Entradas

redes

Los peligros de hablar de más en redes sociales

Desde hace tiempo las redes sociales son un elemento más para que las grandes empresas y los emprendedores estén en contacto con sus clientes. El problema es que muchos las utilizan como un mero instrumento de marketing, lo que, en ocasiones, acarrea bastantes inconvenientes.

Uno de los más habituales es el de escribir de más. Eso ocurre cuando una firma utiliza su perfil en Facebook o Twitter para añadirse a las muestras de condolencia por una tragedia o un atentado. Pongamos el ejemplo del atentado del metro de Londres, ocurrido el 7 de julio de 2005. Y ahora trasladémonos a julio de 2014. En esa fecha es probable que algunos community managers puedan verse tentados por un cliente o porque otros lo han hecho, a contribuir con unas líneas de condolencia en el perfil de la compañía.

Por norma general, esto supone un error. Cuando una marca entra en este juego, su acción suele ser percibida como forzada, en el mejor de los casos, u ofensiva, en el peor. Y es que la línea entre apropiado e inapropiado que se utiliza en redes sociales es demasiado fina como para jugársela sin más. Por dicho motivo, en la mayoría de los casos es más beneficioso para la empresa no decir nada de acontecimientos sensibles y totalmente ajenos a su actividad o área de negocio. A pesar de ello, si usted siente la necesidad de participar en este tipo de acciones de homenaje, lo mejor que puede hacer es formularse a sí mismo estas preguntas. Sólo después debería escribir.

– ¿Afecta a mis clientes? Regresemos a los atentados y pongamos el ejemplo de que usted es el propietario de una casa rural en Granada. ¿De verdad piensa que lo que usted pueda escribir de aquel suceso le interesa a alguno de sus clientes? Otra cosa muy diferente es que tenga un pequeño negocio de importación de productos británicos o que sus clientes sean todos ingleses. Entonces, una muestra de condolencia por su parte sí puede tener sentido y ser bien recibida.

Tampoco es interesante que se pronuncie sobre este tipo de acontecimientos si su negocio no tiene nada que ver con metro, vías, metales, auxilio a enfermos, farmacia, medicina, etc. Es decir, si la actividad está totalmente alejada del acontecimiento, es mejor no participar, ya que lo normal es que sus clientes se pregunten qué pinta una empresa, pongamos de alimentación, opinando sobre un asunto del que no sabe nada.

En la misma línea también debe tener en cuenta que si su perfil de empresa no dijo nada en el momento de ocurrir la tragedia, puede parecer demasiado forzado salir años más tarde a la palestra.

– ¿Estoy queriendo promocionar mis productos? Si se le pasa por la cabeza aprovechar una tragedia para promocionar un bien o servicio de su pyme, mejor que se lo piense mucho antes de hacer nada, ya que lo que conseguirá con toda seguridad es que los posibles compradores huyan despavoridos ante una persona que muestra tan poco respeto por las víctimas.

– ¿Podrá una sola persona decir qué pinta éste opinando sobre este asunto? Declaraciones en redes sociales como “nuestros pensamientos y oraciones están con las víctimas” o similares son útiles cuando los comunica una persona física a través de redes sociales. Es el caso de deportistas muy activos en Twitter como Pau Gasol o Rafa Nadal, que no dudan en utilizar sus perfiles para solidarizarse con los problemas. Pero cuando ese tipo de frases salen de una empresa suele ocurrir un efecto bumerán ya que los internautas piensan que la firma lo que quiere es aprovechar la situación para mejorar su imagen de marca.

– ¿Es mejor el mensaje que quedarse en silencio? Piénselo. Si usted tiene un negocio alejado geográficamente de una zona donde ha ocurrido una catástrofe o un atentado y su actividad de negocio no tiene ninguna solución fiable que aportar es poco probable que sus seguidores se molesten si su perfil permanece callado durante ese día. De hecho, no seguir publicando nada durante las primeras horas de la tragedia quizá sea la mejor forma que tiene de que sus clientes le valoren.

De todas formas, si tras leer este post sigue pensando que debe hacer algo como empresa para acercarse a los acontecimientos, hágalo. Pero piense que quizá su acción no sea bien vista en las redes sociales.

cine

Lecciones de economía en formato cine

El séptimo arte ha sabido plasmar momentos económicos históricos como la Revolución Industrial (Germinal), pasando por el cambio del socialismo al capitalismo (Good Bye Lenin!), sin olvidar las relaciones laborales (La cuadrilla) o las historias empresariales (Tucker, un hombre y su sueño). Comedias o dramas para adentrarse en el complejo mundo del dinero.

Liderazgo

La red social” cuenta la historia de un emprendedor de éxito, Mark Zuckerberg, que comenzó desarrollando Facebook en la habitación de un colegio mayor, y que acabó convirtiéndose en el billonario más jóven de la historia. “Erin Brockovich”, por su parte, es un perfecto ejemplo de hasta dónde se puede llegar con voluntad y trabajo. Una divorciada con tres hijos, y que no tiene ni idea de leyes, se las arregla para triunfar en el estirado mundo de la abogacía destapando un gigantesco fraude empresarial. Mientras que “Bailar en la oscuridad” es todo un ejemplo de superación. A pesar de sufrir una enfermedad degenerativa que la llevará a la ceguera, Selma, la protagonista de esta película, trabaja como una esclava en una fábrica con la intención de reunir el dinero que permita a su hijo tener un futuro mejor que el suyo. Por desgracia, sus ilusiones se rompen como un cristal en mil pedazos al no permitirle el sistema cumplir su sueño. Su hijo será como ella.

