Entradas

Cluster

Un cluster, salvavidas para pymes

Dicen que la unión hace la fuerza. Sobre todo en tiempos de crisis. Y más si se es una pequeña y mediana empresa. Porque las pymes no suelen tener ni los recursos ni las capacidades individuales de las grandes empresas para, entre otras cosas, generar nuevos mecanismos de aprendizaje, alianzas estratégicas o fusiones y adquisiciones. Por eso, la agrupación en redes empresariales se antoja fundamental. Es entonces cuando los llamados cluster juegan un papel estratégico. ¿Y qué es un cluster? Se trata de un grupo de compañías y asociaciones interconectadas, además de geográficamente cercanas, de un determinado sector industrial unidas por una serie de características comunes y complementarias. Una salvedad: no se trata de relaciones verticales tipo proveedor-distribuidor, sino que también tiene en consideración relaciones horizontes (ya sean de competencia y colaboración entre compañías), apoyo financiero, investigación universitaria… que mejoran su competitividad. En definitiva, se trata de combinar los esfuerzos individuales de las empresas para que el conjunto de éstos sea mayor que la suma de las partes.

El calzado como ejemplo

Fue en los años 90, y en los sectores de máquina-herramienta y electrodomésticos, cuando en España se establecieron los primeros cluster. Y, en la actualidad, están presentes en casi todas las regiones en múltiples sectores. Uno de ellos es el Cluster Aragonés del Calzado. Como la crisis está afectando al consumo, está afectando directamente a productos de moda como el calzado. Para tratar de solventar la situación, el cluster está centrando sus esfuerzos en potenciar los mercados exteriores mediante acciones de internacionalización. Así, ha participado en ferias y misiones comerciales a países con demandas potenciales de calzado de calidad (desde Holanda y Bélgica, pasando por Rusia o Polonia, hasta Canadá y Estados Unidos). El objetivo es claro: aumentar las exportaciones para compensar la bajada del consumo interno. Otras líneas de actuación del cluster son la creación y potenciación de nuevas líneas de calzado, la puesta en funcionamiento de una web de comercio electrónico (www.zapatosybotas.com), y la generación de una marca de calidad.

Efecto en las empresas

Entre los positivos efectos que un cluster tiene para las empresas cabe destacar el incremento de la productividad para las compañías que al mismo están asociadas, innovación, y la formación de nuevos negocios. Porque si este tipo de agrupaciones acaba siendo exitoso, no cabe duda que alrededor de la actividad central se vayan formando nuevos núcleos que abarquen diferentes direcciones.
¿Cuáles son las ventajas? Entre otras, la atracción de proveedores, una mejor oferta, menores costes, fluido eficiente de informaciones, facilidad a la hora de tomar acuerdos, relaciones de confianza, intercambio de conocimientos estratégicos… y un acceso más fácil a las nuevas tecnologías y a la I+D.

financiacion

Mejorar la financiación con el seguro de crédito: clave para exportar en 2012

Las exportaciones españolas están tomando velocidad de crucero. Llevamos dos años en los que las Pymes han demostrado su capacidad de operar en el mercado exterior. La semana pasada el INE publicaba nuevas estadísticas que se añaden y respaldan a los datos que hemos conocido y analizado anteriormente en este blog:

Las exportaciones españolas crecen a buen ritmo

Exportar con el euro al borde de la ruptura es posible

La primavera árabe abre nuevas oportunidades a la pyme española

Vivimos Un momento idóneo para convertirse en empresario exportador

El pasado mes de agosto, el Índice de Precios de Exportación (IPRIX) registró un incremento del 5,4% respecto al registrado en el mismo periodo de 2010. Además, en la misma estadística conocimos que el Índice de Precios de Importación (IPRIM) disminuyó su tasa interanual dos décimas en agosto y la tasa de variación interanual se situó en el 8,9%.

Subirse al tren de la internacionalización con garantías para la Pyme exportadora

IPRIX e IPRIM confirman que el tren de la exportación está esperando a nuestra Pyme y que debemos darnos prisa en tomarlo. Sin embargo, como todas las locomotoras, la exportación necesita de una nueva fuerza tractora y vías que le conduzcan a los destinos elegidos. Nuestras exportaciones necesitan nuevos mercados y financiación.

Precisamente, en este último aspecto, el empresario exportador tiene que estar al tanto de las novedades que van surgiendo y conocer las ofertas que en el mercado se ponen continuamente a su disposición por las entidades financieras especializadas en comercio exterior, como Cesce, y los organismos públicos, como el ICEX o las Cámaras de Comercio.

