Entradas

tu

Los eventos para emprendedores más destacados del año

Siempre hay que aprender de los mejores. Este lema debería ser como una especie de mantra para todos aquellos que deciden dar el paso de emprender. Abrir la mente a las recomendaciones, consejos y experiencias de expertos, ya sean académicos o empresarios, es el primer paso para convertir un sueño en realidad. A lo largo de 2015, y en toda la geografía nacional, se sucederán una serie de eventos que deberían figurar en la agenda de los emprendedores.

Rumbo al triunfo

Bajo esta rúbrica, los próximos 17 y 18 de febrero se celebrará en Madrid la VI edición del Salón MiEmpresa. Su objetivo es el de apoyar tanto a los  que se arriesgan a lanzarse por su cuenta como a aquellos que ya han conseguido arrancar su proyecto, ofreciéndoles las herramientas necesarias para ampliar sus expectativas y consolidar sus proyectos. Entre las novedades figura la sala ‘Y a ti, ¿cómo te fue?’, donde emprendedores compartirán sus experiencias con el público de manera informal a través de entrevistas. También podrá su foco en aspectos como la tecnología, la financiación, la internacionalización, las franquicias o los aspectos legales, por citar algunos ejemplos.

Por su parte, las metas de Franquishop serán de las de ampliar los canales de distribución de cada entrega (Sevilla, 11 de febrero; Zaragoza, 19 de marzo; Barcelona, 14 de mayo; y Madrid, 24 de septiembre) y estrechar los lazos con las entidades nacionales de atención al emprendedor y de apoyo a la creación empresarial. Su dinámica consiste en reuniones de 30 minutos entre franquiciador y emprendedor, habilitando para cada participante una agenda de contactos.

Despegue de ideas

Bizbarcelona, feria organizada por Fira Barcelona (1 y 2 de julio), ofrece a los emprendedores soluciones para hacer despegar sus ideas, encontrar nuevos destinos para sus negocios, o rutas de vuelo innovadoras para sus empresas. Para conseguirlo, se llevan a cabo conferencias, mesas redondas y reuniones entre emprendedores, inversores y asesores, amén de otras actividades. Y entre sus participantes hay representantes de entidades financieras, seguros, instituciones públicas, redes sociales y franquicias.

En este último campo, Valencia acogerá la XXVI edición del Salón Internacional de la Franquicia (SIF). Un punto de encuentro (del 22 al 24 de octubre) en el que profesionales del sector, pymes y particulares se encuentran con el fin de potenciar la iniciativa privada y fomentar la emprendeduría; exponer las bondades de las marcas y los negocios que ya están en funcionamiento; y mostrar casos de éxito y conocer los trámites para optimizar un nuevo negocio.

Fuera de nuestras fronteras, Franchise Expo-Paris (del 22 al 25 de marzo) es el punto de encuentro donde desembarcan las grandes multinacionales del sector, además de las más interesantes del panorama nacional.

bombilla

¿Una idea genial? Así se consigue

El emprendedor, ¿nace o se hace? Nadie viene al mundo con una “bombilla” encima de la cabeza. Pero no por ello hay que resignarse. Un momento cualquiera puede ser el germen de esa idea brillante, genial e innovadora que arranque ese negocio o ese proyecto tan deseado, o que haga despegar esa empresa que ya se tiene, pero que parece estar en punto muerto, y necesita un empujón.

 

Observar ante todo

El primer paso para ser creativo es aglutinar y reunir toda la información que tengamos a mano: la competencia (real o posible), la visita a una feria, los folletos de propaganda de otros negocios… Y, a partir de ahí, empezar a tomar decisiones. Dicho de otra manera: vislumbrar qué es lo que deseamos o necesitamos, meterlo en la “batidora”, y buscar respuestas a nuestras preguntas. Por eso, la primera fuente que nos hará ver el vaso medio lleno es la observación. La vía más rápida para encontrar productos y servicios innovadores es resolver una necesidad insatisfecha, plantearnos la mejora de algo que no era idóneo, meditar en la búsqueda de ideas de negocio. Y, para que tenga éxito, el proceso tiene que crear una respuesta que asombre, novedosa, original e inesperada, incluso para la propia persona que la propone. Todas las facetas de la vida, del trabajo, del propio pensamiento, de la familia… pueden ser esa fuente de inspiración. Un proceso que pasa por tres niveles: comprender y definir el problema; proponer la mayor cantidad de ideas posibles lo más rápido que se pueda; y seleccionar, sintetizar y elegir.

