuando no quede más remedio que llevar a cabo sesiones presenciales es importante que éstas sean lo más breves posibles. Muchos estudios han demostrado que por muy extensa que sea una charla o una explicación, la atención más intensa se produce por un periodo de tiempo que no supera los 20 minutos. Da igual lo bueno que sea el experto en cuestión, alargar en demasía una clase no aportará mayores conocimientos a los que se obtienen en una sesión breve.

La evaluación constante es imprescindible
Por su naturaleza, el departamento de ventas es uno de los más presionados de la empresa. Sus componentes están siendo constantemente valorados, ya que es muy sencillo conocer si sus cifras mejoran o empeoran. El emprendedor debe utilizar esta ingente cantidad de datos no solo para evaluar a sus comerciales, sino para encontrar los puntos débiles que se deben mejorar de cara a obtener mejores resultados.

En otras palabras, se debe buscar el lado amable de los datos y utilizarlos como herramienta de formación de cara a eliminar carencias y obtener como resultado un equipo más cohesionado.

Crear un equipo de ventas fuerte y eficiente es una de las cosas que usted puede hacer que son más beneficiosa para su negocio. Por tanto, no escatime y ofrezca a su departamento acceso a todas las fuentes de conocimientos disponibles hasta el punto de convertir su empresa en un centro de formación.

seo_2017

Tendencias SEO que los nuevos negocios deben seguir en 2017

Las tendencias SEO cambian continuamente y buena muestra del interés que despierta son sus continuas apariciones en mensajes en redes sociales, como Twitter, Facebook e Instagram. Si bien existen algunos componentes dentro del campo de la optimización de los motores de búsqueda (los famosos robots) que han funcionado siempre y que, es previsible, lo sigan haciendo en el futuro, siempre surgen cambios que conviene tener en cuenta para que la posición de nuestro negocio en buscadores (es decir Google) sea lo más elevada posible.

Para los nuevos negocios el conocimiento digital es fundamental para lograr una buena imagen de marca. Sacar provecho de las nuevas tendencias SEO es clave para la gestión comercial y de marketing de la empresa. Por eso desde este blog proponemos ocho nuevos puntos a vigilar en 2017 de cara a lograr que nuestra presencia digital sea lo más notable posible.

HTTPS ya es una obligación
Hasta el pasado año, que nuestra dirección de internet fuera http o https no implicaba cambios en cuanto a SEO. Ya no es así. Google ha hecho caso a las demandas de los internautas y premia el paso de las webs al protocolo https, que es más fiable a la hora de navegar. De hecho, la “s” del final es sinónimo de mayor seguridad en el intercambio de información con los servidores. El internauta busca cada vez más una experiencia segura por lo que este cambio es obligatorio y, lejos de lo que pueda parecer, implica un mínimo coste.

Tendencia hacia los contenidos largos
No es algo nuevo de este año pero cada vez se impone más en cuanto al SEO la preferencia a los contenidos extensos. ¿Cuánto? Una media de 2.000 palabras se considera adecuado y hace que nuestras páginas tengan mayor facilidad para atraer a los robots sin necesidad de tener que pagar por ello.

Los entornos sociales, cada vez más importantes
Piense acerca de la actividad y la creciente participación de todo el mundo en entornos sociales. Esta tendencia imparable lleva a que muchos productos y servicios se descubran en las redes, ya que los consumidores prefieren recurrir a los consejos anónimos de Twitter o Facebook, más que a voces más expertas. Ante esto, las marcas recurren cada vez más a estos entornos de cara a promocionar sus referencias y a mejorar sus servicios de atención al cliente, siendo activas en múltiples plataformas. Los nuevos negocios online (u offline) de los emprendedores también deben hacer un esfuerzo que, sin duda, incrementará el tráfico a su red.

Incremento de los servicios de búsqueda por voz
Google Home y Echo de Amazon permiten a los consumidores realizar búsquedas sin necesidad de utilizar teclado, ya que basta la voz para que el ordenador acate nuestras órdenes. Estos servicios irán mejorando con el tiempo y cada vez ganarán mayores funcionalidades por lo que es lógico suponer que el crecimiento generará oportunidades que sería interesante aprovechar. Su negocio no puede ser ajeno a ellas, ya que el SEO premiará cada vez con mayor intensidad un site preparado para los servicios de búsqueda por voz.

Google prefiere las páginas basadas en AMP
Accelerated Mobile Pages Project (AMP) es una manera de compilar páginas web para contenido estático para representación rápida que cada vez es más seguido por Google. Gracias a este protocolo las páginas se cargan al instante al ser webs de código abierto, mejorando con ello la experiencia de usuario. Circunstancia que siempre ha sido importante para los buscadores, pero que en 2017 seguirá ganando en influencia.

La mejor experiencia de usuario
Casi como si fuera una continuación del anterior punto, las ventajas de proporcionar una experiencia de navegación agradable para el internauta hace que éste permanezca más tiempo en la página, lo que impacta directamente en el SEO. Por si fuera poco, los visitantes que permanecen en el site se involucran más con los contenidos, reduciendo con ello la tasa de abandono. Esto también aumenta el tiempo promedio de permanencia, impulsando con ello la notoriedad de su negocio online.

Primero, los dispositivos móviles
En la actualidad, el tráfico proviene cada vez en mayor medida de dispositivos móviles, superando por un elevado porcentaje al que envían los ordenadores de sobremesa o portátiles. Esta circunstancia obliga a que la web esté concebida y diseñada primero para su correcta visualización en smartphones y tablets. Obviamente Google relegará a las últimas posiciones de su buscador aquellos sites que todavía no estén adaptados a las nuevas tendencias de navegación.

