Entradas

PREMIO LA CAIXA

La Caixa convoca la 6ª edición del Premio Emprendedor XXI

Se abre la veda. El Premio Emprendedor XXI arranca su sexta edición hoy mismo, 20 de marzo, para ofrecer a pymes jóvenes y emprendedores la posibilidad de hacerse con el respaldo económico que necesitan para impulsar sus proyectos. Nada menos que 100.000 euros para el premio principal, que ganará la empresa “más innovadora de España”.

Además de este suculento galardón, otros 41 empresarios se pueden beneficiar del programa impulsado por La Caixa, la Empresa de Innovación pública (Enisa) y otras 40 entidades más. Y es que, además de premio económico, el Premio Emprendedor XXI ofrece apoyo formativo con la posibilidad de asistir a clases en las escuelas de negocio más importantes del mundo e incluso colaborar con proyectos tecnológicos en el afamado Silicon Valley californiano.

¿Quién puede participar?

En esta ocasión, pueden participar dos categorías de empresarios: emprendedores en fases iniciales (para optar por el premio “Emprendes XXI”) y empresas consolidadas que tangan más de dos años de vida y gran potencial de crecimiento (para hacerse con el galardón “Creces XXI”).

¿Qué hay que hacer para participar?

En el caso de Emprendes XXI, las empresas que deseen participar tendrán hasta el 9 de mayo para presentar un plan de negocio que demuestre la motivación del emprendedor y su capacidad para avanzar durante las primeras fases de su aventura empresarial.

Este premio consta de una primera vuelta autonómica en la que se anunciará el nombre de los 17 ganadores (en mayo-junio), quienes obtendrán un premio de 5.000 euros y la participación en dos experiencias de formación y “networking” internacional: la asistencia al curso Ignite Fast Track, impartido por la Universidad de Cambridge, y el puente tecnológico a Silicon Valley, donde podrán conocer de primera mano algunas de las empresas líderes mundiales en innovación.

Además, estas 17 empresas seleccionadas en la fase autonómica competirán por el galardón estatal, dotado con 20.000 euros, que se dará a conocer en octubre en la gala oficial de entrega de las dos categorías del Premio Emprendedor XXI.

Por otra parte, Crece sXXI propone a las empresas interesadas presentar hasta el 30 de mayo información sobre su trayectoria empresarial, sus resultados, un ambicioso plan de crecimiento y un equipo con alta capacidad de gestión para aplicarlo y ejecutarlo.

En este caso, la elección del ganador cuenta con una única vuelta estatal. Para elegir a la empresa más innovadora se realizará una preselección de 25 compañías que serán premiadas con una beca para el Executive Growth Program, curso diseñado e impartido adhoc por IESE y ESADE para empresas en crecimiento. Entre las 25 citadas, 6 serán finalistas y optarán a los premios económicos de mayor dotación: 100.000 euros para el ganador, 40.000 euros para el segundo clasificado y 25.000 para el tercero. El fallo del premio está previsto para octubre de 2012.

Novedad: un premio para empresas con mayor impacto social

Una de las principales novedades de la edición 2012 del Premio Emprendedor XXI tiene que ver con el programa de obra social de La Caixa. En este sentido, la entidad financiera catalana otorgará dos accésits (uno de 5.000 euros para la categoría de Emprendes XXI y otro de 25.000 euros para Creces XXI) con el objetivo de reconocer el trabajo de empresas innovadoras que además generan un impacto positivo en la sociedad y/o aportan soluciones rentables y sostenibles a un problema social concreto.

Los premiados en esta categoría se elegirán entre los 17 ganadores autonómicos (en el caso de Emprendes XXI) y entre los 25 seleccionados que participarán en el Executive Growth Program (en el caso de CrecesXXI).

extra-extra

La comunicación con los medios también es cosa de pymes

“¿Me podría poner con el responsable de comunicación de su empresa o algún portavoz para tratar con los medios?” Si ante esta pregunta le invade el pánico, le entran sudores fríos y lo único que se le pasa por la cabeza es colgar el teléfono lo antes posible, está claro: tiene un problema de comunicación en su compañía. Pero no hay duda, colgar es la peor opción.

