Entradas

idiomas-y-banderas

Cómo conseguir que el idioma no sea una barrera en los negocios

idiomas-y-banderasUno de los principales retos de muchas pymes que quieren salir de España es asomarse a una nueva cultura y a un idioma diferente. Pero, sobre todo, defenderse en un nuevo idioma, especialmente cuando se trata de mantener negociaciones, establecer acuerdos comerciales o firmar contratos en el nuevo país. El emprendedor tendrá que enfrentarse a unos términos específicos nuevos para él y propios del lenguaje económico, mercantil, fiscal y legal de ese territorio, que no siempre coincidirán o abarcarán exactamente los mismos conceptos que los nuestros.

El inglés ya no basta

Conocer las costumbres de cada país y saber idiomas facilita mucho los negocios, permite establecer relaciones y firmar acuerdos. Y, en este contexto, el inglés sigue siendo el principal aliado para recorrer medio mundo. Pero este idioma ya no es suficiente, porque los negocios globales exigen cada vez más un multilingüismo, al alcance de pocas personas, en el que el alemán, el francés y el chino son también muy necesarios.
Más de un estudio ha demostrado que la falta de capacidades lingüísticas da lugar a la pérdida de negocios. Y que las empresas que tienen un enfoque estratégico hacia la comunicación multilingüe son capaces de aumentar sus exportaciones en más de un 40%  en relación a sus competidores que no cuentan con esta estrategia.

Crear relaciones con profesionales locales

Pero, ¿qué puede hacer el emprendedor español que quiere introducirse en otros países y que no domina perfectamente el idioma local? El primer consejo de Andrew Funk, experto en inglés de negocios y CEO de la empresa English Metas, es crear relaciones con profesionales del sector correspondiente que vivan en aquel territorio. Y antes, lógicamente, comenzar a estudiar cuestiones básicas del idioma y del lugar para estar más preparado.
Advierte que cuando se hace un negocio, hay que fijarse en las últimas cuatro letras de la palabra (ocio) y tener en cuenta que es importante ser hábil a la hora de hablar de los procesos fiscales “tanto como del World Series de béisbol”.

La ayuda de un abogado bilingüe

Afrontar los obstáculos idiomáticos relacionados con el comercio, la economía, la fiscalidad, las leyes, los acuerdos y la legislación puede crear, en un principio, cierta frustración. A juicio de Funk, la mejor solución es “contar con la ayuda de un abogado bilingüe de confianza, que pueda guiarte hasta que aprendas a tomar control de la situación por ti mismo”. Aparte de su ayuda, recomienda clases particulares con un programa a medida de las necesidades profesionales.

Tomar notas de todo

Y, sobre todo, siempre hay que tomar nota de todo lo que no se entienda, aprenderlo rápido y usarlo en la próxima ocasión, para consolidar las habilidades profesionales en ese idioma. “El fallo más grave cuando haces negocios es no fallar. Haz el mayor esfuerzo posible y cuando cometas un error, arréglalo rápido y sigue hacia delante”.

La ayuda de las redes sociales

  • La red profesional LinkedIn puede ser una herramienta muy interesante para el emprendedor. Le pondrá en contacto con un gran número de posibles socios, proveedores y clientes y le dará la posibilidad de escuchar sus discursos y leer sus artículos.
  • Funk recomienda también un grupo, Finance Club, que tiene más de 152.000 miembros de todo el mundo. “Discuten cómo negociar mejor hasta e-commerce. Ademas, podrás preguntar dudas que tienes y recibir respuestas rápidas”.
  • La red social Facebook te abrirá al mundo más cotidiano de tus clientes y te dará la posibilidad de seguir sus pasiones fuera del trabajo. “Sería positivo que añadas 10 personas al día en Facebook; 5 por la mañana y 5 por la tarde”.  Si vas a hacer negocios con Houston (Texas), busca profesionales allí, contacta con ellos y cuéntales lo que buscas. “La mejor manera de mejorar la comunicación con tu red es comunicando activamente”.

Ayuda en la web

Hay una página web muy útil: http://www.learnenglish.de/mistakes/CommonMistakes.htm, que define muchos de los errores comunes en inglés que pueden confundir hasta los nativos. Por ejemplo, “by and until.” Si estás hablando de plazos, límites o reuniones y confundes estas palabras podrías tener problemas. Si dices, Will the details be available by December significa que estará preparado en diciembre como tarde. Y si dices, Details will not be available until January significa que no estará disponible hasta enero.
empresarios-corbatas

Citas exprés entre empresarios

empresarios-corbatasLas citas exprés se han convertido en una manera muy eficaz de establecer nuevos contactos empresariales. La fórmula pone en contacto entre sí a emprendedores, pymes u otro tipo de entidades que buscan su media naranja para potenciar el negocio, conseguir proveedores o hacerse con nuevos clientes y mercados. En España, acaban de celebrarse (en mayo) dos eventos de este tipo, uno en Pamplona y otro en Barcelona.

¿Quién organiza las citas?


La primera cita exprés fue convocada por la Cámara de Comercio de Navarra, a través de su página web y del correo electrónico, y en ella participaron 14 empresas. Mientras que el segundo encuentro fue organizado en Barcelona por cuatro entidades: English Metas, AN Grup, Mowa Language Consulting y ConectorClub. En este caso, se celebró en un restaurante e incluía una mezcla de negocios, inglés y gastronomía. Acudieron unos 40 emprendedores, pymes e, incluso, representantes de multinacionales.

Un funcionamiento muy sencillo


El desarrollo es muy fácil. En Pamplona, durante la primera hora y media se celebraron las citas, a razón de cinco minutos cada una. Y, posteriormente, se organizó un aperitivo para “conocerse mejor”. Previamente a la jornada, los participantes habían tenido que escribir la propuesta de valor de su empresa en 140 caracteres, con el fin de mostrar lo atractiva que pudiera ser para el resto”.
En Barcelona, una vez presentados los asistentes y, en función de los diferentes perfiles, se organizaron citas rápidas, de las que surgieron nuevas ideas de negocio o potenciales clientes. La reunión comenzó con una copa de cava de bienvenida y concluyó con una cena en la que pudieron asentarse algunas de las posibilidades de negocio planteadas.

¿Para qué sirven?


Los encuentros pueden servir para conocer empresas con las que cooperar y acceder a nuevos mercados, optimizar gastos o innovar conjuntamente. También se producen posibilidades de asociación, creación conjunta o, sencillamente, ampliar la red de contactos. Pero el asunto no se queda sólo en buenas intenciones. Según los organizadores, las dos últimas reuniones celebradas han generado ya nuevos negocios por un valor superior a 10.000 euros. Y esto no ha hecho más que empezar.