Entradas

vigiliam

César Canedo, CEO de Vigiliam: “Las redes sociales ayudan a conseguir más clientes”

Las redes sociales pueden ayudar a emprendedores y empresarios a hacer nuevos clientes, mejorar el funcionamiento de la empresa e, incluso, ayudar en su proceso de internacionalización. Más todavía si se trata de una red social orientada al contacto entre pymes para buscar sinergias. Nos lo confirma César Canedo, CEO de Vigiliam, una red empresarial ‘on line’ para pymes y autónomos, que pone a su disposición diversas herramientas para mejorar el negocio.

¿Qué importancia han adquirido las redes sociales para las pymes?

Se han convertido en una parte imprescindible de los negocios. Hoy en día, todo tipo de empresa, de cualquier tamaño y actividad puede encontrar un beneficio en las redes sociales. Bien se trate de la tienda del barrio o de cualquier compañía, que puede contactar a través de ellas con sus consumidores o entrar en relación con otras firmas y proveedores.

¿Y todas se han subido ya al carro?

Los primeros en apuntarse a internet, a las redes sociales y al comercio electrónico han sido los empresarios más jóvenes. Pero nosotros hemos notado que, cuando la crisis ha puesto las cosas más difíciles, incluso los empresarios más tradicionales han intentado abrirse a otros ámbitos y formatos.

¿Cuáles han sido los principales beneficios?

La inmediatez a la hora de llegar a los consumidores y clientes. Con una estructura financiera y de personal mucho más reducida, puedes llegar a un público más amplio que si te limitas a trabajar a la vieja usanza.

¿También puede mejorar la organización interna?

Efectivamente. Además de conseguir acceder a un mercado más amplio, pueden servir también para hacer más eficiente la estructura interna de la compañía. Por ejemplo, gracias al ‘cloud computing’ o a un montón de aplicaciones de contabilidad una empresa puede incrementar su eficiencia y funcionar con gastos más reducidos.

En concreto, ¿qué posibilidades ofrecen ustedes?

En primer lugar, el networking. Nosotros, como red empresarial, ponemos en relación a nuestros usuarios con potenciales clientes, proveedores o colaboradores. Para ello, diseñamos sinergias y sugerimos cuáles son los usuarios con más posibilidades de establecer entre ellos una colaboración comercial o de cualquier otro tipo. Y, en segundo lugar, ofrecemos un amplio abanico de herramientas de diversa índole, desde el marketing y la comunicación a la administración. Hemos calculado que el que las usa puede ahorrar unos 30.000 euros al año.

¿Nos puede poner algún ejemplo de sinergias que hayan alcanzado sus clientes?

Nosotros ponemos en contacto a las empresas que, creemos, pueden establecer una relación comercial entre ellas. Luego, las negociaciones y los acuerdos que alcancen dependen de ellas, pero nos han comentado historias de éxito, como pymes que han encontrado nuevos clientes o que han establecido colaboraciones.

¿Un caso concreto?

Por ejemplo, la colaboración entre una agencia de viajes y un resort.

¿Puede servir, también, este tipo de colaboración para afrontar los mercados internacionales?

Dentro de los diversos grupos que organizamos, tenemos dos dedicados a la internacionalización. Hay empresas que ya se han internacionalizado y comentan su experiencia y sus impresiones a otras que todavía no lo han hecho, pero que pueden salir al exterior en cualquier momento. Nosotros, por ahora, solo estamos en España, pero hemos decidido que, en un paso siguiente, saldremos también al exterior. Pues bien, una vez que lo hagamos, podremos impulsar sinergias entre empresas de distintos países.

Supongo que habrá algunas compañías que acordarán, incluso, sumar fuerzas para afrontar el mercado internacional de manera conjunta…

Nosotros nos encargamos de poner a las empresas en contacto. Luego, ellas pueden conducir su relación por muchos caminos.

¿Qué consejos daría usted a la pyme que planea acometer nuevos mercados fuera de España?

Tener muy claro su producto y adecuarlo al mercado al que se va a dirigir; conocer este mercado al máximo; e intentar contar con algún partner o con el apoyo de una empresa del lugar.

¿Qué nuevos servicios tiene previsto Vigiliam?