En muchos casos, los pequeños empresarios piensan que su tamaño les hace invisibles a la prensa y que eso de salir en los papeles es para jugadores de otra liga. Además, tienen claro que su escueta estructura laboral no les permite darse el lujo de tener ese “responsable de comunicación” que le demandan al otro lado del teléfono. Pero ninguna de estas dos premisas es cierta.

Cada día, los diarios y las revistas de información económica están más interesados en contar historias de pymes que destaquen por algún motivo o en recabar la opinión de este ámbito empresarial para contrastar las arrolladoras “verdades inmutables” que venden las grandes corporaciones.

Tener un responsable de comunicación no significa hacer un contrato específico a una persona destinada a ese fin, ni mucho menos. Sólo significa que la empresa debe tener definido, de antemano, quién será el interlocutor más adecuado para relacionarse con los periodistas en caso de que sea necesario. Cuando la empresa es muy pequeña, lo más aconsejable es que sea el propio emprendedor quien asuma esa tarea. Él es quien mejor conoce el negocio y probablemente también sea quien tiene más claro los pasos a seguir del mismo. Además, podrá transmitir al periodista toda la pasión con la que lleva las riendas del mismo, lo cual favorecerá mucho la imagen que el profesional de la comunicación pueda formase.

A veces, el emprendedor es terriblemente tímido y enfrentarse a una entrevista, por fácil que sea, le supone un trauma incluso físico. En ese caso, y para evitar una mala transmisión de la información o dar la sensación de falta de credibilidad, lo ideal es que delegue en otro socio o compañero más locuaz.

Tras elegir a la persona adecuada también es aconsejable dedicar algo de tiempo a definir un discurso consensuado de qué se quiere comunicar. Será clave elaborar un pequeño dossier con la historia de la compañía, los hitos de su evolución y las líneas generales de los objetivos futuros. Y sí, hay que incluir la información económica, sobre todo si ésta está presentada en el registro mercantil y, por lo tanto, es pública y accesible al periodista por esa vía. Ofrecer la cifra de facturación de la compañía no es dar ninguna pista para el enemigo, si realmente hay enemigo este ya sabrá donde acceder a ella. Negándosela al periodista sólo conseguimos ponerle en nuestra contra, y lo que es peor negar la información no asegura que esta no va a salir publicada.

Por último, si lo que le demanda es una opinión, no dude en ofrecerla. Así su nombre y, sobre todo, el de su empresa empezará a sonar en los papeles y tendrá un paso dado para cuando se plantee, en el futuro, una estrategia de comunicación.

Wil

Hacer de nuestra pyme una empresa global: más fácil de lo que parece

Pyme y mercado global, es la combinación de moda en las presentaciones y conferencias que se están dando estos días en los diversos eventos que se organizan para las pequeñas empresas por toda la geografía española. Cesce, organismos de fomento a la exportación y escuelas de negocio entre otros están desarrollando una intensa actividad en pro de la internacionalización. Y las conclusiones son unánimes: todos los expertos señalan que la salida al exterior es la única posible para sacar de la crisis a las pymes españolas.

Sin embargo, el número de pequeños emprendedores que encaran el proceso de internacionalización de su negocio es todavía insuficiente. Según Ana Morato, directora general de la Fundación OPTI, solo una quinta parte de las pymes europeas exporta, y solo un 3% tiene establecimientos (filiales, sucursales o empresas conjuntas) en el extranjero. Pero las cifras en España son aún más bajas, y de hecho, un porcentaje importante de empresas, ni siquiera se ha planteado la internacionalización, a pesar de los estudios que relacionan la salida al exterior directamente con el aumento de la rentabilidad, el crecimiento y la viabilidad a largo plazo.

Dos de cada tres pymes mejoran ventas con su página web

A esta reflexión podemos añadir las conclusiones de Boston Consulting Group en su informe “España cONecta – Cómo transforma Internet la economía española”, publicado el pasado abril. Según la firma americana, el papel de las pymes es fundamental, al aportar el 65% del PIB español. Sin embargo, las pymes tienen una imperiosa necesidad de modernización si quiere aumentar la competitividad y “competir sin barreras físicas ni de horarios en un mundo cada vez más globalizado”. Los datos que ilustran la escasa presencia de la pyme española en Internet y las ventajas de tener una página web son los siguientes:

