Entradas

Bandera Rusia

Rusia: tierra de oportunidades para pymes y autónomos

La primera impresión que un emprendedor tiene de Rusia es que es un territorio a evitar si se está encarando un proceso de internacionalización en la empresa. Existen diversos aspectos que avalan esta tesis, empezando por el político, marco que ofrece serias deficiencias. El presidente Vladimir Putin concentra el poder de manera interrumpida desde 1999 y nada hace presagiar que esta situación vaya a cambiar debido a su carácter autoritario y a la imposibilidad de que florezca una oposición con garantías de plantar cara al zar ruso.

Es obvio que esta circunstancia de mando autoritario en Rusia que Putin implanta no favorece los intereses comerciales de pymes y autónomos en el vasto país. Tampoco lo hacen las sanciones de la UE a Rusia por la anexión de Crimea, ni el enfrentamiento con Occidente por el apoyo de Putin al régimen Sirio. Todo esto es cierto. Pero esto no quiere decir que el país carezca de oportunidades que las pymes y autónomos también pueden aprovechar.

Los problemas comentados en el párrafo anterior desaconsejan a los nuevos negocios arriesgarse a realizar fuertes inversiones en el país, así como a abrir delegaciones comerciales o filiales. Por el contrario, nada impide que Rusia esté en el radar de nuestra internacionalización a la hora de vender productos o servicios desde España. Así lo indican los datos de exportaciones españolas a Rusia que en 2017 crecieron un 20,9 por ciento con respecto a 2016, hasta alcanzar la cifra de 1.602,9 millones de euros.

La recuperación económica que el país afronta desde 2016 gracias a las reformas impuestas y al aumento del precio de petróleo, también convierten el momento actual en idóneo para que los nuevos negocios exploren las oportunidades que Rusia puede ofrecer. Lejos de lo que se puede pensar la excesiva dependencia económica del país a los hidrocarburos también constituye una ventaja que es aconsejable aprovechar, ya que abre oportunidades en otras áreas que, a continuación, analizamos.

Sector energético

Ya hemos dicho que el país pivota sobre los hidrocarburos, que suponen cerca de dos tercios del total de las exportaciones rusas. Pero esa dependencia abre la puerta a las empresas españolas a intervenir en infinidad de proyectos que el país necesita para modernizar sus plantas energéticas y sus sistemas de distribución de combustibles. Quizá se pueda pensar que se trata de contratos a los que solo pueden acudir las grandes corporaciones. Nada más lejos de la realidad, las pymes especializadas en aspectos concretos, como ingeniería, también pueden optar a jugosas operaciones.

Servicios sanitarios

Desde hace un tiempo Rusia evoluciona hacia un sistema sanitario en el que coexisten la sanidad pública y privada, parecido al español. De ahí que haya sido el propio Kremlin el que haya manifestado en más de una ocasión que tiene gran interés en contar con la colaboración de firmas españolas para impulsar el nuevo modelo.

Sector agroalimentario

Puede llamar la atención que en un país que tiene una extensión de más de 17 millones de kilómetros cuadrados frente a los poco más de 500.000 de España, la mitad de los alimentos que se consumen deban ser importados. Pero este aspecto se entiende por la dureza de la climatología rusa que hace imposible que crezcan un gran número de variedades de verduras y frutas.

Ni qué decir tiene que este aspecto unido a que hablamos de un territorio que habitan  150 millones de personas implica una oportunidad para todas las pymes nacionales que se mueven en el ámbito de la alimentación o las bebidas.

Infraestructuras en Rusia

La ya comentada extensión del país sumado a la necesidad de modernizar infraestructuras de todo tipo (ferroviarias, carreteras, etc…) también abre una puerta de entrada a nuestras empresas. Al igual que en el caso ya hablado del sector energético, las infraestructuras también constituyen una buena opción para pymes especializadas y que sean capaces de ofrecer un mejor producto o servicio que las grandes multinacionales en aspectos concretos.

