Entradas

cinco_impulso

Cinco lecciones que impulsan a los nuevos negocios

Cada negocio… ¡un mundo!

Enseñanzas que aseguran el éxito de los nuevos negocios hay infinitas. Internet, libros, artículos… Miles y miles de palabras que, sin duda, le ayudarán a mejorar. Pero es necesario recordar que cada negocio es un mundo y quizá aquello que ha servido a su competidor no es acertado en su empresa. Por tanto, a la hora de elaborar una guía que agrupe las principales enseñanzas para impulsar los nuevos negocios es necesario extraer las que, por su indudable interés, sirven a todos los emprendedores.

Las cinco enseñanzas imprescindibles para un empresario

Debe pensar y actuar como un adolescente

Si tiene la fortuna de tener un hijo, sobrino, hermano, primo o familiar en edad adolescente está de enhorabuena. Basta con observar su actividad diaria para darse cuenta de lo que debe y lo que no debe poner en práctica en su negocio. Obviamente usted puede decir que un negocio que vende ladrillos tiene muy poco que ver con los jóvenes de hoy en día y que, por tanto, en su estrategia de funcionamiento no tiene cabida la tecnología. Se equivoca. Y para comprobarlo basta con observar los últimos pasos dados por gigantes como Leroy Merlin, que utilizan los canales digitales no solo para vender sus productos, sino para informar y fidelizar a los clientes.

Por tanto, la primera lección pasa con comportarse con un adolescente. Comprender sus problemas, sus exigencias, lo que necesitan de los demás y ser capaces de ofrecérselo. Solo así, su negocio será capaz de acceder al cliente del futuro y, también, al actual. Para ello no basta con idear un negocio tradicional y, posteriormente, añadirle el mundo digital. Es preferible que desde la misma concepción de la idea, todo esté presente y parta al mismo tiempo.

Además, pensar y actuar como un adolescente le permitirá anticiparse a los cambios que el futuro deparará al segmento de negocio en el que se muevan sus intereses comerciales.

La experiencia es la mejor escuela

En la actualidad existen infinitas escuelas, universidades, academias, escuelas de negocios que imparten una enseñanza, normalmente, excelente para formarse como empresario y ser así capaces de tener las claves para regentar los negocios más rentables que existen. Incluso se cuenta con una inagotable fuente de conocimientos en el entorno digital. Pero nada de todo lo que le puedan enseñar es comparable con los conocimientos que la experiencia ofrece. La mejor escuela es la trayectoria profesional, los problemas que cada  día se encuentra uno en el puesto de trabajo.

Ni el mejor máster del mundo en recursos humanos le asegura que no se va a equivocar a la hora de contratar un empleado. Eso solo se lo podrá dar el instinto y las lecciones que haya aprendido de las innumerables veces en las que se haya equivocado. Porque es importante destacar que de los errores se aprenden las mejores lecciones. Por todo ello, cuanto antes admita sus errores mejor para su negocio. Y es que solo reconociendo los fallos se pueden extraer valiosos conocimientos de los mismos.

Cuidar a los empleados

Lo normal en un negocio que recién empieza es centrarse en el cliente. Esa es una verdad inmutable. El cliente debe ser el centro de todas las decisiones porque una empresa que no tenga el foco en la persona que le genera los ingresos no durará mucho. El problema es que, en ocasiones, la obsesión por cuidar al consumidor nos hace olvidarnos de lo necesario que es dar un buen trato al empleado. Después de todo, ¿cómo podemos hacer a nuestros clientes felices si nuestros empleados, que son los que tratan con ellos, no lo están?

Así que para mantener a sus consumidores satisfechos es necesario que la gestión de las personas en su empresa integre las siguientes prácticas: escuchar a los empleados y responder a sus demandas siempre que sea posible; alentar a la plantilla para que exista comunicación bidireccional en la empresa; jamás castigar las críticas, acertadas o no, que le lleguen de sus trabajadores; mantener reuniones cara a cara con todos los que pueda con la idea de solucionar problemas o simplemente conocer  sus opiniones, y perdonar los errores.

Solo dando al trabajador el trato que se merece, logrará el ambiente de trabajo perfecto que le permitirá satisfacer al cliente. Y es que, además, es conveniente recordar que una empresa dura hasta que quieren sus empleados.

Sea transparente

No se puede esperar que la plantilla se esfuerce en sacar su trabajo adelante si comprueban que falta transparencia en la cúpula de la compañía. Negar la gravedad de una situación concreta encerrándose en un despacho socava la credibilidad que se tiene en su liderazgo. La confianza es imprescindible para lograr negocios rentables por lo que debe ser transparente con tal de alcanzar los objetivos.

Aprenda a reírse de sí mismo

El fundador de Virgin, Richard Branson, ha dicho en más de una ocasión que “el humor es fundamental para la construcción de un negocio. No hay que tomarse a uno mismo demasiado en serio y siempre se debe estar dispuesto a tener sentido del humor”. Esta frase esconde la valiosa lección de que hay que aprender a reírse de uno mismo. Ya que solo así se puede levantar uno de los errores cometidos y afrontar una nueva etapa con mayores probabilidades de alcanzar el éxito.

5_pasos

5 pasos para incrementar el conocimiento de la marca

¿Por qué marcas como Coca-Cola o Fairy son capaces de mantener su cuota de mercado frente al empuje de la marca blanca? ¿De verdad la bebida carbonatada de Mercadona o Carrefour es tan diferente a la de la multinacional de Atlanta? ¿Seguro que Fairy cunde mucho más que el detergente de Alcampo, cuando este último cuesta menos de la mitad? La realidad es que la diferencia de calidad de las marcas originales y sus réplicas del distribuidor no es tan grande como muchos consumidores se creen. A pesar de ello, la mayoría sigue gastando un extra por adquirir algunos productos originales.

La explicación a este fenómeno es simple: el poder de la marca es lo que convence a los clientes de que vale la pena rascarse el bolsillo un poco más si a cambio se obtiene lo mejor. Llegar a lograr esta certeza en el imaginario de la población no es una labor sencilla. Una marca no se consigue de la noche a la mañana. Se necesitan años de trabajo oscuro para desarrollar una mejor comprensión del mensaje que tiene que calar en la población.

Salvando las innegables distancias presupuestarias, los nuevos negocios también pueden apostar por incrementar el conocimiento de su marca. El emprendedor que acometa esta labor, sin duda, logrará incrementar su negocio y, lo que es más importante, obtendrá el premio de fidelizar a los clientes. Desde este blog les proponemos cinco pasos fundamentales (y a menudo ignorados) que permiten incrementar el conocimiento de la marca.

El mensaje, y no el producto, es lo importante

El titular de este apartado quizá pueda llevar a engaño. Pero en marketing existe una realidad que no se suele considerar. Consiste en generar una historia alrededor de un producto o servicio. Sin una narrativa detrás, la referencia carece de interés para el cliente. Por eso, las marcas más exitosas tratan de emitir mensajes y eslóganes que impactan en nuestra conducta de compra y que poco o nada nos dicen de las virtudes del producto. ¿Ejemplos? Infinitos pero el “te gusta conducir” de BMW es perfecto, como también lo es el “porque yo lo valgo” de L’Oréal, o los eslóganes de prácticamente toda la industria del perfume. Y qué decir de cualquier enseña de lujo. Será casi imposible encontrar alguna que centre su mensaje en la calidad de sus productos. En cambio sí que destacará una cualidad intrínseca de su cliente potencial.