 

Potenciar la creación

Otro método que nos puede hacer llegar a buen puerto es el de preguntar. Las preguntas son una puerta abierta a la innovación. Porque una cuestión realizada a la persona oportuna en el momento adecuado puede proporcionar toda la ayuda necesaria para acceder a una importante cantidad de información e ideas. Tampoco es una mala táctica ver las cosas desde diferentes puntos de vista. Un negocio que ha triunfado puede tener rendijas, o puntos sin tratar, que pueden mejorarlo, o ser el germen de otros diferentes.

También es conveniente que desafíe las suposiciones habituales que hace cuando aborda problemas o define metas. Si las mismas fuesen totalmente ciertas nunca se sentirá sorprendido y nunca podrá crear nada nuevo. Cada suposición que se tiene es una oportunidad para el cambio, la diversión, el perfeccionamiento… en definitiva, un campo abierto para las grandes ideas.

 

Momento adecuado

Difícilmente encontrará el momento y el ambiente adecuado para generar ideas en su despacho. Pero, quizás sí, cuando se toma una café, mientras hace ejercicio físico, al despertarse en mitad de la noche, o mientras lleva a cabo un trabajo manual. Y en el camino debe olvidarse de frases del tipo “ya lo hemos intentado antes y fracasamos”.  Antes quizás no era el momento oportuno, pero ahora, con determinados retoques, sí puede serlo. La negatividad lo que hace es aplastar sin piedad las grandes ideas, retrasar el proceso e inhibir las innovaciones.

Por último, está el “préstamo” de ideas ajenas. Eso sí, siempre y cuando se haga de un modo adecuado. La forma correcta es tomar prestada una idea de otra persona y perfeccionarla; la incorrecta se llama plagio, o robo. Convertir en un hábito el hecho de quedar expuesto a las ideas de los demás, de identificar las buenas, y adaptarlas para beneficio propio, es una buena medicina. Examinar la manera en que los mejores competidores operan y dirigen sus negocios es, a veces, más fácil que analizar sus propias operaciones.

Y no se desanime si al principio no le acompaña el éxito. Tómese un descanso. Reconozca que la creatividad no proviene solo de su interior, sino también de afuera. Siempre hay cabida para otra nueva idea.

stand1

Cómo preparar a conciencia una feria

stand1Asistir a una feria puede abrirnos multitud de puertas, no sólo nacionales, también mercados exteriores. Se trata de un punto de encuentro donde se dan cita la mejor oferta y la demanda más especializada, es decir, la crème de la crème. No se trata de estar presente sin más, sino que la empresa debe hacer suyo el famoso lema de Julio César veni, vidi, vici (llegué, vi, vencí). Porque si no se consigue el triunfo, no se alcanzarán nuevos clientes, se perderá prestigio y… dinero.

Primeros pasos

Lo primero que debe plantearse la empresa es decidir a qué clase de evento quiere acudir… y si encaja en el mismo. Ahí conviene que tenga en consideración una serie de parámetros: si tiene prestigio, la presencia de firmas internacionales, el número de expositores y visitantes de años anteriores, si está o no en los medios de comunicación y en las redes sociales y de qué manera.

Una vez elegida la feria, el siguiente paso es de lo más sencillo: ponerse en contacto con la dirección de la misma y pedir información sobre la disponibilidad de espacio, sus características, así como la formalización de asistencia y las condiciones que se establecen por  contrato.

Ya reservado conviene poner a trabajar la ‘maquinaria‘. Es muy probable que la misma se celebre en una ciudad que no sea la de la sede de la empresa. Entonces habrá que seleccionar el alojamiento y el medio de transporte para acudir. Respecto a los viajes, interesa informarse sobre las tarifas que ofrecen las distintas oficinas y reservar los billetes con antelación suficiente. ¿Avión, tren o autobús? Dependerá de la distancia a recorrer. Algunas instituciones feriales ofrecen descuentos, tanto en transportes como en alojamientos, a sus clientes por lo que conviene saber cuáles son.

