Entradas

internet

Cómo potenciar tu marca en internet

La marca es un activo fundamental para una empresa tanto en el mundo real como en el virtual. Por eso, es necesario dedicarle un cuidado especial no solo en el ámbito offline sino también cuando la utilizamos en las redes sociales. En muchas ocasiones, es a través de ellas como se produce el primer contacto con los clientes y cómo se va generando la mejor o peor reputación de una firma. Además, es como la compañía puede conseguir que la gente la conozca mejor, hable de ella y establezca enlaces desde otros sitios webs.

Por todo ello es fundamental saber cómo utilizar internet, y especialmente las redes sociales, para cuidar la marca, estableciendo una buena estrategia de Social Media Marketing que ayude al emprendedor a conocer a sus clientes, a través de una escucha activa, y realizar acciones de branding.

En primer lugar, como apuntan desde el Interactive Advertising Bureau (IAB) y el programa Actívate, el empresario tiene que decidir qué imagen de su negocio y de él mismo como emprendedor quiere proyectar. Para eso, debe antes analizar su presencia actual en internet, desarrollarla en base a la marca que ya gestiona fuera de la red y potenciar en lo digital aquellos valores que predica en lo analógico. Debe recordar que él mismo es el principal altavoz de su marca, por lo que cuánto más participe en el ámbito digital, más y mejor va a empujar la marca de su negocio.

Antes de comenzar, el emprendedor debe chequear si la marca ya está siendo utilizada por otra persona. No se deben utilizar marcas o eslóganes ajenos sin consentimiento, ni en el código fuente ni en el nombre de dominio.

A continuación, ha de registrar su marca, con el fin de evitar complicaciones posteriores. El registro puede tener carácter preventivo, aunque no se realice actividad alguna en las plataformas.

En cuarto lugar, es necesario crear una página web. Hay muchas plataformas que permiten hacerlo. Y, sobre todo, hay que tener en cuenta algo que nos facilitará la vida en el futuro inmediato: hacer un diseño que se pueda adaptar a los dispositivos móviles y tabletas.

El gran fallo de muchas marcas es que instalan su página y no la alimentan. Por eso, es necesario generar contenido para incrementar las posibilidades de éxito. Otra fórmula muy socorrida consiste en utilizar las plataformas para crear blogs y publicar documentos que nos interesen.

A continuación, hay que viralizar los contenidos, con el fin fundamental de conseguir tener presencia en las plataformas online. Existen distintos tipos de plataforma, en función del objetivo que se persigas, por lo que es conveniente elegir las que mejor se adecuan al perfil del target de cada uno.

Otra acción clave es monitorizar lo que se comenta de la empresa y de sus productos. Se pueden crear alertas con los nombres correspondientes, además de analizar los comentarios que se produzcan e, incluso, participar en la conversación. También se pueden crear otros contenidos que desplacen éstos hacia otros que nos interesan. Y, por supuesto, la empresa tendrá que definir las palabras clave por las que un usuario puede querer buscarla en internet.

objetivo

Las pymes, el nuevo “objetivo estratégico” de la banca

Las entidades financieras han puesto su punto de mira en las pequeñas y medianas empresas (pymes). Un compuesto por 1.250.000 empresas, que suponen el 90% del tejido empresarial, y que generan más del 50% del PIB, el 65% del empleo y el 56% de las exportaciones. Cifras que no enmascaran que ha sido muy castigado por la crisis y por la sequía crediticia.

 

Banco Santander, por ejemplo,  ha diseñado un plan estratégico global, llamado “Santander Advance”, cuyo fin es potenciar la formación, la internacionalización y la financiación a este tipo de empresas. Para ello, elevará un 10% los nuevos préstamos este año hasta alcanzar los 55.000 millones de euros. De ellos, 30.700 millones tendrán como destino España. Una cantidad que supone un incremento del 14% respecto a 2013.

Por su parte, Sabadell ha lanzado una nueva campaña con la cual pretende impulsar el crédito a empresas, hasta los 15.000 millones. Con el nombre de “Creer”, asume el compromiso de contestar a cualquier empresario que solicite un crédito en un plazo máximo de siete días laborables. Asimismo, la entidad se ha puesto por objetivo aumentar un 50% la nueva financiación destinada a las empresas, hasta alcanzar en 2014 los 15.000 millones.

 

Bankia también ha puesto el foco en el crédito a empresas, ofreciendo 2.000 millones de euros de créditos preconcedidos para pymes (1.700 millones) y microempresas (700 millones). Estos últimos disponen del llamado Plan Negocios, al que podrán acceder las compañías con una facturación anual inferior al millón de euros. Los créditos no tienen un precio fijo, sino que el margen aplicado variará en función del perfil de riesgo del demandante.