El hecho de apelar a la propia personalidad del consumidor en vez de al producto se debe a que la sociedad utiliza principalmente las emociones en lugar de la información para decidir sus compras. Por tanto, cualquier negocio de éxito debe tener en cuenta esta circunstancia para ganarse la confianza de los usuarios.

Eso sí, no conviene olvidar que una buena historia que apele a las emociones debe estar respaldada por un buen producto. De lo contrario, el castillo de naipes se caerá con las primeras adquisiciones y, luego, será imposible que el mensaje cale. De hecho, ni el creativo más talentoso será capaz de cambiar la percepción de un producto de pobre calidad.

No se crea lo que no es

Las posibilidades de ser el afortunado poseedor de una enseña exitosa se elevan de forma de exponencial si detrás del nombre existe una realidad y un producto ideado y puesto en el mercado para resolver un problema que la sociedad tiene. Si no es su caso, no vale la pena intentarlo. El camino nunca pasa por querer vender una imagen exterior diferente a la que se tiene en el interior de la empresa. La cultura empresarial debe caminar de la mano de la marca y siempre debe conocer al cliente.

Ayude al cliente

El apego a una marca se logra cuando ésta se convierte en imprescindible. Con la idea de incrementar esta importancia en los clientes existe una herramienta fundamental: el marketing de contenidos. El buen desempeño de la gestión comercial y de marketing debe incidir en elaborar contenidos que construyan relaciones y logren ayudar a los clientes a tomar decisiones informadas y pensadas. De esa forma, cuando se debe elegir un producto, siempre será más factible que se acabe seleccionando aquel con el que ha habido una relación.

Una buena atención al cliente es la mejor marca

Desde sus inicios el fabricante líder de teléfonos español, Bq, dio una importancia capital a su servicio de atención al cliente en un sector donde este esfuerzo no es habitual. El resultado es que ha logrado un conocimiento de marca excelso sin tener que invertir demasiado en publicidad. Los emprendedores deben aprender esta lección y aprovechar las ventajas que la tecnología ofrece para diseñar un buena estrategia de servicio a los clientes. Ahora, con Internet, todo es más sencillo. Por tanto, aprovéchelo, ya que una buena atención al consumidor incrementará el impacto positivo de su marca.

No se conforme solo con los entornos digitales

La ya citada tecnología, y la facilidad para acceder a los canales digitales, lleva muchas veces a los emprendedores a no explorar los beneficios de la comunicación offline. Una marca también puede verse beneficiada de la asistencia del empresario a diferentes actos, charlas, ferias o conferencias. Aportar nuestra experiencia en un entorno de público reducido pero selecto, también va en beneficio del conocimiento de marca.

privacidad

¿Por qué el manejo de la privacidad es importante para los nuevos negocios?

 

Cuidado con la privacidad

La economía digital presenta infinidad de aspectos positivos, pero también algunos negativos. Uno de los que más preocupa a la sociedad en la actualidad es la privacidad. A pesar de ello, los usuarios no suelen tener inconveniente en aportar todos los datos personales que sean necesarios a firmas como Google o Facebook con tal de abrir una cuenta de correo o crear un perfil. Lo mismo ocurre con miles de aplicaciones móviles, que exigen conocer detalles sobre los internautas por el mero hecho de poder instalar el software en el teléfono móvil. Este hábito de los consumidores digitales deja a empresas y reguladores la responsabilidad absoluta sobre el tratamiento de los datos.

Es cierto que cada vez existen leyes más restrictivas sobre este aspecto (especialmente en Europa). Pero también es verdad que las empresas tienen bastante libertad para hacer lo que les interese con esa información privilegiada. Al contrario de lo que pueda parecer, el respeto escrupuloso de los datos también pueden generar oportunidades de negocio que beneficiará a las empresa. Esas ventajas para los nuevos negocios, y el camino para llegar a ellas, es lo que vamos a tratar de desgranar en este post.

Demostrar que su empresa respeta la privacidad de los clientes

Lo primero que deben tener en consideración los emprendedores es que el consumidor cada vez está más preocupado por lo que las empresas hagan con sus datos personales. Puede que la facilidad con la que comparten fotos y opiniones en foros y redes sociales puedan llevar a pensar que no les importa nada lo que ocurra con sus datos. Pero no es así. De hecho, un reciente estudio demuestra que el 80 por ciento de los internautas están preocupados por el mal uso que se hace de cierta información que entregan a las empresas, y que éstas utilizan para sus propios fines o venden a otras compañías, especialmente las relacionadas con salud, riqueza y familia.

Por tanto, los nuevos negocios deben tener este aspecto en justa consideración y demostrar que la privacidad de sus clientes está segura y que es un aspecto importante para la empresa.

La marca es la principal beneficiada del respeto al cliente

La información de los usuarios es algo que va y viene de una empresa a otra en la actualidad. Esto no es por capricho sino porque la economía digital obliga a las firmas a estar conectadas unas con otras. Un buen ejemplo es una tienda online, que está alojada en un proveedor diferente y relacionada con otras firmas que gestionan el correo electrónico y la pasarela de pago.

Debido a esta circunstancia es posible que el respeto que usted demuestra con la privacidad no sea correspondido por alguno de sus socios, que se sientan con más libertad para aprovechar la información de los usuarios a su antojo. Por todo ello, una empresa, y mucho más un negocio online de reciente creación, debe elaborar una estrategia amplia y concienzuda sobre este aspecto que siente un código de buenas prácticas junto a sus socios a la hora del intercambio de los datos de los usuarios. Y es que la privacidad ya no puede ser un par de párrafos que están escondidos en lo más profundo de la página web de una empresa. No basta con las pocas palabras que aparecen en el apartado de Términos y condiciones del servicio. Muy al contrario, la privacidad debe formar parte de la cultura empresarial de la compañía y estar incrustada en las interacciones diarias que se realizan con los clientes.

Un buen manejo de toda esta información irá en beneficio de la marca. Por contra, un mal desempeño en este aspecto puede afectar la imagen de la compañía e interrumpir la relación que un cliente mantiene con la misma. ¿Exagerado? Para nada. Un reciente informa de Deloitte desvela que el 72 por ciento de los consumidores cortará de raíz su contacto con una empresa si ésta ha demostrado falta de preocupación con la privacidad de sus usuarios.

La privacidad es fundamental para el crecimiento del negocio

Salvaguardar la privacidad es mucho más que una medida de protección para la propia empresa de cara a evitar problemas legales. También implica una oportunidad estratégica para el crecimiento de la compañía y una opción viable de negocio potencial, especialmente para las nuevas empresas. La sociedad digital, que lleva a que la mayoría de los dispositivos estén conectados y adaptados a un mismo perfil de usuario lleva a que estos extremen las precauciones a la hora de compartir información. La unión de ambos factores (dispositivos y cautela), impulsarán aún más las opciones para generar negocio alrededor del ya boyante mercado de la privacidad. De hecho si hasta ahora empresas como Google o Facebook se han construido mediante la acumulación de datos, el futuro será para las compañías que sepan proteger los datos.

En consecuencia, las nuevas empresas tienen la oportunidad de construir nuevos negocios partiendo de esta reorientación estratégica en torno a la privacidad, que impulsará las plataformas y servicios que evitan el manejo incorrecto de la información.

