Entradas

diana

Pasos para encontrar un nicho de mercado para tu negocio

El futuro está en la web. Este es el mantra que repiten una y otra vez los gurús empresariales. Pero con tanta gente lanzándose a la red, ¿es posible detectar algún nicho de mercado sin explotar? Sin lugar a dudas la respuesta es sí. Para conseguirlo sólo hay que aplicar una serie de pasos básicos.

1. Mantener la calma.

Sí, ya sabemos que el objetivo es ganar dinero. Pero para conseguirlo conviene dedicar tiempo a planificar la estrategia adecuada, a pesar de que esa planificación signifique retrasar los ingresos esperados. Siempre es mejor ganar un poco menos al principio que perder una ingente cantidad de dinero en un negocio que no era el adecuado.

2. Dejarse llevar por las pasiones, sólo lo justo.

Todos los manuales recomiendan elegir una actividad empresarial que esté vinculada a las pasiones y gustos del empresario. Por supuesto que esto facilitará la implicación y el esfuerzo que requiere la puesta en marcha de una empresa o una nueva línea de negocio. Pero ¿es su pasión tan masiva como para hacerle ganar dinero? Mucho cuidado con pensar que todo el mundo es un forofo de las Tortugas Ninja, por poner un ejemplo. Y que como usted, está deseoso de comprar cualquier souvenir relacionado con los aguerridos animalitos verdes. Una cosa es tener un hobby y otra muy distinta, montar un negocio sobre él. La actividad adecuada debe ser aquella con la que el empresario se sienta cómodo, y que al mismo tiempo le permita satisfacer una necesidad de mercado que no está cubierta. Lo cual no significa que tenga que ser especialmente novedosa. No hay más que remitirse a casos como el de Starbucks. Ni ellos mismos imaginaban que podrían triunfar vendiendo café en un país con la variedad que tiene España. Pero ahí está el triunfo. ¿Vender una experiencia? ¿Un lugar confortable? La literatura sobre este tema es inmensa.

Para su propio negocio, sitios como esta web de rastreo de tendencias mundiales puede servir para generar ideas

3. Ir a los problemas específicos

Lo más útil es pensar en problemas o necesidades que tiene la gente y que no han sido cubiertos. Ir de lo genérico hasta lo específico. Cuanto más acotada esté la necesidad más complicado será que alguien esté ofertando una solución. Piense como lo hizo la franquicia estadounidense. La gente toma café, los hay que toman cafés sofisticados, luego están quienes toman cafés sofisticados en un ambiente agradable… Replique una cadencia similar de necesidades respecto a la actividad que le guste y llegará a un nicho de mercado seguro.

4. Elegir con criterio

Una vez elegido el tema, hay que comprobar que este nicho de mercado no sólo es afín a los gustos definidos. Además, debe tener predisposición a la compra del producto y capacidad financiera suficiente para adquirir lo que le quiere ofrecer. No es casualidad que los cafés de Starbucks estén en las zonas más céntricas y selectas de las ciudades. Por muy atractivo que este establecimiento sea para todos, está claro que los habitantes de los barrios más pobres de no pueden permitirse abonar habitualmente el coste de sus productos. Por eso, la localización del negocio es otro de los puntos clave en laelección. Un alquiler más bajo de un local mal posicionado, puede convertir lo que parece un ahorro, en una sangría económica. En Internet, esa localización de negocio es el posicionamiento adecuado de su web en buscadores y redes sociales. Algo, sin duda, más complicado que elegir calle, o barrio.

se vende

Técnicas para vender una empresa con éxito

“Voy a vender mi negocio”. Una vez que un empresario toma esa decisión,  la actitud más nociva que puede adoptar es la de colgar el cartel de “Se Vende” y sentarse a esperar al mejor postor. Entre otras cosas, porque la mejor oferta puede no ser nada satisfactoria para el propietario de la empresa.