He leído que, en lo que va de año, se ha denegado financiación a 111.000 pymes, lo que deja claro que, hoy en día, es complicado que una empresa pequeña pueda acceder a ella. Nosotros queremos ayudarles y estamos trabajando en un sistema de financiación basado en redes de confianza entre empresas, mediante sus activos corrientes.

videoreunion

Conecta con el mercado, servicio de videoconferencias internacionales

Si tiene usted una pequeña o mediana empresa y está interesado en dar el salto a otros países y conocer de primera mano qué posibilidades tiene desembarcar en ese destino; si quiere resolver dudas fiscales o de legislación o necesita saber qué ferias son las más adecuadas para su negocio en ese otro país, puede recurrir al Instituto Español de Comercio Exterior (Icex) ya que, con el fin de dar respuesta a estas y otras preguntas, el ICEX dispone del programa denominado “Conecta con el mercado”. ¿En qué consiste? En un servicio que permite a las pymes que tengan en mente un proyecto internacional conectar, a través de videoconferencia (desde finales de septiembre hasta noviembre), con sus especialistas que tiene repartidos en diferentes oficinas económicas y comerciales por gran parte del mundo. En concreto, los destinos disponibles serán Bangkok, Bogotá, Bucarest, Budapest, Cantón, Ho Chi Minh, Kiev, Kuala Lumpur, Lima, México, Monterrey, Pekín, Praga, Rabat, Casablanca, Santiago de Chile, Sao Paulo, Brasilia, Seúl, Shangai, Sofía, Varsovia y Zagreb. También se incluyen las antenas que el Icex tiene en las instituciones financieras multilaterales como son Bruselas, Manila, Copenhague, Nueva York, Viena y Washington. Mientras que las ciudades españolas desde las que se podrán realizar las videoconferencias serán las de Alicante, Barcelona, Las Palmas, Madrid, Mallorca, Murcia, Oviedo, Pamplona, San Sebastián, Sevilla, Tenerife, Valencia, Valladolid, Vigo y Zaragoza.

El servicio, que se puso por primera vez en marcha en noviembre de 2010, tuvo una gran aceptación. Las consultas más demandadas giraron en torno a cómo participar en una licitación internacional y cómo pedir financiación de los organismos multilaterales (Banco Mundial, Banco Europeo de Inversiones…). Aquellas empresas que estén interesadas en el servicio, que es gratuito, deberán gestionarlo en las delegaciones territoriales del Ixec y registrarse online.

forfaiting

Forfaiting: una modalidad para financiar exportaciones

forfaitingEl forfaiting se puede definir como una modalidad de financiación de exportaciones que consiste en el descuento sin recurso por parte de una entidad financiera de los derechos de cobro de una serie de efectos mercantiles que el exportador recibe para instrumentar el pago diferido de operaciones comerciales de compra-venta. Los instrumentos que se utilizan habitualmente son los pagarés y las letras de cambio, y los vencimientos suelen oscilar entre cinco meses y seis años. Se suele utilizar en operaciones con países con un elevado riesgo político o económico. Por eso, la entidad financiera que adquiere los efectos financieros normalmente exige que estos vayan avalados, ya sea por el banco del importador, o por una tercera entidad.

1. Señas de identidad

Entre las características que presenta el forfaiting, hay que reseñar que ni el deudor ni el banco garante pueden utilizar los incumplimientos, disputas comerciales u otras incidencias como excusa para recusar el pago de la deuda. Al ser un contrato de compraventa de bienes, se trata de un crédito comercial. Una vez finalizada la operación, el vendedor puede desinteresarse del crédito cedido, mientras que el comprador no puede devolver el crédito al vendedor en caso que el deudor no pague, salvo en caso de fraude. Además, los créditos deben ser libremente transferibles.

Como ventajas, cabe destacar la liquidez inmediata sin que repercuta en la capacidad crediticia del exportador, así como la eliminación de los riesgos de cambio y de impago (se cobra al contado). También la simplicidad en la gestión administrativa de las ventas en el exterior, ya que buena parte de esta labor es asumida por la entidad financiera. Las metodologías de descuento comúnmente utilizadas son dos: straight discount (el valor presente del descuento se calcula deduciendo los intereses de descuento del valor nominal del crédito), y discount to yield (el descuento se aplica sobre la cantidad efectivamente adelantada).

2. Forfaiting versus factoring

Tanto el forfaiting como el factoring presentan una serie de rasgos similares, aunque también ciertos rasgos distintivos. Así, en el forfaiting se ceden letras de cambio o pagarés (documentos con carácter ejecutivo, que en caso de impago son reclamables judicialmente por un procedimiento acelerado), mientras que en el factoring se ceden facturas.

