Entradas

juguete

Las exportaciones empujan al sector juguetero español

Ahora que se acercan las navidades, fechas en las que el sector del juguete se juega cerca del 75% de las ventas de todo el año, conviene hacer una radiografía del mismo. Y la misma nos muestra que un alto diseño, la calidad y los valores pedagógicos son sus señas de identidad. Sin embargo, no está siendo inmune a la caída del consumo en España. Un dato: las ventas descenderán este año un 10%, hasta situarse en el entorno de los 960 millones de euros, según previsiones de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ). Por suerte para el sector, se espera que las exportaciones superen los 400 millones de euros, lo que supondrá un crecimiento de entre el 8% y el 10% respecto a 2011.

Calidad y seguridad
España es uno de los primeros fabricantes mundiales de juguetes tradicionales, ofreciendo al mundo calidad y seguridad. De hecho, más del 65% de las jugueteras españolas tienen una orientación netamente exportadora, y el 40% de la facturación del sector proviene de mercados exteriores.
Los principales mercados a los que exporta son Europa (aunque se están produciendo descensos importantes, sobre todo en Portugal y Francia) y, fuera de la UE, Rusia (donde las compras de juguetes españoles han subido un 85% en lo que va de año) y Estados Unidos. Los rusos son, sobre todo, fans de las muñecas made in Spain.
¿Y cuáles serán los productos más demandados? Junto a las muñecas, aquellos más tradicionales que fomentan la imaginación del niño y evocan recuerdos a sus padres, así como aquellos otros que incorporan las últimas tecnologías.

teletrabajo

Los beneficios del teletrabajo para la productividad empresarial

“Lo siento pero el próximo lunes no podré venir a trabajar”. Esta frase pronunciada por un empleado puede caer como una bomba en muchas empresas. Pero en la mayoría de los casos, esa alarma carece de fundamento  y no se produciría si el mundo laboral tuviera más claros los beneficios del teletrabajo.

El absentismo laboral es un lacra en las empresas y a veces, esa ausencia tiene como único motivo que el empleado se ve obligado a estar en casa para atender asuntos de la logística doméstica como: esa inevitable visita del técnico de la compañía gas, del agua…. En ese caso, ¿por qué el trabajador debe perder un día y sus tareas deben quedar postergadas? Empleado y empresa pueden beneficiarse de un día de teletrabajo.

En España, el acceso al teletrabajo todavía está lejos de las prácticas europeas. Según un estudio realizado por la empresa especializada Openmart, la media de uso del teletrabajo está en el 26%,( aunque un 57% le gustaría que su empresa le ofreciera esta posibilidad), frente al 35% que se utiliza de media en Europa.

La crisis está ayudando a las empresas a dejar a un lado las reticencias que provoca esta modalidad de trabajo y aparcar la obsoleta idea de que sólo es posible trabajar en la oficina. No tener a los empleados a la vista puede tener más beneficios de los esperados:

  • Ahorro de costes. La creación de un puesto de trabajo no presencial resulta un 50% más barato que un puesto presencial. No sólo por el espacio físico que consumen los trabajadores en la oficina, también por los gastos de luz, agua, teléfono que su presencia implica.
  • Ahorro de tiempo. En este caso, el beneficiado es el empleado. La opción de teletrabajar varios días en casa implica un ahorro en desplazamientos y tiempo perdido que suele ser un beneficio muy valorado por los empleados.
  • Responsabilidad Social. Grandes empresas, como la tecnológica Indra, fueron pioneras en ofrecer a sus empleados la posibilidad de no ir a trabajar todos los días a la oficina. En su memoria de Responsabilidad Social Corporativa se explican los beneficios de esta política y se asegura que además de favorecer la salud de sus empleados también contribuye al cuidado del medioambiente. El nivel de estrés y de posibles conflictos entre la vida laboral y personal disminuye al ser los empleados conscientes de que tienen la posibilidad de teletrabajar y cumplir con las tareas laborarles y personales. Además, al reducir los traslados desde el hogar a la oficina se evitan emisiones de CO2 al medio ambiente.
  • Incremento de la productividad. Está comprobado que en las empresas que introducen esta modalidad de relaciones laborales se incrementa la productividad de los empleados. Al cambiar el sistema de control a objetivos y no dar tanta importancia al tiempo presencial en la oficina, los trabajadores tratan de hacer sus tareas en el menor tiempo posible para así maximizar sus horas libres. Y como están mucho más motivados, las empresas aseguran que, en caso de trabajo extra, los empleados están más dispuestos a ampliar su horario que a aquellos que se les exige quedarse más tiempo en la oficina.

Por supuesto, implantar el teletrabajo tiene algunos inconvenientes, pero no van más allá de los cambios informáticos mínimos para permitir accesos remotos a los documentos de la empresa y superar la desconfianza inicial que genera a las empresas esta forma de trabajo.

puente

La energía y las obras civiles,oportunidades de internacionalización en mercados emergentes

A pesar de la difícil situación en España, todavía quedan muchísimas empresas de construcción que no han echado el cierre y que mantienen una buena salud gracias a que están aumentando su negocio fuera de nuestras fronteras. En uno de los últimos post señalábamos como la internacionalización se ha convertido en una de las mejores salidas para las empresas de materiales de construcción, ventanas, cerramientos acristalados y piedra natural porque las exportaciones están aumentando en casi todos los sectores y han pasado a ser el capítulo más positivo para estas industrias. Pues bien, ahora un nuevo estudio confirma que las pymes dedicadas a la construcción y, sobre todo, las que trabajan en el sector de las infraestructuras pueden encontrar grandes oportunidades en los mercados emergentes y, específicamente, en el ámbito energético.

