Entradas

letsbonus

Los secretos del éxito de LetsBonus

En 2009, un emprendedor llamado Miguel Vicente encontró una página web en China y otra en Estados Unidos que explotaban un nuevo concepto de negocio llamado compra colectiva, donde se obtienen importantes descuentos en diferentes comercios gracias a superar un número determinado de clientes. No se lo pensó demasiado y en tres meses, que es lo que se tarda en poner en marcha una empresa en España, lanzó LetsBonus, la primera iniciativa de compra colectiva de Europa. “Fundé la compañía con 100.000 euros en septiembre de 2009. Crecimos muy rápido gracias a las redes sociales y a la campaña de comunicación que se hizo. Ahora, cuento con una plantilla de 600 personas, 4,5 millones de seguidores y presencia en ocho países”, explica orgulloso Miguel Vicente.

Tiene motivos para estarlo. Con un incremento de facturación del 1.500% en el último año, LetsBonus se ha convertido en la herramienta perfecta para la promoción de los negocios. “Cualquier restaurante u hotel que trabaja con nosotros, consigue 4,5 millones de visitas a su oferta en un momento. Eso origina un incremento considerable en el número de clientes”, explica Vicente.

Internacionalización, rapidez y diferenciación

Al principio LetsBonus se aprovechó de ser la primera empresa de Europa que se atrevía a explotar el negocio de la compra colectiva. Pero el privilegio de estar sola en el sector duró poco tiempo. De hecho, en 2010 surgieron rivales de peso como Groupon o Groupalia.

Lejos de amilanarse, Miguel Vicente siguió confiando en las tres claves que explican el éxito de LetsBonus: la diferenciación, la internacionalización y la rapidez. “Nosotros somos los únicos que buscamos un target medio-alto trabajando con hoteles de lujo y restaurantes con estrellas Michelin Por otro lado, y al no tener copyright tecnológico, había que ser rápido e internacionalizarse antes que el resto. Por eso salimos al exterior. En menos de tres años hemos abierto filiales en Italia, Portugal, Chile, México, Uruguay, Argentina y Colombia”, explica Vicente. El resultado de esta agresiva estrategia es una compañía convertida en referente en su campo, que ahora busca la consolidación de los países donde está presente. “Somos número uno en España y Portugal y punteros en Italia, Argentina y China”, añade el fundador de la empresa.

Echando la vista atrás desde la atalaya donde está presente ahora la empresa, Miguel Vicente no puede olvidar el gran problema con el que se encontró en los primeros tiempos. Éste no fue financiero, como suele ocurrir en las pymes, sino de índole laboral. “Lo más complicado fue encontrar trabajadores. Tanto, que las entrevistas se realizaban a la inversa. Eran los candidatos los que te preguntaban qué era esta empresa que quería contar con ellos. A mí me tocaba convencerlos de que LetsBonus era algo serio”, añade.

Pero eso es pasado, para el futuro LetsBonus apuesta por seguir abriendo países. “Tenemos 4.000 negocios que nos hacen llegar sus ofertas y seguiremos abriendo en más países y consolidando en los que ya estamos. Pero nada hubiera sido posible sin Internet, que ha ayudado mucho a los emprendedores”, concluye Miguel Vicente.

logoalahuertadelaesquinapeq

De la huerta a la mesa, pasando por Internet

Que Internet se haya convertido en un espacio donde un buen número de emprendedores han conseguido que todos compremos música, películas, tecnología, vuelos y hasta viajes a la Patagonia no sorprende a casi nadie. Pero lo que sí llama la atención es que también sea una plataforma válida para otorgar una segunda juventud a negocios tan tradicionales y deficitarios como la agricultura o la ganadería. ¿Exagerado? Para nada. La red se está poblando de tiendas virtuales que venden carne, tomates, lentejas y hasta huevos, lo que permite a los trabajadores del campo encontrar una salida digna a la dictadura de los intermediarios, que marcaban unos precios de origen con los que muy pocos agricultores podían cubrir costes. En otras palabras: se ha pasado de tirar y regalar los tomates frente al ministerio de Agricultura a poder vivir de su trabajo.