Además, en el forfaiting el exportador siempre vende en firme el documento por lo que en caso de impago es la entidad financiera quien asume la pérdida, mientras que en el factoring la venta del documento es uno de los posibles servicios que se pueden contratar, pero no es imprescindible. Además, en el factoring la venta puede ser con recurso o sin recurso (en el forfaiting solo es sin recurso). Y mientras que en el forfaiting las letras de cambio o pagarés suelen tener vencimientos a corto y largo plazo (hasta los seis años), en el caso del factoring las facturas suelen ser a corto plazo, entre 90 y 120 días. ¿Otra diferencia más? En el forfaiting, las cesiones suelen ser de un número reducido de efectos, de muy elevada cuantía, y de pocos clientes. En el caso del factoring, se da la vuelta a la tortilla: las cesiones son de numerosas facturas, de importe unitario reducido, y de muchos clientes.

financiacion

Una nueva línea de financiación

financiacionAvalmadrid, la Sociedad de Garantía Recíproca de la Comunidad de Madrid (www.avalmadrid.es), y el Banco Sabadell (www.bancsabadell.com) han llegado a un acuerdo por el que se establece una nueva línea de financiación preferente. Dotada con hasta 30 millones de euros, permitirá generar una inversión inducida de más de 40 millones de euros contribuyendo a la creación y/o mantenimiento de unos 3.000 puestos de trabajo, según sus estimaciones.
El objetivo de esta nueva línea es poner a disposición de las pymes y autónomos madrileños, que sean actuales o potenciales clientes de las entidades del Grupo Banco Sabadell, préstamos en tipos preferenciales en coste y plazo para fomentar la inversión productiva a través de las Líneas Financieras Bonificadas, dotadas por la Comunidad de Madrid y gestionadas por Avalmadrid. Estas líneas están enfocadas a la renovación de la maquinaria industrial, la innovación tecnológica, la internacionalización, el fomento del pequeño comercio y la hostelería (Ficoh), entre otras. También podrán acceder al Plan Impulsa Pyme para acceder a la liquidez e, incluso, reestructurar su pasivo.
Otro de los fines del acuerdo es potenciar la bidireccionalidad de las operaciones ya que Avalmadrid podrá canalizar clientes a Banco Sabadell y, asimismo, los clientes de la entidad financiera podrán acceder a toda la gama de productos financieros de la SGR. Por otra parte, el convenio establece las pautas para el desarrollo de productos específicos conjuntos adaptados a las necesidades requeridas por las empresas. Actualmente, Avalmadrid mantiene acuerdos con las principales entidades de crédito que operan en la Comunidad de Madrid que superan los 1.000 millones de euros.
sgr

Cómo sacar partido a una Sociedad de Garantía Recíproca

sgrDinero, dinero, dinero. En momentos de crisis, en los que el acceso a la financiación se convierte en un duro campo de batalla (y que en ocasiones puede frenar dar el salto al exterior a pesar de disponer del producto y del mercado o mercados adecuados), acudir a una Sociedad de Garantía Recíproca (SGR) puede ser el salvavidas adecuado. ¿Y qué son las SGR? Según la definición de la Confederación Española de Sociedad de Garantía Recíproca (Cesgar), “son entidades financieras sin ánimo de lucro, sujetas a la supervisión e inspección del Banco de España, y que posibilitan el acceso al crédito en mejores condiciones de plazo y de tipos de interés a las pymes y autónomos, consiguiendo la financiación para sus proyectos”.

1. Constitución

Suelen estar constituidas por socios partícipes, por pymes (que son las beneficiarias de su aval) y por socios protectores. Estos últimos son instituciones que aportan recursos a la SGR, lo que mejora su solvencia, sin derecho a solicitar garantías. Normalmente estos socios protectores son Administraciones Públicas, Cámaras de Comercio, Asociaciones y Entidades de Crédito. ¿Beneficios para la pyme o autónomos? Al ser avalada por la SGR, éstos pueden acceder al crédito. También, a su vez, beneficia a la entidad de crédito, pues invierte sin riesgo al ser la SGR la que responde, como avalista, en caso de que la operación financiera sea fallida.
Pero facilitar el acceso al crédito y mejorar las condiciones generales de financiación de las empresas socias no es su único objetivo. Entre sus metas también se encuentran otorgar garantías y avales a las pymes, negociar líneas financieras, canalizar y tramitar subvenciones, información y asesoramiento financiero a los socios, y formación financiera. Y dos son los casos de actuación: por un lado, las empresas o autónomos que no tienen garantías suficientes para obtener un crédito de las entidades financieras; y, por otro, las empresas o autónomos que teniendo garantías suficientes para ser atendidos por las entidades crediticias, saben que con un aval de la SGR obtendrán un crédito en mejores condiciones de plazo de amortización y tipo de interés.

