Entradas

contratar_aapp

Nuevos requisitos para contratar con la Administración Pública

En contra de lo sucedido otros años, este verano ha sido políticamente muy activo. Entre las muchas consecuencias de esa hiperactividad nos hemos encontrado a la vuelta de vacaciones con buenas noticias para las pymes. El pasado 28 de agosto se aprobaron nuevas medidas para regular el acceso a la contratación pública. Según ha manifestado el Gobierno, tienen como objetivo rebajar la carga burocrática del proceso para ayudar a las pequeñas y medianas empresas.

 

La intención viene de lejos y no es un reto exclusivamente español. Desde Europa se está instando a los países miembros a facilitar a las pequeñas y medianas empresas el acceso a los fondos públicos. No en vano, el 99% del tejido empresarial de toda la Unión Europea está formado por compañías de ese perfil y, en total, apenas acceden al 33% de la inversión europea en contratos públicos. El Gobierno español estima que con este cambio legal aprobado, las pymes estarán en condiciones de acceder a un montante total de ayudas públicas europeas valorado en 97.000 millones de euros.

 

A partir de su entrada en vigor, a mediados de septiembre de forma completa, los pliegos de condiciones para convertirse en proveedores de cualquiera de las administraciones públicas españolas serán algo menos arduos para los departamentos de gestión de las pequeñas empresas.

 

Entre los principales cambios está la obligación a las administraciones públicas de ser mucho más precisas a la hora de publicar sus requerimientos. Todo debe estar más definido y dejar menos detalles a la interpretación subjetiva de las partes. Por lo que se espera que se rebaje el nivel de burocracia del proceso.

 

Además, se introducen destacados cambios como:

 

Desaparece la necesidad de clasificación previa.

Hasta ahora, la clasificación previa era un documento imprescindible para acreditar la solvencia de la compañía. Obtenerlo, en muchos casos, implicaba un coste económico y de tiempo que desincentivaba o ralentizaba el proceso. Por ello, el Gobierno ha decidido dejar este criterio como una opción voluntaria tanto para las pymes que opten a contratos de servicios como para los de obra pública. Solo será exigible a las empresas que presenten sus propuestas a contratos de obra superiores a los 500.000 euros. Hasta ahora, el límite estaba en los 120.000 euros.

 

Más flexibilidad para los requisitos de experiencia.

Para valorar la experiencia de la empresa se tendrán en cuenta los trabajos realizados durante los 10 años anteriores a la fecha del contrato, frente los cinco que eran aceptados hasta ahora. En el caso de las licitaciones de contratos de servicios, este plazo para valorar la experiencia se amplia de tres a cinco años.

 

Además, se aceptará como experiencia, en contra del criterio vigente hasta ahora, la actividad realizada por las empresas fuera del territorio español. El Gobierno ha sido, en este sentido, sensible con la coyuntura económica y con la necesidad que muchas empresas, sobre todo del sector de la construcción, de trasladar su actividad fuera de España para capear los problemas del sector nacional.

 

Simplificación de categorías.   

Las categorías quedan reducidas a seis. Desde la primera se incluyen los contratos de valor anual inferiores a 150.000 euros, hasta la sexta que incluye a los contratos a partir de 5 millones de euros. Esta reforma implica también un reajuste de las cuantías patrimoniales mínimas para el acceso de las empresas a cada categoría, que queda “fijado en el artículo 35 del Reglamento, y se cuantifica en el 10% de la anualidad de los contratos a cuyo acceso habilita cada categoría, y en un millón de euros para el acceso a la máxima categoría, cuya obtención habilita a la adjudicación de contratos sin límite de importe”, explican expertos jurídicos consultados.

 

Sin acreditación de solvencia técnica
También se ha liberado a las pymes de acreditar la solvencia técnica, económica y financiera cuando los contratos de obras no sean superiores a los 80.000 euros. En el caso de los contratos de servicios el límite máximo para no presentar esta acreditación se ha establecido en 35.000 euros.

