Entradas

ratios_financieros

Para qué sirven los ratios financieros en una pyme

Elaborar un plan económico (o business plan, en inglés) que evalúe la viabilidad financiera de una empresa suele abrumar a cualquier emprendedor. Normalmente, inicia un negocio basándose en sus ideas y en el conocimiento acerca de un sector, sin tener demasiado claro la rentabilidad y ratios financieros del proyecto que está a punto de comenzar. Sin embargo, el análisis contable previo puede ayudar no sólo a comprender mejor aspectos relacionados con la empresa, sino, también, a aportar luz y expectativas a posibles inversores que puedan querer entrar a formar parte.

Viabilidad económica real

Un plan financiero bien definidos aporta conocimiento clave para prevenir uno de los problemas más habituales y graves en cualquier empresa: la falta de liquidez. Su información es crítica para poder hacer frente a los cuatro principales objetivos financieros de cualquier negocio:

La importancia de los indicadores económicos

El análisis de los ratios financieros es el método más objetivo para analizar la salud financiera de una empresa. En realidad no son más que una serie de indicadores que relacionan las magnitudes extraídas de los estados financieros, pero que fundamentalmente, son la herramienta adecuada para medir la rentabilidad, la liquidez, la eficiencia y la solvencia.

A continuación, señalamos algunos de los más utilizados:

  • Rentabilidad económica. Sirve para explicar el rendimiento logrado por las inversiones de la empresa con independencia de las fuentes de financiación que emplee. Es el ratio más indicado para juzgar la eficiencia de la gestión empresarial. Para su cálculo, simplemente hay que multiplicar nuestro margen de beneficio sobre las ventas entre la rotación de los activos.

ROA = Margen x Rotación

  • Liquidez. Para conocerla, se utiliza el ratio de circulante, que pone en relación el volumen de activos corrientes y las deudas a corto plazo. En general, se considera que una empresa presenta estabilidad financiera si la diferencia entre ambas magnitudes es positiva. En cualquier caso, independientemente del resultado que se obtenga, conviene compararlo con otros competidores para evaluar la referencia media del sector y obtener una respuesta definitiva sobre si estamos haciendo o no las cosas bien.

Ratio Circulante = Activo Corriente / Pasivo Corriente

  • Solvencia. Permite predecir si la empresa podrá llegar a tener problemas de pago en el largo plazo. Su principal ratio es el ratio de endeudamiento, que pone en relación el volumen de deuda con respecto al patrimonio neto.

Ratio Endeudamiento = Deuda Total / Patrimonio Neto

  • Eficiencia. Se mide gracias al ratio de rotación, que analiza la rentabilidad económica de una empresa a partir del cociente entre las ventas y el total de los activos. De este modo, se mide la capacidad de generar ingresos y, por lo tanto, beneficios.

Rotación Activos = Ventas / Activo Total

El reto de la interpretación

A pesar de lo que pueda pensarse en un inicio, es bastante sencillo obtener estos ratios financieros, que no dejan de ser números basados en un análisis contable. Sin embargo, la principal complejidad llega en el momento de plantear qué hacer con ellos, es decir, de sacarles utilidad.

Dado que el principal objetivo es obtener una fotografía real acerca de la gestión financiera de una empresa, lo más oportuno resulta comparar los resultados obtenidos, que puede llevarse a cabo desde tres perspectivas distintas:

  • En relación a distintos momentos de la vida de la compañía
  • Frente a otra entidad, preferentemente un competidor en el mismo mercado local
  • Como promedio de una industria localizada geográficamente

Nunca debe olvidarse que uno de los motivos por los que se decide a hallar estos ratios financieros es para conocer las debilidades de una empresa. Que deriven a desarrollar una estrategia correctora en el caso de que haya cosas que no se estén haciendo bien. De su estudio pormenorizado, es posible que se alcancen conclusiones que nada tienen que ver con la gestión financiera propiamente dicha, pero que demuestren que hay problemas que deben ser atajados, como, por ejemplo, relacionados con la estrategia y el alineamiento de los recursos de la compañía, con las políticas con los clientes y stakeholders, con la imagen y reputación de nuestra marca en el mercado, o, incluso, con el ambiente laboral y las relaciones entre los empleados y el comité de dirección.

tecnologia_imprescindible

Tecnología imprescindible para cualquier negocio

tecnologia_imprescindibleLa tecnología aporta numerosas herramientas a las pymes, pero no todas son igual de necesarias y eficaces. Los responsables de las empresas deben determinar cuáles resultan superfluas y cuáles, por el contrario, pueden ser más útiles para organizar y desarrollar el negocio de la forma más rentable. Entre éstas últimas, hay algunas que no deben faltar bajo ningún concepto. Son las siguientes.