Los beneficios de los enlaces
En este sentido no hay demasiados cambios. Siempre es positivo enlazar a otras páginas desde nuestros propios contenidos, ya que es una práctica premiada por el SEO. Colgar en el site infografías también constituye otra buena herramienta para impulsar nuestra posición en Google.

conseguir_millenials

Cómo conseguir negocios que funcionen entre los millennials

Cada vez existen más voces que reconocen que la generación conocida como millennials serán los consumidores que impulsarán los negocios en un futuro cada vez más cercano. El número es una de sus fortalezas. Se trata de un grupo de personas que, en la actualidad, tienen edades comprendidas entre los 22 y los 36 años y que suponen el 25 por ciento de la población del planeta.

Pero a diferencia de otras generaciones, como la del Baby Boom o la generación X, los millennials son conscientes de que son únicos e importantes y deben ser tratados como tal. Esta característica supone un cambio total en la manera en cómo los emprendedores deben dirigir los negocios. Conseguir una empresa o una marca capaz de funcionar entre este masivo grupo de la sociedad significa adoptar estrategias diferentes en toda la empresa, pero muy especialmente en todos los departamentos relacionados con ventas.

Ante la magnitud del reto, es importante que la gestión comercial y de marketing de los nuevos negocios esté basada en las siguientes estrategias. Será la única forma que un emprendedor tendrá para lograr que su negocio funcione entre los millennials.

Centrarse en el móvil
Para conquistar a los millennials lo primero que hay que lograr es conectar con ellos. Y esta generación siempre va unida a sus teléfonos inteligentes. En concreto, casi el 90 por ciento de este colectivo de la sociedad nunca se aleja de su smartphone, mientras que el 78 por ciento reconoce que lo primero que hace después de despertarse es consultar su dispositivo móvil.

Ante esta circunstancia, resulta obvio que para ganarse el corazón de los millennials hay que empezar conquistando sus teléfonos. Todos los esfuerzos de marketing de una pyme deben comenzar en estos aparatos y lograr que el contenido involucre a sus propietarios. Olvídese de la página web. Como ya se ha dicho: todo, absolutamente todo, debe estar enfocado y dirigido a verse en una pantalla táctil y de reducidas proporciones.

Contenido que interese
A los millennials les interesa más las experiencias que las cosas materiales. Esta es una característica que les diferencia de sus padres, que siempre elegían un reloj o un coche a un viaje o a una cena en un restaurante. Sus hijos, nuestro público objetivo, harán justo lo contrario. Por tanto, cualquier vendedor que esté interesado en ganarse a los consumidores millennials debe adaptar su estrategia a ellos. Las promociones, ofertas, etc., deben olvidar los premios materiales para centrarse en otro tipo de obsequios más relacionados con actividades. De esa forma, se tendrán muchas más opciones de ganarse el interés y la atención de este nuevo y exigente consumidor.

La transacción comercial debe ser fácil y lo más moderna posible
El millennial es una persona informada y muy tecnológica que no permite que una marca le ponga problemas a la hora de pagar. Por tanto, la obligación de un emprendedor que pretende captar a este inmenso grupo es poner las cosas muy sencillas y fáciles, evitando cualquier tipo de problema que esté relacionado con la tecnología.

El poder de los millennials empieza a ser tan grande que obliga a adaptarse a ellos en todos los frentes. De lo contrario, se correrá el riesgo de poseer un negocio en fuera de juego.

Conquistar las redes sociales
El 28% de los jóvenes y el 23% de los millennials más veteranos asegura que jamás utilizarán una marca que sí utilizaban sus antecesores y, desde luego, jamás comprarán algo que desaconsejan las personalidades más influyentes de las redes sociales. En otras palabras: lo anterior no vale para nada y lo que se dice en los entornos sociales tiene un poder casi infinito. Por tanto, no queda más remedio que conquistar las redes sociales y a los autores con más seguidores e influencia. Así que es clave enfocar la gestión comercial y de marketing en ese terreno para tener posibilidades de llegar al corazón de los nuevos consumidores.

Siempre con la verdad por delante
Los millennials también exigen que las marcas tengan unos valores auténticos y genuinos. Es una generación concienciada con la ética y la sostenibilidad y necesitan que los productos que adquieren tengan sus mismas inquietudes. Es necesario adaptar toda nuestra estrategia de comercialización y de marketing en busca de atrapar esos valores. Sin ellos no se podrá hacer nada.

Un buen paso para conectar con los millennials es a través de los contenidos. Es fundamental para construir confianza en la marca y la lealtad de un cliente que, por naturaleza, no tiene tendencia a casarse con ninguna empresa. Algo que también diferencia a esta generación de las anteriores.

emprendedores_patrocinio

¿Cómo logran los emprendedores acuerdos de patrocinio?

Basta encender unas horas la televisión para encontrar incontables ejemplos de patrocinios. Desde las carreras de coches, con monoplazas y pilotos portando infinitas marcas en la carrocería y mono de competición, ciclistas, series de televisión, anuncios exclusivos…. Todo ello forma parte de lo que en gestión comercial y marketing se conoce como patrocinios. Se trata de una herramienta muy utilizada por las grandes marcas pero de la que el emprendedor también puede obtener jugosos beneficios.

 

Piense en su área de influencia y en algún club deportivo. Patrocinar la camiseta de ese club le dará una amplia cobertura publicitaria sin necesidad de realizar un gran esfuerzo económico. Por eso, un emprendedor nunca debe desechar la idea de que los patrocinios formen parte de su plan comercial. La mayoría de las veces, el conocimiento de la marca es la frontera que separa a los negocios con futuro de los que fracasan. Y en ese trabajo, los patrocinios juegan un papel de una importancia similar a cualquier campaña de publicidad o marketing.

 

Sobre el tipo de patrocinio, el propio emprendedor es el que mejor conoce qué institución o complejo es el que le puede dar mayor alcance dentro de su área de influencia, por lo que en este post detallaremos las mejores opciones que una pequeña empresa tiene a su alcance para lograr acuerdos de patrocinio.