  • sólo el 24% de las pymes de menos de 10 empleados cuenta con una página web.
  • sólo el 7% de ellas vende online.
  • un 67% de las pymes españolas que incorporan Internet a su actividad experimentan una mejora de su productividad.
  • un 67% también reconoce que consigue una extensión de sus ventas a otras geografías.En parte, esta escasa presencia de las pymes españolas en el comercio exterior se debe a una actitud mental del empresario, que directamente se ve incapaz de abordar la aventura exterior y relaciona internet con nuevos gastos, no exentos de importancia para su pequeño tañamo. Precisamente, estos días ha tenido un importante eco en las redes sociales y en los foros de exportación el post de Rodolfo Carpintier, presidente de DAD (Digital Assets Deployment): “Soy una PYME. Fabrico y vendo marcos para cuadros”. Difícilmente se puede explicar con menos palabras y con más claridad cómo abordar un proceso de internacionalización no es un problema tanto de tamaño como de mentalidad empresarial.Las claves para ser una pequeña empresa global

    ¿Cuáles son las claves para emprender este proceso en una pequeña empresa con 12 empleados y una menguante facturación de 550.000 euros? Si analizamos el post de Carpintier podemos sacar las siguientes recomendaciones de cara a poner en marcha un plan de globalización de nuestra pyme:

  • Dejar que entre savia nueva en las empresas familiares.
  • Adaptar la web de la empresa al entorno internacional.
  • Utilizar las redes sociales para conocer los nuevos mercados.
  • Trasladar los conocimientos adquiridos en las redes sociales a nuestra tienda on-line.
  • Definir las pautas para que la distribución global sea rentable.
  • Buscar nuevos centros de producción en países más competitivos.Sin embargo, no se puede tomar el ejemplo de Carpintier como la “receta mágica para exportar”. El camino a la internacionalización de las pymes españolas requiere de un importante esfuerzo por parte de los emprendedores y, además, una, no menos importante, ayuda por parte de los organismos e instituciones. A las acciones de difusión de la cultura exportadora tradicionales se deben añadir las recomendaciones que ha realizado recientemente la Fundación OPTI en el estudio “Oportunidades Tecnológicas e Industriales para el Desarrollo de la Economía Española” para el Ministerio de Industria y Energía:
  • Formación de consorcios de exportación liderados por grandes empresas que integren a Pymes con desarrollos y soluciones competitivas.
  • Incrementar la cooperación entre empresas y la formación de alianzas estratégicas para alcanzar la masa crítica que permita la supervivencia de diversas pymes, incluso entre competidores en el mercado nacional.
  • Apoyo institucional a la internacionalización y exportación del conocimiento.
  • Aprovechar la buena imagen de país y la capacidad de adaptación al entorno de las pymes españolas.
marketing-digital

Cómo beneficiarnos del marketing digital

Pocas cosas son buenas o malas en sí mismas. Todo depende de cómo se utilicen. Es lo que sucede con las nuevas tecnologías, que pueden terminar esclavizándonos si no sabemos utilizarlas correctamente o convirtiéndose en herramientas imprescindibles para aumentar la rentabilidad de nuestro negocio.

La internacionalización de una pyme puede ser una cuestión voluntaria y planificada o más o menos forzada, si la búsqueda de mercados o la mejora de resultados se hacen acuciantes. Pero, en cualquier caso, en ese camino el uso de las nuevas tecnologías se ha convertido en un elemento imprescindible. Además, según nos vamos familiarizando con ellas aumentan su cercanía y accesibilidad, lo que incrementa su capacidad de ayuda para conseguir llegar a mercados que antes ni nos planteábamos.

En este proceso, el marketing digital tiene cada vez más importancia, siempre que definamos una estrategia correcta que nos ayude a obtener el máximo rendimiento de su aplicación. Hay que tener siempre en cuenta que solo lograremos este máximo rendimiento si contamos con un conocimiento previo de las herramientas más eficaces y si realizamos una detallada planificación de cómo utilizarlas. El experto Juan Merodio nos ofrece algunos consejos básicos en esta materia.

Creación de una web adaptada al país destino

Es importante tener en cuenta que cada país es un mercado distinto y, como tal, hay que adaptarse a él. Eso incluye la web, por lo que es necesario analizar cómo son éstas en ese lugar. Por ejemplo, en países árabes el hecho de que se escriba en sentido contrario al nuestro influye en la usabilidad de las webs.