De finanzas y paro

Wall street” es un tremendo cóctel que refleja la intensidad y la vorágine de los mercados financieros (falta de escrúpulos, información privilegiada, lujo, dinero, diversión…). Ahí el rey es Gordon Gekko, un tiburón de los mercados interpretado por Michael Douglas, que, como dice otro de los protagonistas, sería capaz de vender a su madre con tal de hacer negocio, y enviarla a cobro revertido. La otra cara de la moneda es el drama humano del parado. “Los lunes al sol” refleja las angustias, los miedos y las ansias de quienes se quedan sin empleo con una cierta edad y que para hacer frente a la situación invierten su dinero en negocios de poca monta o se arrastran por las oficinas del Inem.

Otros casos

Flores de otro mundo” refleja cómo los extranjeros vienen a España soñando con una vida mejor que, en ocasiones, encuentran, y cómo los jóvenes abandonan el campo ante las penosas perspectivas de futuro. Mientras que “Enron: los tipos que estafaron América”, es un documental que explica con todo lujo de detalles la serie de técnicas contables fraudulentas que permitieron a Enron convertirse en menos de dos décadas en la séptima compañía de Estados Unidos escondiendo la realidad de las cifras. “Novecento”, por su parte, plasma la lucha de clases, ambientada en la Italia de la primera mitad del siglo XX, siempre presente entre el patrón y el obrero. Por último, en “Glengarry Glen Ross” los trabajadores de una compañía inmobiliaria se convierten en depredadores, monstruos sin piedad ni moralidad ni escrúpulos, capaces de todo para permanecer en su puesto (puñaladas traperas incluidas). Y, más antigua, y una perfecta sátira de la sociedad industrial, es “Tiempos modernos”. En la década de los años 30 del pasado siglo, Charles Chaplins realizó un alegato del trabajo digno, no vejatorio ni denigrante. Y es que la modernización de los sistemas productivos, con trabajos monótonos y estresantes, trajo consigo una alienación del individuo (simbolizado en ovejas que salen del metro para ir a su puesto de trabajo). Una dura crítica contra la pobreza de aquellos añejos tiempos.

social

El ‘Social Business’ sitúa a la empresa 30 años antes

No es que la rejuvenezca, ni que la convierta en antigua. Lo que hace el ‘Social Business’ es volver al mejor momento de la relación que existía entre los pequeños negocios y sus clientes hace tres décadas. Justo cuando el mundo era más pequeño y tenderos y pequeños empresarios conocían perfectamente a los consumidores, su nombre, su familia y muchos de sus gustos y preferencias.

Una de las ventajas del ‘Negocio Social’ es que permite recuperar el poder a la marca, ya que le vuelve a dar la oportunidad de comunicarse directamente con los clientes, escuchar sus gustos y atender mejor sus preferencias. Hasta ahora era más difícil hacerlo porque entre marcas y consumidores siempre existía una importante barrera que estaba en medio, la distribución.

Aunque el ‘Social Business’ suele identificarse habitualmente con captar más seguidores y clientes (los directivos de una empresa se enfadan cuando ven que otra de la competencia tiene más ‘followers’), tampoco hay que olvidar que una buena estrategia en este ámbito puede suponer también un gran ahorro de costes en el funcionamiento de la compañía.

Pero para conseguir esta efectividad en ambos aspectos, todos los empleados deben involucrarse directamente en convertir a la empresa en un ente social, no solo los departamentos de comunicación y marketing. Y esto es algo que tienen que tener muy claro los directivos, sobre todo aquellos que todavía son partidarios de restringir el acceso de sus empleados a las redes sociales porque piensan que es una forma de que éstos pierdan el tiempo.

Y es que para que el ‘Social Business’ funcione no basta con llegar al cliente y venderle un producto o servicio. Es necesario integrar al consumidor dentro del negocio, haciendo que la empresa gire alrededor de él y de su círculo social. Es entonces cuando se consiguen cambiar muchos paradigmas e introducir a ese cliente en el círculo del negocio.

Uno de los casos de integración del cliente en un modelo de negocio que los expertos ponen como ejemplo es Zara. Esta firma de moda no se ha gastado el dinero precisamente en publicidad sino en instalar las mejores tiendas en los mejores lugares, en recoger todos los días información del comportamiento de los consumidores, de lo que se vende y de lo que no se vende. Por eso, no tiene lo mismo en todas las tiendas y desplaza colaboradores a discotecas y otros centros de ocio a los que suele acudir su público objetivo para conocer lo que le gusta a la gente y lo que no.

Otro ejemplo de empresa social es Dell. El fabricante de PCs ha utilizado muy eficazmente Twitter como herramienta de relación con el cliente, con lo que ha roto la lentitud y mala fama de los ‘call-center’, que eternizan en muchos casos la comunicación y que desatan en más de una ocasión las iras del consumidor. La apuesta de Dell por Twitter ha obligado a la compañía a dedicar importantes recursos para formar a sus empleados, ya que todos han participado en ello, eso sí los resultados han valido la pena.