Las dos direcciones
Cuando se habla de patrocinio se piensa que sólo va en una dirección. Es decir: la empresa A pone dinero para que su marca luzca en los productos o servicios de la empresa B. Esta teoría no es del todo cierta, porque los patrocinios funcionan en ambas direcciones. Un emprendedor también puede ser capaz de atraer el interés de patrocinadores, que estén dispuestos a invertir en usted o en su negocio.

 

Los entornos sociales han facilitado de forma notable este trabajo. Ahora “basta” con ser un autor conocido en redes para convertirse en prescriptor. Si eso le ocurre no dude en que las oportunidades no tardarán en llegar. Así le está ocurriendo ya a innumerables blogueros y youtubers, que reciben ofertas millonarias de diversas empresas porque hablen de sus productos en sus blogs o ‘vlogs’.

 

¿Cómo encontrar los patrocinadores adecuados?

Pongamos el ejemplo de que usted tiene un negocio que se dedica a la organización de eventos y que necesita apoyo por parte de empresas. ¿A cuáles debe acudir? Seleccionar las puertas a las que llamar es fundamental, por lo que la mejor manera de no equivocarse es ponerse en la piel del posible patrocinador y preguntarse si él podría querer llegar al público objetivo al que va dirigido su evento. Es importante ser realista y no pensarse que Microsoft va a patrocinar un acto local.

 

De nuevo Internet es una herramienta imprescindible para esta labor. Se puede descubrir mucho de los intereses de una marca visitando su web y sus diferentes perfiles en redes sociales.

 

La presentación de la idea

Una vez claros los nombres, toca presentar la idea. La palabra mágica es simplicidad. En gestión comercial y marketing es mala idea presentar al posible cliente o patrocinador decenas de páginas con arduas explicaciones. En la actualidad el tiempo es un valor muy preciado por lo que toda nuestra explicación, incluyendo las ventajas que el patrocinio generará en la marca deben estar incluidas en un folio.

 

No hace falta más. 600 palabras son más que suficientes para ofrecer una idea general, en la que luego habrá que profundizar a través de las pertinentes entrevistas que haya que realizar. Eso sí, en esos encuentros tampoco se muestre demasiado arduo. Limítese a explicar de forma resumida las bondades de su propuesta y esté preparado a contestar a todas las dudas que se le formulen.

 

Llegados a este punto suele ayudar bastante adelantarse a esas preguntas que casi seguro que recibirá por parte de su interlocutor. Así que no dude en explicar detalles sobre la colocación de su logotipo, los soportes, el número aproximado de personas que asistirán a los actos, etc. Lo importante es estar preparado para todas las dudas que nos puedan formular.

 

Y no olvide que el patrocinio tiene dos direcciones. Por lo que puede que alguien se acerque a su negocio de éxito a solicitarle apoyo publicitario. En ese caso, deberá estudiar el proyecto, evaluarlo y observar si le puede aportar un extra a su marca.

 

El acuerdo
Aunque parezca que los acuerdos de patrocinio se cierran siempre con un patrocinador que paga y un patrocinado que recibe la transacción económica, en muchos casos no ocurre así. Los cupones descuento, un porcentaje de las ventas, regalos, intercambios, premios, etc. Todas ellas son fórmulas válidas que pueden acercar más la consecución de un acuerdo del que su empresa solo saldrá beneficiada.

errores_marca

Errores de marca que no cometen los negocios rentables por Internet

En la actualidad, el cuidado de la marca en el ámbito digital es tanto o más importante que en el físico. De ahí que sea fundamental no cometer errores que puedan afectar propiamente al negocio. Las dos primeras y grandes lecciones que nos enseña Internet es que no perdona errores y que es más complicado esconderlos. Desde la intimidad de las redes sociales, el usuario tiene un canal libre para vocear a los cuatro vientos cualquier fallo, por lo que resulta casi misión imposible taparlo.

Para evitar inconvenientes con la enseña que puedan afectar a su marca, hemos preparado esta serie de errores que lastran la presencia de la empresa en Internet.

No tener una visión suficientemente amplia y a largo plazo de la marca
Muchos emprendedores pecan de conformarse y de pensar que los productos o servicios que pueden comercializar son, como mucho, buenos y capaces de presentar un aspecto diferenciador con respecto a la competencia. Con esa visión tan modesta no se puede aspirar a crear una enseña poderosa, que funcione tanto en el ámbito digital como en el físico. Un emprendedor debe pensar siempre que lo que vende es casi el producto o el servicio del siglo, e idear una enseña que sea capaz de perdurar en el tiempo. Algo que no es sencillo en un mundo basado en la cultura de usar y tirar.

Equivocarse en la elección del nombre
La gestión comercial y marketing que da buenos frutos presta especial atención al nombre que se pone tanto a la empresa  como a las referencias que se comercializan. Un mal branding puede originar importantes problemas. Así le ha ocurrido a grandes empresas que por no profundizar en la pronunciación y el significado de sus marcas, cometieron el error de, por ejemplo, llamar Pajero o Laputa a dos modelos de coches. Las marcas de negocios rentables por Internet deben ser únicas y globales.

El emprendedor se convierte en hombre orquesta
La falta de medios o la falacia de creerse capaz de todo lleva en ocasiones a los emprendedores a querer abarcar todas las decisiones. De ahí que sea más fácil cometer fallos a la hora de cuidar la huella digital de nuestra enseña. Aunque cueste reconocerlo, uno no es experto en todo y, probablemente, los temas relacionados con el SEO y las redes sociales no estén entre los conocimientos que atesoramos. De ahí que la mejor manera de acertar sea delegar en verdaderos expertos las labores en Internet y centrarnos en la gestión del negocio.

No tiene copia de seguridad
Todos los esfuerzos realizados en pro de dar a conocer nuestros productos o servicios en la red pueden quedarse en  nada si usted no posee una copia de seguridad (backup) de todo su entorno digital. Los emprendedores suelen cometer el error de pensar que los virus, los troyanos y los ataques informáticos nunca pueden afectar a una pyme y que los piratas sólo tienen a las grandes multinacionales entre sus enemigos. No es así. No cometa el error de pensar que a su negocio de éxito nunca le puede pasar.