Para evitar que eso ocurra hay que pensar como los vendedores de viviendas. ¿Cuál es el primer paso antes de poner en venta una casa? Ponerla lo más atractiva posible para que los posibles compradores se enamoren de ella. Algunos hacen reformas, otros simplemente pintan y adecentan un poco la apariencia. Al final ese esfuerzo se ve recompensado con un precio de venta más alto. Con las empresas puede ocurrir lo mismo siempre que se cumplan unos pasos básicos.

1. Diseño de la estrategia de venta. Elaborar una cuenta de resultados lo más atractiva posible. Es decir, no dejar las cosas como están en el momento de tomar la decisión. Hay que hacer un esfuerzo final por cobrar los pagos morosos, no frenar las negociaciones con el banco para posibles créditos o líneas de financiación, etc. Si todo eso está en marcha será mucho más fácil que los posibles compradores encuentren incentivos para finalizar el trato.

2. Opinión externa.Seamos realistas, a la hora de visitar un piso en venta todos hemos pensado: ” a ver este dónde me la quiere colar”. Lo mismo le va a ocurrir a quienes se interesan por un negocio. Por eso, además del plan de viabilidad interno es recomendable adjuntar una auditoría externa. Esto servirá también para ayudar a destacar en el documento de presentación los puntos más positivos del negocio, frente a los negativos que llevaron a tomar la decisión de venta.

3. Fijar un precio justo.Destacar los puntos positivos no significa ni engañar, ni sobrevalorar la empresa. Fijar un precio excesivamente alto puede alargar el proceso de venta de forma innecesaria, pero tampoco se trata de vender excesivamente barato. Para dar con la cantidad exacta no hay más que acudir al mercado, y hacer un estudio de los precios que se están fijando en transacciones similares.

4. Delegar la venta, si es necesario.En la mayoría de los casos, el propietario no suele ser la persona ideal para liderar el proceso de venta. A veces porque los sentimientos negativos se apoderan de él y, aunque no quiera, los transmite a los posibles compradores. Otras, porque simplemente las ventas no son su fuerte. En esos casos, conviene dejar la relación directa con los clientes en manos de un especialista, eso puede suponer un incremento del precio de venta de hasta un 20%, según los expertos. Eso sí, delegar esta tarea no significa desentenderse del proceso.

5. En este caso, el cliente no siempre tiene la razón. Hay que tener mucho cuidado con la información que demandan los posibles interesados en la compra del negocio, ya que podrían ser infiltrados de la competencia ávidos de enterarse de sus secretos.

6. Ofrecer opciones de pago. Finalmente, ser flexible en la metodología de pago es una de las mejores maneras de llegar a un acuerdo satisfactorio, sobre todo teniendo en cuenta el difícil acceso a la financiación en estos días. Diferir el pago en varios años, no sólo es una buen incentivo, también permite diferir los impuestos de la transacción, aunque demore mucho más el fin de la operación.

icex

ICEX-Next: financiación para la internacionalización de las pymes españolas

El pasado 25 de mayo se publicó en el BOE un nuevo paquete de ayudas que tiene como objetivo apoyar la internacionalización de las pymes españolas que no exportaban hasta ahora o lo habían hecho de manera ocasional. Las ayudas se canalizarán a través del programa ICEX-Next.

Los requisitos que deben cumplir las empresas para acceder son:

  1. Tener servicios o productos propios. Es decir, no habrá ayudas para intermediarios.
  2. Su negocio debe tener potencial exportador, pero en este momento esa actividad no puede superar el 30% de su facturación.
  3. Deben contar con personal en plantilla con el perfil y la capacidad suficiente para llevar a cabo las labores de internacionalización.

El apoyo del ICEX consistirá en asesoramiento personalizado, por parte de expertos, para diseñar un plan de internacionalización de las empresas, además de apoyar económicamente su puesta en marcha. El asesoramiento se completará a lo largo de un programa de 60 horas (30 de las cuales son obligatorias) y en las que se trabajarán en aspectos como:

– Apoyo estratégico para mejorar la competitividad internacional en el inicio del proceso exportador.

– Asesoramiento para el desarrollo y la consolidación de la red comercial en el mercado destino.