El éxito de casos como Zara y Dell consiste en que se han convertido en negocios sociales, en ‘Social Business’, y en el primer caso incluso lo ha hecho antes de que existieran Facebook y Twitter. Ahora, con las posibilidades que proporciona el pleno desarrollo de las redes sociales cualquier pequeño negocio podría hacer lo mismo.

contact

Aplicaciones gratuitas para manejar y mejorar tu red de contactos

Todo emprendedor que se precie de serlo debe tener una buena red de contactos con los que poder hablar y hacer negocios. Sin esa base, será mucho más complicado sacar adelante una empresa. En estos tiempos esa red ya no está anotada en una libreta sino que acompaña al interesado en el teléfono móvil, convirtiendo el aparato en una prolongación más de la persona.

Por fortuna, el auge de estos dispositivos ha venido acompañado de una infinidad de aplicaciones que nos ayudan a manejar esos contactos, que normalmente están distribuidos en diferentes lugares (contactos del teléfono, Facebook, Linkedin….), como un profesional. Es decir, nos ayudan a realizar networking. Y lo mejor de todo es que para conseguirlo no se necesita invertir ningún euro, ya que estamos ante soluciones gratuitas.

A continuación os vamos a mostrar tres sencillas aplicaciones gratuitas que pueden venir muy bien a cualquiera que pretenda manejar su red de contactos como un verdadero profesional.

Intro

Sus desarrolladores aseguran que se trata de la mejor manera de conocer y encontrar nuevos contactos para su negocio. Esta aplicación, alabada hasta por el New York Times, utiliza la red de contactos de Facebook y Linkedin para encontrar nuevas personas que compartan nuestros mismos intereses. Cuando las descubre, envía automáticamente una tarjeta de presentación que el destinatario puede aceptar o rechazar. Así que si estás buscando a alguien con una habilidad específica puedes permitir a Intro que haga ese trabajo y le mande una invitación. Otra característica de este programa es que permite localizar a personas interesadas que se encuentren ubicadas cerca de nuestro lugar de origen.

Esta aplicación está disponible por cero euros tanto para iphone (https://itunes.apple.com/us/app/intro-hyper-networking-groups/id479925051?mt=8) como para dispositivos android (https://play.google.com/store/apps/details?id=com.intro).

 

Brewster
El objetivo de esta aplicación es reunir todos los contactos de tu teléfono, la libreta de direcciones, el correo electrónico, Linkedin y Facebook y organizarlos de tal forma que se pueda encontrar fácilmente a todos los conocidos de un ámbito o un área determinada. Además, Brewster te ayudará a mantenerte en contacto con las personas que están en tu lista, ya que se puedes ver lo que hace cada una de ellas en las redes sociales. En definitiva, se trata de una libreta de direcciones inteligente que puede ser muy útil para los emprendedores.

Hasta el momento esta aplicación sólo está disponible de forma gratuita para iPhone (https://itunes.apple.com/us/app/brewster-address-book/id440979190?mt=8). Pero pronto también será accesible desde el mundo Android.

Bump
Hay ocasiones en las que solo existe un breve momento en el que se puede realizar un contacto. Piense en cualquier persona a punto de subirse a un avión y que conoce a alguien que puede ser interesante de cara a un futuro negocio. En esos escasos segundos es muy difícil intercambiar tarjetas (lo mismo ni la llevamos encima en ese momento). Para facilitar los contactos se creó Bump que es una aplicación que permite pasar a la otra persona toda la información que queramos transmitir. Para conseguirlo solo tenemos que chocar los dos dispositivos. A partir de ese momento, Bump hará magia y permitirá compartir información de tus contactos, fotos, vídeos y otro tipo de archivos, con solo chocar los dos teléfonos.

Esta aplicación está disponible tanto para dispositivos Apple (https://itunes.apple.com/app/bump/id305479724?mt=8), como para smartphones Android (https://play.google.com/store/apps/details?id=com.bumptech.bumpga).

canas

No hay edad para emprender

Cuando se piensa en emprendedores lo normal es imaginar a jóvenes como los fundadores de Facebook o Google. Pero los datos constatan, que el grueso de los aventureros se lanzan a crear sus negocios a la vez que peinan canas o lucen una brillante calva. Buenos ejemplos de este hecho son los casos de Ricard Fisas, que tenía cincuenta años cuando creo la marca de cosmética de lujo Natura Bissé; Leopoldo Fernández Pujals, que había celebrado cuarenta primaveras cuando fundó Telepizza o el presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir, que antes de poner la primera piedra en la constructora a la edad de 58 años llegó hasta vicepresidente del Gobierno. Todos ellos han demostrado que el emprendimiento no está reñido con la edad.

Muy al contrario, los datos demuestran que el perfil real del emprendedor tanto en España como en la mayoría de países occidentales, Silicon Valley incluido, responde más a una persona con canas, varios hijos y una larga trayectoria profesional que a la idea dominante de jóvenes veinteañeros, como los fundadores de Tuenti. Según el informe GEN España, la edad media de los responsables de las nuevas empresas españolas creadas en el último año rozan los 39 años. Una cifra que va en aumento, sobre todo ahora que muchos trabajadores veteranos optan por crear su propio empleo ante la falta de oportunidades laborales en un país con más de seis millones de parados.