“CaixaNegocios” es el nombre de un nuevo programa de Caixabank cuyo fin es reforzar su relación con comercios, autónomos, profesionales y microempresas que tengan una facturación de hasta un millón de euros (cuenta con 1,3 millones en este segmento). Para conseguirlo, la entidad ha especializado a 2.600 gestores que se desplazarán al negocio de los clientes para asesorar y facilitar la contratación de los productos y servicios desde el propio terminal del gestor (tablets y smartphones).

Banco Popular, en su caso, seguirá apoyando durante 2014 la mejora de la competitividad del tejido empresarial a través de diferentes Líneas ICO. Así, por ejemplo, la denominada Empresas y Emprendedores se dirige a financiar empresas y autónomos que realicen inversiones en activos productivos en el territorio nacional y/o necesiten cubrir sus necesidades de liquidez. La Línea ICO Internacional, por su parte, está orientada a financiar inversiones y necesidades de liquidez fuera del territorio nacional a autónomos, empresas, fundaciones, ONGs y administraciones públicas. Otras son las Líneas ICO Garantía.SGR/SAECA, la orientada a la rehabilitación de viviendas, o la Línea Exportadores a corto plazo.

Por último, BMN ha abierto su “Plan Impulso” para reactivar la financiación a pymes y autónomos. Un plan que refuerza su oferta de productos y servicios financieros que agilizan la gestión diaria del negocio, como son las operaciones de descuento comercial, préstamos a corto y largo plazo, pólizas de crédito, leasing, confirming, facturing y avales.

hucha

Ideas para ahorrar en tu empresa

En todas las áreas que componen tu empresa hay maneras de ahorrar. Para mejorar la competitividad por el lado del gasto, a veces, las soluciones pasan por conocer las últimas técnicas de gestión, ponerse al día en nuevas tecnologías o, simplemente, abordar pequeñas modificaciones para racionalizar los consumos.

Material de oficina

Puede parecer carente de importancia economizar algunos euros sobre el precio de un bolígrafo o de un paquete de folios, pero los ahorros más significativos se consiguen sobre artículos en apariencia poco importantes. Adquieren mucha relevancia cuando multiplicamos su precio por el número de unidades que se consumen.

Por eso, examina los consumos corrientes que haces en la empresa y define un catálogo realista sin dejarte llevar por las “preciosidades” que, de manera generosa, envían los proveedores. Es necesario reducir el número de artículos y, para cada uno de ellos, buscar de forma objetiva la mejor relación calidad-precio. Debes tener en cuenta que, en un mismo proveedor, pueden cohabitar marcas similares con diferencias de precio de hasta el 50%.

También es conveniente que te organices para comprar. Cuando diversas personas pasan pedidos, la empresa pierde los descuentos por volumen y paga varias veces el coste del transporte y del tratamiento administrativo de las facturas. De ahí que sea bueno plantearse la figura de un único encargado de pedidos o, al menos, un proceso preestablecido para realizarlos.

Pocos proveedores

A la hora de negociar los ahorros, estos no deben realizarse a expensas de la calidad, sino que se encuentran en las negociaciones con proveedores o en la búsqueda de otros nuevos suministradores.

Si es necesario, haz una criba entre los proveedores, reduce su número y consigue contratos globales. De esta manera, rebajarás los gastos de gestión y aumentarás la eficacia. También puede ser interesante abonarte a una central de compras. Estas reagrupan los pedidos de diversas empresas y, gracias al mayor volumen, consiguen mejores precios. Te aportan un servicio a medida y precios preferentes con un ahorro de hasta el 20%. Y recicla el papel. No tengas miedo de parecer un tacaño si usas para hacer borradores el dorso de fotocopias o de documentos que ya no sirven.

Envíos

Respecto a la mensajería, ¿es imprescindible que el envío esté mañana por la mañana y utilizar un servicio de mensajería urgente? En numerosas ocasiones se puede utilizar un servicio más convencional que cubra las mismas necesidades y a un precio inferior. Asimismo conviene usar los denominados servicios agrupados. Si tienes que enviar 20 sobres de Málaga a Bilbao, se reúnen en uno solo, y una vez en su destino, se realizan 20 envíos locales.

Luz

Respecto a la energía, hay cinco puntos clave: saber cuánto, cuándo y cómo gastas; estudiar bien las tarifas existentes; negociar con los suministradores; elegir el combustible más barato; y usar bombillas de bajo consumo.

redes

Evita interferencias entre el ámbito profesional y el personal

Siempre se dice que los empleados de una compañía deben sentirse integrados en ella, participando todo lo posible en sus proyectos y actuaciones, y asumiendo así que forman parte de un destino común con el resto de sus compañeros. Sin embargo, esta participación debe tener algunas normas y seguir ciertos criterios, ya que existen ocasiones o circunstancias en las que pueden producirse excesos que serían contraproducentes. Uno de estos riesgos lo encontramos en el manejo de las redes sociales, donde los perfiles corporativos y personales pueden sumar o restar fuerzas, según se utilicen. Y donde mezclar informaciones corporativas con comentarios personales llegar a resultar fructífero o peligroso, según se haga.