Otros ámbitos que también ofrecen oportunidades
Existen más sectores que son interesantes para la exportación desde España, como bienes de consumo, maquinaria y equipos para la agricultura, textil, tratamiento de la madera, etc.

En definitiva, Rusia es mucho más que el carácter autoritario de Putin. Se trata de un territorio que ofrece oportunidades que pymes y autónomos pueden aprovechar. Máxime cuando son las propias autoridades rusas las que anhelan el conocimiento que nuestras empresas pueden ofrecer. Eso sí, siempre bajo sus reglas. De ahí que, como ya se ha dicho, quizá sea menos problemático poner a Rusia en el foco de nuestras exportaciones, dejando la inversión para más adelante. Y hacerlo, sin duda, con la protección de un buen seguro de crédito.

ripe-fruits-and-vegetables-2

Andalucía lidera las exportaciones españolas de alimentos y bebidas

ripe-fruits-and-vegetablesSegún ha publicado Extenda-Agencia Andaluza de Promoción Exterior (entidad dependiente de la Consejería de Economía y Conocimiento de Andalucía), esta comunidad autónoma lideró las ventas nacionales de productos agroalimentarios y bebidas en el exterior durante los cinco primeros meses de 2016, al alcanzar los 4.779 millones €.

Esta cifra supone un incremento de las exportaciones del 10,6% respecto al mismo periodo de 2015, lo que equivale a una cuarta parte de los euros exportados por España en este sector, a gran distancia de Cataluña y la Comunidad Valenciana, que crecen a un ritmo mucho menor.

De esta manera, Andalucía refuerza su papel de liderazgo como exportador nacional de alimentos y bebidas que alcanzó en 2015, con importantes crecimientos en mercados extracomunitarios que aportan diversificación, como China, Australia o EEUU. Con estas cifras, el complejo agroalimentario andaluz demuestra su competitividad en el mundo, aportando a la balanza comercial un saldo positivo de 3.241 millones € en este periodo, que significa un 61% del superávit de este sector a nivel nacional (5.317 millones €).

Con esta tendencia, el sector agroalimentario y de bebidas andaluz presenta un año más cifras récord en el mercado internacional, habiendo exportado en los 5 primeros meses de 2016 más de la mitad de todo lo exportado en 2015.

 

Liderazgo hortofrutícola en exportaciones españolas

Los productos hortofrutícolas lideraron las exportaciones españolas dentro del sector, con 3.076 millones €, el 64% del total y un alza del 9,4%; seguido de aceite de oliva, con 993 millones €, el 20,8% y una subida del 12%; y panadería y otros, con 230 millones € y un crecimiento del 18%.

En cuarto lugar se encuentra la aceituna de mesa y para almazara, con 227 millones €; seguida de productos cárnicos, con 133 millones € y un ascenso del 23,4%; pescados y marisco, con 96 millones € y un incremento del 11%; plantas vivas y productos de floricultura, con 56 millones € y un crecimiento del 7,7%; lácteos, con 34 millones €; animales vivos y sus productos, con 17,5 millones € y una subida del 11% y tabaco, con 4,8 millones € y una subida del 57%.

La configuración del sector agroalimentario como motor destacado de la economía andaluza motiva que la Consejería de Economía y Conocimiento que, a través de Extenda, haya organizado en estos meses un total de 177 acciones específicas en las que han participado 549 empresas.

Entre las principales acciones programadas para el sector, destacan:

  • La asistencia a las ferias más importantes del sector a nivel mundial, como, Fruitlogistica en Alemania; Gulfood, de Emiratos Árabes; Biofach, en Alemania; Foodex, en Japón; Agrofood en Irán; o, más recientemente, Summer Fancy Food (Estados Unidos).
  • La campaña ‘Olives from Spain’ realizada con Interaceituna en mercados estratégicos como Estados Unidos y Polonia.
  • A futuro, está prevista la celebración de otras actividades, como diversas misiones directas a Rumanía, México, Estados Unidos y Vietnam, y la participación en ferias como Fruit Attraction, Feria Specialty Food, Iberflora, Sial, Feria Foodex Saudí o Tokio Wine Complex.
exportaciones_españolas