Pero esta realidad no es solo nacional. Un rápido vistazo al ránking realizado por la revista Forbes sobre las 500 empresas tecnológicas que han tenido un crecimiento más rápido a nivel mundial evidencia la falta de fundamento de ciertos estereotipos. Es más, la empresa que lidera esta lista, First Solar, fue fundada por un señor de 68 años. ¿Más casos? Riverberd Technology la inició un empresario de 51 años y la tercera en discordia, Compellent Technologies, fue lanzada por tres emprendedores de 45, 55 y 58 años, respectivamente. Un último ejemplo, y quizá el más ilustrativo, el fundador de Zynga, la firma responsable de los juegos sociales de Facebook de más éxito como Farmville, tenía 44 primaveras cuando puso en marcha el proyecto.

Estos ejemplos demuestran que el peso de la experiencia es importante a la hora de emprender. Pero no hay que engañarse. Este fenómeno no es solo fruto del aumento del paro, unido al retraso de la edad de jubilación y al progresivo envejecimiento de la población. El verdadero motivo que explica el auge de los emprendedores canosos es que son los únicos que han tenido tiempo de aprender ciertas cosas que son vitales para poner en marcha una aventura empresarial. Y es que los emprendedores de edad avanzada son más propensos a acumular una larga trayectoria profesional y, por tanto, poseen un mayor knowhow de sus sectores, además de un profundo conocimiento de las necesidades de los clientes. Esta experiencia les permite descubrir nichos de mercado específicos y ser capaces de levantar compañías más avanzadas tecnológicamente y con modelos de negocio enfocados a resolver las necesidades concretas.

Un último ejemplo es el de Vicente López, fundador de GSS. Su historia comienza con dos décadas de trabajo y experiencia en la empresa Xerox. En 1986 cuando acababa de cumplir 45 años se atrevió a dar el paso de convertirse en su propio jefe y fundó una empresa de números 900. De hecho, a López y a su empresa Teleaction se les considera los padres de estos números. Diez años después este emprendedor vendió el negocio, obteniendo un beneficio de 60 millones de las antiguas pesetas. Pero a pesar de tener 55 años no se quedó en el sofá disfrutando de su dinero sino que inauguró De Vinis, un restaurante especializado en la cultura del vino. Un año después, con 56, se embarcó en la creación de GSS, una empresa que se encarga de gestionar las relaciones con los clientes a través del teléfono y el ordenador. En 2011, facturó 97 millones de euros y tiene una plantilla de más de 3.000 empleados. Unos números envidiables para uno de esos hombres que han demostrado que el emprendimiento no tiene fecha de caducidad.

name

Elige un buen nombre. Una mala selección te puede llevar a la quiebra

En un negocio se suelen cuidar todos los detalles. Pero hay un asunto que, en ocasiones, se toma demasiado a la ligera. Nos referimos a la elección de un buen nombre, tanto para la empresa como para un producto determinado. Aunque no se lo crea, los casos de buenos artículos que han fracasado por no haber seleccionado un nombre de calidad son incontables. El sector del automóvil es prolífico en este tipo de meteduras de pata. La más popular fue la del fabricante Mazda, al que no se le ocurrió otra cosa que bautizar a uno de sus modelos con el asombroso nombre de Laputa. Otros disparates similares son el Opel Manta, el Mitsubishi Pajero (sustituido por Montero, para evitar el cachondeo), el Nissan Moco, el Ford Pinto (significa pene en portugués), o el Vokswagen Jetta.

Como se puede ver, muchos errores vienen de las traducciones. Quizá un nombre suene bien en su lengua de origen. Pero su significado en otros idiomas puede generar confusiones. Obviamente todos estos vehículos mencionados en el párrafo anterior no vendieron demasiado en el mercado español. Fuera del mundo del motor, tampoco es demasiado complicado dar con denominaciones malsonantes. ¿Ejemplos? Qué tal una empresa de embutidos que se llama Morte, o una constructora bautizada como CAE, o los bolígrafos Sarasa, o los medicamentos Ymea… La lista es interminable y viene a demostrar que los fallos no viene solo de pymes, sino de multinacionales. Para evitar cometer errores como bautizar nuestra empresa como Pérez y Navarro SA, por poner otro ejemplo, es bueno tomarse con calma la elección del nombre.

¿Qué tiene que tener un nombre para triunfar?

No existe una regla válida para todos los nombres. Pero lo básico es que una buena denominación debe sonar bien y no significar nada ofensivo ni caricaturesco en todos los idiomas donde se quiera estar presente. Una vez alcanzado ese punto, no viene mal conocer unas tendencias que se están siguiendo a la hora de bautizar compañías y, después, seleccionar la que mejor se adapte a nuestro negocio o producto.

La primera tendencia es la de utilizar palabras reales. Buenos ejemplos son los de Apple, Amazon, Twitter o Yahoo. Normalmente no tienen relación con el negocio de la empresa, pero suenan bien y ayudan a la hora del márketing. Eso sí, cuentan con la dificultad de que pueden ser demasiado abstractas y que, en la actualidad, resulta muy complicado encontrar una URL disponible de un vocablo que ya exista.

Otra alternativa es la utilización de palabras mal escritas. Este fue el camino elegido por Flickr, Google o Digg. En realidad, estos vocablos correctamente escritos serían flicker, gogol y dig. Pero los responsables de estas empresas decidieron diferenciarse de la multitud. Otra ventaja de esta tendencia en nombres es que desaparecen las dificultades para encontrar una URL disponible. En cuanto a los problemas, el más importante es la dificultad para recordar este tipo de palabras.