La ayuda económica estará destinada a cubrir los gastos de promoción para que las empresas puedan poner en marcha la estrategia de internacionalización planificada. La cuantía mínima de las ayudas será de 200.000 euros por empresa (con la excepción de las empresas que operen en el sector del transporte por carretera, donde la cuantía está topada en 100.000 euros).

Para acceder a las ayudas, las empresas interesadas debe preinscribirse en el programa a través de la página web del ICEX www.icex.es o en el teléfono 902 192 000.

Los criterios que más se valorarán a la hora de elegir a las empresas destinatarias de las ayudas serán:

– La calidad, solidez y viabilidad del modelo de negocio de la empresa. Así como la sostenibilidad futura del proyecto de exportación.

– Factores de competitividad diferenciales, de base tecnológica, intensivas en diseño, innovadoras y con fuerte capacidad de crecimiento internacional.

No podrán optar a estas ayudas, aquellas empresas que ya reciban subvenciones por conceptos similares y las que no estén al corriente de sus obligaciones tributarias; una situación que la compañía interesada debe acreditar con los correspondientes certificados oficiales.

bandera-china

Triunfar como los chinos en España está a tu alcance

Trabajar de sol a sol, no descansar nunca y olvidarse de las vacaciones. Esto es en lo primero que se piensa en el mundo de los negocios cuando se habla del triunfo de los chinos en España. Pero, sin despreciar la innegable dedicación al trabajo, el éxito empresarial de este colectivo responde a una pócima que poco tiene de secreto milenario custodiado a la orillas del río Yangtsé. Es más, se parece mucho a lo que los abuelos españoles podrían aconsejar hoy a sus nietos empresarios.

1. Dedicación y paciencia, el Mercedes llegará
De un tiempo a esta parte todo aquel que pensaba en hacerse empresario en España esperaba triunfar en pocos años. Sueldazo, cochazo y mansión han ido más de una vez por delante de los beneficios empresariales. Los chinos son más cautos. Por supuesto, que el Mercedes llega. De hecho es lo primero que compran, pero sólo cuando han conseguido pagar la inversión inicial. Si tienen que esperar cinco años a que el negocio dé beneficios, lo hacen cultivando la máxima austeridad. Nada de juergas y de vacaciones ni hablamos. Vamos, exactamente igual que hicieron los que ahora son abuelos cuando, allá por los años cuarenta, iniciaban sus negocios. Esos que no entienden el modo de vida de sus nietos que anteponen el disfrute personal a las necesidades del negocio. Del trabajar de sol a sol, mejor ni mencionarlo por si el abuelo sale con garrota llamándonos “mangantes”.

2. Bancos. Cuanto más lejos mejor
¿Pagar un 8% de intereses a cambio de dinero? Esto que ahora nos parece lo más normal de mundo era una aberración en la España de los años cuarenta e incluso en los cincuenta y sesenta del siglo pasado. Si alguien necesitaba dinero ahorraba todo lo posible y el resto se lo pedía a la familia que no le cobraba intereses. Exactamente eso es lo que hacen ahora los chinos. Pasar por un banco es el último de sus pensamientos. Familia, amigos o incluso las redes de compatriotas funcionan como sistema financiero alternativo. A cambio un férreo compromiso a devolver el dinero prestado por delante de cualquier otra cosa. No falta quién critique con saña la escasa transparencia de este sistema de préstamo.

3. Adaptación y Flexibilidad
Aunque a los habitantes del centro de la ciudad les parezca increíble, no todas las tiendas de alimentación regentadas por chinos están abiertas casi las 24 horas. Un paseo a las 11 de la noche por los barrios periféricos de cualquier ciudad, confirma una cosa: si no hay demanda ellos también echan el cierre. Porque nadie como ellos responde con mayor celeridad a las necesidades de sus clientes. Mundial a la vista: allí están sus tiendas llenas de banderitas rojigualdas. ¿Que triunfa el champú de caballo? No esperan a que lo demanden más de tres clientes para buscar proveedores.