Servidor… clave de un buen posicionamiento

Es importante elegir una empresa de ‘hosting’ que esté en el país de destino para alojar la web, ya que es uno de los factores influyentes a efectos de posicionamiento en los buscadores.

Posicionamiento en buscadores (SEO y SEM)

Los buscadores son las principales fuentes de entrada de tráfico hacia una web, por lo que hay que analizar cuáles son los más usados y definir un plan basado tanto en la parte del posicionamiento natural (SEO) como en el posicionamiento de pago (SEM)

Comunicación  a través de redes Sociales

Las redes sociales juegan un papel fundamental para asentar una empresa en el país en el que se quiere implantar, por lo que se deben tener en cuenta qué redes sociales son las más influyentes y crear un ‘Social Media Plan’ que ayude a generar ‘branding’, contactos cualificados y recomendaciones de los propios clientes.

Analítica web: mide para mejorar

¿Están funcionando todas las acciones que realizamos? Este paso es fundamental para analizar la rentabilidad de nuestra inversión y utilizar todos los datos que nos dé para tomar decisiones acertadas en el desarrollo de la empresa.

Niveles de internacionalización

Cómo conseguir los últimos niveles de internacionalización

Niveles de internacionalizaciónEn un post anterior, señalábamos los cinco primeros grados de internacionalización que puede conseguir una empresa. A continuación, se explica cómo la compañía puede seguir profundizando en esta estrategia de apertura a nuevos mercados. La consultora Ana Fernández-Arbizu nos explica los últimos niveles que es posible alcanzar.

1. Nivel de Implantación:

La empresa inicia la exportación de su servicio a un mercado determinado, en forma directa uno o más clientes de acuerdo con sus planes estratégicos.

Ha minimizado los riesgos inherentes a la implantación.

Actúa bajo la supervisión y es asesorado por expertos en comercio internacional.

2. Nivel de Reafirmación de la Internacionalización:

La empresa presta sus servicios de forma regular y sostenible, domina la nueva situación y trabaja activamente en estrategias de mejora continua.

Tiene una estrecha relación comercial y comunicación con sus clientes internacionales, tiene definida una política de servicio al cliente y busca nuevos clientes y nuevos mercados.

Los ingresos del exterior representan entre el 5% y el 15% del total de la empresa y están asegurados contra los riesgos comerciales, políticos y extraordinarios.

3. Nivel de Nuevos Mercados:

La empresa evalúa estrategias de crecimiento y diversificación de operaciones con servicios de alta calidad certificados internacionalmente.

Está certificada internacionalmente, incluso en áreas ambientales y de desarrollo sostenible, y ha definido estrategias de posicionamiento de nombre y marca internacional.

Los ingresos del exterior representan más de 25% del total de la empresa.

4. Nivel de Empresa Internacional:

La empresa tiene filiales o agencias en sus mercados más importantes y es considerada como una empresa internacional, pero mantiene el control de las operaciones desde la casa matriz.

Los ingresos del exterior representan más del 50% del total de la empresa.

5. Nivel de Empresa Multinacional:

La empresa domina la situación nacional e internacional y tiene operaciones globales.

Sus servicios tienen un alto grado de posicionamiento y su nombre y marcas comerciales, un alto grado de aceptación.

Es considerada como una empresa multinacional. Y su grado de internacionalización es total.

globo

Cómo conseguir los últimos niveles de internacionalización (II)

En un post anterior, señalábamos los cinco primeros grados de internacionalización que puede conseguir una empresa. A continuación, se explica cómo la compañía puede seguir profundizando en esta estrategia de apertura a nuevos mercados. La consultora Ana Fernández-Arbizu nos explica los últimos niveles que es posible alcanzar.

1. Nivel de Implantación:

La empresa inicia la exportación de su servicio a un mercado determinado, en forma directa uno o más clientes de acuerdo con sus planes estratégicos.

Ha minimizado los riesgos inherentes a la implantación.

Actúa bajo la supervisión y es asesorado por expertos en comercio internacional.

2. Nivel de Reafirmación de la Internacionalización:

La empresa presta sus servicios de forma regular y sostenible, domina la nueva situación y trabaja activamente en estrategias de mejora continua.