 

La importancia del stand

El stand es nuestra seña de identidad en el evento. Debe representar, de forma clara, lo que la empresa ofrece. Por tanto, hay que cuidar cada detalle al milímetro. No se trata únicamente de colocar todos y cada uno de los productos que la firma tiene, o una selección de los mismos. Lo que conviene es mostrar una imagen corporativa clara, diáfana, sencilla y sin artificios que sea sinónimo de trabajo eficaz porque, entre otras razones, es posible que nuestra competencia directa esté en el stand de al lado. Para conseguirlo es bueno que el espacio integre fotografías, cartelería y toda clase de recursos gráficos que refuercen los puntos fuertes de la compañía.

Importante: no es lo mismo poner la ‘pica’ a la entrada del recinto que al fondo; ni tampoco al principio de una calle que al final. ¿Cuáles son los mejores lugares? Aquellos que están junto a las entradas y zonas de acceso, en las esquinas de las calles y cercanos a espacios de uso público. ¿Si se consiguen el triunfo está asegurado? Ni mucho menos. Si el stand no es atractivo, o el producto no tiene calidad, será un esfuerzo estéril.

En ocasiones es la propia organización la que los alquila o, si no, conviene encargarlos a casas especializadas que se ajustan a determinados presupuestos. Dentro del mismo, el espacio ha de estar perfectamente distribuido para facilitar la labor de las personas que operan en él. Ante todo, debe ser cómodo. ¿Cómo? Es aconsejable que tenga una zona de atención directa, otra para hacer demostraciones de los productos, y otras dos más: una destinada al trato personalizado con los clientes; y otra para el almacenamiento de documentación.

Supongamos que todo esto se ha conseguido. ¿Prueba superada? No, si no conseguimos que el público que se pare ante el mismo no recibe una información correcta y adecuada. Folletos, dosieres, y empleados preparados ayudarán a conseguir los planes marcados. Sin olvidar que, una vez finalizada la feria, habrá que hacer un seguimiento a aquellas personas que se han interesado por la empresa y por el producto. Si no se hace, todo el trabajo anterior caerá en saco roto.

fitur

Consejos de primera mano para participar en una feria

Los expertos suelen dar consejos sobre cómo las empresas deben aprovechar al máximo su presencia en una feria y rentabilizarla convenientemente. Sin embargo, en ocasiones es conveniente escuchar también a los propios protagonistas, que participan sobre el terreno en uno de estos eventos para aprender todavía más.

Se acaba de celebrar en Madrid una de las ferias de turismo más importantes del mundo, FITUR, y hemos hablado con algunas de las empresas que han participado como expositores. Cada una de ellas nos ha dejado sabios consejos que ahora queremos transmitir en este post.

El responsable de Egoturismo Pedagogía y Comunicación, Eduardo Ocampo, nos dijo que hacer la reserva del espacio lo antes posible es fundamental para conseguir una buena colocación en la Feria. Además, si es posible, hay que procurar situarse cerca de expositores importantes, lo que puede atraer a más visitantes al stand propio. A su juicio, otra de las claves para conseguir un buen rendimiento consiste en pasárselo bien y transmitir entusiasmo, ya que entonces los resultados llegan antes.

Para esta empresa los folletos que se deben exponer en el stand deben tener un tamaño adecuado, no demasiado grandes ni pequeños, pero sobre todo ser claros y atractivos. Además, los responsables de la firma prefieren no ser demasiado agresivos en la comercialización. “Si la gente se acerca y vemos que dudan, les preguntamos si les podemos ayudar, pero no les atosigamos”.

Otra de las empresas presentes en FITUR ha sido la web hotelera ‘Hot’.  Los responsables del stand indicaron la importancia de ser conciso, de tratar a las personas directamente sin agobiarlas con demasiados papeles o información, y utilizando la inteligencia para darse cuenta de cuándo un cliente realmente está interesado en el producto, “sobre todo si pregunta mucho”. Según afirman, actuando de esta forma es como “salen directamente los acuerdos y las ventas, sin tener que hacer mucho para provocar que se produzcan”.