No tiene un mensaje claro
La existencia de diversos entornos sociales (Facebook, Twitter, LinkedIn, Instagram, etc.) puede inducir a cometer el error de que una marca mande mensajes contradictorios dependiendo de la red social en la que se mueva. Se debe cuidar que todos los comentarios que partan de la empresa sigan una línea similar. Algo que sólo se logra planificando cada movimiento.

No se busca en Google
Google es una herramienta clave de los negocios por Internet (y de los que no están en ella) para conocer si la marca está o no relacionada con cierto contenido embarazoso que puede afectar al negocio. A pesar de ello, los emprendedores no suelen utilizar esta herramienta tan sencilla para conocer la información que los usuarios tienen sobre nuestra enseña y nuestro negocio.

No menciona nunca a los demás
Aunque lo más normal en el mundo de los negocios es no hablar de la competencia, obviarlos dentro de las redes sociales no suele dar buenos resultados. Lo más provechoso para su marca es hacer alguna referencia, siempre respetuosa, a lo que se puede encontrar en el sector. No hay que olvidar que el propósito de los entornos sociales que es el de interactuar y ayudar. De ahí que la mera utilización de este escaparate para promocionar nuestras soluciones no sea bien visto por la inmensa comunidad de usuarios que las utiliza.

 No menciona lo que hace
Al contrario que en el punto anterior, también supone un error importante asumir que todo el mundo en Internet sabe quién es usted, cuál es el nombre de su empresa y a qué se dedica. De ahí que la estrategia acertada a seguir por los negocios en Internet sea la que sugerir a sus seguidores preguntas como “¿sabes que nos dedicamos a…?” o similares. Además en este tipo de conversaciones puede asegurarse de explicar las virtudes que convierten a su negocio en mejor que el resto de rivales.

Deja morir los dominios
A la hora de comprar un dominio, las marcas suelen hacerse con las principales terminaciones (.com, .es, .eu, org…), lo que es una medida lógica y acertada para no generar confusiones entre los internautas. Lo que sí supone un inconveniente es no utilizar todos los dominios que se adquieren. No cometa el error de seleccionar una dirección principal y deje morir al resto, ya que hará que potenciales clientes se confundan y lleguen a enfadarse.

No meterse en las conversaciones
Los productos y servicios y las marcas de los negocios rentables por Internet son conocidas por todo el mundo. La popularidad se obtiene, en parte, gracias a aumentar la presencia en la red. Para lograrlo, nada mejor que dar nuestro punto de vista sobre diversos asuntos, incluso aquellos que no tienen relación con el negocio. Siempre que sean intervenciones respetuosas y que respeten los principios de la marca, se trata de una política positiva que dotará de popularidad al negocio.

Para terminar, conviene no olvidar que cualquier dato que introduzcamos en Internet es un elemento que le identifica tanto a usted, como a su negocio y a su marca. Lo malo es que a diferencia del mundo real, los datos digitales no pueden ser completamente eliminados. Por lo que es vital vigilar cada movimiento que se realice en Internet para impedir que cualquier error pueda afectar al éxito del negocio.

consejos_marketing

Consejos para una gestión comercial y de marketing sin grandes costes

Muchos emprendedores se desaniman porque no disponen de un gran presupuesto para realizar campañas de marketing masivas y, sencillamente, se olvidan de un apartado que es fundamental para promocionar y dar a conocer tanto la marca como los productos o servicios que se ofrecen. Si usted se encuentra en ese caso, es importante conocer que existen unas pocas fórmulas que permitirán realizar acciones publicitarias de nuestro negocio sin necesidad de invertir grandes cantidades en las mismas. Dichas fórmulas parten de un principio, que es la creatividad. Sin ella será imposible llevar a cabo una acción con un mínimo de posibilidades de alcanzar el éxito.

De hecho, da igual que se parta de un presupuesto ilimitado, un empresario no podrá nunca desarrollar una campaña que produzca resultados si no vuelca creatividad en el proceso. El marketing se basa en la forma de acercar un mensaje y, para lograrlo, muchas veces no es necesario contar con demasiado dinero para invertir. Aquí le contamos cinco maneras de promocionar su negocio para las que no se necesita exprimir la chequera.

Una estrategia profesional de Social Media Marketing
Obviamente en el mundo digital en el que se mueve la economía actual, contar con redes sociales, como Facebook, Instagram, Twitter e incluso Snapchat, es fundamental porque dan acceso a un universo de millones de clientes y consumidores potenciales, que están distribuidos por todo el planeta. La mejor manera de atraer seguidores a su negocio es proponiendo un contenido interesante que, en la mayoría de las ocasiones, se aleje del mensaje publicitario. Para crecer en este aspecto, muchas veces es más conveniente convertirse en una marca útil que en basar toda la estrategia en el precio que se oferta.

Así, poco a poco, irá construyendo una audiencia social de peso, que se convertirá en un activo valioso y le permitirá comercializar sus productos sin coste alguno. Para conservarla, es importante no abrumar al público con constantes mensajes publicitarios. Piense que si alguien le sigue en redes sociales ya está interesado en lo que ofrece su negocio. Por tanto, no es necesario que inunde a su comunidad con marketing directo. Esta estrategia agresiva puede hacer que huyan de su marca. En lugar de eso, se debe apostar por mensajes útiles e inteligentes que logren despertar el interés de la marca.

Busque acuerdos con empresas que compartan un mismo público
Se trata de un manera muy sencilla de desarrollar su marca y darla a conocer a una audiencia muy específica. El emprendedor debe identificar las oportunidades potenciales de una compañía y cómo puede complementarse con la suya. Lógicamente no podrán aliarse si trabajan en el mismo sector y son competidores. Se deben buscar otros caminos para la asociación. Por ejemplo, usted tiene un firma de diseño de páginas web y ha realizado el site de un despacho de abogados. Pues bien, un apartado de ese contrato que usted ha firmado con ellos podría incluir una colaboración para promocionar los negocios entre las distintas clientelas.