Tiene una estrecha relación comercial y comunicación con sus clientes internacionales, tiene definida una política de servicio al cliente y busca nuevos clientes y nuevos mercados.

Los ingresos del exterior representan entre el 5% y el 15% del total de la empresa y están asegurados contra los riesgos comerciales, políticos y extraordinarios.

3. Nivel de Nuevos Mercados:

La empresa evalúa estrategias de crecimiento y diversificación de operaciones con servicios de alta calidad certificados internacionalmente.

Está certificada internacionalmente, incluso en áreas ambientales y de desarrollo sostenible, y ha definido estrategias de posicionamiento de nombre y marca internacional.

Los ingresos del exterior representan más de 25% del total de la empresa.

4. Nivel de Empresa Internacional:

La empresa tiene filiales o agencias en sus mercados más importantes y es considerada como una empresa internacional, pero mantiene el control de las operaciones desde la casa matriz.

Los ingresos del exterior representan más del 50% del total de la empresa.

5. Nivel de Empresa Multinacional:

La empresa domina la situación nacional e internacional y tiene operaciones globales.
Sus servicios tienen un alto grado de posicionamiento y su nombre y marcas comerciales, un alto grado de aceptación.

Es considerada como una empresa multinacional. Y su grado de internacionalización es total.

web-exportar

Es hora de mejorar la gestión de la web 2.0.


Un estudio realizado por el IESE y otras escuelas de negocio sobre las aplicaciones de comunicación social y web 2.0 en las empresas muestra que cada vez es más necesario emplear un  mayor número de recursos de gestión y tecnológicos para sacar partido de estas nuevas tecnologías.

Facebook. Twitter, blogs… Cada vez más empresas se apuntan al fenómeno de las redes sociales y las herramientas 2.0. Según un estudio encargado por Cisco y realizado por el IESE, el E. Philip Saunders College of Business del Rochester Institute of Technology (Nueva York) y la Henley Business School (Reino Unido), el 75% de las empresas entrevistadas utilizan las redes sociales, como Facebook o Twitter, como principales herramientas comerciales de comunicación social. Un 50% utilizan también los blogs.

Pero, ¿para qué utilizarlas? Estas herramientas se han convertido ya en una parte esencial de las iniciativas de marketing y comunicación, “que han comprendido y aceptado que las comunicaciones han dejado de ser “emitidas” a convertirse en “conversacionales” o interacciones enriquecidas”, como indica el estudio. Además, se han extendido hacia otras áreas como recursos humanos, relaciones institucionales o los departamentos de atención al cliente.

Las redes sociales y los blogs ayudan a las empresas a conectar su negocio con el mundo exterior. “Si proporcionan experiencias dinámicas e información adecuada a sus clientes, las empresas pueden llegar a establecer nuevas entradas al mercado, estrechar lazos con los consumidores y reforzar el reconocimiento de marca”, asegura el informe del IESE.

Si bien algunas pequeñas y medianas empresas emplean de forma activa las redes sociales para generar contactos, son las grandes empresas las que aprovechan más estas oportunidades de crecimiento.

 

Sin políticas

 

Sin embargo, que se utilicen no quiere decir que esté totalmente establecido. El estudio revela que el uso de estas herramientas por parte de las empresas aún está en pañales. A menudo pasan por alto las implicaciones empresariales de las redes sociales y sólo una de cada siete empresas entrevistadas ha formalizado su uso. Sólo uno de cada cinco participantes identificó políticas establecidas sobre el uso de redes sociales en la empresa. ¿El problema? Las empresas aún no saben qué departamento o área es el encargado de las redes sociales, lo que hace muy complicado controlar y gestionar estas iniciativas.

 

¿Por qué no empezar ya?

 

Sin embargo, la visión de que las redes sociales y las herramientas 2.0. van a ir ganando terreno es generalizada. Por tanto, en el futuro, será muy importante la forma en que las organizaciones adopten e integren estas herramientas dentro del ámbito de las tecnologías de la información de su empresa. Entonces, ¿por qué no empezar ya?

Para Evgeny Káganer, director del estudio y profesor visitante de Sistemas de Información del IESE, “el estudio demuestra que se subestima el poder e influencia de las redes sociales sobre las empresas. Además, pone de relieve la transformación que las empresas deben llevar a cabo, no sólo para protegerse, sino para fomentar y beneficiarse de la colaboración que proporcionan estas redes y herramientas sociales”.