El camino del firme compromiso

Una empresa solo podrá aprovechar este nuevo segmento de negocio que recién nace si antes es capaz de demostrar que se toma en serio la privacidad de los usuarios. Para ello, y en primer lugar, la firma debe llevar a cabo un cambio y colocar el cuidado de este aspecto, no solo en la empresa, sino en cada uno de los productos o servicios que ofrece. No se pueden tener los mismos compromisos en todo lo que una empresa ofrece, sino que se debe tener una política de privacidad propia para cada segmento de negocio.

Será un primer paso para convencer a los consumidores de su respeto por la privacidad. El segundo, y definitivo, pasa por ofrecer a los clientes consejos sobre cómo salvaguardar sus datos. Algunos de ellos podrían ser el cambio de contraseñas y la introducción de mayor complejidad en las mismas, utilizar la autentificación de dos pasos o comprobar la configuración de privacidad para las aplicaciones clave que la firma pone en el mercado.

speech

Discursos: las claves que todo emprendedor debería conocer

Hablar en un público no es una tarea sencilla. De ahí que el emprendedor tenga que formarse bien y ensayar para hacer buenas presentaciones y discursos con el objetivo de conectar con la audiencia. ¿Cómo se pueden hacer presentaciones persuasivas que sirvan para ganarse al respetable? Responder a esta pregunta es la intención de este post en el que, a través de cinco puntos, se desvelan los secretos que toda presentación debe contener.

Conecte con la audiencia

Obviamente, un orador no debe nunca tocar al público. Pero sí debe hacerlo en sentido metafórico. Es decir: su comunicación debe tocar las emociones de aquel que le escucha, ya que son éstas las que hacen que se tomen decisiones de compra. Si hay una conexión emocional todo será mucho más sencillo.

Por tanto, hay que hacer los esfuerzos que sean necesarios para que las palabras que salen por nuestra boca toquen los sentimientos del que escucha. Será la única forma de ganarse su confianza  y lograr, por tanto, que baje la guardia, lo que lo convertirá en presa fácil para nuestros mensajes.

¿Cómo se logra esta conexión? Pues pronunciando un discurso cercano a cada miembro de la audiencia. Huya, por tanto, de contenidos específicos que solo usted y unos pocos más son capaces de comprender y utilice metáforas y ejemplos de la vida diaria para que todos sean capaces de entenderlo. No tenga miedo a iniciar una conversación con su público, ya que un formato de pregunta y respuesta logra aumentar la tasa de interés en la audiencia. Cumplir este objetivo y conquistar la confianza del aforo es muy beneficioso para los nuevos negocios.

Contacto visual

La mirada es el mayor emisor de honestidad que existe. Si usted pretende persuadir a alguien, está obligado a mirarle a los ojos. No rehúya el contacto visual, ya que eso será síntoma de que tiene algo que esconder. Resulta evidente que en presentaciones ante un gran número de personas le resultará imposible mirar a los ojos a todos. De ahí que sea fundamental de cara a ganarse la confianza del que escucha que usted nunca lea su discurso. Muy al contrario, su obligación es estar contantemente mirando hacia el público.

La importancia del movimiento corporal

Es necesario que el emprendedor incorpore el movimiento en sus discursos o presentaciones si pretende convencer a la gente. Los buenos oradores convierten el escenario en el salón de su casa, deambulando de un lado a otro y obligando, con ello, al público a seguirles con la mirada. Un emprendedor de un negocio de futuro debe hacer exactamente lo mismo. No se quede sentado o atado a un atril, incorpórese y conecte con la gente. Aunque no lo crea, su cuerpo es parte fundamental de la presentación. Por tanto, utilícelo e incorpórelo a su presentación. Si, por ejemplo, usted vende productos relacionados con el transporte que mejoran los desplazamientos de los clientes, no tenga problemas en irse de un punto a otro de la sala para demostrar las virtudes de sus referencias.

El movimiento corporal será de especial importancia si antes se ha logrado establecer contacto visual y emocional con la audiencia. Si eso ha ocurrido, la incorporación de los desplazamientos por el escenario servirá para reforzar aún más la conexión que el emprendedor ha logrado con la gente.

El paralenguaje

No es importante el qué se dice, sino la manera en la que se dice. Esta sencilla frase define a la perfección lo que significa el paralenguaje. Hablamos de todo aquello que forma un discurso excepto el contenido. Es decir: el volumen de la voz, el ritmo, las pausas, la entonación… Todas aquellas características de nuestra exposición que servirán para ganarse totalmente a la audiencia o para perderla de manera definitiva.
Usted puede ser el mayor experto en alguna materia pero si no es capaz de transmitir con lo que dice no logrará ninguno de los objetivos que se hubiera marcado. El paralenguaje debe adaptarse siempre a la situación. Si desea llevar a la gente a interactuar con su nuevo negocio es necesario asegurarse que su voz trasmita emoción. Huya, por tanto, de entonaciones planas en las que no se destacan ninguna de las expresiones, y aproveche las ventajas que obtendrá al incorporar características como el volumen, el ritmo o las pausas.

Fórmese

Aunque resulte una obviedad, es necesario recordar que una buena formación, tanto teórica como práctica, mejora las posibilidades de éxito de sus interacciones en público. Por tanto, no descuide este aspecto si pretende aprovechar discursos o presentaciones para hacer crecer su negocio.

claves_marcas

7 claves para que una marca destaque

Solo en España existen más de 3,2 millones de empresas. De ellas, la mayoría son firmas pequeñas. Incluso si solo una mínima porción de esa cifra compite con usted en su mismo sector, constituye un número abrumador. Y más aún en esta época donde el consumidor está más informado que nunca. La única manera de destacar en ese inmenso universo es a través de la marca. Pero se trata de una tarea que no resulta sencilla, debido a la inmensa competencia y a la dificultad de elevar el nombre de nuestra empresa por encima del resto.

Desde este post vamos a definir siete cualidades en las que los emprendedores deben trabajar a la hora de elaborar el plan de gestión y marketing. Será la única manera de lograr el objetivo de crear una marca que sea recordada por sus virtudes en la conciencia de los consumidores.

Marca innovadora

La gran mayoría de las marcas de los negocios de éxito destacan en el campo de la originalidad. Si intenta imitar la enseña de un competidor, la sociedad se quedará sin razones para elegirle y no seguir apostando por el original. Por tanto, toda su gestión en este sentido debe huir de copiar al resto. No se puede construir nada reseñable si sus mensajes de marketing se basan en clichés ya establecidos y explotados con mayor o menor acierto por otros competidores. Por tanto, es imprescindible explorar aquellos caminos que nadie ha tomado antes y desarrollar una imagen de la empresa que le corresponda solo a usted.

Franqueza

Antes quizá se podía tener éxito (aunque a corto plazo) engañando al cliente. Ahora tomar esa dirección implica un sonoro fracaso. Como ya se ha comentado, el consumidor tiene a su alrededor fuentes de información infinitas con la que podrá averiguar si lo que usted ofrece es real. En este contexto, resulta un error mayúsculo contestar a sus clientes en redes sociales mediante respuestas generales copiadas de otro lugar. Se debe, por tanto, enseñar el lado humano de la empresa, su cultura, y conversar con los clientes desde un punto de vista humano. Quizá se cometan errores, pero es el único método para forjar relaciones con sus consumidores a largo plazo.