De la dureza del campo, saben mucho en la empresa A la huerta de la esquina. “Cuesta mucho producir los alimentos y es una pena ver que los productores los tiran a la basura. Así que, apoyándonos en la tecnología, vimos que podíamos hacer algo beneficioso para todos”, explica Manuel Ortega, uno de los fundadores de esta tienda online. Con sede en Villa del Prado (Madrid), esta pyme es mucho más que una página de comercio electrónico. “Cierto es que vendemos alimentos a través de la web y que eso nos podría dar la idea de que también somos intermediarios. Pero no es así, ya que aquí el agricultor o ganadero también es socio de la empresa”, añade Ortega. Esta extraña característica implica que el productor sea quien fija los precios a los que se venderán los alimentos. “Los tres fundadores, que no venimos del campo sino de campos como la tecnología y el marketing, solo intervenimos cuando vemos que el precio deja de ser competitivo”, explica Ortega.

Mucha más que una simple tienda online

Con solo un año de vida, esta huerta virtual ya ha convencido a 25 productores, con lo que ha pasado de comercializar solo frutas y hortalizas a incluir también carne, leche, huevos, etc. “Vendemos a toda España y ahora el reto es incluir un apartado de productos ecológicos y desarrollar una aplicación para que se pueda hacer la compra desde el teléfono móvil”, concluye Ortega. Mientras eso llega, A la huerta de la esquina se sigue posicionando como una variante más a la tradicional cesta de la compra del supermercado. Y es que su principal ventaja es la garantía de procedencia de los productos, algo que queda muy claro a la hora de hacer la compra. “Es importante poner toda la información en la página, ya que la idea fundamental es fomentar el diálogo con el cliente y que vengan a ver las fincas donde se produce lo que luego llega a la mesa”, explica Ortega.

Ejemplos como éste demuestran que Internet se ha convertido en un océano de oportunidades donde cualquiera con buenas ideas puede revivir negocios, o crearlos de la nada. Para lograrlo, no se requiere de inversiones millonarias, ya que la gran ventaja de utilizar la web y las nuevas tecnologías como pista de despegue es justamente el bajo coste.

the lab coworking

Coworking: espacios compartidos para ahorrar costes a los emprendedores

No son tiempos para desperdiciar ninguna oportunidad de ahorro. Por eso, cada vez son más los profesionales que intentan encontrar la mejor fórmula para mantener la actividad y los ingresos, pero reduciendo las inversiones que tienen que hacer para ello, la infraestructura y los gastos. Una de las posibilidades que ha surgido y que se está extendiendo progresivamente en múltiples ciudades de España es el coworking.

Se trata de una nueva forma de trabajar para profesionales, autónomos, emprendedores o microempresas basada en la utilización de espacios compartidos completamente equipados para el desempeño de las actividades. La ecuación es sencilla: compartir supone ahorrar; pero también crear sinergias y establecer, en muchas ocasiones, nuevas relaciones y contactos que pueden potenciar el negocio. Este modelo ya funciona en alguna de las ciudades más importantes de España:

CoWorking Space está situado en el centro de Alcobendas (Madrid), a menos de un kilómetro de empresas multinacionales como Indra, Samsung o Capgemini. Su idea es convertirse en un punto donde se pueda comenzar una idea emprendedora o montar una nueva empresa. Formar parte de este proyecto cuesta 225 euros al mes.

The Lab Coworking es otro espacio de trabajo de este tipo, situado en el centro de Barcelona. Ubicado en un local de 250 metros cuadrados diáfano a pie de calle, está totalmente equipado para empezar a trabajar fácil y cómodamente. Dispone de una recepción que incluye la recogida de correspondencia y paquetería. Consta de espacios abiertos dotados con puestos de trabajo completos. En la sala de reuniones se pueden realizar encuentros de carácter formal y privado con clientes, proveedores, colaboradores, etc. Además, existe una sala polivalente amplia e independiente para usar como despacho, oficina o aula.