La tercera vía seguida por las empresas en la actualidad es la de las palabras compuestas, como Facebook. La principal ventaja es la originalidad y la desaparición de los problemas con licencias y direcciones de Internet. En cuanto a los problemas, el más destacado es que en ocasiones surgen nombres demasiado largos, que no ayudan demasiado a la difusión de la empresa.

¿Última opción? Las palabras inventadas, como las utilizadas por las compañías Skype o Zynga (los autores del juego social Farmville). Aunque quizá sea la mejor opción, también es la más peligrosa, por el juego de significados que puede tener el vocablo en diferentes lenguas.

Una vez conocidas las tendencias y los riesgos de no tomarse en serio la elección de un buen nombre, sólo queda esperar que ningún emprendedor vuelva a estropear un buen negocio por culpa de la denominación elegida. El camino hasta encontrar el nombre adecuado no será fácil. De hecho, solo en España existen más de dos millones de marcas por solo 300.000 vocablos en el diccionario. Pero vale la pena no tomarse este asunto con demasiadas prisas.

online

Maximiza el rendimiento de tu tienda ‘on line’

Cada vez son más las pymes que deciden poner en marcha una tienda ‘on line’ para aumentar sus ventas, como hemos comentado ya alguna otra vez en este blog, por lo que nunca viene mal aprovechar los consejos que sobre este tema nos den los expertos. José Manuel Cartes, cofundador de Tiendalista, nos expone los suyos:

Antes de crear una tienda ‘online’, la pyme debe contar con un plan de empresa con tres puntos claros: el primero, saber si hay demanda; el segundo conocer cómo es la competencia;  y el tercero comprobar que la idea es rentable. Después, ya puede lanzarse a diseñar la web y, a continuación, enlazarla con la logística y las plataformas de pago.

Según Cartes, invertir en marketing es fundamental. Y, lógicamente, hay que medir los resultados, teniendo en cuenta el coste de adquisición, el margen de beneficio y la frecuencia de compra del cliente. No hay que olvidar que el porcentaje de conversión medio de visitas en ventas suele ser del 1%. La inversión mínima que ha de realizar una empresa en su tienda ‘on line’ puede ser muy variable.

Entre las preocupaciones que ha de tener el emprendedor se encuentra la de calcular la mercancía necesaria para vender ‘on line’ y el marketing que ha de aplicar. En esta última actividad es donde debe centrarse el mayor gasto. Por otra parte, la estructura de la tienda es fundamental: tiene que ser clara y concisa; y su contenido debe ir directamente ‘al grano’. En cuanto al diseño, es conveniente que las páginas sean muy visuales, simples y sencillas.

La cercanía constituye una pieza clave. Por eso, es clave que exista una forma de contactar por chat o teléfono, algo que siempre proporciona seguridad al usuario. Para ello bastaría con las referencias a una persona física o jurídica, dirección postal, teléfono de contacto y correo.

Las formas de pago deben ser flexibles y múltiples (Pay-Pal, Visa, contra-reembolso…) y se ha de contar con unas buenas políticas de devolución. Este aspecto es algo muy criticado habitualmente en internet, por lo que debe cuidarse especialmente. Además, tiene que informarse al cliente de la disponibilidad del producto en todo momento, indicándole cuántas unidades quedan y en qué estado se encuentra el pedido. Por otra parte, una forma de multiplicar la efectividad de la tienda ‘on line’ es desarrollar diversos canales de venta para lograr el mayor rendimiento (página web, Facebook, aplicaciones móviles…).

En definitiva, si tuviéramos que destacar un consejo, éste sería que todo en la tienda virtual fuera intuitivo y rápido, para no marear al posible cliente, y que éste pueda hacer la compra en 3 ó 4 clicks.

like

Crea una tienda online en Facebook y aprovéchate del f-commerce

Para la gran mayoría de los internautas Facebook es un lugar ideal para recuperar el contacto con antiguos amigos, enterarte de lo que hacen y jugar a sencillos videojuegos colaborativos. Pero la red social creada por Mark Zuckerberg puede llegar a ofrecer mucho más. De hecho, desde hace un tiempo empieza a sonar un concepto conocido como Facebook Commerce o f-commerce. Pero, ¿de qué estamos hablando? Y lo que es más importante, ¿cómo se pueden aprovechar los emprendedores de este nuevo anglicismo surgido en la web?

Vayamos por partes. Facebook Commerce no es otra cosa que la integración de una tienda online en la página que una empresa (fan page) en Facebook. Al hacerlo, crea otro canal de venta dentro de la propia red social. En un principio, la idea no puede tener más que ventajas ya que el posible cliente está predispuesto a comprar un producto o un servicio de una empresa de la que, entre otras cosas, es fan. A pesar de esta ventaja, la realidad que nos encontramos en las tiendas dentro de Facebook es bastante dispar, aunque sigue una tendencia definida. Y es que solo las páginas de particulares o pymes funcionan en este campo. Por contra, ya hay ejemplos de gigantes que se han estrellado en su intención de extender sus dominios a Facebook. El caso más reciente es el de la textil GAP, que ha sido incapaz de hacer funcionar su página de f-commerce.