Accesible

Las mejores y más populares marcas de los negocios rentables son entendibles para su público objetivo. Pongamos el ejemplo de que sus compradores son gente de avanzada edad. Cometería un importante fallo si genera una cultura de marca excesivamente moderna con un lenguaje incomprensible de entender para estas personas. En este caso es mucho más provechoso apostar por la simplicidad en todo. Tanto el nombre, como el producto que se ofrece, como la comunicación corporativa, deben coincidir con los conocimientos de su clientela. Así se logrará mayor interacción con la marca y destacar dentro de su nicho de mercado por encima de sus rivales.

Atrevimiento

A la hora de elaborar una marca, el riesgo es un buen aliado. Por norma general, genera una recompensa. Las marcas más audaces y atrevidas triunfan al no tener miedo de experimentar con nuevas técnicas o tomar posturas controvertidas dentro de la industria. Es una forma de destacar dentro de un campo en el que todos son más o menos similares. De esa forma, consiguen alienar a una parte de su audiencia, llevándosela a su terreno.

En este sentido, cabe destacar un ejemplo de una gran empresa en un sector en el que todas eran lo mismo: el eléctrico. La llegada de Ignacio Sánchez Galán a Iberdrola supuso una transformación. Antes, todas las grandes energéticas españolas (Endesa, Iberdrola, Gas Natural, Fenosa…) eran lo mismo para el cliente. Incluso su color corporativo era el azul. Nadie era capaz de diferenciarse. Entonces llegó Galán, apostó por la energías renovables y convirtió a Iberdrola en la eléctrica verde. De esa forma, la firma logró destacar y hacerse un nombre. ¿Resultado? Hoy es la mayor eléctrica de España por capitalización bursátil, ingresos y beneficios.

Constancia

Todos los esfuerzos que usted lleve a cabo en aras de destacar del resto se quedarán en nada si no es consistente. Los mensajes de las empresas calan poco a poco en el público. De ahí que sea preciso mantenerlos en el tiempo para alcanzar el objetivo de ser reconocido y reconocible. Esta virtud le ayudará a fidelizar a los clientes, ya que se sentirán identificados con los valores que su negocio defiende.

Visibilidad

Es lógico que si nadie le conoce le resulte imposible generar una marca. El emprendedor debe hacer un gran esfuerzo en lograr que su enseña sea visible. Está obligado a aprovechar las oportunidades que se dan en los múltiples canales de comunicación para hacerse visible lo antes posible. Solo diversificando las fuentes a través de las que se transmite el mensaje se consigue llegar al mayor número de destinatarios finales.

Debe generar valor

La última cualidad y, sin duda, la más importante es que una marca de un negocio de éxito debe generar valor. Es decir, debe ofrecer algo y no limitarse a ser un mero nombre que no descubre nada de la compañía. La enseña debe corresponderse con el negocio. Si usted destaca por la calidad, debe incluir esa cualidad como pieza central del plan de gestión comercial y marketing. De lo contrario, todos los esfuerzos realizados en los seis apartados anteriores serán en vano.

desarrollo_empleados

Desarrollo de los empleados, clave de los nuevos negocios

El desarrollo profesional de los empleados es fundamental para los nuevos negocios. Conviene recordar que lo más importante de una compañía es su gente y que, por tanto, las personas son claves en el devenir de la firma. Los emprendedores no deben cometer el error de descuidar la carrera de un trabajador y hacer todo lo que esté en su mano para obtener todo el potencial de su plantilla.

Pero una cosa es tener claro que hay que llevar a cabo una gestión empresarial basada en las personas y otra muy diferente es saber hacerlo. En muchos casos se dan pasos en falso en el desarrollo profesional del empleado, circunstancia que también puede causar problemas en la compañía. Pongamos el ejemplo de un trabajador que parece apto para desempeñar un cargo de responsabilidad. Pero que cuando llega el momento, se comprueba que no estaba preparado. Este ascenso es negativo para todos. El interesado estará frustrado porque se considera incapaz de realizar su nueva labor, y seguro que existe algún compañero suyo que está desmotivado porque sí que está preparado para la nueva responsabilidad, pero se ha elegido a otra persona para el cargo.

Por el contrario, cuando se realiza una buena labor en la gestión de recursos humanos se logra un importante apoyo para que la firma se convierta en un negocio de éxito. De cara a no equivocarnos, a continuación se exponen cuatro aspectos que hay que considerar para realizar un buen desarrollo de los empleados en la compañía.

Disponer de un programa estructurado

Uno de los mayores errores en los que los empresarios incurren con respecto al desarrollo de la plantilla es creer que este aspecto se puede hacer sobre la marcha. Por desagracia, no contar con un programa ya elaborado y estructurado induce al error antes comentado de premiar con un ascenso a alguien que no está preparado para el cargo.

Lo ideal es que todo esté especificado. Empezando por la formación, que debe ser la adecuada para cada uno de los trabajadores. Quizá esa persona que no es capaz de hacer su trabajo, sí hubiera sido capaz de llevarlo a cabo si antes hubiera recibido la formación adecuada.

Contar con mapas individuales de la carrera de cada empleado

Todos los trabajadores tienen diferentes fortalezas y debilidades. También difieren en los objetivos dentro de la empresa. Por tanto regir a todos con un programa único de desarrollo profesional conduce irremediablemente al desastre. Es mucho más provechoso para el negocio contar con una formación variada y diferentes posibilidades de carrera profesional para poder satisfacer así a todas las inquietudes profesionales que cohabiten en el seno de la plantilla.

Un buen método para conocer las inquietudes de los trabajadores que integran la empresa pasa por sentarse con cada uno de ellos. Huya de las reuniones en masa de las que no sacará nada. Invierta el tiempo que sea necesario, pero solo con el trato directo se pueden extraer conclusiones provechosas para el negocio.

También es importante mostrar a los empleados cómo se medirá su progreso. Para ello se deben definir objetivos medibles y siempre en plazos realistas. De esa forma, el trabajador contará con una meta, lo que sin duda mejorará su motivación y su productividad.

La importancia del entorno

Recientemente, Apple desveló la que será su nueva sede del futuro. Más allá de su diseño vanguardista y respetuoso con el medio ambiente, destaca su concepción de los espacios. Fiel a la idea original del fallecido Steve Jobs, el cuartel general de la compañía de la manzana fomenta la colaboración y el intercambio de conocimientos.

Esa filosofía se debe trasladar a las pymes ya que en el futuro será necesaria la colaboración de todos para sacar adelante los negocios. En esta era de la información no se debe desperdiciar nada del talento que se posee por lo que el espacio de trabajo también es importante. En un entorno adecuado será más sencillo que el trabajador desarrolle todo su potencial, algo que beneficiará a la marcha de la compañía.

Diferenciar entre trabajo y formación

En ocasiones, el emprendedor considera que la formación forma parte del trabajo y no tiene en cuenta los inconvenientes que puede generar en una persona asistir a diferentes cursos. Puede que ese tiempo que pasa formándose le impida realizar su trabajo de manera adecuada y tenga que hacer horas extra para lograrlo.