El precio al mes para una persona es de 230 euros; 390 para dos personas; 550 euros para tres; y 680 euros para cuatro. Si se trata de media jornada, la tarifa se sitúa en 150 euros al mes. El coste de una semana es 90 euros y el de un día 30 euros. También se puede alquilar únicamente la sala de reuniones.

Sevilla también cuenta con un espacio de trabajo profesional ubicado en el centro de la ciudad, se trata de wokINcompany.

Y Bilbao no podía ser menos. CO.LAB es el espacio de coworking de la capital vizcaína, que combina la creatividad que se puede generar en una cafetería con la productividad y funcionalidad que se busca en una oficina.

start up

Aceleradores de ideas: asesoramiento y recursos para lanzar tu empresa

Desde hace tiempo se viene hablando de una nueva iniciativa que, una vez más, se importa de Estados Unidos. Son los conocidos como aceleradores de ideas (o aceleradores de startups) y consisten en programas de trabajo que ayudan a una empresa, o a un emprendedor, a desarrollarse y dar sus primeros pasos. Estos programas de mentoring son ideales cuando alguien cree tener una idea innovadora y viable, mejor aún si tiene algo que ver con entornos web o TICs, y necesita orientación sobre cómo sacarla adelante.

Básicamente se trata de cursos de dos o tres meses de trabajo para un número de proyectos de negocio, que han tenido que superar una selección previa. En general, además del asesoramiento de expertos, los elegidos para el programa de aceleración recibirán dinero para su manutención y para empezar a ejecutar sus iniciativas empresariales. Por si esto no fuera suficiente incentivo, los emprendedores elegidos recibirán a menudo la visita de especialistas que les guiarán en el proceso y al final del curso, se presentará el proyecto a inversores que podrían estar interesados en formar parte de la empresa. Como es de suponer nada es gratis, y la organizadora de estos programas se queda con un porcentaje de la empresa ganadora.

Aunque desconocidos para muchos, en Europa existen diversos programas que sirven de soporte a los emprendedores:

Startupbootcamp. Tras un proceso de selección, se aceptan hasta 10 iniciativas que participarán en un programa de capacitación y mentoring durante tres meses, donde recibirán asesoría especializada, un lugar donde trabajar, contacto con inversores y entre 12.000 y 18.000 euros a cambio de una participación en la pyme de entre el 6 y el 8%.

Digital Assets Deployment. El sistema de esta incubadora de negocios de Internet y tecnología se basa en la aportación económica inicial al proyecto seleccionado para superar la puesta en marcha del negocio. La inversión media es de 150.000 euros. A cambio se cede el 15% de participación en la empresa.

Seedrocket. Esta aceleradora está ubicada en Barcelona y proporciona al emprendedor acceso a una red de Business Angels que apuestan por proyectos en su fase inicial. Desde la empresa se asegura que más del 70% de las startups que han presentado su proyecto en los días del inversor han conseguido financiación. Los elegidos para formar parte de la aceleración del negocio reciben 120.000 euros por parte de Seedrocket, además de un despacho gratis durante un año y asesoría legal y financiera gratuita.

Wayra. Telefónica está detrás de esta iniciativa que está presente en Madrid y Barcelona. Se ofrece financiación de entre 30.000 y 70.000 dólares a cambio de una participación cercana al 10% y derechos preferentes de la operadora para la comercialización o adquisición de los productos o servicios desarrollados por la nueva empresa. Además, ofrece asesoría legal, administrativa y financiera, cursos de formación, soporte tecnológico, acceso a una red de fondos de inversión en innovación y espacio de trabajo gratuito durante un periodo de entre 6 y 12 meses.

PREMIO LA CAIXA

La Caixa convoca la 6ª edición del Premio Emprendedor XXI

Se abre la veda. El Premio Emprendedor XXI arranca su sexta edición hoy mismo, 20 de marzo, para ofrecer a pymes jóvenes y emprendedores la posibilidad de hacerse con el respaldo económico que necesitan para impulsar sus proyectos. Nada menos que 100.000 euros para el premio principal, que ganará la empresa “más innovadora de España”.