Los últimos datos de exportaciones españolas de textil y moda

exportaciones_españolasLa web oficial de la Marca España contiene una sección, denominada “Moda con identidad propia”, en la que se afirma que “la industria de la moda representa uno de los exponentes más visibles en el mundo, no solo de la creatividad española, sino también de la innovación y competitividad exterior de nuestra economía. Las empresas del sector han realizado una gran labor de internacionalización con resultados tan impresionantes en algunos casos que se consideran materia de estudio. […] La fuerte expansión internacional de algunas marcas, líderes mundiales en su segmento, ha actuado como locomotora económica no solo del sector de la moda, también del país”.

 

Además, según el Centro de Información Textil y de la Confección (CITYC), el sector textil y de la confección da trabajo a 129.000 personas en España (una cifra que, sin embargo, se ha recortado un 21,34% frente a los datos de 2009, cuando había 164.000).

 

Ahora, el CITYC ha publicado un avance de los datos de comercio exterior de España entre enero y mayo de este año, en el que se muestra que las exportaciones españolas de textil y moda siguen creciendo a buen ritmo.

 

Exportaciones españolas

 

Durante los primeros cinco meses de 2016, nuestro país ha exportado fibras y manufacturas textiles por valor de 1.666 millones de euros (un 9,1% más que en el mismo periodo de 2015), y prendas de punto y confección por valor de 4.443 millones de euros (lo que supone un aumento interanual del 12,9%). La combinación de ambas categorías de exportaciones alcanzó los 6.109 millones de euros, un 11,9% más que en 2015.

 

Si repasamos los datos mes a mes, descubriremos que estamos antes el segundo aumento a doble dígito consecutivo en el sector de las exportaciones textiles españolas: en abril, las ventas al exterior de productos textiles y de confección registraron un incremento interanual del 19,8%, y en mayo -si bien se moderó el aumento-, la subida fue del 14,7%, hasta los 1.221,4 millones de euros.

 

Y además, según la información publicada por el propio Mininisterio de Economía y Competitividad, la subida en las exportaciones textiles supera ampliamente la marcha general de las exportaciones españolas de bienes.

 

Actualmente, Francia se encuentra a la cabeza (15,3%) de los países que importan productos elaborados por la industria textil española, seguido de Portugal (10,2%), Italia (9,8%) y Alemania (7,1%). Globalmente, las exportaciones a Europa suponen 7.596 millones de euros.

 

Importaciones españolas

 

En cuanto a las importaciones, España importó durante los cinco primeros meses del año 1.875 millones de euros en fibras y manufacturas textiles (+8,6% interanual) y 6.111 millones de euros en prendas de punto y confección (+13,1% interanual). En total, las importaciones alcanzaron los 7.986 millones de euros, un 12% más que durante el período equivalente del año pasado.

 

Por otro lado, el mes de mayo cerró con un déficit exterior de 311,4 millones en la industria textil y de 231,6 millones en la industria de la confección.

exportaciones_enero

Las exportaciones españolas inician 2016 creciendo un 2,1%

exportaciones_eneroSegún el ‘Informe mensual de comercio exterior’, el positivo dato interanual sitúa a España en su déficit comercial más bajo para un mes de enero desde 1999.

 

Los datos recopilados por la Subdirección General de Análisis, Prospectiva y Coordinación del Ministerio de Agricultura, en el ‘Informe mensual de comercio exterior’ (PDF) acerca de las exportaciones españolas de mercancías durante el pasado mes de enero de este año, muestran que éstas aumentaron un 2,1% interanual, hasta los 18.267,3 mill. de euros, una tasa de crecimiento 5 puntos superior a la del mismo periodo del año pasado, cuando fue del -2,9%. En volumen, el aumento fue mayor, del 3,2% (al caer los precios, aproximados por los Índices de Valor Unitario, un 1,0%).