Gastos necesarios y financiación

No nos es desconocido que la salida al exterior conlleva obligatoriamente una gran cantidad de gastos en sus diferentes fases como:

Además, son frecuentes las ocasiones en las que las Pymes exportadoras se ven en la tesitura de conceder largos plazos de pago a sus clientes extranjeros para conseguir que firmen los contratos comerciales. Tampoco escapan a esta necesidad aquellas compañías que fabrican bienes o realizan servicios sobre pedido y a medida de las necesidades de sus clientes extranjeros.

En estos casos, es imprescindible contar con la necesaria liquidez para acometer las compras de los proveedores y hacer frente a los gastos de producción del bien o servicio objeto del acuerdo de exportación para que las entidades financieras adelanten liquidez al exportador en el momento del contrato (antes de exportar la mercancía) y conseguir financiación (parte o todo) en el mismo momento de la exportación.

Novedades importantes en el crédito a la exportación para las Pymes

Entre las novedades que los agentes de comercio exterior han tenido sobre la mesa esta semana destaca el acuerdo al que llegado el ICEX y el ICO para mejorar las condiciones de financiación de las empresas que quieran internacionalizarse. Por medio de este acuerdo, las empresas que soliciten un préstamo de la Línea ICOdirecto en la modalidad de liquidez para acometer su proyecto de internacionalización, podrán acogerse a una bonificación del 1% por parte de ICEX.

Además, los empresarios exportadores cuentan, como garantía ante los bancos con los van a negociar esa financiación, con las ventajas del seguro de crédito a la exportación para obtener mejores condiciones. El plan Cesce Master Oro, a punto de cumplir un año en el mercado, también permite al empresario exportador financiar y asegurar no sólo sus actividades en el exterior sino también en las operaciones dentro del mercado nacional. Según palabras del director comercial de Cesce, Juan Antonio Mateo, “en el primer trimestre de 2011 se han producido bajadas de la prima que cobran los bancos por la financiación de entorno al 9%, en función del tipo de cartera de clientes que tiene cada empresa”.

Angola

Acuda a Angola, un país donde está todo por hacer

Algunos países emergentes pueden ofrecer magníficas oportunidades de negocio para empresas de cualquier tamaño y actividad. Solo hay que hacer un esfuerzo para conocerlos un poco más y adentrarse en sus múltiples realidades para darse cuenta de las posibilidades que exhiben territorios como Angola, una nación donde, prácticamente, está todo por hacer y que necesita una amplia variedad de servicios.

Unas jornadas celebradas recientemente en nuestro país confirmaron el interés que pueden tener por Angola empresarios de un extenso elenco de sectores, como el de energías renovables, el agroindustrial, la construcción, el turismo, la banca y los servicios.

Situación macroeconómica
Enrique Féas, secretario general de Política Comercial con países Mediterráneos, África y Oriente Medio, del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, desmitifica la información que normalmente manejamos sobre el continente, sobre su escaso crecimiento o su generalización. Y aporta datos como los siguientes:

-África está en un momento de crecimiento económico muy interesante y, concretamente, Angola ha capeado bastante bien la crisis financiera.
-Las expectativas de crecimiento son del 10% para los próximos años”.
-Algunos grandes países como China, India o Brasil ya cuentan con una gran presencia en Angola. Por ejemplo, China ha financiado proyectos por 4.500 millones de dólares en los últimos cuatro años.
-La presencia española en Angola todavía es reducida, ya que supone un 1,4% de nuestras exportaciones, el 4% de las importaciones y sólo el 0,1% de las inversiones.
-Sin embargo, Angola es uno de los países más interesantes de su entorno, por su estabilidad política o su riqueza natural, ya que el petróleo supone el 57% de su PIB y el 90% de sus exportaciones, y sus tasas de crecimiento se encuentran entre el 13 y el 15%.

Sectores más necesitados
Según Eduardo Sanzol, presidente de la consultora Naxan, el gobierno angoleño les ha trasladado su necesidad de desarrollo en sectores como construcción, energías renovables y agroindustrial, entre otros. Por ejemplo, en los próximos cuatro años, el país se propone la construcción de un millón de viviendas, para lo que necesitaría 12 millones de toneladas de cemento al año, de las que sólo produce un millón”.