Para evitar que la necesaria formación de los trabajadores suponga un problema, se deben tomar una serie de medidas (pagar un extra o cubrir las ausencias) de cara a evitar que asistir a un curso sea visto por los empleados como una carga de la que no sacarán nada provechoso.

secretos_negocios

Los secretos de los negocios que funcionan

Aunque las estadísticas están en contra de los emprendedores al reflejar que tres de cada cuatro intentos empresariales no funcionan, la realidad es que existen un buen número de negocios que funcionan, y que son capaces de superar la delicada barrera de los primeros cinco años de existencia. En este artículo vamos a contarte los secretos. Traspasar esa fecha sin echar la persiana en la empresa es una buena noticia ya que, para todos los expertos, el primer lustro de existencia de un negocio es el más difícil y el más arriesgado. Luego existe un periodo amplio de 10 o 15 años en los que muchas cosas van por inercia y, cuando se acerca el momento de que el fundador deje la empresa, se alcanza otro momento complicado.

Los emprendedores que logran superar todas las dificultades no son superhéroes, sino hombres de negocio que han sabido seguir a rajatabla unos principios fundamentales que todo empresario debe valorar si pretende elevar las posibilidades de éxito de su firma. Como verán a continuación no se trata de nada novedoso, sino de las principales pautas que se deben tener en cuenta, ya que constituyen los secretos de los nuevos negocios que funcionan.

 

Uno de los mejores secretos: Escuchar a los clientes

La idea de una empresa de éxito no es, desde luego, vender lo que uno quiere, sino lo que los clientes quieren comprar. Esta sentencia es un principio básico de todo negocio. Desde siempre, las mejores ideas provienen de los clientes. Por tanto, se les debe prestar siempre atención a todo lo que digan o comenten. No se pueden obviar las indicaciones o sugerencias de las personas que permiten que la empresa siga existiendo. No tiene sentido y ningún negocio se puede permitir el lujo de prescindir de las opiniones y comentarios de los consumidores.

Si no les escucha lo más seguro es que el negocio se hunda y el emprendedor no sepa el motivo que ha conducido al cierre. Tampoco entenderá nunca por qué nadie adquiría sus referencias y sí las de un rival que, en un principio, eran de peor calidad que las que usted ofrecía. Éste es uno de los secretos más importantes.

 

Esté preparado

También es fundamental estar siempre preparado para anticiparse a los problemas. Un empresario debe hacer siempre los deberes por adelantado y predecir cualquier tipo de contratiempo que pueda poner en riesgo al negocio. En el mundo actual, con Internet, la información está siempre al alcance de cualquiera por lo que es menos entendible que nunca que un emprendedor no sea la persona que posea más conocimientos sobre el área económica donde se mueve su negocio.

Hay que recordar  siempre que la preparación es la mejor enseña de profesionalidad que se puede ofrecer a los clientes y será una virtud que será extensamente valorada.

Ofrecer un buen servicio

Piense en algo tan simple y estudiado como puede ser una pizzería que ofrece servicio a domicilio. En principio, la experiencia de muchos podría llevar al error de pensar que se trata de un negocio sencillo en el que no hace falta estudiar demasiado para descubrir cuáles pueden ser sus fundamentales de éxito. Craso error.

 

Cualquier negocio, por sencillo que parezca, puede fracasar si se ofrece un mal servicio

Volvamos al ejemplo de la pizzería. Por muy buen sabor que tenga su comida, si el producto llega tarde o frío al domicilio de los clientes, no tendrá éxito. Da igual que se traten de problemas concretos o de mala suerte, jamás se deben poner excusas para explicar nuestra incapacidad de ofrecer al cliente lo que se merece.

No existen pretextos, ni gimoteos. Un negocio que quiere funcionar debe dar lo que promete siempre y en cualquier circunstancia. Y si por cualquier motivo ha sido imposible se debe premiar al consumidor afectado para retenerle en la base de clientes. Sin olvidar la obligación de solucionar el problema para evitar que vuelva a ocurrir.

Vigilar los costes

Piense en que una empresa es como su familia y que nunca puede deber más de lo que gana. Así de sencillo. Si tiene X, no puede gastar X+Y, sino X-Y. Solo extremando la prudencia en los costes se pueden superar las dificultades que se plantean siempre en los primeros años de vida de una aventura empresarial.

No encerrarse

Por mucho esfuerzo que requiera tener un negocio, que lo requiere, un emprendedor no debe cometer jamás el error de encerrarse entre las cuatro paredes de su despacho y olvidarse de pisar la calle. Solo bajando al barro se descubren las oportunidades y los riesgos del negocio. Por tanto, se trata de otro principio básico que todo nuevo negocio debe tener en cuenta. Y si quieres terminar a lo grande y exportar tu negocio, CESCE te ayudará a conseguirlo.

Saber elegir

Un emprendedor debe ser siempre realista y a la hora de definir la gestión comercial y de marketing de la empresa se debe considerar que no se puede llegar a todo el mundo. Hay que seleccionar un nicho y centrar la inversión en ese entorno. Saber especializarse es fundamental para diferenciar los negocios que funcionan de los que no lo hacen. Aquí te dejamos más claves sobre emprendimiento.

 

Como ha podido ver, mucha de la técnica empresarial, se puede resumir en unos sencillos secretos.

franquicia_exito

¿Cuándo es el momento de convertir un negocio en una franquicia de éxito?

Llega un momento en la vida de todo negocio en el que el emprendedor que lo ha puesto en funcionamiento considera la opción de la franquicia como método para expandirse de forma rápida y económica. Resulta evidente que estamos ante un buen sistema de crecimiento, que incluso aumenta las posibilidades de éxito en la salida a mercados internacionales. Para ello basta recordar cómo la franquicia sirve como motor de expansión de marcas, llegando incluso a ser fundamental para generar enseñas globales. Pero conviene tener cuidado, porque no es tan sencillo generar franquicias de éxito. Muchas veces los dueños de la firma se equivocan en el tiempo o en la forma y fracasan a la hora de utilizar este sistema de expansión.

Para evitar que una franquicia de éxito se pueda convertir en una pesadilla nada mejor que conocer cuáles son las señales o indicadores que muestran con total claridad que ha llegado el momento de dar el paso de forma eficiente y con mayores posibilidades de triunfo.

 

El mercado lo pide

Lo más importante es saber si nuestro concepto de empresa y los productos o servicios que ofrecemos generan el suficiente interés en el mercado como para dar el paso. Las mejores franquicias solo iniciaron su andadura tras consultar al entorno y efectuar un laborioso estudio. Pero más importante que todos los análisis que le puedan ofrecer, lo primordial es descubrir si la gente está interesada en su modelo y preguntar sobre la posibilidad de invertir en el negocio en forma de franquicia.

La mejor manera de descubrir las posibilidades escalables de la empresa pasa por hablar con clientes, proveedores, amigos y conocidos y preguntarles su opinión sobre la opción de la franquicia, e incluso sobre si estarían interesados en invertir en la misma. Quizá considere que un estudio de un consultor ofrezca mayores garantías, pero no se quede solo con los datos. La experiencia personal de formular las cuestiones y recibir las respuestas de manera directa ofrece una información fundamental e imprescindible para saber si es el momento acertado o no de efectuar el proceso.

No sabe cómo hacer crecer el negocio

Otro indicador que se debe considerar a la hora de tener más opciones de crear franquicias rentables pasa por sus propias dificultades de ver cómo sus referencias funcionan pero no sabe lo que debe de hacer a continuación para hacer crecer el negocio. Puede ser que su presencia se limite solo a un lugar pero sus ventas crecen en exceso y resulta obvio que se necesita ampliar la zona de influencia. Las dudas también llegan en el momento en el que existen dos o tres tiendas y se quiere dar el salto a otro territorio más alejado. Y, por qué no, quizá todas las cuestiones se generen cuando aparece un inversor y le ofrece capital para crecer.