2. Ventajas

Cinco son las principales ventajas del aval de la SGR para las pymes:
  1. Acceso a la financiación para empresas y autónomos con insuficiencia de garantías
  2. Mejora de las condiciones de plazo y tipo de interés, gracias a los convenios que las SGR negocian con las entidades de crédito
  3. Análisis sobre la viabilidad del proyecto empresarial y propuesta de alternativas
  4. Informar y asesorar a los socios financieramente
  5. Canalizar y tramitar líneas de ayuda
Cuatro son las ventajas del aval de la SGR para las entidades de crédito:
  1. La SGR actúa como canalizador, captando operaciones del segmento pyme para la banca
  2. Realizar el estudio técnico de la operación; desaparece el riesgo de insolvencia, pues la garantía de la SGR es líquida
  3. Mejora la rentabilidad financiera, puesto que las operaciones avaladas no requieren provisión de insolvencias
  4. A efectos del cálculo de coeficiente de solvencia, su riesgo pondera al 20%.
close business

Cómo evitar que una reclamación termine con el negocio

close businessHoy en día hacer negocios es complicado. Pero lo es más si en el camino surgen problemas adicionales, como discrepancias entre los socios de la compañía o reclamaciones de terceros. No sería la primera vez (ni la última) que una demanda millonaria es capaz de terminar con la trayectoria empresarial más exitosa o sumir en la ruina a más de un emprendedor que hasta entonces solo había conocido el triunfo. Por eso, y para evitar males mayores, cada vez son más las empresas que están contratando seguros para cubrir la responsabilidad civil de los directivos y las posibles consecuencias de sus decisiones.

Los más concienciados

Los más concienciados, en estos momentos, son los emprendedores y las pymes, que vienen aumentando la contratación de estas coberturas a marchas forzadas. Buena prueba de ello es que durante el pasado año incrementaron la adquisición de este tipo de seguros en un 30%, según un estudio de Marsh, lo cual no tiene parangón con ningún otro sector. Habría que preguntarse, en la actual situación de crisis económica, ¿qué negocio o actividad ha crecido en esa proporción? ¿Quién ha vendido en estos tiempos un 30% más de zapatos, de coches o de agua mineral?

Las primeras preocupaciones de un emprendedor

El tema ha alcanzado tal importancia entre los emprendedores que constituye una de las primeras preocupaciones de éstos a la hora de constituir un negocio. Según José María Elguero, director de Estudios y Nuevos Productos de Marsh, la primera preocupación es el propio negocio; la segunda la financiación; la tercera las licencias y permisos que hay que conseguir; y la cuarta asegurar la responsabilidad civil de los consejeros y directivos.

Los autores de posibles reclamaciones

Las reclamaciones pueden llegar de los propios socios, los accionistas, los competidores, los clientes, la Administración o los diversos grupos de interés que rodean al negocio. A veces el enemigo está en casa. En una pyme, una mala relación con un socio o compañero puede convertirse en el caldo de cultivo de una reclamación. Además, si el negocio es familiar, una desintonía entre hermanos o un divorcio puede traducirse en una impugnación sistemática de los acuerdos tomados por el consejo de administración de la empresa o en un torpedeo continuo de las decisiones tomadas.

Qué cubre el seguro

Todos estos problemas pueden atajarse, o al menos minimizarse, con seguros de consejeros y directivos que cubren, en primer lugar, la responsabilidad civil de las decisiones y actuaciones que éstos hayan ejecutado. También se hacen cargo de las  fianzas civiles establecidas para hacer frente a determinados pagos, así como de la defensa jurídica necesaria. No hay que olvidar que, aunque muchas de las reclamaciones no prosperan finalmente, es necesario defenderse de ellas, con los consiguientes gastos de abogado y procurador. Otra cobertura que está tomando gran importancia es la correspondiente a los gastos de imagen y reputación que se originan en una situación de este tipo y que, cada vez, son mayores.

¿Cuánto cuesta?