F-commerce, solo para pymes

La causa que explica que solo el pequeño triunfe en Facebook es clara: el f-commerce está pensado para la pyme, ya que es fácil, barato y muy directo por lo que los resultados se ven a corto plazo. Además, el usuario de las redes sociales es mucho más dado a comprar en Facebook que el cliente de las grandes empresas de consumo que, como es lógico, prefiere gastar su dinero en las tiendas físicas o, como mucho, en la tienda online de la propia compañía.

Buena muestra de la buena acogida que este tipo de tiendas en Facebook está teniendo entre los compradores la encontramos en los datos facilitados por Social-Buy.com referidos al periodo navideño. Esta empresa asegura que las 2.500 pymes con las que tiene relación han alcanzado ventas por valor de casi 500.000 euros durante las Navidades. “Para abrir una tienda en Facebook, simplemente necesitas disponer de una página en esta red social que cuente con una comunidad de fans relevante e interesada en tu marca. No hace falta que tengas millones de fans en Facebook, sino que tus seguidores estén comprometidos con tu marca”, explica Sergio Cortés CEO de Social-Buy.com.

Ejemplos de éxito

Algunas pymes ya han descubierto estas ventajas. “Uno de los beneficios que nos aporta la tienda en Facebook es que podemos hacer descuentos a los fans que hacen promoción de nuestros productos. Podemos personalizar qué tipo de descuento queremos promover entre ellos por ser fan de nuestra página. De momento, nuestra apuesta se ha traducido en un incremento de las ventas del 15%”, indica Xavi Clavería, fundador de Santa Fixie, una empresa que vende bicicletas urbanas y accesorios relacionados con el ciclismo.

Otra empresa que se aprovecha del f-commerce es English Support Multimedia, una academia de enseñanza de inglés que ha adaptado los contenidos de los cursos a los nuevos hábitos de los alumnos. “Con nuestra tienda en Facebook hemos podido sacar más partido a los usuarios que la han marcado como fans, ya que nos permite ofrecerles nuestros cursos de una forma más directa y con un proceso de compra muy fácil y efectivo”, asegura Ezequiel Rodríguez Martín, responsable de esta pyme.

¿Más casos exitosos? Empresas como Pepekitchen, Vinus & Brindis, La Casita de los Bombones, o Turrones Artesanos Enrique Rech también triunfan con sus tiendas insertadas en la red social. Para comprobar la facilidad de uso, basta con entrar en la página de facebook de cualquiera de estas empresas y pinchar en la pestaña que pone tienda. En unos pocos segundos, muchos emprendedores se podrán convencer de que Facebook vale para mucho más que mantener el contacto con los amigos.

Motivos por los que tu PyME debe estar en Facebook

A primera vista, parece que las redes profesionales como LinkedIn pueden aportar más beneficios a emprendedores y pymes. Sin embargo otra red dirigida a un ámbito más personal, como Facebook, también ofrece buenas oportunidades para cualquier empresa, si sabe aprovecharlas claro. La Cámara Navarra de Comercio e Industria impartirá próximamente un curso sobre ello, al que nosotros nos hemos adelantado hablando con su profesor Javier Abrego.

Según Abrego, Facebook posee dos herramientas que son clave para una empresa: las páginas y la publicidad segmentada. Las páginas, aunque no sustituyen a una web, suponen un espacio en el que interactuar con los clientes o posibles clientes ya que de un modo sencillo la empresa puede dar información, responder a preguntas e incluso llevar a cabo acciones de comunicación. La publicidad segmentada supone el poder lanzar anuncios concretos a un público determinado definido por edad, sexo, región o gustos en un sentido amplio.

Pero antes que nada es necesario saber qué cuestiones debe tener en cuenta una pyme a la hora de actuar en Facebook. Lo primero vale para la mayoría de las plataformas de internet y es ver si se dispone de tiempo para llevarlo a cabo. En segundo lugar, hay que decidir quién se responsabilizará de ello. El consejo del experto es que sea alguien en la empresa con cierto poder de decisión, ya que si no los usuarios piensan que en realidad están hablando con el becario o una agencia contratada. Más tarde habría que fijarse en otros temas como, por ejemplo, qué quiere conseguir, qué quiere comunicar y marcarse unos pocos objetivos alcanzables para medir su evolución.

¿Se puede encontrar la empresa con efectos negativos en su relación con Facebook? Javier Abrego asegura que las redes sociales no producen absolutamente ningún efecto negativo en la empresa, sino que más bien lo producen las personas que las usan cuando no lo hacen correctamente. Facebook es una gran red que cambia sin avisar día a día y hemos de ser conscientes de que en algún momento meteremos la pata. Sólo hay que estar preparado para ello. No hay que tener miedo a usarla y a hacerlo abiertamente sin complejos, con honestidad y sentido común. Una recomendación: “evitar dejar morir de hambre a nuestra página de Facebook porque no la actualizamos”, eso da muy mala imagen. Además, para maximizar los beneficios que se obtenga es necesario medir siempre los resultados; y hay que tener en cuenta que Facebook posee métricas muy buenas para eso, así como herramientas cada vez más completas, pero todas ellas muy sencillas de aprender.

Las redes sociales son un fenómeno mundial y por ello se ha escrito sobre ellas muchísimo, sobre todo acerca de Facebook. Por eso, parece un mundo mucho más complejo de lo que es cuando en realidad resulta sencillo y atractivo. Según nuestro profesor, las empresas deberían tratar a sus clientes en Facebook igual que cuando éstos entran por la puerta de su tienda.