La agencia de viajes ‘Buscounchollo’ ha sido otra de las compañías presentes en FITUR.  Su estrategia ha consistido en “explicar los productos y cómo funcionamos, siendo en todo momento claros y apuntando lo que el cliente puede ganar con nosotros”. Además, en la feria “se pone cara a mucha gente que ya conocíamos antes, pero sólo por teléfono” y “potenciamos la relación con los proveedores, con los hoteleros…” Una vez que el certamen termina, es importante “recapacitar, poner en común todas las tarjetas que hemos ido recopilando y priorizar para realizar sobre todo el seguimiento de las más importantes”.

Un representante de Marconfort Hoteles y Sandos Hotels&Resorts  nos indicó la importancia que tiene para ellos diferenciarse de la competencia y hacerlo destacando cada uno de los segmentos en que operan. Además, se refirió a la relevancia de hacer muy visible el logo de la compañía, la web, los datos de contacto y los folletos de presentación. En esta empresa también consideran muy importante contar con un vídeo en el stand (ellos lo tenían) que llame la atención del público, con imágenes y sonidos constantes. Por otra parte, afirmaron que procuran cambiar de stand en cada FITUR, “para ofrecer mayor variedad”.

Finalmente, un responsable de la empresa de alquiler de automóviles Six Rent a Car nos indicó que la estrategia de esta firma en la feria consiste en impactar al visitante, para lo que contaban con uno de sus mejores coches en el stand. Algo que, sin duda, llamó la atención de cuantos pasaron por allí. Además, organizaron concursos y sorteos, algo a lo que se apuntó buena parte del público.

feria

¿Exponer en una feria? Ok, pero con objetivos claros

Una feria es una gran operación de marketing en la que el éxito del producto dependerá de tu capacidad de organización. Todo ha de prepararse a la perfección entre bastidores para conseguir atraer al público desde el primer momento y, así, lograr un éxito.

Lo primero que tienes que tener en cuenta a la hora de asistir a un evento de este tipo es que una feria no constituye un fin en sí misma. Por el contrario, tiene que representar para ti y para tu empresa una herramienta muy valiosa para conseguir los objetivos marcados. Éstos pueden ser de diferente naturaleza según el tipo de empresa que tengas y lo que quieras conseguir a corto y largo plazo. En el caso de las pymes, lo importante puede ser dar a conocer el producto o encontrar redes de distribución. La búsqueda de nuevos mercados, junto con una mejora de imagen y un aumento de la notoriedad, pueden constituir también objetivos primordiales.

Pautas a seguir

Si ya has decidido asistir, hay una serie de pautas que tienes que tener en cuenta. Tienes que anticiparte en el tiempo, y solicitar a la organización de la feria el denominado “espacio”, que será tu futuro stand. El reparto de estos locales se suele realizar por sorteo, ya que es indudable que la posición del mismo es muy importante de cara al público. La contratación se realiza de un año para otro, momento que, conociendo ya las fechas de celebración de la feria, puedes aprovechar para reservar tu estancia y la de tus colaboradores en el hotel y los billetes de tren o avión. No subestimes el factor tiempo porque la experiencia de los empresarios que han acudido a otras ferias te convencerá de lo importante que es “dormir” cerca del recinto. Ahorrarás tiempo y dinero.

Precio y espacio

El precio de los espacios feriales suele variar en función de la ubicación dentro del pabellón: si se encuentra en una isla (es decir, con los cuatro lados del stand libres), el mismo puede incrementarse en un 20%. Y así sucesivamente si se trata de un espacio a dos calles o a una calle. Sin duda, los mejores situados son aquellos que se encuentran cercanos a las puertas de acceso para el público y los que disponen de más distancia entre su parte frontal y stand situado enfrente.

¿Y la extensión? Pues dependerá de los productos y la idea que quieras ofrecer al público. Una superficie de 50 metros cuadrados puede ser más que suficiente. Y para una buena distribución del espacio deberás convertir los problemas en oportunidades, es decir, no te desesperes si tu stand está “custodiado” por dos columnas laterales o debajo de una escalera. Hay muchas propuestas de diseño capaces de aprovechar todo tipo de inconvenientes.