4. Sentimientos, los justos. Si hay que cerrar se cierra
Esa adaptación también es envidiable a la hora de decidir cerrar el negocio. En esto, los abuelos españoles no estarían de acuerdo. Ellos que han luchado hasta el último momento con tal de salvar sus negocios difícilmente verán con buenos ojos la máxima que aplican los chinos. Si el negocio no consigue crecer un 20% durante los seis primeros meses se cierra.
Pero si todo va peor de lo esperado, ni esos seis meses se espera. Lo he comprobado en primera persona. Una tienda de alimentación que abrió justo la semana antes de la Navidad de 2011 enfrente de mi casa, cerró hace un mes.

exportar

Las claves para exportar con éxito

Si tienes una pyme es más que probable que te hayas planteado la exportación como una forma de hacer que tu negocio remonte el vuelo y siga creciendo… ¡Bien hecho!
Una vez tomada la decisión conviene que te pongas a trabajar para que ese sueño no se vaya por el desagüe de las ilusiones. Exportar es un buen negocio, pero nadie ha dicho que sea fácil. Para conseguirlo conviene que tengas en cuenta algunos pasos básicos:

1. Definir el destino

La elección de tu mercado de destino va a ser clave en el triunfo o fracaso de tu nueva aventura. Seguro que has leído miles de reportajes sobre el futuro del gran mercado chino o los millones de oportunidades que ofrece Brasil. Pero no te precipites. Antes de lanzarte a los mercados de moda, estudia tu producto y estudia en que mercados puede ser más atractivo. Nunca se sabe, a lo mejor uno de los considerados mercados maduros ofrece un nicho sin explotar que puede ser tu mina de oro. Busca documentación, empápate de estudios relacionados con tu sector de actividad. Eso será mucho más importante que las tendencias genéricas.

2. Analizar los gustos de ese mercado

Una vez definido el país, el siguiente paso es analizar los gustos y las costumbres de sus consumidores. Detalles tan, aparentemente, superficiales como la forma en que los consumidores reciben sus pedidos pueden ser claves a la hora de triunfar. Por ejemplo, ¿qué ocurre si el cliente no recibe un mail de aviso ante la llegada de producto? o ¿qué pasaría si el mensajero que lleva el pedido lo entrega a un vecino en caso de que el cliente final no esté en su casa? Son aspectos que dependen mucho de la cultura de país, mientras unos pueden considerarlo bien otros se lo pueden tomar francamente mal.

3. Analizar la competencia

Evitar ese tipo de inconvenientes innecesarios es fácil. Dedica un tiempo prudencial a analizar la forma de trabajo de las empresas que serán tu competencia en el país donde quieres aterrizar. ¿Qué hacen?, ¿cómo? Busca la manera en la que tú puedes mejorar todo ello.

4. Definir tu nuevo plan de comunicación

Con toda la información recabada seguro que ya has llegado a una conclusión: tu marca necesita una puesta al día. Debes redefinir la estrategia de comunicación para adaptarla a las necesidades del nuevo mercado. También es el momento de rediseñar la web para poder dar servicio a las demandas de tus nuevos potenciales clientes e implantar las innovaciones tecnológicas adecuadas que te permitan hacerlo. Necesitarás cambios de packaging e incluso en tus mensajes publicitarios. Define todo esto bien antes de lanzarte al nuevo mercado. Un error en la comunicación de tu oferta puede acabar con tu aventura internacional.

5. Plan financiero de exportación

Está claro que lanzarse a exportar no es gratis. Como todos los nuevos proyectos, este también conlleva un riesgo que entre otras cosas es económico. Antes de lanzarte debes diseñar un plan de exportación que incluya todas las acciones comentadas y además un presupuesto financiero. Piensa en una puesta en marcha que te lleve no menos de seis meses. Gran parte del esfuerzo económico debes dedicarlo a lo que podrían denominarse “catas” del producto.