 

Paquetes ofimáticos. Se trata de la tecnología básica para operar en el día a día y realizar diferentes trabajos relacionados, por ejemplo, con la redacción de cartas para los clientes y otras actividades comerciales, la elaboración de informes y resúmenes de productos, servicios y reuniones, la comunicación interna, la creación y establecimiento de organigramas y tareas, etc.

 

Gestión de la contabilidad. Aunque el negocio de una empresa determinada no sea demasiado complejo, la gestión de la contabilidad siempre será un asunto delicado, que debe dejarse en manos de profesionales y en los que la tecnología puede servir de gran ayuda. Existen en el mercado diferentes programas de pago que incluyen gestores de nóminas, contabilidad y facturación; pero también es posible contar con un programa propio que ayude al emprendedor a gestionar directamente las cuentas de su negocio.

 

Aplicaciones. La actividad comercial requiere también otras aplicaciones que permitan realizar atractivas presentaciones de productos y servicios (con imágenes, dibujos y gráficos) y exponerlas ante clientes, socios o inversores. Entre las más interesantes se encuentran, por ejemplo, Adobe, AutoCad, Photoshop… Para conseguir un mayor efecto en las presentaciones, nada mejor que interactuar también con el Smartphone e internet. A través de algunas de las aplicaciones mencionadas, podremos gestionar también las bases de datos de clientes, organizar la agenda, establecer calendarios, prioridades, previsiones, avisos para no olvidarnos de ninguna cita, etc.

 

Tienda on line y comercio electrónico. Una de las mejores maneras de aprovechar todas las fórmulas de venta es convertirse en un negocio omnicanal. Esto significa que un cliente puede enterarse de la existencia de los productos y servicios de un determinado establecimiento gracias a las redes sociales; consultar los detalles, ofertas y precios por internet; y realizar la compra también a través de la red, o desplazándose hasta la tienda física. En cualquier caso, es conveniente que el comercio cuente con contratación online, factura electrónica y medios de pago también electrónicos.

 

Página web, blog y newsletter. Para que el proceso anterior sea posible y eficaz, el negocio debe disponer lógicamente de una página web completa, atractiva y permanentemente actualizada. Si, además, contamos con un blog y, si es posible, con una newsletter que mantenga a los clientes informados continuamente de las últimas novedades y propuestas, mejor que mejor.

 

Publicidad y marketing online. Hoy en día, casi todos los potenciales clientes de cualquier establecimiento o negocio utilizan redes sociales, leen periódicos y revistas por internet, se fijan en las nuevas tendencias y consultan blogs de expertos, cuyos consejos siguen. Si nuestra empresa también está presente en todos esos medios conseguirá atraer a más consumidores. ¿Cómo hacerlo?  Fundamentalmente, a través de la publicidad y el marketing online.

torreeuro

Cuatro puntos básicos de contabilidad

La Cuenta de Resultados y el Balance reflejan los bienes, derechos y obligaciones, así como las transacciones económicas de una sociedad mercantil. En base a ellos se puede realizar tanto un análisis de la situación de la compañía como una evaluación de su posición económica y financiera. He aquí sus principales componentes:

1. Inmovilizado. La contabilidad refleja las transacciones de altas, bajas, y traspasos de los distintos elementos que forman el inmovilizado material.  Se deduce que los movimientos deudores de las cuentas se corresponden con altas o traspasos de inmovilizado, y los acreedores con bajas o traspasos para informar en las cuentas anuales. Otras entradas en este grupo de cuentas serían las revalorizaciones, las subvenciones y los intereses capitalizados.

Las dotaciones a las amortizaciones de los elementos de este grupo indican el gasto contable, que puede o no coincidir con el gasto fiscalmente deducible. La contabilidad permitirá conocer los ajustes fiscales si fuesen necesarios.

Cuando la empresa establece el precio de venta de sus productos, uno de los elementos de coste es el valor de los costes de amortización. De esta manera, cuando un cliente pague su compra incluye en dicho ingreso no sólo la reposición del material y el coste de la mano de obra, también recupera el valor de la amortización asignado.

2. Existencias. Indica los movimientos de entrada y salida en inventario, y servirá para demostrar la fidelidad de los datos contables, y cuál es el método de valoración que se aplica en el momento de su realización.