Y concluye advirtiendo que “no se puede ignorar el uso e influencia en aumento de las herramientas de redes sociales y de Web 2.0. De lo contrario, las organizaciones se arriesgan a hacer un mal uso de ellas, y a hacer pública una información que representaría de forma incorrecta a la empresa”.

ecommerce

Bienvenidos al f-commerce


Son 500 millones de personas que utilizan Facebook para comunicarse. Para muchas empresas este es un mercado ideal. Pero ¿cómo hacer exitosas campañas de venta de productos o servicios en las redes sociales? ¿Otra vez con esto del Facebook? Es cierto que las redes sociales están últimamente hasta en la sopa, pero hablar de los nuevos sistemas de venta a través de estas redes es realmente interesante. Facebook no sólo sirve para promocionar sus productos, también puede servir de tienda virtual. ¿Cómo? A través de la aplicación Boosket, que permite incluir una tienda en su página de Facebook, o en páginas o grupos como vente-amis, que le permite organizar ventas privadas donde sólo sus amigos (o amigos de amigos) pueden hacer pedidos. Bienvenidos al f-commerce.

Algunas grandes empresas ya se dieron cuenta del potencial. Delta fue quizá una de las pioneras en utilizar la red social más famosa para realizar sus ventas. La compañía aérea comenzó a ofrecer reservas de billetes a través de su página de Facebook. A Delta le han seguido otras empresas: 1-800-Flowers, Nine West, o Procter&Gamble son sólo algunas de ellas. Incluso, muchos outlet ya están organizando sus propias Fan shop, el último reclamo de la red social.

Boosket

Se trata de una aplicación que permite vender directamente en Facebook. Es fácil encontrarla. Simplemente tiene que buscarla en la lista de aplicaciones de la red social. ¿Quiere aprovecharse del f-commerce? Hasta ahora Facebook le permitía promocionar sus productos entre sus amigos. Pero, si ya tiene una buena cantidad de fans, ¿por qué no aprovechar para vender esos productos directamente?

Es una de las ventajas de la venta a través de Facebook. Los usuarios se acercan directamente a la marca y, además, no se corre el riesgo de perderlos al pedirles ir a una página externa. Pero cuidado. Hay que evitar utilizar estrategias de venta invasivas. Es necesario escoger bien los productos que se van a  vender para que esté en consonancia con los gustos de sus ‘amigos’: promociones, productos personalizados, objetos de culto de la marca, exclusividades…

La idea, por tanto, es abrir una tienda en Facebook, un fan shop. ¿Por qué no aprovechar este nuevo canal de venta? En Estados Unidos ya hay más de 20.000 fan shop y cuando vemos que la tienda de 1-800 Flowers en Facebook se ha convertido en su primer punto de venta… ¿Por qué no soñar? Actualmente, los productos que mejor funcionan en la red son la ropa, la informática y la telefonía móvil… Pero, ¿por qué no utilizarlo para otros sectores? Un club de amigos del vino podría ser una buena plataforma para la venta directa de caldos.

Ventas privadas

Pero Facebook se ha revelado también como un putno de encuentro para ventas privadas. ¿Se le ha ocurrido organizar un mercadillo con sus amigos? La página francesa vente-amis, por ejemplo, permite organizar ventas privadas en Internet. Nació en octubre de 2010. La idea es aprovechar al máximo la viralidad de la red social y una de sus premisas: si a un usuario le gusta un producto, ¿por qué no lo va a recomendar a sus amigos? La clientela principal de esta red está formada principalmente por mujeres y los productos más vendidos son joyas o accesorios de moda. Es la versión online de un mercado privado entre amigas. Y con las mismas ventajas: hay productos originales, son más baratos…

Outlets en Internet

Son nuevas ideas para dar salida a nuestros productos. La moda es la que ha avanzado más en la utilización de las redes sociales. Quizá por el fenómeno fan. Hay muchas marcas de ropa con gran capacidad de convocatoria entre sus clientes fieles. Por eso, se han lanzado a montaroutlets en Internet. Son tiendas exclusivas, a las que se suele invitar a los clientes más fieles, y que ponen a la venta prendas de ropa y artículos exclusivos a precios rebajados. Sirven para vender los restos de temporada, pero también para fidelizar a los fanáticos de la marca con adelantos de colecciones, promociones…

Un ejemplo es Privalia, que sólo en España tiene más de 250.000 fans y ya ha abierto en Italia, Brasil o México. Privalia es un club privado online que organiza, en exclusiva para sus socios, ventas puntuales de productos de primeras marcas con descuentos de hasta un 70%. Los fans de esta red pueden comprar por anticipado y acceder a promociones.