Muchas empresas disponen ya de un Community Manager, es decir, una persona que se encarga de gestionar sus relaciones en las redes sociales. Pero, al tratarse de una figura de reciente creación (relativamente), en algunos casos sus funciones no se encuentran totalmente definidas y, en ocasiones, no se sabe muy bien hasta donde llegan sus competencias, de qué departamento o jefe debe depender… y, sobre todo, con qué apoyos y colaboración por parte de otros directivos y empleados ha de contar.

Sobre todo, teniendo en cuenta que casi todos estos directivos y empleados tienen perfiles en las redes sociales, en las que continuamente exponen comentarios sobre su vida diaria familiar y personal, pero también sobre la empresa y los compañeros con los que pasan la mayor parte del tiempo. Y que no solamente utilizan Twitter o Facebook para comunicarse con sus amigos, sino también con conocidos y clientes de la firma en la que trabajan, con los que han entrado en contacto a través de relaciones estrictamente profesionales.

Todo esto puede llevar a una falta de sintonía, e incluso confusión, a la hora de transmitir los mensajes corporativos. Por eso, algunos expertos explican que antes de iniciar una estrategia de marketing en las redes sociales es necesario plantearse algunas cuestiones para que todos remen en el mismo sentido.

En primer lugar, es necesario informar a los empleados de la estrategia que tiene previsto seguir la empresa en las redes sociales. Así, éstos podrán conocer los mensajes que se quieren transmitir y utilizar si lo desean sus perfiles personales para potenciarlos o, al menos, para no lanzar otros que los contradigan. Es muy importante que todos conozcan la política de comunicación, ya que unas palabras mal expresadas o un comentario incorrecto o que no venga al caso puede crear un gran problema a la firma.

Esto último es fundamental en el caso de los directivos y trabajadores que tengan contactos con bloggers e ‘influencers’, usuarios con cada vez mayor influencia, como su propio nombre indica, entre importantes segmentos de población. Los empleados de una firma pueden contribuir a mantenerles al tanto y transmitirles información sobre la evolución de la empresa, los productos que ésta fabrica o los servicios que desarrolla, pero siempre en sintonía con los mensajes corporativos.

Eso sí, los expertos también indican que los perfiles personales de los trabajadores no deben convertirse en perfiles corporativos, porque entonces confundirían a los clientes y perderían su valor de apoyo. Está bien publicar de vez en cuando asuntos relacionados con la compañía, pero no continuamente, ya que esto seguramente terminaría generando rechazo.

test

Test para descubrir al socio ideal

Si estás pensando en poner en marcha un negocio y necesitas la colaboración de un socio, y ya has encontrado los que reúnen las claves del socio ideal, ahora te proponemos ir un paso más allá y realizar una encuesta entre tus candidatos, para saber cuál será tu elección definitiva y acertada.

1. Le parece un buen candidato porque…

  1. Es simpático, tiene don de gentes y habilidad comercial.
  2. Habéis trabajado juntos durante mucho tiempo.
  3. Sois amigos de toda la vida.

2. Si surge un proyecto importante cinco días antes de irte de vacaciones…

  1. Realizas el trabajo desde tu lugar de descanso.
  2. Rechazas o aplazas el proyecto hasta septiembre.
  3. Cambias tus planes y no te vas de vacaciones.

3. Si una venta se viene abajo…

  1. Intentas analizar el por qué ha sido para que no vuelva a ocurrir.
  2. Buscas al culpable y lo sancionas.
  3. Lo admites como algo natural en la evolución de un negocio.

4. Si tuvieras que invitar a posibles clientes a visitar la empresa…

  1. Correrías con todos los gastos.
  2. Procurarías que tuvieran una estancia agradable y económica.
  3. Descartas ese tipo de relaciones con los clientes.

5. Cuando sales con los amigos…

  1. Siempre eres el primero en pagar.
  2. Siempre eres el último en pagar
  3. Procuras que se pague “a escote”.

6. El primer año que la facturación del negocio dé beneficios…

  1. Pedirás una hipoteca para comprarte un piso.
  2. Harás una fiesta y te irás de viaje para celebrarlo.
  3. Plantearás la posibilidad de reinvertir.

7. Si la remuneración y las condiciones laborales fueras parecidas, cuál de estos puestos de trabajo escogerías…

  1. Funcionario.
  2. Médico.
  3. Empleado de banca.

8. ¿Qué prefieres?