Cómo introducirse
Angola cuenta con buenas oportunidades y perspectivas para hacer negocio. Joxean Fernández Vázquez, miembro del departamento de Cultura de la UNESCO y consultor internacional, residió allí durante dos años y ahora apunta las claves para competir con éxito:

-Tomarse el tiempo necesario para entender el contexto del país.
-Elaborar una estrategia a largo plazo.
-Identificar un socio local que sepa codificar las reglas escritas y no escritas de Angola.
-Saber decir no, porque no todos los socios y los negocios son buenos.
-Reclutar a las personas adecuadas para los proyectos.
-Formar a los recursos humanos de la zona.
-Reconocer la complejidad y diversidad del territorio.
-Establecer dispositivos sistemáticos para identificar oportunidades.
-Estar presentes en el país para hacer negocio y aprovechar el buen posicionamiento de España en Angola.

Un ejemplo de inversión
Joaquím Chambel, consejero delegado de IPG Portugal, cuenta con la experiencia de su empresa, presente en Angola desde 2008.  A su juicio, las prioridades que, actualmente, se marca el gobierno del país africano con respecto a las inversiones extranjeras se centran en los siguientes sectores:
-Energía.
-Distribución de agua.
-Comunicaciones (carreteras, ferrocarril, etc.).
-Redes de energía (refinerías, etc.).
-Construcción.

En cuanto al último sector señalado, durante los 30 años de guerra padecidos por el país apenas se construyó nada, lo que da idea de sus necesidades actuales. Chambel indica que los proyectos en Angola son faraónicos, con torres de 20 pisos que son multiusos, vivienda y oficinas.

mercado-exterior

Tener las ideas claras ayuda a abordar el mercado exterior

mercado-exteriorBuena parte de los cambios que se han producido en los mercados y en la economía española e internacional son irreversibles, por lo que no queda más remedio que adaptarse. Y, dentro de esta adaptación, los procesos de integración de la economía mundial hacen inevitable el desafío de internacionalizarse y de sacar los productos y servicios al exterior.

Para conseguirlo, es básico tener las ideas muy claras, por lo que la consultora y experta en apertura de nuevos mercados internacionales Ana Fernández-Arbizu propone algunos consejos.

En primer lugar, es fundamental asumir lo que implica internacionalizarse:

  • Revisar y modernizar criterios y conceptos relacionados con la comercialización, la administración, las finanzas y el talento.
  • Buscar clientes y consumidores para nuestros productos y servicios en el exterior.
  • Ofrecer nuestros bienes y servicios a mercados nuevos, concibiendo ofertas apropiadas, atractivas, completas y rentables.
  • Establecer contactos de negocios y asumir roles como: traducción, promoción, negociación, intermediación y asociación.

En segundo lugar, hay que estar dispuestos a realizar funciones como:

  • Investigación de mercados.
  • Establecer contactos, en forma directa e indirecta.
  • Recibir asesorías y consultorías especializadas.
  • Preparación técnica y adecuada de ofertas.
  • Participar en ferias internacionales, macroruedas de negocios, viajes promocionales y de relaciones, exposiciones y vitrinas comerciales.
  • Diseñar y operar páginas web/internet.
  • Aprender de las experiencias de otros.
  • Trazar e implementar estrategias de desarrollo comercial.

En tercer lugar, es necesaria una capacidad continua para solucionar problemas y situaciones nuevas como:

  • Idiomas.
  • Culturas
  • Divisas
  • Comercio internacional
  • Finanzas
  • Logística
  • Negociación
  • Comercialización, etc.
En cuarto lugar, hay que prepararse para:
  • Pensar y actuar en grande. Bien porque se puede lograr una mejor capacidad productiva para abastecer la demanda generada, o bien porque se tiene la capacidad de vínculo o alianza con otros, manteniendo los índices de excelencia ofrecidos al comercio local y foráneo.
  • Adaptar y alinear nuestras prácticas empresariales a elevados estándares de calidad y competitividad internacional.
  • Asumir un desafío en medio de incertidumbre y novedad. Precisa de una extraordinaria capacidad emprendedora, creatividad, sensibilidad, disposición al cambio, y ante todo, actitud triunfadora.
En quinto lugar, hay que tener claro que:
  • Es, ante todo, un negocio financiero de mediano y largo plazo. Supone inversión económica, en tiempo, en gestión y en inteligencia comercial. Capacidad para invertir, e implica correr riesgos.
  • Conlleva la paciencia y perseverancia de aquellos que obtienen recompensa tras la inversión, los desaciertos, el esfuerzo, la disciplina y la persistencia.
Y, en sexto lugar, hay que planificar las acciones a realizar:
  • Presupuestar
  • Conocer los factores de rentabilidad del negocio
  • Manejar la moneda extranjera
  • Manejar los términos de comercio exterior
  • Calcular coste de intermediación y comercialización
  • Conocer y manejar los diferentes actores y los procedimientos financieros de las exportaciones
idiomas-y-banderas