Son sólo algunos ejemplos de la transformación que está teniendo Internet. La gente participa a través de redes sociales. El e-commerce está dando paso al f-commerce.

vender

Para comprar y vender, vaya de feria… en Internet

 

Conocer diferentes proveedores, saber cómo se organiza la oferta y la demanda, conocer otras negociaciones… Y todo ello sin salir de su oficina. Lo que usted puede hacer en una feria puede hacerlo desde su propio ordenador. Ahí, los proveedores estarán ávidos por presentarle multitud de ventajas en materias como los costes, los plazos… Y eso es impagable para todas las empresas y, sobre todo, para aquellas que se quieren abrir a nuevos mercados.

Sí. Hablamos del mundo virtual, del e-market. ¿Y eso qué es? E-market o mercado electrónico es un tipo de plataforma de encuentro o de intercambio electrónico. Es un sitio web donde, como en un mercado real, se citan oferta y demanda. Este tipo de plataformas son muy interesantes en el ámbito B2B, sobre todo para emprendedores en busca de sus proveedores. Para entrar en él, las empresas deben de pagar, en algunos casos, una tarifa o, en otros una comisión por las transacciones que realicen. Pero los servicios no se quedan ahí, los mercados electrónicos también le ayudarán a promocionar sus servicios, a mantener actualizado su catálogo de productos, a tener siempre a mano a potenciales proveedores y clientes…

Las posibilidades son amplias. Un comprador puede buscar nuevos proveedores, hacer públicas sus necesidades de compra y buscar bienes de equipos nuevos o usados. Un vendedor, por su parte, encontrará en ellos  nuevas oportunidades, podrá ofrecer productos nuevos y usados para su venta, consultar bases de datos de licitación y conseguir información de mercado sobre la competencia.

Los datos delatan la eficacia de estas plazas online. El 84% de las Pymes que utilizan mercados electrónicos registran un aumento en sus ventas. Hay de todos los tipos, horizontales o verticales, según se traten de mercados sectoriales o generalistas. Los que mayores ventajas aportan, claro está, son los sectoriales. Algunos ejemplos son Alibaba.com, Global Wine & Spirits, Etenders public procurement, Solo stocks… Pero, para conocer los que existen en su sector o el más apropiado para la actividad de su empresa, puede consultar la página del ICEX www.emarketservices.es, donde encontrará una base de datos con más de 600 mercados electrónicos de 40 sectores distintos que operan en 85 países.

Pero, ¿qué ofrecen estos mercados electrónicos?

Estos mercados electrónicos ofrecen a las empresas que participan en ellos diferentes funcionalidades. Las más habituales son:

  • Subastas inversas o licitaciones: solicitud de compra, por Internet, a través de catálogos y anticipándose a la tarea de facturación. Permiten aumentar la conformidad de los contratos negociados por el servicio de compras (desaparición de los riesgos de pedidos a proveedores sin referencias) y reducir los costes de gestión de los pedidos y los plazos de distribución (lo que contribuye, por tanto, a una disminución de los stocks). Esta práctica ha contribuido al desarrollo de software de e-procurement (automatización y formalización de la gestión de compras y de abastecimiento e una empresa a través de Internet)
  • El ‘e-sourcing’: información que permite identificar nuevos proveedores potenciales (se pone en contacto empresas clientes y proveedoras a través de la elaboración de anuarios)
  • Sincronización y estandarización de datos: lo que permite, gracias a una automatización de la gestión de los catálogos electrónicos entre proveedores y clientes, aumentar la conformidad de las compras y la puesta al día automatizada de los catálogos de productos.
  • Las aplicaciones de gestión de la cadena logística (‘Supply Chain Management’): herramientas de previsión de la demanda y de gestión de stocks.