  1. Ganar mucho y trabajar lo justo.
  2. Ganar lo justo y trabajar lo justo.
  3. Ganar mucho y trabajar mucho.

9. Si te encuentras en la calle un sobre con 3.000 euros…

  1. Te lo guardas.
  2. Lo entregas a la policía.
  3. Te quedas con una parte y la otra la repartes en la parroquia.

10. Si vas a comer a un restaurante a cuenta de la empresa….

  1. Pides angulas y cocochas de merluza.
  2. Pides el menú del día.
  3. Como siempre, pides lo que te apetece.

SOLUCIÓN

Mayoría de a. Si ha respondido en la mayoría de las cuestiones a la opción a, más vale que lo descartes como posible socio. Puede que sea una persona popular, que haga fácilmente amigos y que sea el protagonista de fiestas y reuniones, pero no es una persona en la que se pueda confiar en el futuro de una empresa. Le gusta divertirse y disfrutar de la vida y del dinero. Puede que no sea buena idea poner el tuyo en sus manos.

Mayoría de b. Has elegido a una persona coherente consigo mismo y con los demás. No le gusta malgastar el dinero y posee un rasgo fundamental para ser socio: la honestidad. Seguramente, nunca te dejará tirado ni te hará una mala jugada. Sin embargo, no tiene empuje ni carácter emprendedor. Se deja llevar por los acontecimientos y rara vez tomará la iniciativa, sobre todo los momentos difíciles. Si el negocio que piensas poner en marcha es de mucho riesgo, deberías plantearte recurrir a otro tipo de persona.

Mayoría de c. Puede ser un buen socio. Es una persona ambiciosa y está dispuesta a trabajar duro para mejorar en la vida. Tiene iniciativa y sabe lo que quiere. Posee visión de futuro y tiene rasgos de emprendedor. Sería importante comprobar si vuestros caracteres son compatibles y si vuestros objetivos coinciden. En ese caso puede que sea el principio de una larga y fructífera relación. Mucha suerte.

socio

Claves para elegir el socio ideal

Una pequeña sociedad en funcionamiento. Ha partido de cero y comienza a despegar. Las expectativas siguen siendo buenas. Pero necesita “motores” complementarios para conquistar nuevos mercados. Entonces surgen preguntas: ¿Necesito ayuda? ¿En quien confiar? ¿La familia es la solución? Ha comenzado la búsqueda de un socio.

Se trata de una decisión importante que no debe tomarse a la ligera. Por eso es recomendable echar mano de la razón. ¿Qué cualidades tiene que aglutinar? Sinceridad, claridad y honestidad son, en principio, tres “gajos” imprescindibles. Conviene, además, establecer un personal listado de cualidades que debe cumplir el futuro miembro de la empresa.

Dónde buscar

Si nos remitimos al diccionario, “sociedad” es una asociación voluntaria, duradera y organizada de personas que colaboran en la consecución de un objetivo común. Generalmente, la primera tendencia es buscar el socio entre la familia, amigos, compañeros de trabajo o estudios, etcétera. Esto puede generar en ocasiones un exceso de confianza, lo cual no es malo si se sabe utilizar.

También es conveniente que, desde el principio, se establezcan unas pautas y unas reglas básicas. Y qué mejor que hacerlo por escrito. Las palabras se las lleva el viento y, por tanto, los acuerdos verbales tienen poca consistencia. Pueden ser válidos toda la vida o tan solo cinco minutos.

Hacer las cosas bien desde el principio puede ahorrar a la empresa gastos innecesarios y problemas posteriores. Por mucha amistad o lazos familiares que existan, las personas y las circunstancias cambian. ¿Y qué hacer si surgen discrepancias? Para afrontar una situación difícil, lo mejor es reconocer cuanto antes los problemas y actuar rápido. Es aconsejable escuchar a todo el mundo, investigar cuáles han sido los hechos antes de tomar una decisión apresurada y no dejarse llevar por las emociones o que otros guíen tus actos.

Las claves

No hay fórmulas ni pociones mágicas. Sólo sabrás si has acertado en la elección del socio precisamente en los momentos más difíciles. Es cuestión de tiempo. Pero si eres previsor y actúas bien desde el principio, tendrás parte del terreno ganado. Por eso, debes tener en cuenta los siguientes puntos:

-Establece un listado personal de prioridades en la búsqueda del socio. No existen fórmulas universales.

-Es necesario tener claro por qué quieres un socio, las características que quieres que tenga, lo que pide y lo que dará a cambio, dónde vas a buscar al candidato y cuál va a ser el número ideal.

-Es importante que el objetivo por el que vais a luchar sea el mismo.

-Marca desde el principio las “reglas del juego”.

-Establece una buena corriente de comunicación desde el primer momento. Es mejor no ocultar nada.

-No olvides en ningún momento que si tú buscas algo determinado en el socio, él buscará algo concreto de ti.