6. Tantear el mercado antes de lanzarte definitivamente

Esas catas en realidad son visitas al país elegido para conocer de primera mano tu nuevo mercado. La mejor manera de hacerlas es a través de las misiones comerciales que organizan instituciones públicas como el Instituto de Comercio Exterior. De esta forma podrás asistir a ferias, tener encuentros con futuros proveedores o clientes e incluso, si a hay suerte, cerrar los primeros contratos para aterrizar con mayor seguridad.

open talent

BBVA inaugura la cuarta edición de Open Talent

BBVA ha dado el pistoletazo de salida a la cuarta edición de su concurso para emprendedores Opent Talent, que patrocina junto a la Red Innova. El objetivo de esta iniciativa es dar visibilidad al mayor número de proyectos posible relacionados con el emprendimiento, la tecnología, los negocios y, por supuesto, Internet. Además, de impulsar económicamente a los mejor valorados.

Para quienes no estén familiarizados con el proyecto por anteriores convocatorias, el Open Talent es un escaparate virtual en la que empresas de pequeña dimensión pueden exhibirse durante el periodo de búsqueda de apoyos. Y que sirve, además de para animar a amigos y familiares a apoyar tu proyecto, para que un público desconocido, pero muy interesado en la innovación tecnología, pueda descubrir tu empresa. Por su puesto también tiene gancho económico: nada menos que 100.000 euros para los proyectos ganadores.

Para poder participar hay que cumplir unos requisitos básicos: que la empresa no supere los dos años de vida y que esté desarrollando proyectos innovadores siempre relacionados con la tecnología. A diferencia de otros años, los interesados podrán inscribirse en dos categorías: “Innovación y Tecnología”, por un lado, y “Servicios financieros”, por otro. Este año habrá dos ganadores y por tanto dos empresas que puedan disfrutar de los 100.000 en ayudas.

Eso sí, el premio no es un cheque a fondo perdido. Se establece a través de la colaboración con el Grupo BBVA que se podrá materializar de tres formas:

– Puesta en marcha de un proyecto conjunto con la entidad financiera.

– Actividades de promoción del proyecto.

– Inversión y participación de BBVA en el capital de la empresa.

Si la idea te atrae, debes armarte de una gran paciencia para rellenar el arduo y exhaustivo formulario de inscripción. Pero como ellos mismos explican en las bases, “el jurado y los usuarios deben hacerse una idea detallada de cada proyecto”. Un consejo: antes de entregarlo intenta que lo lea alguien ajeno a tu empresa. Es posible que tu trabajo diario te haga dar por supuestas cosas que, para quienes no conocen tu empresa o tu proyecto, no lo son tanto. Así que cuanto mejor lo expliques seguro que conseguirás más apoyos. Cada proyecto sólo puede optar a una categoría.

En Innovación y Tecnología se aceptarán aquellos relacionados con:

• Sociedad (salud, educación, trabajo, viajes, turismo, Smart cities…).
• Plataforma tecnológica (seguridad aplicaciones móviles, cloud computing, hardware y software…).
• E-business, e-commerce.
• Gaming y multimedia.
• Redes sociales y web 2.0.

La categoría de “Servicios Financieros” está pensada para proyectos “orientados al desarrollo de nuevos modelos de negocio o nuevos modelos de servicio al cliente en áreas como medios de pago, servicios financieros móviles, bancarización en mercados emergentes, explotación de la información transaccional, monedas virtuales en redes sociales”, según consta en la información oficial.

Una vez definido tu territorio, tomate tú tiempo para preparar la presentación que vas a colgar en la web de Open Talend. El plazo de presentación finaliza el 29 de abril. Serás informado por email si tu candidatura es o no aceptada. En caso positivo, a partir de ese día comienza el período de votaciones on line que durará hasta el 15 de mayo. Será la hora de movilizar toda tu artillería en redes sociales. Amigos, tíos, primos, abuelos, tu portero y hasta tu recién nacido sobrino pueden votar. Las votaciones on line tiene un peso del 10% en la nota final.

Luego le toca el turno al jurado, que se lo tomará con calma (o no tanto considerando el elevado número de empresas que tiene que analizar) y dedicará algo más de medio mes, hasta el 7 de junio, para valorar los proyectos más votados por los internautas y elegir los 20 mejores.