Lógicamente, el precio del seguro depende de muchos factores y del historial de la empresa. Pero, por poner un ejemplo, para una pyme dedicada a la construcción en España y con varios trabajadores puede suponer entre 2.500 y 3.500 euros al año y, con ello, se asegura una cobertura de un millón de euros. Si la actividad se realiza también en el extranjero (en países como Marruecos, Polonia o Europa del Este), la póliza puede situarse ya entre 5.000 y 10.000 euros.

financia-pyme

Cómo financiar una pyme

financia-pymePotenciar un negocio, lanzar un producto o abrir una nueva línea de fabricación. Son actuaciones que, habitualmente, deben llevar a cabo las pymes si quieren sobrevivir. Pero, para ello necesitan financiación y, en los tiempos que corren, conseguirla no es algo sencillo. ¿A dónde acudir?

El primer pensamiento que pasa por la cabeza del emprendedor es dirigirse al director de su entidad bancaria habitual para pedir un crédito. Pero ésta no es la única fórmula posible, ya que existen otro grupo de alternativas muy interesantes, que van desde el capital riesgo, hasta los “business angels”, pasando por las sociedades de garantía recíproca, el Mercado Alternativo Bursátil o, incluso, las incubadoras tecnológicas que ya se están desarrollando en nuestro país. Analicemos cada una de ellas:

Créditos

Pedir un crédito a un banco o a una caja de ahorros exige cumplir cada vez más requisitos. Según los expertos, la pyme ha de recurrir a este tipo de financiación si es capaz de ofrecer las garantías que le exigen por sí misma, sin necesidad de que le avalen sus socios o terceras personas. Además, hay que tener en cuenta que la concesión de créditos ha experimentado cierta paralización debido a la crisis y a las nuevas exigencias de reservas que tienen las entidades.

Capital riesgo

Otra opción para financiar las actuaciones de una pyme es el capital riesgo. Según los expertos, es una posibilidad siempre abierta a sociedades que ya están consolidadas en el mercado, quemantengan Ebitdas históricos positivos y que cuenten con capacidad de apalancamiento. Sin embargo, las entidades de reciente creación o las que no tienen un grado de madurez importante están encontrando problemas para acceder al capital riesgo parecidos a los que experimentan al pedir financiación a largo plazo a las entidades financieras.

Business angels

Los “business angels” todavía no están muy desarrollados en España, pero cuentan con ventajas muy claras. Estos inversores permiten, a las empresas que no tienen acceso al mercado de fondos tradicional, financiar el crecimiento, los gastos en I+D, etc. Asimismo, suelen dar más tiempo que una entidad financiera para recuperar su inversión, lo que facilita a la pyme desarrollar su plan de negocio.

Sociedades de garantía recíproca

Las SGR son una buena opción para aquellas empresas que, por su perfil de riesgo, no consiguen financiación de otras fuentes. Pueden evitar muchos quebraderos de cabeza, concediendo avales que respaldan a una sociedad frente a las entidades financieras.

Otros

Si todas las anteriores fórmulas de financiación anteriores no le convencen, no se preocupe. Todavía quedan otras como, por ejemplo, el Mercado Alternativo Búrsatil (MAB), cuyo funcionamiento es muy similar al de la Bolsa, pero que no exige ser una empresa con alto nivel de capitalización; o las incubadoras tecnológicas, que ofrecen financiación a  proyectos con fuerte perfil tecnológico y de I+D.

santander

Santander y Cesce caminan juntos

santanderVarios son los motivos por los que una empresa decide dar el salto al exterior: estrategia global de crecimiento, globalización de los mercados, debilidad de la competencia, ventajas e incentivos económicos… Para facilitar dicho salto, Banco Santander (www.santander.es) dispone del denominado Plan Exporta, un conjunto de productos y servicios de negocio internacional. El mismo combina financiación para la exportación, financiación para proyectos de inversión e implantación en otros mercados con fondos ICO-ICEX, coberturas de riesgo como la Póliza Máster Oro de Cesce (www.cesce.es), transaccionalidad, coberturas de divisas, servicios de compañías externas y formación.

1. Características

El Plan Exporta, por lo que se refiere a la financiación a corto, ofrece anticipo de remesas de exportación, anticipo de créditos de exportación, así como anticipo de facturas y factoring de exportación. Referente a la transaccionalidad, aporta transferencias internacionales, negociación de cheques sobre el exterior, gestión de cobro de remesas simples y documentarias de exportación y tramitación de cartas de crédito. Otra ventaja es que al utilizar estos productos transaccionales se accede de manera automática a Santander Trade, herramienta de Banca Electrónica de la entidad que permite gestionar los productos de exportación.
También ofrece coberturas de cambio para las operaciones en divisas, seguro de transporte a través de la empresas Chartris (www.chartrisexporta.com), y formación (un seminario de iniciación a la actividad exportadora impartido por el CIFF de la Universidad de Alcalá de Henares para nuevos clientes).