Una compra se carga en inventario y la venta se abona en la misma cuenta de inventario. De esta manera, lo que se consigue es conocer la valoración real contable del inventario al instante.  También conviene tener en cuenta que a mayor inventario, mayor saldo en proveedores. Una matización: se pueden dar otras alternativas como mayor deuda o menor activo circulante. Si la valoración del inventario al concluir un periodo es menor en comparación con su valor en libros, lo que se hará es la pertinente corrección vía depreciación, siempre que la misma sea reversible. Es decir, recuperando la provisión en el momento de la venta del bien.

3. Deudores. Conocer la deuda es importante para la compañía. Lo que hace la contabilidad es conocer, de una manera individual y detallada, cuál es: cliente a cliente, saldo total, saldo en efectos, saldo de dudoso cobro, etc. Por ejemplo, con los saldos de los deudores lo que se obtiene es la posición de los cobros. Dependiendo de cómo sean, se podrán tomar decisiones tanto de endeudamiento como de inversión. Además, la contabilidad posibilita conocer cuales son los volúmenes de venta, qué tipo de mercancías se mueven en sus cuentas

4. AcreedoresEs la otra parte de la situación financiera de la caja de una empresa. Gracias a las cuentas de deudores se puede conocer la deuda de los proveedores y acreedores de forma detallada e individual, ya sea proveedor a proveedor, saldo total, saldo en efectivo o anticipos. También es un espejo de los volúmenes de compra, de qué clase son las mercancías que se mueven en sus cuentas, y sirve para llevar a cabo la pertinente clasificación ya sea por volúmenes, productos, etc. Aquí también juegan un destacado papel subgrupos como la declaración de IVA o IRPF, Seguridad Social, Impuesto de Sociedades…

SEPA

No dejes para el último momento el cambio de códigos bancarios

Ya hemos entrado en noviembre, por lo que solo quedan tres meses en la cuenta atrás. A partir del 1 de febrero de 2014 todas las transferencias y domiciliaciones bancarias sufrirán un pequeño cambio formal que no debería tener mayores consecuencias, pero que podría crear más de un problema a las pymes y convertirse en algo engorroso si no se ocupan de él hasta el último momento. El cambio se debe a la aplicación de la Zona Única de Pagos en Euros.

Así, desde esa fecha las operaciones indicadas, tan necesarias en el día a día de una pequeña empresa y cuyo retraso pueden crearles muchos problemas, se realizarán de acuerdo con las reglas de la Zona Única de Pagos en Euros (Single Euro Payments Area, SEPA), que de esa forma completará su implantación definitiva.

Pero, ¿qué significará esto en la práctica? Fundamentalmente que las pymes (igual que todos los demás usuarios de servicios bancarios) deberán realizar un cambio muy importante antes de esa fecha. Tendrán que utilizar el código IBAN (Código Internacional de Cuenta Bancaria) para identificar sus cuentas, un código que consta de cuatro dígitos más que el que se usa hasta ahora y que se limita a 20 (Código Cuenta Cliente).

Esto significa que si a partir del 1 de febrero la empresa no se ha preocupado en conocer su nuevo código o no ha hecho los cambios oportunos en los departamentos de contabilidad o de facturación para introducirlos, no podrá realizar transferencias ni domiciliaciones, con los consiguientes problemas que eso le puede acarrear. Por otra parte, con la nueva normativa, el usuario receptor de adeudos podrá exigir a su entidad un mayor control antes de que dichos cargos se anoten en su cuenta.

Pero, lógicamente, el nuevo código también tendrá ventajas muy importantes. Facilitará las operaciones internacionales, algo tan crucial para las empresas españolas que en los últimos años se han visto obligadas a tomar el camino de la internacionalización para compensar la falta de ingresos que sufrían en España por la crisis. Y es que el nuevo código IBAN hará más sencillas las transferencias y domiciliaciones de facturas en cualquier banco de la zona euro, lo que será de gran ayuda para las pymes más emprendedoras y con una cartera de clientes y proveedores más internacionales. Por ejemplo, una empresa española podrá girar recibos a cargo de cuentas abiertas en otro país del mismo modo que lo hace para cobrar recibos en el nuestro.