Además de este suculento galardón, otros 41 empresarios se pueden beneficiar del programa impulsado por La Caixa, la Empresa de Innovación pública (Enisa) y otras 40 entidades más. Y es que, además de premio económico, el Premio Emprendedor XXI ofrece apoyo formativo con la posibilidad de asistir a clases en las escuelas de negocio más importantes del mundo e incluso colaborar con proyectos tecnológicos en el afamado Silicon Valley californiano.

¿Quién puede participar?

En esta ocasión, pueden participar dos categorías de empresarios: emprendedores en fases iniciales (para optar por el premio “Emprendes XXI”) y empresas consolidadas que tangan más de dos años de vida y gran potencial de crecimiento (para hacerse con el galardón “Creces XXI”).

¿Qué hay que hacer para participar?

En el caso de Emprendes XXI, las empresas que deseen participar tendrán hasta el 9 de mayo para presentar un plan de negocio que demuestre la motivación del emprendedor y su capacidad para avanzar durante las primeras fases de su aventura empresarial.

Este premio consta de una primera vuelta autonómica en la que se anunciará el nombre de los 17 ganadores (en mayo-junio), quienes obtendrán un premio de 5.000 euros y la participación en dos experiencias de formación y “networking” internacional: la asistencia al curso Ignite Fast Track, impartido por la Universidad de Cambridge, y el puente tecnológico a Silicon Valley, donde podrán conocer de primera mano algunas de las empresas líderes mundiales en innovación.

Además, estas 17 empresas seleccionadas en la fase autonómica competirán por el galardón estatal, dotado con 20.000 euros, que se dará a conocer en octubre en la gala oficial de entrega de las dos categorías del Premio Emprendedor XXI.

Por otra parte, Crece sXXI propone a las empresas interesadas presentar hasta el 30 de mayo información sobre su trayectoria empresarial, sus resultados, un ambicioso plan de crecimiento y un equipo con alta capacidad de gestión para aplicarlo y ejecutarlo.

En este caso, la elección del ganador cuenta con una única vuelta estatal. Para elegir a la empresa más innovadora se realizará una preselección de 25 compañías que serán premiadas con una beca para el Executive Growth Program, curso diseñado e impartido adhoc por IESE y ESADE para empresas en crecimiento. Entre las 25 citadas, 6 serán finalistas y optarán a los premios económicos de mayor dotación: 100.000 euros para el ganador, 40.000 euros para el segundo clasificado y 25.000 para el tercero. El fallo del premio está previsto para octubre de 2012.

Novedad: un premio para empresas con mayor impacto social

Una de las principales novedades de la edición 2012 del Premio Emprendedor XXI tiene que ver con el programa de obra social de La Caixa. En este sentido, la entidad financiera catalana otorgará dos accésits (uno de 5.000 euros para la categoría de Emprendes XXI y otro de 25.000 euros para Creces XXI) con el objetivo de reconocer el trabajo de empresas innovadoras que además generan un impacto positivo en la sociedad y/o aportan soluciones rentables y sostenibles a un problema social concreto.

Los premiados en esta categoría se elegirán entre los 17 ganadores autonómicos (en el caso de Emprendes XXI) y entre los 25 seleccionados que participarán en el Executive Growth Program (en el caso de CrecesXXI).

Bust

Pymes: en busca del crédito perdido

Aunque parezca misión imposible, los emprendedores y las pymes todavía pueden encontrar lugares donde fluya el crédito o, al menos, alguna muestra de esperanza para conseguirlo. Por ejemplo, Novagalicia acaba de anunciar que prevé destinar 6.108 millones a créditos para pymes en 2012, de los que el 40% serán nuevas concesiones. Y Caja Laboral ha afirmado que apoyará a pymes y autónomos de Navarra con una línea de crédito de dos millones de euros con unas condiciones que irán desde el euribor+1,75 al euribor+3 y un plazo de financiación de 60 meses. A finales de año, Bankia también comenzó a moverse e indicó que destinaría 1.000 millones de euros a financiar pymes españolas en los próximos dos ejercicios a través de un convenio firmado entonces con el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

Pero por si la situación fuera muy agobiante y requiriera de una actuación inmediata, emprendedores y pymes también pueden encontrar una solución urgente en internet. La Federación de Empresarios de la Comunidad de Madrid (Fedecam) y la firma Weemba están dando a conocer entre el empresariado madrileño las posibilidades que ofrecen los créditos ‘online’ para acabar con el estrangulamiento que sufren pymes y emprendedores en esta comunidad autónoma.