Fuente imagen.

5 claves para las ventas online en Navidades

Ya está aquí la Navidad y los negocios ya se han puesto manos a la obra para adecuar su imagen y oferta a este periodo de magia invernal, especialmente en Internet. Y es que con una facturación de 9.114 millones de euros, el comercio electrónico está dibujando el futuro y la forma de hacer negocios en la era tecnológica. Los españoles no sólo usan cada vez más Internet, sino que dedican más dinero al shopping online y, de esta forma, las compañías ven cómo la cesta de la compra de sus clientes aumenta, y cómo lo hacen al mismo tiempo sus beneficios.

Unos beneficios que aumentan mucho más cuando nos acercamos a las Navidades. En ese preciso instante es cuando los españoles se olvidan de la crisis y gastan el poco dinero que tienen disponible en hacer regalos. Para aprovechar estos momentos, la empresa Nominalia apunta los 5 puntos clave para preparar la tienda online de cara a las Navidades y asegurarse la mejor campaña navideña para las pymes. “Con esta iniciativa queremos contribuir al proceso de innovación del tejido económico español constituido en un 99% por pymes y profesionales”, indica Francesco Magnano, director general de Nominalia.

Los 5 puntos clave para preparar la tienda online de cara a las Navidades

1. El camino… que lleve a tu web: en Navidad, las técnicas de búsqueda de los internautas es diferente a las del resto del año. Existen una serie de palabras clave que suelen utilizarse de forma recurrente, como pueden ser “regalo Navidad”, “cupón-regalos Navidad 2012”, “ideas regalos Navidad”, “que regalo para Navidad”, “regalos Navidad empresa” o “regalos rápidos Navidad”, y que, si las tienes incorporadas, pueden ayudarte a posicionar tu web. Asimismo, es aconsejable ampliar no solamente los productos, sino los contenidos relacionados con esta festividad. Si tu blog se llena de textos con consejos de compra, tendencias e imágenes navideñas, mejorarán sin duda tus resultados en los buscadores. Por último, no olvides que los precios de AdWords se disparan las semanas previas a la Navidad.
2. Oro, incienso y mirra, porque eran los más demandados: si algo ofrece la Navidad a las tiendas es la posibilidad de explotar sus productos estrella. Los usuarios desean comprar tendencias: lo más vendido, lo más cool, lo último en el mercado. Aprovéchalo. Identifica tus Top Five y destácalos como superventas en la página de inicio para aumentar la demanda. Y una vez que estén bien localizados utiliza un sistema de venta cruzada que muestre a tus clientes otros productos relacionados con el que acaban de seleccionar para su cesta de la compra. Muchas veces merece la pena crear una “guía de regalos”. Y, tanto para facilitarle la vida al internauta como para mejorar el posicionamiento SEO, no te olvides de etiquetarlos correctamente en grupos de búsqueda como, por ejemplo, “regalos para mamá”, “regalos divertidos” o “los más vendidos”.
3. Retira las piedras del camino a los pastorcillos: aunque, por lo general, la Navidad es época de felicidad, las semanas previas pueden llegar a ser estresantes. Si tus clientes están agobiados y en tu tienda online se encuentran el más mínimo problema, perderán la paciencia y se irán a otra web. Plantéate cuál pueden llegar a ser sus dudas y resuélvelas antes de que aparezcan. Una información completa y una descripción detallada de los productos, informes de stock, periodos de entrega, vías de pago y políticas de devolución… Asegúrate de que quede todo bien explicado y evalúa la posibilidad de tener siempre a alguien disponible para atender al cliente de forma rápida y eficiente.
4. Que los Reyes Magos puedan comprar sus regalos desde Oriente: a través de Smartphones, Tablets, iPad, iPhones… Actualmente existen gran cantidad de posibilidades de acceso a tu tienda, por lo que no olvides optimizarla para los dispositivos móviles. Toma nota: las compras online a través de dispositivos móviles han aumentado en Europa un 152% durante este año y España se encuentra en la tercera posición de ventas generadas a través de este tipo de dispositivos, únicamente por detrás de los países escandinavos y Bélgica.
5. El boca a boca de la Anunciación actual: exacto, las redes sociales. Consigue aumentar la asistencia de potenciales pastorcillos a tu portal a través de la interactuación directa con ellos. Utiliza tus cuentas de Facebook, Twitter y otras redes sociales para saber qué es lo que están buscando. Inserta tus ofertas y asócialas a los botones “me gusta” o “I like” de modo que el usuario pueda compartirlo con sus amigos.

Y si aún no lo has hecho, ármate tu Belén: Si tu negocio aún no tiene página web o si tienes una idea pero no tienes conocimientos de e-commerce, no te apures, existen herramientas fáciles y sencillas de manejar, que además permiten integrar tu tienda con las plataformas de venta online más importantes, cómo eBay, para que le saques el mejor partido a tu negocio.

marketing

Marketing ‘low cost’ para pymes

Hace unos años, una compañera de trabajo me dijo: “Nunca te cojas vacaciones en septiembre, porque es el mes en el que se cuece todo en las empresas”. Tenía toda la razón. Las decisiones más estratégicas se empiezan a pergeñar tras el descanso veraniego. Es ahora cuando hay que ponerse a pensar en qué hacer para que el próximo año sea mejor que este que ya está prácticamente liquidado. El objetivo de todos es hacer más con menos, sobre todo en esta complicada coyuntura económica, y destacar por encima de la competencia.