-Ten en cuenta que la personalidad del socio influirá en la tuya en un grado importante, y viceversa. Mantén ante todo la base de su personalidad, su ética y su filosofía individual.

Las principales cualidades del socio ideal son: disponer de un cierto capital, que esté bien relacionado, dedicación exclusiva, conocimiento del sector, experiencia profesional, buenas características personales (seriedad, honestidad, confianza…), y una situación familiar que le permita dedicarse plenamente a la empresa.

Como dijo Quevedo, “aquel hombre que pierde la honra por el negocio, pierde el negocio y la honra”.

Y si ya has encontrado varios candidatos y todos cumplen lo aquí expuesto, espera a mañana, publicaremos un test con el que podrás elegir al mejor entre todos ellos.

marca

Cómo crear una marca de éxito

Haga la prueba: entre en una tienda de ropa y elija unos vaqueros. Su mano, seguramente, acabará cogiendo los de una marca determinada, esa que tiene grabada en su cerebro. Y detrás de esa marca hay toda una estrategia de marketing, de imagen y de comunicación de la que depende la vida y la supervivencia de la empresa. Por eso, un emprendedor debe ser consciente de la importancia de su marca. Porque, la misma, identifica el producto o el servicio, y lo hace diferente y atractivo.

Preguntas clave

A pesar de ser uno de los valores más importantes de la empresa, y que le acompañará a lo largo de la vida de ésta, pocas veces en el ámbito de desarrollo de nuevos proyectos empresariales se dedica la suficiente atención a la creación de la marca. Para configurar su identidad, el emprendedor debe realizarse una serie de preguntas:

  • ¿Cuáles son las características más significativas, diferencias y valor que se pretende conseguir?
  • ¿Cuáles son las ventajas que representa nuestra marca?
  • ¿Qué pretendo que las personas perciban, piensen y valoren de mi marca?
  • ¿Cuál es el objetivo de la marca a medio y largo plazo?

Las respuestas a estas y otras preguntas, en la mayoría de las ocasiones, no suelen plantearse en la mente de emprendedor. Entre otras razones, porque está dando prioridad a otros aspectos del negocio. Pero son el punto de partida para poder crear una marca de éxito.

Cinco puntos

A la hora de plantearnos cómo debe ser el nombre de una marca, hay cinco aspectos que son básicos:

  1. Debe ser poco corriente, interesante y de fácil pronunciación
  2. Debe sugerir asociaciones deseadas y no levantar falsas expectativas
  3. Debe ser fácil de recordar
  4. Debe ser distinta, que no se parezca a otros nombres de la competencia
  5. Por último, debe poder ser registrada y protegida legalmente.

En el proceso de creación de la misma, el emprendedor debe tener en cuenta a qué clientes se dirige, qué ventajas encierra la oferta de su marca, y cuál es el objetivo de la misma en el futuro, entre otras cuestiones.

Para el cliente, la marca es un signo distintivo. Ante la elevada oferta de productos y servicios, la marca contribuye a disminuir la incertidumbre que siente ante ese amplio abanico de oportunidades y, lo que es más importante, le permite agilizar la toma de su decisión, que no es otra que la de comprar. Esta es la verdadera razón de ser de la marca: que el cliente nos tenga presente, que nos considere y, sobre todo, que nos elija.

Cercanía

El emprendedor que tiene capacidad para detectar oportunidades y convertirlas en empresa también  debe centrar su esfuerzo en crear una marca que el cliente sienta como cercana. Porque el empresario también se convierte en el principal activo de la marca. Sus capacidades y habilidades también configuran la misma. Bill Gates o Steve Jobs son dos claros ejemplos. Y a medida que el empresario vaya mejorando sus cualidades, se producirán connotaciones más positivas en la marca.

libro

Lecturas económicas para mentes inquietas

La llegada del verano puede ser un buen momento para leer aquellos libros que no solo pueden aumentar nuestros conocimientos, sino que incluso pueden ayudarnos a cambiar de vida. Sobre todo si se tiene espíritu emprendedor. Es el caso de “La aventura de emprender”, de Ángel María Herrera, socio y fundador de empresas como Bubok o Evoluziona. “Un día quise ser mi propio jefe, como cualquiera que monta una tienda o una gestoría. Que el negocio que monté acabara con una valoración millonaria no fue casual, pero tampoco un golpe de genialidad”, relata en un libro en el que queda de manifiesto que crear una empresa no está reservado a genios, sino que está al alcance de personas normales y corrientes.