Si estás entre ellos, lo sabrás a partir del 8 de junio y tendrás que hacer una presentación de tu empresa en la conferencia anual que la Red Innova realizará en Madrid el 14 y 15 de junio. Allí se conocerá al ganador de cada categoría. ¡Suerte!

EU

El programa europeo COSME, 2.500 millones para ayudar a las pymes

Se llama COSME y viene con 2.500 millones de euros bajo el brazo y con un objetivo principal: responder financieramente a los problemas de las micro, pequeñas y medianas empresas. Así presentó el pasado viernes en Madrid la Comisión Europea su nueva iniciativa para estimular la actividad empresarial.

Aunque los bombos y los platillos de la propuesta tal vez deberían ser algo más atenuados teniendo en cuenta que la dotación financiera, esos 2.500 millones, se van a repartir en un periodo de seis años y que no comenzarán a distribuirse hasta 2014. Es decir, el aclamado COSME estará operativo entre 2014 y 2020.
En cualquier caso, conviene no perder de vista este programa que prevé facilitar modificaciones legislativas para favorecer desde el acceso a las garantías de crédito hasta el desarrollo de instrumentos específicos de capital riesgo.

Otro de los puntos fuertes de esta iniciativa europea se centra en potenciar la internacionalización de las pequeñas empresas. Está previsto el desarrollo de una potente asesoría en torno a los mercados emergentes. Las empresas europeas podrán contar con servicios de información general, asesoramiento para el acceso a la financiación, búsqueda de socios comerciales, documentación y gestión sobre los derechos de propiedad intelectual etc. Y todo ello, irá acompañado de un esfuerzo especial por parte de las autoridades europeas para aligerar la carga burocrática de todas estas gestiones con una simplificación de reglas y procedimientos. El director general de Empresa e Industria de la Comisión Europea, Daniel Calleja, aseguró el pasado viernes en la presentación del programa que “las medidas de COSME persiguen mejorar el entorno reglamentario de las empresas y ofrecer un apoyo específico a las pymes para que puedan afrontar los principales retos con los que se encuentran: el acceso al crédito y a la internalización”.

Esta iniciativa europea coincide con las demandas presentadas en el estudio “Pequeña y Mediana Empresa: impacto y retos de la crisis en su financiación”, hecho público también el pasado viernes por la Fundación de Estudios Financieros en presencia del propio Daniel Calleja.

Entre las principales conclusiones, la organización presidida por Juan Carlos Ureta, reclama que las autoridades públicas desarrollen “al máximo “las alternativas de financiación con que cuentan las pymes. “No se trataría tanto de sustituir la que es su principal fuente, la financiación bancaria, sino de ampliar sus posibilidades, especialmente en circunstancias difíciles, como las actuales”, aseguran los expertos que han elaborado el documento.

Sus propuestas, están en línea con lo que asegura ofrecer COSME, y van desde la creación de un código de buenas prácticas internacionales, la colaboración publico privada para crear plataformas de financiación internacionales especiales para pymes, hasta la demanda de incentivos fiscales o deducciones para aquellos capitales que apuesten directamente por la inversión en pymes.