 

Las importaciones también experimentaron un incremento, si bien mucho más ligero, de hasta un 0,8% (situándose en los 20.653,9 millones de euros). Al igual que ocurría con las exportaciones, el incremento de importaciones en términos de volumen fueron mucho más notables (un 3.0%), ya que los precios disminuyeron un 2,2%.

 

El resultado de todo ello es que el déficit comercial de enero resultó ser un 8,1% inferior al del mismo periodo de 2015 (2.386,6 mill. de euros). El saldo no energético arrojó un déficit de 750,3 millones de euros (casi 200 millones mayor que en enero de 2015), mientras que el saldo energético registró una mejora del 18,9%.

 

Contraste español con la realidad internacional

 

Todos estos datos resultan mucho más significativos cuando los comparamos con las ventas al exterior de nuestros principales socios comerciales, que al contrario de lo ocurrido con España, tuvieron un mal comportamiento en enero: de este modo, apreciamos descensos en las exportaciones de la zona euro (-1,0%) como de la Unión Europea (-0,9%). Fuera de nuestro continente, también cayeron las exportaciones de Estados Unidos (-10,7%) China (-11,2%) y Japón (-12,9%).

 

Datos de las exportaciones por sectores

 

En el mes de enero avanzaron las exportaciones de los principales sectores, como los bienes de equipo (18,8% del total) y el sector del automóvil (18,0% del total), que se incrementaron un 9,8% y un 6,2% interanual, respectivamente. Los únicos sectores que retrocedieron fueron los productos energéticos (caída del 26,3% interanual), ‘otras mercancías’ (descenso del 23,9% interanual) y las semimanufacturas no químicas (retroceso del 6,4%).

 

Según aclara el Ministerio de Agricultura, por subsectores, “las principales contribuciones positivas fueron las de automóviles y motos (1,0 puntos, debido principalmente a las mayores ventas a Bélgica, Italia, Alemania y a cierta distancia, Austria) y las de aeronaves (0,9 puntos, en especial a Omán, y luego a Francia, Ghana y Estados Unidos)”; mientras que “los que más lastraron las exportaciones fueron los subsectores de hierro y acero (-1,0 puntos, debido principalmente a las menores ventas a Argelia, Estados Unidos, Italia y Portugal) y petróleo y derivados (-0,7 puntos, a Gibraltar, Estados Unidos, Francia y Portugal)”.

 

Destinos de las exportaciones (Europa pierde cuota)

 

En enero de 2016, el valor exportado hacia el resto de países miembros de la UE-28 disminuyó con respecto al mismo mes del año anterior, mientras que las exportaciones hacia terceros países han aumentado. Por tanto, la distribución de la cuota se ha inclinado a favor del mercado extracomunitario pasando del 20,9% al 23,4%, mientras que la cuota comunitaria ha disminuido en 3,1%

 

Imagen Moyan Brenn.

2761324655_4b8d4a7bfb_o

La realidad de las exportaciones españolas en Latinoamérica

2761324655_4b8d4a7bfb_oCada año, y ya van nueve, el IE Business School pregunta a las empresas españolas sobre la marcha de sus inversiones en Iberoamérica. Se trata, por tanto, de una de las mejores herramientas que existen para descubrir la realidad de las exportaciones españolas en el continente. La conclusión más interesante del estudio es que, aunque varias potencias de la zona viven inmersas en una crisis de imprevisibles consecuencias, el 77% de las compañías nacionales allí presentes piensan aumentar sus cifras de inversión en 2016.

Es decir: Latinoamérica seguirá siendo el destino favorito de los empresarios españoles fuera de la UE. Esta afirmación demuestra que da igual que el FMI asegure que la economía de la zona se ha contraído un 0,3% en el pasado 2015, el continente no ha perdido sus encantos.