Experiencias que también ha plasmado en papel Zaryn Dentzel, el fundador de Tuenti, en “El futuro lo decides tú”. Es la historia del grupo de personas que lo hicieron posible, cuatro amigos, que han creado un equipo de casi 300 personas. Pero también es la historia de muchas noches sin dormir, de pequeños fracasos y discusiones, de las piedras que hay en el camino y que hay que sortear. Por su parte, “Tu empresa por 100 euros”, de Ariel Andrés Almada, muestra con multitud de ejemplos prácticos, y paso a paso, cómo poner en marcha un microemprendimiento que, además de ganar dinero, permite trabajar en aquello que realmente apasiona a cada uno. Y “Aprendiendo de los mejores”, de Francisco Alcaide Hernández, recoge las mejores reflexiones sobre desarrollo personal de más de cincuenta personalidades reconocidas a nivel internacional como Amancio Ortega, Donald Trump, Michael Porter, Warren Buffet o el Dalai Lama.

Macro, micro, y otros asuntos

Como si de un cómic se tratara, Grady Klein y Yoram Bauman han elaborado dos volúmenes de lo más interesante: “Introducción a la macroeconomía en viñetas” e “Introducción a la microeconomía en viñetas”. Y lo hacen de manera fácil y divertida, con personajes que explican cómo el pago de nuestros impuestos afecta a los mercados, qué es el margen, o en que consiste la ley de la oferta y la demanda.

Para entender la actual crisis (qué nos ha pasado, quién es el responsable de la crisis del euro, adónde nos conducen los recortes y las medidas de austeridad…), el economista José Carlos Díez ha escrito “Hay vida después de la crisis”. En el mismo se expone con claridad y determinación los estímulos que necesitamos para no dejarnos arrastrar por la desesperanza. “Appleizate”, de Álvaro Ojeda, nos propone el reto de definir los productos que se desarrollan bajo nuestra marca personal siguiendo los principios de diseño de los productos de Apple. El fin no es otro de aprender a vendernos mejor nosotros mismos y ser capaces de generar auténticas experiencias de usuario satisfactorias en aquellos que nos rodean.

Por último, “La empresa que quería salvarse y no sabía cómo”, de César Piqueras, se puede definir el punto de partida hacia una nueva forma de entender el mundo empresarial. Se trata de una historia llena de optimismo, diálogo, reflexión y sentido para todos aquellos que desean afrontar los retos y desafíos actuales. Y “Makers”, de Chris Anderson, el inventor del término long tail, es un análisis de cómo serán las sociedades que vienen y el futuro de los distintos modelos de negocios.

start

¿Seguro que quieres montar un negocio desde cero?

Se vende hotel en pleno funcionamiento y se traspasa una empresa de herramientas para instalaciones domésticas totalmente montada. El primer caso se debe a la jubilación del propietario y el segundo a un cambio de actividad. No son ejemplos inventados, sino ofertas reales que se pueden encontrar hoy mismo en el Plan de Continuidad Empresarial, un programa que gestiona el Ministerio de Industria, Energía y Turismo en colaboración con el Consejo Superior de Cámaras de Comercio, Industria y Navegación y que muchos emprendedores desconocen todavía.

Y es que muchas veces hacerse cargo de un negocio que ya está en funcionamiento puede resultar más cómodo y rápido que emprender uno propio desde cero. Sobre todo si existe un proyecto como éste que trata de promover el mercado ofreciendo servicios de apoyo a la compraventa de empresas.

Según datos manejados por algunos expertos y organismos oficiales, más de 50.000 pequeñas y medianas empresas han echado el cierre por motivos que no son de carácter económico. Es decir, que en realidad eran viables en el momento en que pusieron el candado. Pero, entonces ¿por qué lo hicieron? Los motivos son múltiples, entre ellos los problemas surgidos entre socios, el desinterés de los descendientes para hacerse cargo y continuar un negocio que pusieron en marcha sus padres, etc.

En estos momentos, en los que el emprendimiento se convierte para muchas personas en la única posibilidad de mantenerse en el mercado laboral, aprovechar la oportunidad que ofrecen estos negocios viables que se quedan sin propietario es crucial. Por eso, el programa del Ministerio de Industria va dirigido, por un lado, a pequeños y medianos empresarios que deseen transmitir su actividad; y por otro, a emprendedores que deseen iniciar una actividad económica en el mundo empresarial a través de una empresa consolidada.

El programa consta de dos herramientas. La plataforma Nacional de Transmisiones (http://www.plancontinuidadempresarial.es) facilita información sobre las ofertas y demandas disponibles en este momento, así como amplia información sobre trámites, aspectos jurídicos, fiscales, laborales, etc. relacionados con la compraventa de empresas. Y la Red Nacional de Centros de Transmisión de Empresas, que son gabinetes especializados en la compraventa de empresas ubicados en las Cámaras de Comercio, prestando servicios de valor añadido a interesados de cualquier parte del territorio nacional.