Cuando un emprendedor llega a ese momento, es obvio que se está ante una inequívoca señal de que es necesario estudiar la opción de la franquicia.

Descubre una tendencia del mercado y tantea la franquicia

Uno de los momentos que las franquicias de éxito han tenido en cuenta a la hora de emprender el camino parte de la imposibilidad de satisfacer la demanda. En ocasiones se acierta con un producto que arrasa en el mercado y se acaba convirtiendo en tendencia de consumo. Entonces, las peticiones superan con creces las capacidades de la compañía. No hace demasiado tiempo se comprobó con el yogur helado. Danone lo descubrió y ahora existen un buen número de marcas que explotan el invento.

Cuando existe una oportunidad grande de triunfar y crecer de forma exponencial es necesario plantearse la opción de la franquicia de cara a evitar que otra empresa que ha venido por detrás consiga el conocimiento de marca que nuestro negocio se merece por ser el pionero. El problema es que ese desarrollo hay que llevarlo con rapidez, algo que solo se puede lograr mediante el método de franquicia.

El negocio es escalable

Un último aspecto a tener en cuenta a la hora de elevar las posibilidades de crear franquicias rentables es saber si su empresa dispone de los sistemas y la infraestructura necesaria para duplicar el negocio de manera veloz. Es fundamental contar previamente con tecnología, dotación de personal y todo lo que se refiere a la gestión del desarrollo del negocio para replicar con éxito su modelo en las franquicias.

Con esta idea, resulta primordial que se tenga un control eficaz sobre comercialización y ventas. Por lo general, los emprendedores son buenos vendedores por lo que ellos mejor que nadie saben si tienen el concepto de marca y de producto lo suficientemente desarrollado como para que un franquiciado sea capaz de replicar el éxito. Hay que tener una metodología de ventas, y una manera de comprobarlo consiste en contratar a un vendedor que pruebe el modelo de comercialización en la zona donde, en un principio, se pretende abrir la franquicia. Si el resultado es positivo y se cuenta con todo lo necesario, es el momento de dar el paso.

negocios_disruptivos

Estrategias para crear nuevos negocios disruptivos

En ocasiones es interesante despejar la vista de lo cercano y elevar la mirada hacia lo que ocurre en el mundo. Si lo hace comprobará que vivimos en una sociedad hiperconectada en la que la tecnología es la piedra filosofal capaz de separar los negocios que terminan en fracaso de los negocios más rentables. Aquí es cuando vienen los negocios disruptivos.

En todos los sectores se nota su presencia. Por ejemplo, en la banca. Ahora se puede usar el teléfono móvil para hacer casi todas las operaciones bancarias. Desde la apertura de una cuenta, a realizar transferencias, o pagar tributos. Puede incluso tener un asesor financiero a un clic de distancia que por un precio mucho menor le puede indicar qué puede hacer con sus ahorros para que sean más rentables.

Los emprendedores deben ser conscientes de esta situación y desarrollar negocios innovadores y disruptivos que sean capaces de aprovechar las oportunidades que la economía digital presenta. Para ello no se debe perder el ritmo de los continuos cambios a los que la tecnología aboca a todos los negocios. Si no se mantiene esa velocidad de crucero se corre el riesgo de quedarse atrás en un tiempo récord. Y si no se lo cree piense ahora en algún banco que, a pesar de mantener costosas estructuras de sucursales, no ofrezca la posibilidad de hacer en remoto casi todo lo que sus comerciales ofrecen.

No queda más remedio y cuanto antes se dé el paso, antes se podrán desarrollar ideas disruptivas, capaces de triunfar en tan cambiante entorno. Pero, ojo, los nuevos negocios o los negocios innovadores no son los únicos capaces de romper el mercado. Una empresa con historia también puede subirse al carro de la disrupción. Pero para ello debe guiarse por estos sencillos pasos que prepararán su negocio para triunfar en la era digital.

 

Aprovechar la diversidad y crear negocios disruptivos

Un grupo homogéneo de personas será capaz de desarrollar un número limitado de ideas. ¿Motivo? Todos ellos conviven en un mismo entorno, provienen de lugares similares y comparten una cultura y una religión determinada. Muchas startups actuales se dotan de equipos formados por personas que provienen de diversos países, etnias, géneros, edades y áreas industriales diferentes. Este sistema abre más el abanico de las nuevas ideas, ya que cada una de estas personas piensa de forma diferente y pondrá sus intereses encima de la mesa de trabajo.

Una empresa debe aprovecharse de esta situación para generar productos o servicios rompedores que sean capaces de abrirse camino en mercados, por lo general, bastante saturados.

 

No tener miedo a lo desconocido

Resulta obvio que si el fundador de Tesla, Elon Musk, o el de Virgin, Richard Branson, hubieran tenido miedo a navegar en aguas desconocidas, hoy en día no existirían sus dos imperios empresariales. Un emprendedor debe dejar de lado sus temores y tomar los riesgos que muy pocos se atreven a tomar. Los pioneros desconocen los problemas que su idea puede plantear, porque sencillamente no existen casos precedentes. Pero es la única forma de crear algo disruptivo.

En definitiva, no se debe tener miedo al riesgo. Pero eso no es óbice para que se descuiden las más elementales normas de una empresa. Se debe arriesgar pero siempre con criterio y sin que una idea revolucionario comprometa la situación financiera de un negocio, hasta hacerla insostenible. Capacitar a su gente para que sea capaz de vencer sus miedos también favorece la aparición de nuevos y revolucionarios conceptos. Por tanto, se debe asumir una cultura empresarial en la que se premie a los valientes y en la no se castigue el fracaso, sino que de él se obtengan lecciones. Además de, por supuesto, cubrir todos aquellos riesgos que sí se pueden cubrir con un seguro.

 

Vigilar la utilización de los recursos

Muchas veces se piensa que dedicando ingentes cantidades de dinero es más fácil innovar. Eso quizá puede servir para una gran empresa. Pero en el caso de los negocios más rentables de reciente creación es más importante el uso que se hace de esos recursos que la empresa pone a disposición. Con esta idea, el emprendedor debe vigilar por la buena utilización de los recursos. También debe considerar que una escasez de los mismos incentiva el ingenio, lo que al final puede acudir en beneficio del surgimiento de nuevas y disruptivas ideas.

 

Adelantarse a la regulación

Resulta obvio que en la mayoría de los casos, la regulación va por detrás de los nuevos negocios. Ejemplos en este sentido tenemos muchos. Pero los conflictos originados por Uber o Airbnb en los sectores donde se mueven sus actividades constituyen una buena muestra de ello. Un nuevo negocio que se precie de ser innovador debe considerar que sus soluciones y servicios pueden generar conflictos legales. Para evitar los problemas, debe estar preparado. Será la mejor manera de evitar los inconvenientes que la burocracia legal y administrativa generan en las empresas.