A pesar de ello, es necesario reconocer que las cosas no son fáciles para los allí presentes. La desaceleración de la economía china ha llevado a que los precios de las materias primas caigan en picado. Eso, unido al cambio de política monetaria de Estados Unidos, ha afectado a toda la zona. Además, los propios problemas internos de países como Brasil, Argentina o Venezuela no hacen más que sumar más problemas a un territorio que hasta hace poco era capaz de crecer con tasas superiores al 3% y al 4% al año.

Ventajas

Pero, como decíamos antes, nada parece frenar las expectativas de los empresarios y emprendedores españoles en el Nuevo Mundo, que no dudan en arriesgarse a pesar de las dificultades. ¿Por qué se lanzan a la reconquista? Por varias ventajas. Por orden de importancia, los empresarios españoles con presencia en Latinoamérica destacan el poder del mercado interno. Aunque a menor medida, el consumo sigue creciendo, lo que es una bendición para las firmas nacionales de productos y servicios.

La segunda ventaja es la de poseer una ubicación geográfica ventajosa, ya que algunos países son una puerta de acceso al inmenso mercado estadounidense. A continuación encontramos la competitividad, que destaca especialmente en países como Colombia y México. Los acuerdos de libre comercio con terceros países, el acceso a las materias primas y la mano de obra cualificada son los otros beneficios que los emprendedores destacan del territorio americano.

Amenazas

Por contra, las empresas no son ajenas a los principales riesgos que presente Latinoamérica para las exportaciones españolas. Como no podía ser de otra manera, el gran peligro que se observa es la desaceleración económica, que ha afectado especialmente a países como Brasil, Chile, Colombia y Perú. Luego tenemos los problemas con el tipo de cambio, que puede convertir los números negros en rojos, en un momento. En este apartado, los territorios más amenazantes son Argentina, Brasil y Colombia.

El país del tango también protagoniza los dos siguientes grandes amenazas de la zona. Nos referimos a la inestabilidad política, aquí también entra Brasil, y a la inestabilidad jurídica, donde está acompañado de Venezuela. En cambio, en el problema de la inseguridad ciudadana, sorprende la presencia de otras economías como México, Honduras, Guatemala, El Salvador y la propia Venezuela. La última dificultad detectada por las firmas exportadoras españolas es la falta de infraestructuras adecuadas. Una lacra que lastra el interés inversor en países como Costa Rica, Bolivia, Perú, paraguay y Brasil.

Aunque los problemas existen, y son importantes, no son óbice para que el 78% de las empresas españolas esperen aumentar sus ingresos en el continente. Si descendemos a las pymes, observamos que el porcentaje es todavía mayor. Y es que el 95% de las mismas espera incrementar la facturación en la zona. ¿Conclusión? América Latina es el destino idóneo para salir al exterior de nuestros pequeños empresarios por encima de Asia, la UE o Estados Unidos.

Mejores destinos

Resulta evidente que, ya sea por el idioma o la cercanía cultural, no importa lo que digan los organismos internacionales, América Latina no ha perdido su sex appeal. Pero, ¿cuáles son los mejores lugares para lanzarse a la aventura? Las respuestas nos las dan las propias firmas españolas que ya están presentes en el territorio. México, Panamá, seguidos de Colombia, Chile y Perú, son los países que presenten un entorno económico más boyante y próspero. En un segundo escalón se colocan Costa Rica, República Dominicana y Uruguay. Y en un tercero, aunque también medianamente optimista, encontramos a Ecuador, Cuba, Nicaragua, Bolivia y Guatemala.