Hay que tener muy en cuenta que las nuevas normas de la Zona Única de Pagos en Euros afectarán muy directamente a la relación de las empresas y las Administraciones Públicas con los bancos, que deberán acomodar el manejo de sus órdenes de domiciliación, los datos a intercambiar en la cadena de pago o los formatos de inicio de sus órdenes de cobro y pago. Pero también a la relación entre las empresas y sus trabajadores, ya que las pymes tendrán que conocer y aplicar los nuevos códigos de las cuentas de sus empleados para que éstos puedan recibir correctamente sus salarios a fin de mes.

Conocer el código IBAN es muy sencillo. Basta con acudir al banco correspondiente y allí se lo darán, pero recuerde no dejarlo hasta el último momento, que luego vienen las prisas y éstas nunca son buenas. Además, en su entidad bancaria le informarán de todas las implicaciones que puede tener la SEPA y le recordarán, probablemente, que el objetivo de la Zona Única de Pagos en Euros es avanzar un paso más en la integración europea, eliminando las barreras y diferencias de trato entre países, y propiciando así el desarrollo de una oferta de servicios de pago más segura y eficiente.

esie

Se inaugura la primera escuela para emprendedores de España

Algo está cambiando en este país. Si hace unos años, la mayor aspiración de los españoles era llegar a ser funcionario y tener un puesto de trabajo para toda la vida, ahora resulta que el 35% tiene el sueño de ser emprendedor. Está claro que la crisis ha tenido mucho que ver con este cambio de mentalidad. Pero, aunque haya sido por obligación, no está de más felicitarse por semejante giro estratégico.

Lógicamente las nuevas aspiraciones de los españoles se están notando en el notable esfuerzo que empresas e instituciones están haciendo por crear y desarrollar herramientas que les permitan acercarse a su sueño. Pero lo que no había ocurrido hasta ahora es el anuncio de la inauguración de una escuela de negocios, al estilo del IESE o del IE Business School, dedicada exclusivamente a la formación de emprendedores.

Eso es lo que promete ESIE (www.esie.eu), un centro inaugurado el pasado 11 de abril fundado por un grupo de emprendedores procedente de sectores diversos como la formación, las finanzas, los seguros o el marketing. Según su fundador, Sebastián Trivière-Casanovas, “ESIE nace como respuesta a la creciente inquietud emprendedora de los españoles, que requiere no obstante de una progresiva profesionalización en materias como management, contabilidad, estrategia, marketing, internacionalización, etc.”.

Y es que en España se crearon en 2012 más de 87.000 empresas, que se suman a los casi tres millones de profesionales que ejercen su profesión en régimen de autónomos. “Estas cifras evidencian la necesidad de una escuela como la nuestra. Pero no debemos de olvidar que una parte importante de estos emprendedores no tienen ninguna experiencia en gestión, y es necesario que refuercen ciertas competencias profesionales si quieren tener éxito”, recalca el director de ESIE.

Los cursos comenzarán en septiembre y la oferta formativa de la nueva escuela de negocios está formada por el momento por un Máster Intensivo (de lunes a viernes por la mañana durante cuatro meses), un Máster Part Time (con horario flexible y clases solo los viernes por la tarde y sábados por la mañana) y una última opción por módulos. Entre ellos se incluye, internacionalización, marketing, entorno legal, contabilidad, gestión de operaciones, sistemas de información, managment y estrategia. Cada módulo dura un mes, por lo que se tarda nueve meses en completar el Máster.

Desde ESIE se asegura que lo más importante es que la formación está en manos de profesionales en la materia con un nivel académico mínimo de MBA y que han sido, o son, emprendedores. Además, el enfoque de las materias es práctico, aunque sin olvidar la teoría esencial para comprender y desarrollar los proyectos.

Los aspirantes a realizar el máster deben inscribirse previamente para ello, y a continuación pasar una entrevista de selección, en la que deberán presentar su proyecto o idea de futuro. La escuela selecciona a los participantes y les ayuda durante el curso a poner en marcha su proyecto. Como se puede ver una nueva opción para cualquiera que quiera lanzarse a la aventura de emprender.

Formación y profesionalización: el futuro del pequeño negocio en España

No siempre es posible salir fuera de España para compensar la caída de ventas que se ha producido en nuestro país, sobre todo si se trata de pequeños comercios, cuyos ingresos se producen a pie de calle. Estos negocios están sufriendo no solo la crisis económica, sino también la competencia de las grandes superficies y el cambio en los hábitos de consumo. Pero, aunque luchar contra todas estas dificultades pueda parecer imposible, no lo es. La clave está en la profesionalización, tanto de propietarios como de empleados, que puede convertirse en el revulsivo clave para atraer más clientes y remontar ingresos.