Socios

Cómo encontrar al mejor socio local para ayudar a nuestra pyme a exportar

“Busco socio local”, basta con introducir esta búsqueda Google para darse cuenta de lo necesario que son en estos momentos los acuerdos y las alianzas entre empresarios para salir de la crisis. Haga la prueba: nada menos que 38,7 millones de resultados. Puede ser un buen sitio para empezar, pero si de lo que se trata es de buscar un socio local en un mercado extranjero, probablemente Google no sea el portal más adecuado.
La identificación de los posibles socios de un mercado en el que queremos entrar es crucial para no dar palos de ciego. La ferias internacionales y otros foros de encuentros entre exportadores e importadores son muy caras y es necesario aprovecharlas al máximo. Sobre todo ahora que ya no se puede aplicar la deducción por apoyo a la exportación.
Lo primero que tenemos que conocer son los datos contables de nuestros posibles proveedores y su solvencia financiera. Para ello es recomendable acudir a expertos en solvencia y seguros de crédito a la exportación, como Cesce. Sus servicios y pólizas de seguro para comercio exterior permitirán empezar la actividad de internacionalización de nuestra pyme con buen pié.
Pero, además, conviene conocer quiénes son los mejores más allá de su solvencia. Aquellos socios locales que serán los perfectos embajadores de nuestros productos y servicios en los mercados exteriores que figuren en el plan de exportación. Sobre todo si lo que pretendemos es optar a concursos y contratos públicos de los Estados a los que nos dirigimos. Una vez más las bases de datos de comercio internacional resultan imprescindibles para los objetivos de internacionalización de las pymes.
En Assortis podemos localizar aquellas empresas que se han adjudicado proyectos a nivel internacional. Si buscamos en sus registros encontraremos nombres que nos resultan familiares, de los que podemos sacar conclusiones y experiencia. La extremeña Solaria, que con ocho empleados es ya un agente internacional, o la asturiana fabricante de software Futuver, hoy con oficinas en Panamá, México y Bucarest, son algunos de los ejemplos de éxito que han sabido encontrar en el comercio exterior, y concretamente en los contratos públicos internacionales, su vía de expansión.
En bases de datos como Assortis o Dacon, dependiente del Banco Mundial, los expertos en comercio exterior localizan los socios que han ayudado con eficacia a los exportadores y licitadores a entrar a optar por interesantes contratos. Con un rápido análisis de sus dossiers podemos localizar a los consultores con más prestigio ante los contratistas internacionales, públicos y privados por los logros conseguidos. También se puede saber por qué una compañía no ha resultado adjudicataria en un contrato similar al que podríamos optar en nuestra pyme. Como explican los asesores en comercio exterior, hoy en día los planes de internacionalización de las pymes empiezan en el ordenador de la oficina.

tarta-europa

No se pierda el pastel europeo de los contratos públicos

tarta-europa¿Se ha planteado tener de clientes a los organismos y administraciones públicas de la Unión Europea? Parece a primera vista complicado, pero las normas y los procesos no son muy diferentes de los que exigen las administraciones españolas. Los contratos públicos suponen una parte nada desdeñable de las oportunidades de negocio que se presentan en el ámbito europeo al empresario exportador: cerca del 16% del PIB de la Unión. Conocer estas ofertas, estar al día de las oportunidades que sacan a licitación los poderes públicos es una necesidad fundamental del departamento de exportación de las Pymes exportadoras.

Sin embargo, las Pymes no suelen contar con áreas administrativas especializadas y familiarizadas con el lenguaje y los procedimientos propios del ámbito de la contratación pública. Hasta ahora tenían mayores dificultades que las grandes empresas para localizar en el ámbito de la Unión oportunidades de negocio y para presentar en forma y regla las ofertas. Esto les ha impedido acceder a una parte de un jugoso pastel. En 2007, los bienes y servicios contratados por la Comisión Europea alcanzaron los 2.860 millones de euros. Este importe se repartió de la siguiente forma según los distintos tipos de contratos:
  • El 81% a servicios
  • El 12%, a obras
  • El 7%, a suministros

Suprimir la discriminación a las Pymes exportadoras

Desde 1994, la UE forma parte de los Estados que han suscrito el acuerdo de la Organización Mundial del Comercio (OMC) sobre la competencia leal en la contratación pública internacional. El Acuerdo sobre Contratación Pública (GPA por sus siglas en inglés) ha sido refrendado por 39 miembros entre los que se incluyen los 27 países de la UE. Este documento prohíbe la discriminación a la hora de adjudicar contratos públicos y establece las normas de procedimiento.
Además, desde 1998, la Unión Europea ha puesto a disposición de los exportadores europeos, especialmente para las pequeñas empresas recursos en Internet que facilitan al licitante optar a estos contratos de ministerios, regiones y Ayuntamientos de todos los países de la Unión Europea. La principal fuente de información sobre los grandes procedimientos de contratación pública a nivel europeo son:
  • TED (Tenders Electronic Daily) es la versión en línea del «Suplemento al Diario Oficial de la Unión Europea», dedicado a la contratación pública europea.
  • Simap: Sistema de información para la contratación pública europea.

Un interfaz único para todas las licitaciones de la Unión

Desde ambas herramientas el exportador tiene acceso a los anuncios de contratos públicos convocados diariamente por las administraciones y organizaciones con participación pública de los 27 países de la Unión, que convocan concursos de suministro y obras por unos 300 000 millones de euros.
El TED se actualiza cinco veces a la semana y cuenta con aproximadamente 1.500 anuncios de contratación pública del Espacio Económico Europeo, publicados en las 23 lenguas oficiales de la Unión Europea. Todos los concursos públicos que superen unos determinados valores contractuales deben ser publicados en el TED. Navegando en su web el exportador puede conocer y seleccionar todos los anuncios de contratación por:
  • País y región
  • Sector comercial
  • Tipo de documento
  • Naturaleza del contrato
  • Palabras clave
El Simap permite al licitador público incluir sus ofertar en TED. Tiene enlaces a la legislación europea en materia de licitación pública y a los formularios normalizados para la contratación pública a través de la plataforma de contratación pública del Estado.