bolsas_dinero

Trucos para que el capital riesgo se fije en tu pyme

Si la palabra capital te suena cada día más a sueño imposible y el riesgo lo dejaste aparcado en tus últimas vacaciones en la montaña, quizá sea un buen momento para reconciliarte con conceptos y ponerlos al servicio del futuro de tu empresa.
A través de las empresas de capital riesgo puedes encontrar una nueva fuente de financiación, ahora que los bancos son tan reacios a facilitar préstamos. No importa la facturación de la pyme ni el sector, hay capitales riesgo especializados en todos los segmentos de inversión y en todos los sectores. La clave es encontrar el que más se adapte al perfil de tu empresa.
Conviene tener presente que en la mayoría de los casos dar acceso a una de estas empresas implica, además de la inyección de liquidez, un asesoramiento personalizado de expertos en su sector de actividad y sobre todo en la gestión empresarial. El punto negativo es que para algunas empresas pequeñas esta irrupción en la gestión puede verse como una pérdida de las riendas del negocio que no todo el mundo está dispuesto a asumir.
¿Cómo funciona una capital riesgo?
El sistema de funcionamiento de las empresas de capital riesgo comienza por, lo que en la jerga del sector se denomina, “levantamiento de fondos”. Es decir, captar dinero normalmente de grandes fortunas interesadas en diversificar sus inversiones. El siguiente paso es buscar negocios suficientemente atractivos en los que invertir y, pasados unos años, salir del accionariado con unos aceptables beneficios. Porque si algo hay que tener claro, es que el matrimonio entre una pyme y una empresa de capital riesgo es cualquier cosa menos “para toda la vida”.
En un principio, esa tarea de rastreo de empresas en las que invertir es labor del capital, pero si una pyme tiene claro que este puede ser un buen estimulador para el futuro de su empresa puede “vestirse de gala” para atraer sus miradas en la “fiesta de solteros”.
“Las empresas de capital riesgo estamos encantadas de recibir a potenciales clientes”, aseguraba José Morán, director de inversiones de Ahorro Corporación Desarrollo, en la pasada edición del salón Mi Empresa celebrada en Madrid. Aunque, como para todos, los últimos años están siendo complicados para el sector “siempre hay ganas para buenos proyectos”, comentan los expertos. ¿Pero que es un buen proyecto para el capital riesgo? O dicho de otra forma ¿Si quieres atraerlos, qué traje has de vestir?


Pasos para seducir a una capital riesgo

En primer lugar, hay que facilitarles el trabajo y presentarles una Due Diligence (informe sobre la situación financiera real de la empresa). Nada de ocultar los problemas: ni de falta de fondos, ni de gestión u organización. De hecho, ese es uno de los retos que les invitará a entrar en el capital, la posibilidad de reflotar la empresa.
Además, hay que dibujar su camino de salida. Hacerles ver que una vez superados esos problemas, el futuro de la empresa es atractivo y su inversión se habrá revalorizado.
Y ese futuro sin excepción debe tener un enfoque internacional. También tiene mucho “sex appeal” la situación de sector. Si la competencia está pasando por un mal momento, el capital riesgo puede ver en los procesos de concentración y compras una buena fórmula de crecimiento futuro que será la clave para decidirse a invertir.
Finalmente, está una buena presentación del equipo directivo. ¿Se puede reforzar? ¿Cambiar? En ese caso, la suya puede ser una buena “compañera” de futuro. Eso sí, recuerde será una historia intensa, pero con final. Si éste es feliz o no, dependerá de ambos.

plan-de-exportacion

Creado un grupo interministerial para apoyar a las empresas en su salida al exterior

plan-de-exportacionEl Gobierno ha creado el denominado Grupo de Trabajo Interministerial sobre Apoyo a la Internacionalización de la Empresa Española cuyo fin será reequilibrar la balanza exterior y fomentar las exportaciones. Se trata de un órgano colegiado adscrito al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio (www.mityc.es), a través de la Secretaría de Estado de Comercio Exterior, y que actuará como foro de estrecha cooperación entre los Departamentos Ministeriales con intereses en materia de internacionalización en los ámbitos de su competencia. De esta manera, se aunarán diferentes esfuerzos para así apoyar la salida al exterior de las empresas españolas a la par que se focalizarán mejor las actuaciones conjuntas en busca de la mayor eficacia posible.

1. Estructura.

Integrado por un presidente (Secretario de Estado de Comercio Exterior), un vicepresidente (titular de la vicepresidencia ejecutiva del ICEX) y un número de vocales en representación de cada uno de los Ministerios proponentes y de la Oficina Económica del Presidente del Gobierno, así como la Consejera Delegada de la Sociedad Estatal Invest in Spain, sus funciones serán las siguientes:

-Promover la coordinación de las actuaciones en materia de internacionalización de los diversos departamentos ministeriales y organismos.