Lo más importante es que los acuerdos cumplan dos requisitos: longevidad y satisfacción de ambos socios. Así se dispondrá de mayores posibilidades de alcanzar el éxito. Esta estrategia consume beneficios, pero le permitirá construir un negocio más allá de la publicidad tradicional.

Conozca a sus mejores clientes y atrápelos
Una de las primeras obligaciones de cualquier emprendedor es la de saber cuáles son sus mejores clientes y conseguir, al menos, su correo electrónico. Será una forma de lograr la fidelización y promocionar su marca. Pero, como decíamos en el primer punto, a este segmento de consumidores que ya conocen la marca no se les debe agobiar con promociones comerciales. Es mucho más provechoso para el negocio, ofrecer información relevante relacionada con la industria en la que trabaja.

Pongamos el caso de que usted se dedica a la compra y venta de entradas a conciertos, espectáculos deportivos, etc. En este contexto la información que debe hacer llegar a su clientela más selecta, por el canal que estime oportuno, es una agenda con acontecimientos de la ciudad que puedan ser de interés. Este tipo de marketing de contenidos útiles mantiene la marca en la mente de los clientes, logrando, de paso, que ese consumidor piense en su negocio la próxima vez que pretenda adquirir una entrada.

Baje al mundo real y pise la calle
Por desgracia, muchas veces los empresarios viven en un mundo que es ajeno a la realidad en sí misma. Un emprendedor no debe renunciar nunca a bajarse al barro y patearse la calle para no perderse entre los continuos cambios que se dan en las tendencias y los gustos de los consumidores. Tampoco se debe renunciar a promocionar su marca de forma personal entre la población de su zona. No tenga miedo a pasear y charlar con la gente para que le conozcan. Se trata de una acción de promoción que es gratuita y que suele dar buenos resultados, sobre todo, durante los primeros meses de vida del negocio.

Convierta su acción en viral
Ya hemos comentado que la creatividad está detrás de todo. Pero en este punto su influencia adquiere proporciones máximas. Para realizar una exitosa gestión comercial y marketing hay que lograr el mayor alcance posible. Y eso se puede hacer llamando la atención y convirtiendo la acción en viral. No se trata de invertir dinero, sino de utilizar la creatividad para promocionar el negocio, logrando de paso, que lo que se cuenta sea imprescindible para los usuarios. Para ello la creatividad es el principal aliado.

564654

Métodos para lograr una gestión comercial y marketing arrasadora

564654Existen muchos planes de marketing. Pero eso no quiere decir que todos sean buenos. Los mejores traen implícitas una serie de cualidades que multiplican su alcance y transforman a los consumidores en clientes potenciales de nuestro negocio. En este post vamos a tratar de dar respuesta a la pregunta sobre las cualidades que debe tener una acción de marketing para captar a un número inusitado de seguidores. Las dividiremos en cinco y para comprenderlas mejor vamos a utilizar un hipotético ejemplo de que nuestra pyme es una tienda de moda. De esa forma será todo mucho más cercano. Pero eso no quita para que todas las características analizadas a continuación sean válidas independientemente del ramo de actividad económica en la que se mueva nuestro negocio.

Centrado en nuestro mercado
Lo primero que hay que hacer antes de afrontar cualquier operación comercial es definir nuestro mercado objetivo. Una empresa no puede plantear nada útil partiendo de la premisa de que debe contentar a todo el mundo. Si lo hace, pondrá más presión sobre la firma, generará dispersión y el plan fracasará sin remedio.

Teniendo esto presente y volviendo a nuestro establecimiento comercial de moda, debemos tratar de reducir al máximo nuestro mercado. La tienda ofrece ropa para hombre, mujeres, niños, para jóvenes, clase alta, baja, de temporada, outlet, etc. Sólo cuando tengamos definido un grupo de población específico para el negocio es cuando hay que poner en funcionamiento el plan comercial. Existe una regla básica que es importante seguir. La fórmula consiste en: elegir, dividir y conquistar.

Enfocado en el producto
Las campañas que mejores resultados ofrecen son las que se centran en la promoción de un producto o servicio. Es decir: la tienda debe hacer elegir y apostar por un género (zapatos, cazadoras, etc.) en vez de ofrecer un bodegón de la nueva colección. Las promociones de carácter general  son más interesantes para las grandes empresas. Pero en las pymes es más recomendable especificar en todos los puntos.

Las acciones a desarrollar tienen que enseñar al consumidor las excelencias de nuestro producto (pongamos unos zapatos que sirven para ser más altos) y demostrar por qué son mejores que los de la competencia. Da igual que la promoción se centre en un punto de vista didáctico. Lo más importante es que se ciña a unas referencias en concreto, y no a todo el catálogo.

Todo debe ser cuantificable
Cuando los bancos presentan sus resultados económicos trimestrales o anuales hacen siempre especial hincapié en el ROI, que significa resultado sobre la inversión. Esa es la mejor forma que tienen para demostrar que está haciendo las cosas bien y que el dinero que gastan regresa a la entidad multiplicado por la cantidad que sea.

En nuestra tienda de moda también debemos basar toda nuestra estrategia en el ROI. Tenemos que fijar todas nuestras metas de forma cuantificable y numérica. Esas cantidades deben contener todos los detalles, objetivos y la línea temporal de metas. Es la mejor forma de realizar un plan de marketing eficaz. Una marca de moda no puede tener vaguedades en sus objetivos. No se puede decir que queremos hacer  felices a los clientes, ni que apostamos por la calidad. Esas variables no caben en el ROI. El plan debe incluir metas sólidas como la de llegar a una facturación de x millones antes de tal fecha, etc.