Y es que cualquier acción es buena para volver a abrir el grifo. No hay que olvidar que, si hacemos balance general, en 2011 los bancos españoles siguieron recortando los créditos a las empresas. Para los de un importe inferior al millón de euros (los que solicitan pequeñas y medianas empresas), la reducción fue del 16,8% y para los superiores a esa cantidad, del 22,4%.

Otro lugar donde es posible acudir es el Instituto de Crédito Oficial. Un 41,3% de las pymes demandantes de crédito se dirigieron al ICO en el cuarto trimestre de 2011, más que en la media de los dos años anteriores (37,7%), y de ellas, el 77% consiguieron financiación. Los resultados no están mal: el 57,6% de las empresas que solicitaron préstamos de esta institución no encontraron obstáculos en su solicitud.

Además de las líneas ICO, entre las empresas que acudieron a la financiación externa durante el pasado ejercicio, un 11% utilizaron el factoring y un 18,5% el confirming. El 3,5% se dirigieron a sociedades de garantía recíproca para obtener su aval y un porcentaje muy reducido (1,3%) recurrió a otras fórmulas de financiación como el capital riesgo. Las empresas que se dirigen a estos medios alternativos suelen cubrir con ellos el 24,4% de sus necesidades.

exterior

ICEX Next el nuevo plan para facilitar la aventura exterior de las pymes

Con una economía en recesión y unas tasas de consumo en caída libre, está claro que la supervivencia de muchas pequeñas empresas pasa por salir al exterior. Pero la aventura no es sencilla. A la falta de financiación se suele unir el desconocimiento de los mercados exteriores, así como de la competencia que habrá en los países de destino. Para hacer más fácil todo el proceso de internacionalización y de exportación, el ICEX acaba de presentar ICEX Next. Se trata de un plan para potenciar la competitividad exterior de las empresas a través de la elaboración de estrategias a medida para cada mercado. Entre otras cosas, el programa, que se pondrá en funcionamiento de inmediato, ofrece una plataforma de asesoramiento y servicios muy flexibles que permiten cubrir las necesidades específicas de las empresas en función de sus actividades en el ámbito internacional.

ICEX Next también tiene el objetivo de incrementar y mejorar el apoyo a la iniciación y la consolidación de las pymes en su apuesta por los mercados internacionales, especialmente a través del coste que exige su salida al exterior, y de una ventanilla única. Durante el proceso de iniciación de la internacionalización, el organismo oficial apoyará a las empresas en el diseño de su estrategia internacional para aumentar su competitividad. Más tarde, en la fase de consolidación, en destino, facilitará la diversificación de su red comercial al definir su plan de negocio en un mercado en particular, poniendo a su disposición asesoramiento específico de tipo fiscal, legal, promocional y de inteligencia competitiva, entre otros factores.

Ayuda económica y formativa

El programa ICEX Next apoyará también la cofinanciación de los gastos de las empresas en la promoción de su actividad. El plan se pone en marcha con un coste máximo estimado de 25.100 euros por cada empresa que se promocione, de los que 12.700 euros serán aportados por el Instituto y los restantes 12.400 euros correrán a cargo de la empresa. La previsión es que la mayor parte de ese dinero (unos 20.000 euros por empresa) se destinen a los gastos de promoción exterior y la contratación de personal especializado para los departamentos de internacionalización que esas empresas pueden poner en marcha.

Por otro lado, cada empresa contará con un cupo de 60 horas de asesoramiento personalizado (la mitad serán de carácter obligatorio y la otra mitad opcionales) prestado por expertos en los distintos ámbitos de la internacionalización y la competitividad exterior.