En Navarra lo saben. Y, por eso, la Federación de Comercios, el Servicio de Empleo y la Asociación de la Industria de esta comunidad se han unido en un proyecto para la profesionalización del pequeño comercio en los próximos tres años, sobre todo para los tres puestos que consideran claves: dependientes, encargados y gerentes. ¿El objetivo? hacer competitivo el sector dando a todas las personas que trabajan en él (23.000 empleados, 7.000 de ellos autónomos), la capacitación específica que cada una precisa en el puesto que desempeña, desde el empresario al dependiente, pasando por los gerentes de los establecimientos.

Las funciones que realiza cada uno en su actividad diaria pueden ser múltiples por lo que, aquí como en tantos ámbitos, el saber no ocupa lugar. Así, la formación de los comerciantes se producirá en áreas tan diversas como la atención al público, la fidelización del cliente, el escaparatismo, las nuevas tecnologías, el marketing, el análisis contable y financiero y el derecho laboral.

Seguro que estos conocimientos sacarán de apuros a más de uno. Y es que no hay que olvidar, como nos apunta Susana Otazu desde la Asociación de la Industria Navarra, que, en estos establecimientos y en muchas ocasiones, el propietario o el gerente es también el encargado e, incluso, el dependiente. No es para menos, teniendo en cuenta que en Navarra el 85 % de los comercios tienen menos de cinco empleados, por lo que es habitual que una misma persona desempeñe diferentes funciones.

Previamente se ha llevado a cabo un estudio para diagnosticar las necesidades de formación (que no tendrá coste económico para quien la reciba) de estos empleados. El informe plantea la necesidad de realizar modalidades de formación presencial, semipresencial y ‘on line’, pero además explota buenas prácticas de otras comunidades autónomas y otros países para facilitar el acceso a la misma, como la tutorizada para pequeños diagnósticos en un establecimiento.

También concreta los diferentes itinerarios formativos que necesitarán estos trabajadores tras definir diez empleos tipo y sugiere que comercio, hostelería y turismo aúnen actuaciones para dar respuesta a las nuevas formas de ocio. Por otra parte, considera que el sector necesita de una reflexión sobre la colaboración frente al individualismo y aboga por un mayor apoyo institucional para asuntos como aparcamientos, accesos o presentaciones.

Seguro que este impulso a la formación aumentará la competitividad de los pequeños comerciantes navarros. Hasta ahora, el 55% de ellos no contaba con un plan de formación anual y el 16% incluso desconocía que podía beneficiarse de las ayudas que, en este ámbito, ofrecen distintas instituciones. Ahora, con toda seguridad, este panorama cambiará sustancialmente.

1888

ContyGo ayuda a pymes, autónomos y emprendedores

El dato es demoledor: el 85% de las empresas que se constituyen en España quiebra en sus tres primeros años de vida. Por otra parte, miles de pymes y autónomos se ven obligados a cerrar sus negocios cada día por la mala gestión. “Esto puede evitarse con la consultoría adecuada”, afirma Carlos Ruiz Tapiador, fundador de ContyGo (www.contygo.com).

¿Cómo? “Haciendo que pymes y emprendedores no se conformen con recibir simplemente esta asesoría y puedan, con una tarifa cercana a la que desembolsan hoy por estos servicios básicos, acceder también a la consultoría empresarial y a la tutela mensual de sus proyectos empresariales”, añade su creador.

Para ello cuentan con licenciados en Administración y Gestión de Empresas, o en Económicas, que cada mes visitan a los clientes para trabajar juntos en el proyecto del cliente. Una vez mantenida la reunión, el consultor de ContyGo tutela los proyectos necesarios para lograr los resultados idóneos e involucra, cuando sea necesario, a expertos del portal en cada área (estrategia, marketing, finanzas, IT…). Además, cada día, el cliente puede introducir los datos contables gracias a una tecnología propia. De esta manera, las pymes disponen todos los meses de sus estados financieros actualizados, lo que facilita una mejor toma de decisiones, a la par que se está al día en obligaciones fiscales y mercantiles.