Y es que, a medida que las principales áreas urbanas se extienden con una población en constante crecimiento, la necesidad de infraestructuras también registra un importante crecimiento. Y esta situación supone una prueba para el sector de la ingeniería y de la construcción a la hora de ofrecer soluciones eficientes. Así lo pone de manifiesto un estudio de la consultora KPMG titulado “Las grandes oportunidades globales del sector de las infraestructuras”, elaborado a partir de entrevistas realizadas a directivos de empresas de ingeniería y construcción de 27 países de todo el mundo,

Algo más del 40% de los directivos entrevistados prevé que el sector energético ofrecerá la mayor oportunidad de ingresos durante los próximos 12 meses. En segundo lugar se encuentran las obras civiles (puentes y carreteras) y según el 24% las vinculadas con el ámbito residencial, seguidas por las obras ferroviarias y mineras. Un directivo de la consultora explica que la demanda de firmas y empresas con habilidades específicas del sector de la ingeniería y la construcción crecerá a medida que los proyectos de energía proliferen en todo el mundo. Así, debería ser una importante fuente de ingresos para el sector en su conjunto.

El 49% de los participantes en el estudio espera que sus carteras de pedidos crezcan del 5 al 15% durante el próximo año. Y el 57% afirma que sus ingresos en 2011 se han incrementado respecto a los de 2010, siendo la región de Asia-Pacífico la que ha experimentado un mayor crecimiento (72%), seguida por la región de Europa Oriente Medio y África-EMEA- (53%) y América (41%).

Algunos ejemplos de países emergentes con buenas perspectivas para las empresas españolas podrían ser China, Brasil o India. En China, su política energética prevé el desarrollo de equipos de generación, redes de transporte inteligentes y de alta capacidad, etc. En Brasil la energía solar representa un mercado todavía joven e incipiente, pero con un futuro muy prometedor. Mientras que en India existe un movimiento creciente por parte de empresas españolas y donde cada vez más compañías están participando activamente, por ejemplo, en infraestructuras relacionadas con energía solar. Algunas lo han hecho creando una filial en el país o joint ventures con firmas locales, según se desprende de un informe de la  Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Nueva Delhi.

internacionalizacion

Arranca el Fondo para la Internacionalización de la Empresa

 

Que las empresas españolas cuenten con los instrumentos oportunos para que puedan competir en condiciones de igualdad con las del resto de países de la OCDE. Este es el fin del Fondo para la Internacionalización de la Empresa (FIEM) aprobado por el Gobierno y que sustituye al Fondo de Ayuda al Desarrollo (FAD). Entre sus funciones están la de ampliar tanto los modos de financiación como los tipos de proyectos beneficiados, incluyendo entre ellos el apoyo en licitaciones internacionales.

1. Objetivo: internacionalización

Si el antiguo FAD se centraba en el binomio cooperación-internacionalización, el FIEM
tiene como objetivo exclusivo la promoción de la internacionalización de la empresa
española. De esta manera se busca mejorar tanto la eficiencia como la eficacia en la
asignación de los recursos públicos, dotando a las empresas de los instrumentos de apoyo
oficial necesarios para competir de tú a tú con el resto de los países de la OCDE.
Además, el nuevo instrumento mantiene el apoyo en términos concesionales y no
reembolsables, e incluye la posibilidad de financiación directa en términos comerciales de
forma complementaria a la financiación del mercado.

2. Posibilidad de financiar

Otra de las novedades del FIEM es que amplía su ámbito de aplicación, permitiendo la
posibilidad de financiar proyectos de inversión. También incrementa las modalidades de financiación con la incorporación de la posibilidad de dar préstamos frente a los antiguos créditos FAD Internacionalización, permitiendo de esta manera adaptar el tipo de financiación a las características del proyecto.
El apoyo financiero se ofrecerá preferentemente a proyectos adjudicados por licitación pública o internacional, superando de esta manera algunos problemas del extinto FAD Internacionalización, que no optaba de forma preferente por este tipo de licitación.

3. Terceros países

El FIEM amplía el espectro de beneficiarios ya que incorpora como posibles beneficiarios de financiación a otros Estados, Administraciones Públicas regionales, provinciales y locales extranjeras, agrupaciones, consorcios de empresas públicas y privadas extranjeras tanto de países desarrollados como de países en vías de desarrollo. Asimismo podrán ser beneficiarios aquellos organismos internacionales a los que España aporte contribuciones, siempre y cuando tengan un claro interés comercial para la internacionalización española.
Los beneficiarios de financiación reembolsable con cargo al FIEM deberán garantizar las operaciones crediticias aportando una garantía soberana o de un organismo internacional.
Podrán admitirse, también, las garantías de las Administraciones públicas regionales, provinciales y locales extranjeras, instituciones públicas extranjeras o de empresas públicas o privadas extranjeras que sean de adecuada solvencia y, eso sí, bajo determinadas
condiciones.

Alejandro Cañada