Cómo conseguir que el idioma no sea una barrera en los negocios

idiomas-y-banderasUno de los principales retos de muchas pymes que quieren salir de España es asomarse a una nueva cultura y a un idioma diferente. Pero, sobre todo, defenderse en un nuevo idioma, especialmente cuando se trata de mantener negociaciones, establecer acuerdos comerciales o firmar contratos en el nuevo país. El emprendedor tendrá que enfrentarse a unos términos específicos nuevos para él y propios del lenguaje económico, mercantil, fiscal y legal de ese territorio, que no siempre coincidirán o abarcarán exactamente los mismos conceptos que los nuestros.

El inglés ya no basta

Conocer las costumbres de cada país y saber idiomas facilita mucho los negocios, permite establecer relaciones y firmar acuerdos. Y, en este contexto, el inglés sigue siendo el principal aliado para recorrer medio mundo. Pero este idioma ya no es suficiente, porque los negocios globales exigen cada vez más un multilingüismo, al alcance de pocas personas, en el que el alemán, el francés y el chino son también muy necesarios.
Más de un estudio ha demostrado que la falta de capacidades lingüísticas da lugar a la pérdida de negocios. Y que las empresas que tienen un enfoque estratégico hacia la comunicación multilingüe son capaces de aumentar sus exportaciones en más de un 40%  en relación a sus competidores que no cuentan con esta estrategia.

Crear relaciones con profesionales locales

Pero, ¿qué puede hacer el emprendedor español que quiere introducirse en otros países y que no domina perfectamente el idioma local? El primer consejo de Andrew Funk, experto en inglés de negocios y CEO de la empresa English Metas, es crear relaciones con profesionales del sector correspondiente que vivan en aquel territorio. Y antes, lógicamente, comenzar a estudiar cuestiones básicas del idioma y del lugar para estar más preparado.
Advierte que cuando se hace un negocio, hay que fijarse en las últimas cuatro letras de la palabra (ocio) y tener en cuenta que es importante ser hábil a la hora de hablar de los procesos fiscales “tanto como del World Series de béisbol”.

La ayuda de un abogado bilingüe

Afrontar los obstáculos idiomáticos relacionados con el comercio, la economía, la fiscalidad, las leyes, los acuerdos y la legislación puede crear, en un principio, cierta frustración. A juicio de Funk, la mejor solución es “contar con la ayuda de un abogado bilingüe de confianza, que pueda guiarte hasta que aprendas a tomar control de la situación por ti mismo”. Aparte de su ayuda, recomienda clases particulares con un programa a medida de las necesidades profesionales.

Tomar notas de todo

Y, sobre todo, siempre hay que tomar nota de todo lo que no se entienda, aprenderlo rápido y usarlo en la próxima ocasión, para consolidar las habilidades profesionales en ese idioma. “El fallo más grave cuando haces negocios es no fallar. Haz el mayor esfuerzo posible y cuando cometas un error, arréglalo rápido y sigue hacia delante”.

La ayuda de las redes sociales

  • La red profesional LinkedIn puede ser una herramienta muy interesante para el emprendedor. Le pondrá en contacto con un gran número de posibles socios, proveedores y clientes y le dará la posibilidad de escuchar sus discursos y leer sus artículos.
  • Funk recomienda también un grupo, Finance Club, que tiene más de 152.000 miembros de todo el mundo. “Discuten cómo negociar mejor hasta e-commerce. Ademas, podrás preguntar dudas que tienes y recibir respuestas rápidas”.
  • La red social Facebook te abrirá al mundo más cotidiano de tus clientes y te dará la posibilidad de seguir sus pasiones fuera del trabajo. “Sería positivo que añadas 10 personas al día en Facebook; 5 por la mañana y 5 por la tarde”.  Si vas a hacer negocios con Houston (Texas), busca profesionales allí, contacta con ellos y cuéntales lo que buscas. “La mejor manera de mejorar la comunicación con tu red es comunicando activamente”.

Ayuda en la web

Hay una página web muy útil: http://www.learnenglish.de/mistakes/CommonMistakes.htm, que define muchos de los errores comunes en inglés que pueden confundir hasta los nativos. Por ejemplo, “by and until.” Si estás hablando de plazos, límites o reuniones y confundes estas palabras podrías tener problemas. Si dices, Will the details be available by December significa que estará preparado en diciembre como tarde. Y si dices, Details will not be available until January significa que no estará disponible hasta enero.