Esta es la forma de lograr una buena gestión comercial y marketing. Todo debe estar basado en los números, lo que no quiere decir que usted no puede disponer de otros planes de marketing diferentes en los que importe más, por ejemplo, dar a conocer la firma. Esto es interesante para las empresas que llevan poco tiempo de funcionamiento. Si esa es su situación, lo mejor es que tenga dos planes, uno a largo plazo y otro a corto, que deben trabajar al unísono para alcanzar los objetivos. Eso sí, asegúrese de que ambas metas son alcanzables.

Pida detalles sobre el trabajo realizado
Un buen plan de marketing necesita algo más que un grupo de personas que desarrollan un trabajo encomendado. Debe contar con una implicación y una creencia absoluta por parte del equipo en las ideas defendidas en la acción comercial. Por eso, una de las tareas de todo emprendedor es la de pedir que se le rindan cuentas por el desempeño. Pero no al grupo en general, sino de forma individual. Asegúrese de premiar a los que estén dando todo y de echar una reprimenda a los que no estén suficientemente implicados. Será la mejor forma de desarrollar una estrategia ganadora, tanto para el corto como para el largo plazo.

No tenga miedo de actualizar
Un plan de marketing no es un documento cerrado sino un proceso planificado que está en continua transformación. Por suerte o por desgracia, vivimos en un mundo que va a mucha velocidad y es muy probable que una estrategia que nos parecía perfecta pierda su vigencia cuando pasa el tiempo. De ahí que el seguimiento cuantificable de los objetivos intermedios sea muy importante. SI no se alcanzan, es que hay puntos estratégicos que están equivocados.

Si eso ocurre, lo mejor es sentar al grupo de marketing y volver a desarrollar esas ideas que están atrasadas en el tiempo. No piense que una estrategia comercial a cinco años no tiene altibajos. Para que tenga éxito habrá que concretar reuniones revisarlo todo y cambiar lo que no acabe de dar resultado. Así logrará afinar la estrategia a seguir y sus posibilidades de éxito aumentarán de forma exponencial.

errores_contenido

Gestión comercial y marketing: errores de contenido

errores_contenidoSiempre se dice que el contenido es el rey de todo. Y es una realidad. Y mucho más en los tiempos que corren en los que la generación conocida como millennials adora meterse en Internet y consultar las redes sociales, ávidos de encontrar información, crítica en muchos casos. Este hecho supone una oportunidad sin igual para cualquier negocio.

 

Un buen contenido puede fomentar las ventas, independientemente del área económica o de actividad en la que trabaje una empresa. Esta afirmación está corroborada por datos. Según un reciente estudio, más del 60% de los consumidores realizó sus compras basándose en lo que se decía del producto, servicio o marca en los entornos sociales.

 

Ante este panorama, no queda más remedio que enfocar la gestión comercial y marketing hacia el contenido. Pero, cuidado, subirse a esta ola no es tarea sencilla. De hecho, es muy sencillo cometer errores que pueden dañar la imagen de una empresa. Algunos de los más habituales los vamos a tratar a continuación. El objetivo es descubrir la manera de no caer en estos fallos.

 

Conectar con nuestro tipo de cliente
Antes de iniciar cualquier estrategia de marketing de contenidos es necesario saber cuál es nuestro público. No tiene nada que ver escribir una información para los jóvenes que para los senior. Tampoco coinciden la mayoría de los gustos de los hombres con respecto a las mujeres. Y qué decir de la clase social. Los intereses de la media-alta no tienen nada que ver con los de la parte más baja de la pirámide social.

 

Una vez conocido nuestro target, hay que elaborar un contenido dirigido hacia ese público. Esto quizá puede sonar a obvio, pero estamos ante el mayor reto de una estrategia de marketing de este estilo. Un error muy común es no centrarse en un tipo objetivo y elaborar una campaña que busca llamar la atención. Una especie de cebo en forma de promoción que, equivocadamente, se piensa que funcionará con todo el mundo. No es cierto. Y lo peor es que caer en lo fácil puede ser perjudicial para la credibilidad de la empresa.

 

La sociedad está harta de recibir este tipo de anuncios a través de cualquier canal imaginable. SMS, navegador, email, correo ordinario, llamadas de teléfono… Ante este bombardeo masivo, no es una buena idea sumarse a esa misma ofensiva. En nuestra opinión es mucho más beneficioso a largo plazo que su pyme apueste por un contenido especial dirigido de forma individualizada a cada cliente potencial, y que no tenga el único fin de hacerle pasar por caja.

 

Aunque no se lo crea, puede que un anuncio que contenga información sobre su sector, o sobre las excelencias de su cadena de producción obtenga mejores resultados que el típico spot que se envía de forma masiva. Además, un emprendedor debe ser consciente de que siempre estará más en contacto con los clientes. Para una multinacional, saber quién le compra es una tarea muy complicada. Pero una pyme lo tiene más fácil, aunque sólo sea por una cuestión matemática.

 

En definitiva, hay que intentar que la gestión de marketing integre la elaboración de contenidos de alto valor añadido que estén perfectamente dirigidos a nuestro público objetivo. Será la mejor opción de futuro para su firma.

 

Tener un plan real

El mero hecho de escribir contenidos de calidad de forma constante puede ser una labor agotadora para cualquier emprendedor. Más pronto que tarde comprobará que las ideas no son infinitas y que necesita ayuda. De ahí que tenga que apoyarse en un equipo, que no tiene que ser obligatoriamente el área de marketing. Cualquier empleado puede tener una visión interesante en este sentido. La misión del empresario es no cerrarse en banda y escuchar todas las posibilidades.

 

Una vez que tengamos las ideas hay que elaborar un plan en el que se define el orden y el momento en el que se subirán los diferentes contenidos. También hay que estudiar su impacto y aprender de los errores. Puede que pensemos que un tema interesa mucho a los clientes y hayamos comprobado que no ha sido así. En ese momento hay que ser ágil y eliminarlo de posteriores informaciones.

 

El plan de gestión comercial y marketing debe incluir siempre las ideas. Hay que planificar la elaboración del contenido referenciado a una de ellas. De esa forma estaremos más cerca de captar la atención de los lectores. Algo fundamental para el éxito de esta complicada misión.

