Entradas

ico

¿Tienes una empresa? ¿Eres emprendedor? El ICO te financia

Se llama “Línea ICO Empresas y Emprendedores 2013”. Y su objetivo es muy claro: otorgar financiación a autónomos y empresas que lleven a cabo inversiones productivas en España y/o necesiten cubrir sus necesidades de liquidez. No son los únicos beneficiarios. Particulares y comunidades de propietarios también pueden sacar partido a la misma si deciden rehabilitar viviendas y edificios, así como sus elementos comunes.

Conceptos financiables

Los préstamos del ICO, a través de esta línea, podrán destinarse a financiar las necesidades de circulante (gastos corrientes, nóminas, pagos a proveedores, compra de mercancía…) o a inversiones productivas dentro del territorio nacional. ¿Cómo cuáles? Activos fijos productivos nuevos o de segunda mano, vehículos turismo cuyo precio no supere los 30.000 euros más IVA (los vehículos industriales podrán financiarse en un 100%), adquisición de empresas, gastos de circulante con el límite del 50% de la financiación obtenida para esta finalidad de inversión, etc.

La modalidad elegida es la de préstamo/leasing, para inversión, y préstamo, para liquidez. Y el importe máximo que se puede solicitar es de 10 millones de euros, en una o varias operaciones, por cliente y año.

 

Tipos de interés

Otro dato interesante para el cliente es que puede elegir entre un tipo de interés fijo o variable cotizado y publicado quincenalmente para cada plazo. Para facilitar su consulta, la misma puede hacerse en el apartado “Tipo de Interés” de la ficha del producto en la web www.ico.es. Para operaciones a plazo igual a un año, el tipo de interés fijo o variable (euribor seis meses), más diferencial, más hasta un margen del 2%. Si se trata de operaciones a un plazo superior a un año, el tipo de interés fijo o variable es el mismo, pero con la diferencia que el margen llega hasta el 2,30%.

 

Trámites

Son las entidades financieras con las que se tramita la operación quienes analizarán la solicitud de financiación y, en función de la solvencia del solicitante y de la viabilidad del proyecto de inversión, quienes determinarán las garantías que serán necesarias aportar (puede verse el listado de entidades en la citada web del ICO). Eso sí, las operaciones que cuenten con el aval de una Sociedad de Garantía Recíproca (SGR) deberán ser tramitadas a través de la “Línea ICO Garantía SGR”. ¿Otros datos de interés? Las entidades de crédito no podrán cobrar cantidad alguna en concepto de comisión de apertura, de estudio o de disponibilidad. Los gastos de notaría, corretaje, o registro, en su caso, se abonarán según se acuerde entre el cliente y la entidad de crédito. El plazo de vigencia de esta línea es hasta el 16 de diciembre de 2013, y estos préstamos son compatibles con ayudas recibidas de las comunidades autónomas u otras instituciones. También se puede obtener información a través del teléfono 900 121 121.

sgr

Cómo sacar partido a una Sociedad de Garantía Recíproca

sgrDinero, dinero, dinero. En momentos de crisis, en los que el acceso a la financiación se convierte en un duro campo de batalla (y que en ocasiones puede frenar dar el salto al exterior a pesar de disponer del producto y del mercado o mercados adecuados), acudir a una Sociedad de Garantía Recíproca (SGR) puede ser el salvavidas adecuado. ¿Y qué son las SGR? Según la definición de la Confederación Española de Sociedad de Garantía Recíproca (Cesgar), “son entidades financieras sin ánimo de lucro, sujetas a la supervisión e inspección del Banco de España, y que posibilitan el acceso al crédito en mejores condiciones de plazo y de tipos de interés a las pymes y autónomos, consiguiendo la financiación para sus proyectos”.

1. Constitución

Suelen estar constituidas por socios partícipes, por pymes (que son las beneficiarias de su aval) y por socios protectores. Estos últimos son instituciones que aportan recursos a la SGR, lo que mejora su solvencia, sin derecho a solicitar garantías. Normalmente estos socios protectores son Administraciones Públicas, Cámaras de Comercio, Asociaciones y Entidades de Crédito. ¿Beneficios para la pyme o autónomos? Al ser avalada por la SGR, éstos pueden acceder al crédito. También, a su vez, beneficia a la entidad de crédito, pues invierte sin riesgo al ser la SGR la que responde, como avalista, en caso de que la operación financiera sea fallida.
Pero facilitar el acceso al crédito y mejorar las condiciones generales de financiación de las empresas socias no es su único objetivo. Entre sus metas también se encuentran otorgar garantías y avales a las pymes, negociar líneas financieras, canalizar y tramitar subvenciones, información y asesoramiento financiero a los socios, y formación financiera. Y dos son los casos de actuación: por un lado, las empresas o autónomos que no tienen garantías suficientes para obtener un crédito de las entidades financieras; y, por otro, las empresas o autónomos que teniendo garantías suficientes para ser atendidos por las entidades crediticias, saben que con un aval de la SGR obtendrán un crédito en mejores condiciones de plazo de amortización y tipo de interés.

2. Ventajas

Cinco son las principales ventajas del aval de la SGR para las pymes:
  1. Acceso a la financiación para empresas y autónomos con insuficiencia de garantías
  2. Mejora de las condiciones de plazo y tipo de interés, gracias a los convenios que las SGR negocian con las entidades de crédito
  3. Análisis sobre la viabilidad del proyecto empresarial y propuesta de alternativas
  4. Informar y asesorar a los socios financieramente
  5. Canalizar y tramitar líneas de ayuda
Cuatro son las ventajas del aval de la SGR para las entidades de crédito:
  1. La SGR actúa como canalizador, captando operaciones del segmento pyme para la banca
  2. Realizar el estudio técnico de la operación; desaparece el riesgo de insolvencia, pues la garantía de la SGR es líquida
  3. Mejora la rentabilidad financiera, puesto que las operaciones avaladas no requieren provisión de insolvencias
  4. A efectos del cálculo de coeficiente de solvencia, su riesgo pondera al 20%.