Según el ICEX, se trata de un programa abierto y flexible, adaptado a las necesidades de las pymes, al que las empresas se pueden incorporar dependiendo del grado de internacionalización que hayan alcanzado y las características de su negocio. De esta manera se conjuga flexibilidad y asesoramiento sin que se obligue a la empresa a realizar una inversión inicial mínima.

Por último, el programa incluye también un consejo de orientación estratégica, que permitirá que grandes multinacionales españolas presten su experiencia a las pymes y sirvan de ariete para la internacionalización de los emprendedores. Algunas de estas empresas serán Telefónica, Santander, BBVA, Inditex, Barceló, Iberdrola, Repsol, Acciona y Mapfre.

gen_v

Anboto crea el asistente virtual que arrasa en Silicon Valley

Imagínese que existe el empleado perfecto. Alguien que está siempre disponible, con un conocimiento extraordinario, políglota y que se multiplica según las necesidades. Un trabajador capaz de solucionarle todas sus dudas. En definitiva, el empleado 10. Pues bien, según aseguran en la empresa Anboto ese empleado existe y se llama Anboto Virtual Vendor Gen V.

Lo más curioso de todo es que no es nadie de carne y hueso sino un asistente virtual creado por esta compañía vasca, que está arrasando en el campo de la atención al cliente online. Buena muestra de ese éxito es su porfolio de clientes, que incluye nombres como Vueling, Eroski, BBVA, Banco Santander o la consultora PwC.

Anboto también está en contacto con gigantes del comercio electrónico como eBay o GAP para llevar su tecnología a la atención al cliente online de estas empresas. Pero la prueba definitiva del auge de esta compañía fue su reconocimiento en 2010 como la starp-up más prometedora del mundo. Un logro que abrió las puertas de Silicon Valley a esta empresa con sede en Erandio (Vizcaya).

La sencillez la clave del éxito

La clave de todo está en la tecnología que utiliza Anboto que es sencilla de entender para cualquiera que haya tratado de comprar por Internet en alguna ocasión. El usuario habitual sabe que a la hora de las dudas y problemas las opciones de ayuda por parte de la página de comercio electrónico son limitadas, mecánicas y enormemente tediosas, lo que lleva a que muchas compras se pierdan antes de llevarse a cabo. Para solucionarlo, el asistente virtual que ha puesto en marcha esta pyme vizcaína hace posible que el usuario y el ordenador dialoguen de manera natural y libre. De hecho, la página web simula el lenguaje humano, por escrito o por reconocimiento de voz, e interactúa con el cliente. “Es como hablar con un empleado de, por ejemplo, una agencia de viajes. En lenguaje escrito tenemos 600.000 conceptos, ya que no se trabaja solo con palabras”, explican en la empresa.

Y es en el trabajo con conceptos donde radica la gran diferencia entre la tecnología de Anboto y la del resto de competidores. Gracias a este sistema, el asistente virtual es capaz de entender conceptos y expresiones (en vez de palabras), que van más allá de las definiciones exactas que coinciden con los rígidos registros de cualquier base de datos. Esta tecnología diferencial ha servido también a la empresa para crear servicios específicos para banca, aerolíneas, salud o tiendas de comercio electrónico.

El principal responsable de este milagro es el getxotarra Xavier Uribe- Etxebarria, un ingeniero de la Universidad de Deusto que estuvo trabajando durante años en un proyecto de traducción automática. Tras su paso por Estados Unidos, donde se acabó de formar en la Harvard Business School, Xavier vio la necesidad de dar un giro a su trabajo, y así surgió Anboto. Desde luego, dio en el blanco.

extra-extra

La comunicación con los medios también es cosa de pymes

“¿Me podría poner con el responsable de comunicación de su empresa o algún portavoz para tratar con los medios?” Si ante esta pregunta le invade el pánico, le entran sudores fríos y lo único que se le pasa por la cabeza es colgar el teléfono lo antes posible, está claro: tiene un problema de comunicación en su compañía. Pero no hay duda, colgar es la peor opción.