Entre los servicios a los que puede acceder el posible comprador también se encuentra la asistencia en la realización del perfil y su introducción en la base de datos, la localización de la oferta de negocio más adecuada a su perfil, el análisis del negocio en venta (revisión de estados financieros, legales, contables y fiscales de la empresa, además de otros aspectos como la cartera de clientes, recursos humanos, situación administrativa, ubicación, competidores e intangibles), y el asesoramiento jurídico y fiscal.

amistad

Financiarse y emprender entre amigos, un arma de doble filo

Es casi obligado hablar de los amigos cuando se está en un proceso de búsqueda de financiación ya sea para una empresa o simplemente para un proyecto como puede ser la puesta en marcha de una línea de exportación.  Con los bancos cerrados en banda a la concesión de crédito, se impone lo que los libros de emprendimiento denominan como las tres F: Family, Friends and Fools (Familia, amigos y locos).  La realidad es que los tres tienen sus ventajas y sus inconvenientes, pero en esta ocasión nos vamos a centrar en los amigos. Ellos son en muchos casos la primera opción.  Suelen ser los primeros con los que se comparte por primera vez la idea del negocio y las ilusiones se transmiten y a veces hasta se cultivan juntos.

Pero de ahí a dar el paso a convertirse en socio o en prestamistas hay un gran paso en el que se deben valorar muchas variables que serán claves  para el éxito del negocio. Una investigación de los profesores Paul Gompers, Vladimir Mukharlyamov y Yuhai Xuan, del el  National Bureau of Economic Research de EE.UU. titulada The Cost of Friendship asegura que aquellos que valoran más las relaciones de afinidad personal a la hora de formar equipos de trabajo o relaciones laborales consiguen peores objetivos que los que eligen a sus colegas de trabajo o socios financieros en base a características más técnicas o formativas.

En otras palabras, según este estudio, las empresas montadas con amigos tienen peores resultados. Por supuesto que hay muchas excepciones a esta regla, pero seguro que todas ellas se han esforzado desde un primer momento en clarificar qué puede aportar al negocio cada uno.  Que uno ponga el dinero y el otro el trabajo suele ser una fuente de conflictos casi segura en la medida en la que no se mantienen las relaciones de igualdad. Es fundamental que cada contribución tenga el mismo peso. Muchas veces, ocurre que quien aporta el dinero se considera con más poder y derecho, que su socio que contribuyó con la idea, o viceversa.

Definir tiempos y compromisos antes de firmar ningún papel también es muy importante. Irse de copas es algo muy distinto a trabajar, por eso conviene definir cuánto tiempo y con qué nivel de compromiso se va a dedicar cada uno de ellos. Si la relación es sólo financiera, el socio que aporta el capital debe comprometerse a no estar todo el día siguiendo su ‘inversión’ y a recibir la información puntual y periódica definida, pero nada más. De lo contrario, la tensión con el socio que se dedica 24 horas a la nueva empresa está servida.

Si los dos socios están al pie del cañón, el problema surge en el tratamiento. Los expertos aconsejan no trasladar la informalidad del bar a la oficina. Para que la relaciones empresariales sean fructíferas hay que respetar las jerarquías empresariales, que el trato entre amigos no sea un problema para otros socios u empleados, etc.

En esta línea es fundamental mantener muy separadas las vidas personales de la empresa, y valorar posibles situaciones de tensión como la separación de uno de los dos socios, problemas de salud en la familia que puedan afectar a la dedicación de cada uno. Realidades de este tipo, pueden afectar la dedicación de uno de los socios al proyecto y generar conflictos con la otra parte.
Finalmente, los amigos necesitan explorar una cuestión muy delicada ¿qué está antes la empresa o la amistad? En caso de conflictos ¿qué se rompería antes?

Si no se separan adecuadamente estas dos dimensiones, si no se aclaran las condiciones y las reglas, el resultado puede ser lamentable: quedarse sin negocio y sin amigo.

campus-party

La Campus Party se pone al servicio de las pymes

Hasta hace poco tiempo, cuando los medios de comunicación hablaban de la Campus Party, solían quedarse con la generosa banda ancha y con la inmensa cantidad de frikis que acuden a la cita para jugar online. Pero el evento ya no es solo lúdico. Los geeks (o “locos” de la tecnología) han encontrado en la Campus un lugar donde formarse, enseñar y labrarse un futuro. Quizá por ello, los organizadores han decidido ir un paso más allá y poner este basto conocimiento informático al alcance de emprendedores y pymes.

Para ello, se ha creado una plataforma llamada Campus que se lanzará en octubre, donde será posible aprovechar todos los contactos y el conocimiento tecnológico de los campuseros para ponerlo al servicio de las empresas. ¿Cómo se hará? Pongamos un ejemplo: si una pequeña empresa de Badajoz tiene una necesidad, como lanzar una web o una aplicación o un problema de redes, presenta el reto a la plataforma y los usuarios (los campuseros) de cualquier parte del mundo le ofrecen sus ideas y propuestas. Después, es la pyme la que elige el proyecto que más se adapta a lo que necesita.