 

Siempre mirar hacia el futuro

Robots, internet de las cosas, mundos virtuales… Las oportunidades para la innovación tecnológica son realmente infinitas y las nuevas empresas deben siempre mirar hacia un futuro a medio plazo. Será la única manera de generar ideas y soluciones audaces, capaces de adelantarse en el tiempo y convertir el negocio en uno de los más disruptivos y rentables del sector.

plan_comercial

Plan comercial: errores básicos de marca

A la hora de montar un negocio y elaborar un plan comercial existe un aspecto al que, en ocasiones, los emprendedores no le dan la importancia que se merece: la marca. Conviene recordar que multinacionales como Coca-Cola, Apple o Google se gastan auténticas fortunas en determinar, establecer y mantener su imagen corporativa. Ellos lo consideran básico en su negocio. Entonces, ¿por qué no se le da la misma importancia en pymes consolidadas y en negocios que acaban de comenzar?

Denominaciones como Finanzas Martínez o Demoliciones Pascual puede que gusten a los fundadores de dichas empresas. Pero, desde luego, no son capaces de generar la cultura empresarial necesaria que sea capaz de atraer a los clientes a comprar los productos o servicios que estas firmas ofertan. Por tanto, si su caso es el de un emprendedor que está lanzando su negocio, le conviene determinar una estrategia de marca viable que no caiga en estos errores fundamentales y básicos que a continuación detallamos.

Diseño amateur del logotipo de la marca

Puede que tenga la tentación de llamar a algún conocido o familiar relacionado con el diseño gráfico para que le elabore en un par de horas un logotipo para su negocio. Quizá así le salga más barato pero a la larga le resultará caro. Una empresa seria debe tener una imagen acorde y para ello es necesario contar con un diseñador gráfico profesional al cual hay que explicarle con todo lujo de detalles qué es lo que queremos que el consumidor piense de la compañía con solo vislumbrar el logotipo.

Además esa persona debe encargarse de crear el libro de estilo para que todos los documentos con los que trabaja la compañía (cartas, tarjetas, presentaciones…) y las campañas de marketing sean homogéneos. Ser amateur en este punto no compensa, ya que se transmitirá una imagen de marca errónea a los clientes, que cuesta mucho esfuerzo desmontar.

No ser consistente

Si una empresa está ya en funcionamiento y cuenta con una imagen corporativa de marca, que se quiere cambiar por los motivos que se consideren oportunos, es necesario hacerlo en todos los frentes. No puede ser que exista un logotipo determinado y que los folletos de marketing, etiquetas o facturas vayan con otros tonos de colores, o con una imagen diferente. No ser consistente con la marca genera confusión en los clientes, que tendrán dudas sobre la empresa a la que han comprado un producto o servicio. Hay que tener en cuenta que nadie tiene tiempo para perder en descubrir si detrás de dos logotipos diferentes se encuentra la misma firma. A la sociedad hay que presentarse con una imagen consistente y unitaria y ser consecuente con ella. Es decir: si queremos transmitir una imagen de calidad en nuestras referencias, no se debe generar una campaña publicitaria, basando todo en los bajos precios.

Este error ocurre con demasiada asiduidad y se encuentra entre las razones principales que llevan a que un negocio no atraiga la atención de los consumidores.

No tener eslogan

Seguro que recuerda casi todos estos reclamos: “Piensa diferente” (Apple); “¿Te gusta conducir? (BMW);  “Porque yo lo valgo” (L’Oréal); “Si bebes no conduzcas” (Tráfico); “Just do it” (Nike), “Vuelve a casa por Navidad” (Turrones El Almendro), etc. Todos ellos forman parte del club de los mejores reclamos publicitarios de marca de la historia empresarial, y reflejan en una sola frase la base del negocio. Desarrollar un eslogan pegadizo y que contenga la cultura de la compañía tiene un valor incalculable. Por contra, no contar con ningún reclamo lastra el normal desarrollo del negocio.

A la hora de montar una empresa y elaborar un plan comercial hay que tener claro también el reclamo que se pretende utilizar y valorar con estudios y diversas opiniones si es el más acertado para las referencias que se pretenden poner en el mercado.

No vigilar a los rivales

Antes de acometer cualquier plan comercial que incluya elementos de marketing, como el logotipo o la identidad corporativa, es fundamental estudiar a la competencia. Solo analizando cómo lo hacen los demás se podrán evitar errores importantes como diseñar una marca que coincida con otros o, por el contrario, que sea tan diferente, que confunda al comprador habitual. No tenga miedo en elaborar su propia versión de una buena idea que haya hecho la competencia. Si a otros les ha funcionado, a usted también puede ayudarle para incrementar ventas y beneficios.
Desconocer a nuestros clientes
No cometa el error de pensar que todo el mundo es susceptible de ser su cliente. No es así. Los productos o servicios que su empresa ofrezca interesarán a una parte de la población. Por tanto, es imprescindible que conozca el perfil de compradores que puede tener su negocio. Solo así, podrá realizar un buen trabajo con la marca. Y es que conviene recordar que un estudio de la consultora ClickZ desvela que saber quién es su cliente le permite retornos de su inversión del 241 por ciento. En cambio, desconocer dónde está su nicho hundirá cualquier posibilidad de éxito.

pocos_clientes

¿Cómo lograr que un nuevo negocio crezca con pocos clientes?

En ocasiones, la propia idiosincrasia del producto o servicio que ofrece la empresa lleva a que su base de clientes no sea excesiva. Ejemplos en este sentido podrían ser las firmas de lujo, un negocio que no requiere un elevado número de compradores, ya que por cada uno de ellos obtienen una ingente cantidad de ingresos.

Un nuevo negocio también puede sobrevivir e incluso crecer partiendo de una pequeña base de compradores. Aunque en este caso, la estrategia a seguir no pasa por los elevados márgenes, sino por lograr que de cada uno de nuestros consumidores obtengamos mayores ingresos y beneficios. El primer paso para lograrlo pasa por echar cuentas y descubrir la facturación que obtenemos por compra. A continuación, el emprendedor debe marcarse un objetivo a conseguir de cara a incrementar esos ingresos. Y, por último, se debe poner en práctica una estrategia para lograr el objetivo del punto anterior. Existen muchas maneras de incrementar el ticket medio de cada compra pero desde aquí proponemos cuatro sencillas estrategias que a buen seguro ayudarán a acercar la meta.

 

Personalizar la oferta

Una vez conozca la frecuencia con la que le visita un cliente y su gasto, es el momento de acometer los pasos necesarios para elevar esas cuantías. En muchos casos, lograrlo es lo que separa a los negocios de éxito de los que fracasan. Lo ideal para acometer este decisivo paso es personalizar las ofertas sobre los productos o servicios.

Antes podía existir la excusa del gasto, pero Internet hace que la comunicación con los clientes no suponga coste alguno al negocio, más allá, claro, del de los expertos en marketing digital que le asesoren o, directamente, trabajen para usted. Puede utilizar cualquier herramienta, como correo electrónico, mensajería instantánea, redes sociales, etc. Pero lo importante es que consiga que cada comprador que usted tiene se sienta especial y único. Y para lograrlo, nada mejor que presentarle promociones exclusivas que sean de su interés.

Otra de las ventajas de la tecnología es que ha permitido que el empresario conozca toda la información que necesita sobre sus compradores, lo que se incrementará de forma exponencial las posibilidades de éxito de las ofertas personalizadas.

Debido a los buenos resultados, este tipo de estrategias son utilizadas cada vez con más asiduidad por todo tipo de negocios que funcionan. Las grandes empresas son un buen ejemplo de estrategias que cualquier emprendedor puede replicar. Se podría decir que casi todas intentan personalizar sus referencias. Ejemplos en esta línea son los supermercados Día, que aprovechan la información que obtienen con sus tarjetas de cliente para realizar promociones personales por tiempo limitado. Amazon, El Corte Inglés, las operadoras, los bancos… Todo el mundo sigue esta política en su negocio por lo que las pymes no pueden quedarse atrás en esta carrera por fidelizar y obtener más ingresos por cliente.