2. Seguro de crédito

Asegurar a las empresas los riesgos de impago en ventas tanto nacionales como internacionales son la razón de ser de Cesce. Así, esta empresa especializada en la gestión integral de riesgo comercial, aporta su experiencia de seguros al Plan Exporta del Banco Santander. Y lo hace actuando tanto por cuenta propia (asegurando la insolvencia y morosidad prolongado de los deudores privados, nacionales o extranjeros y sus garantes), como por cuenta del Estado (cuenta con el 50,25% del capital), en cuyo caso cubre los riesgos políticos y extraordinarios (falta de transparencia de divisas, de impago de compradores públicos, los riesgos catastróficos y de guerra), así como los riesgos comerciales de operaciones con plazo de pago igual o superior a dos años.
Su póliza Máster Oro, en concreto, además de la cobertura del seguro, ofrece un servicio de prevención y recuperación de impagos y asesoramiento en la gestión de riesgos, que adelanta el cobro. Y los sistemas de vigilancia de Cesce avisan de cualquier situación anómala del mercado y así aconsejar en el momento oportuno a sus clientes sobre cuál es la gestión adecuada de sus riesgos. Otras ventajas del producto es que apoya la selección de clientes adecuados, hace un seguimiento y vigilancia eficaz, gestiona el cobro de la totalidad de la deuda en caso de impago, y reduce la siniestralidad gracias a su modelo predictivo de pagos.

fiem

Ventajas del FIEM frente al extinto FAD

fiemEl Fondo para la Internacionalización de la Empresa (FIEM), que fue aprobado por el Gobierno el pasado año, presenta una serie de ventajas frente al Fondo de Ayuda al Desarrollo (FAD) Internacionalización al que sustituye. Para comenzar, el FIEM tiene como objetivo exclusivo la promoción de la internacionalización española, y cuenta con una dotación presupuestaria de más de 316 millones de euros para 2011.

Financiación comercial

Al igual que el antiguo FAD Internacionalización, el FIEM mantiene el apoyo en términos concesionales y no reembolsables, pero incluye la posibilidad de financiación directa en términos comerciales de forma complementaria a la financiación de mercado. Además, también amplía su ámbito de aplicación, cabiendo la posibilidad de financiar proyectos de inversión, a la par que posibilita ampliar las modalidades de financiación incluyendo la posibilidad de conceder préstamos y adaptar el tipo de financiación a las características determinadas de cada proyecto. Eso sí, el FIEM ofrecerá apoyo financiero de manera preferente a aquellos proyectos adjudicados por licitación pública o internacional.

Países beneficiarios

El nuevo instrumento incorpora como posibles beneficiarios de financiación a otros Estados, Administraciones Públicas regionales, provinciales y locales extranjeras, instituciones públicas extranjeras, así como empresas, agrupaciones, consorcios de empresas públicas y privadas extranjeras tanto de países desarrollados como en vías de desarrollo. Asimismo podrán ser beneficiarios instituciones financieras multilaterales de las que España sea miembro u organismos internacionales a los que España realice aportaciones, siempre que éstas tengo un claro interés comercial para la internacionalización española. En el caso de las instituciones financieras multilaterales, y teniendo en cuenta el compromiso de éstas de desligar la ayuda, la identificación de las posibles iniciativas deberá realizarse junto con el Ministerio de Economía y Hacienda. De esta manera, se amplía el número de países destinatarios de los recursos.

Flexibilidad del sistema

En los contratos susceptibles de ser financiados con cargo al FIEM, cuando la parte contratante sea un organismo público perteneciente a la Administración central del Estado correspondiente, el prestatario o garante deberá ser el soberano o, en su caso, deberá aportar garantía de organismo internacional. Podrán asimismo admitirse como deudores o garantes las Administraciones públicas regionales, provinciales y locales extranjeras, así como las instituciones o empresas públicas extranjeras o empresas privadas extranjeras de adecuada solvencia y en las condiciones que se determinen.
Para garantizar un adecuado análisis del riesgo, y salvaguardar los intereses financieros del Estado, cuando sea necesario se efectuará un análisis técnico de las garantías aportadas, y el Comité del FIEM lo valorará para determinar si son aceptables y permiten asegurar adecuadamente el reembolso de la financiación. Se contará para estos análisis con una participación de entidades como Cesce (www.cesce.es).