“Mediante este tecnología, que permite realizar la contabilidad de manera casi automática, y con una metodología de trabajo efectiva que permite reducir más del 50% las horas de trabajo dedicadas a tareas administrativas, nuestros consultores pueden dedicar el 100% de su tiempo a realizar consultoría de alto valor añadido”, subraya Carlos Ruiz Tapiador.

vigiliam

César Canedo, CEO de Vigiliam: “Las redes sociales ayudan a conseguir más clientes”

Las redes sociales pueden ayudar a emprendedores y empresarios a hacer nuevos clientes, mejorar el funcionamiento de la empresa e, incluso, ayudar en su proceso de internacionalización. Más todavía si se trata de una red social orientada al contacto entre pymes para buscar sinergias. Nos lo confirma César Canedo, CEO de Vigiliam, una red empresarial ‘on line’ para pymes y autónomos, que pone a su disposición diversas herramientas para mejorar el negocio.

¿Qué importancia han adquirido las redes sociales para las pymes?

Se han convertido en una parte imprescindible de los negocios. Hoy en día, todo tipo de empresa, de cualquier tamaño y actividad puede encontrar un beneficio en las redes sociales. Bien se trate de la tienda del barrio o de cualquier compañía, que puede contactar a través de ellas con sus consumidores o entrar en relación con otras firmas y proveedores.

¿Y todas se han subido ya al carro?

Los primeros en apuntarse a internet, a las redes sociales y al comercio electrónico han sido los empresarios más jóvenes. Pero nosotros hemos notado que, cuando la crisis ha puesto las cosas más difíciles, incluso los empresarios más tradicionales han intentado abrirse a otros ámbitos y formatos.

¿Cuáles han sido los principales beneficios?

La inmediatez a la hora de llegar a los consumidores y clientes. Con una estructura financiera y de personal mucho más reducida, puedes llegar a un público más amplio que si te limitas a trabajar a la vieja usanza.

¿También puede mejorar la organización interna?

Efectivamente. Además de conseguir acceder a un mercado más amplio, pueden servir también para hacer más eficiente la estructura interna de la compañía. Por ejemplo, gracias al ‘cloud computing’ o a un montón de aplicaciones de contabilidad una empresa puede incrementar su eficiencia y funcionar con gastos más reducidos.

En concreto, ¿qué posibilidades ofrecen ustedes?

En primer lugar, el networking. Nosotros, como red empresarial, ponemos en relación a nuestros usuarios con potenciales clientes, proveedores o colaboradores. Para ello, diseñamos sinergias y sugerimos cuáles son los usuarios con más posibilidades de establecer entre ellos una colaboración comercial o de cualquier otro tipo. Y, en segundo lugar, ofrecemos un amplio abanico de herramientas de diversa índole, desde el marketing y la comunicación a la administración. Hemos calculado que el que las usa puede ahorrar unos 30.000 euros al año.

¿Nos puede poner algún ejemplo de sinergias que hayan alcanzado sus clientes?

Nosotros ponemos en contacto a las empresas que, creemos, pueden establecer una relación comercial entre ellas. Luego, las negociaciones y los acuerdos que alcancen dependen de ellas, pero nos han comentado historias de éxito, como pymes que han encontrado nuevos clientes o que han establecido colaboraciones.

¿Un caso concreto?

Por ejemplo, la colaboración entre una agencia de viajes y un resort.

¿Puede servir, también, este tipo de colaboración para afrontar los mercados internacionales?

Dentro de los diversos grupos que organizamos, tenemos dos dedicados a la internacionalización. Hay empresas que ya se han internacionalizado y comentan su experiencia y sus impresiones a otras que todavía no lo han hecho, pero que pueden salir al exterior en cualquier momento. Nosotros, por ahora, solo estamos en España, pero hemos decidido que, en un paso siguiente, saldremos también al exterior. Pues bien, una vez que lo hagamos, podremos impulsar sinergias entre empresas de distintos países.

Supongo que habrá algunas compañías que acordarán, incluso, sumar fuerzas para afrontar el mercado internacional de manera conjunta…

Nosotros nos encargamos de poner a las empresas en contacto. Luego, ellas pueden conducir su relación por muchos caminos.

¿Qué consejos daría usted a la pyme que planea acometer nuevos mercados fuera de España?

Tener muy claro su producto y adecuarlo al mercado al que se va a dirigir; conocer este mercado al máximo; e intentar contar con algún partner o con el apoyo de una empresa del lugar.

¿Qué nuevos servicios tiene previsto Vigiliam?

He leído que, en lo que va de año, se ha denegado financiación a 111.000 pymes, lo que deja claro que, hoy en día, es complicado que una empresa pequeña pueda acceder a ella. Nosotros queremos ayudarles y estamos trabajando en un sistema de financiación basado en redes de confianza entre empresas, mediante sus activos corrientes.