En muchos casos, los pequeños empresarios piensan que su tamaño les hace invisibles a la prensa y que eso de salir en los papeles es para jugadores de otra liga. Además, tienen claro que su escueta estructura laboral no les permite darse el lujo de tener ese “responsable de comunicación” que le demandan al otro lado del teléfono. Pero ninguna de estas dos premisas es cierta.

Cada día, los diarios y las revistas de información económica están más interesados en contar historias de pymes que destaquen por algún motivo o en recabar la opinión de este ámbito empresarial para contrastar las arrolladoras “verdades inmutables” que venden las grandes corporaciones.

Tener un responsable de comunicación no significa hacer un contrato específico a una persona destinada a ese fin, ni mucho menos. Sólo significa que la empresa debe tener definido, de antemano, quién será el interlocutor más adecuado para relacionarse con los periodistas en caso de que sea necesario. Cuando la empresa es muy pequeña, lo más aconsejable es que sea el propio emprendedor quien asuma esa tarea. Él es quien mejor conoce el negocio y probablemente también sea quien tiene más claro los pasos a seguir del mismo. Además, podrá transmitir al periodista toda la pasión con la que lleva las riendas del mismo, lo cual favorecerá mucho la imagen que el profesional de la comunicación pueda formase.

A veces, el emprendedor es terriblemente tímido y enfrentarse a una entrevista, por fácil que sea, le supone un trauma incluso físico. En ese caso, y para evitar una mala transmisión de la información o dar la sensación de falta de credibilidad, lo ideal es que delegue en otro socio o compañero más locuaz.

Tras elegir a la persona adecuada también es aconsejable dedicar algo de tiempo a definir un discurso consensuado de qué se quiere comunicar. Será clave elaborar un pequeño dossier con la historia de la compañía, los hitos de su evolución y las líneas generales de los objetivos futuros. Y sí, hay que incluir la información económica, sobre todo si ésta está presentada en el registro mercantil y, por lo tanto, es pública y accesible al periodista por esa vía. Ofrecer la cifra de facturación de la compañía no es dar ninguna pista para el enemigo, si realmente hay enemigo este ya sabrá donde acceder a ella. Negándosela al periodista sólo conseguimos ponerle en nuestra contra, y lo que es peor negar la información no asegura que esta no va a salir publicada.

Por último, si lo que le demanda es una opinión, no dude en ofrecerla. Así su nombre y, sobre todo, el de su empresa empezará a sonar en los papeles y tendrá un paso dado para cuando se plantee, en el futuro, una estrategia de comunicación.

mercury_steam_logo

Mercury Steam, los reyes del videojuego en España

Hablar de Mercury Steam es adentrarse en un caso único en España. Y es que estamos ante la única empresa nacional de videojuegos capaz de competir de tú a tú con los grandes estudios americanos y japoneses en el mercado internacional. Buena muestra de ello es Castlevania: Lord of Shadows, un título creado para ordenadores y consolas que, desde su lanzamiento en 2010, ha vendido más de un millón de copias en Europa.

Pero lo de Mercury Steam es un oasis dentro del desierto de la industria española de los videojuegos. Tanto es así que para encontrarnos con otro ejemplo de éxito internacional creado en España, tenemos que echar la vista atrás doce años. Obviamente se trata de Commandos de Pyro Studios, que en 1998 arrasó en el mercado internacional. Entre ambos, solo Invizimals para PSP de la barcelonesa Novorama ha conseguido colarse en las estanterías jugonas de medio mundo.

El sector está claramente dominado por los grandes estudios americanos y japoneses. Ante este panorama, la mayoría de las compañías españolas ha abandonado la conquista de las consolas y los ordenadores para desarrollar juegos más modestos, que son los que se distribuyen luego en móviles y redes sociales. Dentro de estas nuevas plataformas, España sí que cuenta con ejemplos exitosos. Pero para plantar cara a Estados Unidos y Japón solo contamos con Mercry Steam. “Siempre hemos estado a la altura. Donde no lo estamos es en tejido industrial. De hecho solo hay una empresa que hace juegos alocados y de grandes presupuestos, que somos nosotros”, comenta Enric Álvarez, el padre de esta rara avis.