Dar a conocer

Cuando ya tengas la seguridad de haber contratado tu espacio y, por lo tanto, tu presencia está asegurada en la feria, tienes que dar otro paso importante: informar de ella. Es conveniente que utilices mailing, teléfono y/o redes sociales para avisar de las fechas concretas y la ubicación que tendrás en la misma. Puedes utilizar campañas de intriga y, en definitiva, crear cierta notoriedad alrededor de tu producto y tu empresa en la feria.

vender

Para comprar y vender, vaya de feria… en Internet

 

Conocer diferentes proveedores, saber cómo se organiza la oferta y la demanda, conocer otras negociaciones… Y todo ello sin salir de su oficina. Lo que usted puede hacer en una feria puede hacerlo desde su propio ordenador. Ahí, los proveedores estarán ávidos por presentarle multitud de ventajas en materias como los costes, los plazos… Y eso es impagable para todas las empresas y, sobre todo, para aquellas que se quieren abrir a nuevos mercados.

Sí. Hablamos del mundo virtual, del e-market. ¿Y eso qué es? E-market o mercado electrónico es un tipo de plataforma de encuentro o de intercambio electrónico. Es un sitio web donde, como en un mercado real, se citan oferta y demanda. Este tipo de plataformas son muy interesantes en el ámbito B2B, sobre todo para emprendedores en busca de sus proveedores. Para entrar en él, las empresas deben de pagar, en algunos casos, una tarifa o, en otros una comisión por las transacciones que realicen. Pero los servicios no se quedan ahí, los mercados electrónicos también le ayudarán a promocionar sus servicios, a mantener actualizado su catálogo de productos, a tener siempre a mano a potenciales proveedores y clientes…

Las posibilidades son amplias. Un comprador puede buscar nuevos proveedores, hacer públicas sus necesidades de compra y buscar bienes de equipos nuevos o usados. Un vendedor, por su parte, encontrará en ellos  nuevas oportunidades, podrá ofrecer productos nuevos y usados para su venta, consultar bases de datos de licitación y conseguir información de mercado sobre la competencia.

Los datos delatan la eficacia de estas plazas online. El 84% de las Pymes que utilizan mercados electrónicos registran un aumento en sus ventas. Hay de todos los tipos, horizontales o verticales, según se traten de mercados sectoriales o generalistas. Los que mayores ventajas aportan, claro está, son los sectoriales. Algunos ejemplos son Alibaba.com, Global Wine & Spirits, Etenders public procurement, Solo stocks… Pero, para conocer los que existen en su sector o el más apropiado para la actividad de su empresa, puede consultar la página del ICEX www.emarketservices.es, donde encontrará una base de datos con más de 600 mercados electrónicos de 40 sectores distintos que operan en 85 países.

Pero, ¿qué ofrecen estos mercados electrónicos?

Estos mercados electrónicos ofrecen a las empresas que participan en ellos diferentes funcionalidades. Las más habituales son:

  • Subastas inversas o licitaciones: solicitud de compra, por Internet, a través de catálogos y anticipándose a la tarea de facturación. Permiten aumentar la conformidad de los contratos negociados por el servicio de compras (desaparición de los riesgos de pedidos a proveedores sin referencias) y reducir los costes de gestión de los pedidos y los plazos de distribución (lo que contribuye, por tanto, a una disminución de los stocks). Esta práctica ha contribuido al desarrollo de software de e-procurement (automatización y formalización de la gestión de compras y de abastecimiento e una empresa a través de Internet)
  • El ‘e-sourcing’: información que permite identificar nuevos proveedores potenciales (se pone en contacto empresas clientes y proveedoras a través de la elaboración de anuarios)
  • Sincronización y estandarización de datos: lo que permite, gracias a una automatización de la gestión de los catálogos electrónicos entre proveedores y clientes, aumentar la conformidad de las compras y la puesta al día automatizada de los catálogos de productos.
  • Las aplicaciones de gestión de la cadena logística (‘Supply Chain Management’): herramientas de previsión de la demanda y de gestión de stocks.