Entradas

Lab

Atención: ¡todavía es posible hacer buenos negocios en el sector inmobiliario!

Con la construcción en crisis y la venta de viviendas paralizada, cualquiera pensaría que crear un negocio inmobiliario es una locura. Sin embargo, un pequeño grupo de profesionales acaba de demostrar que en este sector todavía se pueden hacer buenos negocios, eso sí echándole imaginación y sacando el máximo partido a las nuevas tecnologías.

La prueba está en Belbex, la primera red social de empresas que integra un mercado B2B de activos inmobiliarios. Esta innovadora solución tecnológica facilita el encuentro entre firmas interesadas en vender, comprar o alquilar inmuebles singulares. Como misión se ha impuesto contribuir al desarrollo del mercado inmobiliario mayorista y agilizar las operaciones de inversión y alquiler entre sus usuarios: consultoras inmobiliarias, promotores, fondos, entidades financieras, aseguradoras y ‘family offices’, entre otros.

La plataforma está desarrollada a partir de una red social empresarial, en la que cada miembro puede gestionar, exponer y explorar activos y demandas inmobiliarias de inversión y de alquiler. La tecnología se complementa con el asesoramiento del equipo de Belbex, unos expertos que cuentan con una nada desdeñable trayectoria profesional en el mundo de la consultoría y el sector inmobiliario.

Casi todos los profesionales (no llegan a la decena) que se embarcaron hace poco más de un año en esta aventura habían trabajado anteriormente como asesores de negocio en firmas como Boston Consulting o PriceWaterhouseCoopers. Y algunos de ellos habían dado, después, el paso al mercado inmobiliario. “Yo estuve seis años como promotor, sobre todo en el área residencial”, explica el presidente de Belbex, Juan Menduiña.

Pero la llegada de la crisis económica les hizo replantearse su futuro: “lo de promover se acabó”. Sin embargo, observaron que estaban empezando a venir a España fondos inmobiliarios procedentes de otros países, sobre todo de Estados Unidos, buscando oportunidades. Según recuerda Menduiña, “los responsables de esos fondos llegaban para reunirse aquí con muchas empresas y entidades financieras pero apenas disponían de una semana para ello, por lo que terminaban viendo sólo a unas pocas”.

Entonces, Menduiña y sus amigos decidieron poner en marcha la idea, que ya existía en Estados Unidos, basada en unas plataformas inmobiliarias B2B, que ponían en contacto entre sí a las empresas relacionadas con el sector inmobiliario. “Hay que tener en cuenta que el mercado mayorista de inversión ha caído a un 30% por ciento por lo que ahora, para hacer negocios, hay que buscar nuevos canales que permitan poder hablar ya no con 10 empresas, sino con 100”.

El presidente de Belbex reconoce que los esfuerzos para crear la empresa han sido titánicos: “muchas horas y dedicación, tanto en la parte tecnológica como en la comercial”. Pero ha valido la pena: “la tasa de aceptación es altísima”. Poco más de un año después de su lanzamiento, la firma cuenta ya con más de 300 clientes, entre los que se encuentra la mayor parte del Ibex 35, más de 2.500 millones de euros en valor de activos gestionados y 1.300 millones de euros en demandas de inversión. Unas cifras que no están nada mal para encontrarnos todavía en plena crisis económica. Lo dicho, aunque vengan mal dadas, no hay ningún sector maldito para hacer negocios cuando las ideas son buenas y la voluntad del emprendedor prima sobre el desánimo.