Unos comienzos marcados por las dificultades

Para adentrarnos en los orígenes de Mercury Steam, se debe echar la vista atrás hasta y centrarse en una compañía llamada Rebel Act, que quebró en 2002. El motivo de dicho cierre fue el desarrollo del videojuego para PC Blade: The Edge of Darkness. Probablemente sea el mejor título creado nunca por una empresa españolas perosu creación fue muy costosa y su distribución insuficiente.

A pesar de ello, un grupo de antiguos trabajadores de Rebel Act decidieron seguir apostando por los videojuegos y surgió Mercury Steam.

Niños mimados de la japonesa Konami

Mercury Steam alcanzó el éxito con su Castlevania al unirse a la japonesa Konami, que les ha dado manga ancha para hacer lo que han querido mientras que el imperio nipón, autor de sagas de juegos míticas como Metal Gear Solid y Pro Evolution Soccer, se ha encargado solo del marketing y de la distribución del Castlevania. “Si alguien cree que en Mercury Steam había un plan de negocio detrás, se equivoca. Lo que había eran ocho chavales locos por seguir haciendo lo que hacían en Rebel Act, cuando desapareció”, explico recientemente Álvarez.

Al contrario de lo que marcan los libros de gestión, esa especie de desorden empresarial es el mejor aval de esta compañía cuya forma de trabajar se aleja de cualquier otro gran estudio internacional.

redes_sociales

Dar en la diana: la mejor estrategia en redes sociales

En un mercado saturado de información no tiene sentido lanzar acciones de marketing y comunicación que no sabemos si van a funcionar. Es más efectivo trabajar en lo que conocemos, a priori, que es popular. A través de las redes se puede medir, mediante muestras más amplias y de forma más fiable que nunca, lo que quiere el consumidor. Y, por tanto, el riesgo de fracaso se reduce al mínimo. Pero es que, además, internet ofrece unas posibilidades únicas de observar y detectar errores de forma temprana y, si nos mostramos flexibles y sabemos cambiar a tiempo, hay muchas posibilidades de éxito en este nuevo entorno. Estaremos, también, atendiendo a un usuario maduro en los ‘social media’ que, más allá de la interacción y la conversación, desea participar.

Hemos pedido a Dolors Reig, consultora del postgrado Redes sociales e intercambio de conocimiento de la Universitat Oberta de Catalunya, algunos consejos para que las pymes consigan mantener viva la atención en la red y aumentar las visitas. A su juicio, son varios los temas importantes pero el elemento clave es aportar valor al usuario en forma de contenido, diversión, juego, identificación, etc. Según esta experta, en general un tono informal, transparente, auténtico y un talante conversador, junto al uso de recursos multimedia, son elementos estratégicos que consiguen mantener la atención en la red. Eso sí, también advierte de que no es posible, sin embargo, plantear recetas mágicas y de que hay que estudiar cada caso en profundidad.

Según el estudio Social Media Consumer, realizado por la consultora de comunicación Porter Novelli. España se encuentra a la cabeza de Europa en el poder de influencia de las marcas a través de las redes sociales, siendo los españoles los más predispuestos a seguir el perfil oficial de una marca. El informe se ha elaborado a partir de más de 10.000 entrevistas en seis países europeos: Reino Unido, Alemania, Bélgica, España, Francia y Holanda.

Según sus conclusiones, el 83% de los españoles afirma estar predispuesto a seguir a una marca a través de redes sociales, muy por encima de la media de Europa que se sitúa en el 64%. Además, el 19% de los españoles reconoce y es consciente de la influencia que ejercen las marcas a través de las redes sociales en sus decisiones de compra, por delante de Francia, Reino Unido, Alemania, o Países Bajos. Este último tiene solo un 8%.

Las principales motivaciones que lleva a los españoles a seguir a una marca en redes sociales a través de sus perfiles oficiales son, por este orden, las siguientes: por afinidad con la marca, para conseguir descuentos, porque le gustan sus productos y para participar en concursos o sorteos.