 

Otra de las obligaciones del empresario en este área es no cerrarse a nada y apostar por la innovación. Quizá a usted le parezca que un blog de empresa en el que se cuente la historia de la firma y los secretos del trabajo en la misma, o uno sectorial en el que se hable de los rivales, no interesarán a nadie. Pruebe. Lo mismo se sorprende.

 

Calidad, calidad y calidad

Las redes sociales y los servicios de mensajería instantánea han puesto de moda una manera de escribir descuidada. Una empresa no puede permitirse ese lujo. Sus contenidos deben tener calidad, deben ser entendibles para todos y, sobre todo, no deben contener faltas de ortografía.

 

Para evitarla hay que incluir en el plan un proceso de edición. Y es que aunque piense que a los consumidores no les importa la calidad, la realidad es que no es así. Mejor apostar por ella para evitar males mayores en el futuro.

publicidad_youtube

Los errores de gestión comercial y marketing de la publicidad en YouTube

No descubrimos nada si decimos que YouTube es una gran oportunidad de promoción para las pymes. Cada día se ven más de 4.000 millones de vídeos, demostrando que el alcance es todavía mayor que el de Facebook. Su infinita audiencia ha convertido a la filial de Google en una de las plataformas online favoritas para insertar la publicidad. Por desgracia, la tasa de éxitos que se obtienen en muchas campañas no es la deseada. ¿La culpa es de YouTube? No. En esta ocasión toca mirarse el ombligo y afirmar que muchos emprendedores cometen errores en su gestión comercial y de marketing cuando desarrollan los spots que colgarán en el popular servicio de vídeos.

 

El objetivo de toda campaña de marketing es convertir a los visitantes en clientes. En el caso de YouTube, el gran reto es lograr que los internautas se queden y vean nuestros anuncios. Es decir, que no le den a la tecla de “omitir” y contemplen nuestros 20 segundos de publicidad. ¿Cómo se logra? Vayamos por partes. Descubramos primero qué posibilidades nos ofrece la plataforma. Ya llegará el momento de analizar dónde pueden estar nuestros errores de gestión comercial y marketing.

 

YouTube permite dos tipos de vídeos promocionales. El primero es True View in-display, que funciona como el propio buscador de Google. Se activa cuando se realiza una búsqueda en YouTube. Entre los resultados, y al mismo nivel que el resto, se mostrará nuestro contenido pagado, siempre que las palabras claves del internauta coincidan con las del anuncio. El spot también puede aparecer en la parte derecha de la pantalla cuando se está dentro de la página de reproducción del contenido multimedia. El segundo formato es el True View in stream, que es el favorito de los anunciantes, ya que sale automáticamente cuando se reproduce un vídeo en concreto y que tras cinco segundos de visionado permite omitirse para ir directamente al contenido. Luego tenemos un último tipo que es derivado del anterior y que recibe el nombre de Premium. Se trata de aquellos anuncios in-stream que no permiten saltárselo y obligan a su visionado completo.

 

¿Qué formato utilizar? Existen infinidad de trucos sobre cómo sacar partido a nuestros vídeos en YouTube. Pero a grandes rasgos y si hablamos de pymes, lo normal es que el presupuesto solo nos permita utilizar cualquiera de las dos primeras opciones.

 

Una vez analizado las posibilidades que ofrece el servicio de vídeos por streaming toca ponerse el mono de trabajo y analizar en qué estamos fallando. ¿Por qué solo unos pocos entran en nuestros vídeos? ¿Por qué la mayoría sale corriendo en cuanto tiene la opción de ocultar nuestro contenido?

Los errores de gestión comercial y marketing en YouTube se pueden reducir a tres.

 

Se está equivocando con el público objetivo
Una de las grandes ventajas del sistema inventado por Google es que la publicidad que se ofrece coincide con los intereses del internauta. Es decir: si usted está buscando muebles, es imposible que aparezca un anuncio de una frutería. Lo lógico es que se muestren enlaces a tiendas de muebles. En otras palabras: contenidos que están más cerca de interesarle. De esa forma se logra un mayor número de clics. Si usted no consigue que los visitantes no pulsen el botón de “omitir” quizá será porque el anuncio no está bien dirigido. Por fortuna las estadísticas de YouTube le ayudarán a descubrir dónde está el problema que origina que el vídeo se reproduzca ante usuarios poco interesados en el mensaje. También existen infinidad de filtros y opciones que se pueden retocar y que le ayudarán a acercar el contenido al consumidor adecuado. No tenga miedo de experimentar hasta dar con un porcentaje de visionados completos más acorde a sus expectativas.
El contenido no es el adecuado
Cada canal tiene sus secretos, lo que origina que muchos de los grandes errores en la gestión comercial y marketing de la publicidad de YouTube tenga su origen en el contenido. No piense que tiene 20 o 30 segundos para elaborar su mensaje. La realidad es que solo cuenta con 5 segundos, que son los que pasan hasta que aparece el botón de omitir el anuncio. En los primeros momentos del vídeo es cuando tiene que utilizar todo su ingenio para enganchar al internauta. Si no lo logra, hará clic y se irá al contenido que realmente quiere ver. No conviene olvidar que la publicidad en YouTube es tremendamente intrusiva y la persona que la sufre está deseando que pasen esos malditos segundos para largarse con viento fresco. Su obligación es captar la atención de ese público hostil. Si lo consigue, la campaña será todo un éxito.

 

El formato es erróneo

Entre los anunciantes existe una obsesión desmedida por utilizar el formato in-stream, que es el más intrusivo, complejo y caro, olvidándose de que las campañas in-display también pueden funcionar. ¿Cuándo hay que utilizarlas? Sin duda, en nuestras primeras experiencias en YouTube, ya que su puesta en marcha es mucho más simple. También es un vehículo perfecto para promocionar un canal propio de vídeos. Y, por último, no se requiere utilizar AdWords para ponerlo en marcha.