En otras palabras, imagine que usted tiene un negocio y quiere lanzar una página web. Pero solo dispone de 1.500 euros. ¿Solución? Presentar el reto en la Campus Party y en pocos minutos recibirá la contestación de varios campuseros dispuestos a aceptarlo y a hacerle contraofertas.

Las empresas buscan mano de obra entre los campuseros

Con este tipo de acciones lo que se consigue, además de animar a los jóvenes a ser emprendedores y a montar su propio negocio, es poner en contacto oferta y demanda a un precio mucho más competitivo. De hecho, algunos campuseros ya han logrado suculentos contratos de trabajo gracias a este tipo de soluciones en ediciones pasadas. Un buen ejemplo es el proyecto que un geek colombiano realizó para convertir a la ciudad de Rio de Janeiro en referente desde el punto de vista de ciudad inteligente a nivel medio ambiental. Otro caso es el de la aerolínea Iberia, que pidió en una edición anterior a los usuarios que desarrollaran su juego oficial.

Este tipo de ejemplos demuestran que a este evento no van solo personas a descargarse películas o series sino que cuenta con un perfil emprendedor con gran dominio de la tecnología, que apuesta por un cambio de modelo productivo. Eso lo saben las empresas que cada vez acuden con más asiduidad en busca de mano de obra entre los casi 200.000 usuarios que conforman la base de datos de la Campus Party. Ante esta situación, era lógico que el evento pasara poco a poco a convertirse en una cita ineludible para conectar a los aficionados con las pymes. A partir del mes que viene lo tendrán mucho más fácil.

fundacion_everis

60.000 euros para el ganador de los XI Premios para Emprendedores de la Fundación Everis

Toma nota en tu agenda. Día 1 de junio de 2012, 19:00 horas. Este bien podría ser el encabezado de cualquier fiesta o evento de sociedad, pero seguro que aún más atractivo para los emprendedores españoles. Se trata de la fecha límite para poder ser agraciado con 60.000 euros.

Este es el máximo galardón de los XI Premios para Emprendedores que ha convocado la Fundación Everis. El jurado va a valorar proyectos de investigación destinados a convertirse en empresa en los que destaque la: innovación, viabilidad y beneficio para la sociedad. El reloj corre en contra, porque las bases de la convocatoria son muy exigentes. Tanto que ni siquiera aseguran que haya un segundo premio (valorado en 40.000 euros). Este se concederá si el jurado considera que hay algún proyecto con calidad suficiente. Es de suponer que dependerá de lo que les cueste decidir el ganador final.

A todos los que quieran optar a este premio se les exige la presentación de un plan de empresa redactado en español y en inglés. En él no debe faltar:

  1. Memoria en la que se describa de forma detallada los resultados de la investigación, sobre la que se basa la empresa y las bases para su explotación comercial e industrial.
  2. Historia profesional del emprendedor o emprendedores que promueven la idea.
  3. Plan de comercialización y marketing, en el que se explique con detalle el mercado al que va dirigido el nuevo producto o servicio. Además, debe contener un estudio en profundidad de los posibles competidores y de la situación del sector en el que se pretende competir. Con este documento, el jurado de Everis quiere comprobar que los investigadores además de buenas ideas tienen también madera de empresarios y conocen el mundo al que se van a enfrentar.
  4. En esa misma línea, la de demostrar las dotes empresariales, debe redactarse el documento de proyecciones financieras. Presupuestos, cuenta de pérdidas y ganancias, balance de situación, previsión de flujos de caja, detalle de la inversión necesaria, salarios para los propios emprendedores y para los empleados, en caso de que el proyecto cuente con ellos. Todos los detalles serán pocos para convencer al  jurado.

En cuanto a la composición del jurado, la Fundación Everis solo incluye en las bases que “estará compuesto por personalidades pertenecientes a los mundos universitario y empresarial y su presidente será el presidente del Patronato de la propia Fundación”.  Eso sí, se tomarán su tiempo para escudriñar todos los proyectos presentados ya que, como hemos dicho antes, el plazo de presentación termina el próximo 1 de junio, pero el fallo no se conocerá hasta una ceremonia que se celebrará en el último trimestre del año.

También invitan a que se les facilite un video, con duración máxima de cinco minutos, en el que se den las claves de todo lo solicitado en las bases. Si te animas tendrás que cumplir los requisitos técnicos que requieren la utilización de alguno de los siguientes formatos de vídeo: .wmv, .mpg, .avi o mov.

Los triunfadores conseguirán esa inestimable ayuda de 60.000 euros, pero a cambio la futura empresa galardonada está obligada a lucir en lugar visible y destacado el patrocinio de la Fundación Everis;  ya sea en la web institucional, en las apariciones en prensa, o en cualquier folleto o documento corporativo. Es el peaje del éxito.