Recortes de presupuesto, ajustes de estrategias y ¿marketing? Muchos responde a esta última cuestión con la horrenda frase de: “este año no hay dinero”. Ese puede ser el mayor error estratégico de la empresa. ¿De qué sirve todo los demás si los posibles clientes no se enteran de lo que tenemos para ellos? Andar justos de presupuesto y diseñar una buena estrategia de marketing no son conceptos contrapuestos. Lo primero que hay que hacer es buscar aliados.

1.- El más fiel y barato serán las nuevas tecnologías. Revisar el diseño de la página web es clave. ¿Está adaptada a lo que queremos vender esta temporada? Todo el mundo en la empresa sabe donde está todo ¿pero lo saben también los usuarios? Con una pequeña encuesta diseñada por nosotros mismos en páginas especializadas del estilo miniencuestas.com, lo podrás hacer de forma rápida.

2.- El siguiente paso son las redes sociales. En este blog hemos contado en varias ocasiones estrategias para triunfar con herramientas como Twitter, Facebook e incluso Pinterest.

Pero, aunque lo parezca, no sólo de redes sociales vive el marketing empresarial. Las estrategias de toda la vida todavía tienen cabida, mucho más cuando la estrategia es de bajo presupuesto.

3.-Es recomendable ponerse en contacto con actuales clientes, amigos, conocidos o cualquiera que pueda indicar o recomendar dónde localizar posibles clientes para hacerte con una lista de “objetivos”, ya sean personales o empresariales. Además, hay que esperarles preparados, para saber qué decirles. Hay que trabajar con antelación en una presentación en la que se recoja las novedades de la temporada y que siempre debe estar disponible para ser enviada. Evita que tu contacto pase mucho tiempo sin saber nada de tí.

4.-Los medios de comunicación, escritos y digitales, pueden ser un gran aliado. A veces pensamos que la relación con la prensa es un terreno vetado para las grandes empresas pero nada más lejos de la realidad. Como ya contamos hace unos meses, la comunicación también es cosa de pymes. Una buena estrategia es postularse ante los periodistas como experto en los temas que tengan que ver con su empresa o su sector. Puede ofrecerles una charla online para contestar a las dudas de sus lectores, es algo que se hace sin demasiado esfuerzo incluso sin moverse de la oficina y servirá para dar a conocer la empresa a mucha gente interesada en sus productos o servicios.

5.- Las alianzas con otras marcas o empresas que sean complementarias para promocionar conjuntamente los productos o servicios. En este punto la moda de los cupones descuentos es una de las mejores estrategias a tener en cuenta. En EEUU es una técnica más que probada. En época de recesión, los cupones descuento funcionan. En España son muchas las plataformas de internet que han puesto de moda esta fórmula de atracción de clientes.

olapic

Emprendedores “made in Spain” en La Gran Manzana

¿Qué hacen tres españoles, dos de ellos ingenieros de Telecomunicaciones, y uno licenciado en Administración de Empresas, en la conocida como Gran Manzana? Pues crear una página web (www.olapic.com) que permite a cualquier usuario que tenga un teléfono móvil, un smartphone o un iPhone realizar fotografías de su equipo favorito, por ejemplo, en un partido y que, posteriormente aparezcan en la página web del club. “Al club le generamos contenido gratis, y el fan consigue distribución o reconocimiento en la página oficial del mismo. De esta manera, las dos partes sacan partido ya que el fan, por ejemplo, puede a posteriori colocar en Facebook sus fotos y vídeos que han aparecido en la web del club, lo que a su vez generará más tráfico en dicha web”, señala Pau Sabria, uno de los fundadores. Los otros dos son José de Cabo y Luis Sanz.

Barcelonés, madrileño y zaragozano, respectivamente, los tres se conocieron en Nueva York estudiando un MBA en la Universidad de Columbia. Y fue hace dos años cuando tuvieron la feliz idea de intentar dar más valor a las fotos y vídeos que realiza cualquier ciudadano. Primero comenzaron trabajando con grandes medios de comunicación como el New York Daily News, y luego dieron el salto a instituciones deportivas como los Dallas Mavericks, los Angeles Lakers o los New York Giants. Otros clientes suyos son el F.C. Barcelona, El Mundo Deportivo, Mashable, The Sun…

El usuario siempre es el dueño de las fotos o de los vídeos, aunque comparte los derechos con la publicación, con el club, o con la marca. Éstos no pueden venderla a terceros. Es decir, que el F.C. Barcelona no puede venderla a El Mundo Deportivo, por ejemplo. El negocio para ellos es que cobran una especie de alquiler en especie. Y, en la mayoría de las ocasiones, son ellos los que moderan el contenido que les llega a sus clientes, aunque algunos de ellos lo hacen directamente.

Para poner en marcha el proyecto, además de su “pequeño capital”, como así lo definen, contaron con la inestimable ayuda de la Universidad de Columbia, que dispone de un fondo que invierte en ideas. También contactaron con business angels, y estuvieron tres meses en una aceleradora de start-ups. Después hicieron la presentación del producto a inversores de capital riesgo, hasta que consiguieron una ronda de financiación de un millón de dólares de inversores principalmente norteamericanos, aunque también hay un fondo de capital riesgo argentino.