 

Para terminar, existe otro riesgo en la gestión comercial y marketing en YouTube, que consiste en no darle la importancia adecuada. A día de hoy, muchas pymes todavía contemplan el marketing online como algo anecdótico para sus negocios. Así que cuando se deciden a probar lo hacen con presupuestos de risa. ¿Resultado? Fracaso absoluto. No cometa ese error. YouTube puede ser un gran aliado para su empresa. Solo hace falta saber cómo sacarle provecho y no cometer errores.

mark-804938_1280

¿Cómo alcanzar la excelencia en gestión comercial y marketing?

Muchos emprendedores suelen centrar sus esfuerzos en montar la empresa y desarrollar el producto. Pero, en ocasiones, se olvidan de algo tan importante como es la gestión comercial y marketing. Es decir: lo que hace que un buen producto se venda o no. Es la diferencia entre el bien y el mal, el éxito y el fracaso y no se le da la importancia que necesita.

Esto suele ocurrir especialmente a la hora de seleccionar un equipo de marketing. Los empresarios tienen la idea de que con una persona encargada de la parte comunicacional es suficiente. Por desgracia para las cuentas de una startup, no es así. No es lo mismo enfocar una campaña a unos medios que a otros. No tiene nada que ver el marketing tradicional con el email marketing. Todo está lleno de diferencias. Las estrategias deben depender de cada soporte y situación. Para acertar en esta carrera se necesita un conjunto específico de habilidades. Debe haber expertos en blogs, en redes sociales, en marketing de contenidos, en digital, tradicional, etc. En definitiva: es necesario disponer de un grupo de especialistas que puedan jugar el partido en posiciones diversas.

También se debe tener en cuenta si la promoción es para el mercado local o para el internacional. Estos que definimos a continuación son los puestos que es necesario cubrir para contar con una gestión comercial y de marketing exitosa.

El estratega. Esta persona es la responsable de sentar las bases para que el marketing, especialmente sus contenidos, tengan sentido. Suele utilizar métodos como el análisis de la competencia, los estándares de la industria, las particularidades del sector. Sin un estratega, una pyme solo elaborará una serie de contenidos que colocará en un escaparate. Pero esto es insuficiente para obtener resultados de provecho.

La hoja de ruta es fundamental para no tirar cosas al azar con la esperanza de acertar. Un negocio debe llevar a cabo una gestión comercial y de marketing con criterio. Debe anunciarse donde esté su público.

El gestor. Esta persona es la responsable de que los engranajes del equipo funcionen sin problemas. Lograr que los trabajos se terminen en la fecha prevista y que lleguen con la mejor calidad posible al canal elegido por el estratega. Es como un editor que da el visto bueno o no a los contenidos que llegan del departamento. Su labor es oscura pero es clave para no caer en errores de bulto. ¿Algún ejemplo? Probablemente el gestor de contenidos o editor estaría de vacaciones cuando a algún genio del marketing de Mitsubishi se le ocurrió bautizar al todoterreno de la casa como “Pajero”. Y qué me dicen de Mazda. ¿En qué cabeza cabe que alguien llame a un utilitario “Laputa”? Este tipo de problemas no se tienen si hay alguien que vela por la calidad y la integridad del mensaje que, conviene recordar, debe ser entendible en todo el planeta.

El creador. Con este puesto no nos referimos al diseñador, del que hablaremos después. El creador es la persona que redacta los contenidos que luego supervisará tanto el gestor como el estratega. Pero cuidado, no se centre solo en encontrar a un redactor capaz de crear un eslogan brillante. Eso es necesario y se da por hecho. Piense que en el mundo actual los contenidos y la promoción van mucho más allá de un soporte en concreto. También es necesario crear contenido multimedia para vídeos virales, etc. Un error que se suele cometer con vistas a ahorrar dinero es contratar a alguien que no está especializado. No caiga en él. No tiene nada que ver un creador de marketing industrial que uno experto en cosmética. Cada campo tiene sus reglas y solo ellos conocen qué funciona y por qué. Es la clave para lograr la consistencia de la marca.

El diseñador. Esta persona es la responsable de capturar la esencia de la enseña en el diseño. Es vital que sean trabajadores capaces de ajustar su trabajo a las necesidades de la empresa. No deben ir por libre. Todo tiene que estar dirigido por el estratega y el gestor, que son los que tienen una visión más amplia de los objetivos finales. Sólo se así se logrará que el resultado sea acorde y esté preparado para afrontar los retos a los que, sin duda, tendrá que enfrentarse.

El investigador. Su labor es similar a la del estratega. Pero mientras éste se dedica a las grandes decisiones, el investigador baja más al barro. Se mete en todas las acciones que lleva a cabo la competencia. También bucea por los canales (tradicionales o digitales, como redes sociales o blogs) en busca de ese contenido que se puede adaptar, criticar o aprovechar. También está encargado de descubrir las tendencias de la sociedad y analizar si de ellas se puede obtener un beneficio para la compañía. Es un trabajo fundamental que muchas pymes suelen pasar por alto.

El vendedor. Este empleado debe dedicar todo su esfuerzo al networking, a la construcción de relaciones para lograr que la campaña de marketing obtenga el mayor alcance posible. Como en todo, en la empresa es necesario tener amigos hasta en el infierno. Y esa labor solo la puede hacer un especialista en la materia.

El analista. Todo buen plan de marketing debe contar con la colaboración de un analista. Esta persona vive de los números y de los datos. Debe tener la habilidad para traducir toda ese galimatías numérico y convertirlo en información útil para la empresa. El analista evalúa el éxito de una campaña y descubrir si ha alcanzado los objetivos. También es necesario que separe el grano de la paja y obtenga los motivos por los que, por ejemplo, no se han alcanzado los resultados o el impacto previstos.

La falta de cualquiera de estos integrantes puede originar que su gestión de marketing fracase. Por lo tanto, no se la juegue y dé a este apartado la importancia que se merece.