Como no podía ser de otra manera, este listado también tiene países que sería mejor evitar en los próximos años. De mejor a peor, el orden es: El Salvador, Honduras, Argentina y Brasil. En estos estados es mejor andarse con cuidado a la hora de colocar el dinero. Pero los expertos no los desaconsejan de forma mayoritaria, ya que todos ellos tienen importantes oportunidades de crecimiento, si las autoridades políticas son capaces de arreglar los problemas internos. En donde hay certeza absoluta de que lo mejor es ni intentarlo es en Venezuela. Ni los especialistas, ni los analistas, ni las empresas españolas aconsejan probar suerte en un país que el chavismo y la caída de los precios del petróleo ha hundido en la miseria.

exportaciones_africa

3 destinos recomendados para las exportaciones españolas en el África subsahariana

En 2014, la inversión extranjera directa (IED) apenas aumentó un 1% a nivel global… pero el continente africano este indicador ascendió el año pasado un 65% (hasta alcanzar la cifra aproximada de 78.200 millones de euros). Así mismo, también superó en 2014 el promedio mundial de crecimiento del PIB (5% africano frente al 1,5%).

 

Estos datos confirman a África (sobre todo al África subsahariana, que concentró 3/4 partes de la inversión extranjera) como un espacio emergente y un buen destino para las exportaciones españolas: según DataInvex, la inversión bruta de nuestras empresas en la zona ascendieron a 168 millones de euros a lo largo del año pasado (72 millones más que en 2013).

 

España es a día de hoy el primer exportador a Marruecos y el 2º a Guinea Ecuatorial. Pero… ¿qué otros países pueden merecer la atención de las empresas españolas en este continente de 54 países radicados en su mayoría a 4-5 horas en avión de España, y que comparten nuestro mismo huso horario?

 

Sudáfrica

 

Sudáfrica constituye el motor económico del sur del continente, lo que unidos a su PIB per cápita (muy por encima de la media continental) y a sus datos de crecimiento, llevaron al país en 2011 a ingresar en el grupo de los BRICS. El país es, así mismo, la puerta de entrada a un mercado de 250 millones de habitantes: el formado por los miembros de la Comunidad de Desarrollo de África Austral.

 

El año pasado, la Cámara de Comercio de Zaragoza acogió el evento ‘Doing Business in South Africa’, con la presencia de la embajadora de Sudáfrica en España, que destacó que el suyo era un país “con un alto crecimiento económico y abierto a nuevos negocios […] los sectores en los que hay más desarrollo en Sudáfrica son el automóvil, la tecnología, la minería, alimentación y energías renovables, entre otros”.

 

Junto con Botsuana, Sudáfrica es el país con menor riesgo de impago del continente, prácticamente en niveles españoles. Ese y otros factores posiblemente hayan influido en el hecho de que España sea el primer país en inversión bruta en Sudáfrica; y en que durante 2013, el mayor avance mundial exportador de nuestro país se produjo en la patria de Mandela, con un 56% interanual.

Nigeria

 

Nigeria constituye el país más poblado del continente, y en 2014 su PIB de 510.000 millones de dólares la convirtió en la primera economía del continente, desbancando de ese puesto a Sudáfrica.

 

Su condición de primer productor de petróleo del continente, su pujante industria audiovisual (la conocida como ‘Nollywood’) y las inversiones en telecomunicaciones estarían detrás del avance de la economía nigeriana, que no ha podido frenar ni siquiera la amenaza del grupo terrorista Boko Haram.

 

Por desgracia, su grado de libertad económica es limitado (puesto 26 entre los 46 países de la región), si bien ha realizado mejoras recientes en lo relativo a la protección de inversiones y obtención de crédito.

Angola

 

Tras 27 años de guerra civil, a día de hoy Angola es un país estable en lo político y abierto al comercio exterior que se ha convertido en un foco económico de relevancia continental gracias a sus reservas de hidrocarburos y diamantes, y a sus perspectivas de crecimiento. Además, los proyectos pendientes de reconstrucción y desarrollo de infraestructuras suponen una clara oportunidad para las exportaciones españolas.

 

Su pujante clase media cubre con importaciones gran parte de sus bienes de consumo, su empresariado está bien informado sobre la realidad económica española, y la similitud lingüística (la lengua oficial es el portugués) facilita los contactos comerciales.

 

Una curiosidad: su capital, Luanda, es la ciudad más cara del mundo para aquellos que viven fuera de su país por razones de trabajo.