Preparar contenido extra del negocio

Una de las razones por las que las empresas funcionan y tienen éxito es porque no se limitan a ver al cliente como a una persona a la que hay sacarle un dinero sino que lo consideran un socio comercial al que se le debe proporcionar un contenido interesante. Con esta manera de pensar, se logran consumidores más comprometidos con la compañía y con sus productos y servicios. También serán más receptivos a la apertura de correos electrónicos promocionales o a interactuar con la empresa en redes sociales. En definitiva, serán más abiertos a no considerar cada información que la firma proporciona como spam.

Para alcanzar ese nivel de comunión con las personas que nos pagan las nóminas nada mejor que poner a su alcance un contenido extra, que será diferente dependiendo del tipo de negocio que se tenga. Pero existen unos fijos que pueden funcionar en cualquier ámbito como los eventos educativos o los vídeos mostrando el funcionamiento de las diferentes áreas de la compañía. Lo fundamental es que el producto sea interesante para que la experiencia del cliente con la marca mejore y, por lo tanto, la tengo más en cuenta a la hora decidir sus adquisiciones.

 

Ofrecer la función de recordatorio

Una vez que se logra la identificación por parte del cliente con la cultura de empresa se puede pasar a un siguiente nivel de comunicación. En este sentido, la empresa está capacitada para convertirse en agenda o prescriptora del consumidor, recordándole a través de un correo electrónico, un tweet, un whatsapp, etc. una promoción por tiempo limitado.

Muchas veces para lograr que se incremente la frecuencia de las visitas no es necesario crear productos o servicios nuevos, sino que basta con recordar al comprador que seguimos estando en el mismo sitio para cualquier cosa que necesite. Por ejemplo, imaginemos que usted tiene una empresa de servicios de limpieza y cuenta con varios compradores que podrían utilizar el servicio una vez por semana, pero que lo hacen cada 15 días. Es probable que con algún recordatorio sobre las ventajas de un mayor uso al final obtenga su objetivo e incremente los ingresos que obtiene por dicho cliente.

 

Convertirlos en prescriptores

Es cierto que el objetivo de este post no es el de incrementar la base de consumidores, sino ampliar los beneficios que se obtienen de cada uno de ellos. Pero también es verdad que una vez obtenido el primer fin, es factible que nuestros propios compradores se conviertan en los mejores embajadores de la marca. Esto es una ventaja que conviene no menospreciar, ya que los entornos digitales son un perfecto altavoz para aumentar el grado de conocimiento de la firma. Circunstancia que, sin duda, nos beneficiará de cara a aumentar tanto ingresos como beneficios.

cuatro_soluciones

4 soluciones que harán crecer su negocio

A pesar de las incertidumbres derivadas de los inciertos resultados electorales de las próximas elecciones en el corazón de Europa, 2017 puede ser un buen año para el crecimiento de los pequeños negocios. La recuperación económica española y global y el auge del consumo ayudan a que los emprendedores obtengan mayores beneficios de su actividad empresarial.

 

Para aprovechar este buen escenario económico de la mejor forma posible, es importante que desde las empresas se impulsen soluciones que ayuden a incrementar el crecimiento tanto de los ingresos como de los beneficios. Desde este post proponemos varios pasos que se pueden aplicar para obtener un plan comercial que motive el alza de las cifras.

 

Elevar el nivel de clientes y la fidelización de los mismos
Incluir una buena estrategia de contenidos en nuestro plan de negocio es clave para ganar clientes. Para que los contenidos difundidos por la empresa sean vistos como útiles por los consumidores es necesario pensar más en la calidad que en la cantidad. Vale más una buena información semanal que un sinfín de artículos que no aporten nada novedoso.

 

Según diversos estudios, con un texto de unas 700 palabras que interese a su público objetivo es más que suficiente. Obviamente es importante aprovechar las ventajas que las redes sociales ofrecen en cuanto a difusión de los contenidos. Quizá esto le pueda parecer algo simple, pero colgar un contenido nuevo a la semana crea un hábito en el consumidor que consolida su relación con la empresa.

 

Otra manera de elevar la confianza con la marca y aumentar la credibilidad de los productos y servicios que la firma ofrece es desarrollando cursos o seminarios digitales a través de la web. Aunque no esté extendido en España, realizar presentaciones sobre cuestiones que afectan a sus clientes, mejoran las relaciones y aportan un valor añadido a la empresa que, en consecuencia, se debería traducir en incremento de los ingresos.

 

Revisar toda la cadena de producción
La forma de ejecutar un negocio es lo que diferencia a los negocios que funcionan de los que no lo hacen. En ocasiones, el emprendedor considera que con vender el producto o el servicio es suficiente y no se presta la necesaria atención para mejorar la operatividad interna, lo que impide obtener mayores réditos de las ventas.

 

Pongamos el ejemplo de una empresa que cuenta con maquinaria para fabricar cualquier producto. De momento, un buen mantenimiento del equipo incrementará la capacidad de producción, lo que permitirá llegar a más clientes. También interesa invertir en mejoras, ya que, por ejemplo, con la reducción de residuos, se mejora la efectividad de los procesos y, por lo tanto, se convierten en más rentables para la empresa.

 

Como es lógico, no todos los emprendedores son especialistas en la mejora de los procesos internos, por lo que conviene contar en el equipo con especialistas que sean capaces de sacar el máximo partido con las herramientas con las que la firma cuenta. Además, un experto resulta clave para prevenir posibles fallos de la cadena de producción que generarían importantes pérdidas.

 

Incrementar los servicios que se ofrecen
Una de las mejores maneras que existen para que el negocio aproveche el buen momento económico y sea capaz de crecer es añadiendo complementos a las referencias que se comercializan.

 

En ocasiones, los emprendedores consideran que incluir productos o servicios extraordinarios estará mal visto por los clientes, al considerar estos que se les está tratando de sacar más dinero. Pero esta circunstancia no ocurre cuando se elabora una buena estrategia complementaria y se lanzan nuevos productos o servicios que sí tengan un valor añadido.

 

Un buen ejemplo en este sentido son las ediciones de coleccionistas o las reediciones en vinilo que la industria de la música lanza de algunos de sus discos estrella. Al ofrecer algo más, el cliente no presenta inconveniente alguno en volver a pasar por caja.

 

Lanzar promociones agresivas para todos
Si su negocio se lo puede permitir, no tenga inconvenientes en incluir las promociones en su plan comercial. Es cierto que los márgenes se erosionarán pero a cambio se obtienen más ventas y se capta a nuevos clientes a los que se les puede fidelizar con posterioridad con otro tipo de productos o servicios.

 

También es provechoso a largo plazo incluir en estas promociones a sus clientes más fieles y no caer en el error de apartarlos de las ventajas. Eso es lo que hacen muchos operadores de telefonía y bancos, que lanzan ofertas agresivas para aumentar su cartera de clientes pero se olvidan de premiar a los más veteranos. Esta estrategia es contraproducente porque lo que se gana por un lado se pierde por el otro. Para evitar caer en este error, el emprendedor no debe olvidar que el verdadero valor de un consumidor se obtiene en el largo plazo y no con la primera compra.