-Analizar e intercambiar información sobre propuestas y planes coordinados de actuación en materia de internacionalización, así como mantener información actualizada de la evolución de las acciones conjuntas.

-Analizar e intercambiar información sobre propuestas o proyectos con repercusión en la internacionalización que tengan previsto realizar los  diversos departamentos.

-Puesta en común de información y de las actuaciones emprendidas por los distintos departamentos.

2. Mayor eficacia.

El objetivo que se persigue con la creación de este grupo es mejorar la eficacia en la política de apoyo a la internacionalización, que será mayor cuanto más grande sea la coordinación entre todas las entidades relacionadas. Por ello, el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, a través de la Secretaría de Estado de Comercio Exterior, ha venido impulsando en los últimos años una mayor interlocución sobre estas cuestiones.

Por una parte, y bajo la premisa de intensificar la ya tradicional interlocución con el sector privado, se crearon dos nuevos foros: por un lado, el Observatorio de la Internacionalización, dedicado al análisis de las tendencias actuales del sector exterior español junto con empresas, sindicatos y universidad; y, por otro, la Comisión Consultiva de Negociaciones Comerciales Internacionales, relativa a la orientación e impacto de la política comercial común de la Unión Europea. Ambos grupos están ya en marcha.

Por otra parte, y a nivel territorial, hace cinco años se constituyo el Consejo Interterritorial de Internacionalización, para mejorar la colaboración entre todas las entidades dedicadas al apoyo a las empresas para su internacionalización: Secretaría de Estado de Comercio Exterior, CCAA, Cámaras y CEOE. En su reunión extraordinaria diciembre se decidió por consenso poner en marcha un Plan Integrado de Refuerzo de las Exportaciones y Atracción de las Inversiones Extranjeras.

estrategia-e-internacionalizacion

Sectores estratégicos para la internacionalización

“Se entenderá que una operación o proyecto es de interés para la internacionalización cuando tenga un impacto positivo en las empresas, bien porque conlleve la exportación directa de bienes y servicios, bien porque el proyecto reúna determinadas características que hagan que su ejecución revierta en beneficios claros para las empresas”. La cita corresponde al reglamento del FIEM (Fondo para la Internacionalización de la Empresa), en concreto a su artículo 12, apartado 1, elaborado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio (www.mityc.es). Pero, ¿qué sectores se pueden considerar estratégicos de cara a la internacionalización?

1. Alto valor añadido

Según el citado artículo, “se considerará  el impulso de la marca, la transferencia de tecnología, la contribución del proyecto a la mejora de la productividad de las inversiones en el exterior, la adquisición de créditos de carbono, la fabricación de equipos suministrados por filiales españolas en terceros países y la vinculación de la operación con contratos de concesión para la prestación de servicios que conlleven la inversión de empresas españolas en el exterior”. Es decir, sectores de alto valor añadido y componente tecnológico que favorezcan la transferencia e implantación de tecnología en el exterior, por una parte y, por otra, aquellos sectores que podemos calificar con el sobrenombre de Kyoto, incluyendo la generación de unidades negociables en los mercados de carbono, tales como derechos de compra de emisiones de dióxido de carbono o similares.

2. Energía

También se consideran sectores estratégicos aquellos con mayor vocación de internacionalización y mayor arrastre horizontal y vertical para la economía española. Dicho de otra manera, y en el campo energético, aquellos proyectos llave en mano, especialmente de energías renovables. También sectores relacionados con el medio ambiente, sobre todo aquellos que tengan que ver con el agua y el tratamiento de residuos sólidos, los bienes de equipo con alto componente tecnológico español, servicios de ingeniería y arquitectura, y tecnologías de la información y la comunicación (telecomunicaciones, satélites, sistemas de información y de gestión…). Asimismo tiene cabido el mundo del transporte, en particular lo relacionado con el sector ferroviario, metros, aeropuertos, infraestructuras portuarias y servicios de gestión, y las infraestructuras, particularmente cuando el contratista principal sea una empresa española.